Drama romántico

DELICADEZA (Frantz)

Forma de actuación centrada en la finura o esquisitez en la elaboración de algo o en el trato con los demás (…) En un sentido general, la delicadeza es una actitud o una predisposición a realizar algo de una manera sutil e incluso con unas dosis de ternura. (definicionabc.com)

“Tratarse mal sin enfadarse es una de las mayores delicadezas de la verdadera amistad. Que puede ser superada por otra delicadeza: la de tratarse siempre bien”
Noel Clarasó (1899-1985) Escritor español

FRANTZ (Frantz) – 2016

Director François Ozon
Guion François Ozon, Philippe Piazzo y Ernst Lubitsch
Fotografía Pascal Martí
Música Philippe Rombi
Producción Mandarin Production/X Filme Creative Pool
Nacionalidad Francia/ Alemania
Duración 113m. B/N y Color
Reparto Paula Beer, Pierre Niney, Johann von Bülow, Marie Gruber, Ernst Stötzner, Cyrielle Clair, Alice de Lencquesaing, Anton von Lucke.

“Los largos sollozos de los violines del otoño hieren mi corazón de una languidez monótona. Del todo sofocado y pálido, cuando la hora suena, me acuerdo de los días antiguos y lloro. Y me abandono a un viento maldito, que me arrastra de aquí para allá, como si fuera una hoja muerta”

La unánime constatación del camaleónico, tentador e hiperactivo talento como cineasta de François Ozon sobrevino con esta extraordinaria revisión del inmortal clásico pacifista de Ernst Lubitsch REMORDIMIENTO, a su vez basado en la pieza teatral L’homme que j’ai tué de Maurice Rostand, donde reflexionaba sobre la benevolencia de la mentira, el orgullo patrio y la imprevisibilidad del amor a través de la relación afectiva que florece en Queldinburg entre un sensible excombatiente parisino, consternado por el sentimiento de culpa, y la afligida prometida del soldado alemán al que mató meses atrás en las trincheras de la Gran Guerra. A través de una reveladora y preciosista maniobra formal en contraste del blanco y negro (sacrificio, desgarro, pesadumbre) y el color (ensueño, ilusión, esperanza) emerge un melodrama de marcado carácter antibelicista, pletórico en intensidad, delicadeza y romanticismo, que sorprende por sus múltiples matices y giros argumentales, seduce con una placentera convergencia de alusiones artísticas y culturales (Claude Debussy, Édouard Manet, Paul Verlaine…) y conmueve gracias a la maravillosa interpretación de Paula Beer.

Otros melodramas trazados con exquisita DELICADEZA

El placer – Max Ophüls (1952)
Lo que queda del día – James Ivory (1993)
Retrato de una mujer en llamas – Céline Sciamma (2019)

INTENSIDAD (Johnny Guitar)

Pasión, fuerza y entusiasmo en la manera de sentir y en los estados de ánimo. (Larousse Editorial)

“El amor es intensidad y por esto es una distensión del tiempo: estira los minutos y los alarga como siglos”
Octavio Paz (1914-1998) Poeta, escritor, ensayista y diplomático mexicano

JOHNNY GUITAR (Johnny Guitar) – 1954

Director Nicholas Ray
Guion Philip Yordan
Fotografía Harry Stradling
Música Victor Young
Producción Republic
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 110m. Color
Duración Joan Crawford, Sterling Hayden, Scott Brady, Mercedes McCambridge, Ward Bond, Ernest Borgnine, John Carradine, Ben Cooper.
* Peggy Lee – Johnny Guitar

“Dime algo bonito (…) Miénteme. Dime que todos estos años me has estado esperando. Dímelo (…) Dime que te habrías muerto si no hubiera regresado (…) Dime que aún me quieres como yo te quiero a ti”

Nicholas Ray zarandeó las convenciones del western al trasladar a la gran pantalla un adocenado relato homónimo de Roy Chanslor con ambigüedad moral, impetuoso poderío visual y una rotunda e inaudita intensidad melodramática, legando al género que mejor explora la cultura e idiosicrasia estadounidense una de sus más grandes y desgarradoras historias de amor. El inconformista realizador de Wisconsin sublimaba el poético reencuentro pasional entre la valerosa propietaria de un salón de apuestas a las afueras de Arizona y un romántico expistolero y antiguo amante, apoyándose en unas líneas de diálogo absolutamente antológicas, como antesala a un violento torbellino de odios, rencores, rivalidades e intereses vinculados a la pronta llegada del ferrocarril. Acogida con cierta incomprensión en el momento de su estreno, pero revalorizada y encumbrada como obra de culto gracias a los críticos de Cahiers du Cinéma, pervive en la memoria cinéfila por sus apasionadas interpretaciones (furibunda en el caso de Mercedes McCambridge) y las hipnóticas sugerencias coloristas de su puesta en escena.

