FÓSFORO (La chica de la fábrica de cerillas)

Utensilio fungible, consistente en una varilla con un extremo (la cabeza) recubierto por una sustancia, tal que al frotar la cabeza contra una superficie rugosa adecuada, el calor producido por el frotamiento hace llegar la cabeza a la temperatura de ignición y ésta se enciende. Es uno de los principales inventos de la historia, ya que permitió al ser humano obtener fuego de manera instantánea. http://es.wikipedia.org/wiki/F%C3%B3sforo_(utensilio)

“Nuestros actos están unidos a nosotros como al fósforo su luz. Nos consumen, verdad es, pero producen nuestro esplendor”
André Gide (1869-1951) Escritor francés

LA CHICA DE LA FÁBRICA DE CERILLAS (Tulitikkutehtaan tyttö) – 1989

chica5

Director Aki Kaurismäki
Guión Aki Kaurismäki
Fotografía Timo Salminen
Música Tchaikovski y otros
Producción Villealfa Filmproductions/Swedish Film Institute
Nacionalidad Finlandia/ Suecia
Duración 69m. Color
Reparto Kati Outinen, Elina Salo, Esko Nikkari, Vesa Vierikko, Silu Seppälä, Reijo Taipale.

“Cuando uno lo da todo y sólo recibe decepciones, el baúl de los recuerdos es cada vez más duro de llevar”

Acida, lacónica e intensa fábula moral, lejanamente inspirada en el cuento La cerillerita de Hans Christian Andersen, que documentaba con cierta condescendencia el particular proceso catártico de una muchacha proletaria finlandesa, consternada ante el entorno hostil y atrozmente marginal que circunscribe su ridícula existencia. El cabecilla del denominado minimalismo, movimiento expresivo enfocado a redimir la esencia del cine para compensar la nimiedad latente en su contemporaneidad, rehuyó cualquier concesión histriónica u ornamental para verter con parvedad dialéctica y una firme e inalterable desnudez estilística este sórdido y cruel poema urbano, marcado por el más distante pesimismo, que traslucía una virtuosa y escalofriante disposición escénica para explotar la sustanciosa fragancia del fuera de campo y la elipsis. El tenaz cineasta rubricó aquí una de sus cúspides creativas y consumó su “trilogía del proletariado”, completada con SOMBRAS EN EL PARAISO (1986) y ARIEL (1988), arrastrando a su actriz fetiche, Kati Outinen, a componer el personaje femenino más áspero, patético y conmovedor de su filmografía.

Otras películas con FÓSFOROS

La cerillera – J.Renoir y J.Tédesco (1927)
Cobra, el brazo fuerte de la ley – George Pan Cosmatos (1986)
Corazón salvaje – David Lynch (1990)

2 comments

  1. Cómo me gusta el cine de Aki Kaurismäki. Su forma de contar las historias, la ambientación y especial colorido de sus películas. Y efectivamente su actriz fetiche, Kati Outinen, ha compuesto personajes difíciles de olvidar. “La chica de la fábrica de cerillas” la recuerdo. La vi hace bastante pero me dejó un poso de tristeza que no me ocurre con otras del director. Además hay algo que me entusiasma que es que se sirva de un cuento tan especial como el de Andersen… y Andersen es un cuentista maravilloso pero tremendamente trágico…

    No sabría con cuál quedarme de Kaurismäki. La primera vez que entre en una sala de cine y me quedé obnibulada con él fue con La Vida de Bohemia (curiosamente en blanco negro… sin esos colores especiales que tienen sus películas). Pero me enamoré definitivamente de su cine con Un hombre sin pasado. Aunque aún me quedan algunas obras de su filmografía por descubrir.

    Hablando de FÓSFOROS, este año vi una película venezolana que me resultó muy interesante, PELO MALO, y su protagonista, un niño, compra cerillas-fósforos… y construye con ellos seres humanos y juega. De tal manera que queda de fondo como Caracas es un puro polvorín, como tantos lugares,… solo falta algo que prenda la llama.

    Besos
    Hildy

    Me gusta

  2. No resulta fácil acceder sin prejuicios al universo propuesto por Kaurismäki, pero si lo haces acabas acumulando sensaciones a raudales. Más allá de su narración elíptica y parsimoniosa (una vez leí sus intenciones de que, a su lado, Bresson pareciera un realizador de films de acción) me decanto por su singular sentido plástico, con una característica propensión por el azul.
    Me apunto “Pelo malo”, que, sin duda, hubiera sido una alternativa idónea.
    Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s