Claudia Cardinale

RESCATE (Los profesionales)

1. Acción y resultado de rescatar a una persona o cosa.
2. Precio que se pide o se paga para rescatar a una persona. (Larousse Editorial)

“El corazón, mientras late, sueña con amanecer abrazado a una mujer que lo bese y lo rescate y, aunque pierda la fe, nunca da por perdido el combate” (canción Sin pena ni gloria)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

LOS PROFESIONALES (The professionals) – 1966

Director Richard Brooks
Guion Richard Brooks
Fotografía Conrad Hall
Música Maurice Jarre
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. Color
Reparto Burt Lancaster, Lee Marvin, Claudia Cardinale, Robert Ryan, Jack Palance, Ralph Bellamy, Woody Strode, Joe De Santis, Rafael Bertrand.

“Nos quedamos porque nos enamoramos, huimos porque nos desencantamos, regresamos porque nos sentimos solos, morimos porque es inevitable”

A propósito del peligroso cometido de rescatar a su atractiva esposa que un potentado terrateniente texano encomienda a cuatro curtidos y desencantados mercenarios en plena revolución mexicana, según la modesta novela de Frank O’Rourke A mule for the marquesa, Richard Brooks realizó esta amarga y furibunda reflexión desmitificadora en torno a la intrínseca épica del western, a menudo dilucidada como una solapada metáfora acerca de la intervención estadounidense en la guerra de Vietnam. Provista de una poética crepuscular de notoria influencia peckinpahiana, diseminaba entre grandes escenas de acción nostálgicos raciocinios en torno a los viejos ideales, la lealtad, la camaradería o el eterno enfrentamiento de clases a través de unos diálogos portentosos, exudados de nostalgia, pesadumbre y romanticismo, al tiempo que extraía el máximo potencial de un reparto estelar, embellecido por el fulgor erótico de una Claudia Cardinale capaz de “convertir a los niños en hombres y a los hombres en niños”, tal y como apostillaba el sudoroso estratega encarnado por Lee Marvin en una de las múltiples grandes frases de la película.

Otras películas cuyo grueso argumental gira alrededor de un RESCATE

Centauros del desierto – John Ford (1956)
Rapto – Alex Segal (1956)
Salvar al soldado Ryan – Steven Spielberg (1998)

POTAJE (Rufufú)

Plato a base de verduras y legumbres (por lo general garbanzos, pero también de judías o lentejas), consistente en legumbres cocidas a las que se le añade un sofrito y queda con caldo, pero no llega a ser una sopa. En el sofrito se suele usar cebolla, ajo, tomate y pimiento, a los que puede anadírseles otros ingredientes (huevo duro, espinacas, tomate, chorizo, etc.). Además del ajo, se suelen usar otras especias, como pimentón, pimienta, comino, orégano o clavo. Puede llevar algo de carne, hueso, tocino o chorizo, para darle más sabor al caldo, o bien chirlas y bacalao. (Wikipedia)

“Dios también es el blanco silencio de la nieve y el fondo del lago Constanza donde duerme la doncella que enamoró al anciano Carlomagno. Dios es el violonchelo de Rostropovich y el espíritu de los metales que en el crisol fundían los alquimistas; también equivale a la sustancia de un potaje bien trabado y al mismo tiempo palpita en cada duna del desierto de Libia, y está en el belfo espumoso de todos los caballos de carreras y en ciertos versos de Dante” (artículo Creación)
Manuel Vicent (1936-) Escritor y periodista español

RUFUFÚ (I soliti ignoti) – 1958

Director Mario Monicelli
Guion Mario Monicelli, Age, Furio Scarpelli y Suso Cecchi D’Amico
Fotografía Gianni Di Venanzo
Música Piero Umiliani
Producción Lux/Vides
Nacionalidad Italia
Duración 101m. B/N
Reparto Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni, Totó, Claudia Cardinale, Renato Salvatori, Carla Gravina, Memmo Carotenuto, Carlo Pisacane

“En Sicilia decimos mujer coqueta y bella huye siempre de ella, y en cambio a la hacendosa tómala por esposa”

