Drama de espionaje

ESPIONAJE (Operación Cicerón)

1. Actividad encaminada a obtener información reservada o secreta.
2. Organización e infraestructura que se utilizan para la obtención de información secreta.
(Espasa-Calpe)

“Había aprendido una lección temprana en el juego peligroso del espionaje: todo el mundo habla” (novela Un espía perfecto)
John LeCarré (1931-) Novelista británico especializado en relatos de suspense y espionaje

OPERACIÓN CICERÓN (Five fingers) – 1952

Director Joseph L. Mankiewicz
Guion Michael Wilson
Fotografía Norbert Brodine
Música Bernard Herrmann
Producción 20th Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. B/N
Reparto James Mason, Danielle Darrieux, Michael Rennie, Oscar Karlweiss, Walter Hampden, Ivan Triesault, Herbert Berghof.

“Yo debo de ser chismoso por naturaleza. Tal vez por eso me guste mi oficio. El contraespionaje es la forma más alta del chismorreo”

Las ambiciosas actividades conspiradoras de Ludwig Carl Moyzisch, ciudadano albanés que sacó partido a su trabajo como mayordomo del embajador británico en Ankara para actuar de confidente del gobierno alemán durante la Segunda Guerra Mundial, fueron esgrimidas por Michael Wilson para elaborar un ingenioso guion que Mankiewicz se encargaría de transformarlo en una de las joyas más preciadas del cine de espionaje. A través de una sofisticada puesta en escena y un sentido del humor tan ocurrente como descarado se desplegaban con un impecable equilibrio del ritmo narrativo las oportunistas y arriesgadas relaciones entre el verídico personaje protagonista y una arruinada condesa polaca, dos caracteres sumamente atrayentes y delineados con la habitual destreza del exquisito realizador hasta conformar un apasionante engranaje de apariencias y traiciones, por otra parte, resueltas con un absoluto distanciamiento moralista. Además de la magistral composición del siempre impecable James Mason, sobresalía sin duda la tersa y cautivadora presencia de Danielle Darrieux.

Otras películas sobre el mundo del ESPIONAJE

Fatalidad – Josef von Sternberg (1931)
El espía que surgió del frío – Martin Ritt (1965)
La vida de los otros – Florian Henckel von Donnersmarck (2006)

LLAMAMIENTO (Enviado especial)

Apelación, exhortación o petición hecha de forma solemne, extrema o patética para que se haga una cosa. (2016 Larousse Editorial)

«En esta atmósfera de corrupción y de monstruosas verdades a medias, sólo se oía una nota clara, el llamamiento de los bolcheviques, más penetrante cada día: «¡Todo el poder a los Soviets! ¡Todo el poder a los representantes directos de millones de obreros, soldados y campesinos! ¡Tierra y pan! ¡Que acabe la guerra insensata!
John Reed (1887-1920) Periodista, dirigente obrero y activista comunista norteamericano

ENVIADO ESPECIAL (Foreign correspondent) – 1940

Director Alfred Hitchcock
Guión Charles Bennett y Joan Harrison
Fotografía Rudolph Maté
Música Alfred Newman
Producción United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 120m. B/N
Reparto Joel McCrea, Laraine Day, Herbert Marshall, George Sanders, Albert Basserman, Edmund Gwenn, Robert Benchley, Harry Davenport, Ian Wolfe.

“Es demasiado tarde ahora para hacer algo salvo quedarse sentado y escuchar como caen las bombas. Parece como si hubieran apagado las luces en todo el mundo menos en América. Manténganlas encendidas, protéjanlas con celo, cérquenlas con armas, construyan a su alrededor un círculo de acorazados y de bombarderos. América, escucha, mantén tus luces encendidas porque son las únicas que quedan en el mundo”

Sin llegar a ser una de sus obras más populares ni distinguidas, el segundo largometraje norteamericano de Hitchcock deparaba otro magnífico ejemplo de su pericia técnica y expresiva; en esta ocasión, encomendada a describir las temerarias peripecias de un periodista norteamericano por la Europa pre-bélica, donde acude para informar sobre un equívoco movimiento para la paz universal y termina descubriendo una peligrosa organización nazi. Si bien el maestro del suspense no se caracterizó jamás por abandonarse a actitudes oportunistas o comprometidas con alguna causa, transmitió en esta intriga romántico/policial una clara proclama política destinada a promover la intervención de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, postura harto esgrimida en el Hollywood de la época. La excelsa labor del decorador William Cameron Menzies o el buen hacer del fotógrafo Rudolph Maté contribuyeron enormemente a que esta consistente producción de Walter Wanger lograra momentos tan sublimes como la secuencia del asesinato en la catedral de Amsterdam o el aterrizaje forzoso del avión.

