Comedia costumbrista

CAMPAÑA (El último hurra)

Conjunto de actos que se dirigen a conseguir un fin determinado, p. ej. de tipo político, económico o publicitario. (2005 Espasa-Calpe)
Una campaña política o campaña electoral es un esfuerzo organizado llevado a cabo para influir en la decisión de un proceso en un grupo. En las democracias, las campañas a menudo se refieren a las campañas electorales, donde representantes son escogidos o se decide un referéndum. Una campaña política también incluye esfuerzos para alterar la política o ideología de cualquier institución. (Wikipedia)

“Los pactos son necesarios a veces, las mentiras en campaña nunca, salvo para ganar votos”
Albert Rivera (1979-) Jurista y político español

EL ÚLTIMO HURRA (The last hurrah) – 1958

Director John Ford
Guión Frank S. Nugent
Fotografía Charles Lawton Jr.
Música Miklos Rozsa
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 121m. B/N
Reparto Spencer Tracy, Jeffrey Hunter, Dianne Foster, Basil Rathbone, Donald Crisp, Pat O’Brien, James Gleason, John Carradine, Jane Darwell.

“Yo solo trato de ser una cosa: el alcalde. Y eso requiere a veces un poco de diplomacia, claro está. El único secreto, Maeve, está en saber lo que la gente quiere… Y luego, hay que decidirse. Primero se promete una cosa y segundo se cumple lo prometido”

Enérgica adaptación de la novela homónima de Edwin O’Connor que daba fe de la enésima y postrera campaña electoral del anciano alcalde demócrata de origen irlandés de una localidad de Nueva Inglaterra. El contraste entre la tradicional política populista y la nueva tendencia mediática y manipuladora ejercía como principal soporte temático para articular una amarga, vigente y perspicaz disquisición sobre la derrota, cuya fluctuación entre el drama social y la aguda comedia costumbrista era impregnada por un tono eminentemente crepuscular, donde, al igual que en el resto de la egregia obra fordiana, se palpaba una atmósfera de absoluta dignidad, contención y nostalgia por el fenecimiento de una época que la implacable civilización moderna persistía en extinguir. La figura del impetuoso pero entrañable protagonista, en cierto modo inspirada en el alcalde bostoniano y gobernador del estado de Massachusetts James M. Curley, quedó noblemente inmortalizada gracias al buen hacer interpretativo de un Spencer Tracy pletórico de orgullo, coraje y humanidad

Otras películas que documentan los entresijos de una CAMPAÑA política

El mejor hombre – Franklin J. Schaffner (1964)
El candidato – Michael Ritchie (1972)
Ciudadano Bob Roberts – Tim Robbins (1992)

PURITANISMO (Berlín Occidente)

Rigidez y escrupulosidad excesivas en el cumplimiento de determinadas normas de conducta moral pública o privada. (google.es)

“El puritanismo es el temor espantoso de que alguien pueda ser feliz en alguna parte”
Henry-Louis Mencken (1880-1956) Periodista y crítico social, cínico y librepensador estadounidense

BERLÍN OCCIDENTE (A foreign affair) – 1948

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder, Charles Brackett y Richard Breen
Fotografía Charles Lang
Música Frederick Hollander
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 116m. B/N
Reparto Jean Arthur, Marlene Dietrich, John Lund, Millard Mitchell, Bill Murphy, Peter Von Zerneck, Stanley Prager, Raymond Bond.

“Venimos para investigar la moral de las tropas americanas de ocupación. Nada más. Doce mil muchachos americanos están destinados allí abajo y, según nuestros informes, han sido infectados por una especie de malaria moral. Es nuestro deber hacia sus esposas, sus madres y sus hermanas averiguar los hechos, y, si los informes son ciertos, fumigar este sitio con todos los insecticidas con que podamos contar”

