Drama familiar

PODER (La caída de los dioses)

El término poder, como sinónimo de fuerza, capacidad, energía o dominio, puede referirse a:
1. La capacidad de hacer o ser algo
2. La capacidad de ejercer un dominio hegemónico sobre uno y/o varios individuos
3. La habilidad de influir sobre uno y/o varios individuos
4. Indicar la autoridad suprema reconocida en una sociedad.
5. Facultad de mandar.
En política y sociología, el poder puede ser percibido ocasionalmente como hegemónico y autoritario, aunque el ejercicio del poder de una manera o de otra es aceptado en todas las sociedades humanas.
(Wikipedia)

“El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretenda hacerse superior a las leyes”
Marco Tulio Cicerón (106 a.C.-43 a.C.) Jurista, político, filósofo, escritor y orador romano

LA CAÍDA DE LOS DIOSES (La caduta degli Dei) – 1969

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Nicola Badalucco y Enrico Medioli
Fotografía Pasquale De Santis y Armando Nannuzzi
Música Maurice Jarre
Producción Pegaso Film/Praesidens Films/Seven Arts/Eichberg Film
Nacionalidad Italia/ Alemania/ Suiza
Reparto Dirk Bogarde, Ingrid Thulin, Helmut Berger, Charlotte Rampling, Helmut Griem, Renaud Verley, Umberto Orsini, Florinda Bolkan.

“Ves que no es muy difícil entrar en la vida de las personas. Todos los ciudadanos alemanes de hoy son potencialmente uno de nuestros informantes. El pensamiento colectivo de nuestra gente ahora está completo. ¿No crees que ese es el verdadero milagro del Tercer Reich? Si lo deseas, podríamos leer juntos el futuro de Konstantine, si es que tiene uno”

La obra de Luchino Visconti, perpetuamente emparentada con el poder constituido y el ocaso de las clases sociales, acometió una especie de ciclo introspectivo acerca de las cuestiones relativas a la historia y a la cultura germanas que cobró forma con este solemne y apelmazado drama operístico ambientado en el Berlín de 1933, libremente inspirado en la tragedia shakespeariana Macbeth, cuyo argumento prefijaba un paralelismo entre la luctuosa desmembración de una ambiciosa saga de industriales de la siderurgia y la paulatina ascensión del nazismo. Paradójicamente, este lúgubre y alegórico calvario político-familiar acabó convirtiéndose en una hermosa, poética y penetrante disertación sobre la perniciosa hambre de poder que acarrea la condición humana, representada a cargo de una heterogénea nómina de intérpretes (para la posteridad ha quedado la imagen Helmut Berger travestido a lo Marlene Dietrich) y dominada por un audaz y, en ocasiones, estrambótico barroquismo formal, donde el suntuoso vestuario de Piero Tosi y la oscura y perturbadora ambientación de Pasquale Romano lucen de forma harto ceremoniosa.

Otros dramas familiares que tratan una lucha por el PODER

El padrino – Francis Ford Coppola (1972)
Ran – Akira Kurosawa (1985)
La reina Victoria – Jean-Marc Vallée (2009)

INESTABILIDAD (Two lovers)

1. Falta de estabilidad.
2. Alteración constante o frecuente del carácter, el humor o la tranquilidad de una persona.
(google.com)
La inestabilidad emocional es una disfunción en nuestra estructura psíquica, que puede llegar a ser un trastorno, que se caracteriza por la variación constante de sentimientos y estados de ánimo sin motivo o por causas insignificantes que, a la persona que lo padece, le parecen razones suficientes para cambiar de la alegría a la tristeza y viceversa. (manuelescudero.com)

“La inestabilidad de la psique humana es lo que mantiene el movimiento histórico”
George Santayana (1863-1952) Filósofo, ensayista, poeta y novelista hispano-estadounidense

TWO LOVERS (Two lovers) – 2008

Director James Gray
Guion James Gray y Ric Menello
Fotografía Joaquín Baca-Asay
Música Varios
Producción Magnolia Pictures / 2929 Productions / Wild Bunch
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 100m. Color
Reparto Joaquin Phoenix, Gwyneth Paltrow, Vinessa Shaw, Isabella Rossellini, Elias Koteas, Moni Moshonov, Bob Ari, Julie Budd.
* Henry Mancini – Lujon

“Sabes, ahora mismo tengo muchas cosas en la cabeza. Ni siquiera sé como ser yo mismo en estos momentos”

