Drama policíaco

PESADUMBRE (Hana-Bi: Flores de fuego)

Sensación de dolor, tristeza o sufrimiento que puede ser causada por diferentes elementos o situaciones. La pesadumbre hace que una persona actúe de manera pausada, triste y normalmente sin demasiadas expresiones (es decir, ni de ira ni de alegría) ya que es una forma de demostrar la tristeza calmadamente. http://www.definicionabc.com/general/pesadumbre.php

“La pesadumbre es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo”
Voltaire (1694-1778) Escritor, historiador, filósofo y abogado francés

HANA-BI: FLORES DE FUEGO (Hana-Bi) – 1997

Director Takeshi Kitano
Guión Takeshi Kitano
Fotografía Hideo Yamamoto
Música Joe Hisaishi
Producción Bandai Visual Company/Office Kitano/TV Tokyo/Tokyo FM Broadcasting Co.
Nacionalidad Japón
Duración 103m. Color
Reparto Takeshi Kitano, Kayoko Kishimoto, Ren Osugi, Tesu Watanabe, Susumu Terajima, Taro Itsumi, Makoto Ashikawa, Kenishi Yajima.

“Aunque se trate de la familia, la gente solo piensa en sí misma”

Resulta inverosímil que un recorrido profesional tan prolífico y hetereogéneo (showman televisivo, poeta, columnista, pintor…) permita compaginar además una creativa y seductora carrera como actor, guionista y realizador. Este es el inaudito caso de Kitano, así como este contemplativo drama policíaco despunta como el ejemplo más preclaro de su singular dialéctica entre hiperviolencia lacónica y fulgor poético; un desesperado viaje crepuscular que musita con ternura y austeridad melvilliana sobre la pasmosa capacidad humana para afrontar el dolor sin mesura. El cambio que experimenta la vida de un apesadumbrado y taciturno agente al compatibilizar la parálisis de un íntimo compañero y la leucemia terminal de su esposa, poco después de perder a su hija, está expuesto mediante un hermoso impulso romántico, un delicado soporte cómico y una armonía narrativa tan serena como hipnótica, compuesta de elípticas y discontinuas imágenes, largos silencios e imponentes tiempos muertos. La suculenta receta queda definitivamente sazonada con una privilegiada música de Hisaishi y unos candorosos dibujos, obra, cómo no, del inagotable artista japonés.

Otras películas con protagonistas abatidos por la PESADUMBRE

El último – F.W. Murnau (1924)
Falso culpable – Alfred Hitchcock (1956)
El sur – Víctor Erice (1983)

GERMEN (Historia de un crimen)

Primer estadio de un proceso, en el que se forma o crea algo. (K Dictionaries Ltd.)

“Yo había comprendido hace muchos años que no hay cosa en el mundo que no sea germen de un Infierno posible; un rostro, una palabra, una brújula, un aviso de cigarrillos, podrían enloquecer a una persona, si ésta no lograra olvidarlos”
Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino

HISTORIA DE UN CRIMEN (Histoire d’un crime) – 1901

crime2

Director Ferdinand Zecca
Guión Ferdinand Zecca
Fotografía Ferdinand Zecca
Producción Pathé Frères
Nacionalidad Francia
Duración 5m. B/N
Reparto Ferdinand Zecca, Jean Liezer y otros intérpretes anónimos.

Atrayente reproducción en imágenes de un proceso criminal acontecido en 1889, derivada de la escenificación en cera que del mismo se mostraba en el subsuelo del Museo Grévin, que quizás constituya el título más significativo tanto de su actor/realizador como de la corriente naturalista que dominaba las artes visuales francesas de la época, siendo incluso acuñada por la propia Pathé como el primer drama criminal o policíaco de la historia del cine. Por medio de seis cuadros enlazados de forma sistemática, un método a todas luces primitivo pero que presagiaba ya lo que hoy en día entendemos por guión, se representaba el asesinato de un banquero a manos de un deudor, la detención del homicida, el juicio, un turbador sueño en la cárcel en el que el incriminado rememora su infancia (sin duda el instante más sublime y original del film), la llegada del verdugo y la ejecución final, cuyo estremecedor realismo fue cercenado por la censura. Tal obstáculo no fue óbice para que obtuviera un rotundo éxito y recuperara sobradamente su coste aproximado de tres mil francos.

