Argentina

TAXIDERMIA (El aura)

Oficio de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos y facilitar así su exposición, estudio y conservación.​ Si bien es una práctica que, comúnmente, se lleva a cabo con mamíferos, es utilizada de igual manera con otros grupos animales. La persona que se dedica a esta actividad se denomina taxidermista. Los métodos empleados por los taxidermistas han mejorado notoriamente durante el siglo pasado. De este modo, sus practicantes pueden emplearse profesionalmente, por ejemplo trabajando para museos, o bien realizar su labor a nivel aficionado, como puede ser el caso de cazadores, pescadores, entusiastas de la afición, etc. Suelen poseer conocimientos técnicos en aspectos tan variados como la anatomía, la escultura, la pintura, la disección y el tratado de pieles. (Wikipedia)

“¿Desagradable? No lo creo. A mi entender, la taxidermia es una prometedora tercera alternativa a la inhumación y a la cremación. La gente podría mantener a su lado a los seres queridos” (cuento Los triunfos de un taxidermista
H.G. Wells (1866-1946) Escritor, novelista, historiador y filósofo británico

EL AURA (El aura) – 2005

Director Fabián Bielinsky
Guion Fabián Bielinsky
Fotografía Checo Varese
Música Lucio Godoy
Producción Patagonik Film Group/Tornasol Films/Davis-Films
Nacionalidad Argentina/ España/ Francia
Duración 138m. Color
Reparto Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Alejandro Awada, Pablo Cedrón, Walter Reyno, Jorge D´Elía, Nahuel Pérez Biscayart.
* Antonio Vivaldi – Sinfonia alla rustica (Presto)

“Pero, ¿qué te pasa, pelotudo? Sos el rey del crimen, pero luego no aguantás la sangre de un animal…”

Cinco años después de conquistar el favor del público y ayudar a propulsar el auge del denominado Nuevo Cine Argentino con su ópera prima, NUEVE REINAS, enérgico e ingenioso thriller sobre timadores urbanos de poca monta, Fabián Bielinsky obtuvo el unánime beneplácito de la crítica internacional con esta segunda, y, por desgracia, última película como realizador, pues fallecería de un paro cardíaco en Sao Paulo nueve meses después de su estreno, con tan solo 47 años de edad. Ambientada casi por completo en la Patagonia, proponía una desoladora intriga metafísica de laconismo melvilliano acerca de un taxidermista retraído y desencantado, pusilánime y epiléptico, al que por un capricho del azar se le presenta la oportunidad de llevar a cabo el ansiado atraco perfecto con el que siempre fantaseó en sus ratos libres. Apuntalada por la portentosa caracterización del siempre impecable Ricardo Darín, deviene un drama psicológico denso, hermético y atmosférico, acompasado por una premiosa cadencia descriptiva y enriquecido por un universo estético de abrumadora profundidad emocional.

Otras películas donde se practica la TAXIDERMIA

El taxidermista – Matteo Garrone (2002)
Taxidermia – György Pálfi (2006)
Bestiaire – Denis Côté (2012)

LLUVIA (El mismo amor, la misma lluvia)

Fenómeno atmosférico de tipo hidrómeteorologico que se inicia con la condensación del vapor de agua contenido en las nubes. (…) La lluvia depende de tres factores: la presión atmosférica, la temperatura y, especialmente, la humedad atmosférica. (Wikipedia)

“Es tiempo de lluvia, tiempo de amarse a media voz, de oír de nuevo el tic tac del reloj. Es tiempo de lluvia, de vivir de beso en beso, entre paredes de yeso, y dejar los días correr sin mañana y sin ayer” (canción Tiempo de lluvia)
Joan Manuel Serrat (1943-) Cantautor, compositor, actor, escritor, trovador, poeta y músico español

EL MISMO AMOR, LA MISMA LLUVIA (El mismo amor, la misma lluvia) – 1999

Director Juan José Campanella
Guion Juan José Campanella y Fernando Castets
Fotografía Daniel Shulman
Música Emilio Kauderer
Producción JEMPSA/Warner Bros
Nacionalidad Argentina/ Estados Unidos
Duración 120m. Color
Reparto Ricardo Darín, Soledad Villamil, Eduardo Blanco, Ulises Dumont, Alberto de Gracia, Alicia Zanca, Mariana Richaudeau, Graciela Tenenbaum

“A veces pienso que las charlas sin importancia, en lugares sin importancia, fueron los momentos más importantes de mi vida. Gracias a que no me había pasado nada en todos estos años, en una estación la puse al día”

A su regreso de Estados Unidos, donde sedujo con el perturbador e incómodo drama psicológico EL NIÑO QUE GRITÓ PUTA (1991), y, tras foguearse con diversos trabajos televisivos, Campanella cinceló la emotiva historia de amor que florece en el represivo, inestable y transicionalista contexto social argentino de principios de los ochenta entre un frustrado escritor, apremiado a malgastar su talento publicando cuentos en una revista de actualidad, y una soñadora camarera con novio uruguayo, fascinada por las artes. Una hábil y voluble alegoría romántico-social de estructura circular, empapada de diálogos brillantes y apasionados, que rehuía involucrarse en un dictamen crítico sobre la triste y dolorosa realidad que azotaba el país para incidir en los altibajos, ilusiones y desengaños de una peripecia amorosa marcada por el miedo a la soledad, al compromiso y a la dependencia emocional. Sublime trabajo actoral, abanderado por una pareja protagonista de excepción, que diez años más tarde volverían a unirse para fraguar la mejor película de su realizador hasta la fecha, EL SECRETO DE SUS OJOS.

