México

FETICHISMO (Ensayo de un crimen)

Desviación sexual que consiste en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de la excitación y el deseo. (RAE)

“De todos los presentes el que mejor conocía la obra de Buñuel era Hitchcock. Compartían fetichismo y mirada vidriosa hacia la mujeres. También algunas coincidencias biográficas: educación católica, paso por los jesuitas, obsesión por el sexo, la religión y la muerte” (respecto a su libro El banquete de los genios)
Manuel Hidalgo (1953-) Periodista y escritor español

ENSAYO DE UN CRIMEN (Ensayo de un crimen) – 1955

Director Luis Buñuel
Guión Luis Buñuel y Eduardo Ugarte Pagés
Fotografía Agustín Jiménez
Música Jorge Pérez
Producción Alianza Cinematográfica
Nacionalidad México
Duración 89m. B/N
Reparto Ernesto Alonso, Miroslava Stern, Ariadna Welter, Rita Macedo, Enrique Díaz, Eva Calbo, Rodolfo Landa, Andrea Palma, Carlos Riquelme.

“No se le puede procesar por haber deseado la muerte de alguien. No tendríamos más trabajos los jueces si eso hubiera que perseguirlo (…) El pensamiento no delinque, amigo mío”

La desafortunada carrera criminal de un pervertido y frustrado psicópata, prisionero de una malsana e inhábil tentación hacia la muerte, polarizaba el argumento de esta comedia negra, libremente inspirada en una novela homónima de Rodofo Usigli, que, sin duda alguna, figura entre las obras más lúcidas, resbaladizas y distinguidas de la etapa mexicana de Luis Buñuel. El llamado “sordo de Calanda” aplicaría al film un cariz distanciador, inofensivo y decididamente moderno para enmascarar un venenoso discurso en torno a las prominentes represiones del burgués medio, desarrollado con generosas dosis de corrosivo sentido del humor y una copiosa presunción de su particular erotismo fetichista. Abundantes piernas adornadas con mórbidas ligas, ortopedias libidinosas e, incluso, una misteriosa cajita musical generadora de trastornos psíquicos integraban la peculiar iconografía de esta excepcional película, conocida también con el irónico título de La vida criminal de Archibaldo De la Cruz. Cabe citar, como morbosa curiosidad, que la actriz Miroslava Stern se quitó la vida a los pocos días de acabar el rodaje, según dicen tras sufrir un desengaño amoroso con un famoso torero español.

Otras películas que evidencian la predisposición de su autor por el FETICHISMO

Pulp Fiction – Quentin Tarantino (1994)
The pillow book – Peter Greenaway (1995)
Crash – David Cronenberg (1996)

LIMOSNA (Nazarín)

Dinero o bien que se da como ayuda a un necesitado. (google.es)

“Yo creo que el mejor medio de hacer bien a los pobres no es darles limosna, sino hacer que puedan vivir sin recibirla”
Benjamin Franklin (1706-1790) Político, científico e inventor estadounidense

NAZARÍN (Nazarín) – 1959

Director Luis Buñuel
Guión Luis Buñuel y Julio Alejandro
Fotografía Gabriel Figueroa
Música Rodolfo Halffter
Producción Barbachano Ponce P.C.
Nacionalidad México
Duración 94m. B/N
Reparto Francisco Rabal, Marga López, Rita Macedo, Jesús Fernández, Ofelia Guilmáin, Ignacio López Tarso, Rosenda Monteros.

“La limosna no envilece al que la recibe, ni en nada vulnera su dignidad”

La intrincada ambigüedad y el alejamiento moralista difundido por Luis Buñuel en su fenomenal período mexicano se halla impunemente manifiesto en esta sagaz translación de la novela homónima de Benito Pérez Galdós (autor al que volvería en 1970 con la igualmente formidable TRISTANA), donde indagaba con auténtico misticismo y vehemencia en sus obstinaciones ideológicas más recurrentes. Utilizando como eje argumental el desconcertante y accidentado peregrinaje de un quijotesco sacerdote junto a dos arrepentidas pecadoras se exponía con intachable austeridad dramática un delirante y venenoso discurso sobre las dificultades para propugnar la fe religiosa y ejercer la caridad cristiana en un mundo cada vez más agnóstico y desalmado. La película sirvió para que Paco Rabal realizara una de las más ilustres interpretaciones de su dilatada carrera y, de paso, iniciara una fructífera y decisiva relación, tanto en lo profesional como en lo personal, con el fabuloso cineasta aragonés, quien, por cierto, remató la función con el popular e impactante redoble de tambores de su localidad natal, la turolense Calanda.

