GÉNEROS

FRATERNIDAD (Las dos huérfanas)

Amistad o afecto entre hermanos o entre quienes se tratan como tales. (RAE)
Vínculo que une a dos hermanos y que supone, además del lazo de sangre, un sinfín de conexiones emocionales y psicológicas que tienen que ver con el contexto de crianza, con las experiencias vividas, con las personalidades, etc. La fraternidad también puede sentirse muchas veces con personas con las que no se comparte necesariamente un lazo de sangre si no que se comparten numerosas y emotivas experiencias de vida. El concepto abstracto de fraternidad implica siempre las nociones de unión, de respeto mutuo y de acompañamiento. (definicionabc.com)

“La fraternidad es el amor recíproco, la tendencia que conduce al hombre a hacer para los demás lo que él quisiera que sus semejantes hicieran para él”
Giuseppe Mazzini (1805-1872) Político, periodista y activista italiano

LAS DOS HUÉRFANAS (Orphans of the storm) – 1921

dos

Director D.W. Griffith
Guión D.W. Griffith
Fotografía Hendrik Sartov, Paul H. Allen y G.W. Bitzer
Música Louis F. Gottschalk y William F. Peters
Producción D.W. Griffith Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 150m. B/N
Reparto Lillian Gish, Dorothy Gish, Joseph Schildkraut, Morgan Wallace, Monte Blue, Lucille LaVerne, Sheidon Lewis, Frank Puglia.

“Cuando se encuentra a Louise, los sueños pueden convertirse en realidad”

Instigado a emular el formidable triunfo alcanzado en Alemania por Ernst Lubitsch con su MADAME DUBARRY (1919), D.W. Griffith reconstruyó el caos de la Revolución Francesa en sus propios estudios neoyorquinos con la fastuosidad decorativista que siempre le caracterizó para adaptar Les deux orphelines de Adolphe-Philippe d’Ennery y Eugène Cormon. Los desgarradores y apasionados avatares por los que atraviesan las dos desamparadas jóvenes del título, estimablemente interpretadas por las hermanas Gish, no sólo confirmaron el oficio del cineasta a la hora de dirigir escenas de masas sino que evidenciaron un sólido pulso narrativo y una especial sensibilidad y calidez para enlazar el registro melodramático con componentes de corte épico y doctrinario. Ninguna de las múltiples versiones posteriores, algunas bastante correctas como las de Maurice Tourneur (1933), Carmine Gallone (1942) o Roberto Rodríguez (1950), han conseguido ni siquiera aproximarse a la magnificencia una cinta, que, si bien obtuvo un considerable éxito comercial, resultó a la postre deficitaria por el excesivo detallismo de su realizador.

Otras cantos cinematográficos a la FRATERNIDAD

Rain man – Barry Levinson (1988)
Una historia verdadera – David Lynch (1999)
Nadie sabe – Hirokazu Koreeda (2004)

HOGUERA (El proceso de Juana de Arco)

Fuego de gran tamaño que levanta mucha llama y está hecho con material de fácil combustión, generalmente al aire libre. (google.com)
Muerte en la hoguera es la muerte provocada por la combustión. La hoguera tiene una larga historia como pena de delitos religiosos como la traición, herejía y brujería. ​Según el Talmud, la «quema» que se menciona en la Biblia se hizo por la fusión de plomo que posteriormente era vertida en la garganta de la persona condenada, causando la muerte inmediata. La forma particular de la ejecución por la quema en la que el condenado sufre agonía es más comúnmente llamado la quema en la hoguera. La muerte en la hoguera cayó en desgracia entre los gobiernos en el siglo XVIII, y es desde entonces considerado un castigo cruel e inusual. (Wikipedia)

“Hereje no es el que arde en la hoguera. Hereje es el que la enciende”
William Shakespeare (1564-1616) Dramaturgo, poeta y actor inglés

EL PROCESO DE JUANA DE ARCO (Procès de Jeanne d’Arc) – 1962

Director Robert Bresson
Guion Robert Bresson
Fotografía Léonce-Henry Burel
Música Francis Seyrig
Producción Agnès Delahaie Productions
Nacionalidad Francia
Duración 61m. B/N
Reparto Florence Delay, Jean-Claude Fourneau, Roger Honorat, Marc Jacquier, Michel Herubel, Jean Gillibert, Philippe Dreux, André Régnier.