Billy Wilder visitó el Berlín postbélico vapuleado por las bombas, que en nada se parecía a aquella ciudad donde en su día despuntó como cineasta y de la que huyó ante la irrupción del nazismo, para acometer esta punzante invectiva contra la hipocresía y el puritanismo estadounidense, cimentada alrededor del triángulo sentimental formado por un disoluto capitán, una cantante de cabaret de oscuro pasado y una recatada congresista de Iowa, de visita por el viejo continente para examinar la situación moral de las tropas yanquis allí establecidas. Sin llegar a la eminente altura de las comedias que su autor perpetraría durante los cincuenta o sesenta, la película dejaba entrever con agudeza, desenvoltura y absoluta libertad creativa las pautas de ese vital e íntegro sarcasmo que determinaría su posterior obra, y, por si fuera poco, nos obsequiaba con un sugestivo duelo entre dos actrices tan disímiles como portentosas, capaces de superar con compostura la débil participación de su mutuo partenaire: Jean Arthur y la gran Marlene Dietrich, que interpretaba las canciones Black market, Illusions y The ruins of Berlin.

Otras críticas al PURITANISMO

Ellos y ellas – Joseph L. Mankiewicz (1955)
Esplendor en la hierba – Elia Kazan (1961)
La tía Tula – Miguel Picazo (1964)

SERVIDUMBRE (Gosford Park)

Conjunto de personas que trabajaba en el servicio doméstico de una casa. (Real Academia Española)

“Empecé inmediatamente a hacer gestiones para satisfacer los deseos de mister Farraday, pero ya saben ustedes que hoy día no es fácil encontrar servidumbre con un nivel adecuado…” (novela The remains of the day)
Kazuo Ishiguro (1954-) Escritor británico

GOSFORD PARK (Gosford Park) – 2001

gosford

Director Robert Altman
Guión Andrew Dunn
Fotografía Julian Fellowes
Música Patrick Doyle
Producción Sandcastle 5 Prod./Chicago Film/Medusa Film/Capitol Film/USA Film
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 132m. Color
Reparto Maggie Smith, Emily Watson, Kristin Scott Thomas, Helen Mirren, Michael Gambon, Alan Bates, Stephen Fry, Derek Jacobi, Clive Owen.

“¿Qué don crees que tiene un buen sirviente que lo diferencia de los demás? Es el don de la anticipación. Y yo soy una buena sirvienta, mejor que buena, soy la mejor, la sirvienta perfecta. Sé cuando vendrán con hambre y la comida estará lista. Sé cuando vendrán cansados y la cama estará hecha. Lo sé antes que ellos mismos”

Robert Altman decidió acrecentar su privativo estudio sobre la coralidad cinematográfica trasladando un envolvente enredo policíaco al estilo de Agatha Christie a una mansión campestre británica durante un otoñal fin de semana de 1932, consagrado a reunir a una variopinta camarilla de la alta sociedad anglosajona y dos invitados estadounidenses (un actor de moda y un productor de Hollywood) con la excusa de disfrutar de una partida de caza. Encauzada desde la perspectiva de la servidumbre, en una línea similar a la mítica serie televisiva ARRIBA Y ABAJO (1971), traslucía la degeneración del sistema de clases y meditaba sobre la caducidad de las apariencias sociales en base a una juguetona intriga criminal con visos de comedia costumbrista, articulada con multitud de subrelatos locuaces, irónicos y encopetados, que alternaban instantes de una gran notoriedad expresiva con episodios aplomados por cierta pretenciosidad y monotonía. Prestigioso reparto autóctono, con alusión especial a la sublime actuación de tres grandes actrices de distintas generaciones: Maggie Smith, Helen Mirren y Kristin Scott Thomas.

Otras películas que describen los entresijos de la SERVIDUMBRE

Lo que queda del día – James Ivory (1993)
El secreto de Mary Reilly – Stephen Frears (1995)
Criadas y señoras – Tate Taylor (2011)

COOPERATIVA (El crimen del Sr. Lange)

Sociedad formada por productores, vendedores o consumidores con el fin de producir, comprar o vender de un modo que resulte más ventajoso para todos. (Google.es)

“Si la sociedad es capitalista, la cooperativa es poco más que un balde en un lago, ya que sólo afecta significativamente a sus miembros y sus familias y no puede competir con los sectores oligopolistas de la economía capitalista”
Mario Bunge (1919-) Físico, filósofo y humanista argentino

EL CRIMEN DEL SR. LANGE (Le crime de monsieur Lange) – 1936

lange

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir y Jacques Prévert
Fotografía Jean Bachelet
Música Jean Wiener
Producción Films Obéron
Nacionalidad Francia
Duración 80m. B/N
Reparto Jules Berry, René Lefèvre, Odette Florelle, Henri Guisol, J.B. Brunius, Jean Dasté, Maurice Baquet, Sylvie Bataille, René Génin.

