Comedia costumbrista

PIGMENTACIÓN (Adivina quién viene esta noche)

Coloración de una parte determinada del organismo de un ser vivo por el depósito en ella de pigmentos. Tales principios son sustancias con propiedades cromáticas e intervienen en numerosos procesos biológicos, tanto en los vegetales como en los animales. En los primeros destacan la clorofila y los carotenoides y en los segundos, la melanina y los pigmentos respiratorios. (Wikipedia)

“Tiene una constelación de pecas sobre el puente de la nariz, lo que parece un defecto de pigmentación en el mentón izquierdo (pero podría ser también un fallo del revelado), una barbilla de curva suave, un brillo en la mirada que debe estar creado por el reflejo de una fuente luminosa, quizás una ventana, porque la foto ha sido hecha de día” (novela La invención del amor)
José Ovejero (1958-) Escritor español

ADIVINA QUIEN VIENE ESTA NOCHE (Guess who’s coming to dinner) – 1967

Director Stanley Kramer
Guion William Rose
Fotografía Sam Leavitt
Música Frank De Vol
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. Color
Reparto Spencer Tracy, Katharine Hepburn, Sidney Poitier, Katharine Houghton, Cecil Kellaway, Roy E. Glenn, Virginia Christine, Isabel Sanford.
* Frank De Vol – The glory of love

“Sois dos seres maravillosos, que os habéis enamorado y que, en definitiva, sólo tenéis un simple problema de pigmentación”

Elocuente, benévola y copiosamente divulgada comedia dramática de agudo perfil romántico y significativo trasfondo humanista, donde una joven rubia de clase acomodada de San Francisco ponía a prueba la presunta tolerancia liberal y progresista de sus padres anunciándoles su decidida intención de contraer matrimonio con una altivo médico de raza negra, de quien se enamoró hace diez días y en tan solo veinte minutos. Aunque el paso de los años ya se ha ocupado en deslucir un tanto su alegórica carga de moralina, la película perdura como una agradable soflama integracionista contra la endémica discriminación étnica y clasista, en cierto modo precursora en ponderar las virtudes del matrimonio interracial (entonces todavía ilegal en diecisiete estados de la nación), que supuso la última colaboración cinematográfica de la mítica pareja protagonista y la postrera voluntad actoral del gran Spencer Tracy (inolvidable en su emotivo discurso final), que, tras afrontar el rodaje ya gravemente enfermo, falleció en poco más de dos semanas después de finalizar el mismo.

Otras películas sobre parejas afectadas por un simple problema de PIGMENTACIÓN

Todos nos llamamos Alí – Rainer W. Fassbinder (1974)
La masai blanca – Hermine Huntgeburth (2005)
Loving – Jeff Nichols (2016)

ESTANCO (Amarcord)

Establecimiento donde se venden géneros estancados, en especial tabaco, papel timbrado y sellos. (Larousse Editorial)

“Estoy hoy perplejo como quien pensó y encontró y olvidó. Estoy hoy dividido entre la lealtad que debo al Estanco del otro lado de la calle, como cosa real por fuera, y a la sensación de que todo es sueño, como cosa real por dentro. Erré en todo. Y como no hice ningún intento, tal vez todo fuese nada” (poema Tabaquería)
Fernando Pessoa (1988-1935) Escritor portugués

AMARCORD (Amarcord) – 1973

amarcord

Director Federico Fellini
Guion Federico Fellini y Tonino Guerra
Fotografía Giuseppe Rotunno
Música Nino Rota
Producción Franco Cristaldi/P.E.C.F.
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 127m. Color
Reparto Magali Noël, Bruno Zanin, Pupella Maggio, Ciccio Ingrassia, Nandino Orfei, Armando Brancia, Stefano Proietti.

“¿Cómo no se va a tocar uno cuando ve a la estanquera? ¡Con toda esa mercancía que te dice…!”

En una de sus películas más populares, representativas y autobiográficas, Fellini expulsaba los demonios de su áspera adolescencia en Rímini a través del embellecimiento, la abstracción y el ensueño de un cúmulo de evocaciones reinventadas con el beneplácito de una nostálgica madurez. Una alegórica colección de personajes variopintos, entre los que sobresale la epicúrea y fantasiosa Gradisca (espléndida Magali Noël) poblaron esta emblemática fábula costumbrista de profunda, turbadora y espontánea afectividad que no titubeaba en su análisis categórico y repulsivo del gobierno fascista, ni siquiera en su mordaz caricatura a la institución familiar o al sistema educativo de la época. La inefable fotografía de Giuseppe Rotunno y la maravillosa música de Rota contribuyeron sobremanera en la magnitud reminiscente de secuencias ya universales como la contemplación hipnótica del trasantlántico Rex, el insatisfactorio desliz carnal entre el adolescente Titta y la estanquera de poderosos atributos mamarios o la desesperada petición sexual que formula su perturbado tío vociferando desde lo alto de un árbol.

