Comedia romántica

INSTITUTRIZ (Sonrisas y lágrimas)

Mujer encargada de la educación o instrucción de uno o varios niños de una familia. (Larousse Editorial)

“Reina Victoria, mi padre y todo su tabaco te amaban. Yo también te amo en todas tus formas. La virgen delgada y encantadora flotando entre la cerveza alemana, la institutriz media de los enormes mapas rosados, el doliente solitario de un príncipe…” (canción Queen Victoria)
Leonard Cohen (1934-2016) Poeta, novelista y cantautor canadiense.

SONRISAS Y LÁGRIMAS (The sound of music) – 1965

Director Rober Wise
Guion Ernest Lehman
Fotografía Ted McCord
Música Irving Costal
Producción 20th. Century Fox/Argyle Enterprises
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 168m. Color
Reparto Julie Andrews, Christopher Plummer, Eleanor Parker, Richard Haydn, Peggy Wood, Charmian Carr, Heather Menzies, Duane Chase.

“Eres la duodécima de una larga lista de institutrices que han venido a cuidar a mis hijos desde que murió su madre. Confío en que será una mejora respecto a la última. Ella se quedó solo dos horas”

Un ilusorio canto a la pasión de vivir, a la armonía familiar y al esplendor de la naturaleza, basado en el exitoso musical homónimo que Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II concibieron a partir de la novela autobiográfica de Maria von Trapp, previamente adaptada al cine por Wolfgang Liebeneiner en 1956, en torno a la atractiva institutriz de pasado novicio que trunca con su comprensión, simpatía y viveza la tan estricta como burda cotidianeidad disciplinaria impuesta a sus siete hijos por un retirado oficial de la marina austríaca en los albores de la Segunda Guerra Mundial. La majestuosa realización de Robert Wise y la sensacional dirección artística de Boris Leven, unidas a la dulce y cristalina voz con la que Julie Andrews enriquecía canciones tan pegadizas como My favourite things, Edelweiss, Do-re-mi, Something good o el título que da nombre a la película, The sound of music, eximían de su almibarada cursilería a este gratificante reclamo al inaplazable anhelo de alcanzar la felicidad, localizado en los bucólicos prados y montañas nevadas de Salzburgo, excelsamente fotografiadas por Ted McCord.

Otras películas protagonizadas por una INSTITUTRIZ

Alma rebelde – Robert Stevenson (1943)
Suspense – Jack Clayton (1961)
Ana y los lobos – Carlos Saura (1972)

CHATARRA (Alondras en el alambre)

Materia de desecho, formada por trozos de metal de objetos, máquinas o aparatos viejos, que puede ser transformada en material útil. (Wikipedia)

“Para inventar, necesitas una buena imaginación y una pila de chatarra”
Thomas Alva Edison (1847-1931) Empresario e inventor estadounidense

ALONDRAS EN EL ALAMBRE (Skrivánci na niti) – 1969

Director Jirí Menzel
Guion Jirí Menzel y Bohumil Hrabal
Fotografía Jaromir Sofr
Música Jirí Sust
Producción Barrandow Film
Nacionalidad Checoslovaquia
Duración 94m. Color
Reparto Václay Neckár, Jitka Zelenohorská, Rudolf Hrusinsky, Jaroslav Satoransky, Vlastimil Brodsky, Ferdinand Kruta, Frantisek Rehak.

“La bestia fascista nunca duerme, vuelve a asomarse a nuestro jardín florecido”

Surgido de una antología de relatos que Bohumil Hrabal publicó bajo el título Anuncio de una casa donde ya no quiero vivir, este comprometido y desenfadado vituperio a la represiva política estalinista fue prohibido por el gobierno checoslovaco tras la invasión soviética en el país y seguidamente archivado hasta su exitoso renacimiento en la Berlinale de 1990. Ambientado en una fundición de acero de Kladno, dedicada al reciclaje de material procedente de la chatarra del anterior régimen, acoplaba tiernas pinceladas de romanticismo a una comicidad de raíz silente e inusual acidez dialéctica para narrar los distintos avatares por los que discurrían las relaciones entre siete forzosos operarios (un profesor de filosofía, un fiscal, un barbero, un saxofonista, un lechero, un ebanista y un cocinero) en su peculiar convivencia con un grupo de muchachas condenadas a trabajos forzados. Claramente influenciada por los aires libelarizadores y aperturistas de la Primavera de Praga del 68, constituye un responsable canto a la libertad y a la naturaleza individual de todo individuo por encima de cualquier sistema opresivo.

