Ray Milland

CORISTA (La muchacha del trapecio rojo)

Mujer que forma parte del coro de revistas musicales y otros espectáculos similares. (Espasa-Calpe)

“Su nombre era Lola. Ella era una corista con plumas amarillas en su cabello y un vestido abierto atrás. Ella bailaba merengue y el cha-cha-chá, mientras intentaba convertirse en una estrella” (canción Copacabana [at the Copa])
Barry Manilow (1943-) Cantante, compositor y presentador estadounidense

LA MUCHACHA DEL TRAPECIO ROJO (The girl in red velvet swing) – 1955

Director Richard Fleischer
Guion Charles Brackett y Walter Reisch
Fotografía Milton Krasner
Música Leigh Harline
Productor 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 96m. Color
Reparto Ray Milland, Joan Collins, Farley Granger, Luther Adler, Cornelia Otis Skinner, Glenda Farrell, Frances Fuller, Philip Reed, John Hoyt.

“He visto más lágrimas correr por las caras bonitas que por las feas”

Tórrido melodrama, inspirado en un suceso verídico extraído de la crónica negra estadounidense de principios del siglo XX (junio de 1906), que relataba las nefastas consecuencias que acarrea la formación de un triángulo amoroso integrado por un afamado y maduro arquitecto neoyorquino, la guapa e ingenua modelo/corista Evelyn Nesbit y un joven ricachón tan caprichoso como desequilibrado. En una deslumbrante reconstrucción ambiental, que plasmaba a la perfección toda la hipocresía, arrogancia e incuria que reinaba en la alta sociedad de la época, Fleischer explotó esta historia condenada a la frustración y a la tragedia para escarbar sin piedad en la tormentosa mezquindad de las pasiones humanas, haciendo especial hincapié en la envidia patológica, desarreglo emocional del que ofrece un severo, alegórico e intemperante discurso. Un adecuado tratamiento estético, una vigorosa realización y un ilustre terceto protagonista, con una Joan Collins que lucía su portentosa carnalidad veinteañera, realzan un largometraje contemplativo y de inusitada violencia intrínseca.

Otras películas protagonizadas por una CORISTA

Ardid femenino – George Stevens (1938)
El príncipe y la corista – Laurence Olivier (1975)
Pim, pam, pum… ¡Fuego! – Pedro Olea (1975)

OFTALMÓLOGO (El hombre con rayos X en los ojos)

Médico que está especializado en todas las enfermedades y trastornos que pueden afectar a los ojos y a la calidad de la visión. Gracias a todos los dispositivos y aparatos que ayudan en el estudio de la visión y la integridad estructural del ojo, se pueden detectar trastornos y determinar las modalidades de corrección. (salud.ccm.net)

“Parece que le gusta el contacto de los hombres, pero no por ello se deja llevar cuando se siente molestada. Demuestra una cierta fuerza de carácter y se muestra protectora y maternal con el chico estrábico, pero también con la mujer del oftalmólogo cuando esta se encuentra al borde de un ataque de nervios” (novela Ensayo sobre la ceguera)
José Saramago (1922-2010) Escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués

EL HOMBRE CON RAYOS X EN LOS OJOS (X: The Man with the X-Ray Eyes) – 1963

Director Roger Corman
Guion Robert Dillon y Ray Russell
Fotografía Floyd Crosby
Música Les Baxter
Producción American International/Alta Vista
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 79m. Color
Reparto Ray Milland, Diana Van der Vlis, Harold Stone, John Hoyt, Lorrie Summers, Morris Ankrum, Don Rickles, John Dierkes, Dick Miller.

“¿Salvado? No. He venido a decirte lo que veo. Hay grandes tinieblas. Más allá del tiempo mismo y más allá de la oscuridad. Una luz que brilla, cambia y en el centro del universo… ¡el ojo que nos ve a todos!”

Proverbial aunque usualmente desatendido clásico de la ciencia-ficción de serie B acerca del angustioso e irrefrenable proceso de autodestrucción al que se abona un reconocido oftalmólogo por su testarudez en incrementar los límites de la visión a través de un suero de su propia inventiva, cuyo empleo le otorga la facultad de verlo todo mediante Rayos X. Tres semanas de apresurado rodaje con un presupuesto inferior a 300.000 dólares fueron suficientes para que Roger Corman edificara con su particular dinamismo descriptivo esta concisa y desoladora parábola en torno a la egocéntrica y casi injuriosa propensión del ser humano a pretender tergiversar la naturaleza de la realidad, que tan buenos resultados propició para los estudios Universal de los años treinta en su contumaz personificación del “mad doctor”. Cabe reseñar la singularidad y belleza plástica de los efectos especiales, perfilados gracias al innovador procedimiento del Spectarama, así como la inconmensurable caracterización de Ray Milland, en el último gran papel como protagonista de su carrera como actor.

