Francia

FORDISMO (Viva la libertad)

Modo de producción caracterizado por hacer que la misma se realice en serie o en cadena. Su nombre deriva de uno de sus progenitores ideológicos, Henry Ford. El fordismo significó una verdadera revolución en lo que respecta a productividad y en el acceso a un mercado de masas gracias al recorte de costos logrado. Fue empleado prioritariamente en la industria automotriz durante el siglo XX, más específicamente desde los años cuarenta hasta los setenta. Además de estas mejoras en lo que respecta a la productividad y reducción de costos, el fordismo se caracterizó por una mejora salarial hacia los obreros, que se vieron beneficiados financieramente de un modo significativo. (definicion.mx)

“Si el fordismo había incorporado, y transcripto a su modo, algunos aspectos de la experiencia socialista, el postfordismo ha destituido de fundamento tanto al keynesianismo como al socialismo”
Paolo Virno (1952-) Filósofo y semiólogo italiano de orientación marxista

VIVA LA LIBERTAD (À nous la liberté) – 1931

Director René Clair
Guion René Clair
Producción Tobis
Fotografía Georges Périnal
Música Georges Auric
Nacionalidad Francia
Reparto Raymond Cordy, Henri Marchand, Rolla France, Paul Olivier, André Michaud, Germaine Aussey, Léon Morin, William Burke.

“Trabajar es obligatorio. Porque el trabajo es la libertad”

René Clair perseveró en el enfrentamiento entre la obligación y la bohemia individualista para crear esta incisiva farsa social, incluida entre las obras más importantes de su carrera, en torno a la amistad que nutren dos expresidiarios, años después de haberse fugado de la cárcel: uno de ellos convertido en vagabundo, el otro asentado como respetable comerciante de gramófonos. A pesar de no profundizar excesivamente en su enfoque anarquista, el realizador galo consiguió una hábil crítica de la civilización industrial y la despersonalización del trabajo racionalizado a consecuencia del sistema de producción en cadena, o fordismo, narrada en clave de opereta por medio de una fluidez expresiva de portentosa inventiva. En su momento, la cinta no obtuvo la aceptación popular que merecía por sus incuestionables virtudes, pero sirvió de inspiración para la maravillosa TIEMPOS MODERNOS (1936), hasta el punto de que la Tobis intentó emprender una querella por plagio que el propio Clair evitó alegando que se trataba de un orgullo para él que Chaplin se hubiese simplemente percatado de la existencia de su película.

Otras películas que tratan el FORDISMO o modelo de producción en cadena

La clase obrera va al paraíso – Elio Petri (1971)
La chica de la fabrica de cerillas – Aki Kaurismäki (1990)
Recursos humanos – Laurent Cantet (1999)

GESTO (Retrato de una mujer en llamas)

Movimiento de una parte del cuerpo, especialmente de la cara o de las manos, con el que se expresa algo. (google.com)

“Eres toda de espumas delgadas y ligeras y te cruzan los besos y te riegan los días. Mi gesto, mi ansiedad cuelgan de tu mirada. Vaso de resonancias y de estrellas cautivas” (poema Eres toda de espumas delgadas y ligeras…)
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta y político chileno.

RETRATO DE UNA MUJER EN LLAMAS (Portrait de la jeune fille en feu) – 2019

Director Céline Sciamma
Guion Céline Sciamma
Fotografía Claire Mathon
Música Para One y Arthur Simonini
Producción Arte France Cinéma/Hold Up Films/Lilies Films
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 120m. Color
Reparto Noémie Merlant, Adèle Haenel, Luàna Bajrami, Valeria Golino, Christel Baras, Cécile Morel, Michèle Clément.

