PÚA (La pradera sin ley)

Cuerpo pequeño, delgado, firme y acabado en una punta afilada. (google.com)
El alambre de púas es uno de los tipos más elaborados de obstáculos militares de alambre. Las barreras de alambre de espino pueden llegar a tener varios metros de grosor y altura, formando una tupida malla de alambre con púas (…) Hoy en muchos lugares del mundo este alambre se utiliza para dividir fronteras o cercar lugares restringidos evitando así la entrada de intrusos. (Wikipedia)

«El vestido de una mujer debería ser como una cerca de alambre de púas: sirve su propósito sin obstruir la vista»
Sophia Loren (1934-) Actriz italiana

LA PRADERA SIN LEY (Man without a star) – 1955

pradera

Director King Vidor
Guion Borden Chase y D.D. Beauchamp
Fotografía Russell Metty
Música Joseph Gershenson
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 86m. B/N
Reparto Kirk Douglas, Jeanne Crain, Claire Trevor, William Campbell, Jay C. Flippen, Richard Boone, Mara Corday.
* Frankie Laine – Man without a star

«Esa es la historia de tu vida, Dempsey. Un hombre como tú no puede hacer otra cosa que ir siempre de un lado para otro. Pero, es igual, vayas donde vayas tropezarás con la misma cerca: con esa alambrada de espinos.»

Soberano western de trazo psicológico, basado en una novela homónima de Dee Lindford, que tomaba como asunto central el enfrentamiento entre los ganadores colonizadores de las praderas de Wyoming y los especulativos granjeros que arribaban a dichas tierras con la intención de asentar su porvenir doméstico y laboral. Este clásico y contumaz motivo argumental se ajustaba como anillo al dedo a las profundas convicciones sociológicas de King Vidor, quien formuló una firme y respetable apología de la propiedad privada frente a los principios colectivistas, del individualismo frente al progreso, que incidía en diáfanas simbologías hacia el sistema capitalista liberal americano, subrayadas en la extrema aversión del personaje protagonista a los alambres de púas. Un largometraje pletórico de pasión y dinamismo, poderosamente fotografiado por Russell Metty y surtido de un modélico reparto capitaneado por un efusivo y socarrón Kirk Douglas, en su época de máximo esplendor, cuya implacable composición revelaba un hermoso canto al héroe errante, solitario e independiente.

Otras películas con ALAMBRES DE PÚAS

Kapo – Gillo Pontecorvo (1960)
La gran evasión – John Sturges (1963)
War horse (Caballo de batalla) – Steven Spielberg (2011)

COLISIÓN (Melancolía)

Encuentro violento de dos o más cuerpos, de los cuales al menos uno está en movimiento. (google.com)
Una colisión estelar es la unión de dos estrellas, causada por la gravedad, la radiación gravitatoria u otros mecanismos que no se comprenden bien. Los astrónomos predicen que eventos de este tipo ocurren en los cúmulos globulares de nuestra galaxia aproximadamente una vez cada 10.000 años. (Wikipedia)

«Todavía estaba sosteniendo su muñeca. No supo si se inclinó hacia él primero o fue él quien la atrajo. Tal vez ambos. Chocaron juntos, con fuerza, como una colisión de estrellas, y luego él la estaba besando» (novela Lady Midnight)
Cassandra Clare (1973-) Escritora estadounidense

MELANCOLÍA (Melancholia) – 2011

colision3

Director Lars Von Trier
Guion Lars Von Trier
Fotografía Manuel Alberto Claro
Música Mikkel Maltha
Producción Zentropa Productions/Memfis Film/Slot Machine/BIM Distribuzione/Eurimages/arte France Cinéma/Liberator Production/Film I Väst
Nacionalidad Dinamarca/ Suecia/ Francia/ Alemania
Duración 136m. Color
Reparto Kirsten Dunst, Charlotte Gainsbourg, Kiefer Sutherland, Charlotte Rampling, Alexander Skarsgård, Stellan Skarsgård, John Hurt.
* Richard Wagner – Tristán e Isolda

«Sólo existe vida en la Tierra. Y no por mucho tiempo»

A modo de catártico desafío a las fauces de su propia depresión, Lars Von Trier franqueó los confines de la irracionalidad en su perenne diagnosis sobre los recodos más lúgubres e ignotos del alma humana para engendrar un crispado, provocador y, por momentos, nauseabundo thriller psicológico, ANTICRISTO (2009), y, dos años después, esta otra fatalista y transgresora tesis sobre el desasosiego, tan pretenciosa como turbadoramente poética. Tras un recapitulador prólogo (a cámara superlenta) de hipnótico preciosismo megalomaníaco, acompañado del preludio de la ópera wagneriana Tristán e Isolda, estructuraba la angustia metafísica y el acerbo nihilismo del relato en dos segmentos claramente diferenciados, uno para cada hermana protagonista: Justine, donde reprobaba la arrogancia, hipocresía y futilidad de las convenciones burguesas a través de la espasmódica narración de un suntuoso y malogrado banquete de bodas, y Claire, de tintes apocalípticos, centrado en la voraz ansiedad que suscita la órbita de colisión contra la Tierra del planeta errante del título.

