Drama histórico

TARTAMUDEZ (El discurso del rey)

Trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.​ Ellas son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias. Los efectos psicológicos de la tartamudez pueden ser graves afectando el estado de ánimo de la persona de forma continua. (Wikipedia)

“¡Si buena parte de nuestros poetas se convenciera de que es preferible la tartamudez al plagio!”
Oliverio Girondo (1891-1967) Poeta, articulista y escritor argentino

EL DISCURSO DEL REY (The king’s speech) – 2010

Director Tom Hooper
Guion David Seiler
Fotografía Danny Cohen
Música Alexandre Desplat
Producción UK Film Council/The Weinstein Company/Momentum Pictures/Aegis Film/Molinare London/Filmnation Entertainment/See-Saw Films/Bedlam Productions
Nacionalidad Gran Bretaña/ Australia
Duración 118m. Color
Reparto Colin Firth, Helena Bonham Carter, Geoffrey Rush, Michael Gambon, Guy Pearce, Timothy Spall, Derek Jacobi, Claire Bloom.

“Si soy un rey, ¿dónde está mi poder? ¿Puedo formar un gobierno? ¿Puedo imponer impuestos? ¿Declarar una guerra? No. Y sin embargo soy la autoridad. ¿Por qué? Porque la nación cree que cuando hablo, hablo por ellos. Pero no sé hablar”

Drama histórico-biográfico de cuidadosa ejecución formal y narrativa, cuyo argumento versaba en torno al inquebrantable vínculo de amistad, complicidad y mutua confianza que florece entre el príncipe Alberto, duque de York, y el excéntrico e insolente logopeda australiano que acepta tratar su pronunciada tartamudez, según un guion de controvertida fidelidad histórica urdido por David Seidler, quien, al parecer, también padeció durante su infancia semejante trastorno del habla. Encuadrada entre el discurso de clausura de la British Empire Exhibition de 1925, en el estadio de Wembley, hasta la famosa transmisión por radio sobre la declaración de guerra a Alemania en 1939 desde el Palacio de Buckingham a cargo del ya entonces rey Jorge IV, representa una conmovedora historia de responsabilidad, determinación y perseverancia en vencer el miedo al ridículo, cuya sensibilidad yace esencialmente en la magnificencia de su dirección artística, en su apasionado tratamiento lumínico y, por encima de todo, en la portentosa exhibición actoral de un Colin Firth tan cercano como conmovedor.

Otras películas donde aparece algún personaje aquejado de TARTAMUDEZ

La vida por delante – Fernando Fernán Gómez (1958)
Un pez llamado Wanda – Charles Chrichton (1988)
Que Dios nos perdone – Rodrigo Sorogoyen (2016)

TRONO (Ricardo III)

Asiento oficial sobre el que se sienta un monarca en ocasiones ceremoniales. El trono tradicionalmente consiste en un asiento grande y lujosamente decorado que se sitúa sobre unas gradas (…) El trono en un sentido abstracto puede también referir a la monarquía o a la corona. (Wikipedia)

“Se puede derrocar un trono por la fuerza, pero solo la sabiduría puede fundar una república”
Maximilien Robespierre (1758-1794) Abogado, escritor, orador y político francés

RICARDO III (Richard III) – 1955

richard

Director Laurence Olivier
Guión Laurence Olivier y Alan Dent
Fotografía Otto Heller
Música William Walton
Producción London Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 161m. Color
Reparto Laurence Olivier, Claire Bloom, John Gielgud, Ralph Richardson, Cedric Hardwicke, Stanley Baker, Pamela Brown, Esmond Knight.

“¡Un caballo, un caballo, mi reino por un caballo!”

Ultima de las estimables películas que Laurence Olivier produjo, dirigió e interpretó adaptando obras de Shakespeare, y, posiblemente, la versión con mayor esencia cinematográfica de aquella célebre trilogía completada con las igualmente estimables ENRIQUE V (1944) y HAMLET (1948). Por medio de un generoso alarde de recursos técnicos y expresivos (aspecto en el que resulta obligatorio citar la siempre insigne colaboración de Alexander Korda) reconstruyó la lúgubre e imparable trayectoria del último miembro de la dinastía Plantagenet; un ser enigmático, deforme y malvado que se alzaría con la soberanía británica en el siglo XV, una vez finalizada la denominada Guerra de las Dos Rosas entre la casa real de los Lancaster y la de los York. El insigne actor-realizador, secundado por un majestuoso equipo de intérpretes shakespearianos, rubricó una de las más asombrosas caracterizaciones de su filmografía; no en vano, la crítica teatral ya había ensalzado su composición escénica como la más grandiosa de cuantas encarnó con su Old Vic Theatre. De todos modos, las numerosas alabanzas cosechadas por la cinta no serían suficientes para recaudar los recursos necesarios con que poder financiar la tragedia de Macbeth.

