Francia

FAJA (Ese oscuro objeto del deseo)

Prenda de base ajustada a la forma que rodea la parte inferior del torso, se extiende por debajo de las caderas y se usa a menudo para dar forma o apoyo. Se puede usar por razones estéticas o médicas. (Wikipedia)

«Te quitabas la faja de la cintura. te arrancabas las sandalias, tirabas a un rincón tu amplia falda, de algodón, me parece, y te soltabas el nudo que te retenía el pelo en una cola. Tenías la piel erizada y te reías. Estábamos tan próximos que no podíamos vernos, ambos absortos en este rito urgente, envueltos en el calor y el olor que hacíamos juntos.» (libro Cuentos de Eva Luna)
Isabel Allende (1942-) Escritora chilena

ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO (Cet obscur objet du désir) – 1977

objeto2

Director Luis Buñuel
Guion Luis Buñuel y Jean-Claude Carrière
Fotografía Edmond Richard
Música Richard Wagner
Producción Les Films Galaxie/Greenwich Films Prod./In Cine
Nacionalidad Francia
Duración 102m. Color
Reparto Fernando Rey, Carole Bouquet, Angela Molina, Julien Bertheau, André Weber, Milena Vukotic, María Asquerino, Auguste Carrière
* Richard Wagner – La walkyria

«¿Por qué insistes tanto en que hagamos el amor? (…) Yo también te quiero pero no me apetece hacer el amor contigo. Estamos juntos. Tú me tomas en tus brazos, yo te acaricio. Tú tienes mis piernas, mi boca, mis pechos. ¿Por qué hacer también el amor?»

Aglutinando con sabiduría gran parte de las recurrentes inquietudes temáticas que conformaron su insólita filmografía, Buñuel coronó la misma con este enigmático e imaginativo enfoque del relato de Pierre Lovÿs La femme et le pantin, previamente adaptado al cine sonoro por Josef Von Sternberg (1935) y Julien Duvivier (1959), en el que se exponía la degradación personal de un maduro y aparentemente curtido burgués parisino, cuya patética y desesperante meta consistía en gozar del cuerpo de una caprichosa bailarina de flamenco sevillana. El cineasta aragonés desdobló este obnubilado y humillante propósito de avidez sexual en dos actrices e hizo, que, sin ningún pretexto obvio, permutaran con desconcertante arbitrariedad un papel que acababa erigiéndose en una auténtica encarnación del deseo carnal e inmejorable incentivo para reflexionar sobre la imposibilidad masculina de colmar físicamente las necesidades vitales de la mujer. Una película marcada por el deseo, la jerarquía social y la sombra del pecado, con múltiples referencias al terrorismo, donde Fernando Rey volvía a hacer gala de su extraordinaria sobriedad interpretativa.

Otras películas que contienen una importante escena con FAJA

Operación Pacífico – Blake Edwards (1959)
El diario de Bridget Jones – Sharon Maguire (2001)
El caballero verde – David Lowery (2021)

SILLA (Intocable)

Asiento con respaldo, por lo general con cuatro patas, y en el que solo cabe una persona. (Espasa-Calpe)
Una silla de ruedas es una ayuda técnica, una silla adaptada con al menos tres ruedas, aunque lo habitual es que disponga de cuatro. Su diseño permite el desplazamiento de personas con problemas de locomoción o con movilidad reducida, debido a una lesión o enfermedad física (paraplejia, tetraplejia, etc.). (Wikipedia)

«Si tengo un accidente, prefiero morir. Soy una persona demasiado activa para pasar el resto de mi vida en una silla de ruedas»
Ayrton Senna (1960-1994) Piloto de automovilismo

INTOCABLE (Intouchables) – 2011

intocable2

Director Olivier Nakache y Eric Toledano
Guion Olivier Nakache y Eric Toledano
Fotografía Mathieu Vadepied
Música Ludovico Einaudi
Producción Quad Productions/Gaumont/TF1 Films Production/Chaocorp
Nacionalidad Francia
Duración 109m. Color
Reparto François Cluzet, Omar Sy, Anne Le Ny, Audrey Fleurot, Clotilde Mollet, Joséphine de Meaux, Alba Gaïa Bellugi.
* Earth, Wind & Fire – September

“Solo me queda la cabeza para elevarme. Cuando el dolor me deja en paz, me queda el espíritu. Mi verdadera discapacidad no es estar en silla de ruedas. Es estar sin ella.”

