Miklos Rozsa

CAMPAÑA (El último hurra)

Conjunto de actos que se dirigen a conseguir un fin determinado, p. ej. de tipo político, económico o publicitario. (2005 Espasa-Calpe)
Una campaña política o campaña electoral es un esfuerzo organizado llevado a cabo para influir en la decisión de un proceso en un grupo. En las democracias, las campañas a menudo se refieren a las campañas electorales, donde representantes son escogidos o se decide un referéndum. Una campaña política también incluye esfuerzos para alterar la política o ideología de cualquier institución. (Wikipedia)

“Los pactos son necesarios a veces, las mentiras en campaña nunca, salvo para ganar votos”
Albert Rivera (1979-) Jurista y político español

EL ÚLTIMO HURRA (The last hurrah) – 1958

Director John Ford
Guión Frank S. Nugent
Fotografía Charles Lawton Jr.
Música Miklos Rozsa
Producción Columbia
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 121m. B/N
Reparto Spencer Tracy, Jeffrey Hunter, Dianne Foster, Basil Rathbone, Donald Crisp, Pat O’Brien, James Gleason, John Carradine, Jane Darwell.

“Yo solo trato de ser una cosa: el alcalde. Y eso requiere a veces un poco de diplomacia, claro está. El único secreto, Maeve, está en saber lo que la gente quiere… Y luego, hay que decidirse. Primero se promete una cosa y segundo se cumple lo prometido”

Enérgica adaptación de la novela homónima de Edwin O’Connor que daba fe de la enésima y postrera campaña electoral del anciano alcalde demócrata de origen irlandés de una localidad de Nueva Inglaterra. El contraste entre la tradicional política populista y la nueva tendencia mediática y manipuladora ejercía como principal soporte temático para articular una amarga, vigente y perspicaz disquisición sobre la derrota, cuya fluctuación entre el drama social y la aguda comedia costumbrista era impregnada por un tono eminentemente crepuscular, donde, al igual que en el resto de la egregia obra fordiana, se palpaba una atmósfera de absoluta dignidad, contención y nostalgia por el fenecimiento de una época que la implacable civilización moderna persistía en extinguir. La figura del impetuoso pero entrañable protagonista, en cierto modo inspirada en el alcalde bostoniano y gobernador del estado de Massachusetts James M. Curley, quedó noblemente inmortalizada gracias al buen hacer interpretativo de un Spencer Tracy pletórico de orgullo, coraje y humanidad

Otras películas que documentan los entresijos de una CAMPAÑA política

El mejor hombre – Franklin J. Schaffner (1964)
El candidato – Michael Ritchie (1972)
Ciudadano Bob Roberts – Tim Robbins (1992)

JUNGLA (La ley de la selva)

Terreno poblado por una vegetación muy abundante y espesa y una fauna muy variada que es propio de algunas zonas de Asia y América. (google.es)

“La jungla es un bonito sitio para ir de visita, pero no querrías vivir, o dejar de moverte, allí (…) los insectos de la jungla te ven como grandes trozos de comida animada pero no muy bien defendida” (novela Criptonomicón)
Neal Stephenson (1959-) Escritor de ciencia-ficción estadounidense

EL LIBRO DE LA SELVA (The jungle book) – 1942

libro

Director Zoltan Korda
Guión Lawrence Stallings
Fotografía Lee Garmes y W. Howard Greene
Música Miklos Rosza
Producción Alexander Korda Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 104m. Color
Reparto Sabu, Joseph Calleia, John Qualen, Frank Puglia, Rosemary DeCamp, Ralph Byrd, Patricia O’Rourke, John Mather, Noble Johnson.

¿Qué es el libro de la vida sino la lucha del hombre con la naturaleza, el conflicto permanente entre la aldea y la selva?”

