Thriller

CORRUPCIÓN (El príncipe de la ciudad)

Acción y efecto de corromper, echar a perder algo, se refiere a la alteración, descomposición o putrefacción de una cosa, se asocia principalmente a los procesos políticos, cuando estos son transformados para el placer personal, dejando de lado la preocupación por el servicio a la comunidad. (Wikipedia)
La corrupción policial es un tipo de mala praxis policial, frecuentemente constitutiva de delito, consistente en el uso indebido de sus atribuciones, recursos o información con el objeto de obtener provecho económico o de otro tipo, así como avances en la carrera profesional e incluso fines políticos. Esa mala praxis consiste frecuentemente en el soborno, el chantaje o el uso selectivo de la persecución, investigación o arresto de terceros. (Wikipedia)

“En tiempos de corrupción es cuando más leyes se dan”
Étienne Bonnot de Condillac (1715-1780) Filósofo y economista francés

EL PRÍNCIPE DE LA CIUDAD (Prince of the city) – 1981

prince

Director Sidney Lumet
Guión Sidney Lumet y Jay Presson Allen
Fotografía Andrzej Bartkowiak
Música Paul Chihara
Producción Orion-Warner
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 167m. Color
Reparto Treat Williams, Jerry Orbach, Richard Foronjy, Lindsay Crouse, James Tolkan, Don Billett, Kenny Marino, Tony Page, Norman Parker.

“Para la mayoría de los policías la corrupción comienza poco a poco, casi imperceptiblemente, pero abandonarla es algo que sólo puede hacerse dando un paso grande y peligroso. Un paso donde lo arriesgas todo”

Lumet, destacado componente de la denominada “generación de la televisión”, insistió en la línea marcada en sus anteriores policíacos, SÉRPICO (1973) y TARDE DE PERROS (1975), para llevar a cabo esta sólida e impetuosa adaptación homónima de un caso real novelado por Robert Daley (Prince of the City: The true story of a cop who knew too much), que, sin lugar a dudas, constituye una de las obras más eminentes y desatendidas de su intermitente trayectoria. Recurriendo a un marcado carácter semidocumental y a una impronta narrativa tan enérgica como agobiante se pormenorizaba la historia de un agente de la brigada de estupefacientes que opta por colaborar con la policía federal para desenmascarar la corrupción existente dentro del cuerpo policial neoyorquino. Este prometedor material fue troquelado con precisión para confeccionar un absorbente retrato sobre los límites de la fidelidad, favorecido por la precisa caracterización de Treat Williams (asesorado por el auténtico inspirador del personaje protagonista, Robert Leuci) y al que, únicamente, pueda imputársele un metraje excesivamente dilatado.

Otras películas sobre CORRUPCIÓN POLICIAL

Teniente corrupto – Abel Ferrara (1992)
L.A. Confidential – Curtis Hanson (1997)
El bonaerense – Pablo Trapero (2002)

ARTIFICIERO (En tierra hostil)

1. Persona especializada en el manejo de explosivos.
2. Militar especializado en el manejo de las municiones.
(google.es)

“Ólafur se aproximó cauteloso, como un artificiero experimentado que conoce el comportamiento de los explosivos a los que se tiene que enfrentar. Alargó el brazo para tomar contacto con la nuca, húmeda y fría, y se coló entre sus brazos ofreciendo la protección de su pecho ante la inminente deflagración” (novela Cuchillo de palo)
César Pérez Gellida (1974-) Escritor español de novela negra contemporánea

EN TIERRA HOSTIL (The hurt locker) – 2008

Director Kathryn Bigelow
Guion Marc Boal
Fotografía Barry Ackroyd
Música Marco Beltrami y Buck Sanders
Producción Summit Entertainment/First Light Production/Kingsgate Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 125 m. Color
Reparto Jeremy Renner, Anthony Mackie, Brian Geraghty, Guy Pearce, Ralph Fiennes, David Morse, Christian Camargo, Evangeline Lilly.

