Georges Delerue

TEMOR (A las nueve cada noche)

1. Miedo que se siente al considerar que algo perjudicial o negativo ocurra o haya ocurrido.
2. Sospecha de que algo es malo o puede conllevar un efecto perjudicial o negativo.
(google.es)

“La gente tiene más temor a la muerte que al dolor. Es extraño que teman a la muerte. La vida duele mucho más que la muerte. Cuando la muerte llega, el dolor termina”
Jim Morrison (1943-1971) Poeta, compositor y cantante estadounidense

A LAS NUEVE CADA NOCHE (Our mother’s house) – 1967

Director Jack Clayton
Guión Haya Harareet y Jeremy Brooks
Fotografía Larry Pizer
Música Georges Delerue
Producción Metro Goldwyn Mayer/Filmways Pictures/Heron Film Productions
Nacionalidad Gran Bretaña/ Estados Unidos
Duración 105m. Color
Reparto Dirk Bogarde, Pamela Franklin, Margaret Brooks, Louis Shekdon Williams, Mark Lester, Yootha Joyce, Sarah Nicholls, John Gugolka.

“No os preocupéis. No tengáis miedo de nada. Salimos adelante cuando mamá estaba enferma y saldremos ahora. Hay que tener fe”

La marcada predisposición de Jack Clayton a confrontar el universo infantil con el de los adultos, que con tanta fascinación y ambigüedad apuntó en la memorable SUSPENSE (1961), quedó definitivamente constatada en este perturbador e inquietante drama infantil con toques de intriga y algún que otro trazo de terror esotérico, basado en una novela de Julian Gloag, cuyo macabro argumento giraba en torno a siete hermanos, que, temerosos de dar con sus huesos en el orfanato, determinaban silenciar la muerte de su madre y, por si fuera poco, decidían incluso rendirle un tenebroso culto furtivo. El elegante y poco prolífico realizador inglés analizó tan inaudita conducta por medio de una tenacidad esteticista y narrativa francamente encomiable, al tiempo que forjaba una atmósfera desazonadora y angustiosa que fluctuaba realidad y fantasía con pasmosa naturalidad. La encantadora interpretación del menudo conjunto de actores se acopló a la perfección al refinado talante de Dirk Bogarde, en uno de los personajes más excéntricos de su selecta vida cinematográfica.

Otras películas que tratan el TEMOR ante la pérdida de la figura materna

El incomprendido – Luigi Comencini (1967)
Desierto Sur – Shawn Garry (2007)
La vida sin Grace – James C. Strouse (2007)

SUBSUELO (El último metro)

Todo aquello que se ubica por debajo de la superficie terrestre y que conforma el espacio inmediatamente posterior a esta en lo que respecta a las capas geológicas de la Tierra (…) Es inevitable señalar que en muchos espacios este puede verse severamente alterado por la acción del hombre. Esto es especialmente así en zonas urbanas en las que construcciones subterráneas que poseen diferentes fines son emplazadas bajo tierra (tales como sistemas de canales, subterráneos, sistemas de comunicación, etc.). Esto significa que el subsuelo como espacio modificable se vuelve también esencial en los centros urbanos y prescindir del mismo es simplemente imposible. http://www.definicionabc.com/medio-ambiente/subsuelo.php

“El trabajo que un hombre desconocido ha hecho es como un arroyo de agua que corre oculto en el subsuelo secretamente haciendo verde la tierra”
Thomas Carlyle (1975-1881) Historiador, crítico social y ensayista británico

EL ÚLTIMO METRO (Le dernier metro) – 1980

dernier

Director François Truffaut
Guión François Truffaut
Fotografía Néstor Almendros
Música Georges Delerue
Producción Les Films du Carrosse
Nacionalidad Francia
Duración 130m. Color
Reparto Gerard Depardieu, Catherine Deneuve, Jean Poiret, Andrea Ferreol, Heinz Bennett, Paulette Dubost, Jean-Louis Richard.