Las andanzas de Mowgli, aquel niño que fue criado por los lobos y adiestrado por un oso en plena jungla después de que un tigre asesinara a su padre, aparecieron por primera vez en la pantalla en esta proverbial y concienzuda película de los hermanos Korda (Alexander, productor; Zoltan, director; y Vincent, decorador), que no sólo pasa por ser la mejor adaptación de la libro de relatos de Rudyard Kipling (el privilegio de popularidad se lo arrebataría la homónima versión animada de Walt Disney), sino que perdura como uno de los grandes clásicos del cine de aventuras infantiles. La misma conjunción de drama, exotismo y documental aplicada por el mediano de los Korda y Robert J. Flaherty a la hora de fraguar SABÚ-TOOMAI, EL DE LOS ELEFANTES (1937), film que presentaba en sociedad al indio Sabú, pero maquillada con el efusivo cromatismo del Technicolor de la época, sirvió para consumar un artesanal divertimento cinematográfico de encantadora y genuina sencillez, en el que sobresalía la espectacularidad de sus subyugantes escenografías bestiarias.

Otras películas ambientadas en plena JUNGLA

Misión en la jungla – Gordon Douglas (1961)
La presa desnuda – Cornel Wilde (1966)
La misión – Roland Joffé (1986)

CONJURA (Julio César)

Acuerdo secreto contra algo o alguien, especialmente contra el estado o el soberano. (google.es)

“Corre por el mundo una conjura general y permanente contra dos cosas, a saber, la poesía y la libertad. La gente de buen gusto se encarga de exterminar a la primera, y la gente de orden de perseguir a la segunda”
Gustave Flaubert (1821-1880) Escritor francés

JULIO CÉSAR (Julius Caesar) – 1953

julio

Director Joseph L. Mankiewicz
Guión Joseph L. Mankiewicz
Fotografía Joseph Ruttenberg
Música Miklos Rozsa
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 121m. B/N
Reparto Marlon Brando, James Mason, John Gielguld, Louis Calhern, Edmond O’Brien, Deborah Kerr, Greer Garson, George MacReady.

“¡Amigos, romanos, compatriotas, prestadme atención! ¡Vengo a inhumar a César, no a ensalzarle! El mal que hacen los hombres perdura sobre su memoria. Frecuentemente el bien queda sepultado con sus huesos. ¡Sea así con César!”

Sin lugar a dudas, la mejor adaptación cinematográfica de la tragedia histórica de William Shakespeare en torno a la ambiciosa y traidora conjura política urdida por la facción conservadora republicana contra Julio César, que culminó con el consabido asesinato de éste a manos de su hijo Marco Bruto en las mismas escalinatas del Senado. La eficaz realización de Mankiewicz y su considerable fidelidad al relato original, el sugerente y temperado diseño escenográfico que Cedric Gibbons consumó a partir de un presupuesto más bien exiguo y la superlativa labor de su espectacular reparto anglo-americano realzaron esta profunda y vigente reflexión sobre la insalubre avidez de poder, cuyas posteriores revisitaciones no han hecho más que acrecentar su valor y trascendencia. No sería de recibo desatender la sorprendente interpretación de Marlon Brando en la piel de Marco Antonio, corroborada en una antológica escena en la que éste se dirigía con apasionada convicción a la plebe en el funeral del emperador; en un discurso tan brillante que, según cuentan, fue premiado por los extras y demás componentes del equipo con una unánime e inesperada ovación.

Otras películas que desarrollan un caso de CONJURA política

La conjura de los boyardos – Sergei M. Eisenstein (1958)
Siete días de mayo – John Frankenheimer (1964)
La conjura de El Escorial – Antonio del Real (2008)

COBARDÍA (Las cuatro plumas)

Miedo o falta de valor ante situaciones difíciles, peligrosas o que conllevan cierto riesgo. (google.es)

“El valor es a menudo una carencia de conocimiento, mientras que la cobardía a menudo se basa en buenas informaciones”
Peter Ustinov (1921-2004) Escritor, actor y director de cine británico.

LAS CUATRO PLUMAS (The four feathers) – 1939

cuatro

Director Zoltan Korda
Guión R.C. Sheriff
Fotografía Georges Perinal
Música Miklos Rozsa
Producción London Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 110m. Color
Reparto John Clements, Ralph Richardson, C. Aubrey Smith, June Duprez, Jack Allen, Allan Jeayes, Donald Gray, Frederick Culley.

