Francia

RUINDAD (La golfa)

Mezquindad o maldad propias de la persona ruin. (google.es)

“Los hombres necesitan siempre de un hazmerreír para eclipsarse a sí mismos la propia ruindad de sus barros”
Miguel Delibes (1920-2010) Novelista español

LA GOLFA (La chienne) – 1931

Director Jean Renoir
Guión Jean Renoir y André Girard
Fotografía Théodore Sparkuhl
Producción Braunberger-Richebé/Les Films Jean Renoir
Nacionalidad Francia
Duración 91m. B/N
Reparto Michel Simon, Janie Marese, Georges Flamant, Roger Gaillard, Romain Bouquet, Pierre Desty, Mlle Doryans, Lucien Mancini, Magdeleine Bérubet.

“Él es un buen tipo, tímido, de mediana edad y muy inocente. Posee una cultura intelectual y sentimental superior al ambiente en que se mueve, por lo que le consideran un imbécil. Ella es una muchacha con cierto encanto un tanto vulgar. Siempre es sincera, miente continuamente”

A modo de introducción metafórica, una pequeña función de títeres nos presenta al trío protagonista del drama social con envites psicológicos que vamos a presenciar, donde seremos testigos de la ruin y humillante degradación moral de un pusilánime cajero aficionado a la pintura, que, cercano ya a la vejez, descubre por primera vez la pasión amorosa con el rastrero encanto de una joven de mala vida, embelesada a su vez por la chulería de un rufián sin escrúpulos. La ilusión de Jean Renoir por proseguir su personal concepción naturalista con esta adaptación homónima de la novela de Georges de la Fouchardière, proyecto que hacía un par de años que acariciaba, terminó por convertirse en un resonante fiasco comercial, causado por la sordidez del argumento y la severa negligencia de la productora, que privó a su autor de contar con su actriz preferida, Catherine Hessling, para después lanzarla publicitariamente de forma pésima. Este inmortal clásico del realismo poético francés, quizás algo perjudicado por el paso del tiempo, reverdeció incluso mejorado por Fritz Lang en 1945 bajo el título de PERVERSIDAD.

Otras películas ambientadas en un entorno de RUINDAD

El cuervo – Henri-Georges Clouzot (1943)
La caza – Carlos Saura (1965)
Yo vigilo el camino – John Frankenheimer (1970)

EMPECINAMIENTO (Diario íntimo de Adela H.)

Mantenimiento excesivamente firme de una idea, intención u opinión, generalmente poco acertada, sin tener en cuenta otra posibilidad. (google.es)

“Si no se aprende, la sinceridad se trueca en grosería; la valentía, en desobediencia; la constancia, en caprichoso empecinamiento; la humanidad, en estupidez; la sabiduría, en confusión; la veracidad, en ruina”
Confucio (551 a.C.-479 a.C.) Filósofo chino

DIARIO ÍNTIMO DE ADELA H. (L’histoire d’Adèle H.) – 1975

Director François Truffaut
Guión François Truffaut, Jean Grualt y Suzanne Schiffman
Fotografía Néstor Almendros
Música Maurice Jaubert
Producción Les Films du Carrosse/Les Productions Artistes Associés
Nacionalidad Francia
Duración 96m. Color
Reparto Isabelle Adjani, Bruce Robinson, Sylvia Marriott, Ivry Gitlis, Cecil de Sausmarez, Louise Bourdet, Joseph Blatchley.

“Como no puedo tener la sonrisa del amor, me condeno a su mueca”

Conduciendo un tema tan impecablemente recurrido a lo largo de su filmografía como el del “amour fou” por los quebrados derroteros de la humillación y la desesperanza, Truffaut rubricó este perceptivo y estilizado drama romántico sobre la pérdida del discernimiento y la identidad a causa de un sentimiento amoroso no correspondido, según los dos volúmenes del diario personal de la segunda hija del escritor Victor Hugo (1852-1853) que rescató y editó el profesor universitario Frances V. Guille en 1968 y 1972, respectivamente. El personaje encarnado por Isabelle Adjani (tan hermosa como conmovedora) desaprovechaba su talento literario peregrinando por Guernesey, Halifax y Barbados su profunda, febril y empecinada pasión por un oficial del ejército británico en esta película difícil y arriesgada, que basculaba permanentemente entre una arrebatadora efervescencia sensorial y un clasicismo expositivo de fascinadora placidez y contención. Primorosa fotografía en Eastmancolor de Néstor Almendros y perspicaz empleo de la música de Maurice Jaubert, prematuramente fallecido en 1940.

