Drama familiar

MAOÍSMO (¡Vivir!)

Doctrina elaborada por Mao Tse-Tung para adaptar el marxismo a las condiciones de las sociedades agrícolas tradicionales, a la realidad de la China previa a la Revolución, y luego puesta en práctica a partir del triunfo de la misma en el año 1949. El maoísmo se caracteriza por una evidente impronta populista y antielitista que le aleja del marxismo leninismo. (historiaideologias.blogspot.com)

A mí me parece que el maoísmo es una solución genial a los problemas chinos y asiáticos en general. Pero difícilmente exportable (…) Creo que de Cataluña lo que hay que hacer no es una minichina, sino una Cataluña real, libre y posible” (artículo Las maoístas)
Francisco Umbral (1932-2007) Poeta, periodista, novelista, biógrafo y ensayista español

¡VIVIR! (Huozhe) – 1994

Director Zhang Yimou
Guión Yu Hua y Lu Wei
Fotografía Lu Yue
Música Zhao Jiping
Producción Era International/Shanghai Film Studios
Nacionalidad China
Duración 125m. Color
Reparto Gong Li, Ge You, Niu Ben, Guo Tao, Jiang Wu, Ni Dahong, Fei Deng, Tianchi Liu,

“Si Youqing hace lo que dice papá, nuestras vidas serán cada vez mejores. Nuestra familia es como una pequeña gallina. Cuando crezca, se convertirá en una oca y ésta se transformará en una oveja. La oveja se convertirá en un buey… (…) Después del buey está el comunismo, y entonces habrá albóndigas y carne todos los días”

Efectuando un oportuno paréntesis en sus habituales retratos femeninos, caracterizados siempre por el hermetismo y la hostilidad de su entorno, Zhang Yimou decidió ilustrar las desventuras cotidianas de una familia en franco declive económico desde la guerra civil de los cuarenta hasta la denominada Revolución cultural, según la homónima novela original de Yu Hua, conformando un canto naturalista y metafórico al anhelo por sobrevivir y a la sorprendente capacidad humana para afrontar los iracundos envites de la sociedad o de la naturaleza. Con su particular virtuosismo estético y su equilibrada sobriedad narrativa, aderezó con precisas pinceladas de humor y un inquebrantable alarde de optimismo la pungente sensibilidad de un tejido argumental esencialmente melodramático, ubicado en tres años cruciales del horoscopo chino: 1949, buey; 1958, perro; y 1966, caballo. Un auténtico derroche de trágico humanismo emana de este sobrecogedor fresco histórico de la China maoísta, en el que Gong Li vuelve a obsequiarnos con otra interpretación matizada, sensitiva y conmovedora.

Otros frescos históricos de la China MAOÍSTA

Adiós a mi concubina – Chen Kaige (1993)
La cometa azul – Tian Zhuangzhuang (1993)
Balzac y la joven costurera china – Dai Sijie (2002)

COMUNIÓN (Lloviendo piedras)

1. Unión de dos o más cosas en lo que tienen en común.
2. Comunidad de personas que profesan una misma religión o que comparten una misma ideología política.
(google.es)
Una primera comunión es un ritual sacramental de la Iglesia católica, por medio del cual una persona, generalmente menor de edad, participa por primera vez del sacramento de la Eucaristía recibiendo la comunión (recibir el cuerpo y la sangre de Jesucristo), siendo un requisito obligatorio haber recibido antes el sacramento del bautismo y el de la penitencia o confesión. (Wikipedia)

“Tendrías que haber visto el careto angelical de un servidor el día de mi primera comunión. Disfrazado de contraalmirante y repeinado el pelo con fijador, no veas como era el cante que iba dando yo” (canción Ataque de tos)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

LLOVIENDO PIEDRAS (Raining stones) – 1993

Director Ken Loach
Guión Jim Allen
Fotografía Barry Ackroyd
Música Stewart Copeland
Producción Northern Arts Entertainment/Parallax Pictures
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 88m. Color
Reparto Bruce Jones, Julie Brown, Ricky Tomlinson, Tom Hickey, Gemma Phoenix, Mike Fallon, Jonathan James, Ronnie Ravey.

