Georges Auric

IMPOSIBILIDAD (Sólo Dios lo sabe)

Falta de ocasión o medios para que una cosa exista, ocurra o pueda realizarse. (google.es)
Un amor imposible es aquel que se establece en el deseo de establecer una relación amorosa que no tiene ninguna probabilidad de cumplimiento real. (google.es)

“El amor por excelencia es el amor imposible, ésa es la gran lección en términos de erotismo de nuestra época”
Salvador Elizondo (1932-) Escritor, traductor y crítico literario mexicano

SÓLO DIOS LO SABE (Heaven knows, Mrs. Allison) – 1957

Director John Huston
Guión John Huston y John Lee Mahin
Fotografía Oswald Morris
Música Georges Auric
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. Color
Reparto Deborah Kerr, Robert Mitchum.

“Usted lleva su cruz y yo mi esfera y mi ancla. Otros tipos más normales que yo tienen casa, familia. Yo tengo el Ejército. Como usted la Iglesia. Creo que ambas cosas tienen mucho en común”

Impecable adaptación de una novela homónima de Charles Shaw, que, si bien nunca ha gozado de la proyección y el reconocimiento de otras manifestaciones hustonianas de igual o menor calado como LA REINA DE ÁFRICA (con la que por cierto guarda numerosos punto de contacto), aparece hoy en día como una de las obras más densas, lúcidas e insólitas de su realizador. Soslayando el factible morbo de la situación por medio de un sutil y ponderado proceso narrativo, Huston aceptó la recóndita e imposible relación sentimental entre un marine norteamericano y una monja católica, recluidos y sitiados por las tropas japonesas en un islote del Pacífico, allá por 1944, para incidir en su consistente temática sobre los impedimentos que coartan la libertad de las personas, en este caso dirigida al absolutismo de las instituciones y a sus inflexibles prejuicios y dictámenes. Deborah Kerr y Robert Mitchum, que tuvieron que afrontar un extenuante rodaje en Tobago, consumaron un sublime “tour de force” interpretativo, crucial para compartir la vulnerabilidad y el desconsuelo que comporta su renuncia amorosa. Magnífica fotografía en Cinemascope a cargo de Oswald Morris.

Otras películas que describen una historia de AMOR IMPOSIBLE

El fantasma y la señora Muir – Joseph L. Mankiewicz (1947)
Vacaciones en Roma – William Wyler (1953)
Eduardo Manostijeras – Tim Burton (1990)

PRINCESA (Vacaciones en Roma)

Hija de un rey, femenino de príncipe (hijo varón del monarca) (…) Las esposas de los príncipes también se denominan princesas, por ejemplo la esposa del príncipe Alberto II de Mónaco es la princesa Charlene (…) En los cuentos infantiles tradicionales es común que entre sus protagonistas figuren bonitas princesas o que se conviertan en princesas luego de una vida modesta y sacrificada, al casarse con un príncipe como por ejemplo en el cuento “La Cenicienta”. (deconceptos.com)

“La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color” (poema Sonatina)
Rubén Darío (1867-1916) Poeta, periodista y diplomático nicaragüense

VACACIONES EN ROMA (Roman holiday) – 1953

holliday

Director William Wyler
Guión Ian McLellan Hunter y John Dighton (Dalton Trumbo)
Fotografía Henri Alekan y Franz Planer
Música Georges Auric
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. Color
Reparto Gregoty Peck, Audrey Hepburn, Eddie Albert, Margaret Rawlings, Paolo Carlini, Hartley Power, Tullio Carminati, Harcourt Williams.

“Voy a doblar aquella esquina, tú debes quedarte en el coche y marcharte. Prométeme que no me seguirás más allá de la esquina, sino que te marcharás y me dejarás igual que yo te dejo”

Ensoñadora comedia romántica que significó la presentación internacional de una de las más delicadas y encantadoras actrices de la historia del cine: Audrey Hepburn. Tras haber actuado en algunos films como secundaria, la joven actriz británica de rostro angelical y extremada delgadez trastocó los cánones de estética y feminidad al deslumbrar con su sofisticación y elegancia en un cautivador cuento de hadas que hurgaba en los caprichos de la providencia para describir el fugaz idilio que vive una dulce e ingenua princesa europea con un corresponsal norteamericano durante su visita oficial a la Ciudad Eterna. A pesar de no ser un reputado especialista en el género, Wyler volvió a lucir su refinado y privativo clasicismo al alternar con entusiasmo, vivacidad y un gran sentido del ritmo los momentos de intensidad dramática con otros de un igenioso sentido del humor, utilizando además con gran habilidad la belleza e inmortal aureola de misterio de los escenarios naturales romanos. Magnífico guión de Dalton Trumbo, por aquel entonces implicado en la “caza de brujas” (de ahí la tapadera Hunter/Dighton), y refinado vestuario a cargo de Edith Head.

