Autor: antoniomartingarcia

TENSIÓN (La doncella)

Efecto psicológico creado por las obras narrativas de mantener al espectador o lector pendiente de lo que pueda ocurrirle a los personajes. (Wikipedia)

“El sexo alivia la tensión. El amor la aumenta”
Woody Allen (1935-) Director, guionista, actor, músico, dramaturgo, humorista y escritor estadounidense

LA DONCELLA (Hayno) – 1960

Director Kim Ki-young
Guion Kim Ki-young
Fotografía Kim Deok-jin
Música Han Sang-gi
Producción Kuk Dong/Seki
Nacionalidad Corea del Sur
Duración 90m. B/N
Reparto Lee Eun-shim, Ju Jeung-nyeo, Jin Kiu Kim, Eom Aeng-ran, Ko Seon-ae, Ahn Sung-kee, Choi Nam-Hyeon.

“Nunca debes tocar el piano… ¿Entiendes?”

Incuestionable obra maestra del minucioso Kim Ki-young y un título crucial en la historia cinematográfica surcoreana, que denunciaba con una creciente intensidad dramática y bajo una acentuada contextura teatral la neurótica avidez de opulencia y poder derivada del desarrollo económico postbélico a partir del sórdido, enfermizo e irreflexivo atolladero erótico-moral en el que se ve envuelto un profesor de piano casado y con dos hijos al intimar con su taciturna e indómita criada. Nos hallamos ante un largometraje moderno, de enardecido carácter claustrofóbico, tan turbador y malsano como angustioso e imprevisible, capaz de escarbar en los anhelos y las pasiones del alma humana a través de una portentosa amalgama de sensibilidad, truculencia y amargura que nos retrotrae a los ambientes de impetuosidad amorosa y vituperio a la condición burguesa de Buñuel, mientras reproduce los vínculos de posesión, dominación y envilecimiento propios de Joseph Losey. Loables actuaciones y sublime fotografía de profundos contrastes para una cinta aclamada por multitud de cineastas, entre ellos, Martin Scorsese, quien no dudó en auspiciar una compleja restauración para su posterior divulgación en occidente.

Otras películas que evidencian un sentido de la TENSIÓN ‘in crescendo’

Encadenados – Alfred Hitchcock (1946)
Conspiración de silencio – John Sturges (1955)
Ascensor para el cadalso – Louis Malle (1958)

MENTIRA (La caza)

Declaración realizada por alguien que sabe, cree o sospecha que es falsa en todo o en parte, esperando que los oyentes le crean, de forma que se oculte la realidad o la verdad en forma parcial o total. (Wikipedia)

“Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan”
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno

LA CAZA (Jagten) – 2012

Director Thomas Vinterberg
Guion Thomas Vinterberg, Tobias Lindholm
Fotografía Charlotte Bruus Christensen
Música Nikolaj Egelund
Producción Zentropa Entertainments/Svenska Filminstitutet
Nacionalidad Dinamarca/ Suecia
Duración 111m. Color
Reparto Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Annika Wedderkopp, Alexandra Rapaport, Anne Louise Hassing, Lars Ranthe, Lasse Fogelstrøm.

“Es común que los niños describan detalles que no existen. No sé si es su imaginación, o si la recogen uno del otro o de sus padres. Siempre se asume que los niños dicen la verdad. Y desafortunadamente, muy a menudo lo hacen…”

La capacidad de Thomas Vinterberg para perturbar, encolerizar y convocar a la reflexión desde distintos contextos familiares volvió a ponerse de manifiesto con este austero e inclemente drama social de ambiente agreste en torno a los prejuicios y las actitudes de intolerancia que denigran la naturaleza humana dentro de una sociedad actual tan concienciada e informada como predispuesta al escarnio y al linchamiento. Constatando la imposibilidad de recuperar por completo el honor maltrecho, incluso con calumnias o injurias, la película desarrollaba con extraordinaria firmeza narrativa el despiadado acoso al que es sometido un respetado profesor de guardería, cuarentón y divorciado, a raíz de la mentira de una de sus alumnas que lo acusa de una presunta conducta pedófila. El cineasta danés transfiere el suplicio del protagonista con empatía y una perseverante determinación realista, amparándose en una cadencia narrativa flemática pero implacable, una fotografía con iluminación natural y cámara al hombro de una desafiante prestancia y una formidable interpretación de Mads Mikkelsen.

