Drama intimista

INCOMUNICACIÓN (Como un espejo)

Falta de relación, trato o comunicación con otra persona. (google.es)

“Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal”
José Saramago (1922-2010) Escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués

COMO UN ESPEJO (Sasom i en spegel) – 1961

Director Ingmar Bergman
Guión Ingmar Bergman
Fotografía Sven Nykvist
Música Erik Nordgren
Producción Svensk Filmindustri
Nacionalidad Suecia
Duración 89m. B/N
Reparto Harriet Andersson, Gunnar Björnstrand, Max Von Sydow, Lars Passgard.
* Johann Sebastian Bach – Sarabande from Cello Suite No.2 in D minor

“No sé si el amor es prueba de la existencia de Dios o si el amor es Dios mismo (…) Ese pensamiento me ayuda en mi vacío y desesperación (…) De repente, el vacío se convierte en abundancia, la desesperanza en vida. Es como el indulto de una pena de muerte”

Una de las obras más angustiosas y trascendentales del repertorio bergmaniano, que inauguraba una presunta trilogía existencialista, completada con LOS COMULGANTES (1962), y EL SILENCIO (1963), acerca del desasosiego vital, la soledad y la insuficiencia comunicativa, así como de una obsesiva instigación hacia el hermético amor divino. Enmarcada en la desabrigada y turbadora isla báltica de Faro, lugar donde el cineasta sueco acabaría por recluirse de manera definitiva, moldeaba con riguroso ascetismo las sofocantes relaciones que una muchacha aquejada de esquizofrenia y poseída por un esotérico fervor místico sostenía en un período vacacional de veinticuatro horas con tres familiares: su padre, un derrotado escritor; su marido, un médico bastante desorientado, y su hermano adolescente, alterado ante su embrionario paladar erótico. Con esta película, Bergman asentaría su depurada abstracción expresiva en un radicalismo conceptual destinado a exorcizar sus demonios personales, fundamentalmente religiosos y sexuales, por medio de un inmanente hálito de fatalidad y abatimiento.

Otras películas que abordan el problema de INCOMUNICACIÓN

Te querré siempre – Roberto Rossellini (1953)
El desierto rojo – Michelangelo Antonioni (1964)
El cielo sobre Berlín – Wim Wenders (1987)

ACADEMICISMO (Julia)

En Arte, se habla de una obra u obras académicas cuando en estas se observan unas normas consideradas «clásicas» establecidas, generalmente, por una Academia de Artes. Las obras académicas suelen hacer gala de una gran calidad técnica. (Wikipedia)

“El delirio de la movida pone patas arriba el envarado academicismo de los cineastas franquistas y encuentra su estandarte en Pedro Almodóvar (Matador, 1986)”
André Z. Labarrère (1936-) Escritor, profesor universitario y crítico de cine español

JULIA (Julia) – 1977

Director Fred Zinnemann
Guión Alvin Sargent
Fotografía Douglas Slocombe
Música Georges Delerue
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 118m. Color
Reparto Jane Fonda, Vanessa Redgrave, Jason Robards, Maximilian Schell, Hal Halbrook, Dora Doll, Rosemary Murphy, John Glover. Meryl Streep.

“¿Sigues tan irritable como acostumbrabas? (…) Me gustan tus enfados (…) No permitas que nadie los reprima”

Elegante adaptación de un relato autobiográfico y absolutamente intimista de Lillian Hellman, titulado originalmente Pentimento, que rememoraba la profunda relación de amistad, tolerancia y compromiso que mantuvo la susodicha escritora estadounidense de ideología progresista con una pertinaz activista antinazi de clase pudiente escocesa en el convulso marco político de los años treinta. El refinado academicismo y la contención expositiva de Fred Zinnemann, así como su marcado interés por el detallismo psicológico, resultaron factores más que propicios para adecuar con precisión la esencia melodramática de esta historia de concienciación política y afecto ratificado hasta la extenuación, envuelta en un halo de hiriente melancolía y sensibilidad. A destacar la refinada y extremadamente sensitiva partitura de Georges Delerue, así como una nómina de actores extraordinaria, encabezada por unas magníficas Fonda y Redgrave, un ajustado Jason Robards en la piel del célebre literato y compañero de la protagonista Dashiell Hammett y, que, además, incluía el debut de una joven y prometedora actriz dramática llamada Meryl Streep.