Otras películas que constituyen el germen de un género cinematográfico

El regador regado – Louis Lumière (1896) / Comedia
Viaje a la luna – Georges Méliès (1902) / Ciencia-ficción
Asalto y robo de un tren – Edwin S. Porter (1903) / Western

CAJA (El beso mortal)

Recipiente que, cubierto con una tapa suelta o unida a la parte principal, sirve para guardar o transportar en él algo. (RAE)

“No me retiraré mientras siga manteniendo mis piernas y mi caja de maquillaje”
Bette Davis (1908-1989) Actriz estadounidense

EL BESO MORTAL (Kiss me, deadly) – 1955

beso

Director Robert Aldrich
Guión A.I. Bezzerides
Fotografía Ernest Laszlo
Música Frank De Val
Producción Parklane Pictures
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 104m. B/N
Reparto Ralph Meeker, Cloris Leachman, Albert Dekker, Paul Stewart, Maxine Cooper, Gaby Rodgers, Wesley Addy, Nick Dennis, Jack Elam.

“Primero encuentras un hilo. Ese hilo te lleva a un cordón, ese cordón te lleva a una soga… Y con esa soga te cuelgan del cuello”

Uno de los ejercicios más cáusticos, vehementes e indescifrables que nos ha deparado la fértil cantera del cine negro lo encontramos en este áspero y paroxístico thriller antinuclear, basado en una novela homónima de Mickey Spillane, que basculaba su feroz y enrevesada intriga en torno a la imparable oleada de crímenes que comporta la persecución de una preciada caja de misterioso contenido. A través de un ritmo narrativo endiabladamente impetuoso, un perturbador sentido de la violencia y un tratamiento estético casi wellesiano, con encuadres angulados y efectos de montaje sobrecogedores, Aldrich compuso un desencantado retrato de la amoral, deshumanizada y desorbitadamente materialista sociedad estadounidense para constatar la impotencia del individuo frente a la corrupción dimanante del poder establecido, y, de este modo, arremeter de forma solapada contra el entonces vigente maccarthysmo. Ralph Meeker encarnó con sarcástico talante al disoluto y antipático detective privado Mike Hammer, rubricando de esa guisa la actuación más distinguida de toda su carrera.

Otras películas en cuyo argumento hallamos una CAJA misteriosa

Eloísa está debajo de un almendro – Rafael Gil (1943)
Mulholland Drive – David Lynch (2001)
Trash – Alejo Rébora (2010)

SACRISTÁN (Yo confieso)

Persona (laica o religiosa) que asiste al sacerdote en las labores de cuidado y limpieza de la iglesia, la sacristía y de los objetos sagrados que contienen. Es además el encargado de preparar todo lo necesario para la celebración de la misa. https://es.wikipedia.org/wiki/Sacrist%C3%A1n

“La beata que no ha tenido amores con sacristán no sabe lo que es canela, anís, chocolate con flan” (canción El sacristán)
Violeta Parra (1967-) Cantautora, pintora, escultora, bordadora y ceramista chilena

YO CONFIESO (I confess) – 1953

confess

Director Alfred Hitchcock
Guión George Tabori y William Archibald
Fotografía Robert Burks
Música Dimitri Tiomkin
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 93m. B/N
Reparto Montgomery Clift, Anne Baxter, Karl Malden, Brian Aherne, O.E. Hasse, Roger Dann, Dolly Haas, Charles André, Judson Pratt.