Otras películas que exploran las consecuencias de una MENTIRA

Calle Mayor – Juan Antonio Bardem (1956)
La calumnia – William Wyler (1961)
El empleo del tiempo – Laurent Cantet (2001)

AVIONETA (Con la muerte en los talones)

Avión pequeño y de poca potencia con el que se realizan vuelos de menor duración y altura. (google.com)

“Pasan los hurgadores, los perros, los Mercedes, una pobre avioneta bajo el techo de nubes. Pese a mis viejas mañas no se abre mi paraguas, me mojo hasta los tuétanos, las cejas me gotean. Yo conozco esta lluvia, llanto de sur y lástimas. Los sueños que se encharcan. Apocalipsis mínimo”
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor, poeta y dramaturgo uruguayo

CON LA MUERTE EN LOS TALONES (North by northwest) – 1959

talones2

Director Alfred Hitchcock
Guión Ernest Lehman
Fotografía Robert Burks
Música Bernard Herrmann
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 136m. Color
Reparto Cary Grant, Eva Marie Saint, James Mason, Leo G. Carroll, Martin Landau, Josephine Hutchinson, Jessie Royce Landis, Philip Ober.

“Llámelo ‘intuición femenina’ si lo desea, pero nunca confío en la pulcritud. Es siempre el resultado de un plan preconcebido”

En plena cumbre de su talento creativo, Hitchcock volvió a manifestar su obstinación por el tema del falso culpable al canalizar con sutil ironía el fortuito equívoco que involucra a un ejecutivo publicitario en el asesinato de un diplomático de las Naciones Unidas, convirtiéndolo en objetivo tanto de una peligrosa organización internacional de espías como de la propia CIA. El retorcido maestro de la impostura resolvió el ingenioso guión de Ernest Lehman alternando su axiomático meollo de intriga de espionaje con ciertos ribetes cómicos y un glamouroso romanticismo de pulsaciones enardecidas, incluso sádicas, obsequiándonos de paso con secuencias tan inmemoriales como la de la subasta de obras de arte, el metafórico lance de seducción de la pareja protagonista en el coche-cama, el ataque de la avioneta fumigadora por la carretera desierta o el trepidante acoso final sobre las efigies del monte Rushmore. A destacar la congénita distinción de Cary Grant (como curiosidad, diez meses mayor que la actriz que interpreta a su madre, Jessie Royce Landis), la sensacional partitura del habitual Bernard Herrmann y los acertados títulos de crédito a cargo del gran Saul Bass.

Otras películas donde sobresale alguna secuencia con AVIONETA

Memorias de África – Sydney Pollack (1985)
La gran estafa – Don Siegel (1973)
El paciente inglés – Anthony Minghella (1996)

LIGUERO (El matrimonio de Maria Braun)

Prenda interior que sirve para sujetar las medias femeninas y solamente se usa con vestido o falda. (…) Se sujeta a la cintura de donde suelen partir dos elásticos por delante y otros dos por detrás para sujetar las medias por la parte de la liga; el número de elásticos varía (6, 8 o más). El liguero puede estar incorporado en otra prenda, por ejemplo un corsé. A lo largo del siglo XX el liguero se fue consolidando como un símbolo del erotismo. (Wikipedia)

“Aquella Eva que un día se descubrió a sí misma con horror completamente desnuda a la sombra del árbol de la ciencia ha tenido que darse una vuelta por toda la historia para poder volver al paraíso llena de fascinación con liguero de encaje”
Manuel Vicent (1936-) Escritor y periodista español

