Drama familiar

INCOMPRENSIÓN (Sólo el cielo lo sabe)

Actitud poco tolerante de la persona que no respeta los sentimientos o actos de otras. (Wikiquote)

“La incomprensión, más que la imposibilidad de comprender, es la imposibilidad de sentir”
José Narosky (1930-) Escribano y escritor argentino

SÓLO EL CIELO LO SABE (All that heavens allows) – 1955

Director Douglas Sirk
Guión Peg Fenwick
Fotografía Russell L. Metty
Música Frank Skinner
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Reparto Jane Wyman, Rock Hudson, Agnes Moorehead, Virginia Grey, Conrad Nagel, Gloria Talbott, William Reynolds, Charles Drake.

“Estoy seguro que lo único que te atrae es su tipo (…) Eso es al menos lo que parece. Planeas abandonar una casa que pertenece a la familia desde no sé cuánto tiempo, que tiene una tradición. ¿Y todo para qué? ¿No comprendes lo que va a decir la gente? No tienes el sentido del respeto que debes a la memoria de papá”

Espoleados por el inesperado éxito obtenido el año anterior con OBSESIÓN, el productor Ross Hunter y Douglas Sirk volvieron a confiar en los mismos protagonistas y prácticamente el mismo equipo artístico del anterior film para llevar a la gran pantalla otro alegato del amor verdadero, en esta ocasión surgido de una historia original de Edna L. Lee y Harry Lee, y, centrado en el egoísmo e incomprensión que rodeaban los amores entre un joven jardinero idealista y una adinerada viuda de Nueva Inglaterra. Lo que en principio se vislumbraba como un melodrama más bien ramplón, condicionado por elementos no demasiado estimulantes, se transformó en una obra modélica en su refinamiento plástico y absolutamente firme en su construcción dramática, que arremetía vigorosamente contra la gazmoñería, los prejuicios y las rígidas convenciones sociales de la burguesía norteamericana. Con esta película, el director germano acabó de pulir ese sutil equilibrio entre osadía argumental y distinción estilística que lo convertiría en el maestro incuestionable del género durante los años cincuenta.

Otras películas sobre relaciones amorosas marcadas por la INCOMPRENSIÓN

Romeo y Julieta – Franco Zeffirelli (1968)
Todos nos llamamos Alí – Rainer W. Fassbinder (1974)
Eduardo Manostijeras – Tim Burton (1990)

TEMPERAMENTO (Todo sobre mi madre)

1. Carácter o manera de ser de una persona.
2. Carácter fuerte, enérgico, firme y vivo de una persona.
(google.es)

“Era una mujer de poca inteligencia, más bien inculta y de temperamento desigual. Su meta en la vida era casar a sus hijas; su consuelo, las visitas y el cotilleo” (novela Orgullo y prejuicio)
Jane Austen (1775-1817) Novelista británica

TODO SOBRE MI MADRE (Todo sobre mi madre) – 1999

todo

Director Pedro Almodóvar
Guión Pedro Almodóvar
Fotografía Alfonso Beato
Música Alberto Iglesias
Producción El Deseo/Renn Productions/France 2 Cinéma
Nacionalidad España
Duración 97m. Color
Reparto Cecilia Roth, Maria Paredes, Penélope Cruz, Antonia San Juan, Candela Peña, Fernando Fernán-Gómez, Eloy Azorín, Rosa Mª Sardá.

“Cuesta mucho ser auténtica, señora, y en estas cosas no hay que ser rácana. Porque una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma”

Por fin crítica y público de todo el mundo se rindieron de forma unánime al virtuosismo dramatúrgico, estilístico y visual del cineasta manchego, a su consumado talento como director de actrices o a su peculiar maestría para intercalar brochazos de extravagante sarcasmo con situaciones de un dramatismo folletinesco, desbocado y enternecedor. Una enfermera argentina asentada en Madrid (Cecilia Roth, en perceptible estado de gracia) viaja a Barcelona para encontrarse a sí misma, apaciguar el angustioso sufrimiento que arrastra por la muerte accidental de su hijo de diecisiete años y localizar al padre de éste, que la abandonó sin conocer su embarazo. A partir de tan sugerente planteamiento, Almodóvar configuraba con gran riqueza visual, descriptiva y dialéctica un tupido y emocionante tratado sobre la naturaleza y el temperamento de la mujer contemporánea, resaltando su autonomía, munificencia y vulnerabilidad mientras reflexionaba sobre el irreparable dolor que supone la pérdida de un vástago. Resaltar la magnífica banda sonora de Alberto Iglesias y los apasionados homenajes a Mankiewicz, Tennessee Williams o García Lorca, entre otros.

