POTAJE (Rufufú)

Plato a base de verduras y legumbres (por lo general garbanzos, pero también de judías o lentejas), consistente en legumbres cocidas a las que se le añade un sofrito y queda con caldo, pero no llega a ser una sopa. En el sofrito se suele usar cebolla, ajo, tomate y pimiento, a los que puede anadírseles otros ingredientes (huevo duro, espinacas, tomate, chorizo, etc.). Además del ajo, se suelen usar otras especias, como pimentón, pimienta, comino, orégano o clavo. Puede llevar algo de carne, hueso, tocino o chorizo, para darle más sabor al caldo, o bien chirlas y bacalao. (Wikipedia)

“Dios también es el blanco silencio de la nieve y el fondo del lago Constanza donde duerme la doncella que enamoró al anciano Carlomagno. Dios es el violonchelo de Rostropovich y el espíritu de los metales que en el crisol fundían los alquimistas; también equivale a la sustancia de un potaje bien trabado y al mismo tiempo palpita en cada duna del desierto de Libia, y está en el belfo espumoso de todos los caballos de carreras y en ciertos versos de Dante” (artículo Creación)
Manuel Vicent (1936-) Escritor y periodista español

RUFUFÚ (I soliti ignoti) – 1958

Director Mario Monicelli
Guion Mario Monicelli, Age, Furio Scarpelli y Suso Cecchi D’Amico
Fotografía Gianni Di Venanzo
Música Piero Umiliani
Producción Lux/Vides
Nacionalidad Italia
Duración 101m. B/N
Reparto Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni, Totó, Claudia Cardinale, Renato Salvatori, Carla Gravina, Memmo Carotenuto, Carlo Pisacane

“En Sicilia decimos mujer coqueta y bella huye siempre de ella, y en cambio a la hacendosa tómala por esposa”

Simpática e irónica ojeada al mundo del hampa de baja estofa, nacida como respuesta paródica a la apreciable RIFIFÍ (1955) de Jules Dassin, que pormenorizaba con un ejemplar sentido del ritmo narrativo la gestación y ejecución del atraco a una sucursal bancaria de cinco truhanes napolitanos de poca monta y demasiado apetito. A partir de un guión espléndidamente elaborado, Mario Monicelli brindaba un dibujo de semejantes delincuentes circunstanciales harto preciso, picaresco y cargado de humanidad, cuya adecuada percepción lúdica ejercía como veraz y amoral reflejo costumbrista de la peliaguda coyuntura socio-económica por la que atravesaba la Italia del momento. La audaz tentativa de conciliar los motivos neorrealistas con la tradición del teatro popular se saldó con un encomiable beneplácito popular, naturalmente influido por la conjunción de una camarilla de actores estupendos, encabezada por un Vittorio Gassman que relegaba así su imagen profesional de galán engreído y bribón para explotar su encubierta vena cómica, y una bellísima Claudia Cardinale de tan solo diecinueve años.

Otras películas donde se degusta algún tipo de POTAJE

Tampopo – Jūzō Itami (1985)
El festín de Babette – Gabriel Axel (1987)
Cuscús – Abdellatif Kechiche (2007)

PATINAJE (Yo, Tonya)

Deporte o ejercicio que consiste en patinar.
Patinaje artístico Modalidad deportiva de patinaje sobre hielo en la que los patinadores realizan, individualmente o por parejas, diversos ejercicios de danza y figuras acrobáticas que son puntuados por un jurado.
(google.com)

“La mitad del patinaje artístico es opinión, convencer a los jueces”
Scott Hamilton (1954-) Saxofonista estadounidense de jazz

YO, TONYA (I, Tonya) – 2017

Director Craig Gillespie
Guion Steven Rogers
Fotografía Nicolas Karakatsanis
Música Peter Nashel
Producción Clubhouse Pictures/LuckyChap Entertainment/30West/Ai Film
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 121m. Color
Reparto Margot Robbie, Sebastian Stan, Allison Janney, Caitlin Carver, Julianne Nicholson, Bojana Novakovic, Mckenna Grace, Paul Walter Hauser.
* Cliff Richard – Devil woman

“¿Nunca me dejarán patinar de nuevo? ¿No podré…? ¿Nunca? Quiero decir, prefiero ir a la cárcel (…) No tengo educación. Todo lo que sé es patinar. Eso es todo lo que sé. No soy nadie si no puedo patinar (…) Es como si me estuvieran dando una sentencia de por vida. No pueden hacer eso”

