Thriller

MARISMA (La isla mínima)

Ecosistema húmedo con plantas herbáceas que crecen en el agua. Una marisma es diferente de una ciénaga, que está dominada por árboles en vez de herbáceas. El agua de una marisma puede ser sólo de mar, aunque normalmente es una mezcla de agua marina y dulce, denominada salobre. Las marismas suelen estar asociadas a estuarios, y se basan comúnmente en suelos con fondos arenosos. Las marismas son muy importantes para la vida silvestre siendo uno de los hábitats preferidos para criar una gran variedad de vida; desde diminutas algas planctónicas, hasta una abundante cantidad de flora y fauna, fundamentalmente aves. (Wikipedia)

“He abierto la ventana que mira a las marismas y he dejado que el viento recoja las cenizas de una noche de insomnio, mientras la luz de otoño se deshace en los prismas de un cielo que crepita” (poema El oro y la risa)
Alejandro Martín Navarro (1978-) Poeta y filósofo español

LA ISLA MÍNIMA (La isla mínima) – 2014

Director Alberto Rodríguez
Guion Alberto Rodríguez y Rafael Cobos
Fotografía Alex Catalán
Música Julio de la Rosa
Producción Atresmedia Cine/Atípica Films/Sacromonte Films
Nacionalidad España
Duración 105m. Color
Reparto Raúl Arévalo, Javier Gutiérrez, Nerea Barros, Antonio de la Torre, Jesús Castro, Mercedes León, Manolo Solo, Jesús Carroza, Cecilia Villanueva.

“Este sitio se traga a la gente. Un día estás, hasta que de repente desapareces”

Rebasando las óptimas expectativas creadas con GRUPO 7 (2012), Alberto Rodríguez confirmó su candidatura a erigirse en uno de los valuartes del nuevo e interesante cine policíaco español gracias a este persuasivo e irrespirable thriller criminal de tenues matices sociopolíticos, ambientado a principios de los ochenta en una furtiva e inhóspita población adyacente a las marismas del río Guadalquivir. Ahondando en la compleja relación entre sus protagonistas, dos contrapuestos detectives madrileños de desemejantes métodos, costumbres e ideologías, la película desenredaba la urdimbre de sigilos y ocultaciones que se cierne en torno a la misteriosa desaparición de dos muchachas adolescentes por medio de una furiosa cadencia descriptiva y una estilización de puesta en escena tan poderosa como sugerente, sublimada por unas deslumbrantes panorámicas cenitales de textura digital. Sus soberbias actuaciones y escenas tan redondas como la sobrecogedora persecución automovilística nocturna o el postrero tiroteo bajo una tormentosa lluvia torrencial contribuyen a catalogar el film entre los grandes títulos estrenados en lo que llevamos de nuevo milenio.

Otras películas donde aparece alguna MARISMA

La fortuna de vivir – Jean Becker (1999)
Hors Satan – Bruno Dumont (2011)
Oreina (Ciervo) – Koldo Almandoz (2018)

AVIONETA (Con la muerte en los talones)

Avión pequeño y de poca potencia con el que se realizan vuelos de menor duración y altura. (google.com)

“Pasan los hurgadores, los perros, los Mercedes, una pobre avioneta bajo el techo de nubes. Pese a mis viejas mañas no se abre mi paraguas, me mojo hasta los tuétanos, las cejas me gotean. Yo conozco esta lluvia, llanto de sur y lástimas. Los sueños que se encharcan. Apocalipsis mínimo”
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor, poeta y dramaturgo uruguayo

CON LA MUERTE EN LOS TALONES (North by northwest) – 1959

talones2

Director Alfred Hitchcock
Guión Ernest Lehman
Fotografía Robert Burks
Música Bernard Herrmann
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 136m. Color
Reparto Cary Grant, Eva Marie Saint, James Mason, Leo G. Carroll, Martin Landau, Josephine Hutchinson, Jessie Royce Landis, Philip Ober.