“No consigo que sonría. Tengo la impresión de que sí, pero luego desaparece (…) Cuando está afectada, hace eso con la mano (…) Y cuando está disgustada se muerde los labios. Y cuando está enfadada no parpadea”

Muy pocas veces en el cine contemporáneo se ha plasmado con tanta belleza, sensibilidad y desconsuelo la exaltación del latido amoroso como lo hizo Céline Sciamma al transcribir la remembranza de la pasión clandestina e insoluble que florece entre los acantilados de la costa bretona, en 1770, entre una joven pintora y la enigmática hija exnovicia de una familia burguesa a la que debe retratar ante su inminente matrimonio con un desconocido. Apoyándose en la entregada labor interpretativa de una estupenda pareja protagonista y en la sutil templanza de su subyugante puesta en escena, determinada por el contraste entre la opresiva calidez silente del espacio interior y la sonora luminosidad emancipadora de sus localizaciones exteriores, la película revela el embelesamiento y la efervescencia pasional con precisión, serenidad y hondura dramática, recurriendo a la poderosa y rotunda sensualidad del lenguaje corporal en sus distintas facetas (gestos, miradas, posturas o respiraciones) como sustancial canalizador de una intensidad emocional física, tangible e incluso desgarradora.

Otras películas donde prevalece la importancia del GESTO y la mirada

Sospecha – Alfred Hitchcock (1941)
Doce hombres sin piedad – Sidney Lumet (1957)
Un lugar en el mundo – Adolfo Aristarain (1992)

DESERTOR (El soldadito)

Militar de cualquier rango, desde un soldado hasta un General de Ejército, que forma parte de unas Fuerzas Armadas ostentando un puesto jerárquico, y que sin el permiso de su superior inmediato, abandona su designación o puesto. (Wikipedia)

“Quien huye de las obligaciones sociales es un desertor”
Marco Aurelio (121-180) Emperador del Imperio romano

EL SOLDADITO (Le petit soldat) – 1963

Director Jean-Luc Godard
Guion Jean-Luc Godard
Fotografía Raoul Coutard
Música Maurice Leroux
Producción Les Productions Georges de Beauregard/SNC
Nacionalidad Francia
Duración 88m. B/N
Reparto Michel Subor, Anna Karina, Henri-Jacques Huet, Paul Beauvois, Laszlo Szabo, Georges de Beauregard, Jean-Luc Godard.

“No sé si soy feliz porque soy libre, o si soy libre porque soy feliz”

En su segundo largometraje, congelado por la censura desde 1960, Jean-Luc Godard arremetía con ferocidad, osadía y cierto distanciamiento contra el activismo político a partir del torbellino de violencia, falsedad y truncada pasión amorosa que hostiga a un desertor del ejército francés durante la guerra de Independencia de Argelia, refugiado en Ginebra como agente ultraderechista al servicio de una organización terrorista que actúa contra el país norafricano. El enorme potencial fotogénico de Anna Karina embellecía este trascendental, enfático y algo pretencioso amasijo de experimentación vanguardista y poesía culturaloide, narrado con premeditada incoherencia a través de la introspectiva voz en off del protagonista, que reflexionaba sobre la imposibilidad del amor en determinados contextos ideológicos. A destacar dos momentos para el recuerdo: la sesión de fotos, donde la musa (y futura esposa) del cineasta luce su esplendorosa sensualidad, y una escalofriante secuencia de tortura, que, a la postre, resultó concluyente de cara a la prohibición de la película.

Otras películas protagonizadas por un DESERTOR

Adiós al rey – John Milius (1989)
Belle epoque – Fernando Trueba (1992)
El capitán – Robert Schwentke (2017)

CARPINTERO (París, bajos fondos)

Persona que por oficio trabaja y labra madera, ordinariamente común. (RAE)

“Cualquier imbécil puede derribar un granero pero se necesita un buen carpintero para construir uno”
Lyndon B. Johnson (1908-1973) Trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos

PARÍS, BAJOS FONDOS (Casque d’or) – 1952

Director Jacques Becker
Guion Jacques Becker y Jacques Companeez
Fotografía Robert Lefebvre
Música George Van Parys
Producción Speva Film/Paris Film
Nacionalidad Francia
Duración 96m. B/N
Reparto Simone Signoret, Serge Reggiani, Claude Dauphin, Gaston Modot, Raymond Bussieres,