Simpática e irónica ojeada al mundo del hampa de baja estofa, nacida como respuesta paródica a la apreciable RIFIFÍ (1955) de Jules Dassin, que pormenorizaba con un ejemplar sentido del ritmo narrativo la gestación y ejecución del atraco a una sucursal bancaria de cinco truhanes napolitanos de poca monta y demasiado apetito. A partir de un guión espléndidamente elaborado, Mario Monicelli brindaba un dibujo de semejantes delincuentes circunstanciales harto preciso, picaresco y cargado de humanidad, cuya adecuada percepción lúdica ejercía como veraz y amoral reflejo costumbrista de la peliaguda coyuntura socio-económica por la que atravesaba la Italia del momento. La audaz tentativa de conciliar los motivos neorrealistas con la tradición del teatro popular se saldó con un encomiable beneplácito popular, naturalmente influido por la conjunción de una camarilla de actores estupendos, encabezada por un Vittorio Gassman que relegaba así su imagen profesional de galán engreído y bribón para explotar su encubierta vena cómica, y una bellísima Claudia Cardinale de tan solo diecinueve años.

Otras películas donde se degusta algún tipo de POTAJE

Tampopo – Jūzō Itami (1985)
El festín de Babette – Gabriel Axel (1987)
Cuscús – Abdellatif Kechiche (2007)

CAMISÓN (Sandra)

Prenda de vestir, generalmente femenina, de una sola pieza, de manga larga, corta o sin mangas, que cubre el cuerpo hasta una altura variable de la pierna y se usa para dormir. (google.com)

“Pepa tiene un camisón que baila solo una danza, le hace chiquita la panza cuando aprieta el cinturón” (canción El camisón de Pepa)
Compay Segundo (1907-2003) Músico y compositor cubano

SANDRA (Vaghe stelle dell’Orsa) – 1965

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Suso Cecchi D’Amico y Enrico Medioli
Fotografía Armando Nannuzzi
Música Cesar Franck
Producción Vides
Nacionalidad Italia
Duración 95m. B/N
Reparto Claudia Cardinale, Jean Sorel, Michael Craig, Renzo Rizzi, Marie Bell, Amalia Troiani, Fred Williams, Vittorio Manfrino, Renato Moretti.
* César Franck – Prélude, choral et fugue

“Aunque tengas miedo de la soledad y del imprevisto regreso, del recuerdo, del sonido de una voz, de un color… He querido guardar todas estas sensaciones en una fábula. Pero el niño que sabía probar la pasión de un adulto se ha convertido en un adulto, incapaz de encontrar la inocencia de otro tiempo”

Apasionante drama romántico de raíces clásicas, de evidentes reminiscencias y paralelismos con tragedias griegas como La Orestíada de Esquilo, que acreditaba la imposibilidad de transigir los fantasmas del pasado con el cómplice pero enfermizo reecuentro de sino incestuoso que ahoga y estremece a dos hermanos en su Volterra natal, en plena Toscana, con motivo de un homenaje a su admirado difunto progenitor, asesinado en el campo de concentración de Auschwitz. Insistiendo en su casi sempiterno retrato a la agonizante decadencia de la burguesía italiana, Visconti moldeó con armoniosa densidad descriptiva y su habitual clarividencia para la composición y el encuadre de las imágenes este compendio de romanticismo operístico, turbador y rupturista, provisto de una majestuosa fotografía de contrastes que realzaba como pocas veces la esplendorosa belleza carnal de Claudia Cardinale. Constante y adecuada utilización de la pieza para piano Prélude, choral et fuge de César Franck para una película bautizada en su título original con el encabezamiento del poema Le ricordanze de Giacomo Leopardi,

Otras películas donde la protagonista luce su atractivo en CAMISÓN

Viridiana – Luis Buñuel (1961)
Repulsión – Roman Polanski (1965)
La mujer infiel – Claude Chabrol (1969)

TORPEZA (La pantera rosa)

Condición o característica de aquel que es torpe. El concepto alude a la falta de habilidad o de capacidad para la realización de determinadas tareas o para el desarrollo de ciertas acciones. (definicion.de)

“La torpeza es una cualidad humana, los animales nunca son torpes”
José González Moore (1974-) Escritor e poeta colombiano

LA PANTERA ROSA (The pink panther) – 1963

pink

Director Blake Edwards
Guión Blake Edwards y Maurice Richlin
Fotografía Philip H. Lathrop
Música Henry Mancini
Producción The Mirisch Corporation/United Artists/Geoffrey Productions
Nacionalidad Estados Unidos/ Gran Bretaña
Duración 113m. Color
Reparto Peter Sellers, David Niven, Claudia Cardinale, Capucine, Brenda De Banzie, Robert Wagner, Colin Gordon, John Le Mesurier.
* Henry Mancini – The Pink Panther theme