“No se piensa en las otras personas. Sólo se piensa en uno mismo… y en quien amamos”

Una modesta pieza teatral de Paul Anthelme titulada Nous deux consciences inspiró este fascinante ejercicio de suspense, incluido habitualmente entre las obras menos reconocidas de su realizador, quien, por cierto, nunca se sintió demasiado satisfecho con ella, entre otras razones por carecer del sentido de la ironía con el que habitualmente acostumbraba a aderezar sus películas. De todos modos, Hitchcock enriqueció por medio de connotaciones morales y religiosas su obsesión por el tema de la transferencia de culpabilidad al tratar con tremendo dramatismo el dilema interior que fustiga a un sacerdote de Québec, cuyo deber profesional le impide delatar al sacristán de su parroquia como asesino de un crimen admitido en secreto de confesión a pesar de que las sospechas sobre el mismo empiezan a recaer sobre su propia persona. Si bien el maestro del suspense no estuvo en principio de acuerdo con la designación de la pareja protagonista, éstos ofrecieron una labor inestimable; sobre todo Monty Clift, quien supo plasmar con absoluto empaque el sentido de la dignidad y rectitud de su personaje.

Otras películas donde entre sus protagonistas aparece un SACRISTÁN

El milagro del sacristán – José María Elorrieta (1954)
Los comulgantes – Ingmar Bergman (1963)
El crimen del padre Amaro – Carlos Carrera (2002)

ENTORNO (1280 almas)

Aquel lugar donde los individuos se desarrollan en determinadas condiciones de vida, trabajo, nivel de ingresos, nivel educativo y está determinado o relacionado a los grupos a los que pertenece.1 El entorno social de un individuo, también es llamado contexto social o ambiente social, es la cultura en la que el individuo fue educado y vive, y abarca a las personas e instituciones con las que el individuo interactúa en forma regular. https://es.wikipedia.org/wiki/Entorno_social

“El hombre que no tiene vida interior es esclavo de su entorno”
Henri-Frédéric Amiel (1821-1881) Filósofo, moralista y escritor suizo

1280 ALMAS (Coup de torchon) – 1981

coup

Director Bertrand Tavernier
Guión Bertrand Tavernier y Jean Aurenche
Fotografía Pierre-William Glenn
Música Philippe Sarde
Producción Films A2/Les Films de la Tour/Little Bear
Nacionalidad Francia
Duración 128m. Color
Reparto Philippe Noiret, Isabelle Huppert, Jean-Pierre Marielle, Eddy Mitchell, Guy Marchant, Stéphane Audran, Jean Champion, Irène Skobline.

“He lidiado con tipos peores que esos chulos. ¿Y dónde pensáis que están ahora? ¿En la cárcel? Cuando entiendas que un ataúd le cuesta menos al Estado que un hombre en una celda, habrás dado un gran paso”

En una de las actuaciones más recordadas de su formidable carrera, Philippe Noiret encarnaba a un timorato y en apariencia bobalicón agente de policía, que, en vistas de la inaguantable humillación a la que está siendo sometido por todos los que le rodean, opta por acometer una operación catártica de un resultado tan descarnado como liberador. Chocante trasposición de la novela negra Pop. 1280 de Jim Thompson al contexto del África colonial francesa de 1938, concretamente a la aldea senegalesa de Bourkassa-Oubangui, en el que el vil resentimiento y la escasez de escrúpulos que caracterizan las estrambóticas relaciones entre sus distintas criaturas contrastaba enormemente con el tono sarcástico, distanciador y congruentemente realista de su realización. Exenta de toda coartada moral y especialmente interesada en la psicología de sus personajes, esta parábola sobre la severa e implacable influencia del entorno en el comportamiento humano gozaba con el privilegio de confrontar a dos espléndidas actrices galas de distintas generaciones: Stéphane Audran, en el papel de la egoísta esposa del protagonista, e Isabelle Huppert, en la piel de su sensual amante.

Otras películas donde el protagonista está severamente marcado por la hostilidad de su ENTORNO SOCIAL

El hombre del brazo de oro – Otto Preminger (1955)
El quimérico inquilino – Roman Polanski (1976)
La caza – Thomas Vinterberg (2012)