Otras películas caracterizadas por el ACADEMICISMO de su tono expositivo

Enrique V – Laurence Olivier (1944)
Un espíritu burlón – David Lean (1945)
El jardín de los Finzi Contini – Vittorio De Sica (1971)

EPÍLOGO (Tres colores: Rojo)

1. Parte final de un discurso o de una obra literaria en la que se ofrece un resumen general de su contenido.
2. Parte final de ciertas obras literarias o dramáticas en la que se da el desenlace de alguna acción no concluida o se refiere un suceso que guarda relación con la acción principal o es consecuencia de ella.
(google.es)

“Cada futuro tiene trozos que son pedazos de pasado, ritos que hablan mi lenguaje. Y allí me entiendo, allí me ignoro, allí soy prólogo y epílogo” (poema Preámbulo)
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo

TRES COLORES: ROJO (Trois coleurs: Rouge) – 1994

Director Krzysztof Kieslowski
Guión Krzysztof Kieslowski Y Krzysztof Piesiewicz
Fotografía Piotr Sobocinski
Música Zbigniew Preisner
Producción France 3 Cinéma/MK2 Productions/Canal+/CAB Productions/TSR/Zespol Filmowy “Tor”
Nacionalidad Francia/ Polonia/ Suiza
Duración 99m. Color
Reparto Irène Jacob, Jean-Louis Trintignant, Frederique Feder, Marion Stalens, Teco Celio, Jean-Pierre Lorit, Samuel Lebihan, Roland Carey.

“Tengo la impresión de que a mi alrededor está pasando algo importante, y eso me asusta”

Kieslowski concluyó su trilogía cromática dedicada e inspirada en los valores de la bandera francesa y, al mismo tiempo, puso punto y final a su itinerario cinematográfico (fallecería en 1996 a causa de un paro cardíaco) con este profundo razonamiento sobre el silencio de la culpabilidad, las desconcertantes inferencias del caprichoso azar y los frágiles límites que separan el amor de la traición. Inspirándose en el poema Love at first sight de Wislawa Szymborska, expuso con su habitual solemnidad e impavidez narrativa y una potencia visual de sobrecogedora fisicidad la afectuosa y purificadora relación que entabla una joven modelo (ofuscadoramente sensual Irène Jacob) con un juez maduro y atormentado (virtuoso Trintignant). El perfeccionista cineasta polaco extrajo profundas emociones de detalles aparentemente insignificantes y se recreó en persistentes guiños vinculados con los otros dos colores hasta rematar la función con un epílogo revestido de cameos tan amanerado como emocionante y metafórico. A pesar de obtener un éxito inferior a las anteriores entregas, constituye el fragmento más lúcido y perturbador del extraordinario tríptico.

Otras películas rematadas con un evocado EPÍLOGO

Fellini, ocho y medio – Federico Fellini (1963)
La lista de Schindler – Steven Spielberg (1993)
Desmontando a Harry – Woody Allen (1997)

TEATRO (Noche de estreno)

Género literario constituido por obras, generalmente dialogadas, destinadas a ser representadas ante un público en un escenario. (google.es)

“El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma”
Arthur Miller (1915-2005) Dramaturgo y guionista estadounidense

NOCHE DE ESTRENO (Opening night) – 1977

Director John Cassavetes
Guión John Cassavetes
Fotografía Al Ruban
Música Bo Harwood
Producción Dark Factory Entertainment
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 139m. Color
Reparto Gena Rowlands, Ben Gazzara, John Cassavetes, Joan Blondell, Zohra Lampert, John Tuell, Paul Stewart, Laura Johnson.