“Y ahora la Iglesia, o mejor dicho la Madre Iglesia, ha dispuesto que cuando los niños alcanzan la edad de siete años, la edad de la razón, llega el momento en que sus padres deben prepararlos para su Primera Comunión”

Otra de las radiografías tragicómicas, contestatarias y concienciadoras sobre las insuficiencias de la sociedad británica que jalonan la filmografía loachiana, en esta ocasión, centrada en la ofuscada premura de un obrero cuarentón sin empleo fijo de Middleton (Manchester) por conseguir un vestido para que su hija pueda recibir la Primera Comunión. Trasluciendo en todo momento la austeridad expresiva, la franqueza temática y el loable compromiso ideológico que siempre ha salvaguardado su cine, el realizador británico insistió en tomar el pulso a una desazón cotidiana sin visos de mejora, determinada por la marginación social, el desempleo y el aumento de la delincuencia que trajo consigo el precursor neoliberalismo implantado por el gobierno conservador de Margaret Thatcher. Narrada con una inmediatez naturalista tan compacta como incorruptible y favorecida por unas interpretaciones espontáneas e improvisadas, sobresale como uno de los largometrajes más tiernos, sinceros y enternecedores en la coherente trayectoria de su autor.

Otras películas sobre la PRIMERA COMUNIÓN

Una hora en su vida – Alessandro Blasetti (1950)
El Sur – Víctor Erice (1983)
Liam – Stephen Frears (2000)

CONDUCTOR (Una historia del Bronx)

Persona capacitada para conducir el mecanismo de dirección o va al mando de un vehículo de motor contratada para transportar a personas, mercancías o animales.​ (Wikipedia)

“El cartero quiere un autógrafo. El conductor del taxi quiere una foto. La camarera quiere un apretón de manos. Todo el mundo quiere un pedazo de ti”
John Lennon (1940-1980) Músico, compositor y cantante británico

UNA HISTORIA DEL BRONX (A bronx tale) – 1993

Director Robert De Niro
Guión Chazz Palminteri
Fotografía Reynaldo Villalobos
Música Butch Barbella
Producción Tribeca Productions/Savoy Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 122m. Color
Reparto Robert De Niro, Chazz Palminteri, Lillo Brancato, Francis Capra, Taral Hicks, Katherine Narducci, Joe Pesci, Clem Caserta.

“No hace falta valor para apretar un gatillo, pero sí para levantarte cada día y vivir de tu trabajo”

Apreciable ópera prima como realizador de Robert De Niro, basada en el monólogo teatral homónimo de Chazz Palminteri, que invocaba diversos pasajes autobiográficos de ambos al expresar con llaneza la relación de afecto, amparo y admiración que une a un cabecilla mafioso del neoyorquino barrio del Bronx con el hijo adolescente de un íntegro conductor de autobús italoamericano, allá por los años sesenta. Película de exquisitas hechuras, intensas sensaciones y múltiples tonalidades, cobijada en la insigne precisión de sus diálogos y en una cadencia narrativa tan dinámica como escurridiza, deviene una sensible exhortación a la ética del deber paterno y su intrínseca responsabilidad en fomentar la humildad, el talento, el esfuerzo y la honestidad, entre otros otros conceptos, en detrimento de la divagación por los inciertos y cada vez más transitados caminos del poder, el dinero fácil y la ambición sin mesura. Interpretada con sobriedad y puro nervio scorsesiano, presume además de una espectacular banda sonora integrada por una veintena de grandes canciones de diferentes estilos.

Otras películas protagonizadas por un CONDUCTOR de autobús

Mr. Thank-you – Hiroshi Shimizu (1936)
El frasco – Alberto Lecchi (2008)
Paterson – Jim Jarmusch (2016)

TRAGEDIA (Hamlet)

Forma literaria teatral o género dramático de lenguaje solemne cuyos personajes protagonistas son ilustres y se ven enfrentados de manera misteriosa, invencible e inevitable, a causa de un error fatal o condición de carácter contra un destino fatal (fatum, hado o sino) o los dioses, generando un conflicto cuyo final es irremediablemente triste: la destrucción del héroe protagonista, quien muere o enloquece. (Wikipedia)

“Una de las grandes (sino la mayor) tragedias del hombre moderno es que hoy, dominado por las fuerzas de los mitos y dirigido por la publicidad organizada, ideológica o no, renuncia cada vez más, sin saberlo, a su capacidad de decidir”
Paulo Freire (1921-1997) Educador brasileño

HAMLET (Gamlet) – 1964

Director Grigori Kozintsev
Guión Grigori Kozintsev
Fotografia Jonas Gritsius
Música Dimitri Shostakovich
Producción Lenfilm
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 140m. B/N
Reparto Innokenty Smoktunovsky, Mikhail Nazvanov, Elze Radzinya, Yuri Tolubeyev, Anastasiya Vertinskaya, Vladimir Erenberg, Stepan Oleksenko.