Otras películas que cuentan con un OFTALMÓLOGO entre sus protagonistas

Una mujer peligrosa – Felix E. Feist (1952)
Angustia – Bigas Luna (1987)
Delitos y faltas – Woody Allen (1989)

CASUALIDAD (Una chica afortunada)

Causa o fuerza a la que supuestamente se deben los hechos y circunstancias imprevistos, especialmente la coincidencia de dos sucesos. (google.es)

“En aquella época encontré un extraño refugio. Por casualidad, como suele decirse. Pero esas casualidades no existen. Cuando alguien necesita algo con mucha urgencia y lo encuentra, no es la casualidad la que se lo proporciona, sino él mismo. El propio deseo y la propia necesidad conducen a ello” (novela Demian)
Herman Hesse (1877-1962) Escritor, poeta, novelista y pintor alemán

UNA CHICA AFORTUNADA (Easy living) – 1937

Director Mitchell Leisen
Guión Preston Sturges
Fotografía Ted Tetzlaff
Música Boris Morros
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto Jean Arthur, Edward Arnold, Ray Milland, Luis Alberni, Mary Nash, Esther Dale, Franklin Pangborn, William Demarest, Robert Creig.
* Leo Robin y Ralph Rainger – Easy living

“¡No tienes que estar tan enojado solo porque seas estúpido!”

La triunfal potestad del amor por encima de las prejuiciosas barreras sociales, probablemente el aforismo capital sobre el que se asentó la “screwball comedy”, volvió a ejercer de tapujo temático para describir el inverosímil torrente de equívocos y casualidades que transmutan la humilde existencia de una atractiva desempleada neoyorquina tras caérsele encima el abrigo de marta cibelina que un iracundo millonario lanza desde el ático en el que vive como represalia a la insensata rutina dispendiosa de su esposa. Fluctuando entre una actitud de placentero romanticismo y un sentido del humor manifiestamente exaltado, que tomaba prestadas nociones propias del “slapstick” silente, Leisen exprimió la riqueza proteínica de su sofisticado y glamouroso estilo hasta conformar una película rebosante de agudeza, frescura y crítica social, consignada principalmente a parodiar la fascinación por el glamour consustancial al agitado contexto bursátil de la época. Basada en un guion de Preston Sturges a partir de un relato homónimo de Vera Caspary, agradece el eficaz cometido de unos intérpretes extraordinarios.

Otros películas cuyo motor argumental está movido por la CASUALIDAD

Grand Canyon – Lawrence Kasdan (1991)
Lucía y el sexo – Julio Medem (2001)
Serendipity – Peter Chelsom (2001)

PULPO (Piratas del mar Caribe)

Animal acuático invertebrado, que forma parte del filo de los moluscos. Dispone de un cuerpo blando, sin concha que lo proteja, y tiene ocho tentáculos. Por esta característica, los pulpos también se conocen como octópodos. Estos tentáculos poseen ventosas que son adherentes. Los pulpos también tienen tres corazones: un par de ellos se encargan de llevar sangre hacia las branquias, mientras que el restante promueve la circulación a las otras regiones corporales.Otras características son la presencia de una especie de sifón que le permite expulsar agua para avanzar y de una reserva de tinta que el animal emplea para huir de los depredadores (…) El aspecto del pulpo ha sido motivo suficiente para convertirlo en el antagonista de más de una historia de terror, tanto en su forma original como en versiones propias de la fantasía. http://definicion.de/pulpo/

“Oscuro dios de las profundidades, helecho, hongo, jacinto, entre rocas que nadie ha visto, allí, en el abismo, donde al amanecer, contra la lumbre del sol, baja la noche al fondo del mar y el pulpo le sorbe con las ventosas de sus tentáculos tinta sombría”
José Emilio Pacheco (1939-2014) Escritor y poeta mexicano

PIRATAS DEL MAR CARIBE (Reap the wild wind) – 1942

reap2

Director Cecil B. De Mille
Guión Alan LeMay, Charles Bennett y Jesse Lasky Jr.
Fotografía Victor Milner y William V. Skall
Música Victor Young
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 124m. Color
Reparto Ray Milland, John Wayne, Paulette Godard, Raymond Massey, Charles Bickford, Robert Preston, Walter Hampden, Susan Hayward.