Otras películas estadounidenses que hacían un LLAMAMIENTO a promover o justificar la intervención del país en la contienda bélica

Tormenta mortal – Frank Borzage (1940)
El hombre atrapado – Fritz Lang (1941)
Esta tierra es mía – Jean Renoir (1943)

MUCHACHO (La infancia de Iván)

1. Persona que se halla en la juventud.
2. Niño que no ha llegado a la adolescencia.
(Real Academia Española)

“El niño es realista; el muchacho, idealista; el hombre, escéptico, y el viejo místico”
Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) Poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán

LA INFANCIA DE IVÁN (Ivanovo detstvo) – 1962

ivan

Director Andrei Tarkovsky
Guión Vladimir Bogomolov y Mikhail Papava
Fotografía Vadim Yusov
Música Vyacheslav Ovchinnikov
Producción Mosfilm
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 95m. B/N
Reparto Nikolai Burlyayev, Valentin Zubkov, Yevgeni Zharikov, Valentina Malyavina, Stepan Krylov, Nikolai Grinko, Irma Raush, Ivan Savkin.

“En tiempos de guerra descansa quien no tiene utilidad”

En su celebrado primer largometraje, Tarkovsky describía en un tono entre candoroso y escalofriante la dramática orfandad de un muchacho soviético de doce años, cuya infancia ha sido encomendada por completo a colaborar con las tropas de su país para combatir contra el enemigo nazi en calidad de espía/mensajero. Desde sus primeras e impactantes imágenes a modo de prólogo, el drama instauraba los principios estilísticos sobre los que se iba a edificar la obra de una de las personalidades cinematográficas más insólitas y estimulantes del cine contemporáneo, entre ellos, el inusitado vislumbre pictórico de su encuadre o la potencia y sobriedad expresiva de sus primeros planos. Compensando el asfixiante hermetismo que difundía la representación de la violencia belicosa, por cierto exenta de cualquier elemento secundario o preciosista, con el lirismo y la nívea belleza plástica con la que se plasmaban los sueños del protagonista, revelaba el riesgo que conlleva el resentimiento, la angustia y la capacidad para crear monstruos inherente a todo conflicto armado.

Otras películas con un MUCHACHO como protagonista absoluto

Alemania, año cero – Roberto Rossellini (1948)
Masacre: ven y mira – Elen Klimov (1985)
Boyhood (Momentos de una vida) – Richard Linklater (2014)

MERCADO (El hombre que sabía demasiado)

Lugar público con tiendas o puestos de venta donde se comercia, en especial con alimentos y otros productos de primera necesidad. (google.es)

“Yo no quiero un amor civilizado, con recibos y escena del sofá; yo no quiero que viajes al pasado y vuelvas del mercado con ganas de llorar” (canción Contigo)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

EL HOMBRE QUE SABÍA DEMASIADO (The man who knew too much) – 1956

marrakech2

Director Alfred Hitchcock
Guión John Michael Hayes y Angus McPhail
Fotografía Robert Burks
Música Bernard Herrmann
Producción Paramount/Filwite Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 115m. Color
Reparto James Stewart, Doris Day, Brenda De Banzie, Bernard Miles, Carolyn Jones, Daniel Gélin, Mogens Wieth, Ralph Truman, Alan Mowbray.

“Hemos venido a un sitio como Marrakech para poder hablar con libertad. Quiero decirte algo que nadie pueda oír. Éste es el sitio perfecto. ¿Cuándo vamos a tener otro hijo?”