“Todo el mundo quiere ser amado. A los diecisiete años podía hacer cualquier cosa. Era tan fácil… Mis emociones estaban tan a flor de piel. Cada vez me cuesta más y más estar en contacto con mis sentimientos”

El controvertido John Cassavetes empleó dos años en configurar un guión que incidía en la crisis afectiva y el declive autodesctructivo, asuntos reiterativamente esenciales en su filmografía, y, cómo no, él mismo se ocupó en transformarlo en un melodrama conciso, maduro y visceral que examinaba el universo teatral neoyorquino con minuciosidad analítica y un realismo tan penetrante como desgarrador. Su musa y esposa, Gena Rowlands, estuvo absolutamente deslumbrante en su caracterización de una curtida y afamada actriz de Broadway, que, tras presenciar un accidente que acaba con la vida de una de sus admiradoras, entra en una profunda y agobiante crisis que afectará no sólo a su intimidad sino también a su exitosa carrera profesional. Temas tan complejos como el alcoholismo, la soledad o el envejecimiento fueron abordados en este impecable retrato femenino en el que, por encima de todo, se perciben dos marcas propias del cine de su autor, como son su aguzado tratamiento psicológico y su frugal, perturbadora y, en ocasiones, exasperante estructura narrativa.

Otras películas ambientadas en el mundo del TEATRO

Ser o no ser – Ernst Lubitsch (1942)
Eva al desnudo – Joseph L. Mankiewicz (1950)
El viaje a ninguna parte – Fernando Fernán Gómez (1986)

APENDICITIS (Nunca pasa nada)

Inflamación del apéndice, el cual se ubica en el ciego (la porción donde comienza el intestino grueso). Normalmente los casos de apendicitis requieren de un procedimiento quirúrgico llamado apendicectomía, que consiste en la extirpación del apéndice inflamado. (Wikipedia)

“El nacionalismo es una inflamación de la nación igual que la apendicitis es una inflamación del apéndice”
Fernando Savater (1947-) Filósofo, activista y escritor español

NUNCA PASA NADA (Nunca pasa nada) – 1963

Director Juan Antonio Bardem
Guión Juan Antonio Bardem, Alfonso Sastre y Henry-François Rey
Fotografía Juan Julio Baena
Música Georges Delerue
Producción Cesáreo González P.C./Les Films Marceau/
Nacionalidad España/ Francia
Duración 88m. B/N
Reparto Antonio Casas, Corinne Marchand, Julia Gutiérrez Caba, Jean-Pierre Cassel, Maria Luisa Ponte, Ana María Ventura, Matilde Muñoz Sampedro.

“No se puede imaginar, hablan maravillas de la operación. No es de extrañar, tratándose de Don Enrique, pero ¿qué profesión verdad? Tener que estar siempre ahí pendiente de quien le llame, aunque sea el diablo. Claro que cada profesión tiene lo suyo… Ahora, si yo por esas cosas de la vida hubiera tenido que ser mujer de médico, no me dejaría dormir”

En una de sus películas más redondas, Bardem aglutinó en un conmovedor argumento dos de las constantes temáticas que integraron el grueso de su desigual filmografía: por un lado, retomaba el ambulante universo de las modestas compañías teatrales y, por otro, insistía en escrutar el día a día de la capital de provincias, haciendo especial hincapié en su retrógrado estatismo, sus prejuicios sociales y su egoísta e hipócrita mojigatería. Así pues, la convulsión que provoca la presencia de una hermosa vedette francesa tras ser operada de apendicitis entre la tediosa e insatisfecha vecindad de una pequeña población castellana, y, muy especialmente, la crisis que destapa en la vida matrimonial del médico que la atiende, fueron expuestas con una profunda emotividad y un ponderable clasicismo, sublimado por la magnífica labor de sus intérpretes. Sin embargo, su manifiesta analogía con CALLE MAYOR, determinó una fría acogida por parte de crítica y público, quienes la recibieron como una obra anticuada y excesivamente conservadora.

Otras películas donde se dan casos de APENDICITIS

Le diable souffle – Edmond T. Gréville (1947)
La aventura más milagrosa jamás contada – Jim Kouf (1986)
Los insólitos peces gato – Claudia Sainte-Luce (2013)