Otras películas donde se pide LIMOSNA

Las dos huérfanas – D.W. Griffith (1921)
Los viajes de Sullivan – Preston Sturges (1941)
El rey pescador – Terry Gilliam (1991)

SALÓN (El ángel exterminador)

Habitación espaciosa destinada a ser centro de la vida social en una vivienda así como a recibir a los visitantes. El salón cuenta habitualmente con un grupo de sillones o tresillos con una o varias mesas en su frente colocadas sobre una alfombra. En ellos, se sientan los miembros de la familia a conversar, leer, escuchar música o ver la televisión. Es habitual disponer también de otros muebles auxiliares en los laterales o junto a las paredes, plantas, objetos de adorno así como estanterías para libros. (Wikipedia)

“El mundo es un salón del que es preciso salir cortés y honrosamente, es decir, saludando y pagando las deudas del juego”
Alexandre Dumas, padre (1802-1870) Novelista y dramaturgo francés

EL ÁNGEL EXTERMINADOR (El ángel exterminador) – 1962

angel

Director Luis Buñuel
Guión Luis Buñuel y Luis Alcoriza
Fotografía Gabriel Figueroa
Música Raúl Lavista
Producción Unici Films 59
Nacionalidad México
Duración 89m. B/N
Reparto Silvia Pinal, Enrique Rambal, Jacqueline Andere, Luis Beristein, Augusto Benedicto, Claudio Brook. Antonio Bravo, César del Campo.
* Frederich Chopin – Waltz in E minor

“Es tan extraordinario… ¿Cuánto tiempo llevamos aquí? No lo sé, he perdido la cuenta, pero imagínense los cambios de lugar de cada uno de nosotros durante esta horrible eternidad. Piensen las mil combinaciones de piezas de ajedrez que hemos sido; incluso los muebles, los hemos cambiado de sitio cien veces”

En plena madurez ideológica y aprovechando la completa libertad artística que gozaba por parte de su incondicional productor Gustavo Alatriste, Buñuel reincidió en su particular reproche al aprensivo, voraz y enquistado envanecimiento de la alta burguesía con esta película coral e implacablemente subversiva basada en un inusitado guión escrito junto a Luis Alcoriza a partir de un drama teatral de Jose Bergamín: Los náufragos de la calle de la Providencia. La progresiva e inverosímil degeneración física y moral en la que se abaten durante varios días los invitados a una velada aristocrática por su incapacidad, sin causa racional alguna, de abandonar un salón con las puertas abiertas (un claustrofóbico escenario surrealista y sujeto a múltiples lecturas que el cineasta redelinearía con éxito diez años después en EL DISCRETO ENCANTO DE LA BURGUESÍA) daba lugar a una corrosiva, feroz e inquietante alegoría sobre la naturaleza humana, presta a revelar ese punto de indolencia, egoísmo y retraimiento que marca sus relaciones sociales. Meritorias actuaciones y gran fotografía de Gabriel Figueroa.

Otras películas cuya acción transcurre en su totalidad (o casi) dentro de un SALÓN

La soga – Alfred Hitchcock (1948)
El infierno del odio – Akira Kurosawa (1963)
Un dios salvaje – Roman Polanski (2011)

AZTECA (¡Qué viva México!)

Relativo al pueblo indígena que dominó el centro y el sur de México hasta ser vencido por los españoles en el s. XVI. (…) Su punto de origen parece situarse muy al N, desde donde emigraron hasta la meseta mexicana. Fundaron Colhuacán que, durante tres siglos, dominó toda la meseta. Hacia 1300, Texcoco tomó la supremacía política. En el s. XV la hegemonía pasó a Alzcapotzalco y poco después a Tecnochitlán, fundada en tierras pantanosas de la laguna de México. Con el gobierno de Ixcoatl se consiguió el dominio de todo el valle, llegándose al golfo de México con Moctezuma I. Axayácatl consiguió someter a la rival ciudad de Tlaltelolco y bajo su reinado se esculpió el famoso ‘Calendario azteca‘. Gobernando Moctezuma II se produjo la llegada de los españoles en 1521. En este momento la ciudad contaba cerca de un millón de habitantes. La base de la economía era la agricultura, completada por la pesca y el botín. El gobierno estaba monopolizado por la casta dirigente, una rígida elite teocrático-militar. http://es.thefreedictionary.com/azteca

“Cuando era niño, y conocí el estadio Azteca, me quedé duro, me aplastó ver al gigante; de grande me volvió a pasar lo mismo, pero ya estaba duro mucho antes”
Andrés Calamaro (1961-) Cantante, músico, compositor y productor discográfico argentino

¡QUÉ VIVA MÉXICO! (¡Qué Viva México!) – 1932

viva

Director Sergei M. Eisenstein y Grigori Aleksandrov
Guión Grigori Aleksandrov
Fotografía Gabriel Figueroa y Eduard Tisse
Música Juan Aguilar y Francisco Comacho Vega
Producción The Mexican Picture Trust/Principal Pictures/Sinclair & Assoc.
Nacionalidad México/ Estados Unidos
Duración 84m. B/N
Reparto Félix Balderas, Martín Hernández, David Liceaga, Isabel Villaseñor, Julio Saldivar, Arcady Boytler, Rául de Anda, Lupita Gallardo.

