Alemania Federal

TAMBOR (El tambor de hojalata)

Instrumento de percusión de sonido indeterminado perteneciente a la familia de los membranófonos. Consta de una caja de resonancia, que suele ser de forma cilíndrica, y una membrana llamada parche, que cubre la abertura de la caja. Algunos tipos de tambores tienen parches en ambos lados. El sonido se obtiene al golpear el instrumento en el parche con la mano o con baquetas. También se suele percutir la caja. (Wikipedia)

“Para el que puede entender, un mosquito suena como una trompeta, mientras que para el que no puede entender, en vano son los tambores y los clarines; de todas maneras, la luz se enciende para los videntes, no para los ciegos”
Mihai Eminescu (1850-1889) Poeta del romántico tardío

EL TAMBOR DE HOJALATA (Die blechtrommel) – 1979

Director Volker Schlöndorff
Guión Volker Schlöndorff, Jean-Claude Carrière y Franz Seitz
Fotografía Igor Luther
Música Maurice Jarre
Producción Argos/Artémis/Bioskop/GGB-14/Jadran Film/Hallelujah Films/Film Polski/Franz Seitz
Nacionalidad Alemania R.F./ Francia/ Polonia/ Yugoslavia
Duración 142m. Color
Reparto Mario Adorf, Angela Winkler, David Bennent, Katharina Thalbach, Andréa Ferréol, Daniel Olbrychski, Tina Engel, Charles Aznavour

“Había una vez un tamborilero que se llamaba Oskar. Oskar perdió a su mamá que comió demasiado pescado. Había una vez un pueblo crédulo que creía en Papá Noel, pero Papá Noel era en realidad un ogro. Hubo una vez un comerciante de juguetes. Se llamaba Sigismund Markus y vendía tambores de hojalata lacados en rojo y blanco (…) Había una vez un vendedor de juguetes. Se llamaba Markus y se llevó consigo todos los juguetes de este mundo”

Solvente adaptación de la extraordinaria novela homónima de Günther Grass, que desarrollaba en su ciudad natal de Danzig y en pleno apogeo del partido nazi la compleja historia de Oskar Matzerath, un retorcido niño que a los tres años de edad determina paralizar su crecimiento y conservar perpetuamente su infancia para mantenerse al margen de la necedad, el fanatismo y la insatisfacción que predominan en la sociedad adulta. Schlöndorff, consumado especialista en adecuar al cine famosas obras literarias europeas, plasmó este argumento de tintes surrealistas a través de una atmósfera opresiva y proclive al más absoluto repudio, matizada con un humor amargo y una concepción visual tan subversiva como el grito desaforado y emancipador que emite su tamborilero protagonista. Cruel e inclemente parábola sobre el turbulento devenir histórico alemán del siglo XX, proscrita e incluso perseguida en ciertos sectores estadounidenses pese a su resonante éxito internacional, ofrece una maravillosa interpretación de un joven de trece años llamado David Bennent.

Otras películas que gozan de la constante presencia de un TAMBOR

El tambor del Bruch – Ignacio F. Iquino (1947)
La leyenda del tambor – Jorge Grau (1982)
Soy tambor – Mónica Simoncini, Santiago Masip y Cecilia Ruiz (2015)

ENTREGUERRAS (El huevo de la serpiente)

Se conoce como período de entreguerras al periodo histórico del siglo XX que va desde 1918 a 1939. Cronológicamente, se puede establecer desde el final de la 1ª Guerra Mundial el 11-11-1918 y el inicio de la 2ª Guerra Mundial el 1-9-1939. Políticamente, este periodo se vio caracterizado por la crisis de las democracias liberales, el ascenso de los fascismos y los regímenes autoritarios, así como el auge de los movimientos obreros de inspiración socialista o comunista que se inspiraban en el triunfo bolchevique de la Revolución rusa. Económicamente, vio la recuperación de la Gran Guerra y una etapa de euforia económica durante los años 20 que se vería truncada por el Crack del 29 y una profunda crisis que marcó los años 30. Tradicionalmente, la historiografía ha señalado esta época como el preludio que acabaría desembocando en la 2ª Guerra Mundial. (Wikipedia)

“Habanera, la canción sencilla es buena por lo que dice y lo que esconde. Pero qué esconde la habanera: historias negras de entreguerras. Nació la canción de seda de historias tristes amarradas a su vera” (canción ¿De qué hablas, habanera?)
Marina Rossell (1954-) Cantautora española

EL HUEVO DE LA SERPIENTE (Das schlangenei) – 1977

Director Ingmar Bergman
Guión Ingmar Bergman
Fotografía
Música Rolf A. Wilhelm
Producción Bavaria Film/De Laurentiis/ Rialto Film/Zweites Deutsches Fernsehen (ZDF)
Nacionalidad Alemania Federal/ Estados Unidos/ Suecia
Duración 120m. Color
Reparto David Carradine, Liv Ullmann, Gert Fröbe, James Whitmore, Walter Schmidinger, Heinz Bennent, Charles Regnier, Wolfgang Weiser.

