Walter Huston

PATRIOTISMO (Yanqui Dandy)

Pensamiento que vincula a un individuo con su patria. Es el sentimiento que tiene un ser humano por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por unos determinados valores, afectos, cultura e historia; es el equivalente colectivo al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia o también a una nación. (Wikipedia)

“El patriotismo en el campo de batalla consiste en conseguir que otro desgraciado muera por su país antes de que consiga que tu mueras por el tuyo”
George Patton (1885-1945) General estadounidense

YANQUI DANDY (Yankee Doodle Dandy) – 1942

Director Michael Curtiz
Guion Robert Buckner y Edmund Joseph
Fotografía James Wong Howe
Música Heinz Roemheld
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 120m. B/N
Reparto James Cagney, Joan Leslie, Walter Huston, Jack Young, Irene Manning, Jeanne Cagney, Richard Whorf, George Tobias, S.Z. Sakall.

“Yo no me preocuparía por este país si fuera usted. Lo tenemos resuelto. ¿En qué otro país podría un tipo sencillo como yo venir aquí y hablar de todo con el jefe?”

Ejemplar biografía del polifacético artista de vodevil de ascendencia irlandesa George M. Cohan, popularmente considerado como el padre de la comedia musical americana y autor de himnos populares del calibre de Over there, You’re a grand old flagg, Give my regards to Broadway o el que quizás perdura como su tema más conocido, Yankee Doodle Dandy, adaptación de una canción sobre la Guerra de Independencia. Haciendo gala de su reconocido dinamismo descriptivo, Michael Curtiz consiguió atemperar la exuberancia patriotera del relato (hoy harto desfasada) con una narración tan ágil como emotiva, beneficiándose de una sensacional labor lumínica de James Wong Howe, y, por supuesto, de un desprendido y bullicioso alarde del versátil virtuosismo de James Cagney como actor y bailarín. Un largometraje optimista, elocuente y divertido, que, una vez perpetrado el sorpresivo ataque a Pearl Harbour, cumplió con creces el cometido de contagiar a la población estadounidense del espíritu de solidaridad y fervor nacionalista idóneo para afrontar la inminente intervención del país en la Segunda Guerra Mundial.

Otras películas donde sobresale una acusada actitud de PATRIOTISMO

Caballero sin espada – Frank Capra (1939)
El silencio del mar – Jean-Pierre Melville (1949)
Braveheart – Mel Gibson (1995)

CASINO (El embrujo de Shanghai)

Establecimiento que se especializa en la oferta de todo tipo de juegos en los cuales se apuesta dinero con el objetivo de ganar una mayor cantidad a la suma apostada. El casino es una de las posibilidades de esparcimiento y diversión más populares de la actualidad, ofreciendo a sus clientes y visitantes numerosas opciones para disfrutar. Sin embargo, su presencia puede ser significativamente dañina si no se actúa de manera controlada y medida. http://www.definicionabc.com/general/casino.php

“Hay un método secreto para volver del casino con una pequeña fortuna: ir con una gran fortuna”
Isidoro Loi (1940-) Arquitecto, escritor y paremiólogo chileno.

EL EMBRUJO DE SHANGHAI (The Shanghai gesture) – 1941

embrujo

Director Josef Von Sternberg
Guión Josef Von Sternberg, Jules Furthman y Geza Herczeg
Fotografía Paul Ivano
Música Richard Hageman
Producción Arnold Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 102m. B/N
Reparto Gene Tierney, Victor Mature, Ona Munson, Walter Huston, Albert Basserman, Eric Blore, Phyllis Brooks, Maria Ounspenskaya, Marcel Dalio.

“No fuerces a la suerte. Casi nunca da resultado”

Josef Von Sternberg resurgió de un período de aceptación de encargos tan sumiso como decadente para dirigir este drama turbulento y extravagante, con el que recuperaría de modo fugaz la suntuosidad visual y el recóndito fatalismo romántico que caracterizaron su etapa de mayor esplendor. Inspirado en una celebrada obra teatral homónima de John Cotton, de la que sustituyó el ambiente de prostíbulo por el de una ostentosa casa de juego, utilizaba el particular descenso a los infiernos de una sensual joven inglesa para ahondar en el tema de la autodestrucción espiritual por la vía de una corrupción paulatina de los sentimientos. Una obra maldita y anómala donde las haya, impregnada de un onírico y opresivo sentido de la atmósfera, fruto de un meticuloso refinamiento visual y una magnífica recreación del depravado entorno, que extraía de la delicadeza de Gene Tierney un asombroso poderío erótico y proclamaba la añoranza de su director por Marlene en el enigmático personaje de la ávida propietaria del casino (Ona Munson) que pretenden demoler con un velado propósito especulativo.

Otras películas ambientadas en un CASINO

Casino – Martin Scorsese (1995)
Ocean’s eleven – Steven Soderbergh (2001)
Los Pelayos – Eduard Cortés (2012)

EXUBERANCIA (El forajido)

1. Cualidad de lo que es exuberante.
2. Abundancia suma, plenitud excesiva.
 (Larousse Editorial)

“Exuberancia es belleza”
William Blake (1757-1827) Poeta, pintor, grabador y místico británico.

EL FORAJIDO (The outlaw) – 1943

forajido

Director Howard Hughes
Guión Jules Furthman
Fotografía Gregg Toland
Música Victor Young
Producción Howard Hughes Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 116m. B/N
Reparto Jane Russell, Jack Beutel, Thomas Mitchell, Walter Huston, Mimi Aguglia, Joe Sawyer, Gene Rizzi, William Newell, Julián Rivero.