Otras películas donde los sentimientos más profundos afloran bajo la LLUVIA

Cantando bajo la lluvia – Stanley Donen y Gene Kelly (1952)
Los puentes de Madison – Clint Eastwood (1995)
Mi vida sin mí – Isabel Coixet (2003)

ALZHEIMER (El hijo de la novia)

Trastorno degenerativo de la corteza cerebral que da lugar a un tipo de demencia progresiva y crónica, en edad media o avanzada, caracterizada por pérdida de la razón, de la memoria, de la percepción y del sentido de la orientación. (2005 Espasa-Calpe)

“En el mundo actual se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y en silicona para mujeres que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos ancianos sin problemas de virilidad y ancianas con grandes senos, pero ninguno de ellos se acordará para qué sirven”
Drauzio Varella (1943-) Médico oncólogo brasileño

EL HIJO DE LA NOVIA (El hijo de la novia) – 2001

Director Juan José Campanella
Guión Juan José Campanella y Fernando Castets
Fotografía Daniel Shulman
Música Ángel Illarramendi
Producción Pol-Ka Producciones/Jempsa/Patagonik Film Group/Tornasol Films
Nacionalidad Argentina/ España
Duración 124m. B/N
Reparto Ricardo Darín, Héctor Alterio, Norma Aleandro, Natalia Verbeke, Eduardo Blanco, Gimena Nóbile, Claudia Fontán, David Masajnik, Atilio Pozzobon.
* Ángel Illarramendi – Norma y Rafael

“Mi papá no quiere un trámite, padre. Pero, ¿no se da cuenta? Él lo único que quiere es cumplirle el sueño a mi mamá que era casarse por la Iglesia. ¿Cómo no se da cuenta, padre? Es un acto de amor del que yo no soy capaz. Mire que flor de slogan se están perdiendo, ’44 años de amor’, lo tendrían que poner en un póster en vez de darle la espalda”

Apreciable y conmovedora comedia dramática, nacida de una experiencia personal del propio Campanella, que despuntó dentro del resurgir de la cinematografía argentina del cambio de milenio hasta erigirse en uno de los grandes éxitos internacionales de toda su historia. Evidenciando una inusitada aptitud para equilibrar lo dramático y lo divertido de las relaciones humanas sin eludir el endémico contexto socioeconómico que las condiciona, el realizador bonaerense moldeaba con mano maestra el contratiempo cotidiano que se le presenta a un estresado empresario de la restauración sin compromiso familiar ni afectivo ante la anhelante premura de su progenitor en contraer matrimonio por la iglesia con su madre, aquejada de alzheimer. Gracias a un guión valiente y cristalino que alertaba contra los efectos negativos de la hiperactividad laboral a base de enfatizar la prosa directa de unos diálogos cargados de raciocinio y autenticidad, la película contagiaba ternura, fraternidad y empatía valiéndose de la sobrecogedora categoría interpretativa de sus protagonistas.

Otras películas que tratan el mal de ALZHEIMER

El diario de Noa – Nick Cassavetes (2004)
Lejos de ella – Sarah Polley (2006)
Nader y Simin, una separación – Asghar Farhadi (2011)

PECADO (La casa del ángel)

Transgresión voluntaria y con conocimiento de un precepto religioso. En Teología moral se lo considera ‘un acto malo, o la omisión culpable de un acto bueno obligatorio’.​ Por extensión, se denomina pecado a todo aquello que se aparta de lo recto y justo, o que falta a lo que es debido. (Wikipedia)

“Yo no sé si es prohibido, si no tiene perdón; si me lleva al abismo, solo sé que es amor. Yo no sé si este amor es pecado que tiene castigo, si es faltar a las leyes honradas del hombre y de Dios; solo sé que aturde la vida como un torbellino, que me arrastra, me arrastra a tus brazos en ciega pasión” (canción Pecado)
Caetano Veloso (1942-) Músico y cantautor brasileño

LA CASA DEL ÁNGEL (La casa del ángel) – 1957

angel

Director Leopoldo Torre Nilsson
Guión Leopoldo Torre Nilsson, Beatriz Guido y Martín Rodríguez Mentasti
Fotografía Aníbal González Paz
Música Juan Ehlert y Juan Carlos Paz
Producción Argentina Sonofilm S.A.C.I./Mayron Pictures
Nacionalidad Argentina
Duración 76m. B/N
Reparto Elsa Daniel, Lautaro Murúa, Guillermo Battaglia, Berta Ortegosa, Bárbara Mújica, Yordana Fain, Alejandro Rey, Lily Garcel.