Otras películas que contienen una evocada escena de ESTANCO

La estanquera de Vallecas – Eloy de la Iglesia (1985)
Smoke – Wayne Wang (1995)
El vendedor de tabaco – Nikolaus Leytner (2018)

MATERIALISMO (Al servicio de las damas)

Actitud de la persona que da excesivo valor a las cosas materiales, como el dinero o las propiedades. (google.com)

“Ante un problema humano, los materialistas analizan la parte fácil, niegan la parte difícil y se van a casa a tomar el té”
G.K. Chesterton (1874-1936) Escritor y periodista británico

AL SERVICIO DE LAS DAMAS (My man Gottfried) – 1936

Director Gregory LaCava
Guion Eric Hatch y Morrie Ryskind
Fotografía Ted Tetzlaff
Música Charles Previn
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 94m. B/N
Reparto William Powell, Carole Lombard, Gail Patrick, Alice Brady, Eugene Pallette, Alan Mowbray, Jean Dixon, Mischa Auer.

“Perteneces a esa desafortunada categoría que yo llamaría “mocosa de Park Avenue”. Una niña malcriada que ha crecido bajo la comodidad y el lujo, que siempre se ha salido con la suya y que sus energías mal dirigidas son tan infantiles que apenas se merecen un comentario, incluso el de un mayordomo en su jueves libre”

Adaptación de la novela corta 1101 Park Avenue de Erich Hatch, que perdura como una de la pieza más célebre y reputada de Gregory LaCava, sin duda, uno de los maestros de la comedia hollywoodiense de los treinta pese a no gozar del prestigio y la resonancia de otros coetáneos, como Lubitsch, Cukor, Hawks, Capra o McCarey. Ambientada en la Gran Depresión e influenciada por aquella nueva moralidad derivada del New Deal roosveltiano, analizaba las relaciones entre personas de distintas clases sociales (tema recurrente en la ‘screwball comedy’) por medio de una sobria y elegante puesta escena para formular una mordaz crítica contra la estupidez materialista a partir de la historia de un vagabundo que aprovecha un capricho del azar para convertirse, gracias a su ingenio y arrolladora personalidad, en el irreemplazable mayordomo de una excéntrica familia de la alta sociedad neoyorquina, muy especialmente protegido por sus frívolas y malcriadas hijas. Trepidante ritmo narrativo, originales títulos de crédito y estupendo plantel de actores, encabezado por unos impecables William Powell y Carole Lombard, por entonces recién divorciados en la vida real.

Otras películas que aportan una crítica al MATERIALISMO

Una chica afortunada – Leo McCarey (1937)
Concursante – Rodrigo Cortés (2007)
El lobo de Wall Street – Martin Scorsese (2013)

REPATRIACIÓN (¿Que pasó entre mi padre y tu madre?)

Acción de trasladar los restos de una persona a su país de origen (…) La repatriación incluso puede desarrollarse muchos años después de producirse el deceso (…) La repatriación, por otra parte, puede vincularse a una política para favorecer el regreso de los ciudadanos de un país que se encuentran radicados en otro. Esto es habitual en lo referente a científicos y a otras personalidades cuyo trabajo se considera valioso para la sociedad. (definicion.de)

“María Kodama, la viuda del escritor, se opuso a la repatriación, alegando que Borges decidió al final de su vida, en plena posesión de sus facultades, marcharse de Argentina, para morir en Suiza, un país donde había vivido y estudiado de adolescente y al que guardó siempre mucho cariño” (artículo Farsa elogiosa repugnante)
Mario Vargas Llosa (1936-) Escritor peruano

¿QUÉ OCURRIÓ ENTRE TU PADRE Y MI MADRE? (Avanti!) – 1972

Avanti

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder e I.A.L. Diamond
Fotografía Luigi Kuveiller
Música Carlo Rustichelli
Producción The Mirisch Corporation/Jalem/Phalanx/PEA
Nacionalidad Estados Unidos/ Italia
Duración 143m. Color
Reparto Jack Lemmon, Juliet Mills, Clive Revill, Edward Andrews, Gianfranco Barra, Franco Angrisano, Giselda Castrini, Harry Ray.
* Gino Paoli – Senza fine

