Ben Johnson

EPIFANÍA (Tres padrinos)

1. Manifestación, aparición o revelación.
2. Festividad que celebra la Iglesia católica el día 6 de enero, en conmemoración de la adoración de los Reyes Magos. (RAE)

“No tengo sólo un ángel con ala estremecida: me mecen como al mar mecen las dos orillas el ángel que da el gozo y el que da la agonía, el de alas tremolantes y el de las alas fijas. Yo sé, cuando amanece, cuál va a regirme el día, si el de color de llama o el color de ceniza, y me les doy como alga a la ola, contrita. Sólo una vez volaron con las alas unidas: el día del amor, el de la epifanía” (poema Dos ángeles)
Gabriela Mistral (1889-1957) Poeta, diplomática, profesora y pedagoga chilena

TRES PADRINOS (Three godfathers) – 1948

Director John Ford
Guion Frank S. Nugent y Laurence Stallings
Fotografía Winton C. Hoch
Música Richard Hageman
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 104m. Color
Reparto John Wayne, Pedro Armendáriz, Harry Carey Jr., Ward Bond, Mildred Natwick, Mae Marsh, Jane Darwell, Ben Johnson.

“No comprendéis nada. ¿Creéis que todo esto ha sido una casualidad? El que viniéramos por este camino, encontrar a la madre, ayudarla, el niño en el pesebre, la estrella (tan brillante), la noche…”

A la memoria de su fiel amigo Harry Carey dedicó John Ford esta nueva y vibrante adaptación del relato homónimo de Peter B. Kyne, tratado anteriormente por ambos en HOMBRES MARCADOS (1919), acerca del azaroso, funesto y redentor sacrificio paternal que afrontaban tres amigos forajidos por el tórrido desierto de Mojave en su huida del acoso del sheriff de Welcome (Arizona) tras atracar un banco en dicha localidad. Recreándose en numerosas connotaciones religiosas, entre ellas, una especial y más que manifiesta evocación acerca del nacimiento de Jesús y la llegada de los tres Reyes Magos de Oriente, compaginaba la humanidad y el sentido del humor inherentes al genuino espíritu fordiano con escenas de acción física propias del western tradicional y altas dosis de enternecedora emotividad entre las amables interpretaciones del terceto protagonista y el portentoso esplendor cromático de su tratamiento visual, beneficiado por la luminosa aspereza del Death Valley californiano. Una parábola navideña fraternal e insólita, provista de momentos tan imborrables como la tormenta de arena, al parecer, absolutamente real.

Otras películas que hacen referencia a la EPIFANÍA de Jesús ante los Reyes Magos

Ben-Hur – William Wyler (1959)
Jesús de Nazaret – Franco Zeffirelli (1977)
La vida de Brian – Terry Jones (1979)

CHEYENNE (El gran combate)

Individuo perteneciente a uno de los grupos de la familia algonquina que hasta fines del s. XVII habitó el actual estado de Minnesota, de donde fue desplazado por los europeos hacia el alto Missouri. Allí ejercieron la agricultura, la caza y otras actividades. (Larousse Editorial)

“Fotografía, s. Cuadro pintado por el sol sin previo aprendizaje del arte. Es algo mejor que el trabajo de un apache, pero no tan bueno como el de un indio cheyenne” (libro Diccionario del diablo)
Ambrose Bierce (1842-1914) Escritor, periodista y editorialista estadounidense

EL GRAN COMBATE (Cheyenne autumn) – 1964

cheyenne

Director John Ford
Guión James R. Webb
Fotografía William Clothier
Música Alex North
Producción Warner Bros./Ford-Smith Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 155m. Color
Reparto Richard Widmark, Carroll Baker, Edward G. Robinson, Karl Malden, Sal Mineo, Dolores del Rio, Gilbert Roland, Ricardo Montalbán, George O’Brien, John Carradine, Ben Johnson.

“No olvide teniente que la gracia de ser valiente es no serlo demasiado”

Impresionante fresco basado en la novela Cheyenne Autumn de Mari Sandoz y, sin acreditar, en parajes de The last frontier de Howard Fast, con el que John Ford saldó su cuenta pendiente con el pueblo indio rindiéndole un humilde y respetuoso homenaje, que, a la postre, ha quedado como su verdadero testamento cinematográfico. Para ello, el mejor realizador de westerns de la historia, reivindicó la heroica y trágica epopeya de la tribu Cheyenne en 1878, cuyo intento de recuperar sus asentamientos tras abandonar la árida reserva de Oklahoma donde habían sido confinados por el gobierno estadounidense se saldó con una gran cantidad de muertos. Una película soberbia, narrada en clave realista y dotada por su autor de un espíritu tan bucólico como moralista, que ponderaba las creencias, la fortaleza y el amor a la tierra de los ‘pieles rojas’ con absoluto convencimiento. El reparto lo completan entre otros, James Stewart y Arthur Kennedy, quienes en sus respectivos papeles de Wyatt Earp y Doc Holliday, protagonizaron un curioso intermedio satírico en el que jugaban tranquilamente al póker mientras el paso de la columna india generaba el pánico en Dodge City.

