Drama social

PELEA (Amores perros)

Enfrentamiento mediante la fuerza física o las armas entre dos o más personas o animales con la intención de hacerse daño, matarse o imponer su voluntad. (Larousse Editorial)
Las peleas de perros son luchas entre dos (o más) perros, para el disfrute de los espectadores y con un propósito, el juego. Es un espectáculo donde los perros se muerden y desgarran literalmente la carne mientras los asistentes apuestan por alguno de los animales. Los perros acaban heridos y en ocasiones pueden llegar a perder la vida, razón por la cual las peleas de perros son ilegales en casi todos los países del mundo. (Wikipedia)

“Michael Vick puede disfrutar viendo peleas de perros. Otra persona puede encontrarlo repulsivo y no ver nada malo en comerse un animal que ha tenido una vida tan llena de dolor y sufrimiento como los perros de pelea. Es extraño que consideremos ésta como moralmente diferente y superior a la primera”
Gary L. Francione (1954) Profesor de Derecho en la Universidad Rutgers de Nueva Jersey

AMORES PERROS (Amores perros) – 2000

amores2

Director Alejandro González Iñárritu
Guión Guillermo Arriaga
Fotografía Rodrigo Prieto
Música Gustavo Santaolalla
Producción Zeta Film/Altavista Films
Nacionalidad México
Duración 150m. Color
Reparto Emilio Echevarría, Gael García Bernal, Alvaro Guerrero, Vanessa Bauche, Goya Toledo, Jorge Salinas, Marco Pérez.

“En ese momento pensé que había cosas más importantes que estar contigo y con tu madre. Quería componer el mundo para después compartirlo contigo… Te habrás dado cuenta de que fracasé”

Uno de los más razonables y concluyentes impactos de crítica y público del fin del milenio aterrizó con la modesta pero apasionante ópera prima de González Iñárritu; una moderna filigrana estilística que no tardaría en erigirse en el más legítimo e inequívoco símbolo del revivificado cine mexicano. Aprovechando un portentoso guión que se adscribía a la tarantiniana moda de encadenar historias con repartos corales y sin orden cronológico, el polifacético autor subrayaba desde varias perspectivas la escena de un sangriento accidente automovilístico para profundizar en tres episodios conexos a dicha colisión y localizados en el meollo de la corrupta, caótica e intemperante capital azteca, cuyo denominador común radicaba en la crucial y, por qué no, metafórica presencia canina. Rabiosa, apasionada y visceral, incidía con un impactante realismo y una soterrada ternura en el desasosiego, la brutalidad y el egoísmo de lo cotidiano con el fin de elaborar un profundo dictamen sobre la crueldad, la degradación y la inestabilidad de la naturaleza humana.

Otras películas donde asistimos a una PELEA DE PERROS

Caza salvaje – Peter R. Hunt (1981)
Colmillo blanco – Randal Kleiser (1991)
White God (Dios blanco) – Kornél Mundruczó (2014)

TRAGO (Días de vino y rosas)

1. Acción de pasar un líquido de la boca al estómago.
2. Porción de líquido que se ingiere de una vez.
3. Porción de una bebida alcohólica. (K Dictionaries)

“Ese es el problema con la bebida, pensé, mientras me servía un trago. Si ocurre algo malo, bebes para olvidarlo; si ocurre algo bueno, bebes para celebrarlo; y si no pasa nada, bebes para que pase algo”
Charles Bukowski (1920-1994) Escritor y poeta estadounidense

DÍAS DE VINO Y ROSAS (Days of wine and roses) – 1962

Director Blake Edwards
Guion J.P. Miller
Fotografía Philip Lathrop
Música Henry Mancini
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. B/N
Reparto Jack Lemmon, Lee Remick, Charles Bickford, Jack Klugman, Alan Hewitt, Debbie Megowan, Jack Albertson, Tom Palmer.