“Los rezos, los rosarios o los ramilletes espirituales son necesarios. El pecado no es solo la muerte del alma, sino también la del cuerpo”

Adaptación de la celebrada novela homónima de Beatriz Guido, escritora que a partir de entonces se convertiría en esposa y fructífera colaboradora de Torre Nilsson, que constituye una de las obras fundamentales no ya de su autor sino de la historia del cine argentino. Afianzando su particular obsesión temática por la decadencia de la burguesía porteña y su discutible defensa del honor, y, subrayando la traumática influencia que el fanatismo religioso y su pusilánime pavor a sucumbir al yugo del pecado ejercen en el ya de por sí conflictivo universo de la adolescencia, el polifacético autor bonaerense describía bajo una atmósfera de opresivo e irrespirable hermetismo la absurda represión educativa que padece la hija de unos influyentes hacendados, así como las consecuencias de la atracción clandestina y recíproca que ésta profesa hacia un brillante diputado liberal. Película de una esmerada capacidad técnica y formal, conectaba además con la realidad del momento gracias a un trasfondo político que le permitía embutir un astuto reproche al entonces vigente gobierno peronista.

Otras películas en cuyo argumento planea el miedo y la tentación al PECADO

La tía Tula – Miguel Picazo (1964)
Simón del desierto – Luis Buñuel (1965)
Las hermanas de la Magdalena – Peter Mullan (2002)

PERTENENCIA (Un lugar en el mundo)

Circunstancia de tener un vínculo con alguna cosa o persona hasta tal punto de considerarse en sujeción con ésta (…) En muchas ocasiones, la pertenencia suele generar una serie de sentimientos de enorme fortaleza (…) Así, por ejemplo, la pertenencia a una determinada comunidad, como puede ser un país o una provincia, puede sentirse con tanta profundidad que una existencia alejada por circunstancias laborales hace que la nueva convivencia se torne imposible. En este sentido es claro y evidente que la pertenencia suele tener tantas vinculaciones con lo afectivo y psicológico como con lo exteriormente visible. (Wikipedia)

“¿Una tarea urgente en las sociedades autoconsideradas “desarrolladas”?: Rescatar a los niños de ese falso mundo virtual en el que se les encierra a través de todo tipo de pantallas, y de su encierro entre las paredes de nuestro miedo a que les suceda algo en el exterior. Hay que derribar los muros con que los separamos de la Naturaleza. Basta ya de ocultarles su identidad, su pertenencia a la Tierra”
Víctor J. Hernández (- ) Naturalista, escritor, divulgador científico/ambiental y editor español

UN LUGAR EN EL MUNDO (Un lugar en el mundo) – 1992

Director Adolfo Aristarain
Guión Adolfo Aristarain y Alberto Lecchi
Fotografía Ricardo de Angelis
Música Emilio Kauderer
Producción Transmundo Films/Adolfo Aristarain-Osvaldo Papaleo-Mirna Rosales Prod./First Look Pictures
Nacionalidad Argentina/ España/ Uruguay
Duración 115m. Color
Reparto José Sacristán, Federico Luppi, Cecilia Roth, Leonor Benedetto, Rodolfo Ranni, Gastón Batyi, Hugo Arana, Juan José Ghisalberti.

“Me gustaría que me dijeras cómo hace uno para saber cuál es su lugar. Yo por ahora no lo tengo. Supongo que me voy a dar cuenta cuando esté en un lugar y no me pueda ir. Supongo que es así…”

Desatendiendo su especial pasión por el cine negro y amparándose en el universo del western como principal referente, Aristarain escribió, produjo y dirigió un nostálgico melodrama clasicista que le abrió de par en par las puertas del cine internacional (al igual que a su actor fetiche, Federico Luppi) y, que aún hoy, figura como uno de los productos más brillantes y personales de su filmografía. Ambientado en un ficticio pueblo de la pampa argentina, de nombre Valle Bermejo, evocaba en flashback el decisivo período de la adolescencia de un hombre junto a sus altruistas progenitores (dos militantes antiperonistas al frente de una cooperativa lanera) y la singular relación que todos ellos establecieron con un geólogo anarquista hispano-alemán. Apelando a la sencillez expresiva y a la intensidad emocional de sus conmovedoras interpretaciones, la película divulgaba una apología del sentido de pertenencia como fortalecimiento y progreso de nuestra identidad personal, del valor ético frente a cualquier prototipo ideológico, del respeto hacia la gente solidaria y predispuesta a creer y luchar por alcanzar un mundo utópico ante las amenazas y tropelías de las multinacionales o ciertos sistemas cacicales.

Otras películas tratan el sentimiento de PERTENENCIA

¡Qué verde era mi valle! – John Ford (1941)
Cuando el río crece – Mark Rydell (1984)
Leviatán – Andrei Zvyagintsev (2014)