“El ímpetu de la batalla es a menudo una adicción potente y letal, porque la guerra es una droga”

Kathryn Bigelow afianzó su merecido prestigio tras la cámara orientando su poderoso lenguaje cinematográfico hacia una intrépida y no menos ambigua disección de los recientes conflictos políticos estadounidenses a partir de este rugoso y sensorial thriller bélico de acción, donde reseñaba con veracidad documental y elevadas dosis de suspense la arriesgada rutina acometida durante el conflicto armado iraquí por una unidad de élite de artificieros yanquis, comandada por un recién llegado sargento tan efusivo como vehemente. Eludiendo cualquier atisbo de discurso moral o doctrinario para centrarse en la representación del fanatismo, la obsesión y la paranoia inherentes a toda guerra mediante una puesta en escena áspera, minuciosa y visceral, de una contundente fisicidad y capacidad de sugestión, la realizadora californiana cosechó una aceptación crítica tan ostensible que la llevó a convertirse en la primera mujer en ganar el Oscar a la mejor dirección, arrebatándole dicho galardón a su entonces ya ex marido James Cameron, nominado a la sazón por AVATAR.

Otras películas protagonizadas por un ARTIFICIERO

A diez segundos del infierno – Robert Aldrich (1959)
El enigma se llama Juggernaut – Richard Lester (1974)
Volar por los aires – Stephen Hopkins (1994)

TAXIDERMIA (El aura)

Oficio de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos y facilitar así su exposición, estudio y conservación.​ Si bien es una práctica que, comúnmente, se lleva a cabo con mamíferos, es utilizada de igual manera con otros grupos animales. La persona que se dedica a esta actividad se denomina taxidermista. Los métodos empleados por los taxidermistas han mejorado notoriamente durante el siglo pasado. De este modo, sus practicantes pueden emplearse profesionalmente, por ejemplo trabajando para museos, o bien realizar su labor a nivel aficionado, como puede ser el caso de cazadores, pescadores, entusiastas de la afición, etc. Suelen poseer conocimientos técnicos en aspectos tan variados como la anatomía, la escultura, la pintura, la disección y el tratado de pieles. (Wikipedia)

“¿Desagradable? No lo creo. A mi entender, la taxidermia es una prometedora tercera alternativa a la inhumación y a la cremación. La gente podría mantener a su lado a los seres queridos” (cuento Los triunfos de un taxidermista“)
H.G. Wells (1866-1946) Escritor, novelista, historiador y filósofo británico

EL AURA (El aura) – 2005

Director Fabián Bielinsky
Guion Fabián Bielinsky
Fotografía Checo Varese
Música Lucio Godoy
Producción Patagonik Film Group/Tornasol Films/Davis-Films
Nacionalidad Argentina/ España/ Francia
Duración 138m. Color
Reparto Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Alejandro Awada, Pablo Cedrón, Walter Reyno, Jorge D´Elía, Nahuel Pérez Biscayart.
* Antonio Vivaldi – Sinfonia alla rustica (Presto)

“Pero, ¿qué te pasa, pelotudo? Sos el rey del crimen, pero luego no aguantás la sangre de un animal…”

Cinco años después de conquistar el favor del público y ayudar a propulsar el auge del denominado Nuevo Cine Argentino con su ópera prima, NUEVE REINAS, enérgico e ingenioso thriller sobre timadores urbanos de poca monta, Fabián Bielinsky obtuvo el unánime beneplácito de la crítica internacional con esta segunda, y, por desgracia, última película como realizador, pues fallecería de un paro cardíaco en Sao Paulo nueve meses después de su estreno, con tan solo 47 años de edad. Ambientada casi por completo en la Patagonia, proponía una desoladora intriga metafísica de laconismo melvilliano acerca de un taxidermista retraído y desencantado, pusilánime y epiléptico, al que por un capricho del azar se le presenta la oportunidad de llevar a cabo el ansiado atraco perfecto con el que siempre fantaseó en sus ratos libres. Apuntalada por la portentosa caracterización del siempre impecable Ricardo Darín, deviene un drama psicológico denso, hermético y atmosférico, acompasado por una premiosa cadencia descriptiva y enriquecido por un universo estético de abrumadora profundidad emocional.

Otras películas donde se practica la TAXIDERMIA

El taxidermista – Matteo Garrone (2002)
Taxidermia – György Pálfi (2006)
Bestiaire – Denis Côté (2012)

BOTÍN (El criminal)

Beneficio que se obtiene de un robo, atraco o estafa.