Otras películas que tratan un caso de EMPECINAMIENTO amoroso

Carta de una desconocida – Max Ophüls (1948)
El coleccionista – William Wyler (1965)
Her – Spike Jonze (2013)

CINISMO (Los ladrones)

Actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación. (google.es)

“El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean”
Oscar Wilde (1854-1900) Escritor, poeta y dramaturgo irlandés

LOS LADRONES (Les voleurs) – 1996

voleurs

Director André Techiné
Guión André Techiné y Gilles Taurand
Fotografía Jeanne Lapoirie
Música Philippe Sarde
Producción Alain Sarde/TF1/Rhone-Alpes/D.A. Films
Nacionalidad Francia
Duración 111m. Color
Reparto Daniel Auteil, Catherine Deneuve, Laurence Coté, Benoit Magimel, Fabienne Babe, Didiez Bezace, Ivan Desny, Julien Riviere,

“Antes de Cristo fue un tiempo de orgías. Luego vino el amor (…) En las orgías lo das todo. Ni más, ni menos. En el amor, nunca es suficiente. O siempre es mucho o nunca es suficiente”

Tomando como enmascarada excusa argumental una perspicaz intriga policíaca, en cuyo documentado guión cooperó Michel Alexandre, ex agente y anteriormente asesor de Bertrand Tavernier en su notable LEY 627 (1992), Techiné compuso una efectiva e ingeniosa miscelánea de géneros con la que proseguía su particular y ascética disposición a adentrarse en el estudio de personajes anónimos y básicamente marginales. Estructurada en varios tiempos y desarrollada desde diversos puntos de vista, deviene una absorbente, fría y descorazonadora representación de la complejidad de la naturaleza humana a través de un delicado e inflexible análisis de las rapacerías sentimentales por Lyon y alrededores que fustigan a un delirante triángulo amoroso formado por un cínico y desencantado policía en crisis existencial, hermano de un líder mafioso, una madura e infeliz profesora de filosofía y una joven delincuente de una inmadurez pérfida y autodestructiva. Los espléndidos Daniel Auteil y Catherine Deneuve encabezaban un reparto magnífico, nutrido de promesas y actores no profesionales.

Otras películas que no escatiman en lo referente a CINISMO

El hombre que vino a cenar – William Keighley (1942)
Dos en la carretera – Stanley Donen (1967)
Primera plana – Billy Wilder (1974)

PRIMAVERA (Cuento de primavera)

Una de las estaciones del año, la que le sigue al invierno y antecede al verano (…) A nivel astronómico, la primavera se inicia entre el 22 y 23 de septiembre en la zona del hemisferio sur y entre el 20 y el 21 de marzo en la región norte del planeta. Su finalización se produce en torno al 21 de diciembre (sur) o al 21 de junio (norte). Desde la antigüedad, se asocia a la juventud y la vida (…) Con la primavera la flora recupera su esplendor, por eso, su llegada se vive con alegría y hasta se organizan festejos. (definicion.de)

“La gente me dice que es pecado conocer y sentir de manera tan profunda. Todavía creo que ella era mi gemela, pero perdí el anillo. Ella nació en primavera, pero yo nací demasiado tarde. La culpa es de un simple giro del destino” (canción Simple twist of fate)
Bob Dylan (1941-) Músico, cantante y poeta estadounidense

CUENTO DE PRIMAVERA (Conte de printemps) – 1990

Director Eric Rohmer
Guión Eric Rohmer
Fotografía Luc Pagès
Música Jean-Louis Valéro
Producción Les Films du Losange/Sofica Investimage
Nacionalidad Francia
Duración 112m. Color
Reparto Anne Teyssèdre, Florence Darel, Hugues Quester, Eloïse Bennett, Sophie Robin, Marc Lelou, François Lamore.

