Francia

AGUDEZA (Un sombrero de paja de Italia)

Aptitud que se tiene, para captar, a través de la razón o los sentidos, los detalles menos perceptibles de las cosas o situaciones, de modo rápido y certero. Podemos hablar de agudeza sensorial (especialmente referida a la vista y al oído) y de agudeza mental. (deconceptos.com)

“La agudeza consiste en saber la semejanza de las cosas diferentes, y la diferencia de las cosas semejantes”
Madame de Staël (1766-1817) Escritora suiza

UN SOMBRERO DE PAJA DE ITALIA (Un chapeau de paille d’Italie) – 1928

sombrero2

Director René Clair
Guion René Clair
Fotografía Nikolas Roudakoff y Maurice Desfassiaux
Producción Films Albatros
Nacionalidad Francia
Duración 112m. B/N
Reparto Albert Préjean, Geymond Vital, Olga Tschechowa, Paul Ollivier, Jim Gérald, Alex Alin, Alice Tissot, Marise Maia.

«¡Madame es una mujer casada! No puede volver a casa sin un sombrero exactamente igual. ¡Debe encontrarlo!»

René Clair dio comienzo a su estimulante obra satírica con esta bulliciosa e ingrávida comedia de enredo, que ponía a prueba la agudeza visual del espectador al describir como un novio, en el mismo día de su boda, se ve obligado a buscar un determinado sombrero de paja por todo París, con el apremiante propósito de impedir que se destape la adúltera relación que una dama mantiene con un petimetre teniente de lanceros. En su primera película con argumento ajeno, el ingenioso cineasta soslayaba el origen teatral de este armonioso y coreográfico retrato costumbrista, sustentado tanto en su raudo y persistente ritmo narrativo como en una astuta distribución de los gags. Basada en una homónima pieza vodevilesca de Eugène Labiche y Marc Michel, posteriormente versionada por Maurice Cammage (1944), Oldrich Lipsky (1971) y Leonid Kvinikhidze (1974), deparaba una perspicaz, chispeante y desenfrenada caricatura de la relamida burguesía francesa del momento, segunda fracción del siglo XIX, embellecida por un fastuoso diseño de producción y vestuario.

Otras comedias que ponen a prueba la AGUDEZA visual del espectador

Las vacaciones del señor Hulot – Jacques Tati (1953)
Uno, dos, tres – Billy Wilder (1961)
Zelig – Woody Allen (1983)

INCOMPATIBILIDAD (La sonriente Madame Beudet)

Falta de armonía o imposibilidad de coexistencia entre cosas o personas.
Incompatibilidad de caracteres Oposición de carácter que dificulta la convivencia entre los cónyuges y que constituye un motivo legal para el divorcio. (Larousse Editorial)

«Setenta veces siete lo intenté, si me largo para siempre es porque no puedo más. No tengo nada que perder, solo el miedo a la soledad. Me temo que esta vez es el fin. Adiós amor, adiós mujeres, debe ser un caso de incompatibilidad de caracteres» (canción Incompatibilidad de caracteres)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

LA SONRIENTE MADAME BEUDET (La souriante Madame Beudet) – 1923

beudet2

Director Germaine Dulac
Guion Denys Amiel y André Obey
Fotografía Maurice Forster y Paul Parguel
Producción Colisée Films
Nacionalidad Francia
Duración 38m. B/N
Reparto Germaine Dermoz, Alexandre Arquillière, Jean d’Yd, Yvette Grisier, Madeleine Guitty, Raoul Paoli.

«En provincia… Detrás de la fachada de casas tranquilas, las almas, las pasiones…»

Sin abandonar su vocación periodística, Germaine Dulac encontró en el campo de la realización el vehículo artístico ideal para ondear su ferviente militancia feminista, como evidencia este mediometraje adscrito al movimiento impresionista, considerado como uno de los primeras manifestaciones cinematográficas dirigidas a promover la igualdad y la liberación de la mujer. Evidenciando tanta belleza formal como destreza descriptiva, compaginaba cultas observaciones psicológicas con trazos de penetrante dramatismo para vituperar la monotonía del vínculo conyugal dentro de la pequeña burguesía provinciana, en esta ocasión, acrecentada por una absoluta incompatibilidad de caracteres entre sus cónyuges. Uno de los rasgos más persuasivos de la función residía en la plasmación de sus escenas imaginarias, modeladas con experimentales efectos y técnicas de montaje, en las que la abatida ama de casa (aficionada a la lectura y a tocar el piano) fantasea con erradicar el angustioso vacío existencial que sobrelleva al lado de su esposo, un tosco empresario textil, aficionado a gastar bromas pesadas.

