Thriller

CINISMO (Los ladrones)

Actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación. (google.es)

“El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean”
Oscar Wilde (1854-1900) Escritor, poeta y dramaturgo irlandés

LOS LADRONES (Les voleurs) – 1996

voleurs

Director André Techiné
Guión André Techiné y Gilles Taurand
Fotografía Jeanne Lapoirie
Música Philippe Sarde
Producción Alain Sarde/TF1/Rhone-Alpes/D.A. Films
Nacionalidad Francia
Duración 111m. Color
Reparto Daniel Auteil, Catherine Deneuve, Laurence Coté, Benoit Magimel, Fabienne Babe, Didiez Bezace, Ivan Desny, Julien Riviere,

“Antes de Cristo fue un tiempo de orgías. Luego vino el amor (…) En las orgías lo das todo. Ni más, ni menos. En el amor, nunca es suficiente. O siempre es mucho o nunca es suficiente”

Tomando como enmascarada excusa argumental una perspicaz intriga policíaca, en cuyo documentado guión cooperó Michel Alexandre, ex agente y anteriormente asesor de Bertrand Tavernier en su notable LEY 627 (1992), Techiné compuso una efectiva e ingeniosa miscelánea de géneros con la que proseguía su particular y ascética disposición a adentrarse en el estudio de personajes anónimos y básicamente marginales. Estructurada en varios tiempos y desarrollada desde diversos puntos de vista, deviene una absorbente, fría y descorazonadora representación de la complejidad de la naturaleza humana a través de un delicado e inflexible análisis de las rapacerías sentimentales por Lyon y alrededores que fustigan a un delirante triángulo amoroso formado por un cínico y desencantado policía en crisis existencial, hermano de un líder mafioso, una madura e infeliz profesora de filosofía y una joven delincuente de una inmadurez pérfida y autodestructiva. Los espléndidos Daniel Auteil y Catherine Deneuve encabezaban un reparto magnífico, nutrido de promesas y actores no profesionales.

Otras películas que no escatiman en lo referente a CINISMO

El hombre que vino a cenar – William Keighley (1942)
Dos en la carretera – Stanley Donen (1967)
Primera plana – Billy Wilder (1974)

TRANSGRESIÓN (Tirad sobre el pianista)

Quebrantamiento de leyes, normas o costumbres. Provocación, especialmente en contextos artísticos y literarios. (Wikipedia)

“Los locos son, en cierta medida, víctimas de su imaginación, en el sentido que ésta les induce a quebrantar ciertas reglas, reglas cuya transgresión define la calidad de loco”
André Breton (1896-1966) Escritor francés

TIRAD SOBRE EL PIANISTA (Tirez sur le pianiste) – 1960

Director François Truffaut
Guión François Truffaut, Marcel Moussy
Fotografía Raoul Coutard
Música Georges Delerue, Boby Lapointe, Félix Leclerc y Lucienne Vernay
Producción Les Films du Carrosse
Nacionalidad Francia
Duración 85m. B/N
Reparto Charles Aznavour, Marie Dubois, Nicole Berger, Michèle Mercier, Claude Massard, Albert Rémy, Serge Davri, Richard Kanayan.

“Estoy harto. Esta no es la vida de un artista. Quizás no sea un verdadero artista, pero necesito que la gente lo crea para llegar a serlo”

Hasta cierto punto resulta consecuente la estupefacción con la que el público acogió en su día la segunda película de Truffaut; una adaptación libre de la novela negra Down there de David Goodis que se permitía la desfachatez de homenajear un género genuinamente norteamericano a base de truncar con irónica extravagancia transgresora sus convencionalismos narrativos y formales. La sensibilidad naturalista y marcadamente autobiográfica expuesta en LOS CUATROCIENTOS GOLPES (1959) daba paso a un intrépido ejercicio cinefílico que coqueteaba con lo absurdo a través de la espontánea irrelevancia de sus diálogos y situaciones, el caricaturesco retrato de algunos personajes (especialmente los hampones) o el imprevisible transcurso de un guión tan caprichoso como improvisado. Adecuada música de raigambre jazzística a cargo de Georges Delerue y formidable protagonismo de Aznavour, cuyo halo taciturno y melancólico enriquecía su caracterización de reputado exconcertista de piano decaído por la rémora de un oscuro pasado y envuelto fortuitamente en una peligrosa intriga gangsteril.

