Claudia Cardinale

TORPEZA (La pantera rosa)

Condición o característica de aquel que es torpe. El concepto alude a la falta de habilidad o de capacidad para la realización de determinadas tareas o para el desarrollo de ciertas acciones. (definicion.de)

“La torpeza es una cualidad humana, los animales nunca son torpes”
José González Moore (1974-) Escritor e poeta colombiano

LA PANTERA ROSA (The pink panther) – 1963

pink

Director Blake Edwards
Guión Blake Edwards y Maurice Richlin
Fotografía Philip H. Lathrop
Música Henry Mancini
Producción The Mirisch Corporation/United Artists/Geoffrey Productions
Nacionalidad Estados Unidos/ Gran Bretaña
Duración 113m. Color
Reparto Peter Sellers, David Niven, Claudia Cardinale, Capucine, Brenda De Banzie, Robert Wagner, Colin Gordon, John Le Mesurier.
* Henry Mancini – The Pink Panther theme

“No se puede confiar en un hombre que no quiere a los animales, ni en un animal que no quiera a los hombres”

Los sostenidos e incompetentes percances provocados por el desmañado inspector Clouseau, centrados en la búsqueda de un valioso diamante robado que pertenecía a una seductora princesa asiática, proporcionaban la base sobre la que se erigiría esta trascendental comedia policíaca que conjugaba a la perfección una disparatada parodia detectivesca a modo de “slapstick” con un elegante y sofisticado espíritu vodevilesco. La inspirada sucesión de gags que deparaba su argumento, protagonizados en su mayoría por un sublime Peter Sellers, apuntaló definitivamente la carrera del comediante británico y truncó la hasta entonces impoluta trayectoria de Blake Edwards, quien aprovechó el considerable éxito de la película para perpetrar hasta siete ramplonas e innececesarias continuaciones. Por otra parte, los divertidos títulos de crédito cobraron vida propia hasta convertirse en una famosísima serie televisiva de dibujos animados que contaría también con la música del italoamericano Henry Mancini, verdaderamente inspirado con las partituras jazzísticas de este original.

Otras películas que dejan en evidencia la TORPEZA del personaje protagonista

El cameraman – Edward Sedgwick y Buster Keaton (1928)
Mi tío – Jacques Tati (1958)
Lío en los grandes almacenes – Frank Tashlin (1963)

DIRECTOR (Fellini, ocho y medio)

Un director es el encargado de dirigir determinada actividad. (Wikipedia)
El director de cine (en algunos países también realizador) es la persona que dirige la filmación de una película, da instrucciones a los actores, decide la puesta de cámara, supervisa el decorado y el vestuario, y todas las demás funciones necesarias para llevar a buen término el rodaje. Previamente habrá intervenido en numerosas labores, principalmente la realización del guion técnico (encuadre, plano, movimientos de cámara, objetivo y angulación), como la selección o casting de los actores y de los demás profesionales, los escenarios naturales en los que se rodará la película, los decorados, o la redacción final del guión. (Wikipedia)

“Hay dos clases de directores: los que tienen en cuenta al público cuando piensan y realizan sus películas y los que prescinden de él. Para los primeros, el cine es un arte del espectáculo; para los segundos una aventura individual”
François Truffaut (1932-1984) Director, crítico y actor francés

FELLINI, OCHO Y MEDIO (Otto e mezzo) – 1963

otto8

Director Federico Fellini
Guión Federico Fellini, Ennio Flaiano, Tullio Pinelli y Brunello Rondi.
Fotografía Gianni Di Venanzo
Música Nino Rota
Producción Cineriz/Francinex
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 134m. B/N
Reparto Marcello Mastroianni, Anouk Aimee, Sandra Milo, Claudia Cardinale, Mario Pisu, Rosella Falk, Barbara Steele, Guido Alberti.

“¿Una crisis de inspiración? (…) ¿Y si fuera la caída final de un cochino farsante, sin olfato ni talento?”