“No creo que exista en el mundo un martirio más grande que sufrir en la prisión”

En su pertinaz anhelo por prender la esencialidad descriptiva, captar la pulcritud lumínica o transmitir su privativo halo de espiritualidad y ascetismo, Bresson representó la perentoria adversidad del complejo personaje histórico de Juana de Arco, desde su aprisionamiento en el castillo de Rouen y el consiguiente proceso por herejía al que fue sometida hasta la ígnea punición con la que el anglófilo tribunal inquisidor zanjó su denigrante e indigno sumario en mayo de 1431. La modélica y verosímil caracterización de la canonizada heroína francesa a cargo de Florence Delay contribuyó a refrendar la prestancia de esta ostensible y estremecedora repulsa contra la iglesia al servicio del poder, conformada a partir de una sucinta y austera transcripción de las actas originales del juicio, a su vez, reveladas por el historiador Jules E. Quicherat en 1941, cuya densidad dramática, pureza de estilo y profusa simbología subsisten en las antípodas de la exuberante e insustancial aparatosidad que empantana el grueso de la producción cinematográfica contemporánea.

Otras películas donde se practica la HOGUERA como método de ejecución

Me casé con una bruja – René Clair (1942)
Dies Irae – Carl Th. Dreyer (1943)
La máscara del demonio – Mario Bava (1960)

DESINTEGRACIÓN (Principio y fin)

Acción de desintegrar o desintegrarse. (google.com)
La desintegración familiar es el rompiemiento de la unidad familiar, significa que uno o mas miembros dejan de desempeñar adecuadamente sus obligaciones o deberes a causa de un gran numero de factores que intervienen, sedentarismo, adicciones, economía, sociedad, violencia, matrato físico, psicológico y mental, aislamiento, abandono, etc. (Emma Díaz)

“La civilización está permanentemente amenazada por la desintegración debido a la hostilidad primaria del hombre”
Sigmund Freud (1856-1939) Médico neurólogo austriaco de origen judío, padre del psicoanálisis

PRINCIPIO Y FIN (Principio y fin) – 1993

Director Arturo Ripstein
Guion Paz Alicia Garciadiego
Fotografía Claudio Rocha
Música Lucía Álvarez
Producción IMCINE/Alameda Films
Nacionalidad México
Duración 188m. Color
Reparto Ernesto Laguardia, Julieta Egurrola, Blanca Guerra, Lucía Muñoz, Alberto Estrella, Bruno Bichir, Alex Cox, Verónica Merchant, Ernesto Yáñez.

“En la vida hay que tomar turnos para que no nos lleve la resaca. No nos queda otra”

Personal y sobrecogedora adaptación de la novela homónima del premio nobel egipcio Naguib Mahfuz, que sirvió como acicate para cultivar el renombre de Ripstein como audaz, persuasivo y radical renovador en la vasta tradición del melodrama hispanoamericano, y, a día de hoy, permanece como su largometraje más acendrado, humano y reflexivo. Trasladando el relato original a una corrompida e hipócrita sociedad mexicana y eludiendo cualquier atisbo de sentimentalismo cómodo y jactancioso, pormenorizaba la amarga y demoledora desintegración de una familia tras el repentino fallecimiento del patriarca y la consiguiente ambición desmedida de su manipuladora viuda. El descollante realizador azteca exprimió los modestos recursos de producción que estaban a su alcance para implantar una peculiar y solemne puesta en escena, cimentada en la ejemplaridad de sus planos-secuencia, un sensacional dominio de la elipsis y una espléndida dirección de actores, los cuales dignificaron sus papeles con unas interpretaciones tan espontáneas como desgarradoramente expresivas.

Otras películas sobre una familia en proceso de DESINTEGRACIÓN

¡Qué verde era mi valle! – John Ford (1941)
Rocco y sus hermanos – Luchino Visconti (1960)
La tormenta de hielo – Ang Lee (1997)

ESPONTANEIDAD (Sombras)

Expresión natural y fácil del pensamiento, los sentimientos, las emociones, etc. (RAE)

“El amor nace de la espontaneidad, es una improvisación. La amistad, al contrario, se edifica, por así decirlo; es un sentimiento que marcha con circunspección; es el egoísmo del espíritu, mientras que el amor es el egoísmo del corazón”
Henri Murger (1822-1861) Escritor francés

SOMBRAS (Shadows) – 1959

Director John Cassavetes
Guión John Cassavetes
Fotografía Erich Kollmar
Música Shafi Hadi y Charles Mingus
Producción Lion International
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 87m. B/N
Reparto Ben Carruthers, Lelia Goldoni, Anthony Ray, David Pokitillow, Rupert Crosse, Hugh Hurd, Dennis Sallas, Tom Allen, David Jones.
* Charles Mingus – Self-portrait in three colours

“El problema contigo es que tienes un caso de histeria autoinducida cada vez que escuchas la palabra ‘existencialismo'”