Otras películas que abordan la amenaza de una COLISIÓN estelar o planetaria

Cuando los mundos chocan – Rudolf Maté (1951)
Armageddon – Michael Bay (1998)
No mires arriba – Adam McKay (2021)

AYUDA (La noche de los gigantes)

Acción que una persona hace de manera desinteresada para otra por aliviarle el trabajo, para que consiga un determinado fin, para paliar o evitar una situación de aprieto o riesgo que le pueda afectar, etc. (google.com)

“El que hace sufrir al prójimo se perjudica a sí mismo. El que ayuda a los demás, se ayuda a sí mismo”
León Tolstói (1828-1910) Novelista ruso

LA NOCHE DE LOS GIGANTES (The stalking moon) – 1968

stalking

Director Robert Mulligan
Guion Alvin Sargent
Fotografía Charles Lang Jr.
Música Fred Karlin
Producción Pakula-Mulligan Production/National General Pictures
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 109m. Color
Reparto Gregory Peck, Eva Marie Saint, Robert Forster, Noland Clay, Russell Thorson, Frank Silvera, Lonny Chapman, Lou Frizzell.

«Tengo un rancho en Nuevo México. Lo compré por correo, solo lo he visto una vez. Durante ocho años he ido enviando dinero a un viejo amigo que vive allí para que me comprara ganado. No es una gran cosa, pero es un lugar donde vivir (…) He vivido solo durante toda mi vida, pero será usted bien recibida si se decide a acompañarme.»

Una mujer blanca y su hijo mestizo reciben la ayuda de un curtido explorador del ejército de caballería recién retirado para salir del territorio de Arizona soslayando la inquietante amenaza del padre de la criatura, un jefe apache de irracional instinto asesino apodado Salvaje. La sólida, estrecha y fructífera colaboración de Robert Mulligan con el productor Alan J. Pakula expiró con este claustrofóbico western de trazo psicológico, atmósfera malsana e inusitadas connotaciones terroríficas, revelado en unos parajes exteriores tan soleados como hostiles, opresivos y angustiosos. Basada en una novela homónima de Theodore V. Olsen, ponderaba la asunción del auxilio en aras de la libertad a través de una puesta en escena de carácter intimista e introspectivo, donde la sintetizada concisión de sus diálogos cedía paso a la retórica del gesto y la mirada para transmitir el conflicto interno que afecta a sus personajes. Extraordinaria banda sonora de Fred Karlin, meritorio trabajo de fotografía a cargo de Charles Lang y convincente protagonismo de un Gregory Peck ya maduro, pero aún en buena forma.

Otras películas que testimonian un compromiso de AYUDA

El jinete pálido – Clint Eastwood (1985)
Hijos de los hombres – Alfonso Cuarón (2006)
El Havre – Aki Kaurismäki (2011)

VISITA (Primavera en un pequeño pueblo)

Acción de cortesía que se realiza yendo a casa de un familiar, amigo o conocido por amistad, atención, conversación o consuelo por periodos de tiempo cortos. (Wikipedia)

«No escojas sólo una parte, tómame como me doy, entero y tal como soy, no vayas a equivocarte. Soy sinceramente tuyo, pero no quiero, mi amor, ir por tu vida de visita, vestido para la ocasión. Preferiría con el tiempo reconocerme sin rubor» (canción Sinceramente tuyo)
Joan Manuel Serrat (1943-) Cantautor, compositor, actor, escritor, poeta y músico español

PRIMAVERA EN UN PEQUEÑO PUEBLO (Xiao cheng zhi chun) – 1948

xiao

Director Fei Mu
Guion Li Tianji
Fotografía Li Shengwei
Música Huang Yijun
Producción Wenhua Film Studio
Nacionalidad China
Duración 94m. Color
Reparto Wei Wei, Shi Yu, Li Wei, Zhang Hongmei, Cui Chaoming.

«¿Sabes cuánto envidio a Zichen? Es joven, vital y saludable. Desde que está aquí la casa se llenó de vida. Estos últimos años te hice la vida miserable, una vida de desesperación. Pero, hoy, por una vez, te veo feliz (…) ¡Todavía eres joven! Casi había olvidado que eres mi mujer y pensaba que no estaba en condiciones de ser tu marido. ¡Tengo que ponerme mejor! Tengo que seguir viviendo.»