“Oye, Georges. Fue Leca quien te denunció. Lo he sabido esta mañana. Lo ha hecho para librarse de ti y conseguir a Marie”

Partiendo de un verídico caso de crónica judicial acaecido a principios del pasado siglo, Becker realizó este hermoso, poético e inmaculado melodrama de pasiones trágicas que persiste como una de las grandes e irrepetibles obras maestras de la historia del cine francés. Esta crónica amorosa marcada por las leyes del destino entre un humilde carpintero del barrio de Belleville y una bella prostituta apodada Casque d’Or, a su vez objeto de deseo del cabecilla de una banda de hampones de poca monta, fue tratada por el aventajado discípulo de Jean Renoir con una estilizada sensibilidad, tensión y lirismo, constituyendo un valioso exponente de su depuración formal, así como de su concepción trágica pero al mismo tiempo humana de la vida. Mas allá de su elaborada reconstrucción ambiental, que recreaba a la perfección el París popular y “canaille”, sobresale su dirección artística, la sublime música de Georges Van Parys y las magníficas composiciones de Reggiani y Signoret. Imposible resulta para todo cinéfilo que se precie olvidar las escenas del baile o los momentos de exacerbado romanticismo a orillas del Sena.

Otras películas protagonizadas por un CARPINTERO

La tienda en la calle Mayor – Ján Kadár, Elmar Klos (1965)
El hijo – Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne (2002)
The confirmation – Bob Nelson (2016)

LIENZO (La bella mentirosa)

Tejido de lino, algodón o cáñamo, por lo general, sirve como soporte a las artes pictóricas, de ahí que también se llame lienzo al conjunto de la obra pictórica, una vez plasmada sobre la tela. (Wikipedia)

“Cuando me coloco delante de un lienzo, no sé nunca lo que voy a hacer; y yo soy el primer sorprendido de lo que sale”
Joan Miró (1893-1983) Pintor, escultor, grabador y ceramista español

LA BELLA MENTIROSA (La belle noiseuse) – 1991

Director Jacques Rivette
Guion Jacques Rivette, Pascal Bonitzer y Christine Laurent
Fotografía William Lubtchansky
Música Igor Stravinsky
Producción FR3 Films Prod./Canal+/CNC/George Reinhart Prod./Investimage 2/Investimage 3/Région Languedoc-Roussillon/Pierre Grise Productions
Nacionalidad Francia/ Suiza
Duración 238m. Color
Reparto Michel Piccoli, Emmanuelle Béart, Jane Birkin, David Burzstein, Marianne Denicourt, Gilles Arbona, Susan Robertson.
* Igor Stravinsky – Agon

“Te quedas atascado dentro de lo que estás buscando”

Rivette, uno de los más desatendidos, audaces e inconformistas vástagos de la ‘nouvelle vague’ (el más fanático de todos ellos según el propio Truffaut), no alcanzó el beneplácito unánime del público a nivel internacional hasta la aparición de esta libre adaptación del relato de Honoré de Balzac Le chef-d’oeouvre inconnu. Estrenada comercialmente con dos versiones alternativas, una integral de casi cuatro horas de duración y otra más acorde a los cánones tradicionales de distribución de apenas dos, constituye una profunda y sosegada reflexión sobre el apasionante misterio de la creación artística a partir de la tirantez anímica, erótica y emocional que se establece por el espacio de cinco días entre un maduro pintor de la Provenza y la bellísima modelo que lo impulsa a retomar un lienzo empezado una década atrás con el rostro de su esposa, con la que aún convive. La solvencia interpretativa de Piccoli y la esplendorosa carnalidad de Emmanuelle Béart, desnuda durante gran parte del metraje, engrandecen este austero, honesto y contundente análisis sobre la condición humana.

Otras películas protagonizadas por pintores en LIENZO

El loco del pelo rojo – Vincente Minnelli (1956)
El misterio de Picasso – H.G. Clouzot (1956)
La chica danesa – Tom Hooper (2015)