Otras películas sobre la INCOMPATIBILIDAD DE CARACTERES en el matrimonio

Encuentro en la noche – Fritz Lang (1952)
Mi desconfiada esposa – Vincente Minnelli (1957)
Historia de un matrimonio – Noah Baumbach (2019)

TIRACHINAS (La guerra de los botones)

Instrumento para lanzar piedras u otros objetos compuesto por una pieza de madera o de otro material en forma de Y, a cuyos extremos se sujeta una tira elástica que impulsa los proyectiles. (google.com)

«Tal vez mañana no habrá nada que escupa fuego y el que se invente el tirachinas le colgaremos. Reposaremos nuestra miseria en un caldo espeso, quizás ese día todos seremos tontos o ciegos» (canción Cruzar los brazos)
Víctor Manuel San José (1947-) Cantautor y productor musical y cinematográfico español

LA GUERRA DE BOTONES (La guerre des boutons) – 1962

tirachinas1

Director Yves Robert
Guion Yves Robert, François Boyer
Fotografía André Bac
Música José Berghmans
Producción Les Productions de la Guéville
Nacionalidad Francia
Duración 90m. B/N
Reparto André Treton, Michel Isella, Martin Lartigue, Jean Richard, Jacques Dufilho, Yvette Etiévant, Michel Galabru, Michèle Méritz.

«Cuando hay un traidor no se puede ganar limpiamente una batalla»

El mayor éxito a nivel internacional en la carrera del polifacético Yves Robert llegó con esta complaciente alegoría contra la insensata rivalidad entre localidades vecinas, emanada de un libro homónimo de Louis Pergaud, donde articulaba con una franqueza expositiva tan delicada como melancólica los hábitos, códigos y preceptos que nutren la arriagada y pueril beligerancia estival entre los niños de dos pueblos de la campiña francesa: Longeverne y Velrans. Honor, lealtad, compañerismo, liderazgo, disciplina o espíritu de equipo, entre otros valores grupales, guarnecían las inocentes escaramuzas marciales de sus infantes protagonistas, básicamente dirimidas con tirachinas y espadas de madera, que, a su vez, contrastaban con el rudo e insulso autoritarismo educacional de sus progenitores. Un clásico del cine familiar de todos los tiempos, facilonamente versionado por John Roberts (1994) y Christophe Barratier (2011), que nos retrotrae a las mágicas y agridulces emociones de nuestra infancia con insoslayable nostalgia, chispeante sentido del humor y una afectuosa sensación de espontaneidad, amparada en un elogiable quehacer interpretativo.

Otras películas donde se utiliza un TIRACHINAS

Daniel el travieso – Nick Castle (1993)
Cometas en el cielo – Marc Forster (2007)
Zipi y Zape y el club de la canica – Oskar Santos (2013)

PÁRPADO (La escafandra y la mariposa)

Pliegue de piel par (superior e inferior) y músculo-mucoso móvil que cubre a los ojos. Está compuesto por la membrana conjuntiva palpebral, en contacto con el globo ocular; el tarso, una capa de notable espesor pero flexible; el músculo orbicular, que le da su movilidad, y la piel exterior. Su función es la protección del ojo y la humectación del mismo mediante las secreciones lagrimales. Por otra parte, el reflejo del parpadeo protege al ojo de cuerpos extraños. (Wikipedia)

«Eres realmente tan bonita. Veo que te has ido y has vuelto a cambiar tu nombre. Y justo cuando escalé esta ladera de la montaña para lavar mis párpados bajo la lluvia. Hasta luego, Marianne, es hora de que empecemos a reír y llorar, y llorar y reír sobre todo de nuevo» (canción So long, Marianne)
Leonard Cohen (1934-2016) Poeta, novelista y cantautor canadiense

LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA (Le scaphandre et le papillon) – 2007

párpado2

Director Julian Schnabel
Guion Ronald Harwood
Fotografía Janusz Kaminski
Música Paul Cantelon
Producción Pathé Renn Productions/France 3 Cinéma/Canal+/Banque Populaire Images/Région Nord-Pas-de-Calais/Cinecinema/The Kennedy/Marshall Company
Nacionalidad Francia/ Estados Unidos
Duración 112m. Color
Reparto Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner, Marie-Josée Croze, Anne Consigny, Niels Arestrup, Olatz Lopez Garmendia, Max von Sydow, Jean-Pierre Cassel.
* Charles Trenet – La mer