“Yo soy un cobarde, doctor. Si hubiera sido otra cosa que un soldado podría haber vivido toda mi vida y ocultarlo. Pero ser un soldado y un cobarde es ser un impostor, una amenaza para los hombres cuyas vidas están en sus manos”

Suntuosa y difícilmente irrepetible adaptación de la famosa novela de aventuras colonialistas de A.E.W. Mason en torno a la conmovedora historia de amistad, heroismo y orgullo militar que se entreteje a través de las redentoras andanzas de un oficial británico en la cruzada contra las huestes sudanesas de Mohamed Ahmed “El Justo”, en 1882, después de haber recibido de sus compañeros las cuatro plumas blancas que simbolizan su acto de cobardía y traición a la patria por plantearse rehuir el conflicto para casarse con su prometida. A pesar de haber sido llevada a la pantalla en múltiples ocasiones, ninguna versión ha conseguido superar ni siquiera aproximarse a este indiscutible clásico del cine colonialista, incólume al paso del tiempo gracias a la perfecta colaboración entre los tres hermanos húngaros Korda: Alexander, en la producción, Vincent, en el diseño de la misma, y, Zoltan, en una realización que supo captar con sensibilidad, delicadeza y exotismo la esencia del relato, alternando espectaculares escenas de acción con memorables momentos intimistas.

Otras películas que abordan el tema de la COBARDÍA

Solo ante el peligro – Fred Zinnemann (1952)
¡Ataque! – Robert Aldrich (1956)
La gran guerra – Mario Monicelli (1959)

OBSCENIDAD (Madame Bovary)

Dicho o hecho grosero sobre alguna cuestión sexual que ofende o escandaliza a una persona. (oxforddictionaries.com)

«Considero la pobreza como algo obsceno. Y creo que la teoría de que el mercado libre se encargará de todo es un absurdo y una obscenidad más. El llamado mercado libre de lo que se preocupa es de enriquecer a las corporaciones más poderosas. Creo que la última tendencia del mercado libre es que los pobres sean aún más pobres»
Norman Mailer (1923-2007) Escritor estadounidense

MADAME BOVARY (Madame Bovary) – 1949

madame

Director Vincente Minnelli
Guión Robert Ardrey
Fotografía Robert Planck
Música Miklos Rozsa
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 115m. B/N
Reparto Jennifer Jones, Van Heflin, Louis Jordan, James Mason, Christopher Kent, Gene Lockhart, Gladys Cooper, Henry Morgan.

“Había aprendido a ser una mujer para quien la experiencia siempre sería una prisión, y para quien la libertad siempre estaría más allá del horizonte”

Deslumbrante adaptación del inmortal clásico literario de Gustave Flaubert, paradigma de la filosofía francesa del siglo XIX, en torno al irresoluble deseo de amar y vivir intensamente que una mujer sustenta en el contexto de prejuiciosa mediocridad y falsos valores que enfatizaba la burguesía provinciana francesa de la época. A pesar de que el guión fue lamentablemente manipulado por la censura, Minnelli evidenció sus grandes dotes para el melodrama aunando romanticismo, delicadeza y sensibilidad en una narración en flashback circunscrita por las declaraciones ante el tribunal en el juicio por obscenidad y escándalo público al que fue sometido el escritor francés en 1857, y, cuya cúspide expresiva residía en los casi diez minutos de creciente fogosidad que inmortalizan la escena del baile en casa del marqués de Anderville, con los criados destrozando las ventanas al son del vals de Miklos Rozsa. Jennifer Jones gestionó con ensalzable mesura un personaje que simbolizaba con un ímpetu algo trasnochado el anhelo por indagar en la pasión que conmueve a los humanos.

Otras películas en las que asistimos a un juicio por OBSCENIDAD

Lenny – Bob Fosse (1974)
El escándalo de Larry Flynt – Milos Forman (1996)
Howl – R.Epstein y J.Friedman (2010)