“Me gusta desear y ser deseado, especialmente cuando es tácito, incluso si no va a ninguna parte”

Inicio de una nueva serie en la filmografía rohmeriana, en esta ocasión consagrada a las cuatro estaciones anuales, que, en realidad, no era sino una mera excusa de su autor para continuar husmeando en la futilidad e inconstancia de las relaciones amorosas con su habitual naturalidad y depuración estética. Las vacilantes relaciones entre una joven profesora de filosofía, una estudiante de música con tendencias manipuladoras y el afectuoso padre de esta última eran mostradas a través de largas conversaciones, mucho más cercanas a la profundidad ideológica de los Cuentos Morales que a la espontánea ligereza que determinaba el ciclo de Comedias y Proverbios. El pundonoroso cineasta galo, siempre ajeno a modas o estilos, deliberaba con su habitual simplicidad, eficacia e inteligencia sobre el chantaje emocional, la inquietud por mantener siempre viva la llama del deseo o la imperiosa necesidad de hallar la estabilidad sentimental. Entre el comedido reparto sobresale Anne Teyssèdre, quien se hizo con el papel tras expresarle al director en una carta su inquietud por trabajar con él.

Otras películas ambientadas en PRIMAVERA

La primavera romana de la Sra. Stone – José Quintero (1961)
Amor bajo el espino blanco – Zhang Yimou (2010)
Un amour de jeunesse (Primer amor) – Mia Hansen-Løve (2011)

INOCENCIA (Juegos prohibidos)

Algo inocente es lo que no es destructivo ni dañino. Aplicado a los seres humanos es la cualidad de alguien que no posee maldad ni ha cometido pecados, y es muy frecuente atribuirla a los niños (…) Se dice entre los adultos que alguien es muy inocente, cuando carece de conocimientos o experiencias vitales, lo que lo hace vulnerable a los actos maliciosos de sus semejantes. (deconceptos.com)

“El que se ruboriza ya es culpable; la verdadera inocencia no siente vergüenza por nada”
Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) Pensador, escritor, enciclopedista y filósofo franco-suizo.

JUEGOS PROHIBIDOS (Jeux interdits) – 1952

Director René Clément
Guión René Clément, Jean Aurenche y Pierre Bost
Fotografía Robert Juillard
Música Narciso Yepes
Producción Silver-Films
Nacionalidad Francia
Duración 89m. B/N
Reparto Briggitte Fossey, Georges Poujouly, Lucien Hubert, Jacques Marin, Amédée, Suzanne Courtal, Pierre Merouée, Laurence Badie.

“Verás, Paulette… Ya verás qué bien estarás. Estarás con muchas niñas como tú. Niñas que han tenido muchas desgracias. Sobre todo, no te muevas. Sé buena”

Manifiesto de inmaculada sencillez contra la atrocidad bélica y la alarmante magnitud de sus secuelas, construido a partir de un guión inspirado en la novela Les jeux inconnus de François Boyer, que representa una de las páginas más conmovedoras de la cinematografía francesa y, por supuesto, la cumbre creativa en la carrera de su reputado realizador. El lúgubre entorno fantástico que nace de la candorosa afinidad entre dos chiquillos galos (un travieso campesino y una angelical niña que acaba de presenciar la muerte de sus padres a causa de un ataque aéreo nazi) consiguió hermanar la gélida y minuciosa percepción realista de su autor con una adecuada profundidad psicológica hasta extraer un sensitivo y poético canto a la inocencia infantil en contraste con la interesada, ridícula e impasible catadura moral del mundo adulto. Asombrosa y enternecedora interpretación de la pequeña pareja protagonista, cuya tentativa de proseguir sus respectivas carreras una vez transcurrida su pubertad resulto del todo infructuosa, y antológica banda sonora compuesta por los virtuosos acordes a guitarra de Narciso Yepes.

Otras películas que plasman con emotividad y perspicacia la INOCENCIA infantil

El ídolo caído – Carol Reed (1948)
La guerra de los botones – Yves Robert (1962)
El espíritu de la colmena – Víctor Erice (1973)