“El tiempo del prólogo está en la eternidad. Podría ser hoy. Pudo haber sido hace veinte años. Pudo ser hace mil años. Porque los habitantes de Yucatán, tierra de ruinas y de enormes pirámides, conservan todavía, en su rostro y en sus formas, las características de sus antepasados”

Abatido al ver cómo la Paramount desestimaba de forma sistemática todos sus proyectos y las autoridades estadounidenses denegaban prorrogar su permiso de residencia, Eisenstein aceptó la propuesta de Upton Sinclair de rodar en tierras mexicanas un colosal fresco histórico/didáctico en torno a preponderantes episodios de la civilización azteca: como el triunfo del cristianismo sobre las raíces paganas, las acometidas revolucionarias, la explotación latifundista, etc. Tras filmar tres cuartas partes del metraje previsto, el realizador soviético observó atónito como la empresa quedaba definitivamente truncada y su excelso material plástico era montado y explotado en EEUU sin su aprobación, pues a él aún se le prohibía la entrada en el país. Lo que se intuía como la obra más magnánima de su autor quedó finalmente cercenada en una docena de discutibles documentales (TORMENTA SOBRE MÉXICO, DEATH DAY, TIME IN THE SUN…) hasta que en 1979 Grigori Aleksandrov sintetizó sus augustas imágenes en una digna reconstrucción, estructurada en cuatro episodios (Sandunga, Fiesta, Maguey y Soldadera) y un epílogo (Día de muertos).

Otras películas sobre la civilización AZTECA

Retorno a Aztlán – Juan Mora Catlett (1991)
La otra conquista – Salvador Carrasco (1998)
Hijos del viento (Entre la luz y las tinieblas) – José Miguel Juárez (2000)

FECHORÍA (Los olvidados)

1. Acción contra la moral, la ley o la razón.
2. Acción mala de escasa importancia, en especial la llevada a cabo por por niños.
https://es.wiktionary.org/wiki/fechor%C3%ADa

“La sociedad humana está tan mal por las fechorías de los malos, como por el silencio cómplice de los buenos”
Facundo Cabral (1937-2011) Cantautor, poeta, escritor y filósofo argentino

LOS OLVIDADOS (Los olvidados) – 1950

olvidados2

Director Luis Buñuel
Guión Luis Buñuel y Luis Alcoriza
Fotografía Gabriel Figueroa
Música Rodolfo Halffter y Gustavo Pittaluga
Producción Ultramar Films
Nacionalidad México
Duración 85m. B/N
Reparto Alfonso Mejía, Estela Inda, Miguel Inclán, Roberto Cobo, Francisco Jambrina, Jesús Navarro, Alma Delia Fuentes, Sergio Villarreal.

“Hoy todos ustedes andan en malas compañías. ¡Qué diferencia del tiempo de antes! El que alzaba la voz a un mayor era como contra sus propios padres”

Rabiosa y severa crónica social en torno a la mendicidad, la delincuencia y el atroz instinto de supervivencia existente en un amplio sentido de la población juvenil de Ciudad de México, atribuible a toda urbe del mundo según la dudosa reseña inicial embutida por el productor Oscar Dancingers para aplacar la reprobación de las autoridades del país, que bien puede ser considerada como la primera de las distintas obras maestras que Buñuel facturó durante su exilio mexicano. En ella no se limitó a denunciar con implacable realismo nihilista las fechorías de un desamparado colectivo adolescente sino que además consiguió, no sólo aplicar con absoluto talento y coherencia sus arraigados principios surrealistas, sino también explotar su perturbador, elíptico y fetichista tratamiento del erotismo, en esta ocasión intensificado al abordar asuntos de orden licencioso como la pederastia. El éxito del film tuvo un efecto “bisagra” en la carrera del cineasta aragonés, asentando definitivamente su prestigio y otorgándole mucho mayor crédito y libertad a la hora de abordar sus siguientes trabajos.

Otras películas sobre FECHORÍAS juveniles

En cualquier lugar de Europa – Géza von Radványi (1948)
Érase una vez en América – Sergio Leone (1984)
Kids – Larry Clark (1995)