Alemania Federal

MALETA (Una muchacha sin historia)

Utensilio cuadrangular de piel, tela o plástico, generalmente reforzado en los bordes, con un asa, que se puede llevar a mano y sirve para guardar ropa y otros objetos necesarios en un viaje o traslado. (google.com)

“No quise retenerla, ¿de qué hubiera servido deshacer las maletas del olvido? Pero no sé qué diera por tenerla ahora mismo mirando por encima de mi hombro lo que escribo” (canción Amores eternos)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

UNA MUCHACHA SIN HISTORIA (Abschied von gestern [Anita G.]) – 1966

Director Alexander Kluge
Guion Thomas Mauch y Edgar Reitz
Fotografía Alexander Kluge
Producción Independent Films/Kairos-Film
Nacionalidad Alemania Federal
Duración 88m. B/N
Reparto Alexandra Kluge, Hans Brammer, Ursula Dirichs, Käte Ebner, E.O. Fuhrmann, Alfred Edel, Palma Falck, Hans Korte, Josef Kreindi.
* Josef Rixner – Blauer himmel

“Lo que nos separa del ayer no es una grieta sino un cambio de posición”

Alexander Kluge acometió su celebrado primer largometraje, considerado todavía como una de las rúbricas más significativas y fundamentales del denominado ‘nuevo cine alemán’, con la adaptación de uno de los primeros relatos contenidos en su libro Lebensläufe, donde describía la verídica y descorazonadora imposibilidad para acomodarse a la capitalista y burocrática estructura social de la Alemania Federal de una muchacha judía veinteañera, procedente del sector oriental. Con el propósito de aproximar al espectador a la conciencia y sensibilidad del personaje protagonista, interpretado con áspera e intensa naturalidad por la hermana del realizador, el cineasta sajón forjó una impetuosa narración fragmentada en segmentos episódicos de un amargo y, en ocasiones, improvisado dramatismo, que permitía abordar con ingenio, desenvoltura y sarcasmo la enrarecida situación sociopolítica germana. El marcado designio realista de la película era flanqueado por un reparto de actores aficionados, sonido original y una descarnada fotografía en blanco y negro, con preeminencia del primer plano.

Otras películas donde es fácil ver a su protagonista acompañado de una MALETA

La chica con la maleta – Valerio Zurlini (1961)
La terminal – Steven Spielberg (2004)
Up in the air – Jason Reitman (2009)

PEEPSHOW (París, Texas)

Exposición de fotografías, objetos o personas visualizada a través de una pequeña mirilla o lente de aumento.1​ Puede tener su precedente en los entretenimientos proporcionados por artistas ambulantes y los espectáculos callejeros (…) En su uso contemporáneo, un peepshow es una presentación por partes de cine pornográfico o de un sex show en vivo que se ven a través de una mirilla o un visor, que se cierran después de que el tiempo pagado ha expirado. Tradicionalmente, las mirillas de visualización solían ser operadas por un dispositivo activado con monedas, o mediante el pago en un mostrador. (Wikipedia)

“El paseo los llevó indefectiblemente al barrio de las putas y los peepshows, y entonces ambos se pusieron melancólicos y se dedicaron a contarse el uno al otro historias de amores y desengaños” (novela 2666)
Roberto Bolaño (1953-2003) Escritor y poeta chileno

PARIS, TEXAS (Paris, Texas) – 1984

Director Wim Wenders
Guion Sam Shepard
Fotografía Robby Müller
Música Ry Cooder
Producción Argos/Channel Four/Fox/Pro-ject/Road Movies/WDR
Nacionalidad Alemania Federal/ Francia/ Reino Unido/ Estados Unidos
Duración 145m. Color
Reparto Harry Dean Stanton, Natassja Kinski, Dean Stockwell, Aurore Clément, Bernhard Wicki, Hunter Carson, Socorro Valdez.

“Podía oírte, verte, olerte (…) A veces, tu voz me despertaba. Me despertaba en medio de la noche como si estuvieras en la habitación conmigo. Después, eso se desvaneció. Ya no pude imaginarte nunca más. Intenté hablar contigo en alto como solía hacerlo, pero no había nada. No podía oírte. Entonces, me di por vencida, todo se paró. Tú… desapareciste. Ahora trabajo aquí… Y oigo tu voz todo el tiempo. Todos los hombres tienen tu voz.”