El talentoso e incomprendido James Gray interrumpió su particular aportación al drama criminal de ambiente gangsteril para reactivar las adormecidas convenciones del clásico melodrama romántico con este absorbente, retorcido y fatalista dechado de enajenación pasional en torno al perpetuo estado de inestabilidad anímica y emocional que ahoga a un retraído joven judío con tendencias suicidas de Brooklyn, tanto por su traumático pasado sentimental como por la fortuita nueva coyuntura afectiva que lo zarandea entre dos antagónicas mujeres: la adorable, sencilla y maternal hija del socio de su padre, preámbulo de un futuro estable y hogareño, y una vecina misteriosa, voluble y egoísta que lo arrastra con imprudente vehemencia hacia el incontenible estímulo del deseo. Bajo una falsa envoltura de complacencia, aflora una película valiente, genuina y devastadora sobre la vulnerabilidad del deseo, representada por un inspirado terceto actoral y enaltecida por una dirección que rehuye cualquier atisbo de inflexión lacrimógena con una pasmosa solidez, elegancia y modernidad.

Otras películas determinadas por la INESTABILIDAD EMOCIONAL de sus protagonistas

La vida privada de Enrique VIII – Alexander Korda (1933)
Pasión – Ingmar Bergman (1969)
Una mujer bajo la influencia – John Cassavetes (1974)

CAMISÓN (Sandra)

Prenda de vestir, generalmente femenina, de una sola pieza, de manga larga, corta o sin mangas, que cubre el cuerpo hasta una altura variable de la pierna y se usa para dormir. (google.com)

“Pepa tiene un camisón que baila solo una danza, le hace chiquita la panza cuando aprieta el cinturón” (canción El camisón de Pepa)
Compay Segundo (1907-2003) Músico y compositor cubano

SANDRA (Vaghe stelle dell’Orsa) – 1965

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Suso Cecchi D’Amico y Enrico Medioli
Fotografía Armando Nannuzzi
Música Cesar Franck
Producción Vides
Nacionalidad Italia
Duración 95m. B/N
Reparto Claudia Cardinale, Jean Sorel, Michael Craig, Renzo Rizzi, Marie Bell, Amalia Troiani, Fred Williams, Vittorio Manfrino, Renato Moretti.
* César Franck – Prélude, choral et fugue

“Aunque tengas miedo de la soledad y del imprevisto regreso, del recuerdo, del sonido de una voz, de un color… He querido guardar todas estas sensaciones en una fábula. Pero el niño que sabía probar la pasión de un adulto se ha convertido en un adulto, incapaz de encontrar la inocencia de otro tiempo”

Apasionante drama romántico de raíces clásicas, de evidentes reminiscencias y paralelismos con tragedias griegas como La Orestíada de Esquilo, que acreditaba la imposibilidad de transigir los fantasmas del pasado con el cómplice pero enfermizo reecuentro de sino incestuoso que ahoga y estremece a dos hermanos en su Volterra natal, en plena Toscana, con motivo de un homenaje a su admirado difunto progenitor, asesinado en el campo de concentración de Auschwitz. Insistiendo en su casi sempiterno retrato a la agonizante decadencia de la burguesía italiana, Visconti moldeó con armoniosa densidad descriptiva y su habitual clarividencia para la composición y el encuadre de las imágenes este compendio de romanticismo operístico, turbador y rupturista, provisto de una majestuosa fotografía de contrastes que realzaba como pocas veces la esplendorosa belleza carnal de Claudia Cardinale. Constante y adecuada utilización de la pieza para piano Prélude, choral et fuge de César Franck para una película bautizada en su título original con el encabezamiento del poema Le ricordanze de Giacomo Leopardi,

Otras películas donde la protagonista luce su atractivo en CAMISÓN

Viridiana – Luis Buñuel (1961)
Repulsión – Roman Polanski (1965)
La mujer infiel – Claude Chabrol (1969)

LEVITACIÓN (El espejo)

Efecto por el que un cuerpo u objeto se halla en suspensión estable en el espacio, sin mediación de otro objeto físico en contacto con el primero que sustente al que levita o “flota”, todo ello bajo efectos de la gravedad; o también el fenómeno no ordinario que consiste en que un cuerpo se levante sobre la tierra, manteniéndose en el aire sin apoyo natural. es decir la persona se queda suspendida en el aire sin ninguna ayuda de un tercero. (Wikipedia)

“El arte es un método de levitación, separa a uno de la esclavitud de la tierra”
Anaïs Nin (1903-1977) Escritora estadounidense