Otras películas que documentan el ascenso al TRONO de un/a nuevo/a monarca

La corona de hierro – Alessandro Blasetti (1941)
El rey loco – Helmut Käutner (1955)
La reina Victoria – Jean-Marc Vallée (2009)

PACIENCIA (Los cazadores)

1. Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.
2. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas.
3. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho.
(RAE)

“La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte”
Immanuel Kant (1724-1804) Filósofo prusiano

LOS CAZADORES (Oi Kynigoi) – 1977

Director Theo Angelopoulos
Guion Theo Angelopoulos y Stratis Karras
Fotografía Giorgos Arvanitis
Música Loukianos Kilaidonis
Producción Theo Angelopoulos Films/Institut National de l’Audiovisuel
Nacionalidad Grecia/ Francia
Duración 168m. Color
Reparto Mary Chronopoulou, Georges Danis, Aliki Georgouli, Christoforos Nezer, Vangelis Kazan, Nikos Kouros, Kostas Stefanakis.

“Un tango, un vals, un deseo y el sonido del cristal de la copa. La lluvia de las estrellas celestiales y yo atados de un verso a otro. En un minuto este día habrá desaparecido y se levantará uno nuevo. Cada amarga queja se quedará en silencio y luego el poeta volverá a declamar. El nuevo año vendrá puro, coloca en tu dedo el anillo de la juventud. Bebe vino, bebe vida, levanta la vela para navegar el año”

Angelopoulos remató su particularísima y acreditada trilogía sobre las memorias de la Grecia contemporánea, completada con DÍAS DEL 36 (1972) y EL VIAJE DE LOS COMEDIANTES (1975), con otro de sus flemáticos, voluminosos e ilustrados frescos históricos, que, en esta ocasión abarcaba desde finales de los cuarenta, en una época inmediatamente anterior a la llegada al poder de Papandreu, hasta la década en el que fue concebido. Las distintas revelaciones de los integrantes de una partida de cazadores y sus mujeres tras el hallazgo del cadáver de un maquis de la guerra civil actuaban como resorte anecdótico para desenterrar con extrema precisión y armonía los fantasmas de un doloroso pasado reciente y, simultáneamente, recapacitar con profunda lucidez sobre sus errores y el imperativo proceso de aceptación, arrepentimiento y estímulo restitutorio que éstos dejan tras de sí. Realidad y simbolismo se aunaron para concertar un film contemplativo e intimista, pletórico de largos planos secuencia de incorruptible pureza que demandan tanta paciencia como capacidad de concentración.

Otras películas que requieren de gran PACIENCIA y concentración

Jeanne Dielman, 23 quai du Commerce, 1080 Bruxelles – Chantal Akerman (1976)
Stalker – Andrei Tarkovsky (1979)
El árbol de la vida – Terrence Malick (2011)

REVOLUCIÓN (La madre)

1. Cambio violento y radical en las instituciones políticas de una sociedad.
2. Cambio brusco en el ámbito social, económico o moral de una sociedad.
(google.es)

“La revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella”
Che Guevara (1928-1967) Político, escritor, periodista y médico argentino-cubano

LA MADRE (Mat) – 1926

Director Vsevolod I. Pudovkin
Guion Nathan Zarkhi
Fotografía Anatoli Golovnya
Producción
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 73m. B/N
Reparto Vera Baranovskaya, Nikolai Batalov, Aleksandr Tchistiakov, Anna Zemtsova, Vsevolod I. Pudovkin, Ivan Koval-Samborsky.