Estimulante, atrevido y placentero drama biográfico en torno a la eclosión, el apogeo y la inapelable caída a los infiernos del desprecio y el olvido de Tonya Harding, patinadora olímpica de origen humilde, actitud chabacana, inusitado talento deportivo, espíritu luchador y cierta propensión a la polémica, que protagonizó un descomundal escándalo mediático al verse involucrada en la brutal e inaceptable agresión que sufrió su principal rival, Nancy Kerrigan, mientras preparaba su clasificación para los JJOO de 1994. Rodada a modo de falso documental, con abundantes y contradictorias entrevistas a cámara, apropiados saltos temporales, utilización de la pantalla dividida y alguna que otra ruptura de la cuarta pared, reseñaba con asombrosa vehemencia descriptiva la trayectoria vital de la protagonista, incidiendo de manera especial en la relación de abuso emocional y maltrato psicológico que mantuvo con su madre y el turbulento vínculo autodestructivo que alimentaba con su patético novio (y posterior marido). Portentosa exhibición de matices interpretativos a cargo de Margot Robbey y no menos excelsa contribución actoral de Allison Janney.

Otras películas ambientadas en el mundo del PATINAJE ARTÍSTICO

Castillos de hielo – Donald Wrye (1978)
Pasión por el triunfo – Paul Michael Glaser (1992)
Todo es por amor – Thomas Vinterberg (2003)

PATRIOTISMO (Yanqui Dandy)

Pensamiento que vincula a un individuo con su patria. Es el sentimiento que tiene un ser humano por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, afectos, cultura e historia; es el equivalente colectivo al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia o también a una nación. (Wikipedia)

“El patriotismo en el campo de batalla consiste en conseguir que otro desgraciado muera por su país antes de que consiga que tu mueras por el tuyo”
George Patton (1885-1945) General estadounidense

YANQUI DANDY (Yankee Doodle Dandy) – 1942

Director Michael Curtiz
Guion Robert Buckner y Edmund Joseph
Fotografía James Wong Howe
Música Heinz Roemheld
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 120m. B/N
Reparto James Cagney, Joan Leslie, Walter Huston, Jack Young, Irene Manning, Jeanne Cagney, Richard Whorf, George Tobias, S.Z. Sakall.

“Yo no me preocuparía por este país si fuera usted. Lo tenemos resuelto. ¿En qué otro país podría un tipo sencillo como yo venir aquí y hablar de todo con el jefe?”

Ejemplar biografía del polifacético artista de vodevil de ascendencia irlandesa George M. Cohan, popularmente considerado como el padre de la comedia musical americana y autor de himnos populares del calibre de Over there, You’re a grand old flagg, Give my regards to Broadway o el que quizás perdura como su tema más conocido, Yankee Doodle Dandy, adaptación de una canción sobre la Guerra de Independencia. Haciendo gala de su reconocido dinamismo descriptivo, Michael Curtiz consiguió atemperar la exuberancia patriotera del relato (hoy harto desfasada) con una narración tan ágil como emotiva, beneficiándose de una sensacional labor lumínica de James Wong Howe, y, por supuesto, de un desprendido y bullicioso alarde del versátil virtuosismo de James Cagney como actor y bailarín. Un largometraje optimista, elocuente y divertido, que, una vez perpetrado el sorpresivo ataque a Pearl Harbour, cumplió con creces el cometido de contagiar a la población estadounidense del espíritu de solidaridad y fervor nacionalista idóneo para afrontar la inminente intervención del país en la Segunda Guerra Mundial.

Otras películas donde sobresale una acusada actitud de PATRIOTISMO

Caballero sin espada – Frank Capra (1939)
El silencio del mar – Jean-Pierre Melville (1949)
Braveheart – Mel Gibson (1995)

ALAMBRADA (Kapo)

Cerca hecha de hilo de alambre grueso con púas o pinchos que sirve para dificultar el paso por un lugar, como en las trincheras o zonas de vigilancia especial. (google.es)

“Mario Dufort era uno de esos presos, y estaba sudando hielo. Tenía los brazos abiertos, como todos, con las manos agarrando la alambrada: como él estaba temblando, la alambrada estaba temblando. Tiemblo de frío, se dijo así mismo, y se lo repitió; y no se lo creyó. Y tuvo vergüenza de su miedo. Se sintió abochornado por aquel espectáculo que estaba dando ante sus compañeros. Y soltó las manos. Pero la alambrada siguió temblando. Sacudida por las manos de todos los demás, la alambrada siguió temblando. Y entonces Mario entendió” (relato breve La alambrada)
Eduardo Galeano (1940-2015) Periodista y escritor uruguayo

KAPO (Kapò) – 1960

Director Gillo Pontecorvo
Guion Gillo Pontecorvo y Franco Solinas
Fotografía Goffredo Bellisario
Música Carlo Rustichelli
Producción Vides-Zebra Cineriz/Francinex/Lovcen Film
Nacionalidad Italia/ Francia/ Yugoslavia
Duración 118m. B/N
Reparto Susan Strasberg, Laurent Terzieff, Emmanuelle Riva, Didí Perego, Gianni Garko, Anabella Besi, Graziella Galvani, Bruno Scipioni.