“Hace falta ser dos para amarse, y también para odiarse, y yo te querré aunque tú no quieras. Siempre te llevaré en mi corazón, y eso es lo único que me importa”

Sucumbiendo a las tentadores concesiones del cine clásico más comercial que con tanto ahínco repudió en su etapa como crítico de Cahiers du Cinéma, Truffaut recurrió a una pareja de actores de primerísima fila (ambos cercanos, desvalidos y febriles en sus ajustadas caracterizaciones) y a una minuciosa reconstrucción ambiental del París ocupado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial para describir el sensitivo y precario romance que germina entre la esposa de un dramaturgo judío de origen alemán, ocultado en el subsuelo del teatro Montmartre por el conminatorio acoso de la Gestapo, y uno de los intérpretes de la representación dramática que están componiendo. El resultado fue una obra romántica, reposada e incluso poética, que desestimaba un tanto su carácter político y moralizante para hacer frente a una pletórica exhibición de emociones contenidas, salpimentada con un asombroso dominio de la elipsis y una deslumbradora fotografía de Néstor Almendros, que esgrimía distintas tonalidades cromáticas para delimitar los cuadros en los que se desarrollaba la acción.

Otras películas cuyo argumento está parcialmente ambientado en el SUBSUELO

Kanal – Andrzej Wajda (1957)
El hombre del subsuelo – Nicolás Sarquís (1981)
Underground – Emir Kusturica (1995)

PRINCIPIO (Un hombre para la eternidad)

Ley o regla que se cumple o debe seguirse con cierto propósito, como consecuencia necesaria de algo o con el fin de lograr un propósito.
En ética, los principios son reglas o normas que orientan la acción de un ser humano cabiendo las facultades espirituales, racionales y sexuales. Se trata de normas de carácter general y universal, como, por ejemplo: amar al prójimo, no mentir, respetar la vida de las demás personas, etc. Los principios morales también se llaman máximas o preceptos.
(Wikipedia)

“Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros”
Groucho Marx (1890-1977) Actor, humorista y escritor estadounidense

UN HOMBRE PARA LA ETERNIDAD (A man for all seasons) – 1966

seasons

Director Fred Zinnemann
Guión Robert Bolt
Fotografía Ted Moore
Música Georges Delerue
Producción Columbia/Highland Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 117m. Color
Reparto Paul Scofield, Wendy Hiller, Robert Shaw, John Hurt, Leo McKern, Orson Welles, Susannah York, Nigel Davenport, Colin Blakely.

“Cuando los hombres de estado se olvidan de su propia conciencia y anteponen sus deberes públicos, conducen a su patria por el camino más corto hacia el caos”

Exquisita adaptación de la obra teatral de Robert Bolt sobre el tenso enfrentamiento político y moral que sostuvieron en la Inglaterra de 1528 el humanista cristiano Thomas More y el autoritario monarca Enrique VIII, ante la negativa del primero en aceptar el ilícito y antipontificio proyecto ideado por el segundo para divorciarse de Catalina de Aragón y contraer nuevamente matrimonio con Ana Bolena (escueto pero gratificante cameo de Vanessa Redgrave), que, a la postre, acabó por sentar las bases de la iglesia Anglicana. La película deviene una entusiasta exaltación de la audacia del ser humano por obedecer a su conciencia, aferrarse a sus principios y profesar sus creencias, plasmada a través de una iluminada puesta en escena y macerada en un concentrado jugo de exhaustividad histórica y proverbial intuición dramática. Su impresionante éxito de crítica y público cabe atribuirlo, además, a las extraordinarias interpretaciones de un cosmopolita reparto encabezado por un inspirado Paul Scofield, así como a la excelsitud de todos sus apartados técnicos, como el formidable vestuario de Joan Bridge y Elizabeth Haffenden.

Otras películas cuyo protagonista resalta por sus acendrados PRINCIPIOS morales

La ciudadela – King Vidor (1938)
Matar a un ruiseñor – Robert Mulligan (1962)
La lengua de las mariposas – José Luis Cuerda (1999)

ISLA DE CAPRI (El desprecio)

Isla de Italia localizada en el mar Tirreno, en el lado sur del golfo de Nápoles, frente a la península Sorrentina. Ha sido un lugar de célebre belleza y centro vacacional desde la época de la antigua república romana. Administrativamente, la isla pertenece a la Ciudad metropolitana de Nápoles, en la región de Campania. La isla tiene una superficie de 10,36 km², y un perímetro aproximado de 17 km. El accidente más elevado es el monte Solaro (589 metros) (…) La isla tiene dos municipios: Capri y Anacapri. Las características principales de la isla son retratadas en las postales: la Marina Piccola (puerto pequeño), el Belvedere de Tragara, que es un elevado paseo panorámico sembrado de villas, los macizos calizos que destacan del mar (los “Faraglioni”), Anacapri, la Gruta Azul (Grotta Azzurra). Sobre todo están las ruinas de las villas romanas. https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_de_Capri

“Capri, reina de roca, en tu vestido de color amaranto y azucena viví desarrollando la dicha y el dolor; la viña llena de radiantes racimos que conquisté en la tierra”
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno

EL DESPRECIO (Le mépris) – 1963

mepris2

Director Jean-Luc Godard
Guión Jean-Luc Godard
Fotografía Raoul Coutard
Música Georges Delerue
Producción Rome Paris Films/Les Films Concordia/Champion
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 103m. Color
Reparto Brigitte Bardot, Michel Piccoli, Jack Palance, Giorgia Moll, Fritz Lang, Linda Veras, Jean-Luc Godard.

