Preston Sturges

CASUALIDAD (Una chica afortunada)

Causa o fuerza a la que supuestamente se deben los hechos y circunstancias imprevistos, especialmente la coincidencia de dos sucesos. (google.es)

“En aquella época encontré un extraño refugio. Por casualidad, como suele decirse. Pero esas casualidades no existen. Cuando alguien necesita algo con mucha urgencia y lo encuentra, no es la casualidad la que se lo proporciona, sino él mismo. El propio deseo y la propia necesidad conducen a ello” (novela Demian)
Herman Hesse (1877-1962) Escritor, poeta, novelista y pintor alemán

UNA CHICA AFORTUNADA (Easy living) – 1937

Director Mitchell Leisen
Guión Preston Sturges
Fotografía Ted Tetzlaff
Música Boris Morros
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto Jean Arthur, Edward Arnold, Ray Milland, Luis Alberni, Mary Nash, Esther Dale, Franklin Pangborn, William Demarest, Robert Creig.
* Leo Robin y Ralph Rainger – Easy living

“¡No tienes que estar tan enojado solo porque seas estúpido!”

La triunfal potestad del amor por encima de las prejuiciosas barreras sociales, probablemente el aforismo capital sobre el que se asentó la “screwball comedy”, volvió a ejercer de tapujo temático para describir el inverosímil torrente de equívocos y casualidades que transmutan la humilde existencia de una atractiva desempleada neoyorquina tras caérsele encima el abrigo de marta cibelina que un iracundo millonario lanza desde el ático en el que vive como represalia a la insensata rutina dispendiosa de su esposa. Fluctuando entre una actitud de placentero romanticismo y un sentido del humor manifiestamente exaltado, que tomaba prestadas nociones propias del “slapstick” silente, Leisen exprimió la riqueza proteínica de su sofisticado y glamouroso estilo hasta conformar una película rebosante de agudeza, frescura y crítica social, consignada principalmente a parodiar la fascinación por el glamour consustancial al agitado contexto bursátil de la época. Basada en un guion de Preston Sturges a partir de un relato homónimo de Vera Caspary, agradece el eficaz cometido de unos intérpretes extraordinarios.

Otros películas cuyo motor argumental está movido por la CASUALIDAD

Grand Canyon – Lawrence Kasdan (1991)
Lucía y el sexo – Julio Medem (2001)
Serendipity – Peter Chelsom (2001)

INDIGENCIA (Los viajes de Sullivan)

Fenómeno muy complejo y característico de la sociedad actual que supone que algunas personas viven por debajo de la línea de lo que se considera como digno, es decir que viven sin acceso a la vivienda o al techo, sin acceso al trabajo, sin alimentación constante, a la intemperie, sin ningún tipo de ayuda del estado y con una calidad de vida extremadamente primaria. http://www.definicionabc.com/social/indigencia.php

“La ignorancia no discierne, busca un tribuno y toma un tirano. La miseria no delibera, se vende. Alejar el sufragio de manos de la ignorancia y de la indigencia es asegurar la pureza y acierto de su ejercicio. Algunos dirán que es antidemocrático pero la democracia, tal como ha sido ejercida hasta ahora nos ha llevado a este triste destino”
Juan Bautista Alberdi (1810-1884) Político, jurisconsulto y escritor argentino

LOS VIAJES DE SULLIVAN (Sullivan’s travels) – 1941

viajes

Director Preston Sturges
Guión Preston Sturges
Fotografía John E. Seitz
Música Leo Shuken y Charles Bradshaw
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto Joel McCrea, Veronica Lake, Robert Warwick, William Demarest, Porter Hall, Franklin Pangborn, Byron Foulger, Margaret Hayes.

“Quiero poner un espejo ante la vida. Quiero que sea una película sobre la dignidad; un auténtico lienzo del sufrimiento de la humanidad”

Uno de los trabajos más reputados de su autor y de la comedia clásica estadounidense en su conjunto, que ha visto algo empañado su excesivo moralismo con el paso del tiempo pero aún continúa encandilando por la despampanante espontaneidad y eficacia con la que fluctúa “screwball comedy”, drama social y cine dentro del cine, entre otros generos. Harto de la futilidad de sus propias películas, un director decide adaptar una novela (Oh brother? Where art thou?, título que inspiraría la comedia homónima de los Coen) sobre la cruda e hiriente realidad que azota el país durante el período de la Gran Depresión, por lo que opta por disfrazarse de mendigo e inmiscuirse, con la azarosa compañía de una aspirante a actriz, en los espinosos recovecos de la más absoluta indigencia. Este husmeador y atolondrado peregrinaje fue manipulado con un brioso ritmo narrativo y un satírico sentido del humor por Preston Sturges para arremeter contra la incompetencia de las instituciones norteamericanas, reflexionar sobre la subordinación artística que entonces ya coartaba su oficio y, por último, propagar el milagroso poder analgésico que la risa entraña para la especie humana.

Otras películas sobre la INDIGENCIA

Tallo de hierro – Héctor Babenco (1987)
El rey pescador – Terry Gilliam (1991)
Ángeles sin cielo – Tim Hunter (1993)

SÁTIRA (Un marido rico)

Es un género literario, pero también es un recurso que encontramos en las artes gráficas y escénicas. En la sátira los vicios individuales o colectivos, las locuras, los abusos o las deficiencias se ponen de manifiesto por medio de la ridiculización, la farsa, la ironía y otros métodos; ideados todos ellos para lograr una mejora de la sociedad. http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%A1tira

“La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos”
Dario Fo (1926-) Actor y escritor de teatro italiano

UN MARIDO RICO (The Palm Beach story)- 1942

PALM

Director Preston Sturges
Guión Preston Sturges
Fotografía Victor Milner
Música Victor Young
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto Claudette Colbert, Joel McCrea, Mary Astor, Rudy Vallee, Sig Arno, Torben Meyer, Robert Warwick, Victor Potel, William Demarest.

“Ésta es una de las tragedias de esta vida, que los hombres que más necesitan ser abofeteados son enormes”

El estrafalario embrollo sentimental acaecido en Palm Beach, tras la ocurrente estratagema de la esposa de un desafortunado inventor para conmutar las penurias de su mediocre vida cotidiana por las exuberantes y frívolas excentricidades del mundo de los ricos, dio lugar al último de los tres grandes clásicos de la comedia americana que Preston Sturges rodó en tan sólo dos años y que constituyen el punto más álgido de su carrera como guionista y director. Desde el apresurado enlace matrimonial sobre el que se intercalan los títulos de crédito iniciales hasta la pirueta que promueve su súbito, chocante y descabellado epílogo, la película proyecta una ráfaga de hilarantes diálogos y estrambóticas situaciones (entre ellas la inconcebible cacería organizada a bordo de un tren en marcha) dirigidas a satirizar de forma despiadada los hábitos más acusados de una sociedad norteamericana adherida a la moral del éxito. Espléndido reparto, del que sobresalen la inolvidable Claudette Colbert y la grotesca pareja de hermanos millonarios compuesta por Rudy Vallee y Mary Astor.

Otras SÁTIRAS cinematográficas

Tiempos modernos – Charles Chaplin (1936)
¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú – Stanley Kubrick (1964)
La gran comilona – Marco Ferreri (1973)