El único título perteneciente a su etapa británica que Hitchcock quiso renovar lo hallamos en esta envolvente intriga itinerante en torno al peliagudo caso de espionaje en el que se ve envuelto un pacífico ciudadano norteamericano a raíz del angustioso secuestro de su hijo durante una visita al mercado de Marrakech. La contraposición entre un juego de apariencias insubstanciales y una atmósfera enrarecidamente perturbadora constituía el incentivo vital de otra perfecta alianza entre la sutil socarronería y un suspense gradualmente intensificado, que culminaba en la insuperable secuencia del Royal Albert Hall, donde música e imágenes eran acompasadas a la perfección tanto formal como argumentalmente. Esta elegante aunque debatible producción, que incluye la popular canción de Jay Livingston y Ray Evans Qué será será, interpretada por Doris Day, resultaría severamente perjudicada por la crítica de la época pero, vista hoy en día, resulta sobradamente superior al ya de por sí impoluto original de 1934, cimentado en un argumento de Charles Bennett y D.B. Wyndham-Lewis y protagonizado por el gran Peter Lorre.

Otras películas que contienen alguna escena en un emblemático MERCADO

Ladrón de bicicletas – Vittorio De Sica (1948) – Porta Portese (Roma)
Zazie en el metro – Louis Malle (1959)- Marché aux Puces (París)
Desde Rusia con amor – Terence Young (1963) – Gran Bazar (Estambul)

Con este clásico hitchcockiano, DICCINEARIO llega a las 1000 entradas ininterrumpidas que me autoimpuse cuando inicié mi aventura bloguera, hace ahora algo más de dos años y medio. Aunque reconozco que ya me había acostumbrado a tan ardua pero reconfortante rutina diaria, no es menos cierto que ésta deviene cada vez más difícil de compaginar con mis compromisos y obligaciones, tanto familiares como profesionales, por lo que a partir de hoy la frecuencia de entradas se reducirá a tres o cuatro semanales. Me gustaría expresar un cordial y efusivo agradecimiento a todos los que han enriquecido las publicaciones del blog con sus comentarios, o a aquellos que simplemente han hecho un pequeño hueco en su preciado tiempo para entrar a ver qué película (o palabra) era la protagonista del día.
Un fuerte abrazo a todos.

TORMENTA (El ojo de la aguja)

Fenómeno caracterizado por la coexistencia próxima de dos o más masas de aire de diferentes temperaturas. Este contraste asociado a los efectos físicos implicados desemboca en una inestabilidad caracterizada por lluvias, vientos, relámpagos, truenos, rayos y ocasionalmente granizos entre otros fenómenos meteorológicos. http://es.wikipedia.org/wiki/Tormenta

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol vuelve a brillar entre las nubes”
Jalil Gibran (1883-1931) Poeta, pintor, novelista y ensayista libanés

EL OJO DE LA AGUJA (Eye of the needle) – 1981

ojo

Director Richard Marquand
Guión Stanley Mann
Fotografía Alan Hume
Música Miklos Rozsa
Producción Kings Road Entertainment/Juniper Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 112m. Color
Reparto Donald Sutherland, Kate Nelligan, Christopher Cazenove, Ian Bannen, Faith Brook, Philip Martin Brown, David Hayman.

“La guerra nos ha enfrentado a ti y a mí. ¿No lo comprendes? Yo sólo cumplía con mi deber, no podía hacer otra cosa”

Imponente adaptación cinematográfica del best-seller de Ken Follett Storm island, que, sin ningún género de dudas, figura como la mejor de las siete películas que dirigió Richard Marquand, realizador desgraciadamente fallecido en 1987 (con tan solo 49 años) a causa de un ataque al corazón. Con el perentorio desembarco de Normandía como telón de fondo, este excitante thriller de espionaje desarrollaba las beligerantes andanzas por el Reino Unido de un sombrío e imperturbable agente nazi, hostigado por el cabecilla del contraespionaje británico, así como la apasionada e incompatible relación amorosa que sostiene en una recóndita isla escocesa de tormentosa predisposición con la mujer casada que lo acoge. Ejecutado con un firme y ágil pulso narrativo, armonizaba intriga, acción, drama y erotismo con absoluto discernimiento y ecuanimidad, favoreciéndose de la adecuada partitura sinfónica del maestro Rozsa (penúltima de su dilatada carrera) y de una dirección de actores primorosa, que obtenía la más distinguida composición de Kate Nelligan y una de las más recordadas del siempre convincente Sutherland.

Otras películas con TORMENTAS

Las dos tormentas – D.W. Griffith (1920)
La tormenta de hielo – Ang Lee (1997)
La tormenta perfecta – Wolfgang Petersen (2000)