“Pero hay una mujer ahí abajo, bajo diez brazas de aguas verdes, sola en un barco muerto donde el tiburón y el pulpo gigante nadan en las sombras profundas. El barco no gritó. Fue una mujer”

Tomando como base un relato homónimo de Thelma Strabel publicado por fascículos en la revista Saturday Evening Post y basado en unos hechos reales acontecidos en las costas de Florida durante 1840, Cecil B. De Mille surtió al género de aventuras marinas con su solemne colosalismo patriótico para enaltecer las actividades navieras estadounidenses, y, de ese modo, proseguir con su particular revisión glorificadora al progreso histórico de la nación que conformó desde mediados de los treinta hasta finales de los cuarenta. La peliaguda erradicación de la delictiva supremacía marítima imputada a una pintoresca banda de piratas para recuperar el tráfico comercial en el litoral atlántico, guarnecida por las rivalidades amorosas entre sus protagonistas, suplía su irónica superficialidad con un poderoso ritmo narrativo, una espléndida nómina actoral (con la viperina columnista Hedda Hopper como invitada de lujo) y un sentido visual tan ostentoso como sugestivo y evocador, que deparaba escenas tan memorables como la espectacular lucha con un pulpo gigante.

Otras películas donde aparece un PULPO gigante

La venganza del bergantín – Edward Ludwig (1948)
Tentáculos – Ovidio G. Assonitis (1977)
Ed Wood – Tim Burton (1994)

ALCOHOLISMO (Días sin huella)

Padecimiento que genera una fuerte necesidad de ingerir alcohol, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestándose a través de varios síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta. El alcohólico no tiene control sobre los límites de su consumo, el cual va en aumento a medida que se desarrolla tolerancia a esta droga. Se considera como una enfermedad incurable, progresiva y mortal por la Asociación de Médicos de los EE. UU. (…) La dependencia al alcohol puede resultar de una predisposición genética, una enfermedad mental, el consumo de alcohol abundante, sostenido y abusivo o una combinación de estos factores. Esta enfermedad no solo afecta al adicto sino también la vida de todo aquel que se encuentra a su alrededor. (Wikipedia)

“Un alcohólico es alguien que no te gusta y que además bebe más que tú mismo”
Dylan Thomas (1914-1953) Poeta, escritor de cuentos y dramaturgo británico.

DÍAS SIN HUELLA (The lost weekend) – 1945

huella

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder y Charles Brackett
Fotografía John F. Seitz
Música Miklos Rozsa
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 101m. B/N
Reparto Ray Milland, Jane Wyman, Howard Da Silva, Doris Dowling, Lillian Fontaine, Philip Terry, Mary Young, Lewis L. Russell.

“Y ahí afuera, en esa jungla de cemento, me pregunto cuántos habrá como yo. Pobres tipos endemoniados por una sed infernal”

Celebrada adaptación de una novela homónima de Charles R. Jackson, que proponía una de las miradas más naturalistas y penetrantes que jamás se hayan realizado sobre la metódica pesadilla del alcoholismo y sus devastadores efectos inmediatos. La agónica e impotente lucha de un escritor en horas bajas para huir del infierno etílico, aquel donde la ominosa demencia y el decadente nihilismo conviven junto a una absoluta pérdida de la dignidad, fue captada a través de una desnuda y rotunda acritud escepticista, quizás levemente afectada por unas ineludibles concesiones al ejemplarismo moralista. El aplastante e innovador retrato en exteriores que Wilder efectúa de la opresiva urbe neoyorquina unido a un tratamiento lumínico de rasgos expresionistas, directamente emparentado con el género negro, convirtieron el largometraje en un trágico y desesperado recorrido hacia la frustración existencial y artística. Excepcional protagonismo de Ray Milland (impuesto por la productora en perjuicio de José Ferrer o Cary Grant) en el personaje más substancial y exitoso de toda su carrera.

Otras películas sobre el ALCOHOLISMO

Días de vino y rosas – Blake Edwards (1962)
El borracho – Barbet Schroeder (1987)
Leaving Las Vegas – Mike Figgis (1995)