Otras películas determinadas por una rotunda INTENSIDAD dramática, visual e interpretativa

El loco del pelo rojo – Vincente Minnelli (1956)
La gata sobre el tejado de zinc – Richard Brooks (1958)
El desprecio – Jean-Luc Godard (1963)

FLECHAZO (Enamorada)

Descripción metafórica del enamoramiento inmediato que se produce por el encuentro con una persona desconocida (…) Independientemente de los conceptos propios de la idea del ‘amor romántico’, efectivamente es muy habitual que un proceso semejante sea descrito por muchas personas que dicen haberlo sufrido. Se trata de una experiencia extraordinariamente placentera pero intrigante, que el afectado no puede controlar ni explicar racionalmente, y que desata en él una intensa felicidad seguida de un “torbellino de emociones” que pueden ser contradictorias; en efecto, se altera profundamente su equilibrio neuroquímico, con consecuencias somáticas, por ejemplo, digestivas (las famosas ‘mariposas en el estómago’).  (Wikipedia)

“El amor nace de un flechazo; la amistad del intercambio frecuente y prolongado”
Octavio Paz (1914-1998) Poeta, escritor, ensayista y diplomático mexicano

ENAMORADA (Enamorada) – 1946

Director Emilio Fernández
Guion Emilio Fernández, Íñigo de Martino y Benito Alazraki
Fotografía Gabriel Figueroa
Música Eduardo Hernández Moncada
Producción Panamerican Films
Nacionalidad México
Duración 93m. B/N
Reparto María Félix, Pedro Armendáriz, Fernando Fernández, José Morcillo, Miguel Inclán, Eduardo Arozamena, Manuel Dondé.
* Trío Calaveras – La malagueña

“Mira, hace unas horas que la vi. Unas cuantas horas nada más, y me quiero casar con ella (…) Es la mujer más linda que yo he visto y su cara es un sueño. Los ojos… Los ojos son dos almendras de sombra y de cielo. Y cuando te mira, te olvidas de todo”

La carrera cinematográfica de María Félix alcanzó su máximo apogeo a nivel internacional a raíz de su colaboración con el reputado Emilio ‘Indio’ Fernández, para el que protagonizó tres celebrados largometrajes: ENAMORADA, el conmovedor melodrama rural RÍO ESCONDIDO (1947) y el no menos romántico cuadro costumbrista MACLOVIA (1948). El primero de ellos, libremente inspirado en La fierecilla domada de William Shakespeare, sobresalía por la viveza descriptiva y la rica plasticidad con las que se solventaban sus estrategias emocionales o sus puntuales apuntes de comedia a partir de una historia de acepción moral y trasfondo histórico, asociada a los saqueos perpetrados en tiempos de la Revolución, y centrada en el flechazo instantáneo que experimenta un general zapatista (espléndido Armendáriz) al percibir los encantos de la arrogante y temperamental hija de un hacendado de Cholula. Uno de los grandes éxitos mexicanos de los años cuarenta, sublimado por dos exquisitas escenas musicales (La Malagueña y un Ave María de Schubert) y un rotundo epílogo de impronta vonsternbergiana.

Otras películas sobre FLECHAZOS o amores a primera vista

Tú y yo – Leo McCarey (1939)
El cartero siempre llama dos veces – Tay Garnett (1946)
Match point – Woody Allen (2005)

NATURALIDAD (La mujer del aviador)

Cualidad de natural, espontáneo o sencillo en la manera de ser o de comportarse. (lexico.com)

“Si se habla de naturalidad puede decirse que existe la naturalidad vulgar y la naturalidad exquisita. La naturalidad no siempre es la expresión más usada. La naturalidad es lo que está conforme a la esencia. La costumbre no es natural, y lo mejor no es aquello que se presenta como lo primero, sino lo que debe quedar siempre”
Joseph Joubert (1754-1824) Moralista y ensayista francés

