PASIÓN (Duelo al sol)

1. Sentimiento muy intenso que domina la voluntad y puede perturbar la razón, como el amor, el odio, los celos o la ira.
2. Sentimiento de amor muy intenso manifestado con gran deseo sexual.
3. Afición o inclinación viva por alguien o algo.
http://es.thefreedictionary.com/pasi%C3%B3n

“Los celos matan el amor pero no el deseo. Este es el verdadero castigo de la pasión traicionada. Odias a la mujer que rompió el pacto de amor, pero sigues deseando porque su traición fue la prueba de su propia pasión”
Carlos Fuentes (1928-2012) Escritor, intelectual y diplomático mexicano

DUELO AL SOL (Duel at the sun) – 1946

duelo

Director King Vidor
Guión David O. Selznick y Oliver H.P. Garrett
Fotografía Lee Garmes, Harold G. Rosson y Ray Rennahan
Música Dimitri Tiomkin
Producción David O. Selznick
Duración 138m. Color
Reparto Jennifer Jones, Gregory Peck, Joseph Cotten, Lionel Barrymore, Lillian Gish, Walter Huston, Herbert Marshall, Charles Bickford.

“Recelos de infierno y esperanza de paraíso, sólo una cosa es cierta: la vida termina. Una cosa es cierta y el resto ficción, que el alma perdura para ser juzgada por Dios”

El western acabó de armonizar la épica de sus orígenes con el melodrama desaforado y colorista gracias a esta desmesurada y moralmente ofensiva producción de David O. Selznick, basada en una ya polémica novela de Niven Busch, donde las pasiones cabalgaban a lomos de una atmósfera enfermiza y voluptuosamente fatalista para narrar la rivalidad de dos antagónicos hermanos por el amor de una arrolladora mestiza, con la contienda entre ganaderos y empleados del ferrocarril como trasfondo temático. El mítico productor cambió radicalmente la imagen de su entonces compañera sentimental Jennifer Jones, así como de Gregory Peck, finalizó el rodaje junto a William Dieterle y Josef Von Sternberg tras el abandono de un King Vidor amargado por sus continuas intromisiones (aún así consiguió dejar patente su refinada y enérgica caligrafía) y diseñó personalmente la antológica secuencia final, en torno a la cual se construyó el resto de la película: un auténtico desvarío de rencor y pasión desenfrenada en la rocosa Cabeza del Indio bajo las rojizas tonalidades de un sol abrumador.

Otras películas dominadas por una PASIÓN desenfrenada o irracional

Sangre y arena – Fred Niblo (1922)
Abismos de pasión – Luis Buñuel (1953)
El imperio de los sentidos – Nagisa Oshima (1976)

11 comments

  1. ¡Dios de mi vida pero qué película! En su hipertrofia argumental y folletinesca, la mayor aún plástica, estética y artística, los registros interpretativos, y en ese final imposible y absolutamente desmesurado, estriban algunas de sus miserias y grandezas, a modo de brutal dramón acartonado que por el solo hecho de analizar, observar y morbosamente asumir un alto grado de vergüenza ajena es ya para verla una y mil veces. Si uno se la toma en serio no resiste el menor análisis, pero si uno entra en su juego “compulsivo” morirá de dolor o gloria a partes iguales. En tal sentido, puede ser una de las peores películas de la historia del cine, máxime teniendo en cuenta el morbo que provoca hundir a un clásico, o una pieza única en su exceso colérico.

    Le gusta a 1 persona

    1. Un guión desmesuradamente folletinesco, alguna que otra interpretación de vergüenza ajena, un tratamiento plástico ciertamente discutible… Sí, pero sigo disfrutándola en cada nuevo visionado. Quizás sea su pasmoso dinamismo narrativo, o ese canallesco perfil bordado por Gregory Peck, o probablemente sea esa tremenda presunción morbosa con la que pretende transgredir los parámetros melodramáticos…

      Le gusta a 1 persona

  2. Si bien las pasiones amorosas han alimentado las tramas de innumerables películas, lo cierto es que en muy pocas ocasiones estuvieron representadas con la fuerza que alcanzaron las imágenes de la que nos ocupa, un western lírico, de características poco usuales, cuyos personajes, espoleados por febriles pasiones que impregnan la atmósfera hasta enfermarla, actúan con fanatismo bíblico, recortados sobre abrasadores paisajes y cielos premonitorios. Un film delirante y bellísimo que, carambolescamente deviene en obra maestra: el férreo criterio de Selznick, sus intromisiones y cambios de director (con los que siempre entraba en conflicto), volvieron a funcionar, mal que nos pese, como ya sucediera en “LO QUE EL VIENTO SE LLEVó”.

    Le gusta a 1 persona

  3. Polvorienta, sudorosa y exagerada a más no poder, ¡me encanta esta película! Algunos amantes de los melodramas y las pasiones desatadas se lo habrán perdido por su etiqueta de película del oeste. Genial la cita de Carlos Fuentes. Un abrazo Antonio.

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo, entre las dos opciones que plantea Altaica, me inclino por la de “película insufrible”. Citando lo que dijo el gran Emeric Pressburger al ver el desenlace del filme, “qué lastima que no hayan disparado también al guionista”.

    Me gusta

  5. Me frustran los comentarios, quiero volver a verla! me frustran porque ésta era una de las películas favoritas de mi mamá (junto con Lo que el Viento se llevó y Casablanca), que me llevaba a ver cuando yo tenía menos de 9 años; nunca he tenido oportunidad de verla, y con el post y los comentarios ¡me muero de ganas de verla!, ya que sólo recuerdo vagamente alguna escena del duelo.
    Por cierto, esperé mucho, pero no se cargó la opción de “like”, pero me gustó tu reseña.

    Me gusta

  6. Muy vagamente la recuerdas, pues la escena final a la que alude su título no es precisamente un duelo, al menos no un duelo al uso como estamos acostumbrados a presenciar en los westerns. Mírala si tienes la oportunidad de hacerlo y me cuentas… Pocas veces habrás visto una película tan exaltadamente melodramática como ésta. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Verla es una de las cosas que tengo que hacer este año, siempre he recordado una o dos escenas, pero ahora tengo muchas más ganas de verla, muchas gracias por acercarnos las películas de esta manera.
      Un abrazo de luz

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s