“Cualquiera puede ver el futuro, es como un huevo de serpiente. A través de la fina membrana se puede distinguir un reptil ya formado”

Agobiado por la presión a la que le estaban sometiendo las autoridades fiscales de su país, Bergman se afincó en Alemania y, con el apoyo del productor Dino De Laurentiis, pospuso su tendencia introspectiva para meditar sobre la capacidad aniquiladora del ser humano y, en particular, sobre ese embrionario nazismo de entreguerras que acabaría arrasando medio mundo. Para ello, ubicó en el angustioso e inflacionario Berlín de 1923 una escalofriante intriga criminal en torno a los abstrusos asesinatos que rodeaban a un acróbata judío norteamericano, consiguiendo el ambiente de pesadilla idóneo para plasmar la impotencia del individuo ante los atroces mecanismos que satisfacen el horror contemporáneo. Usualmente desatendido por la crítica, se revela como un largometraje simbólico, turbador y desconcertante, de un pesimismo tremebundo y una formulación plástica enfurecidamente expresionista, en el que comparecía otro de esos maléficos sabios (Loew, Caligari, Mabuse…) que pululan por la historia de la cinematografía teutona: el cienfífico Hans Vergerus.

Otras películas cuyo argumento transcurre en el contexto de la Alemania de ENTREGUERRAS

Tras camaradas – Frank Borzage (1938)
La caída de los dioses – Luchino Visconti (1969)
Cabaret – Bob Fosse (1972)

DESASOSIEGO (De la vida de las marionetas)

El desasosiego es la inquietud interior, la preocupación que roba la paz del alma. La persona experimenta un grado de intranquilidad notable que afecta a su estado de ánimo ya que la persona experimenta la sensación que hay algo que le aleja de la tranquilidad. http://www.definicionabc.com/salud/desasosiego.php

“Nunca nadie me dijo que el dolor se sentía como se siente el miedo… La misma tensión en el estómago, el mismo desasosiego”
C. S. Lewis (1898-1963) Crítico literario, novelista, académico y locutor de radio británico

DE LA VIDA DE LAS MARIONETAS (Aus dem leben des marionetten) – 1980

marionetas

Director Ingmar Bergman
Guión Ingmar Bergman
Fotografía Sven Nykvist
Música Rolf Wilhelm
Producción Personal Film/Incorporated Television Company
Nacionalidad Alemania Federal/ Suecia
Duración 104m. Color y B/N
Reparto Robert Atzorn, Christine Buchegger, Martin Benrath, Walter Schmidinger, Rita Russek.

“La gente inflama sus ansiedades. Tienen miedo, y el temor… es la peor de sus obsesiones”

Apelando a su erudita capacidad para explorar los meandros más recónditos y oscuros de la mente humana, Bergman decidió adentrarse en los contornos de la psicopatía para moldear este complejo y no siempre comprendido análisis de un acto criminal; en concreto, el brutal asesinato de una prostituta a manos de un acomodado ciudadano cuya ejemplar apariencia encerraba un desasosiego y una frustración vital causada por sobrellevar su instinto homosexual dentro de un matrimonio hecho añicos. Estructurado a modo de una investigación policíaca, este drama psicológico esgrimía una actitud próxima al documental para ahondar en la personalidad de dicho individuo, y, por extensión, en la sofocante, monótona e insatisfactoria sociedad en la que trasciende su existencia. Onirismo, metafísica y psicoanálisis se daban la mano para plasmar un extraordinario guión en imágenes desnudas, alucinógenas y colmadas de expresividad, que Sven Nykvist se encargó de iluminar en impecable blanco y negro salvo las dos asfixiantes secuencias en colores rojizos que abrían y cerraban la película.

