Mes: junio 2015

IMPERATIVO (Bésame, tonto)

Deber o exigencia inexcusables. http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=imperativo
El modo imperativo es un modo gramatical, empleado para expresar mandatos, órdenes, solicitudes taxativas, ruegos o deseos. https://es.wikipedia.org/wiki/Modo_imperativo

“El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta ‘el modo imperativo’”
Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino

BÉSAME, TONTO (Kiss me, stupid) – 1964

bésame

Director Billy Wilder
Guión Billy Wilder e I.A.L.Diamond
Fotografía Joseph LaShelle
Música André Previn
Producción The Mirisch Corporation
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 126m. B/N
Reparto Dean Martin, Kim Novak, Ray Walston, Felicia Farr, Cliff Osmond, James Ward, Barbara Pepper, Doro Merande, Tommy Nolan.

“Basta de preguntas y… ¡bésame, tonto!”

Tildada de vulgar y obscena por la crítica norteamericana y acogida con despectiva frialdad por el mojigato público yanqui, quienes no toleraron que se pusiera en entredicho su arraigado conservadurismo cotidiano, esta ocurrente, romántica e incisiva comedia de enredos merece englosar en ese incomparable conjunto de joyas que jalonan la incomparable sátira wilderiana. Inspirada en la obra teatral L’ora della fantasia de Anna Bonacci, previamente adaptada por Mario Camerini en MUJER POR UNA NOCHE (1952), proponía una trama enmarcada en un pequeño pueblo de Nevada y conducida por un celoso y modesto compositor, su atractiva esposa, un mujeriego cantante de moda y una sensible prostituta para discurrir, por medio de unos diálogos endemoniadamente cínicos y un dinámico ritmo narrativo, acerca de los celos y la avidez sexual que degradan el vínculo matrimonial o la enfermiza necesidad de triunfo que siempre ha imperado en la sociedad estadounidense. Modélico cuarteto protagonista, con un “Dino” que se autoparodiaba con magnánima pericia y una Kim Novak que evidenciaba un talento y una belleza difícilmente comparables.

Otras películas con títulos en IMPERATIVO

¡Agáchate, maldito! – Sergio Leone (1971)
Átame – Pedro Almodóvar (1990)
Olvídate de mí – Michel Gondry (2004)

AMISTAD (Adiós, muchachos)

Relación afectiva que se puede establecer entre dos o más individuos, a la cual están asociados valores como la lealtad, la solidaridad, la incondicionalidad, el amor, la sinceridad, el compromiso, entre otros, y que se cultiva con el trato asiduo y el interés recíproco a lo largo del tiempo. http://www.significados.com/amistad/

“Necesito de alguien, que venga a luchar a mi lado sin ser llamado. Alguien lo suficientemente amigo, cómo para decirme las verdades que no quiero oír, aún sabiendo que puedo irritarme. Por eso, en este mundo de indiferentes, necesito de alguien que crea en esa cosa misteriosa, desacreditada y casi imposible: ¡La amistad!”
Charles Chaplin (1889-1977) Actor cómico, compositor, productor, director y escritor británico

ADIÓS, MUCHACHOS (Au revoir les enfants) – 1987

adios

Director Louis Malle
Guión Louis Malle
Fotografía Renato Berta
Música Camille Saint-Saëns y Franz Schubert
Producción MK2/NEF/Nouvelles Éditions/ Stella Films
Nacionalidad Francia/ Alemania/ Italia
Duración 104m. Color
Reparto Gaspard Manesse, Raphael Fejtö, Francine Racette, Stanislas Carré de Malberg, Philippe Morier- Genoud, Françóis Berléand.

“Han pasado más de cuarenta años, pero, hasta el día de mi muerte, recordaré cada segundo de aquella mañana de Enero”

Tras su anómalo pero interesante periplo hollywoodiense y culminando así un proyecto que ansiaba formalizar desde sus inicios como cineasta, Malle desenterró un dramático recuerdo de su infancia para construir otra poderosa reminiscencia de la injusticia y el abuso del poder digerido por su país durante el período de ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial. La trágica relación de compatibilidad, apego y convivencia que sostuvo el hijo de un influyente industrial (alter ego del realizador) con un misterioso y superdotado muchacho de origen judío en el colegio internado católico de Fontainebleau daba lugar a un sincero, terso y emotivo canto a la amistad por encima de cualquier prejuicio social o político, empapado de melancolía y un contagioso e inevitable sentimiento de culpa. Habilitada por un guión sin fisuras y la excepcional labor de un reparto integrado casi en su totalidad por actores infantiles, constituye una de las obras mayores de su versátil autor y una dilucidación precisa, eficaz e irrevocable para desentrañar la atroz y enloquecedora dimensión del antisemitismo.