La apasionante etapa onírico-fantástica de Fellini, destinada a exorcizar sus fantasmas por medio de un universo enardecido, caprichoso y perpetuamente controvertido, se inició con este egocéntrico autorretrato encubierto, que, en la actualidad, se mantiene como una de las obras más reputadas y personales de su filmografía. A través de una surrealista amalgama entre la realidad y el subconsciente psicoanalizado, perpetró una original introspección en el atolladero anímico y mental de un director de cine en plena crisis de creatividad ante un inminente rodaje, transfiguración del propio cineasta a cargo del gran Mastroianni, retratando con una fuerza emotiva avasalladora la opresiva y claustrofóbica situación en la que se encuentra inmerso para convertir sus propias sensaciones en imágenes, mientras se zambulle en un mar de recuerdos, inquietudes y anhelos. Entre sus memorables secuencias cabe evocar el antológico epílogo, en el que todos los personajes de la función bailan sobre una pasarela circense al son de la inolvidable partitura del maestro Nino Rota.

Otras películas con un DIRECTOR DE CINE como protagonista

La noche americana – François Truffaut
Ed Wood – Tim Burton (1994)
La mirada de Ulises – Theo Angelopoulos (1995)

QUIMERA (Fitzcarraldo)

Sueño o creación imaginaria que se toma como real, siendo ilusoria, vana y casi imposible de conseguir. (Larrouse Editorial)

“La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”
Simón Bolívar (1783-1830) Militar y político venezolano

FITZCARRALDO (Fitzcarraldo) – 1982

fitzcarraldo

Director Werner Herzog
Guión Werner Herzog
Fotografía Thomas Mauch
Música Popol Vuh
Producción Filmverlag der Autoren/ZDF/Wildlife Films/Werner Herzog Filmproduktion/Pro-ject Film.
Nacionalidad Alemania Federal/ Perú
Duración 158m. Color
Reparto Klaus Kinski, Claudia Cardinale, José Lewgoy, Miguel Angel Fuentes, Peter Berling, Huerequeque Bohórquez, Milton Nascimento.

“Tan cierto como que estoy aquí, algún día traeré la Gran Ópera a Iquitos. Les aplastaré, les humillaré, les restregaré mi poder, les escupiré en la cara, les dejaré en ridículo”

Manifiesto paradigma de la magnitud épica de la filmación, donde, a modo de un sobrecogedor drama de aventuras amazónicas, se desmenuzaba la titánica quimera de un magnate cauchero de origen irlandés obstinado en levantar un teatro de la ópera en plena jungla peruana. Enfrentándose tanto a las leyes de la naturaleza como a los mismísimos parámetros de la cordura, Herzog acreditó su reputación de cineasta visionario, azaroso e irascible arriesgando la integridad física de los miembros de su equipo y sosteniendo virulentas disputas con su protagonista y actor fetiche, Klaus Kinski, personaje asímismo de una marcada vehemencia e irritabilidad, a lo largo de un rodaje que se prolongó durante nueve meses y que enjugó la ruinosa cantidad de un millón de dólares. Este hermoso acercamiento a los márgenes de la paranoia y la ofuscación, de cuya traza heroica resurgen angustiosos ímpetus románticos e incluso metafísicos, fue analizado en todo su esplendor gracias a un fantástico documental de ese mismo año firmado por Les Blank, BUDEN OF DREAMS.

Otras películas sobre QUIMERAS

Moby Dick – John Huston (1956)
La quimera del oro – Charles Chaplin (1925)
La quimera de los héroes – Daniel Rosenfeld (2003)

IMPOTENCIA (El bello Antonio)

Incapacidad o falta de poder para realizar o hacer algo. En medicina la impotencia sexual se refiere a la incapacidad de una persona para realizar el acto sexual. http://es.wikipedia.org/wiki/Impotencia

“En la ciencia como en el amor, la concentración en la técnica puede conducir a la impotencia”
Peter L. Berger (1929-) Teólogo luterano y sociólogo estadounidense

EL BELLO ANTONIO (Il bell’Antonio) – 1960

bello2

Director Mauro Bolognini
Guión Mauro Bolognini, Pier Paolo Pasolini y Gino Visentini
Fotografía Armando Nannuzzi
Música Piero Piccioni
Producción Arco Film/Societè Cinématographique Lyre/Cino del Duca
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 105m. B/N
Reparto Marcello Mastroianni, Claudia Cardinale, Pierre Brasseur, Rina Morelli, Patrizia Bini, Tomas Milian, Fulvia Mammi, Guido Celano.

