Drama social

PODER (La caída de los dioses)

El término poder, como sinónimo de fuerza, capacidad, energía o dominio, puede referirse a:
1. La capacidad de hacer o ser algo
2. La capacidad de ejercer un dominio hegemónico sobre uno y/o varios individuos
3. La habilidad de influir sobre uno y/o varios individuos
4. Indicar la autoridad suprema reconocida en una sociedad.
5. Facultad de mandar.
En política y sociología, el poder puede ser percibido ocasionalmente como hegemónico y autoritario, aunque el ejercicio del poder de una manera o de otra es aceptado en todas las sociedades humanas.
(Wikipedia)

“El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretenda hacerse superior a las leyes”
Marco Tulio Cicerón (106 a.C.-43 a.C.) Jurista, político, filósofo, escritor y orador romano

LA CAÍDA DE LOS DIOSES (La caduta degli Dei) – 1969

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Nicola Badalucco y Enrico Medioli
Fotografía Pasquale De Santis y Armando Nannuzzi
Música Maurice Jarre
Producción Pegaso Film/Praesidens Films/Seven Arts/Eichberg Film
Nacionalidad Italia/ Alemania/ Suiza
Reparto Dirk Bogarde, Ingrid Thulin, Helmut Berger, Charlotte Rampling, Helmut Griem, Renaud Verley, Umberto Orsini, Florinda Bolkan.

“Ves que no es muy difícil entrar en la vida de las personas. Todos los ciudadanos alemanes de hoy son potencialmente uno de nuestros informantes. El pensamiento colectivo de nuestra gente ahora está completo. ¿No crees que ese es el verdadero milagro del Tercer Reich? Si lo deseas, podríamos leer juntos el futuro de Konstantine, si es que tiene uno”

La obra de Luchino Visconti, perpetuamente emparentada con el poder constituido y el ocaso de las clases sociales, acometió una especie de ciclo introspectivo acerca de las cuestiones relativas a la historia y a la cultura germanas que cobró forma con este solemne y apelmazado drama operístico ambientado en el Berlín de 1933, libremente inspirado en la tragedia shakespeariana Macbeth, cuyo argumento prefijaba un paralelismo entre la luctuosa desmembración de una ambiciosa saga de industriales de la siderurgia y la paulatina ascensión del nazismo. Paradójicamente, este lúgubre y alegórico calvario político-familiar acabó convirtiéndose en una hermosa, poética y penetrante disertación sobre la perniciosa hambre de poder que acarrea la condición humana, representada a cargo de una heterogénea nómina de intérpretes (para la posteridad ha quedado la imagen Helmut Berger travestido a lo Marlene Dietrich) y dominada por un audaz y, en ocasiones, estrambótico barroquismo formal, donde el suntuoso vestuario de Piero Tosi y la oscura y perturbadora ambientación de Pasquale Romano lucen de forma harto ceremoniosa.

Otros dramas familiares que tratan una lucha por el PODER

El padrino – Francis Ford Coppola (1972)
Ran – Akira Kurosawa (1985)
La reina Victoria – Jean-Marc Vallée (2009)

GOBERNADOR (El político)

Funcionario administrativo, responsable de la dirección de los estados, provincias o dependencias. Estos tienen una figura de autoridad. Países federales como Estados Unidos, Argentina, México, Brasil y Venezuela tiene un gobernador a la cabeza de cada una de las entidades federativas que la conforman, pero también países conformados en un estado unitario como Uruguay, Chile, China, Colombia, Perú, y Turquía tienen gobernadores en sus provincias. De manera más amplia el Gobernador es el jefe del gobierno regional, y como tal ejerce el poder ejecutivo a nivel regional, asistido por su propio Gabinete o tren ejecutivo. (Wikipedia)

“La política es un chiste. Arnold Schwarzenegger, ‘Terminator’, es el gobernador de California. Si seguimos así, Ally McBeal llegará a la corte suprema”
Tré Cool (1972-) Baterista de la banda de punk rock Green Day

EL POLÍTICO (All the king’s men) – 1949

1949. El político

Director Robert Rossen
Guion Robert Rossen
Fotografia Burnett Guffey
Música Louis Gruenberg
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 109m. B/N
Reparto Broderick Crawford, John Ireland, Mercedes McCambridge, Shepperd Strudwick, John Derek, Joanne Dru, Anne Seymour.