Impulsivo y heterodoxo debut como realizador de John Cassavetes y primera película importante de la denominada “Escuela de Nueva York”, que ha pasado a la historia como una obra tan emblemática como fundamental en la evolución de la cinematografía estadounidense, por entonces ceñida a las estrictas imposiciones de las productoras y su “star system”. A través de la dogmática espontaneidad ante las cámaras de un grupo de alumnos surgidos de su propia academia de interpretación, el Variety Arts Studio, el pionero adalid del cine independiente narraba con calidez y osada fiereza creativa los problemas de integración a la metrópolis neoyorquina de un grupo de jóvenes, mayoritariamente afroamericanos, priorizando en los insoslayables prejuicios que coartan una historia de amor interracial. Un valiosísimo documento de los ambientes bohemios de la ciudad a finales de los cincuenta, y, en concreto de la denominada Generación Beat, costeado gracias a una financiación pública ideada por el actor/cineasta, del que sobresale la excelente ambientación jazzística a cargo de Charles Mingus.

Otras películas destacadas por su ESPONTANEIDAD interpretativa

Céline y Julia van en barco – Jacques Rivette (1974)
Criaturas celestiales – Peter Jackson (1994)
Antes del atardecer – Richard Linklater (2004)

CAMALEÓN (Zelig)

1. Reptil de cuerpo comprimido lateralmente, con cuatro patas cortas, cola prensil y ojos grandes con movimiento independiente el uno del otro; puede cambiar rápidamente el color de su piel para adaptarse al del lugar en que se encuentra; se alimenta de insectos que atrapa con su lengua larga y pegajosa; existen especies de diferentes formas y tamaños en África, Asia y Europa.
2. Persona que cambia de opinión, actitud o imagen con facilidad y según le conviene.
(google.com)
La personalidad camaleónica, como trastorno del comportamiento, es una desviación consistente en la adopción de multitud de personalidades y comportamientos diferentes para adecuarse a diferentes situaciones e interacciones sociales (…) El individuo con personalidad camaleónica es capaz de ser seductor, intrigante, vulgar, misterioso, desagradable, cariñoso o insufrible según el entorno o la persona con la que se relacione en ese momento. Si bien la versatilidad de esas personas puede resultar admirable, los motivos ocultos de semejante actitud son desconcertantes y pueden ir desde la integración social en grupos que de otra manera no le admitirían. (humorenlared.com)

“Soy como un camaleón, influenciado por lo que está pasando. Si Elvis puede hacerlo, yo puedo hacerlo. Si los Everly Brothers pueden hacerlo, Paul y yo podemos. Lo mismo con Dylan”
John Lennon (1940-1980) Músico y compositor británico

ZELIG (Zelig) – 1983

Director Woody Allen
Guion Woody Allen
Fotografía Woody Allen
Música Dick Hyman
Producción Orion/Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 79m. B/N
Reparto Woody Allen, Mia Farrow, Stephanie Farrow, Mary Louise Wilson, Ellen Garrison, John Rothman, John Doumanian, Deborah Rush.
* Bernie Kuce, Steve Clayton & Tony Wells – Doin’ the chameleon

“Zelig ha dejado de ser un camaleón para ser, al fin, él mismo. Sus puntos de vista sobre política, arte, la vida y el amor son honestos y espontáneos. Aunque su gusto pueda describirse como de vulgar, es el suyo. Finalmente, es un individuo, un ser humano”

Uno de los títulos más estimulantes, sorpresivos e inclasificables de la vasta filmografía alleniana lo encontramos en este prominente falso documental de grotesca ironía en torno a los variopintos avatares por los que atraviesa la convulsa existencia de un ciudadano norteamericano de camaleónica personalidad, adscrito a los dorados años veinte. La sobrenatural capacidad metamorfósica de este excepcional sujeto, ducho en permutar su apariencia a cualquier entorno y compañía, era aquí objeto de un concienzudo estudio psicoanalítico en el que se armonizaban diversas opiniones y testimonios de relevantes personalidades del mundo de la cultura y la ciencia con ilustraciones periodísticas, imágenes de noticiarios u otras representaciones supuestamente filmadas en diferentes épocas y contextos, fruto de un hacendoso trabajo de alta complejidad técnica, donde el protagonista coincidía con personalidades del momento como Al Capone, W.R. Hearst, Winston Churchill o Adolf Hitler, entre otros, en una maniobra de efectos especiales similar a la empleada once años después en FORREST GUMP.

Otras películas cuyo protagonista posee una PERSONALIDAD CAMALEÓNICA

Fletch: el camaleón – MichaeL Ritchie (1985)
Atrápame si puedes – Steven Spielberg (2002)
Yo, él y Raquel – Alfonso Gomez-Rejon (2015)