Otras películas donde se palpa una constante sensación de DESASOSIEGO

Las diabólicas – Henri Georges Clouzot (1955)
Los ojos sin rostro – Georges Franju (1960)
Cube – Vincenzo Natali (1997)

KITSCH (Las amargas lágrimas de Petra Von Kant)

Se aplica a la estética que resulta de mal gusto o pasada de moda pero pretende ser elegante, distinguida y moderna imitando objetos o estilos artísticos ya superados. http://es.thefreedictionary.com/kitsch

“El kitsch o cursilería es lo bello menos su contraparte fea. Por tanto el kitsch, la belleza purificada, se vuelve vulnerable a un tabú estético que en nombre de la belleza, declara al kitsch como feo. El kitsch es una parodia de dicha catársis, donde se vuelve imposible trazar una linea entre lo que es verdadera ficción estética (arte) y lo que es meramente basura
sentimental (kitsch)”

Theodor Adorno (1903-1969) Filósofo alemán de origen judío

LAS AMARGAS LÁGRIMAS DE PETRA VON KANT (Die bitteren tränen der Petra von Kant) – 1972

petra

Director Rainer W. Fassbinder
Guión Rainer W. Fassbinder
Fotografía Michael Ballhaus
Música Peer Raben
Producción Filmberlang der Autoren/Tango Film
Nacionalidad Alemania Federal
Duración 124m. Color
Reparto Hanna Schygulla, Margit Carstensen, Irm Hermann, Katrin Schaake, Eva Mattes, Gisela Fackeldey.

“Me pones enferma. Nunca sé cuál es la verdadera razón por la que estás conmigo, si es porque tengo dinero y te doy oportunidades o porque… porque me quieres”

Con la creación de su propia productora, Fassbinder se propuso regenerar la tradición del melodrama a partir de unas constantes estilísticas asentadas en un pronunciado talante psicologista y un ominoso, decadente y provocativo análisis de las más encontradas pasiones amorosas y sus asoladoras consecuencias. El ejemplo más característico y renombrado de este exclusivo universo fílmico se halla en esta tentadora adaptación de una de sus no menos polémicas e incitantes piezas teatrales, donde se exploraba en un único y claustrofóbico escenario la chocante dependencia afectiva y sadomasoquista que domina la relación entre una afamada diseñadora de modas y su sumisa asistenta, así como la tensión que provoca en sus vidas la irrupción de una tercera y fascinante criatura femenina. La representación se manifiesta sin contemplaciones como un apólogo censurador sobre el enfrentamiento de clases y su doble moral, reproducido con un tratamiento plástico exageradamente kitsch e impregnado por el perceptible raciocinio transgresor e iconoclasta del prolífico artista germano.

Otras películas con estética KITSCH

Barbarella – Roger Vadim (1967)
Hairspray – John Waters (1988)
La flor de mi secreto – Pedro Almodóvar (1995)

TEDIO (Signos de vida)

1. Aburrimiento extremo o estado de ánimo del que soporta algo o a alguien que no le interesa.
2. Fuerte rechazo o desagrado que se siente por algo.
http://buscon.rae.es/drae/srv/search?id=rmgp2roejDXX2XB6dCm7

“El problema de la vida pública es aprender a dominar el terror, el problema de la vida conyugal es aprender a dominar el tedio”
Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor, novelista, guionista y periodista colombiano

SIGNOS DE VIDA (Lebenszeichen) – 1968

signos

Director Werner Herzog
Guión Werner Herzog
Fotografía Thomas Mauch
Música Stavros Xarhakos
Producción Werner Herzog Filmproduktion
Nacionalidad Alemania Federal
Duración 91m. B/N
Reparto Peter Brogle, Wolfgang Reichmann, Athina Zacharopoulou, Wolfgang von Ungem-Sternberg, Henry Van Lyck, Julio Pinheiro, Florian Fricke.

“En su lucha contra todos, incluida la ciudad, había comenzado algo titánico, ya que el enemigo era mucho más fuerte. Su fracaso fue tan desgraciado y miserable como todo lo que había emprendido”

Sorprendente ópera prima de un precoz realizador autodidacta formado en el mundo del cortometraje, y, que a la postre, se convertiría en uno de los personajes más complejos, particulares e inquietos de la cinematografía europea contemporánea. Basada en el relato de principios del siglo XIX de Achim Von Arnim El inválido loco de fuerte Ratonneau, reubicado en un momento decisivo de la 2ª Guerra Mundial, reflejaba el progresivo desmoronamiento anímico y mental de un paracaidista alemán ante la imposibilidad de asimilar el insufrible calor y el tedio cotidiano que conlleva la baldía misión a la que ha sido confinado en la isla griega de Kos junto a su mujer enfermera y otros dos soldados. Respaldado en una extraordinaria fotografía de Thomas Mauch, Herzog desveló una tendencia afín a las situaciones límite, mayoritariamente enmarcadas en contextos de una naturaleza hostil, y dejó entrever el distintivo que acabaría por perdurar como su principal marca de fábrica: su obsesiva fascinación por los caracteres anormales y enfrentados a la sociedad estándar.

Otras películas sobre el TEDIO

El almuerzo – Mikio Naruse (1951)
El silencio – Ingmar Bergman (1963)
El desierto rojo – Michelangelo Antonioni (1964)