“En la vida del alcohólico llega un momento en que la botella es Dios. Nadie importa, nada importa, sólo otro trago”

A partir de un extraordinario guión de J. P. Miller, posteriormente novelado por el propio autor y basado en un episodio homónimo dirigido por John Frankenheimer para la serie televisiva Playhouse 90, de la CBS, Blake Edwards formalizó con apasionada sensibilidad este patético, degradante e intemporal manifiesto acerca del infierno de la autodestrucción dipsómana o, dicho de otro modo, sobre el perpetuo y doloroso cautiverio del último trago al que se enfrenta una pareja de clase media de San Francisco, excelsamente declamada por Jack Lemmon y Lee Remick. Un largometraje de modélica puesta en escena, enriquecido por una triste banda sonora de Henry Mancini, cuyo intenso desarrollo argumental transitaba de la comedia romántica al sórdido drama familiar con hondura social, loable disposición realista y una portentosa carga poética hasta organizar una áspera travesía por los vericuetos más enrevesados de la conducta humana. Por cierto, su magnífico título se inspiraba en el texto de un poema sin título del londinense Ernest Dowson.

Otras películas cuyo protagonista subsiste abocado a la urgencia del siguiente TRAGO

Días sin huella – Billy Wilder (1945)
Fuego fatuo – Louis Malle (1963)
Solas – Benito Zambrano (1999)

TESTARUDEZ (Bellísima)

Actitud de la persona testaruda. (google.com)
Se llama testaruda a la persona que defiende una posición de manera firme (…) En principio, la testarudez expresa una tendencia negativa, ya que se trata de un comportamiento inflexible o poco transigente (…) Así, el testarudo puede ser alguien que no da su brazo a torcer y por lo tanto alguien que no atiende a razones. (definicion.mx)

“Nos gusta llamar testarudez a la perseverancia ajena pero le reservamos el nombre de perseverancia a nuestra testarudez”
Jean Baptiste Alphonse Karr (1808-1890) Crítico, periodista y novelista francés

BELLÍSIMA (Bellissima) – 1951

Bellissima

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Suso Cecchi D’Amico y Francesco Rosi
Fotografía Piero Portalupi y Paul Ronald
Música Franco Mannino
Producción Società Film Bellissima
Nacionalidad Italia
Duración 103m. B/N
Reparto Anna Magnani, Walter Chiari, Tina Apicella, Gastone Renzelli, Arturo Bragaglia, Lola Braccini, Alessandro Blasetti, Tecla Scarano.

“No quiero que mi hija sea una desgraciada como yo. Quiero que sea alguien”

La etapa neorrealista de Visconti concluyó con esta perspicaz adaptación de un relato corto de Cesare Zavattini, cuya acepción denunciadora contenía una parábola moralizante sobre la dificultad de preservar la decencia y el anhelo por alzar la cabeza en una sociedad esquiva e infamante, donde sus deterioradas perspectivas e incesantes desilusiones eran supuestamente aplacadas por resquicios del sistema tan peliagudos y abusivos como la industria cinematográfica, de la que se ofrece una radiografía feroz aunque suavizada por una enérgica y desbordante ironía. En este contexto, atestado de seres grotescos, parásitos y disolutos, progresaba la testaruda e intrépida desazón de una humilde mujer romana por introducir a toda costa a su hija de corta edad en un concurso organizado para elegir a la protagonista de un film de Alessandro Blasetti, realizador que aparecía caracterizándose a sí mismo. Por supuesto, el meollo dramático de la historia radicaba, una vez más, en el vehemente e inmenso temperamento interpretativo de su esplendorosa protagonista.

Otras películas determinadas por la TESTARUDEZ del personaje protagonista

El cochecito – Marco Ferreri (1960)
Simón del desierto – Luis Buñuel (1965)
Qiu Ju, una mujer china – Zhang Yimou (1992)

MENTIRA (La caza)

Declaración realizada por alguien que sabe, cree o sospecha que es falsa en todo o en parte, esperando que los oyentes le crean, de forma que se oculte la realidad o la verdad en forma parcial o total. (Wikipedia)

“Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan”
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno

LA CAZA (Jagten) – 2012

Director Thomas Vinterberg
Guion Thomas Vinterberg, Tobias Lindholm
Fotografía Charlotte Bruus Christensen
Música Nikolaj Egelund
Producción Zentropa Entertainments/Svenska Filminstitutet
Nacionalidad Dinamarca/ Suecia
Duración 111m. Color
Reparto Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Annika Wedderkopp, Alexandra Rapaport, Anne Louise Hassing, Lars Ranthe, Lasse Fogelstrøm.

