Comedia costumbrista

CACERÍA (La regla del juego)

Partida de caza, excursión de varias personas para cazar. (google.com)

“Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería”
Otto von Bismarck (1815-1898) Estadista, burócrata, militar, político y prosista alemán

LA REGLA DEL JUEGO (La règle du jeu) – 1939

regla

Director Jean Renoir
Guion Jean Renoir y Carl Koch
Fotografía Jean Bachelet
Música Roger Désormières, Wolfgang Amadeus Mozart, Fréderic Chopin y Pierre-Alexandre Monsigny
Producción Nouvelles Éditions de Films
Nacionalidad Francia
Duración 113m. B/N
Reparto Marcel Dalio, Nora Gregor, Jean Renoir, Roland Toutain, Mila Parély, Paulette Dubost, Julien Carette, Gaston Modot.
* Frédéric Chopin – Minute Waltz, Op. 64, No. 1

«Eso también es típico de nuestra época. Ahora todo el mundo miente. Los folletos de las farmacias, los gobiernos, la radio, el cine, los periódicos… ¿Cómo pretendes que nosotros, los particulares, no mintamos?»

Portentosa comedia de costumbres, inspirada en piezas del teatro francés clásico como Le jeux de l’amour et du hasard de Marivaux, Le mariage de Figaro de Beaumarchais o, especialmente, Les caprices de Marianne de Alfred de Musset, que es comúnmente apreciada como obra precursora del cine moderno por su profundidad psicológica y la osada complejidad de su episódica estructura narrativa, si bien en en su día fue abusivamente tijeretada, zaherida por la crítica e, incluso, prohibida por representar una amenaza contra la moral del país. La azarosa y vodevilesca intersección de embustes, vanidades y falsos escarceos amorosos entre amos, sirvientes e invitados a una cacería de fin de semana en una finca de Sologne (en concreto, La Ferté-Saint-Aubin) revelaba la vacua y rancia ociosidad de la burguesía aristocrática parisina como clarividente testimonio de una época y de una sociedad cruelmente abocada al inicio de la guerra. Espléndidas actuaciones para esta elocuente, perspicaz y amarga representación de la condición humana, etiquetada por muchos expertos como una de las mejores películas de la historia.

Otras películas cuyo argumento gira alrededor de una CACERÍA

La caza – Carlos Saura (1966)
La escopeta nacional – Luis García Berlanga (1978)
La cacería – Alan Bridges (1985)

PINTORESQUISMO (Aventuras de Juan Quinquín)

Cualidad de pintoresco. (google.com)
Pintoresco Paisaje, escena, tipo, etc. que resulta característico y típico de un lugar. Curioso, atractivo, expresivo. Estrafalario, chocante. (Espasa-Calpe)
El pintoresquismo como ideal artístico consiste en la sublimación de un primitivismo idealizado que ensalza la sencillez, la pureza y la autenticidad de la vida rural y de los modos tradicionales, cuya perpetuación se ha visto afectada por la irrupción de la modernidad. (cvc.cervantes.es)

«Un cuarto de siglo es tiempo más que suficiente para el diagnóstico de la salud política de un pueblo, pese a que ese pueblo se obstine en cultivar con mimo artesano el pintoresquismo, el tópico y la paradoja» (artículo Veinticinco años de libertad)
Camilo José Cela (1916-2002) Escritor español

AVENTURAS DE JUAN QUINQUÍN (Aventuras de Juan Quin Quin) – 1967

quinquin

Director Julio García Espinosa
Guion Julio García Espinosa
Fotografía Jorge Haydú
Música Leo Brouwer, Luis Gómez y Manuel Castillo
Producción ICAIC
Nacionalidad Cuba
Duración 110m. B/N
Reparto Julio Martínez, Erdwin Fernández, Adelaida Raimat, Enrique Santisteban, Manuel Pereiro, Agustín Campos, José Robles, Fausto Pinelo.