“Las malas acciones, aunque toda la tierra las oculte, se descubren tarde o temprano a la vista humana”

Probablemente jamás nadie haya conseguido plasmar con semejante belleza plástica ni tanta fragosidad erótica la efusión de traiciones familiares, corruptelas palaciegas y hesitaciones vitales que supura la corte de Elsinor en la universal tragedia homónima de Shakesperare como esta indeleble adaptación cinematográfica de Grigori Kozintsev. Basada en una traducción del texto al ruso a cargo del escritor Boris Pasternak y embellecida por el suntuoso dramatismo sinfónico de Shostakovich, fórmula en la que el realizador ucraniano reincidiría para perpetrar aún con mayor negrura su otra versión del dramaturgo inglés y última película, EL REY LEAR (1972), fundamentaba su excelsitud en una contextura formal encomendada a la austera sobriedad de sus encuadres y movimientos de cámara, a la naturaleza áspera de su entorno y al furor romántico de sus interpretaciones. Dentro de este último apartado, Smoktunovsky reflejaba a la perfección el doloroso escepticismo y ulterior sentimiento de venganza que azotaba al príncipe danés ante aquel amasijo de lascivia y sed de poder.

Otras adaptaciones cinematográficas de una TRAGEDIA

La señorita Julia – Alf Sjöberg (1951)
Edipo, el hijo de la fortuna – Pier Paolo Pasolini (1967)
La casa de Bernarda Alba – Mario Camus (1987)

INCOMPRENSIÓN (Sólo el cielo lo sabe)

Actitud poco tolerante de la persona que no respeta los sentimientos o actos de otras. (Wikiquote)

“La incomprensión, más que la imposibilidad de comprender, es la imposibilidad de sentir”
José Narosky (1930-) Escribano y escritor argentino

SÓLO EL CIELO LO SABE (All that heavens allows) – 1955

Director Douglas Sirk
Guión Peg Fenwick
Fotografía Russell L. Metty
Música Frank Skinner
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Reparto Jane Wyman, Rock Hudson, Agnes Moorehead, Virginia Grey, Conrad Nagel, Gloria Talbott, William Reynolds, Charles Drake.

“Estoy seguro que lo único que te atrae es su tipo (…) Eso es al menos lo que parece. Planeas abandonar una casa que pertenece a la familia desde no sé cuánto tiempo, que tiene una tradición. ¿Y todo para qué? ¿No comprendes lo que va a decir la gente? No tienes el sentido del respeto que debes a la memoria de papá”

Espoleados por el inesperado éxito obtenido el año anterior con OBSESIÓN, el productor Ross Hunter y Douglas Sirk volvieron a confiar en los mismos protagonistas y prácticamente el mismo equipo artístico del anterior film para llevar a la gran pantalla otro alegato del amor verdadero, en esta ocasión surgido de una historia original de Edna L. Lee y Harry Lee, y, centrado en el egoísmo e incomprensión que rodeaban los amores entre un joven jardinero idealista y una adinerada viuda de Nueva Inglaterra. Lo que en principio se vislumbraba como un melodrama más bien ramplón, condicionado por elementos no demasiado estimulantes, se transformó en una obra modélica en su refinamiento plástico y absolutamente firme en su construcción dramática, que arremetía vigorosamente contra la gazmoñería, los prejuicios y las rígidas convenciones sociales de la burguesía norteamericana. Con esta película, el director germano acabó de pulir ese sutil equilibrio entre osadía argumental y distinción estilística que lo convertiría en el maestro incuestionable del género durante los años cincuenta.

Otras películas sobre relaciones amorosas marcadas por la INCOMPRENSIÓN

Romeo y Julieta – Franco Zeffirelli (1968)
Todos nos llamamos Alí – Rainer W. Fassbinder (1974)
Eduardo Manostijeras – Tim Burton (1990)