“La vida es algo a lo que hay que acostumbrarse”

Incondicionalmente comprometido a la ideología utópico-izquierdista del Frente Popular francés, Renoir optó por contribuir a la causa con esta competente comedia dramática, basada en una historia original del catalán Joan Castanyer, que, bajo el talante de una efervescente fábula popular, escondía un extremado discurso de crítica social y proselitismo político. A través de un prolongado flashback, desarrollaba los motivos por los que un colectivo asalariado decidía crear una cooperativa de obreros para apropiarse de la imprenta parisina abandonada por su desfachatado y manipulador dueño y, en cierto modo, escudaba la muerte de éste al intentar recuperar su vivificado negocio. Rodada con un restringido presupuesto e interpretada por un reparto absolutamente extraordinario, del que sobresale un impecable Jules Berry, no obtuvo una gran acogida en su época pero con los años ha ido revolarizando su prestigio hasta afianzarse definitivamente como una implacable denuncia contra la explotación laboral, armada con el fidedigno y romántico realismo de su egregio realizador.

Otras películas sobre COOPERATIVAS de trabajadores

Mi dulce pueblecito – Jirí Menzel (1986)
Si può fare – Giulio Manfredonia (2008)
Industria Argentina – Ricardo Díaz Iacoponi (2012)

SALUDO (Buenos días)

Palabra, expresión, gesto o cualquier otro acto que una persona dirige a alguien cuando se encuentran o se despiden, dando muestras de atención, cortesía o afecto. (google.es)

“Si el saludo no va acompañado de una sonrisa, no es saludo. La sonrisa es el resplandor que ilumina las manos que se cruzan”
Joaquín Antonio Peñalosa (1922-1999) Sacerdote católico, escritor, catedrático y académico mexicano

BUENOS DÍAS (Ohayo) – 1959

ohayo

Director Yasujiro Ozu
Guión Yasujiro Ozu y Kogo Noda
Fotografía Yuharu Atsuta
Música Toshiro Mayuzumi
Producción Sochiku Films
Nacionalidad Japón
Duración 97m. Color
Reparto Masuo Fujiki, Yoshiro Kuga, Kuniko Miyake, Eiko Miyoshi, Sadako Sawamura, Teruko Nagaoka, Chishu Ryu, Masahiko Shimazu.

“Para los niños nuestros saludos deben parecer una pérdida de tiempo (…) Sí, actúan como lubricante en este mundo. Pero las cosas importantes son difíciles de decir, mientras que las cosas sin sentido se dicen con facilidad”

Un largometraje sencillo pero profundamente humano, que recapitulaba abundantes cuestiones desarrolladas por su autor en anteriores realizaciones (el choque entre la cultura occidental y el tradicionalismo nipón, los problemas domésticos entre padres e hijos, el paro, las dificultades para entablar relaciones sentimentales, los mecanismos de modernización implantados por la sociedad de consumo, el abandono a la bebida como antídoto contra la pesadumbre, etc.) en beneficio de una saludable comedia costumbrista dirigida a censurar los banales convencionalismos formales que sustentan un engranaje social tan falso como letárgico. Empleando como principal anécdota temática la huelga verbal emprendida por dos niños con el fin de que sus padres accedan a comprar un televisor (especie de remodelación del esquema argumental que cristalizó su gran obra silente, HE NACIDO PERO…), Ozu elaboraba una puesta en escena sofisticada, detallista y revoltosamente enriquecedora, donde prevalecía la veracidad y la exactitud de sus diálogos, así como la exquisita singularidad de sus gags visuales.

Otras películas cuyo título hace referencia a un SALUDO

Bienvenido, Mr. Chance – Hal Ashby (1979)
Hola, ¿Estás sola? – Icíar Bollaín (1995)
Buenas noches, y buena suerte – George Clooney (2005)