«Lucha armada ha habido siempre, lo único que, a veces, las armas las tienen solamente ellos. Es necesario que las tengamos nosotros también»

Variopinta adaptación de la novela Juan Quin Quin en Pueblo Mocho de Samuel Feijóo, donde, a partir de una experimental manipulación de las contexturas narrativas tradicionales, se reseñaba en clave de western y en un paródico, distanciador e irreverente tono de comedia el perpetuo atolladero vital del polifacético héroe protagonista: un campesino con verdadero talento como buscavidas, que, en poco tiempo, desempeña labores de monaguillo, torero, aparcero, artista de circo o, incluso, guerrillero revolucionario. La obra maestra de Julio García Espinosa, personaje fundamental en la evolución y teorización del denominado Nuevo Cine Latinoamericano, y la película más taquillera de la década en Cuba, pues al parecer atrajo a las salas a más de dos millones de espectadores, aflora hoy como un vanguardista mejunje de estilos e influencias, tan predispuesto a flirtear con el absurdo como a regocijarse del costumbrismo pintoresquista. A destacar su singular tratamiento del erotismo y la recurrente inserción de material de archivo o mordaces rótulos explicativos, algunos con bocadillos al estilo cómic.

Otros ejemplos de PINTORESQUISMO cinematográfico

Bajo los techos de París – René Clair (1930)
Domingo de carnaval – Edgar Neville (1946)
Zafra – Lucas Demare (1959)

COTILLEO (Mujeres)

1. Hablar de manera indiscreta o maliciosa sobre una persona o sus asuntos.
2. Husmear, fisgar, curiosear. (RAE)

«El cotilleo era algo más que una de las inclinaciones genéricas y vulgares del ser humano, originada en la recíproca animosidad, sino también uno de los instrumentos más eficaces entre las medidas de seguridad de la sociedad» (novela La extraña)
Sándor Márai (1900-1989) Novelista, periodista y dramaturgo húngaro

MUJERES (The women) – 1939

women

Director George Cukor
Guion Anita Loos y Jane Murfin
Fotografía Joseph Ruttenberg, Oliver T. Marsh
Música Edward Ward y David Snell
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 132m. B/N
Reparto Norma Shearer, Joan Crawford, Rosalind Russell, Mary Boland, Paulette Goddard, Joan Fontaine, Lucile Watson, Marjorie Main.

«Ya sabes, el primer hombre que consiga explicar satisfactoriamente cómo puede estar enamorado de su esposa y otra mujer va a ganar ese premio que siempre dan en Suecia»

Impecable comedia dramática, basada en la exitosa obra teatral homónima de Clare Boothe, que se inmiscuía en la frívola y sofisticada alta sociedad de Manhattan para dar testimonio de los recelos, disputas y rivalidades que afloran en un nutrido grupo de amigas a raíz del cotilleo que destapa la aventura del marido de una de ellas (Norma Shearer) con una atractiva e insolente vendedora de perfumes (Joan Crawford). El todopoderoso Louis B. Mayer acertó de pleno al contratar a Cukor, reconocido especialista en la dirección de actrices, para liderar con suma precisión una ambiciosa y controvertida sátira de tópicos femeninos (vistos hoy, de evidente índole sexista) que ostentaba la pecurialidad de estar enteramente interpretada por mujeres, dejando siempre en off la casi omnipresente presencia masculina. A destacar los deliciosos e inolvidables diálogos reescritos por Anita Loos, unos ingeniosos títulos de crédito que comparaban a cada protagonista con un animal según sus diversos caracteres y un brillante desfile de moda con diseños de Adrian, rodado en Technicolor.

Otras películas donde abunda el COTILLEO

Calle Mayor – Juan Antonio Bardem (1956)
Chantaje en Broadway – Alexander McKendrick (1957)
Sentido y sensibilidad – Ang Lee (1995)

BREVEDAD (Monstruos de hoy)

Corta extensión o duración de una cosa, acción o suceso. (RAE)

“Siempre la brevedad es una cosa, con gran razón de todos alabada, y vemos que una plática es gustosa cuanto más breve y menos afectada”
Alonso de Ercilla (1533-1594) Poeta y soldado español

MONSTRUOS DE HOY (I mostri) – 1963

mostri

Director Dino Risi
Guion Dino Risi, Age, Furio Scarpelli, Ettore Scola, Ruggero Maccari y Elio Petri
Fotografía Alfio Contini
Música Armando Trovajoli
Producción Fair Film/Incei Film/Montfluor Film/Dicifrance
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 115m. Color
Reparto Vittorio Gassman, Ugo Tognazzi, Lando Buzzanca, Marino Masé, Marisa Merlini, Rika Dialina, Michèle Mercier, Ricky Tognazzi.