La emoción percibida tras el visionado del documental televisivo A LA VIE, À LA MORT (2003), dirigido por Isabelle Cottenceau y Jean-Pierre Devillers, impulsó a la irregular dupla Nakache/Toledano el designio de transformar aquella conmovedora historia real en una comedia dramática, que, a la postre, se erigiría en el culmen de su carrera, llegándose incluso a incorporar entre el selecto grupo de las películas más taquilleras de la historia del cine francés. La hermosa relación de afecto, complicidad y tolerancia que emerge entre un aristócrata tetrapléjico, amante del arte, la poesía y la música clásica (Philippe Pozzo di Borgo, autor del best-seller Le second souffle) y su cuidador senegalés con antecedentes penales (en realidad argelino, Abdel Sellou) propenso al ligoteo y aficionado al funk, trascendía en un divertimento amable, edificante y deleitosamente positivista, expuesto con tanta ironía y clarividencia como ausencia de compasión. La perfecta química entre la pareja protagonista enriquecía una obra bienintencionada, que invita a la reflexión, estimula la solidaridad y transmite enormes ganas de vivir.

Otras películas con protagonista en SILLA DE RUEDAS

¿Qué fue de Baby Jane? – Robert Aldrich (1962)
Misery – Rob Reiner (1990)
Passion fish – John Sayles (1992)

ALBERGUE (Los bajos fondos)

1. Lugar que sirve de resguardo o alojamiento a personas o animales.
2. Establecimiento hotelero para estancias cortas, generalmente situado en un lugar de paso o estratégico.
3. Establecimiento benéfico donde se aloja provisionalmente a personas necesitadas. (RAE)

“El amor y la razón son dos viajeros que nunca moran juntos en el mismo albergue. Cuando el uno llega, el otro parte”
Walter Scott (1771-1832) Escritor británico

LOS BAJOS FONDOS (Les bas-fonds) – 1936

bajos2

Director Jean Renoir
Guion Jean Renoir, Yevgueni Zamiatin y Jacques Companeez
Fotografía Fédote Bourgasoff, Jean Bachelet
Música Jean Wiener
Producción Albatros
Nacionalidad Francia
Duración 92m. B/N
Reparto Jean Gabin, Junie Astor, Louis Jouvet, Suzy Prim, Jany Holt, Vladimir Sokoloff, Nathalie Alexeeff, Robert Le Vigan, René Génin.

«Sí, soy un ladrón, nadie me ha enseñado otra cosa. Mi padre también lo era y, de niño, aún no andaba y ya me llamaban ladrón. Si no me hubieran llamado así, quizá las cosas serían distintas (…) Si me creyeras lo dejaría todo, Los robos, toda esa basura. Nos iríamos donde fuera, lejos de aquí…»

Atemperada adaptación de la brutal y desalmada obra teatral homónima escrita por Maksim Gorki, posteriormente versionada por Chetan Anand (1946), Akira Kurosawa (1957) y Yuli Karasik (1987), que representa un perfecto exponente de la límpida, solidaria y condescendiente amplitud humanista con la que Jean Renoir siempre retrató a las clases sociales más desfavorecidas en su interrelación con los sectores más privilegiados, especialmente con el decadente linaje aristocrático. Ambientada en un sórdido albergue para vagos, indigentes y otros desheredados de la fortuna, seguía los pasos de un carismático ladrón de poca monta (Gabin) en su sincera amistad con un cínico barón arruinado por su recalcitrante ludopatía (Jouvet) y en la rivalidad amorosa que desencadena entre dos hermanas, esposa y cuñada del ruin propietario de la pensión. Una película de refinada elegancia formal y encomiable dinamismo narrativo, pletórica de diálogos tan irónicos como perspicaces y coronada con un entrañable epílogo de esperanzador optimismo chapliniano.

Otras películas ambientadas en un ALBERGUE

La posada roja – Jean Epstein (1923)
El albergue rojo – Claude Autant-Lara (1951)
El albergue de la sexta felicidad – Mark Robson (1958)

AULA (La clase)

Salón de un edificio que se destina a actividades de enseñanza. Es la unidad básica de todo recinto destinado a la educación. Un aula debe proporcionar el ambiente apropiado para el aprendizaje de los estudiantes que la utilizan. (Wikipedia)

«Los creadores aprenden lo que quieren aprender. No sabemos cuánta libertad creativa se mata en las aulas»
Alexander Sutherland Neill (1883-1973)

LA CLASE (Entre les murs) – 2008

clase9

Director Laurent Cantet
Guion Laurent Cantet, François Bégaudeau y Robin Campillo
Fotografía Pierre Milon
Producción Haut et Court
Nacionalidad Francia
Duración 128m. Color
Reparto François Bégaudeau, Nassim Amrabt, Laura Baquela, Cherif Bounaïdja Rachedi, Juliette Demaille.