“Sr. Armbruster, aquí no nos vamos corriendo a la cafetería a comernos un bocadillo con una Coca-Cola. Aquí, nos tomamos nuestro tiempo. Cocinamos nuestra pasta, la rociamos con nuestro Parmesano, bebemos nuestro vino y hacemos el amor… (…) (¿Por la noche?) Volvemos a casa a ver a nuestras esposas”

Elegante y vigorosa adaptación de la homónima comedia teatral de Samuel A. Taylor que permitiría a Billy Wilder ofrecer otra de sus pertinaces e incisivas caricaturas sobre la sociedad norteamericana, y, que, bien puede ser considerada como una de las últimas grandes películas de su autor pese a la impasible acogida obtenida en su momento por la crítica. Íntegramente rodada en Italia, narraba con plenitud de matices y sutilezas la alocada e imprevisible relación sentimental que establecen un prejuicioso alto ejecutivo de Baltimore y una dependienta londinense propensa a engordar en la isla de Isquia; lugar donde han acudido para formalizar el traslado de los restos mortales de sus respectivos padre y madre, fallecidos en un accidente automovilístico. El film, prodigiosamente interpretado por Jack Lemmon y una deliciosa Juliet Mills, ponderaba con pasión, fulgor plástico y una asombrosa frescura nostálgica el talante hedonista, epicúreo y “bon vivant” de la idiosincrasia mediterránea en contraposición a la superficialidad, el pragmatismo y la estrechez de miras propias del estadounidense medio.

Otras películas que tratan sobre una REPATRIACIÓN

La tregua – Francesco Rosi (1997)
Retorno a Hansala – Chus Gutiérrez (2008)
Los inocentes – Anne Fontaine (2016)

POTAJE (Rufufú)

Plato a base de verduras y legumbres (por lo general garbanzos, pero también de judías o lentejas), consistente en legumbres cocidas a las que se le añade un sofrito y queda con caldo, pero no llega a ser una sopa. En el sofrito se suele usar cebolla, ajo, tomate y pimiento, a los que puede anadírseles otros ingredientes (huevo duro, espinacas, tomate, chorizo, etc.). Además del ajo, se suelen usar otras especias, como pimentón, pimienta, comino, orégano o clavo. Puede llevar algo de carne, hueso, tocino o chorizo, para darle más sabor al caldo, o bien chirlas y bacalao. (Wikipedia)

“Dios también es el blanco silencio de la nieve y el fondo del lago Constanza donde duerme la doncella que enamoró al anciano Carlomagno. Dios es el violonchelo de Rostropovich y el espíritu de los metales que en el crisol fundían los alquimistas; también equivale a la sustancia de un potaje bien trabado y al mismo tiempo palpita en cada duna del desierto de Libia, y está en el belfo espumoso de todos los caballos de carreras y en ciertos versos de Dante” (artículo Creación)
Manuel Vicent (1936-) Escritor y periodista español

RUFUFÚ (I soliti ignoti) – 1958

Director Mario Monicelli
Guion Mario Monicelli, Age, Furio Scarpelli y Suso Cecchi D’Amico
Fotografía Gianni Di Venanzo
Música Piero Umiliani
Producción Lux/Vides
Nacionalidad Italia
Duración 101m. B/N
Reparto Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni, Totó, Claudia Cardinale, Renato Salvatori, Carla Gravina, Memmo Carotenuto, Carlo Pisacane

“En Sicilia decimos mujer coqueta y bella huye siempre de ella, y en cambio a la hacendosa tómala por esposa”

Simpática e irónica ojeada al mundo del hampa de baja estofa, nacida como respuesta paródica a la apreciable RIFIFÍ (1955) de Jules Dassin, que pormenorizaba con un ejemplar sentido del ritmo narrativo la gestación y ejecución del atraco a una sucursal bancaria de cinco truhanes napolitanos de poca monta y demasiado apetito. A partir de un guión espléndidamente elaborado, Mario Monicelli brindaba un dibujo de semejantes delincuentes circunstanciales harto preciso, picaresco y cargado de humanidad, cuya adecuada percepción lúdica ejercía como veraz y amoral reflejo costumbrista de la peliaguda coyuntura socio-económica por la que atravesaba la Italia del momento. La audaz tentativa de conciliar los motivos neorrealistas con la tradición del teatro popular se saldó con un encomiable beneplácito popular, naturalmente influido por la conjunción de una camarilla de actores estupendos, encabezada por un Vittorio Gassman que relegaba así su imagen profesional de galán engreído y bribón para explotar su encubierta vena cómica, y una bellísima Claudia Cardinale de tan solo diecinueve años.

Otras películas donde se degusta algún tipo de POTAJE

Tampopo – Jūzō Itami (1985)
El festín de Babette – Gabriel Axel (1987)
Cuscús – Abdellatif Kechiche (2007)