“Es común que los niños describan detalles que no existen. No sé si es su imaginación, o si la recogen uno del otro o de sus padres. Siempre se asume que los niños dicen la verdad. Y desafortunadamente, muy a menudo lo hacen…”

La capacidad de Thomas Vinterberg para perturbar, encolerizar y convocar a la reflexión desde distintos contextos familiares volvió a ponerse de manifiesto con este austero e inclemente drama social de ambiente agreste en torno a los prejuicios y las actitudes de intolerancia que denigran la naturaleza humana dentro de una sociedad actual tan concienciada e informada como predispuesta al escarnio y al linchamiento. Constatando la imposibilidad de recuperar por completo el honor maltrecho, incluso con calumnias o injurias, la película desarrollaba con extraordinaria firmeza narrativa el despiadado acoso al que es sometido un respetado profesor de guardería, cuarentón y divorciado, a raíz de la mentira de una de sus alumnas que lo acusa de una presunta conducta pedófila. El cineasta danés transfiere el suplicio del protagonista con empatía y una perseverante determinación realista, amparándose en una cadencia narrativa flemática pero implacable, una fotografía con iluminación natural y cámara al hombro de una desafiante prestancia y una formidable interpretación de Mads Mikkelsen.

Otras películas que exploran las consecuencias de una MENTIRA

Calle Mayor – Juan Antonio Bardem (1956)
La calumnia – William Wyler (1961)
El empleo del tiempo – Laurent Cantet (2001)

LIGUERO (El matrimonio de Maria Braun)

Prenda interior que sirve para sujetar las medias femeninas y solamente se usa con vestido o falda. (…) Se sujeta a la cintura de donde suelen partir dos elásticos por delante y otros dos por detrás para sujetar las medias por la parte de la liga; el número de elásticos varía (6, 8 o más). El liguero puede estar incorporado en otra prenda, por ejemplo un corsé. A lo largo del siglo XX el liguero se fue consolidando como un símbolo del erotismo. (Wikipedia)

“Aquella Eva que un día se descubrió a sí misma con horror completamente desnuda a la sombra del árbol de la ciencia ha tenido que darse una vuelta por toda la historia para poder volver al paraíso llena de fascinación con liguero de encaje”
Manuel Vicent (1936-) Escritor y periodista español

EL MATRIMONIO DE MARIA BRAUN (Die ehe der Maria Braun) – 1978

maria

Director Rainer W. Fassbinder
Guión Rainer W. Fassbinder, Peter Märthesheimer y Pea Fröhlich
Fotografía Michael Ballhaus
Música Peer Raben
Producción Albatros Produktion/Fengler Films/Trio Film/Tango Film/WDR/Filmberlang der Autoren
Nacionalidad Alemania Federal
Duración 120m. Color
Reparto Hanna Schygulla, Klaus Löwitsch, Ivan Desny, Gisela Uhlen, Gottfried John, Elisabeth Trissenaar, George Byrd, Günther Lamprecht.
* Glenn Miller – Moonlight serenade

“Es una mala época para los sentimientos. Yo lo prefiero, porque así nada me afecta de verdad”

Solemne, poderoso y pasional melodrama de trasfondo social, encuadrado en el luctuoso período postbélico, que figura como una de las grandes cúspides del cine alemán contemporáneo, en particular, de la esclarecidamente descorazonadora obra fassbinderiana. En esta ocasión, el amargo e inclemente enfoque existencial del cineasta bávaro adquirió matices de inescrutable persuasión al encauzar esta denuncia sociopolítica por medio de un perspicaz y alegórico paralelismo entre los afanosos esfuerzos del país germánico por enmendar su todavía precaria situación y el infatigable coraje, ardor y afán por sobrevivir y prosperar de la astuta esposa de un militar nazi supuestamente muerto en la contienda. Un largometraje atmosférico, vigoroso y reflexivo, sublimado por un extraordinario recital interpretativo de la actriz-fetiche del cineasta, Hanna Schygulla, que bajo una obvia parábola del denominado ‘milagro económico alemán’ escondía una profunda metáfora sobre la inviabilidad de alcanzar el verdadero amor en un entorno tan gélido y degradante como cruel y materialista.

Otras películas donde una/o de sus protagonistas luce un LIGUERO

Ayer, hoy y mañana – Vittorio De Sica (1964)
La caída de los dioses – Luchino Visconti (1969)
The Rocky Horror Picture Show – Jim Sharman (1975)