Otras películas que irrumpieron en su género con voluntad de TRANSGRESIÓN

Grupo salvaje – Sam Peckinpah (1969) / Western
El último tango en París – Bernardo Bertolucci (1972) / Erótico
El exorcista – William Friendkin (1973) / Terror

OREJA (Terciopelo azul)

Estructura externa del oído, formada por piel y cartílagos. Su misión es percibir los sonidos a través de las vibraciones, para luego conducirlos hacia la parte interna del sistema auditivo. http://definicion.de/oreja/

“No hay peor sordo que el que no quiere oír: otro hay peor, aquel que por una oreja le entra y por otra le sale”
Baltasar Gracián (1601-1658) Jesuita y escritor español del Siglo de Oro

TERCIOPELO AZUL (Blue velvet) – 1986

oreja2

Director David Lynch
Guión David Lynch
Fotografía Frederick Elmes
Música Angelo Badalamenti y David Lynch
Producción De Laurentiis Entertainment
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 120m. Color
Reparto Isabella Rossellini, Kyle MacLachlan, Dennis Hopper, Laura Dern, Dean Stockwell, Hope Lange, George Dickerson, Brad Dourif.

“Hay oportunidades en la vida que nos permiten ganar conocimiento y experiencia. Sin embargo, en muchos casos, hay que correr un riesgo. Seguro que entrando en el apartamento de esa mujer se aprende mucho. Me refiero a entrar a hurtadillas, esconderse y observar”

Una de las películas más polémicas, transgresoras y subversivas del cine moderno y, sin duda, el primer envite de ambiciosa e influyente creatividad lynchiana, que vertía en luminosas imágenes la irritable malignidad y sinuosa lascivia que subyacía en la apacible localidad de Lumberton (Carolina del Norte) tras la escabrosa e intrincada investigación criminal que emprende un joven universitario después de hallar una oreja humana cercenada entre unos arbustos. El inclasificable cineasta norteamericano atrapaba al espectador con esta pesadilla macabra, onírica y morbosa gracias a una perturbadora atmósfera narrativa, un tratamiento plástico especialmente seductor y una absorbente banda sonora de Angelo Badalamenti; en esta ocasión, enaltecida con baladas clásicas como In dreams o Blue velvet, interpretadas respectivamente por Dean Stockwell (en playback) e Isabella Rossellini. Tales señas de identidad instauraron un estilo tan personal como excesivo, que se prorrogaría con éxito en ulteriores obras, como la sugestiva CORAZÓN SALVAJE (1990) o la serie televisiva TWIN PEAKS, y que acabaría por escapársele de las manos a su autor a partir de la embaucadora y desconcertante CARRETERA PERDIDA (1996).

Otras películas en las que presenciamos la poco agradable visión de una OREJA cercenada

Django – Sergio Corbucci (1966)
La última cena – Tomás Gutiérrez Alea (1976)
Reservoir dogs – Quentin Tarantino (1992)

CRUCE (Pulp Fiction)

1. Acción de cruzar o cruzarse.
2. Punto donde se cruzan o encuentran dos o más líneas.
(2016 Larousse Editorial)
Las historias cruzadas son largometrajes que revelan conexiones entre personajes y trama que en un principio parecían no tener nada que ver. Suelen ser películas corales. (Filmaffinity)

“Me fascina la creación de historia, la narrativa en escena y las estructuras dramáticas. Tengo una gran debilidad por el longform, por los géneros, por las historias cruzadas, los cabos sueltos y las tramas que acaban entrelazándose”
Javier Pastor (-) Actor e improvisador español

PULP FICTION (Pulp Fiction) – 1994

pulp4

Director Quentin Tarantino
Guión Quentin Tarantino
Fotografía Andrzej Sekula
Música Varios
Producción Miramax/Jersey Films/A Band Apart
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 154m. Color
Reparto Tim Roth, Amanda Plummer, John Travolta, Samuel L. Jackson, Harvey Keitel, Maria de Medeiros, Uma Thurman, Bruce Willis, Christopher Walken, Steve Buscemi, Rosanna Arquette.