Otras películas que revelan el TEMPERAMENTO de la mujer en distintas épocas

La reina Cristina de Suecia – Rouben Mamoulian (1933) / Suecia, siglo XVII
Siete mujeres – John Ford (1966) / China, 1935
Carol – Todd Haynes (2015) / Nueva York, años 50

AGONÍA (Gritos y susurros)

1. Período de transición entre la vida y la muerte, que se caracteriza por la subsistencia de algunas funciones vitales (respiratoria, circulatoria y nerviosa) y por la desaparición de las funciones intelectuales.
2. Angustia o padecimiento intensos.
(google.es)

“La agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida”
Federico García Lorca (1898-1936) Poeta, dramaturgo y prosista español

GRITOS Y SUSURROS (Viskningar och rop) – 1972

Director Ingmar Bergman
Guión Ingmar Bergman
Fotografía Sven Nykvist
Música Frédéric Chopin y Johann Sebastian Bach
Producción Svenska Filminstituten/Cinematograph AB
Nacionalidad Suecia
Duración 90m. Color
Reparto Harriet Andersson, Ingrid Thulin, Liv Ullmann, Kari Sylwan, Erland Josephson, Anders Ek, Inga Gill, Henning Moritzan, Georg Arlin.

“Ruega por nosotros, que permanecemos en esta tierra oscura y sucia, bajo un cielo vacío y cruel. Descarga tu fardo de dolor a los pies de Dios y pídele que nos conceda su perdón. Pídele que nos libre de nuestra angustia, de nuestro desasosiego, y de la profunda duda en que estamos sumidos. Pídele conceder un sentido a nuestras vidas”

Las características obsesiones e inquietudes de Ingmar Bergman encontraron su pináculo en esta escalofriante y despiadada evocación de las angustias y connivencias de tres hermanas de divergentes personalidades y su fraternal criada, reunidas en la vieja casa familiar por el agónico cáncer de útero en fase terminal que padece una de ellas. Iluminada por Nykvist con un rojo tan poderoso como penetrante, se fragmentaba en una serie de impactantes circunstancias sobre el doloroso pasado de sus cuatro protagonistas para afluir en una portentosa e insólita aproximación al desamparo afectivo y el desesperado temor ante la muerte. Un largometraje de múltiples sensaciones, abrumador y subyugante, nutrido de impresionantes primeros planos y silencios absolutamente sobrecogedores, que reunía a un grupo de actrices representativo de los tres grandes períodos de la obra bergmaniana (Andersson, Thulin y Ullmann, respectivamente), las cuales deambulaban sobre el inmaculado decorado para ofrecer unas composiciones en auténtico estado de gracia.

Otras películas que describen un proceso de AGONÍA

La vérité sur Bébé Donge – Henri Decon (1952)
Relámpago sobre agua – W.Wenders y N.Ray (1980)
La muerte de Luis XIV – Albert Serra (2016)

PECADO (La casa del ángel)

Transgresión voluntaria y con conocimiento de un precepto religioso. En Teología moral se lo considera ‘un acto malo, o la omisión culpable de un acto bueno obligatorio’.​ Por extensión, se denomina pecado a todo aquello que se aparta de lo recto y justo, o que falta a lo que es debido. (Wikipedia)

“Yo no sé si es prohibido, si no tiene perdón; si me lleva al abismo, solo sé que es amor. Yo no sé si este amor es pecado que tiene castigo, si es faltar a las leyes honradas del hombre y de Dios; solo sé que aturde la vida como un torbellino, que me arrastra, me arrastra a tus brazos en ciega pasión” (canción Pecado)
Caetano Veloso (1942-) Músico y cantautor brasileño

LA CASA DEL ÁNGEL (La casa del ángel) – 1957

angel

Director Leopoldo Torre Nilsson
Guión Leopoldo Torre Nilsson, Beatriz Guido y Martín Rodríguez Mentasti
Fotografía Aníbal González Paz
Música Juan Ehlert y Juan Carlos Paz
Producción Argentina Sonofilm S.A.C.I./Mayron Pictures
Nacionalidad Argentina
Duración 76m. B/N
Reparto Elsa Daniel, Lautaro Murúa, Guillermo Battaglia, Berta Ortegosa, Bárbara Mújica, Yordana Fain, Alejandro Rey, Lily Garcel.