Otras películas donde aparecen indios CHEYENNE

Pequeño gran hombre – Arthur Penn (1970)
Soldado azul – Ralph Nelson (1970)
Los últimos guerreros – Tab Murphy (1995)

PUNDONOR (Rio Grande)

Sentimiento de dignidad personal que exige a uno mismo atención y dedicación continua en una labor o profesión. http://www.oxforddictionaries.com/es/definicion/espanol/pundonor

“Reinaba entonces en el ejército español un pundonor llevado hasta la más excesiva delicadeza y mi padre exageraba aún este exceso, cosa de que no puedo culparlo, pues el honor es, ciertamente, el alma y la vida de un militar” (novela El manuscrito encontrado en Zaragoza)
Jan Potocki (1761-1815) Noble, científico, historiador y novelista polaco, capitán de zapadores del Ejército Polaco

RIO GRANDE (Rio Grande) – 1950

rio

Director John Ford
Guión James Kevin McGuinness
Fotografía Bert Glennon y Archie Stout
Música Victor Young
Producción Republic
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 105m. B/N
Reparto John Wayne, Maureen O’Hara, Ben Johnson, Victor McLaglen, Claude Jarman Jr., Chil Wills, Harry Carey Jr., Grant Withers.

“Ya que has elegido mi misma vida, creo que tendrás valor para aguantarla. Pero que se te quite de la cabeza la idea romántica de que es una vida de gloria. Es una vida dura, llena de sufrimientos y devoción para el deber que se juró cumplir”

Dignísimo colofón a una de las páginas más brillantes de la historia del western, como bien puede ser considerada la majestuosa trilogía sobre el Séptimo de Caballería que John Ford fraguó en el desértico e incomparable territorio del Monument Valley a partir de sendos relatos de James Warner Bellah. El inimitable realizador enlazó épica y lirismo con suma consonancia al reproducir de forma paralela las escaramuzas bélicas cerca de la frontera mexicana contra la hostil alianza de tribus vernáculas y la regeneración familiar y sentimental del solitario oficial protagonista, tras quince años de abnegados resentimientos. Este último registro, sin duda preferente en el cómputo final de la película, adecuaba su contenida generosidad romántica y emocional en torno a primorosas actitudes, introspectivos silencios o arrebatadoras miradas, que, representadas por un maravillosa pareja protagonista y dosificadas con la fluidez narrativa de su autor, culminaban en una virtuosa reflexión sobre cuestiones tan variadas como el orgullo y el pundonor militar o la perduración del amor puro a través de los años.

Otras películas con protagonistas que resaltan por su PUNDONOR

Siguiendo mi camino – Leo McCarey (1944)
Matar a un ruiseñor – Robert Mulligan (1962)
Million dollar baby – Clint Eastwood (2004)

DESESPERANZA (La última película)

Sentimiento opuesto a la esperanza (…) muestra una visión negativa de la realidad en un contexto determinado. Y esta visión negativa aporta tristeza, influye de una forma negativa en la autoestima, suma soledad, rabia por la causa de esa desesperanza, cansancio psicológico y agotamiento físico (la conexión cuerpo y mente es constante). El sentimiento de desesperanza produce una contricción interior, la persona se repliega sobre sí misma. (definicionabc.com)

“Es curioso, pero vivir consiste en construir futuros recuerdos; ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza”
Ernesto Sabato (1911-2011) Escritor, ensayista, físico y pintor argentino

LA ÚLTIMA PELÍCULA (The last picture show) – 1971

last

Director Peter Bogdanovich
Guion Peter Bogdanovich y Larry McMurtry
Fotografía Robert Surtees
Música Phil Harris, Johnny Standley y Hank Thompson
Producción Columbia/BBS
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 118m. B/N
Reparto Timothy Bottoms, Jeff Bridges, Cybill Shepherd, Ben Johnson, Cloris Leachman, Ellen Burnstyn, Eileen Brennan, Randy Quaid.