Otras películas sobre la AMISTAD

Dersu Uzala – Akira Kurosawa (1975)
Ricas y famosas – George Cukor (1981)
Cadena perpetua – Frank Darabont (1994)

DOCTOR (El abominable doctor Phibes)

1. Persona que ha recibido el último y preeminente grado académico que confiere una universidad u otro establecimiento autorizado para ello.
2. Persona que enseña una ciencia o arte.
3. Médico, aunque no tenga el grado académico de doctor.
http://lema.rae.es/drae/srv/search?id=Y1o2CND2ADXX2oi1zXbt
Los mad doctor suelen ser científicos en general o médicos (cirujanos sobretodo), que por un motivo u otro sobrepasan la línea que separa lo ético de lo que no lo es, abandonando por completo el código deontológico y cualquier otro código moral escrito o no, para conseguir algún propósito extravagante que suele retar los límites preestablecidos por la sociedad, la ciencia o la religión. Personajes megalómanos, vanidosos, visionarios, excéntricos, siniestros, con complejo de dios obsesionados por dar vida mediante la resurrección, la clonación o el sistema que sea necesario. http://www.diosesymonstruos.es/2011/04/introduccion-los-mad-doctors-en-el-cine-de-terror/

“El otro día fui a un psiquiatra. Me pidió mil pesos adelantados. Yo le dije: Doctor, es mi problema el que vengo a resolver, no el suyo”
Juan Verdaguer (1915-2001) Humorista uruguayo

EL ABOMINABLE DOCTOR PHIBES (The abominable Dr. Phibes) – 1971

phibes

Director Robert Fuest
Guión James Whiton y William Goldstein
Fotografía Norman Warwick
Música Basil Kirchin
Producción American International
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 94m. Color
Reparto Vincent Price, Joseph Cotten, Virginia North, Sean Bury, Alex Scott, Peter Jeffrey, Susan Travers, Peter Gilmore, Hugh Griffith, Caroline Munro.

“La venganza es la mejor medicina”

Afianzado en su faceta de director artístico, el también expintor Robert Fuest efectuó una hábil incursión en el campo de la realización con esta desaforada película de horror gótico, que, unida a la menos inspirada pero todavía más delirante secuela del año siguiente, EL RETORNO DEL DR.PHIBES, tuvieron el privilegio de transferir a la historia del fantástico a uno de sus más maquiavélicos, patéticos y extravagantes “mad doctors”. Encarnado en su film número cien por el mítico Vincent Price, no era más que una anacrónica reproducción del “fantasma de la ópera”, cuyo pavoroso y necrófilo designio consistía en eliminar a todos los cirujanos que en su día fueron incapaces de salvar la vida de su accidentada esposa. La siniestra imaginería de esta vengativa y dinámica sucesión de crímenes, inspirados en las diez plagas del Egipto bíblico, se caracterizaba por un chocante humor soterrado, una macabra inventiva en el planteamiento y la resolución de los asesinatos y, sobre todo, por una labor escenográfica francamente original, vinculada vagamente al art-decó.

Otras películas sobre MAD DOCTORS

Los ojos sin rostro – Georges Franju (1960)
Gritos en la noche – Jesús Franco (1962)
El jovencito Frankenstein – Mel Brooks (1974)

MUCHEDUMBRE (Y el mundo marcha)

Abundancia o multitud de personas o de cosas, generalmente, alrededor de alguna cuestión (…) muchedumbre es un término que se encuentra vinculado a otros como ser: multitud, masa, plebe, pueblo… http://www.definicionabc.com/social/muchedumbre.php

“Aprende a vivir aislado y a meditar en soledad; pero si te mezclas con la muchedumbre procura ser, como todos ellos, uno de tantos”
Cleóbulo de Lindos (c. 600 a.C.) Poeta griego

Y EL MUNDO MARCHA (The crowd) – 1928

crowd2

Director King Vidor
Guión King Vidor, Harry Behn y John V.A. Weaver
Fotografía Henry Sharp
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 103m. B/N
Reparto James Murray, Eleanor Boardman, Bert Roach, Estelle Clark, Daniel G. Tomlinson, Dell Henderson, Lucy Beaumont, Alice Mildred Puter.