“Llámelo ‘intuición femenina’ si lo desea, pero nunca confío en la pulcritud. Es siempre el resultado de un plan preconcebido”

En plena cumbre de su talento creativo, Hitchcock volvió a manifestar su obstinación por el tema del falso culpable al canalizar con sutil ironía el fortuito equívoco que involucra a un ejecutivo publicitario en el asesinato de un diplomático de las Naciones Unidas, convirtiéndolo en objetivo tanto de una peligrosa organización internacional de espías como de la propia CIA. El retorcido maestro de la impostura resolvió el ingenioso guión de Ernest Lehman alternando su axiomático meollo de intriga de espionaje con ciertos ribetes cómicos y un glamouroso romanticismo de pulsaciones enardecidas, incluso sádicas, obsequiándonos de paso con secuencias tan inmemoriales como la de la subasta de obras de arte, el metafórico lance de seducción de la pareja protagonista en el coche-cama, el ataque de la avioneta fumigadora por la carretera desierta o el trepidante acoso final sobre las efigies del monte Rushmore. A destacar la congénita distinción de Cary Grant (como curiosidad, diez meses mayor que la actriz que interpreta a su madre, Jessie Royce Landis), la sensacional partitura del habitual Bernard Herrmann y los acertados títulos de crédito a cargo del gran Saul Bass.

Otras películas donde sobresale alguna secuencia con AVIONETA

Memorias de África – Sydney Pollack (1985)
La gran estafa – Don Siegel (1973)
El paciente inglés – Anthony Minghella (1996)

CLAROSCURO (Larga es la noche)

Contraste de luces y sombras. (google.com)

“El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos”
Antonio Gramsci (1891-1937) Filósofo, teórico marxista, político y periodista italiano

LARGA ES LA NOCHE (Odd man out) – 1947

Director Carol Reed
Guion Robert C. Sherriff
Fotografía Robert Krasker
Música William Allwyn
Producción Rank/Two cities
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 115m. B/N
Reparto James Mason, Robert Newton, Cyril Cusack, William Hartnell, Elwyn Brook-Jones, W.G, Fay, Maureen Delaney, Fay Compton.

“Cuando yo era niño, hablaba como un niño, pensaba como un niño, razonaba como un niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño…”

Deslumbrante thriller con trasfondo político y profusa simbología de carácter religioso, basado en la novela homónima (en su título original) de F.L. Green, donde se narraban con una intensidad dramática tan exaltada como escalofriante las últimas horas de un abrumado militante del movimiento independentista irlandés, mortalmente herido por la policía en el transcurso de un atraco cometido para conseguir dinero para la causa. Anticipando la que que dos años más tarde se convertiría en su obra más celebrada, EL TERCER HOMBRE, Carol Reed ilustraba esta tenebrosa e implacable caza del hombre por medio de una cabal amalgama de retrato costumbrista y suspense claustrofóbico, auspiciada por una caliginosa atmósfera nocturna y ennoblecida gracias a su perturbador tratamiento estético, en el que sobresale un constante flirteo con el claroscuro. Invocada hoy en día como un clásico incontestable del cine anglosajón, significó el primer gran éxito a nivel mundial de su realizador e impulsó la venerable trayectoria como convincente actor de James Mason.

Otras películas donde se aplica con efectividad la técnica del CLAROSCURO

Nosferatu, el vampiro – F.W. Murnau (1922)
Sed de mal – Orson Welles (1958)
La noche del cazador – Charles Laughton (1960)

VOLANTE (Drive)

Tipo de control de dirección en vehículos. Los volantes se utilizan en todo tipo de vehículos, desde los automóviles hasta camiones ligeros y pesados. El volante es la parte del sistema de gobierno que es manipulado por el conductor, generando acciones que son las respondidas por el resto del sistema. Esto se logra a través del contacto mecánico directo como los racks y el piñón, con o sin la ayuda de dirección asistida, EPS, o como en algunos coches modernos de producción con la ayuda de los motores controlados por computadora, conocido como dirección de energía eléctrica. (Wikipedia)

“Después de un accidente lo mejor es ponerse de nuevo al volante lo antes posible”
Alberto Ascari (1918-1955) Piloto de Fórmula 1 italiano

DRIVE (Drive) – 2011

Director Nicolas Winding Refn
Guion Hossein Amini
Fotografía Newton Thomas Sigel
Música Cliff Martinez
Producción FilmDistrict/Bold Films/Odd Lot Entertainment/Marc Platt Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 100m. Color
Reparto Ryan Gosling, Carey Mulligan, Albert Brooks, Ron Perlman, Bryan Cranston, Oscar Isaac, Christina Hendricks, Tina Huang, Joe Pingue.
* Kavinsky – Nightcall

“Si conduzco para ti tendrás tu dinero. Tú me dices de dónde salimos, a dónde vamos y a dónde vamos después. Yo te doy cinco minutos cuando lleguemos. Durante esos cinco minutos soy tuyo. Pase lo que pase. Un minuto antes o después no cuentes conmigo. No miro nada de lo que estás haciendo. Nunca llevo pistola. Sólo conduzco.”