Otras películas ambientadas entre montones de CHATARRA

Edi – Piotr Trzaskalski (2002)
La mujer del chatarrero – Danis Tanovic (2013)
The selfish giant – Clio Barnard (2013)

VEDETTE (La carroza de oro)

Palabra de origen francés que actualmente se emplea para designar a la artista femenina principal de un espectáculo derivado del cabaret y sus diferentes géneros (revista musical, variedades, music-hall, comparsas o burlesque). La finalidad de la vedette en el espectáculo de cabaret o centro nocturno es la de entretener al público y tiene que saber cantar, bailar y actuar en un escenario. (Wikipedia)

“Yo me he casado cinco veces y con chicas a las que he presentado en mi espectáculo como vedettes. Ellas se aprovecharon de mí, pero yo me aproveché de ellas”
Xavier Cugat (1900-1990) Músico, dibujante i artista polifacético español

LA CARROZA DE ORO (Le carrosse d’or) – 1952

Director Jean Renoir
Guion Jean Renoir
Fotografía Hill Ronald y Claude Renoir
Música Antonio Vivaldi
Producción Panaria Film
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 103m. Color
Reparto Anna Magnani, Duncan Lamont, Odoardo Spadaro, Riccardo Rioli, Nada Fiorelli, George Higgins, Ralph Truman, Elena Altieri, Dante.
* Antonio Vivaldi – Las cuatro estaciones, ‘Primavera’

“Estamos aquí por ese maldito oro. Nadie piensa en otra cosa. Y donde el oro manda, la felicidad desaparece”

El paso del tiempo ha puesto en entredicho aquel sonoro fracaso comercial que en su día obtuvo esta deleitosa y exuberante parodia sobre la difícil ilación entre el arte y el amor, basada en el relato Le carrosse du Saint Sacrement de Prosper Mérimée, que representaba con afectados matices tragicómicos y una lujosa expresividad cromática los disímiles devaneos amatorios por una imprecisa colonia hispanoamericana que transige la apasionada vedette de una compañía de variedades, allá por mediados del siglo XVIII. Una cálida introspección en la confusa correlación entre realidad (vida) y ficción (teatro), planteada como un evidente homenaje a la ‘commedia dell’arte’, donde sobresalía el excelso aprovechamiento de la maravillosa música de Antonio Vivaldi y el controvertido protagonismo de Anna Magnani, cuya cuestionable idoneidad para el personaje no impedía que imprimiera al mismo toda su fuerza y personalidad. El mismísimo François Truffaut adoraba la cinta, hasta el punto de rendirle tributo bautizando a su productora con el nombre Les Films du Carrosse.

Otras películas protagonizadas por una VEDETTE

El ángel azul – Josef Von Sternberg (1930)
Nunca pasa nada – Juan Antonio Bardem (1963)
Cabaret – Bob Fosse (1972)

MATERIALISMO (Al servicio de las damas)

Actitud de la persona que da excesivo valor a las cosas materiales, como el dinero o las propiedades. (google.com)

“Ante un problema humano, los materialistas analizan la parte fácil, niegan la parte difícil y se van a casa a tomar el té”
G.K. Chesterton (1874-1936) Escritor y periodista británico

AL SERVICIO DE LAS DAMAS (My man Gottfried) – 1936

Director Gregory LaCava
Guion Eric Hatch y Morrie Ryskind
Fotografía Ted Tetzlaff
Música Charles Previn
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 94m. B/N
Reparto William Powell, Carole Lombard, Gail Patrick, Alice Brady, Eugene Pallette, Alan Mowbray, Jean Dixon, Mischa Auer.