EL MATRIMONIO DE MARIA BRAUN (Die ehe der Maria Braun) – 1978

maria

Director Rainer W. Fassbinder
Guión Rainer W. Fassbinder, Peter Märthesheimer y Pea Fröhlich
Fotografía Michael Ballhaus
Música Peer Raben
Producción Albatros Produktion/Fengler Films/Trio Film/Tango Film/WDR/Filmberlang der Autoren
Nacionalidad Alemania Federal
Duración 120m. Color
Reparto Hanna Schygulla, Klaus Löwitsch, Ivan Desny, Gisela Uhlen, Gottfried John, Elisabeth Trissenaar, George Byrd, Günther Lamprecht.
* Glenn Miller – Moonlight serenade

“Es una mala época para los sentimientos. Yo lo prefiero, porque así nada me afecta de verdad”

Solemne, poderoso y pasional melodrama de trasfondo social, encuadrado en el luctuoso período postbélico, que figura como una de las grandes cúspides del cine alemán contemporáneo, en particular, de la esclarecidamente descorazonadora obra fassbinderiana. En esta ocasión, el amargo e inclemente enfoque existencial del cineasta bávaro adquirió matices de inescrutable persuasión al encauzar esta denuncia sociopolítica por medio de un perspicaz y alegórico paralelismo entre los afanosos esfuerzos del país germánico por enmendar su todavía precaria situación y el infatigable coraje, ardor y afán por sobrevivir y prosperar de la astuta esposa de un militar nazi supuestamente muerto en la contienda. Un largometraje atmosférico, vigoroso y reflexivo, sublimado por un extraordinario recital interpretativo de la actriz-fetiche del cineasta, Hanna Schygulla, que bajo una obvia parábola del denominado ‘milagro económico alemán’ escondía una profunda metáfora sobre la inviabilidad de alcanzar el verdadero amor en un entorno tan gélido y degradante como cruel y materialista.

Otras películas donde una/o de sus protagonistas luce un LIGUERO

Ayer, hoy y mañana – Vittorio De Sica (1964)
La caída de los dioses – Luchino Visconti (1969)
The Rocky Horror Picture Show – Jim Sharman (1975)

CLAROSCURO (Larga es la noche)

Contraste de luces y sombras. (google.com)

“El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos”
Antonio Gramsci (1891-1937) Filósofo, teórico marxista, político y periodista italiano

LARGA ES LA NOCHE (Odd man out) – 1947

Director Carol Reed
Guion Robert C. Sherriff
Fotografía Robert Krasker
Música William Allwyn
Producción Rank/Two cities
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 115m. B/N
Reparto James Mason, Robert Newton, Cyril Cusack, William Hartnell, Elwyn Brook-Jones, W.G, Fay, Maureen Delaney, Fay Compton.

“Cuando yo era niño, hablaba como un niño, pensaba como un niño, razonaba como un niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño…”

Deslumbrante thriller con trasfondo político y profusa simbología de carácter religioso, basado en la novela homónima (en su título original) de F.L. Green, donde se narraban con una intensidad dramática tan exaltada como escalofriante las últimas horas de un abrumado militante del movimiento independentista irlandés, mortalmente herido por la policía en el transcurso de un atraco cometido para conseguir dinero para la causa. Anticipando la que que dos años más tarde se convertiría en su obra más celebrada, EL TERCER HOMBRE, Carol Reed ilustraba esta tenebrosa e implacable caza del hombre por medio de una cabal amalgama de retrato costumbrista y suspense claustrofóbico, auspiciada por una caliginosa atmósfera nocturna y ennoblecida gracias a su perturbador tratamiento estético, en el que sobresale un constante flirteo con el claroscuro. Invocada hoy en día como un clásico incontestable del cine anglosajón, significó el primer gran éxito a nivel mundial de su realizador e impulsó la venerable trayectoria como convincente actor de James Mason.

Otras películas donde se aplica con efectividad la técnica del CLAROSCURO

Nosferatu, el vampiro – F.W. Murnau (1922)
Sed de mal – Orson Welles (1958)
La noche del cazador – Charles Laughton (1960)