“En el matrimonio el acto material es tan sagrado como el espiritual”

Realizador irregular con marcada propensión hacia un meticuloso preciosismo formal, Bolognini fructificó su especialización en adaptaciones de la literatura clásica italiana gracias a la notoriedad comercial y crítica obtenida con dos retratos costumbristas y sociológicos dirigidos a principios de los sesenta en compañía de la bellísima Claudia Cardinale: esta transcripción fílmica de la novela homónima de Vitaliano Brancati y LA VIACCIA (1961), según L’eredità de Mario Pratesi, donde describía la progresiva degeneración de un joven a manos de una prostituta sin escrúpulos de Florencia. Estigmatizando su asidua estampa de seductor locuaz y arrogante, Mastroianni encarnaba aquí a un hombre ultrajado por la machista y acomodaticia escasez de moralidad provinciana al deshonrar la aureola de galán que le precedía por culpa de ser incapaz de consumar sexualmente su matrimonio con la hija del notario de Catania. El cineasta toscano acreditó un poderoso sentido de la tensión dramática y sacó jugo como nunca a su obvio regodeo por la estética de raigambre viscontiniana.

Otras películas sobre la IMPOTENCIA

La gata sobre el tejado de zinc – Richard Brooks (1958)
La hija de Ryan – David Lean (1970)
La buena estrella – Ricardo Franco (1997)

ARISTOCRACIA (El gatopardo)

Concepto político cuya acepción más inmediata se refiere a aquellas personas en cuyo nombre recae el poder político y económico de un país, transmutado por derecho hereditario. A la clase de los aristócratas se les llama también “los nobles” o “la nobleza”. (Wikipedia)

“Se puede conceder un cierto privilegio moral a la aristocracia a expensas de la burguesía, pues la primera reconoce sincera y abiertamente la desigualdad, considerándose una raza superior y privilegiada, mientras la segunda disimula su situación de favorecida”
Nikolai Berdiáyev (1874-1948) Escritor y filósofo ruso

EL GATOPARDO (Il gattopardo) – 1963

leopard

Director Luchino Visconti
Guión Luchino Visconti, Suso Cecchi d’Amico, Pasquale Festa Campanile, Massimo Franciosa y Enrico Medioli
Fotografía Giuseppe Rotunno
Música Nino Rota
Producción Titanus/S.G.C./Nouvelle Pathé
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 205m. Color
Reparto Burt Lancaster, Alain Delon, Claudia Cardinale, Paolo Stoppa, Rina Morelli, Romolo Valli, Terence Hill, Serge Reggiani, Pierre Clémenti.

“Si queremos que las cosas sigan como están, todo debe cambiar”

En medio del enjambre político bullido en la Italia garibaldiana de 1860, el príncipe Fabrizio de Salina se acoge a su apesadumbrado escepticismo crónico para condescender a la alianza matrimonial de su sobrino con la hija del alcalde de Donnafugata, perpetuando de ese modo el poder hegemónico de la agónica aristocracia siciliana frente al pujante florecimiento de la burguesía de provincias. En un imperecedero colofón a su idiosincrasia estilística e ideológica, Visconti resolvió la adaptación de la novela homónima de Giuseppe Tomasi di Lampedusa a través de una copiosa excelsitud creativa, fruto de una perfecta conjunción de factores técnicos y artísticos: del exquisito cromatismo de Rotunno a la suntuosidad de su diseño de escenografía y vestuario, de la exquisita música de Nino Rota a la belleza y compostura de sus protagonistas. Una obra colmada de momentos románticos y melancólicos, a cual más sublime, como la antológica escena del vals o el conmovedor epílogo, donde el paseo del noble (majestuoso Lancaster) simboliza una resignación de tintes mortuorios.

Otras películas encuadradas en el ámbito de la ARISTOCRACIA

Las amistades peligrosas – Stephen Frears (1988)
La edad de la inocencia – Martin Scorsese (1993)
El arca rusa – Alexander Sokurov (2002)