“Perteneces a esa desafortunada categoría que yo llamaría “mocosa de Park Avenue”. Una niña malcriada que ha crecido bajo la comodidad y el lujo, que siempre se ha salido con la suya y que sus energías mal dirigidas son tan infantiles que apenas se merecen un comentario, incluso el de un mayordomo en su jueves libre”

Adaptación de la novela corta 1101 Park Avenue de Erich Hatch, que perdura como una de la pieza más célebre y reputada de Gregory LaCava, sin duda, uno de los maestros de la comedia hollywoodiense de los treinta pese a no gozar del prestigio y la resonancia de otros coetáneos, como Lubitsch, Cukor, Hawks, Capra o McCarey. Ambientada en la Gran Depresión e influenciada por aquella nueva moralidad derivada del New Deal roosveltiano, analizaba las relaciones entre personas de distintas clases sociales (tema recurrente en la ‘screwball comedy’) por medio de una sobria y elegante puesta escena para formular una mordaz crítica contra la estupidez materialista a partir de la historia de un vagabundo que aprovecha un capricho del azar para convertirse, gracias a su ingenio y arrolladora personalidad, en el irreemplazable mayordomo de una excéntrica familia de la alta sociedad neoyorquina, muy especialmente protegido por sus frívolas y malcriadas hijas. Trepidante ritmo narrativo, originales títulos de crédito y estupendo plantel de actores, encabezado por unos impecables William Powell y Carole Lombard, por entonces recién divorciados en la vida real.

Otras películas que aportan una crítica al MATERIALISMO

Una chica afortunada – Leo McCarey (1937)
Concursante – Rodrigo Cortés (2007)
El lobo de Wall Street – Martin Scorsese (2013)

LOCALIZACIÓN (Charada)

En cinematografía, el término localización se refiere a un sitio empleado en la filmación de cine, televisión y publicidad, pero que no fue creado con ese objetivo. Se usan para disminuir enormemente los costos del proceso de rodaje de un producto filmado, al sacar provecho de estructuras, edificios, pueblos, ciudades, escenarios naturales o cualquier medio ya existente que sea apropiado para desarrollar en él parte o toda la trama, con lo que se evita tener que erigirlos desde cero. (Wikipedia)

“Cuando usted está dirigiendo, tiene que levantarse a las 4:30, desayunar a las cinco, salir del hotel a las seis, conducir una hora a la localización, comenzar a filmar a las ocho, y acabar de filmar alrededor de las seis de la tarde. Después va a su oficina y fija la pauta del trabajo del día próximo. Vuelve de nuevo al hotel cerca de las ocho o nueve, esperanzadamente consigue algo para comer, después va a su habitación y medita sobre su trabajo, cómo va a filmar las escenas del día próximo, y entonces se va a dormir. La mañana siguiente todo comienza de nuevo”
George Lucas (1944-) Cineasta estadounidense

CHARADA (Charade) – 1963

Director Stanley Donen
Guion Peter Stone
Fotografía Charles Lang
Música Henry Mancini
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 113m. Color
Reparto Cary Grant, Audrey Hepburn, Walter Matthau, George Kennedy, James Coburn, Ned Glass, Dominique Minot, Jacques Marin.

“Conozco a muchísimas personas. Hasta que no haya bajas no me queda lugar para nuevas amistades”

Al regresar de sus vacaciones, una sofisticada pero inocente mujer se verá sometida a una implacable persecución por parte de agentes de la CIA y delincuentes varios tras descubrir el asesinato de su marido, presunto culpable de un valiosísimo robo. A partir de este sugerente argumento, derivado de un guion inicial concebido en colaboración con Marc Behm (The unsuspecting wife around Hollywood) y posteriormente convertido en la novela Charade, publicada por entregas en la revista Redbook, Stanley Donen realizó una sugestiva y trepidante comedia de intriga con claros toques hitchcockianos, en la que cohesionaba suspense, glamour y romanticismo con una eficacia más que notable. Ejemplarmente localizada en París y aderezada con una espléndida partitura musical de Henry Mancini, significó el definitivo lanzamiento de tres grandes intérpretes (Matthau, Coburn y Kennedy), e inmortalizó para los anales cinematográficos la perfecta química existente entre la deliciosa Audrey Hepburn (engalanada con vestidos de Givenchy) y el siempre elegante Cary Grant.

Otras películas que utilizan una gran ciudad europea como LOCALIZACIÓN principal

Vacaciones en Roma – William Wyler (1953)
El cielo sobre Berlín – Wim Wenders (1987)
Antes del amanecer – Richard Linklater (1995)