«Hoy siento que mi existencia es una serie de intentos fallidos. Mujeres que no fui capaz de amar, oportunidades que no aproveché, momentos de felicidad que dejé pasar. Una carrera que aún sabiendo de antemano el resultado, no elegí al ganador. ¿Estaba ciego y sordo, o sólo la cruda luz de la desgracia me hace ver mi verdadera naturaleza?»

En 1995, Jean-Dominique Bauby, redactor jefe de la revista Elle, sufrió con tan solo cuarenta y tres años un infarto cerebral que le provocó una cuadriplejia anártrica, o ‘síndrome del cautiverio’, dejándolo confinado en el hospital de Berck-Sur-Mer sin poder moverse, hablar, comer ni respirar sin asistencia. Sin embargo, preservó sus facultades mentales intactas, e, incluso reavivó su coraje y creatividad, hasta el punto de concebir una novela autobiográfica sobre sus recuerdos, sueños y emociones, gracias a un código que le permitía expresarse dictando las letras con su párpado izquierdo. Rehuyendo las artimañas sensitivas y los dictámenes estériles, Julian Schnabel revivió esta fascinadora historia de superación personal desde el punto de vista del protagonista, acompañando los planos subjetivos con un adecuado uso de la voz en off para transmitir su malestar y sus anhelos de libertad hasta conformar un apólogo vitalista tan profundo y emotivo como absorbente y sobrecogedor. Cautivadora fotografía de Janusz Kaminski y omnipresente utilización de una impecable banda sonora.

Otras películas donde el PÁRPADO adquiere cierta relevancia

La naranja mecánica – Stanley Kubrick (1971)
El ojo del diablo – Ingmar Bergman (1960)
Rocky – John G. Alvidsen (1976)

INSIDIA (Las damas del bosque de Bolonia)

Acto o expresión que acarrea una intención dañina. (definicion.de)

«Quiéreme, sin el mínimo pudor. Quiéreme, con la insidia de la fiera. Quiéreme, hasta el último temblor. Quiéreme, como quien ya nada espera» (canción Quiéreme)
Luis Eduardo Aute (1943-2020) Cantautor, cineasta, escultor, pintor y poeta español

LAS DAMAS DEL BOSQUE DE BOLONIA (Les dames du Bois de Boulogne) – 1945

dames9

Director Robert Bresson
Guion Robert Bresson y Jean Cocteau
Fotografía Philippe Agostini
Música Jean-Jacques Grünenwald
Producción Les Films Raoul Ploquin
Nacionalidad Francia
Duración 90m. Color
Reparto Paul Bernard, María Casares, Elina Labourdette, Lucienne Bogaert, Jean Marchat, Yvette Etiévant, Marcel Rouzé, Lucy Lancy.

«Parece que no te das cuenta de adónde puede conducir el desprecio de una mujer»

Impecable adaptación de la novela satírica Jacques le fataliste et son maître de Denis Diderot, ininteligiblemente desestimada en el momento de su estreno por crítica y público, que ahondaba en la naturaleza malsana del despecho amoroso para describir el tan cruel como retorcido plan de venganza urdido por una mujer burguesa tras sentirse rechazada por su amante en el París ocupado por los nazis. En el segundo largometraje de su magistral filmografía, probablemente el más convencional y descriptivo de los ocho títulos que la componen, Robert Bresson anticipaba los atributos que determinarían su inconfundible pureza y austeridad descriptiva para moldear esta historia de rencor, manipulación e insidia, encauzada a traslucir la repudiable doble moral y los añejos prejuicios de una sociedad que no vacila en estigmatizar sin piedad y de por vida a la mujer por su ‘dudoso’ pasado. Entre las comedidas interpretaciones de un elenco enteramente integrado por actores profesionales, sobresale la arrebatadora personalidad, el desparpajo y la ardiente mirada de la coruñesa María Casares.

Otras películas determinadas por la INSIDIA de sustrato amoroso

La noche del cazador – Charles Laughton (1955)
Las amistades peligrosas – Stephen Frears (1988)
Animales nocturnos – Tom Ford (2016)