“¿Por qué están tan empeñados en derrotarme? ¿Por qué esos sucios métodos para que no sea gobernador? Os diré por qué. Les da miedo la verdad. Y la verdad es ésta: intentan robar vuestro dinero. Sí, he dicho “robar”. Rechazaron el proyecto barato para la escuela. ¿Por qué? Dirán que se construirá mejor, que les interesa el bienestar público. Les interesa el bienestar, sí. Pero el suyo”

Magnífica adaptación de la novela homónima de Robert Penn Warren, ganadora del Premio Pulitzer e inspirada en la figura real del polémico gobernador de Louisiana Huey Long, que constituye una virulenta denuncia política y social para la que el paso del tiempo no ha hecho sino acrecentar su atractivo y significación. El auge y caída de un carismático líder populista, desde sus inicios en pequeños círculos hasta su paulatino desmoronamiento ideológico, fruto de una irremisible plétora de poder y despotismo megalomaníaco, afluía en un perspicaz y descarnado razonamiento sobre el hechizo de la sugestión dialéctica y el imparable ánimo corruptor del ejercicio político, sea cual sea el ámbito y la relevancia del mismo. Las numerosas dificultades que la cinta propició a los montadores por su desmedido metraje, perceptibles en la progresión dramática de la historia, no ensombrecieron la vibrante dirección de Robert Rossen, cuya carrera sería truncada por el simultáneo maccarthysmo, ni mucho menos la labor de un extraordinario reparto abanderado por un infundido Broderick Crawford.

Otras películas protagonizadas por un candidato a GOBERNADOR

Me casé con una bruja – René Clair (1942)
Un león en las calles – Raoul Walsh (1953)
El tercer hombre era mujer – Daniel Mann (1961)

AGUANTE (Danzad, danzad, malditos)

1. Capacidad para aguantar o resistir una cosa.
2. Actitud del que aguanta o soporta daños, insultos o desgracias sin quejarse ni protestar.
(Larousse Editorial)

“Mientras que el cuerpo aguante, mientras que swing arda por dentro, mientras que huir le de tanto placer. Bailara sobre sus recuerdos” (canción Mientras que el cuerpo aguante)
Miguel Rios (1944-) Cantante y compositor de rock español

DANZAD, DANZAD, MALDITOS (They shoot horses, don’t they?) – 1969

Director Sydney Pollack
Guion James Poe y Robert E. Thompson
Fotografía Philip H. Lathrop
Música Johnny Green
Producción ABC Pictures/Palomar Pictures
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 121m. Color
Reparto Michael Sarrazin, Jane Fonda, Susannah York, Bonnie Bedelia, Red Buttons, Gig Young, Bruce Dern, Al Lewis, Michael Conrad.
John Green & his Orchestra – Easy come, easy go

“No para ellos. Para ti tal vez, pero no para ellos (…) lo que quieren ahí fuera es ver un poco de miseria, quizá para sentirse ellos algo mejor. Tienen derecho a eso”

El primer largometraje importante de Sydney Pollack llegó con esta adaptación de la exitosa novela del mismo título (original) de Horace McCoy, circunscrita a una de aquellas deplorables maratones de baile con suculentos premios que tanto auge alcanzaron en la inclemente América de los años treinta. A través de una astuta fórmula narrativa con breves y delirantes flashbacks, la película entrecruzaba memorias, conductas y eventualidades de los ya de antemano perdedores individuos implicados en la claustrofóbica competición hasta moldear un amargo e incisivo retrato de la Gran Depresión y, consiguientemente, establecer una desalentadora parábola sobre la condición humana y su insondable capacidad de aguante. Explotando con auténtica perspicacia las formas tradicionales del Hollywood clásico y evidenciando una notable pericia a la hora de dirigir a un grupo de intérpretes distinguidos por su entusiasta desparpajo, el realizador de Indiana rubricó un desgarrador drama social de obvio efluvio existencialista, que, en su momento, cosechó una extraordinaria acogida por parte de la crítica.

Otras películas donde se pone a prueba la capacidad de AGUANTE del ser humano

La leyenda del indomable – Stuart Rosenberg (1967)
Cube – Vincenzo Natali (1997)
El renacido – Alejandro González Iñárritu (2015)

INTEMPERIE (Sin techo ni ley)

Destemplanza o desigualdad del tiempo atmosférico.
A la intemperie Al descubierto, al raso.
(google.com)

“Nadie puede concebir la angustia que sufrí durante el resto de la noche, que pasé, frío y mojado, a la intemperie. Más no notaba la inclemencia del tiempo. Tenía la imaginación asaltada por escenas de horror y desesperación” (novela Frankenstein)
Mary Shelley (1797-1851) Escritora, novelista, ensayista y dramaturga inglesa