“Los rezos, los rosarios o los ramilletes espirituales son necesarios. El pecado no es solo la muerte del alma, sino también la del cuerpo”

Adaptación de la celebrada novela homónima de Beatriz Guido, escritora que a partir de entonces se convertiría en esposa y fructífera colaboradora de Torre Nilsson, que constituye una de las obras fundamentales no ya de su autor sino de la historia del cine argentino. Afianzando su particular obsesión temática por la decadencia de la burguesía porteña y su discutible defensa del honor, y, subrayando la traumática influencia que el fanatismo religioso y su pusilánime pavor a sucumbir al yugo del pecado ejercen en el ya de por sí conflictivo universo de la adolescencia, el polifacético autor bonaerense describía bajo una atmósfera de opresivo e irrespirable hermetismo la absurda represión educativa que padece la hija de unos influyentes hacendados, así como las consecuencias de la atracción clandestina y recíproca que ésta profesa hacia un brillante diputado liberal. Película de una esmerada capacidad técnica y formal, conectaba además con la realidad del momento gracias a un trasfondo político que le permitía embutir un astuto reproche al entonces vigente gobierno peronista.

Otras películas en cuyo argumento planea el miedo y la tentación al PECADO

La tía Tula – Miguel Picazo (1964)
Simón del desierto – Luis Buñuel (1965)
Las hermanas de la Magdalena – Peter Mullan (2002)

BECA (Aparajito [El invencible])

Aporte económico que se concede a aquellos estudiantes o investigadores con el fin de llevar a cabo sus estudios o investigaciones (…) El objetivo principal de las becas es el de dar la oportunidad a un alumno o grupo de alumnos que no tienen la posibilidad de financiar sus estudios y que aquel que le otorga la beca considera que tiene capacidades destacadas y que no debería perder la oportunidad de formarse. (Wikipedia)

“Matilde había sido siempre fea, trabajadora, decían que inteligente. Su familia era muy humilde. A costa de becas y de esfuerzos le habían pagado una carrera universitaria. Pero ella tenía un tipo refinado, de intelectual nata; un desparpajo natural, una autoridad que encubría cierta timidez muy oculta. A los 27 años Matilde no había tenido un solo pretendiente a sus encantos. Muy allá dentro sabía ella que esto no le hubiera importado lo más mínimo si no existiera esa manía, inculcada desde la cuna en las mujeres, de que han nacido para gustar a los hombres, y que si no su vida puede considerarse un puro fracaso” (novela La isla y los demonios)
Carmen Laforet (1921-2004) Escritora española

EL INVENCIBLE (Aparajito) – 1956

aparajito4

Director Satyajit Ray
Guión Satyajit Ray
Fotografía Subatra Mitra
Música Ravi Shankar
Producción Epic Productions
Nacionalidad India
Duración 127m. B/N
Reparto Kanu Bannerjee, Karuna Bannerjee, Pinaki Sengupta, Sati Gupta, Sudipta Roy, Smaran Ghosal, Ramani Sengupta, Ranibala.

“No llores, Apu. Los padres no viven para siempre. Lo que tiene que pasar, pasa”

Satyajit Ray abrió nuevas vías de expresión dentro de la tradicional, prolífica y acomodaticia cinematografía hindú con la artesanal realización de la denominada “Trilogía de Apu”, basada en la novela de Bibhutibhushan Bandyophadyay, que en la actualidad sigue siendo considerada como uno de los mayores hitos en la historia del Séptimo Arte. Esta segunda entrega encauzaba el naturalismo descriptivo de trasfondo sociológico y existencialista acuñado en LA CANCIÓN DEL CAMINO (1956) hacia la evolución psicológica del personaje protagonista con el propósito de narrar su adolescencia, desde la muerte de su hacendoso padre en Benarés hasta su dramático e inevitable alejamiento del amparo materno para proseguir su brillante carrera estudiantil en la universidad de Calcuta. Al igual que en la primera parte de la trilogía, los maravillosos acordes de Ravi Shankar punteaban con entusiasmo el enternecedor e intenso realismo poético que brotaba de sus imágenes, en esta ocasión, realzadas por Mitra con un sistema de “iluminación rebotada” para acrecentar la sensación de luz natural.

Otras películas donde le conceden una BECA al personaje protagonista

Un yanqui en Oxford – Jack Conway (1938)
Las estrellas miran hacia abajo – Carol Reed (1940)
Shine – Scott Hicks (1996)