Otras películas protagonizadas por una PRINCESA

Ámame esta noche – Rouben Mamoulian (1932)
Piel de asno – Jacques Demy (1970)
La princesa prometida – Rob Reiner (1987)

NITROGLICERINA (El salario del miedo)

Compuesto orgánico, que se obtiene mezclando ácido nítrico concentrado, ácido sulfúrico y glicerina (…) El resultado es altamente explosivo. Es un líquido a temperatura ambiente, lo cual lo hace altamente sensible a cualquier movimiento, haciendo muy difícil su manipulación, aunque se puede conseguir una estabilidad relativa añadiéndole algunas sustancias, como el aluminio (…) La nitroglicerina fue el primer explosivo práctico con mayor potencia que la pólvora negra. (Wikipedia)

“¿Quién pudiera imaginar que ese gran inventor y fabricante sueco que halló la forma para aplicar la nitroglicerina a las causas pacíficas y bélicas, el que inventó la dinamita, y que contribuyó en gran medida a hacer más terrible el poder de los ejércitos modernos, pudiera tener ante si toda una serie de alternativas para el empleo y uso de sus propios hallazgos y descubrimientos?”
Federico Ortiz-Moreno (1951-) Psicólogo social mexicano

EL SALARIO DEL MIEDO (Le salaire de la peur) – 1953

salario

Director Henri-Georges Clouzot
Guión Henri-Georges Clouzot y Jérome Géromini
Fotografía Armand Thirard
Música Georges Auric
Producción CICC/Filmsonor/Fono Roma/Vera Films
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 141m. B/N
Reparto Yves Montand, Charles Vanel, Peter Van Eyck, Luis de Lima, Antonio Centa, Folco Lulli, Véra Clouzot, Darío Moreno, William Tubbs.

“De niño veía a los hombres marchar a estos trabajos y no volver. Y los que lo hacían, volvían con el pelo blanco y las manos temblorosas, como los viejos. No sabéis qué es el miedo, pero lo veréis. Y es contagioso como la peste. Cuando lo coges, es para siempre”

Extraordinaria adaptación de la novela homónima de Georges Arnaud, que constituye la mejor película de Henri-Georges Clouzot y merece figurar con todos los honores entre las grandes obras maestras de la historia del cine europeo. El controvertido realizador galo evitó profundizar en algunos de los temas prominentes del relato, como el colonialismo económico o la feroz explotación capitalista, para centrarse, primero, en la descripción social de un microcosmos humano mísero, violento y asfixiante, y, a continuación, fomentar en el espectador una creciente sensación de desasosiego por medio de la incesante cuota de suspense que comportaba la azarosa odisea de cuatros errantes y desarraigados aventureros, encargados de transportar dos camiones colmados de nitroglicerina a lo largo de un abrupto trayecto montañoso de quinientos kilómetros de distancia. Ambientada en un ignoto pueblo latinoamericano denominado Las Piedras, en realidad recreado en la pantanosa región francesa de La Camargue, emergía como una crónica existencial de una poética fatalidad, dirigida con metódica exuberancia e interpretada por un selecto reparto internacional.

Otras películas con presencia de la NITROGLICERINA

Jerry Cotton – Harald Philipp (1966)
¡Agáchate, maldito! – Sergio Leone (1971)
El rifle y la biblia – Stuart Millar (1975)

INDEPENDENTISMO (Pasaporte para Pimlico)

Corriente política, derivada generalmente del nacionalismo (si bien algunos movimientos independentistas rechazan definirse como nacionalistas), que propugna la independencia de un territorio respecto del estado o estados en que se circunscribe. El independentismo suele plantear sus tesis sobre el principio de que el territorio que se quiere independizar es una nación, aludiendo básicamente a su historia, cultura, lengua propia, y sobre la afirmación de que dicha nación no alcanzará su máxima plenitud cultural, social o económica mientras continúe formando parte del estado del que se quiere independizar. https://es.wikipedia.org/wiki/Independentismo

«El problema del independentismo viene del café para todos. Si sólo tuvieran autonomía el País Vasco y Cataluña sería muy diferente»
José Manuel Lara Bosch (1946-2015) Empresario español

PASAPORTE PARA PIMLICO (Passport to Pimlico) – 1949

pimlico

Director Henry Cornelius
Guión T.E.B. Clarke
Fotografía Lionel Banes
Música Georges Auric
Producción Ealing
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 82m. B/N
Reparto Stanley Holloway, Margaret Rutherford, Hérmione Baddeley, Betty Warren, Paul Dupuis, Jane Hylton, Basil Radford, Naunton Wayne.