LA MUJER DEL AVIADOR (La femme de l’aviateur) – 1981

Director Éric Rohmer
Guion Éric Rohmer
Fotografía Bernard Lutic
Música Jean-Louis Valero
Producción Les Films du Losange
Nacionalidad Francia
Duración 104m. Color
Reparto Philippe Marlaud, Marie Rivière, Anne-Laure Meury, Matthieu Carrière, Philippe Caroit, Coralia Clément, Lise Hérédia, Haydeé Caillot.
* Arielle Dombasle – Paris m’a séduit

“¡Vives en las nubes! Así jamás retendrás a un hombre (…) Está bien ir con unos y con otros, es divertido durante un tiempo. Pero llega una edad en que cansa”

Inicio de la serie ‘Comedias y Proverbios’, donde Éric Rohmer persistiría en descifrar las paradojas sensitivas de lo cotidiano con deliberada parquedad presupuestaria, embriagadora proximidad intimista y una melódica perspicacia dialéctica. En esta ocasión, centraba su propuesta argumental en describir con inusual ironía moralista el doble triángulo amoroso, que, en un solo día, converge alrededor de la veleidosa incertidumbre afectiva de una administrativa parisina, la misteriosa intimidad de su amante (y su supuesta esposa), los celos de juventud de un auxiliar nocturno de correos y la curiosa complicidad investigadora de una quinceañera rebosante de luminosa vitalidad. Tras acometer dos exquisitas adaptaciones de época, el cineasta galo regresaba a su esencial coherencia estilística con esta ascética manifestación de ternura, cercanía y empatía hacia las pasiones humanas, representada a través de una exhibición interpretativa de abrumadora solidez y naturalidad.

Otras películas que sobresalen por la NATURALIDAD de sus interpretaciones

Cuentos de Tokio – Yasujiro Ozu (1953)
La vida soñada de los ángeles – Érick Zonca (1998)
Los lunes al sol – Fernando Léon de Aranoa (2002)

IMPOSTOR (La sirena del Mississippi)

Persona que finge ser alguien diferente (…) Los impostores más atrevidos han llegado a fingir ser alguna persona que ya existía, aunque la mayor rapidez de los medios de comunicación modernos ha hecho que esto sea cada vez más difícil. Sin embargo, los impostores normalmente adquieren simplemente una nueva identidad falseando su estatus financiero, formación, estatus social, estado civil y, en algunos casos, el sexo. Los impostores son generalmente conscientes de no ser quién dicen que son. (Wikipedia)

“Reímos y reímos porque la serenidad fue siempre amiga de los impostores”
Ugo Foscolo (1778-1827) Poeta italiano

LA SIRENA DEL MISSISSIPPI (La Sirene du Mississipi) – 1969

Director François Truffaut
Guion François Truffaut
Fotografía Denys Clerval
Música Antoine Duhamel
Producción Les Films du Carrosse/Lopert Pictures/Les Productions Artistes Associés/Delphos
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 123m. Color
Reparto Jean-Paul Belmondo, Catherine Deneuve, Nelly Borgeaud, Martine Ferrière, Marcel Berbert, Yves Drouhet, Michel Bouquet, Roland Thénot.

“Estoy descubriendo qué es el amor. Es doloroso y me lastima. ¿Es eso el amor? ¿Siempre duele tanto?”

Un empresario de la industria del tabaco conoce a una enigmática joven a través de la sección de anuncios por palabras de un periódico y se compromete con ella, tras mantener una relación por correspondencia. Cuando ésta acude a la isla de la Reunión para consumar su matrimonio, el millonario comprueba que no se parece a la de la fotografía, pero, fascinado por su belleza, decide casarse. Este prometedor planteamiento argumental daba lugar a una turbia, romántica y desaforada intriga de ‘amour fou’, basada en la novela negra Waltz into the darkness de William Irish, que reflexionaba sobre la relatividad del querer y los frágiles límites que separan la pasión absoluta del amor condicional a través de una atmósfera de suspense modélica y un resplandeciente tratamiento visual. En pocas ocasiones lució tanto el gélido magnetismo concupiscente de Catherine Deneuve y la simpática dureza del posteriormente devaluado Belmondo como en esta costosa producción, una de las menos valoradas en la filmografía de Truffaut, dedicada a la memoria del maestro Jean Renoir.

Otras películas determinadas por la presencia de un/a IMPOSTOR/A

Ser o no ser – Ernst Lubitsch (1942)
Atrápame si puedes – Steven Spielberg (2002)
Parásitos – Bong Joon-ho (2019)