SIN TECHO NI LEY (Sans toit ni loi) – 1985

techo2

Director Agnès Varda
Guión Agnès Varda
Fotografía Patrick Blossier
Música Joanna Bruzdowicz
Producción Ciné Tamaris/Films A2/Channel Four/French Ministry of Culture and Communication
Nacionalidad Francia/ Gran Bretaña
Duración 105m. Color
Reparto Sandrine Bonnaire, Setti Ramdane, Francis Balchère, Urbain Causse, Joël Fosse, Jean-Louis Perletti, Dominique Durand.
* Les Rita Mitsouko – Marcia baila

“Probando que es una inútil, ayuda al sistema que rechaza. Eso no es errar, es marchitarse”

Recobrando la esencia temática y estilística que la popularizó en los orígenes nouvellevaguianos, cuya máxima era la de moldear con un realismo eminentemente documentalista la contextura dramática idónea para auscultar las contradicciones de la naturaleza femenina, Agnès Varda escribió y dirigió esta película hermosa, frugal y consternadora, que describía sin arengas moralistas ni forzados romanticismos la última etapa del drástico itinerario liberal de una muchacha vagabunda, cuyo gélido cadáver era descubierto a las afueras de una pequeña localidad del Midi francés. El rebelde, anacrónico y arrogante divagar de este misterioso personaje a la intemperie, trufado de breves confesiones a la cámara de quienes la conocieron, actuaba como deliberada coartada para empujarnos a presenciar con escepticismo distintas máculas de una sociedad machista e insolidaria: como la paulatina degradación de las generaciones adolescentes, el ingrato quehacer diario del sector agrícola o la flagrante marginalidad del colectivo laboral inmigrante. Envolvente música y espléndida actuación de Sandrine Bonnaire.

Otras películas protagonizadas por personajes que viven a la INTEMPERIE

Vida de perro – Charles Chaplin (1918)
Los amantes del Pont-Neuf – Leos Carax (1991)
El renacido – Alejandro González Iñárritu (2015)

ALBAÑIL (La piel quemada)

El término albañil significa maestro u oficial de albañilería,​ y designa a la persona con conocimientos profesionales y experiencia que se dedica como oficio a la construcción, reforma, renovación y reparación de edificaciones en general. (Wikipedia)

“El poeta es un hombre como todos, un albañil que construye su muro: un constructor de puertas y ventanas”
Nicanor Parra (1914-) Poeta, matemático y físico chileno

LA PIEL QUEMADA (La piel quemada) – 1967

Director Josep Maria Forn
Guion Josep Maria Forn
Fotografía Ricardo Albiñana
Música Federico Martínez Tudó
Producción P.C. Teide
Nacionalidad España
Duración 106m. B/N
Reparto Antonio Iranzo, Marta May, Silvia Solar, Angel Lombarte, Luis Valero, Carlos Otero, Juan Miguel Solano, Inés Guisado.
* Salvador Escamilla – No aconseguiran

“La advierto que soy un enamorado de Cataluña. A mí que no me hable nadie mal de Cataluña. Porque es lo que yo digo, aquí me moría de hambre y allí encontré trabajo y comida. ¿De dónde es uno? Pues de donde ‘pué’ vivir”

En su mejor film como realizador, probablemente junto al valioso drama policíaco LOS CULPABLES (1962), Josep Maria Forn contraponía con fogoso aliento post-neorrealista la dolorosa ingratitud del ejercicio migratorio interno al ocioso deleite anexo al fenómeno turístico costero, alternando entre descriptivos flashbacks la generosa jornada laboral de un albañil asentado en Lloret de Mar (Girona) con el arduo viaje en tren que el resto de su familia emprende para reunirse con él desde Guadix (Granada). Protagonizada por el habitualmente secundario Antonio Iranzo, proponía un retrato veraz y turbador de la España de los sesenta, preponderando el antagonismo entre la rotunda situación de empobrecimiento, conservadurismo y explotación latifundista del campo andaluz y la bulliciosa prosperidad económica del litoral norte mediterráneo, e, incluso, incidiendo con un valiente e inusual matiz catalanista en otras tesituras sociales, como la hostil reticencia autóctona al nuevo colectivo inmigrante. Aunque en un principio la censura demandó la eliminación del poco diálogo en catalán que contenía el guión, finalmente la cinta pudo ser exhibida con el simple requisito de cambiar alguna que otra escena supuestamente erótica.

Otras películas protagonizadas por un ALBAÑIL

Los albañiles – Jorge Fons (1976)
Trabajo clandestino – Jerzy Skolimowski (1982)
Riff-Raff – Ken Loach (1991)