Avalado por el éxito obtenido con EL GRAN DESFILE (1925), King Vidor convenció al todopoderoso Irving Thalberg de la conveniencia de dar luz verde a un proyecto propio que pretendía reflejar la engañifa del denominado sueño americano a través del aflictivo itinerario vital por la muchedumbre neoyorquina de un vulgar sujeto provinciano, acosado por un halo de fatalidad semejante al que conduciría a su protagonista, James Murray, a suicidarse en el río Hudson tras una larga adicción al alcohol. Momentos tan emotivos e inusitadamente realistas como la prematura muerte del padre del protagonista, la noticia del embarazo de su mujer (interpretada por la esposa del realizador) o la súbita tragedia acontecida ante los ojos despavoridos de la pareja no sólo justifican la excelsitud de este relato de la mediocridad cotidiana sino que lo constatan como uno de los largometrajes más emocionantes e imperecederos del cine silente, cuyo poderío melodramático no ha perdido ni un ápice de fuerza debido a su prodigiosa fluidez narrativa, su preciso empleo de largos travellings y la elipsis o sus creativos recursos de montaje.

Otras películas sobre distintas MUCHEDUMBRES

Un rostro en la multitud – Elia Kazan (1957)
Woodstock, 3 días de paz y música – Michael Wadleigh (1970)
Cuando el destino nos alcance – Richard Fleischer (1973)

MALDICIÓN (La máscara del demonio)

Expresión de un deseo maligno dirigido contra una o varias personas que, en virtud del poder mágico del lenguaje, logra que ese deseo se cumpla (…) Las maldiciones tienen un papel destacado en las creencias populares de muchos pueblos (supersticiones), así como en sus mitos y leyendas (…) Con frecuencia se atribuye una capacidad especial para arrojar maldiciones a colectivos marginados, como los gitanos en España, cuyas “maldiciones gitanas” causaban pavor. https://es.wikipedia.org/wiki/Maldici%C3%B3n

“La diferencia básica entre un hombre ordinario y un guerrero es que el guerrero toma todo como un reto, mientras que un hombre ordinario toma todo como una bendición o una maldición”
Carlos Castaneda (1925-1998) Antropólogo y escritor peruano nacionalizado estadounidense

LA MÁSCARA DEL DEMONIO (La maschera del demonio) – 1960

maschera

Director Mario Bava
Guión Mario Bava, Ennio De Conicini y Mario Serandrei
Fotografía Mario Bava
Música Roberto Nicolosi
Producción Galatea Film/Jolly Film
Nacionalidad Italia
Duración 88m. B/N
Reparto Barbara Steele, John Richardson, Andrea Checchi, Ivo Garrani, Tino Bianchi, Arturo Dominici, Enrico Olivieri, Antonio Pierfederici.

“Ven, bésame, mis ardientes labios te transformarán. Estarás muerto para los hombres pero estarás vivo en la muerte”

Primer largometraje como realizador del entonces insigne director de fotografía Mario Bava y una de las cumbres del cine fantástico europeo, donde se tomaba prestado un relato de Nikolai Gogol (objeto de otra interesante versión homónima a cargo de G.Koprachyov y K.Yershov, VIY (67), y un soporífero homenaje a su padre de Lamberto Bava en 1989), para representar una pesadilla de exasperado, truculento y ardoroso lirismo. El vengativo retorno a la vida de una hechicera ejecutada en la hoguera inquisitorial y su príncipe amante, debido a una inoportuna temeridad de dos jóvenes médicos, servía como pretexto para entrecruzar con inusitada osadía temas como el vampirismo, la brujería o el sadomasoquismo, amparándose en una atmósfera de perniciosa irrealidad y una asombrosa exactitud plástica. Propagada con todo merecimiento como el título más venerable surgido del horror gótico italiano, aportó también la revelación de una de las más poderosas, estremecedoras e insidiosas bellezas de la historia del cine de terror: Barbara Steele.

Otras películas sobre MALDICIONES

La maldición del hombre lobo – Terence Fisher (1961)
La leyenda de la mansión del infierno – John Hough (1973)
La maldición (The grudge) – Takashi Shimizu (2002)