“No se puede confiar en un hombre que no quiere a los animales, ni en un animal que no quiera a los hombres”

Los sostenidos e incompetentes percances provocados por el desmañado inspector Clouseau, centrados en la búsqueda de un valioso diamante robado que pertenecía a una seductora princesa asiática, proporcionaban la base sobre la que se erigiría esta trascendental comedia policíaca que conjugaba a la perfección una disparatada parodia detectivesca a modo de “slapstick” con un elegante y sofisticado espíritu vodevilesco. La inspirada sucesión de gags que deparaba su argumento, protagonizados en su mayoría por un sublime Peter Sellers, apuntaló definitivamente la carrera del comediante británico y truncó la hasta entonces impoluta trayectoria de Blake Edwards, quien aprovechó el considerable éxito de la película para perpetrar hasta siete ramplonas e innececesarias continuaciones. Por otra parte, los divertidos títulos de crédito cobraron vida propia hasta convertirse en una famosísima serie televisiva de dibujos animados que contaría también con la música del italoamericano Henry Mancini, verdaderamente inspirado con las partituras jazzísticas de este original.

Otras películas que dejan en evidencia la TORPEZA del personaje protagonista

El cameraman – Edward Sedgwick y Buster Keaton (1928)
Mi tío – Jacques Tati (1958)
Lío en los grandes almacenes – Frank Tashlin (1963)

DIRECTOR (Fellini, ocho y medio)

Un director es el encargado de dirigir determinada actividad. (Wikipedia)
El director de cine (en algunos países también realizador) es la persona que dirige la filmación de una película, da instrucciones a los actores, decide la puesta de cámara, supervisa el decorado y el vestuario, y todas las demás funciones necesarias para llevar a buen término el rodaje. Previamente habrá intervenido en numerosas labores, principalmente la realización del guion técnico (encuadre, plano, movimientos de cámara, objetivo y angulación), como la selección o casting de los actores y de los demás profesionales, los escenarios naturales en los que se rodará la película, los decorados, o la redacción final del guión. (Wikipedia)

“Hay dos clases de directores: los que tienen en cuenta al público cuando piensan y realizan sus películas y los que prescinden de él. Para los primeros, el cine es un arte del espectáculo; para los segundos una aventura individual”
François Truffaut (1932-1984) Director, crítico y actor francés

FELLINI, OCHO Y MEDIO (Otto e mezzo) – 1963

otto8

Director Federico Fellini
Guión Federico Fellini, Ennio Flaiano, Tullio Pinelli y Brunello Rondi.
Fotografía Gianni Di Venanzo
Música Nino Rota
Producción Cineriz/Francinex
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 134m. B/N
Reparto Marcello Mastroianni, Anouk Aimee, Sandra Milo, Claudia Cardinale, Mario Pisu, Rosella Falk, Barbara Steele, Guido Alberti.

“¿Una crisis de inspiración? (…) ¿Y si fuera la caída final de un cochino farsante, sin olfato ni talento?”

La apasionante etapa onírico-fantástica de Fellini, destinada a exorcizar sus fantasmas por medio de un universo enardecido, caprichoso y perpetuamente controvertido, se inició con este egocéntrico autorretrato encubierto, que, en la actualidad, se mantiene como una de las obras más reputadas y personales de su filmografía. A través de una surrealista amalgama entre la realidad y el subconsciente psicoanalizado, perpetró una original introspección en el atolladero anímico y mental de un director de cine en plena crisis de creatividad ante un inminente rodaje, transfiguración del propio cineasta a cargo del gran Mastroianni, retratando con una fuerza emotiva avasalladora la opresiva y claustrofóbica situación en la que se encuentra inmerso para convertir sus propias sensaciones en imágenes, mientras se zambulle en un mar de recuerdos, inquietudes y anhelos. Entre sus memorables secuencias cabe evocar el antológico epílogo, en el que todos los personajes de la función bailan sobre una pasarela circense al son de la inolvidable partitura del maestro Nino Rota.

Otras películas con un DIRECTOR DE CINE como protagonista

La noche americana – François Truffaut
Ed Wood – Tim Burton (1994)
La mirada de Ulises – Theo Angelopoulos (1995)