“Es posible que durante el combate sientas una ligera punzada. Será el orgullo, que intenta joderte. ¡A la mierda el orgullo! El orgullo siempre hace daño, no te ayuda jamás. Lucha contra esa mierda”

El genuino y singular estilo tarantiniano se asentó definitivamente con este soberbio thriller gangsteril, que rompía con los esquemas habituales del desaprovechado género policíaco por medio de una estructura narrativa astutamente compleja en la que se entrecruzaban paralelamente diversas historias cortas dotadas de una sofisticada acepción tragicómica y un domino tan furibundo como embriagador de la puesta en escena; atiborradas, asimismo, de una grotesca galería de personajes marginales, irónicamente dibujados y capaces de cautivar con sus sorprendentes situaciones o sus delirantes diálogos. Una película de enérgica disposición atmosférica e imperturbable sentido del ritmo, enormemente influyente en las posteriores generaciones de cineastas, que presumía de una rutilante bso fruto de la afición de su díscolo autor a rescatar temas del olvido y un sensacional reparto coral liderado por la pareja de sicarios compuesta por Samuel L. Jackson y un revalorizado John Travolta, que, en una de las secuencias más recordadas, se autoparodiaba bailando el “You never can tell” de Chuck Berry junto a una Uma Thurman de estimulante sensualidad.

Otras grandes películas de HISTORIAS CRUZADAS

Vidas cruzadas – Robert Altman (1993)
Magnolia – Paul Thomas Anderson (1999)
Babel – Alejandro González Iñárritu (2006)

TIMO (Casa de juegos)

Aquella acción que tiene como objetivo el robar, el estafar o el apropiarse de algo de otra persona. (deconceptos.com)

“El timo hunde sus raíces en una forma de entender la política muy ligada a intereses inconfesables en su mayoría. Los políticos implicados actúan entre otras motivaciones por la magnitud de las inversiones más allá de la utilidad de las mismas”
Julio Anguita (1941-) Maestro y político español

CASA DE JUEGOS (House of games) – 1987

house

Director David Mamet
Guión David Mamet
Fotografía Juan Ruiz Anchía
Música Alaric Jans
Producción Orion
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 98m. Color
Reparto Lindsay Crouse, Joe Mantegna, Mike Nussbaum, Willo Hausman, Jack Wallace, J.T. Walsh, Lilia Skala, Steve Goldstein, William H. Macy.

“Si te despiden de tu trabajo, llévate algo. Aunque sea un lápiz, pero llévate algo que te afirme. Llévate un instante, róbale algo a la vida”

En su sorprendente debut como realizador, David Mamet esgrimió su perturbador universo teatral desde un punto absolutamente cinematográfico para consumar un turbio, punzante y metafórico thriller neo-noir, asentado en una urbana intriga criminal de obvias connotaciones hitchcockianas. El reputado dramaturgo y guionista efectuaba un nítido y descarnado retrato del mundillo nocturno y los seres que lo frecuentan para encuadrar, sin demasiadas pretensiones y ningún tipo de propósito enjuiciador ni moralizante, la vertiginosa experiencia iniciática que emprende en busca de su auténtica personalidad una afamada psicóloga/escritora con una vida personal poco estimulante y cierta atracción por lo prohibido. Habilidosamente iluminada en tonos sombríos e interpretada con corrección por la entonces esposa del realizador, Lindsay Crouse, y su actor fetiche, Joe Mantegna, deviene una avispada reflexión sobre el juego, el timo y la picaresca, expuesta con una pasión y una sinuosidad muy poco comunes.

Otras películas sobre el mundo del TIMO

Luna de papel – Peter Bogdanovich (1973)
Los timadores – Stephen Frears (1990)
Nueve reinas – Fabián Bielinsky (2000)