«¿Vuestro trabajo como delegadas en qué consiste? Representar a los alumnos para que la clase funcione lo mejor posible o consiste en poner a los alumnos en mi contra. ¿En qué consiste?»

Siempre comprometido con la realidad social de su país, Laurent Cantet adaptó la homónima novela semiautobiográfica de François Bégaudeau (a la sazón protagonista del film) en torno a sus experiencias como tutor y profesor de lengua francesa durante un curso académico en la conflictiva escuela secundaria del distrito 20 parisino. Sin salir en ningún momento del recinto escolar, plasmaba desde una óptica realista cercana al documental tanto las conflictivas situaciones de tensión en el aula como las distintas reuniones entre maestros o con los padres de los alumnos, algunas de ellas vinculadas a la inevitable aplicación de un consejo disciplinario. Película de un audaz magnetismo dramático, sin estratagemas emocionales ni golpes de efecto gratuitos, que reflexiona sobre el cometido ético, motivacional y socializador de la enseñanza dentro un contexto intercultural y multiétnico cada vez más complejo y diversificado. A destacar un empleo del montaje de portentosa expresividad, así como las espontáneas actuaciones a cargo de un ensalzable conjunto de intérpretes no profesionales.

Otras películas con el AULA como protagonista

Semilla de maldad – Richard Brooks (1955)
El club de los poetas muertos – Peter Weir (1989)
La ola – Dennis Gansel (2008)

LUDOPATÍA (La bahía de los ángeles)

Trastorno en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológica e incontrolable a jugar y apostar en un casino u otro sistema de apuestas, de forma persistente y progresiva, afectando de forma negativa a la vida personal, familiar y vocacional (…) La ludopatía se caracteriza por la dificultad para controlar los impulsos. Tiende a manifestarse en la práctica compulsiva de uno o más juegos de azar. Puede afectar la vida diaria del adicto, de tal forma que la familia, el sexo o incluso la alimentación pasa a ser algo secundario. Por ello, no se le debe de confundir con un vicio, ya que es una grave enfermedad crónica, una adicción. (Wikipedia)

«Aunque en una carta a Anna Grigorievna el autor asegura haber vencido por sí mismo el vicio del juego, fueron las circunstancias las que apartaron a Dostoievski del tormento de la ludopatía: en 1877, el juego quedó prohibido en Alemania y Suiza» (artículo Los juegos de Dostoievski)
Marta Rivera de la Cruz (1970-) Escritora, política y periodista española

LA BAHÍA DE LOS ÁNGELES (La Baie des anges) – 1963

bahía2

Director Jacques Demy
Guion Jacques Demy
Fotografía Jean Rabier
Música Michel Legrand
Producción Sud-Pacifique Films
Nacionalidad Francia
Duración 81m. B/N
Reparto Jeanne Moreau, Claude Mann, Paul Guers, Henri Nassiet, André Certes, Nicole Chollet, Georges Alban, Jean-Pierre Lorrain.

«Podemos vivir juntos y ser felices un tiempo, pero ¿para qué? No puedo dejar el juego. Empezará todo de nuevo. ¿Y entonces? Separémonos tranquilamente. Ahorrémonos los disgustos, las escenitas, las palabras hirientes… y el dolor»

Tras dirigir el episodio dedicado a la lujuria en la película colectiva LOS SIETE PECADOS CAPITALES (1962), Jacques Demy ratificó su embrionaria debilidad por los amores consternados y sometidos a la arbitrariedad del destino a propósito de una ensoñadora, derrotista e intensa crónica de aprendizaje moral y pasión autodestructiva, centrada en la desoladora perdición a la que te arrastra la ludopatía. El equívoco romance entre Niza y Mónaco que nace entre un pueril empleado de banca y una enigmática, pérfida y concupiscente mujer, consumida por una ofuscadora e incontenible adicción a la ruleta, proporcionaba una hipnótica avenencia de amargura, desesperación e hipocondría existencial, aderezada con inspirados movimientos de cámara y una insistente, lacónica, pero portentosa sintonía al piano de Michel Legrand. El satisfactorio resultado final de este evanescente drama romántico, nunca suficientemente valorado entre el emblemático repertorio nouvellevaguiano, no hubiera sido el mismo sin la presencia de una glamourosa y resplandeciente Jeanne Moreau, ataviada con elegantes vestidos de Pierre Cardin.

Otras películas sobre la LUDOPATÍA

El gran pecador – Robert Siodmak (1949)
El jugador – Claude Autant-Lara (1958)
El mundo sigue – Fernando Fernán Gómez (1965)