La reapertura del Archivo Cinematográfico de China tras el final de la Revolución Cultural (1976) trajo consigo la revalorización de cineastas olvidados como Fu Mei y de películas tan excelsas como este sensible drama romántico, en su momento, postergado por el maoísmo debido a su supuesto déficit de carga política, y paradójicamente proclamado en 2005 por la crítica hongkonesa como la gran obra maestra de la historia del cine chino. Ambientada en un maltrecho inmueble rural de Jiangnan, patentizaba los estragos psíquicos y económicos de la posguerra en un entorno de melancólica monotonía para describir con sosegada pulcritud los recónditos anhelos e ilusiones que afloran ante la desestabilizadora visita improvisada de un doctor, amigo del achacoso heredero y antiguo amor de su resignada esposa. Su poética narración en off, la encomiable labor interpretativa y una poderosa fotografía de acentuado contraste lumínico despuntan como primordiales atributos de esta delicada gema intimista, versionada con elegancia y sobriedad por Tian Zhuangzhuang en 2002.

Otras películas determinadas por una VISITA desestabilizadora

Teorema – Pier Paolo Pasolini (1968)
Las dos inglesas y el amor – François Truffaut (1971)
Martín (Hache) – Adolfo Aristaráin (1997)

NIBELUNGO (Los nibelungos)

Los nibelungos son un pueblo mitológico de las leyendas germanas gobernado por el príncipe ‘Nibelung’. Son enanos oscuros que vivían en las profundidades de la tierra y se dedicaban a la extracción de metales. Poseían un enorme tesoro que se encontraba en el fondo del río Rin y habían robado a las ninfas que lo custodiaban. El rey de los nibelungos poseía un anillo que tenía poderosas propiedades mágicas y atraía la desgracia a su portador (…) La descripción de estos seres proviene del poema épico medieval del siglo XII el ‘Cantar de los nibelungos’ de origen germánico, inspirado en diversos conflictos que azotaron a los reinos francos entre los siglos V y VII. Durante los siglos XVII y XVIII la historia de los nibelungos fue casi olvidada, pero se recuperó con el surgimiento del romanticismo en el siglo XIX. En 1829, el escritor y filólogo alemán Wilhelm Grimm publicó las Leyendas históricas alemanas, un estudio de las mismas. Posteriormente, el compositor Richard Wagner, basándose en estas leyendas mitológicas, compuso un ciclo de cuatro óperas titulado ‘El anillo del nibelungo’. (Wikipedia)

«Tenían allí entre sus amigos doce hombres esforzados, forzudos gigantes, pero ¿de qué les valían? A estos los aniquiló el colérico brazo de Sigfrido, y además sometió a setecientos guerreros del país nibelungo con la formidable espada llamada Balmung» (poema Cantar de los nibelungos)

LOS NIBELUNGOS (Die nibelungen) – 1924

nibelungen

Director Fritz Lang
Guion Fritz Lang y Thea Von Harbou
Fotografía Carl Hoffmann, Günther Rittau y Walter Ruttmann
Música Gottfried Huppertz
Producción UFA/ Decla Film
Nacionalidad Alemania
Duración 273m. B/N
Reparto Paul Richter, Margarete Schön, Hanna Ralph, Theodor Loos, Hans Adalbert Schlettow, Rudolf Klein-Rogge, Bernhard Goetzke.

«El hijo de Sigmund se adentró en el reino de los nibelungos. En la lucha ganó el que mató al dragón, que no tiene rival en toda la Tierra.»

Basándose en viejas leyendas teutónicas, plasmadas en el Cantar de los nibelungos, Fritz Lang escribió (junto a su esposa) y dirigió esta magnánima epopeya medieval que representa, no sólo uno de los puntos más álgidos de su augusto expresionismo arquitectónico, sino, quizás, el proyecto más ambicioso jamás abrigado por la cinematografía germana. Planteada con asombroso candor poético e imponente virtuosismo plástico, especialmente manifiesto en la exuberante escenografía diseñada por Otto Hunte, distribuyó su extensa duración en dos partes claramente diferenciadas LA MUERTE DE SIGFRIDO, que ensalzaba con impetuoso romanticismo las hazañas del intrépido príncipe del título, según la tradición heroica nacional, y, LA VENGANZA DE KRIMILDA, donde le épica daba paso a la glorificación de la raza aria y la consiguiente discriminación de los hunos para reconstruir un trágico relato de pasiones resarcidas con premonitorios visos de infortunio; no en vano, el exitoso film se convertiría en el predilecto del mismísimo Hitler.

Otras películas sobre el mito NIBELUNGO

El tesoro de los nibelungos – Giacomo Gentilomo (1957)
Los nibelungos – Harald Reinl (1966)
Mi erótico Sigfrido – A.Houen y D.F. Friedman (1971)