“Debemos ocuparnos de ello. No habrá nadie excepto nosotros para ocuparse de ello. Que la gente aprenda más en profundidad y con más detalle de aquellos días tan llenos de vida, de eventos tan significativos y con tantas consecuencias” (Lenin)

El cine soviético de montaje atravesaba por su etapa de mayor apogeo cuando Pudovkin abordó su ilustre trilogía revolucionaria, inaugurada con esta libre adaptación de la hermosa novela homónima de Maxim Gorki y completada con las igualmente sublimes EL FIN DE SAN PETERSBURGO (1927) y TEMPESTAD SOBRE ASIA (1928). La abrupta toma de conciencia política de una atribulada proletaria (conmovedora Vera Baranovskaya) como consecuencia de la insurrecta actuación de su hijo ante la represión del gobierno zarista (1905) fue expuesta por medio de una ejemplar cadencia narrativa, afinada con abundantes elementos líricos e implícitas metáforas realistas, como el legendario deshielo del rio Neva. Además de armonizar la distintiva imposición social de la cinematografía rusa con los matices políticos, morales y psicológicos de sus individualizados personajes, la película hacía gala del particular y minucioso concepto sinfónico de su autor, subrayado con una meritoria aplicación de la técnica de las acciones paralelas, que, a la postre, resultaría idónea para plasmar la acentuada simbología del relato.

Otras películas ambientadas en un contexto de REVOLUCIÓN

Napoleón – Abel Gance (1927)
La cometa azul – Tian Zhuangzhuang (1993)
Che: El argentino – Steven Soderbergh (2008)

GUERRILLERO (Chapaev, el guerrillero rojo)

1. Alguien que combate por la libertad en su sentido más amplio y se siente elegido de entre el pueblo para ser quien lleve a la comunidad a una mejor calidad de vida.
2. Soldado que forma parte de un grupo pequeño e independiente que lucha contra las fuerzas del gobierno con ataques por sorpresa.
3. Persona civil que sirve en una guerrilla o es jefe de ella.
(definicion.de)

“Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el verdadero guerrillero está guiado por profundos sentimientos de amor”
Ernesto Mallo (1948) Escritor, dramaturgo y periodista argentino

CHAPAEV, EL GUERRILLERO ROJO (Chapaev) – 1934

Director Georgi Vasilyev y Sergei Vasilyev
Guion Georgi Vasilyev, Sergei Vasilyev y Anna Furmanov
Fotografía Aleksandr Ksenofontov y Aleksandr Sigayev
Música Gavril Popov
Producción Lenfilm
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 93m. B/N
Reparto Boris Babochkin, Leonid Kmit, Varvara Myasnikova, Boris Blinov, Illarion Pevtsov, Stepan Shkurat, Vyacheslav Volkov, Boris Chirkov.

“¿Qué está pasando, camaradas? ¡Qué desgracia para nuestra división! ¡Todo el ejército rojo ha sido manchado! ¿A quién estáis robando? Estáis robando a tu hermano, el campesino. Estamos sacrificando nuestras vidas por ese campesino y por el trabajador. Contra la explotación, contra todo tipo de capital. ¿Es eso por lo que los hombres de Chapaev son famosos? ¿Somos acaso bandidos? ¡Cuidado, héroes! Mataré a todos los que sean atrapados saqueando”

La cinematografía soviética atravesaba por un período vanguardista de fluctuación y perplejidad cuando irrumpió este drama bélico de intemperante lirismo y pletórico aliento épico, que resultó decisivo para propulsar una unívoca y dilatada corriente artística de trasfondo político denominada ‘realismo socialista’. Inspirándose en una novela del comisario bolchevique Dimitri Furmanov, los hoy casi olvidados hermanos Vasilyev pormenorizaron con apreciable pulso narrativo la gesta histórica de un campesino anarquista, que, en el Turquistán de 1919, en plena Guerra Civil, se transformaba en el heroico jefe militar del naciente ejército rojo para combatir contra las tropas blancas de Kolchak. Impulsado por una majestuosa humanidad y una considerable profusión psicológica, con secuencias de batalla absolutamente trepidantes, el film obtuvo un grandioso éxito que dio paso a una sucesión de biografías en torno a la figura del líder invulnerable y capacitado para conglomerar a las masas populares. La imagen de aquel guerrillero victorioso, alzando valerosamente su ametralladora, daría la vuelta al mundo, convirtiéndose en todo un icono del cine ruso de la época.

Otras películas protagonizadas por un GUERRILLERO

Sandino – Miguel Littin (1990)
Che: El argentino – Steven Soderbergh (2008)
Pizarro – Simón Hernández (2016)