“Saqueé la cultura popular y con el botín que obtuve amueblé mi mundo interior. Hablaba en un lenguaje especializado de mi invención y contemplaba el mundo exterior a través de rayos X. Veía actos criminales por todas partes” (libro Mis rincones oscuros)
James Ellroy (1948-) Escritor estadounidense

EL CRIMINAL (The criminal) – 1960

Director Joseph Losey
Guion Alun Owen y Jimmy Sangster
Fotografía Robert Krasker
Música John Dankworth
Producción Merton Park Studios
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 94m. B/N
Reparto Stanley Baker, Sam Wanamaker, Jill Bennett, Gregoire Aslan, Laurence Naismith, Noel Willman, Margit Saad, Patrick Magee.

“Así es la vida en prisión (…) Tienes que ser grande como un árbol si quieres que no te hagan sombra”

La ingente capacidad de Joseph Losey para moldear temáticas eminentemente británicas a partir de unos patrones narrativos propios de su país de origen, y, en sus inicios, especialmente vinculados con el cine negro, volvió a ponerse de manifiesto con esta sugestiva intriga carcelaria de atmósfera opresiva y agobiante, centrada en el afán de un colectivo mafioso por hacerse con el botín agenciado en el atraco a un hipódromo y que uno de sus miembros ha conseguido esconder antes de ser condenado a cumplir quince años en prisión. Una hermosa balada interpretada por Cleo Lane, de título Thieving boy, abre y cierra este magnífico exponente del vigor descriptivo, la hondura psicológica y el agudizado compromiso social de su realizador, en esta ocasión amparado en un sólido guion original, una suntuosa fotografía de inspiración expresionista, la placentera banda sonora en clave de jazz a cargo de John Dankworth y el impagable concurso de uno de sus actores fetiche, Stanley Baker, intérprete de enérgico y temperamental magnetismo, habituado a revelar su imponente empaque antes las cámaras.

Otras películas donde se esconde un BOTÍN

La noche del cazador – Charles Laughton (1955)
El día de los tramposos – Joseph L. Mankiewicz (1970)
Directos al infierno – Alex Cox (1987)

REVÓLVER (Police Python 357)

Tipo de pistola que se caracteriza por llevar la munición dispuesta en un tambor o cilindro. Normalmente se utiliza el término pistola para designar a las armas de fuego cortas semiautomáticas, que suelen llevar la munición alojada en un cargador. (Wikipedia)

“Tantas pistolas rodando por la ciudad y tan pocos cerebros. Es usted el segundo individuo que he encontrado, en cuestión de unas horas, que parece creer que un revólver en la mano significa tener el mundo agarrado por el cuello” (libro El sueño eterno)
Raymond Chandler (1888-1959) Escritor estadounidense de novela negra

POLICE PYTHON 357 (Police Python 357) – 1976

Director Alain Corneau
Guion Alain Corneau y Daniel Boulanger
Fotografía Ettienne Becker
Música Georges Delerue
Producción Albina Productions/TIT Filmproduktion
Nacionalidad Francia/ Alemania Federal
Duración 113m. Color
Reparto Yves Montand, Simone Signoret, François Périer, Claude Bertrand, Stefania Sandrelli, Mathieu Carrière, Serge Marquand.

“No hay hombres cien por cien buenos y cien por cien malvados”

Primera aportación notable del entonces incipiente Alain Corneau al polar o cine policíaco francés, que lo presentaba como un decidido continuador de la obra de Jean-Pierre Melville y predecía su capacidad para erigirse en uno de los próximos grandes cultivadores del género. A través de una gélida, austera y meticulosa puesta en escena, la película desmenuzaba un relato criminal tan febril como resbaladizo, levemente inspirado en la novela The big clock de Kenneth Fearing, donde un estoico, solitario y taciturno inspector de policía de Orleans (pertrechado siempre de un revólver Colt Python 357) se ve forzado a esclarecer el asesinato de la amante que compartía con su comisario en jefe, verdadero autor del delito, y del cual él mismo aparece como principal sospechoso. Convincente interpretación del distinguido reparto, especialmente de un Yves Montand que brindaba una circunspecta caracterización del típico agente abrumado por unas aciagas circunstancias que le impulsan a repudiar la honradez que exige su profesión para adoptar una actitud totalmente virulenta e inmoral.

Otras películas en las que el protagonista usa un REVÓLVER

Asalto y robo de un tren – Edwin S. Porter (1903)
Raíces profundas – George Stevens (1953)
Sin perdón – Clint Eastwood (1992)