Insistiendo en reflejar aspectos sociales e iconográficos de su estimada América, Wenders tomó prestado un relato extraído del libro Motel Chronicles de Sam Shepard para inmortalizar esta poderosa, lacónica y apasionante combinación de melodrama familiar y road-movie en torno al desolador recorrido existencial que un misterioso hombre afectado de amnesia emprende a través del desierto de Texas para reencontrarse a sí mismo, expiar su culpa y recobrar el afecto perdido tanto de su esposa como de su hijo de cuatro años. Las excelentes interpretaciones de Harry Dean Stanton y Natassja Kinski, posiblemente las más importantes de sus respectivas carreras, los penetrantes y melancólicos acordes de guitarra de Ry Cooder y la deslumbrante fotografía de Robby Müller, crucial en la consecución de una riqueza visual muy poco común, enaltecen la psique de esta amarga y descorazonadora crónica sobre la incapacidad de cicatrizar las heridas pretéritas, narrada con una quietud e intensidad que invita a dejarse arrastrar por las emociones, tal y como evidencia el tenso, cálido y estremecedor plano secuencia final de quince minutos ubicado en un peepshow.

Otras películas donde aparece un PEEPSHOW

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? – Manuel Gómez Pereira (1992)
La pianista – Michael Haneke (2001)
L’amour est une fête – Cedric Anger (2018)

LIGUERO (El matrimonio de Maria Braun)

Prenda interior que sirve para sujetar las medias femeninas y solamente se usa con vestido o falda. (…) Se sujeta a la cintura de donde suelen partir dos elásticos por delante y otros dos por detrás para sujetar las medias por la parte de la liga; el número de elásticos varía (6, 8 o más). El liguero puede estar incorporado en otra prenda, por ejemplo un corsé. A lo largo del siglo XX el liguero se fue consolidando como un símbolo del erotismo. (Wikipedia)

“Aquella Eva que un día se descubrió a sí misma con horror completamente desnuda a la sombra del árbol de la ciencia ha tenido que darse una vuelta por toda la historia para poder volver al paraíso llena de fascinación con liguero de encaje”
Manuel Vicent (1936-) Escritor y periodista español

EL MATRIMONIO DE MARIA BRAUN (Die ehe der Maria Braun) – 1978

maria

Director Rainer W. Fassbinder
Guión Rainer W. Fassbinder, Peter Märthesheimer y Pea Fröhlich
Fotografía Michael Ballhaus
Música Peer Raben
Producción Albatros Produktion/Fengler Films/Trio Film/Tango Film/WDR/Filmberlang der Autoren
Nacionalidad Alemania Federal
Duración 120m. Color
Reparto Hanna Schygulla, Klaus Löwitsch, Ivan Desny, Gisela Uhlen, Gottfried John, Elisabeth Trissenaar, George Byrd, Günther Lamprecht.
* Glenn Miller – Moonlight serenade

“Es una mala época para los sentimientos. Yo lo prefiero, porque así nada me afecta de verdad”

Solemne, poderoso y pasional melodrama de trasfondo social, encuadrado en el luctuoso período postbélico, que figura como una de las grandes cúspides del cine alemán contemporáneo, en particular, de la esclarecidamente descorazonadora obra fassbinderiana. En esta ocasión, el amargo e inclemente enfoque existencial del cineasta bávaro adquirió matices de inescrutable persuasión al encauzar esta denuncia sociopolítica por medio de un perspicaz y alegórico paralelismo entre los afanosos esfuerzos del país germánico por enmendar su todavía precaria situación y el infatigable coraje, ardor y afán por sobrevivir y prosperar de la astuta esposa de un militar nazi supuestamente muerto en la contienda. Un largometraje atmosférico, vigoroso y reflexivo, sublimado por un extraordinario recital interpretativo de la actriz-fetiche del cineasta, Hanna Schygulla, que bajo una obvia parábola del denominado ‘milagro económico alemán’ escondía una profunda metáfora sobre la inviabilidad de alcanzar el verdadero amor en un entorno tan gélido y degradante como cruel y materialista.

Otras películas donde una/o de sus protagonistas luce un LIGUERO

Ayer, hoy y mañana – Vittorio De Sica (1964)
La caída de los dioses – Luchino Visconti (1969)
The Rocky Horror Picture Show – Jim Sharman (1975)

SINRAZÓN (El puente)

Acción hecha contra justicia y fuera de lo razonable o debido. (Larousse Editorial)

“La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura” (novela Don Quijote de la Mancha)
Miguel de Cervantes (1547-1616) Novelista, poeta, dramaturgo y soldado español

EL PUENTE (Die brücke) – 1959

Director Bernhard Wicki
Guion Bernhard Wicki, Karl-Wilhelm Vivier y Michael Mansfeld
Fotografía Gerd von Bonin
Música Hans-Martin Majewski
Producción Fono Film/Transocean Film
Nacionalidad Alemania
Duración 105m. B/N
Reparto Folker Bohnet, Fritz Wepper, Franz Glaubrecht, Karl Michael Balzer, Michael Hinz, Volker Lechtenbrink, Günther Hoffmann, Cordula Trantow.