La incorregible determinación de Nicolas Winding Refn por reformular las claves estéticas del neor-noir contemporáneo quedó definitivamente afianzada con este amargo y sombrío thriller de regusto ochentero, basado en una homónima novela policíaca de James Sallis, destinado a seguir los pasos del estoico y taciturno protagonista de oscuro pasado tanto en su vertiente profesional (mecánico y conductor especialista de cine durante el día, piloto de fugas para criminales por la noche) como en el ámbito sentimental, a raíz de la perturbadora relación afectiva que entabla con su vulnerable vecina. El cineasta danés reemplazaba la arriesgada verosimilitud de índole documental acuñada en su trilogía PUSHER (1996-2004-2005) por una atmósfera envolvente, apelmazada e irreal, presta a fluctuar brotes de encolerizado romanticismo autodestructivo con manifestaciones de violencia gratuita e impactantes secuencias de acción bajo un tratamiento estético hiperestilizado, fruto de un prodigioso acoplamiento entre su cuidada composición fotográfica y la hipnótica banda sonora.

Otras películas donde el personaje protagonista evidencia sus dotes al VOLANTE

Bullitt – Peter Yates (1968)
Fuga sin fin – Richard Fleischer (1971)
Senna – Asif Kapadia (2010)

CORRUPCIÓN (El príncipe de la ciudad)

Acción y efecto de corromper, echar a perder algo, se refiere a la alteración, descomposición o putrefacción de una cosa, se asocia principalmente a los procesos políticos, cuando estos son transformados para el placer personal, dejando de lado la preocupación por el servicio a la comunidad. (Wikipedia)
La corrupción policial es un tipo de mala praxis policial, frecuentemente constitutiva de delito, consistente en el uso indebido de sus atribuciones, recursos o información con el objeto de obtener provecho económico o de otro tipo, así como avances en la carrera profesional e incluso fines políticos. Esa mala praxis consiste frecuentemente en el soborno, el chantaje o el uso selectivo de la persecución, investigación o arresto de terceros. (Wikipedia)

“En tiempos de corrupción es cuando más leyes se dan”
Étienne Bonnot de Condillac (1715-1780) Filósofo y economista francés

EL PRÍNCIPE DE LA CIUDAD (Prince of the city) – 1981

prince

Director Sidney Lumet
Guión Sidney Lumet y Jay Presson Allen
Fotografía Andrzej Bartkowiak
Música Paul Chihara
Producción Orion-Warner
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 167m. Color
Reparto Treat Williams, Jerry Orbach, Richard Foronjy, Lindsay Crouse, James Tolkan, Don Billett, Kenny Marino, Tony Page, Norman Parker.

“Para la mayoría de los policías la corrupción comienza poco a poco, casi imperceptiblemente, pero abandonarla es algo que sólo puede hacerse dando un paso grande y peligroso. Un paso donde lo arriesgas todo”

Lumet, destacado componente de la denominada “generación de la televisión”, insistió en la línea marcada en sus anteriores policíacos, SÉRPICO (1973) y TARDE DE PERROS (1975), para llevar a cabo esta sólida e impetuosa adaptación homónima de un caso real novelado por Robert Daley (Prince of the City: The true story of a cop who knew too much), que, sin lugar a dudas, constituye una de las obras más eminentes y desatendidas de su intermitente trayectoria. Recurriendo a un marcado carácter semidocumental y a una impronta narrativa tan enérgica como agobiante se pormenorizaba la historia de un agente de la brigada de estupefacientes que opta por colaborar con la policía federal para desenmascarar la corrupción existente dentro del cuerpo policial neoyorquino. Este prometedor material fue troquelado con precisión para confeccionar un absorbente retrato sobre los límites de la fidelidad, favorecido por la precisa caracterización de Treat Williams (asesorado por el auténtico inspirador del personaje protagonista, Robert Leuci) y al que, únicamente, pueda imputársele un metraje excesivamente dilatado.

Otras películas sobre CORRUPCIÓN POLICIAL

Teniente corrupto – Abel Ferrara (1992)
L.A. Confidential – Curtis Hanson (1997)
El bonaerense – Pablo Trapero (2002)