“En este mundo moderno hemos de aceptar lo que otros quieren. ¿Por qué el dinero determina lo que hacemos, lo que somos o seremos? ¿Por qué el dinero es tan importante? ¿Incluso en nuestras relaciones amorosas?”

La inspiración elegantemente emocional de Godard se hallaba en su máximo esplendor cuando generó esta adaptación libre de la novela Il disprezzo de Alberto Moravia, que por su cadenciosa, rupturista y clarividente simbiosis de modernidad y clasicismo, pasó a inscribirse de inmediato entre las obras más insignes de su filmografía. El engendramiento de una versión cinematográfica de La Odisea de Homero rodada por el mismísimo Fritz Lang (que se encarnaba a sí mismo con una imponente distinción) junto a la convulsa e insalvable crisis conyugal entre el dramaturgo a quien encargan el guión y su atractiva esposa, configuran los dos ejes vitales sobre los que gira este exuberante y sincrónico entramado polifónico destinado a exteriorizar los sentimientos más inescrutables de su autor por medio de una subyugante perfección formal y una intuitiva espontaneidad dramática. La subyugante fotografía de Coutard, favorecida por el imponente entorno de la isla de Capri, la utilización del imperecedero Thème de Camille del maestro Delerue y un sublime reparto liderado por una estupenda Bardot redondearon esta perspicaz alegoría filosófica sobre la concomitancia entre el cine y la vida real.

Otras películas ambientadas en la ISLA DE CAPRI

Capri – Melville Shavelson (1960)
La historia de San Michele – C.Capitani y R.Jugert (1962)
La mujer maldita – Joseph Losey (1968)

RECONCILIACIÓN (Ricas y famosas)

Acción y consecuencia de reconciliar, es decir, dejar atrás una pelea o un enfrentamiento, retomando una amistad u otro vínculo que se encontraba interrumpido por una desavenencia. http://definicion.de/reconciliacion/

“Si te sientes propenso a la reconciliación, pregúntate, ante todo, qué es lo que te ha hecho tan manso: la mala memoria, la comodidad o la cobardía”
Arthur Schnitzler (1862-1931) Narrador y dramaturgo austríaco

RICAS Y FAMOSAS (Rich and famous) – 1981

ricas

Director George Cukor
Guión Gerald Ayres
Fotografía Don Peterman
Música Georges Delerue
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. Color
Reparto Jacqueline Bisset, Candice Bergen, David Selby, Hart Bochner, Matt Lattanzi, Meg Ryan, Steven Hill, Daniel Faraldo, Nicole Eggert.

“¿Has conocido a alguien tan enamorado de ti que subiera las escaleras corriendo por no esperar el ascensor?”

Encomiable puesta al día de la obra teatral Old Acquaintance de John Van Druten, previamente adaptada en 1943 por Vincent Sherman (con Bette Davis y Miriam Hopkins como protagonistas), que Cukor se aventuró a dirigir tras ver como Robert Mulligan abandonaba el rodaje a causa de unas imprecisas discrepancias artísticas con la actriz y coproductora Jacqueline Bisset. El arrinconamiento sufrido por parte de la industria en su última etapa profesional motivó que el octogenario realizador utilizara su último film para desafiar a una industria hollywoodiense lastrada por las producciones efectistas, confiriendo al relato un clasicismo narrativo tan anacrónico como placentero, y, posibilitando, como ordenaba su consabido renombre como director de actrices, la composición más emotiva y temperamental jamás firmada por sus dos protagonistas. Historia de aprecio, rivalidad, avenencia, rencor, complicidad y reconciliación entre dos mujeres radicadas en el ambiente literario neoyorquino, deviene un canto a la subsistencia de la amistad a través de los años, encauzado en un tono entre agridulce y melancólico y dotado de unos ocurrentes diálogos.

Otras películas que exploran un proceso de RECONCILIACIÓN

Junior Bonner – Sam Peckinpah (1972)
Comer, beber, amar – Ang Lee (1994)
Una historia verdadera – David Lynch (1999)