ALCOHOLISMO (Días sin huella)

Padecimiento que genera una fuerte necesidad de ingerir alcohol, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestándose a través de varios síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingestacion. El alcohólico no tiene control sobre los límites de su consumo, el cual va en aumento a medida que se desarrolla tolerancia a esta droga. Se considera como una enfermedad incurable, progresiva y mortal por la Asociación de Médicos de los EE. UU. (…) La dependencia al alcohol puede resultar de una predisposición genética, una enfermedad mental, el consumo de alcohol abundante, sostenido y abusivo o una combinación de estos factores. Esta enfermedad no solo afecta al adicto sino también la vida de todo aquel que se encuentra a su alrededor. https://es.wikipedia.org/wiki/Alcoholismo

“Un alcohólico es alguien que no te gusta y que además bebe más que tú mismo”
Dylan Thomas (1914-1953) Poeta, escritor de cuentos y dramaturgo británico.

DÍAS SIN HUELLA (The lost weekend) – 1945

huella

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder y Charles Brackett
Fotografía John F. Seitz
Música Miklos Rozsa
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 101m. B/N
Reparto Ray Milland, Jane Wyman, Howard Da Silva, Doris Dowling, Lillian Fontaine, Philip Terry, Mary Young, Lewis L. Russell.

“Y ahí afuera, en esa jungla de cemento, me pregunto cuántos habrá como yo. Pobres tipos endemoniados por una sed infernal”

Celebrada adaptación de una novela homónima de Charles R. Jackson, que proponía una de las miradas más naturalistas y penetrantes que jamás se hayan realizado sobre la metódica pesadilla del alcoholismo y sus devastadores efectos inmediatos. La agónica e impotente lucha de un escritor en horas bajas para huir del infierno etílico, aquel donde la ominosa demencia y el decadente nihilismo conviven junto a una absoluta pérdida de la dignidad, fue captada a través de una desnuda y rotunda acritud escepticista, quizás levemente afectada por unas ineludibles concesiones al ejemplarismo moralista. El aplastante e innovador retrato en exteriores que Wilder efectúa de la opresiva urbe neoyorquina unido a un tratamiento lumínico de rasgos expresionistas, directamente emparentado con el género negro, convirtieron el largometraje en un trágico y desesperado recorrido hacia la frustración existencial y artística. Excepcional protagonismo de Ray Milland (impuesto por la productora en perjuicio de José Ferrer o Cary Grant) en el personaje más substancial y exitoso de toda su carrera.

Otras películas sobre el ALCOHOLISMO

Días de vino y rosas – Blake Edwards (1962)
El borracho – Barbet Schroeder (1987)
Leaving Las Vegas – Mike Figgis (1995)

11 comments

  1. ‘Días sin huella’ es un retrato realista y duro del alcoholismo. Wilder tuvo problemas con ese realismo y el código Hays pero transmitió mucha verdad. Como años más tarde, Edwards en ‘Día de vino y rosas’, otra película que mencionas.

    El cine ha dejado películas impresionantes sobre esta palabra. Me viene a la cabeza ‘Mi nombre es Joe’ de Ken Loach.

    Beso
    Hildy

    Me gusta

    1. Es verdad, no me acordaba de esta soberbia (y no demasiado valorada) película de Ken Loach, que ofrece uno de los mejores retratos sobre el alcoholismo que haya visto nunca. Un año más tarde, Benito Zambrano debutaba como realizador para ofrecernos otro descarnado drama sobre el recurso de la dipsomanía como triste e inútil procedimiento para paliar la soledad afectiva en la estupenda ‘Solas’. Beso.

      Me gusta

  2. Gran película. Otra muy buena sobre el tema fue protagonizada por Burt Lancaster, no recuerdo el título. Son películas más humanas, donde el malo no es el monstruo, donde hay un trasfondo y mucha caridad.

    Me gusta

      1. Pues no, esta no la he visto. No recuerdo el título pero el es un hombre casado, deprimido, y fácilmente se ve que esta siempre intentando no mostrar cierta agresividad pasiva, y una chica se traslada a vivir a su casa y alli el comienza a desarrollar una forma de control y de sobre protección hacerla ella. Su mujer ha pasado por muchos problemas pero sigue amando la vida. Y un día el, que lucha contra su propia tensión emocional acaba abriendo una botella…

        Me gusta

    1. Tres grandes películas sobre el tema, no cabe duda, especialmente la de Lynch, sin duda alguna, uno de los mejores largometrajes que nos deparó el fin del milenio. Te compensaré por tu aportación con otros tres extraordinarios dramas de distintas nacionalidades sobre el consumo abusivo del alcohol, que ya han sido tratados en el blog: ‘Fuego fatuo’ de Malle, ‘El sabor del sake’ de Ozu y ‘Fat City, ciudad dorada’ de Huston. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s