“Pensar tanto en el pasado no sirve de nada… Si ella apareciera por aquí, sería capaz de volverme loco en solo cinco minutos. Resulta ridículo. Y en realidad no lo es, porque estar loco por una mujer como ella no es estar equivocado. Ser un viejo saco de huesos, eso sí que es ridículo: hacerse viejo”

En una enaltecedora reminiscencia a los ideales formalistas de un cine clásico encauzado ya un irreparable proceso de extinción, Bogdanovich apostó por la nostálgica novela homónima de Larry McMurtry para discernir con absoluta probidad una hermosa reflexión sobre el paso del tiempo, que, todavía hoy, sigue inscrita entre las películas norteamericanas más prestigiosas de principios de los setenta. El cierre de uno de los escasos subterfugios cotidianos que disponen los habitantes de la ficticia, solitaria y polvorienta localidad tejana de Anarene para arrinconar su tediosa existencia, la añeja sala de cine, servía como pretexto para narrar con una actitud melancólica y teñida de desesperanza el arduo tránsito de la inocencia al riguroso mundo adulto por el que merodean un grupo de adolescentes; en su mayoría, prometedores actores debutantes que no dudaron en retomar sus personajes veinte años después para una más que aceptable secuela a cargo del mismo cineasta, TEXASVILLE. Formidable fotografía en blanco y negro de Robert Surtees y adecuada utilización de la música diegética con populares canciones country, como el Cold, cold, heart de Hank Williams.

Otras películas singularizadas por su DESESPERANZA emocional

El crepúsculo de los dioses – Billy Wilder (1950)
El ingenuo salvaje – Lindsay Anderson (1963)
Whisky – J.P.Rebella y P.Stoll (2004)

ATRACADOR (Dillinger)

Alguien que usa la violencia o engaño con propósito de robar dinero o materiales valiosos. Entre los atracos con violencia está el atraco a mano armada, robo por el cual el autor del delito causa la violencia o intimidación en la víctima mediante la utilización de armas, ya sea un arma blanca o un arma de fuego. Es un tipo de robo con un mayor grado de gravedad que el simple robo, motivo por el cual es muy habitual que este tipo de delito tenga una pena superior a la del robo sin la utilización de armas. El motivo esencial es que, si bien el atraco a mano armada es un delito que atenta esencialmente contra el patrimonio, supone un mayor riesgo para otros bienes jurídicos protegidos como la vida o la integridad de las personas físicas. (Wikipedia)

“Estamos desesperados pero tenemos miedo a actuar desesperadamente. He ahí el espíritu del presente, es decir, un atracador que desea tanto reventar la caja fuerte, y arreglar el año, como evitar herir a los empleados”
Juan Tallón (1975) Escritor y filósofo español

DILLINGER (Dillinger) – 1973

dillinger

Director John Milius
Guión John Milius
Fotografía Jules Brenner
Música Barry DeVorzon
Producción American International
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 92m. Color
Reparto Warren Oates, Ben Johnson, Michelle Phillips, Cloris Leachman, Richard Dreyfuss, Harry Dean Stanton, Geoffrey Lewis, John Ryan.

“Ahora que nadie se ponga nervioso, no tienen nada que temer. Están siendo robados por la banda de John Dillinger, ¡lo mejor que hay! Estos pocos dólares que pierden hoy aquí van a comprarles historias para contar a sus hijos y bisnietos. Éste podría ser uno de los grandes momentos de su vida, ¡no hagan que sea el último!”

En su primer trabajo como director, Milius rubricó la más valiosa de sus películas al trazar un agudo e impetuoso retrato del mítico atracador de bancos John H. Dillinger y establecer un clarividente paralelismo entre éste y el personaje de Melvis Purvis, un imperturbable agente del FBI destinado en Chicago que lo persigue con obsesiva y furibunda animadversión. La manifiesta restricción presupuestaria del proyecto fue sobradamente compensada por una enérgica y calculadora realización, teñida de añoranza, rotunda violencia posmoderna y un cínico sentido del humor, que se autoeximía de sostener ningún tipo de juicio moral gracias a una correcta concomitancia entre la verdad y la leyenda. Por otra parte, el hábil guionista pero desigual cineasta acertó de pleno en el tratamiento plástico, envolviendo el relato en una premeditada luminosidad polícroma que rememoraba con auténtico fervor los tonos del pretérito Technicolor, y en conferir una esencial aureola de romanticismo fatalista al dibujo del denominado “enemigo público número 1”, por cierto, sobriamente interpretado por un Warren Oates de asombroso parecido físico.

Otras películas sobre ATRACADORES míticos

Bonnie y Clyde – Arthur Penn (1967) / Bonnie Parker y Clyde Barrow
Harry y Walter van a Nueva York – Mark Rydell (1976) / Adam Worth
Ned Kelly, comienza la leyenda – Gregor Jordan (2003) / Ned Kelly