“Debería haber amor y felicidad para todos, pero uno está obligado a matar y a odiar”

Avivado por su origen hebrero y una pronunciada ideología antifascista, Gillo Pontecorvo exploró los límites de la supervivencia humana a través de la desesperada e indigna mutación de una joven judía parisina en “kapo”, o sea, en uno de aquellos presos con ciertos privilegios que ejercían como capataces en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial. La convincente interpretación de Susan Strasberg sobresalía por encima de cualquier otra particularidad en esta cruda, desesperanzada y, en cierto modo, precursora descripción del Holocausto, afectada por una incorrecta utilización de la banda sonora y popularmente denostada por un prescindible movimiento de cámara de “abyecto” y “despreciable” énfasis formalista, según el famoso artículo que Jacques Rivette escribió un año después de su estreno para Cahiers du Cinéma. Aún con todo, el largometraje emerge en la actualidad como un poderoso, directo e inclemente paradigma sobre el aciago e inexorable proceso de deshumanización que trae consigo todo conflicto bélico.

Otras películas donde aparece alguna que otra ALAMBRADA

La pradera sin ley – King Vidor (1955)
La gran evasión – John Sturges (1963)
El niño con el pijama de rayas – Mark Herman (2008)

FÚTBOL (The Damned United)

Deporte de equipo jugado entre dos conjuntos de once jugadores cada uno y algunos árbitros que se ocupan de que las normas se cumplan correctamente. Es considerado el deporte más popular del mundo, pues lo practican unas 270 millones de personas (…) El terreno de juego es rectangular de césped natural o artificial, con una portería o arco a cada lado del campo. Se juega mediante una pelota que se debe desplazar a través del campo con cualquier parte del cuerpo que no sean los brazos o las manos, y mayoritariamente con los pies (de ahí su nombre). El objetivo es introducirla dentro de la portería o arco contrario, acción que se denomina marcar un gol. El juego moderno fue reinventado en Inglaterra tras la formación de la Football Association, cuyas reglas de 1863 son la base del deporte en la actualidad. (Wikipedia)

“Algunos creen que el fútbol es solo una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho más importante que eso”
Bill Shankly (1913-1981) Jugador y entrenador de fútbol británico

THE DAMNED UNITED (The Damned United) – 2009

Director Tom Hooper
Guion Peter Morgan
Fotografía Ben Smithard
Música Robert Lane
Producción BBC Films/Left Bank Pictures/Screen Yorkshire
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 98m. Color
Reparto Michael Sheen, Timothy Spall, Colm Meaney, Jim Broadbent, Joe Dempsie, Stephen Graham, Maurice Roeves, John Savage.
* Deep Purple – Hush

“Voy a darte un buen consejo, Brian Clough. No importa lo bueno que crees que eres, o lo inteligente, o lo elegante que sales en la tele, la realidad en el fútbol es ésta: el presidente es el jefe. Después van los directivos, después los secretarios, después los hinchas, luego los jugadores, y finalmente, el último de todo, en lo más bajo de la lista, va el que, en definitiva, no necesitamos para nada, el jodido entrenador”

Perseverando en su inquietud por ahondar en la desmedida ambición de poder que estigmatiza la condición humana, Peter Morgan prendió la novela homónima de David Pierce para conformar un elaborado guión que Tom Hooper suscribió como la mejor película realizada hasta la fecha sobre el fútbol en sus distintas vertientes: deportiva, humana, social y financiera. La eterna diatriba balompédica sobre si el fin justifica los medios, la amarga soledad del entrenador en su gestión del éxito y el fracaso o el cúmulo de egocentrismos, envidias, deslealtades y confabulaciones que esconde la trastienda del deporte rey, entre otras muchas cuestiones, afloran en esta precisa y muy ágil narración a golpe de flashbacks en torno a la frustrante trayectoria del altivo Brian Clough al frente del entonces poderoso Leeds United, haciendo especial hincapié en la ofuscadora rivalidad que alimentó a través de los años con su antecesor, Don Revie (auténtico responsable del ‘Dirty Leeds’) y en los altibajos de su estrecha y fructífera amistad con su ayudante, Peter Taylor, con el que triunfó tanto en el Derby County como en el Notthingham Forest.

Otras películas sobre el mundo del FÚTBOL

El crack – José A. Martínez Suárez (1960)
Match en el infierno – Zoltán Fábri (1961)
El cabezazo – Jean-Jacques Annaud (1979)