“He estado hablando con esos muchachos, Sr. Stern. Tienen un ideal. Piensan que han venido a luchar por el triunfo de ese ideal. Quieren salvar a la patria. Piensan lo que usted les ha inculcado, Sr. Stern: heroísmo, Alemania sobre todo, la victoria es segura… ¡Viva la patria! Por ella no importa ningún sacrificio”

Tras triunfar en el terreno de la interpretación, Bernhard Wicki optó por abrise camino como realizador cinematográfico con este sentencioso drama antibelicista, basado en la homónima novela de marcado carácter autobiográfico de Manfred Gregor, donde describía con escaso presupuesto, encomiable vigor narrativo y hábiles pretensiones humanistas la deplorable experiencia militar de una pandilla de adolescentes alemanes, reclutados en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial y encomendados a defender el puente de su localidad ante el decisivo avance de las tropas aliadas. Sustentándose de un lúcido y penetrante dibujo de sus personajes, así como en ciertas secuencias de considerable impacto dramático, la película denunciaba la absurda pero flagrante sinrazón de todo conflicto armado y traslucía con crudeza su monstruosa capacidad para extirpar la ingenuidad, la esperanza y el idealismo de las gentes. Destacar la espléndida labor del jovencísimo reparto en una cinta que generaría cierta polémica para acabar obteniendo el beneplácito internacional de crítica y público.

Otras películas que denuncian la SINRAZÓN de todo conflicto bélico

Sin novedad en el frente – Lewis Milestone (1930)
Senderos de gloria – Stanley Kubrick (1957)
Platoon – Oliver Stone (1986)

CLAVECÍN (Crónica de Anna Magdalena Bach)

Instrumento musical con teclado y cuerdas pulsadas, como el arpa y la guitarra. El clavecín, muy conocido y utilizado durante el Barroco, fue cayendo en el olvido, y la mayoría de las piezas escritas para él empezaron a ser interpretadas en el nuevo fortepiano, antepasado del piano moderno; como su nombre indica, permite cambios de volumen con sólo variar la intensidad de pulsación de las teclas, mientras que el clavecín no: su intensidad de sonido es uniforme, sin contrastes. (Wikipedia)

“Sobre todo nunca el canto raro, jamás patético ni de expresión. Una melodía siempre cantable y sencilla, derivada siempre de las cuerdas esenciales del tono, e indicando siempre de tal manera la base que él la sienta y la acompañe sin trabajo; pues, para formarse la voz y el oído, no debe cantar jamás sino el clavecín” (tratado Emilio, o de la educación)
Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) Escritor, pedagogo, filósofo, músico, botánico y naturalista

CRÓNICA DE ANNA MAGDALENA BACH (Chronik der Anna Magdalena Bach) – 1968

bach

Director Jean-Marie Straub y Danièle Huillet
Guión Jean-Marie Straub y Danièle Huillet
Fotografía Ugo Piccone
Música Johann Sebastian Bach
Producción Franz Seitz Filmproduktion/Neue Filmkunst Walter Kirchner/Hessischer Rundfunk/RAI/IDI Cinematografica
Nacionalidad Alemania Federal/ Italia
Duración 90m. B/N
Reparto Gustav Leonhardt, Christianne Lang-Drewanz, Joachim Wolff, Paolo Carlini, Ernst Castelli, Rainer Kirchner.
* Johann Sebastian Bach – Magnificat in D major

“De repente sentí un gran malestar mientras Sebastian estaba en Berlín y no sabía si éste podría llegar a tener malignas consecuencias. Nuestro primo tuvo que escribirle e importunar su paz y alegría, por lo que tuvo que acelerar su regreso”

Con la afectuosa y desinteresada cooperación de Jean-Luc Godard y Jacques Rivette, así como de diversas corporaciones extracinematográficas, el matrimonio de realizadores Straub/Huillet pudo por fin dar a luz a este primoroso escrutinio biográfico sobre la trayectoria de Johann Sebastian Bach y emprender así una singladura independiente tan sugestiva como desigual, siempre aislada de los circuitos ordinarios de distribución. Acompasando espléndidas secuencias sinfónicas en tiempo real y con sonido en directo a una prolija exposición de partituras, publicaciones y manuscritos, la película desdramatizaba descriptivamente las contrariedades creativas, burocráticas y financieras del mítico compositor alemán a partir del diario de la que fue su segunda esposa durante veinticinco años para transformar el móvil musical en la esencia básica del elemento estético, sin afectar por ello a su teórico y controvertido sentido del espacio fílmico, el montaje o la cadencia narrativa. Cabe destacar el curioso protagonismo del eminente organista y musicólogo holandés Gustav Leonhardt.

Otras películas en las que aparece un CLAVECÍN

El hidalgo de los mares – Raoul Walsh (1951)
El juego de Ripley – Liliana Cavani (2002)
El silencio antes de Bach – Pere Portabella (2007)