EL ESPEJO (Zerkalo) – 1975

espejo

Director Andrei Tarkovsky
Guión Andrei Tarkovsky y Aleksandr Misharin
Fotografía Georgi Rerberg
Música Eduard Artemiev
Producción Mosfilm
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 108m. Color y B/N
Reparto Margarita Terekhova, Innokenti Smoktunovski, Larissa Tarkovskaia, Alla Demidova, Philip Yankovski, Ignat Danitsev, Yuri Nazarov.
* Henry Purcell – They tell us that your mighty powers

“Decimos cosas banales porque no creemos en la naturaleza que llevamos dentro. Todo es desconfianza, prisas… Falta tiempo para pensar”

Sin abandonar el estilo metafísico-existencial que siempre caracterizó su cine, Tarkovsky decidió explorar la subjetividad de la memoria para desempolvar episodios acontecidos en el seno de su familia y, con ellos, prescribirse una especie de ejercicio espiritual y purificador con el que poder autoanalizarse y exhumar sus obsesivos sentimientos personales. Utilizando el espejo del título como metáfora de un críptico y desmenuzado repaso a la vida de su madre, el flemático e intelectual cineasta ruso brindaba una película de fascinadora e inquietante complejidad, donde intercalaba los poemas escritos por su padre y recitados por él mismo en un alud de imágenes sobrecogedoras (entre ellas material documental de noticiarios sobre distintos conflictos bélicos), acentuadas por un portentoso empleo del plano-secuencia e imponentes movimientos de cámara. Desacreditada en su momento por su irracionalidad estilística y su dificultosa intelección, discurre con firmeza, precisión e intensidad sobre cuestiones tan importantes como la infancia, la maternidad, la ruptura conyugal o el éxtasis amoroso.

Otras películas que contienen alguna LEVITACIÓN

El exorcista – William Friedkin (1973)
El lado oscuro del corazón – Eliseo Subiela (1992)
Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia) – Alejandro González Iñárritu (2014)

SUMISIÓN (Canino)

Acción de someterse, sin cuestionarlo, a la autoridad o la voluntad de otra persona o a lo que las circunstancias imponen. (google.com)

“El miedo generalmente se manifiesta de dos maneras: a través de la agresividad o a través de la sumisión”
Paulo Coelho (1947-) Novelista, dramaturgo y letrista brasileño

CANINO (Kynodontas) – 2009

Director Yorgos Lanthimos
Guion Yorgos Lanthimos y Efthymis Filippou
Fotografía Thimios Bakatatakis
Música Varios
Producción Boo Productions/Greek Film Center/Horsefly Productions
Nacionalidad Grecia
Duración 94m. Color
Reparto Christos Stergioglou, Michelle Valley, Angeliki Papoulia, Mary Tsoni, Hristos Passalis, Anna Kalaitzidou.
* Marinella – S’aparnithika tris

“Se lo explicaré. El perro es como arcilla y nuestro trabajo es darle forma. Un perro puede estar lleno de energía o ser peleón, o cobarde, o tranquilo. Todo esto requiere trabajo y paciencia por nuestra parte. Cada perro espera que le enseñemos como comportarse. ¿Entiende? Así la cuestión es que, entre los dos, veamos como queremos que se comporte su perro. ¿Queremos un animal o queremos un amigo, un compañero? ¿Queremos un guardián que nos respete como sus amos y haga lo que le pidamos sin dudar?”

Con su tercer largometraje, Lanthimos se reveló como un heterodoxo tejedor de materiales rugosos y sombríos, atestiguando una insólita destreza para subvertir los límites de lo real y trazar la dialéctica de un universo mórbido con inflexible prudencia analítica y un temperamento tan sinuoso como rupturista. A través de fugaces anécdotas cotidianas sin predisposición de continuidad narrativa, alumbradas con aséptica luminosidad y dosificadas con un flemático distanciamiento, proponía aquí una estrambótica y perversa parábola sobre el autoritarismo sirviéndose de las grotescas relaciones de dominio, sumisión y aislamiento que se establecen en una casa a las afueras de la ciudad entre un matrimonio y sus tres hijos, educados bajo el pretexto de un idealismo falaz que les restringe la senda del conocimiento a base de ridículas enseñanzas y les imposibilita toda influencia del mundo exterior, salvo para satisfacer las necesidades sexuales del primogénito. Una película molesta, desconcertante y perturbadora, de obvio paralelismo político e insoslayables resonancias pasolinianas.

Otras películas que muestran un contexto doméstico de SUMISIÓN

El castillo de la pureza – Arturo Ripstein (1972)
La linterna roja – Zhang Yimou (1991)
La cinta blanca – Michael Haneke (2009)