«Por desgracia existe esa tendencia a la deshonestidad, a la mala fe. Por eso para ir bien por la vida, lo mejor es no fiarse de nadie»

La tradición italiana de filmar por episodios emergió de esta procaz e inclemente sátira social sobre la mezquindad, la codicia o la impostura predominantes en la época del ‘miracolo’ económico, donde el irregular Dino Risi encadenaba con inusitado vigor descriptivo veinte breves retazos costumbristas (la mitad de ellos meros sketches) caracterizados por su certera acritud y causticidad, en conjunto, mucho más convincentes a los exhibidos catorce años después en su secuela, ¡QUÉ VIVA ITALIA! (I nouvi mostri), junto a Ettore Scola y Mario Monicelli. Evidenciando su portentosa versatilidad actoral, Gassman y Tognazzi daban vida a un buen puñado de seres movidos por la ambición, el egoísmo y la indecencia, pertenecientes a cualquier estrato social o nivel ocupacional: como el diputado corrupto de La giornata dell’onorevole o el despreciable abogado en Testimone volontario. Consta de un divertidísmo arranque, L’educazione sentimentale, donde un padre instruye a su hijo en el despreciable arte de la granujería, y un lúcido epílogo a modo de amarga y desoladora radiografía del mundo del boxeo, titulado La nobile arte.

Otras películas determinadas por la BREVEDAD de sus múltiples episodios

Los sueños de Akira Kurosawa – Akira Kurosawa (1990) / 8 episodios
Coffee and Cigarettes – Jim Jarmusch (2003) / 11 episodios
Paris, je t’aime – Alfonso Cuarón, Gus Van Sant, Isabel Coixet, etc. (2006) / 18 episodios

CONFORMISMO (Cenizas de amor)

Postura o actitud hacia la vida, que sumerge al individuo en un pozo de ciega aceptación, independientemente de si las circunstancias son negativas o positivas, y que elimina toda posibilidad de cambio y progreso. Esto, en algunas ocasiones, puede simplemente ser una decisión tomada para hacer frente a determinadas oportunidades, como una especie de herramienta que evitaría la salida de la zona de confort. (conceptodefinicion.de)

“Tiene que haber una rebelión contra el conformismo, contra la respetabilidad, porque el hombre respetable es el hombre mediocre”
Jiddu Krishnamurti (1895-1986) Escritor y orador en materia filosófica y espiritual

CENIZAS DE AMOR (H.M. Pulham Esq.) – 1941

cenizas

Director King Vidor
Guion King Vidor y Elizabeth Hill
Fotografía Ray June
Música Bronislau Kaper
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 120m. B/N
Reparto Robert Young, Hedy Lamarr, Ruth Hussey, Charles Coburn, Leif Erikson, Van Heflin, Fay Holden, Bonita Granville, Douglas Wood.
* Julián Robledo – Three o’clock in the morning

«¿Eres feliz? Sí, claro que soy feliz. Lo dije sin titubear, pero… ¿de verdad lo soy? ¿De verdad lo he sido alguna vez?»

La amarga fluctuación que invade a un rico heredero bostoniano de mediana edad, obligado a escoger entre su rutinaria y conformista vida conyugal o entregarse por completo al pretérito amor que sublimó su etapa como publicista en Nueva York, aparece como pretexto argumental de esta sutil y reflexiva adaptación de una novela costumbrista de John P. Marquand, muy bien interpretada y sabiamente estructurada en flashbacks. Exteriorizando una asombrosa serenidad narrativa, así como una agradecida capacidad para captar la emoción sin ningún tipo de estridencia, King Vidor estableció una introspectiva disquisición psicológica acerca de la influencia que distintos factores como el puritanismo, el éxito o la reputación ejercen sobre las relaciones afectivas; análisis que retomaría en 1949 con EL MANANTIAL, pero con un romanticismo mucho más desaforado. Muy mal acogida en el momento de su estreno, su notoriedad ha ido acrecentándose con el paso de los años hasta convertirse en una de las obras más delicadas y excepcionalmente juiciosas de su realizador.

Otras películas sobre el CONFORMISMO

Antes de la revolución – Bernardo Bertolucci (1964)
Los puentes de Madison – Clint Eastwood (1995)
Whisky – Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll (2004)