“No le des más vueltas, Jim. Siempre hemos sido ingleses y siempre seremos ingleses y precisamente porque somos ingleses, reclamamos nuestro derecho a ser borgoñeses”

Iniciada dos años antes con la comedia de aventuras CLAMOR DE INDIGNACION de Michael Crichton, escrita también por el guionista T.E.B. Clarke, la fulgurante singladura de la productora británica Ealing en el campo de la sátira costumbrista conoció una de sus más elocuentes manifestaciones humorísticas con el primer largometraje de ficción realizado por Cornelius, donde se ilustaba la pujante ansiedad independentista que brota en un pequeño distrito londinense a raíz del descubrimiento de un antiguo manuscrito que atestigua su pertenencia al estado de Borgoña desde la Edad Media. Esta simpática insensatez argumental daba pie a las más variopintas situaciones, que, tratadas con una lógica abrumadora y una comicidad eminentemente anglosajona, permitían mofarse del patriotismo con total agudeza, desparpajo y escasez de pretensiones, amparándose básicamente en un extraordinario reparto coral (encabezado por el gran Stanley Holloway) y en un espíritu de observación de lo cotidiano tan nostálgico y mordaz como asombrosamente verosímil.

Otras películas sobre el INDEPENDENTISMO

Braveheart – Mel Gibson (1995)
El viento que agita la cebada – Ken Loach (2006)
Fènix 11-23 – J.Joan y S.Lara (2011)

LOLA MONTES (Lola Montes)

María Dolores Eliza Rosanna Gilbert (1821-1861) nació en Grange, Irlanda. Hija de un militar británico, Edward Gilbert y Eliza Oliver, de supuestos ascendientes españoles, quien la tuvo con apenas quince años. Niña rebelde, mujer extravagante, Lola Montes, fue una de las mujeres más misteriosas y escandalosas del siglo XIX. Lola se hizo a sí misma creando a su alrededor una imagen de bailarina y artista que quedó en segundo plano cuando se la identificó más claramente como cortesana. Franz Liszt o Alejandro Dumas, fueron algunos de los nombres que aparecieron en su vida antes de alcanzar el corazón, y la alcoba, de un rey. En Munich conquistó a Luis I de Baviera quien la dio un título de condesa ganándose la animadversión de la alta sociedad bávara. Casada en varias ocasiones, acusada de bigamia, tuvo un éxito efímero y murió totalmente sola. http://www.mujeresenlahistoria.com/2014/11/la-cortesana-que-quiso-ser-condesa-lola.html

“Las respetables señoras que servían té en las reuniones patrióticas la llamaron desvergonzada, y cosas peores, pero ya saben lo que dijo el escorpión: en el código genético de Lola iba fijada su capacidad de arruinar matrimonios. Los propios y los ajenos”
Guzmán Urrero (1968-) Periodista, crítico y escritor español

LOLA MONTES (Lola Montés) – 1955

lola

Director Max Ophüls
Guión Max Ophüls, Annette Wademant y Jacques Natanson
Fotografía Christian Matras
Música Georges Auric
Producción Florida Films/Gamma Film/Oska-Film/Union-Film
Nacionalidad Francia/ Alemania
Duración 110m. Color
Reparto Martine Carol, Peter Ustinov, Anton Walbrook, Paulette Dubost, Ivan Desny, Oskar Werner, Henri Guisol, Lise Delamare, Jean Galland.

“No. No sabe usted bailar. Pero sabe escandalizar y enloquecer al público. Salta a la vista. En el mundo entero el escándalo es oro. Y en América, no hay limites”

Deslumbrante adaptación de la novela de Cécil Saint-Laurent La vie extraordinarie de Lola Montès, biografía de la condesa de Landsfeld y amante preferida de Luis I de Baviera, que representa la auténtica culminación de la sinuosa prodigalidad barroca, romántica y preciosista del gran Ophüls. Sirviéndose de un monumental despliegue de medios, el realizador de origen alemán recrearía esta asombrosa, cruel y decadente historia de pasiones tumultuosas e inmorales a través de una puesta en escena de una exuberancia estética casi enfermiza, basada en lujosísimos decorados y en una sabia utilización del por aquel entonces controvertido Cinemascope. Gravemente mutilada por los productores para su distribución, obtuvo una estrepitosa acogida comercial y causó una verdadera convulsión en la crítica del momento (que aceleró lamentablemente el ocaso del cineasta) para convertirse con el paso del tiempo en una obra sumamente reconocida e influyente. Maravillosa composición de Martine Carol, que, en un prólogo ciertamente imborrable, aparece como una de las principales atracciones de un circo de Nueva Orleans.

Otras películas donde aparece LOLA MONTEZ

El enmascarado – George Sherman (1948)
Ludwig, réquiem por un rey virgen – Hans-Jürgen Syberberg (1972)
Lisztomania – Ken Russell (1975)