“Cuánto más loco está un hombre por una mujer, más tonterías piensa y más tonterías hace”

No habían pasado ni dos semanas de rodaje cuando, en una de sus típicas rencillas, Howard Hughes expulsó del mismo a su tocayo Hawks (frustrándole el que iba a ser su primer western genuino) y tomó el mando absoluto de este extraño pero sugestivo film, que escandalizó a la sociedad norteamericana de la época y sufrió durante años la desacreditación de su pudibunda censura por considerar que tanto las ambiguas relaciones entre sus míticos personajes como su atrevida carga sensual, hoy de una marchita insinuación y prácticamente focalizada en los atributos pectorales de su actriz principal, sobrepasaban los límites permitidos. Explotando uno de los temas hawksianos por excelencia, la amistad masculina afectada tras una seductora intromisión del sexo opuesto, la película modelaba con poca acción y bastantes diálogos insulsos un enfatizado ejercicio de misoginia a través de las fricciones entre tres legendarias figuras del Far West (Doc Holliday, Billy the Kid y Pat Garrett) y una epicúrea mestiza, personaje que debía catapultar como mito erótico a la exuberante Jane Russell, por entonces amante del excéntrico y todopoderoso productor.

Otras películas aderezadas por la EXUBERANCIA física de una actriz

Arroz amargo – Giuseppe De Santis (1949)
La dolce vita – Federico Fellini (1960)
Niágara – Henry Hathaway (1953)

AVARICIA (El tesoro de Sierra Madre)

Afán o deseo desordenado de poseer riquezas, bienes u objetos de valor abstracto con la intención de atesorarlos para uno mismo, mucho más allá de las cantidades requeridas para la supervivencia básica y la comodidad personal. Se le aplica el termino a un deseo excesivo por la búsqueda de riquezas, estatus y poder. (Wikipedia)

“La avaricia es de naturaleza tan ruin y perversa que nunca consigue calmar su afán: después de comer tiene más hambre”
Dante Alighieri (1265-1321) Poeta italiano

EL TESORO DE SIERRA MADRE (The treasure of the Sierra Madre) – 1948

tesoro

Director John Huston
Guion John Huston
Fotografía Ted McCord
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 126m. B/N
Reparto Humphrey Bogart, Walter Huston, Tim Holt, Bruce Bennett, Barton McLane, Alfonso Bedoya, Arturo Soto Rangel, Manuel Dondé.

“El oro no lleva ninguna maldición con él. Todo depende de si el tipo que lo encuentra es o no el adecuado”

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, donde participó colaborando como realizador de documentales para los servicios del ejército norteamericano, algunos de ellos de una factura superlativa, John Huston adaptó esta novela homónima de Bernhard Traven para convertirla en una de las películas más personales, acabadas y prestigiosas de su vasta filmografía. Las disputas y penalidades por tierras mexicanas (Tampico) que mortifican a tres recelosos indigentes estadounidenses en su afanosa búsqueda del preciado oro servían como pretexto para desarrollar una cada vez más vigente fábula moral, con marcada orientación psicológica, sobre el mediocre y avaricioso envilecimiento en el que incurre el ser humano por hacinar bienes materiales con el simple objetivo de triunfar dentro de una sociedad desalmada, materialista y ultracompetitiva. Víctima en su momento de un serio varapalo en las taquillas, conserva hoy toda su amargura, viveza y emotividad, sobresaliendo de ella de manera muy especial la soberbia interpretación de Walter Huston, padre del mismísimo director y guionista.

Otras películas sobre la AVARICIA

Avaricia – Erich Von Stroheim (1924)
La loba – William Wyler (1941)
Pozos de ambición – Paul Thomas Anderson (2007)

PASIÓN (Duelo al sol)

1. Sentimiento muy intenso que domina la voluntad y puede perturbar la razón, como el amor, el odio, los celos o la ira.
2. Sentimiento de amor muy intenso manifestado con gran deseo sexual.
3. Afición o inclinación viva por alguien o algo.
http://es.thefreedictionary.com/pasi%C3%B3n

“Los celos matan el amor pero no el deseo. Este es el verdadero castigo de la pasión traicionada. Odias a la mujer que rompió el pacto de amor, pero sigues deseando porque su traición fue la prueba de su propia pasión”
Carlos Fuentes (1928-2012) Escritor, intelectual y diplomático mexicano

DUELO AL SOL (Duel at the sun) – 1946

duelo

Director King Vidor
Guión David O. Selznick y Oliver H.P. Garrett
Fotografía Lee Garmes, Harold G. Rosson y Ray Rennahan
Música Dimitri Tiomkin
Producción David O. Selznick
Duración 138m. Color
Reparto Jennifer Jones, Gregory Peck, Joseph Cotten, Lionel Barrymore, Lillian Gish, Walter Huston, Herbert Marshall, Charles Bickford.

“Recelos de infierno y esperanza de paraíso, sólo una cosa es cierta: la vida termina. Una cosa es cierta y el resto ficción, que el alma perdura para ser juzgada por Dios”

El western acabó de armonizar la épica de sus orígenes con el melodrama desaforado y colorista gracias a esta desmesurada y moralmente ofensiva producción de David O. Selznick, basada en una ya polémica novela de Niven Busch, donde las pasiones cabalgaban a lomos de una atmósfera enfermiza y voluptuosamente fatalista para narrar la rivalidad de dos antagónicos hermanos por el amor de una arrolladora mestiza, con la contienda entre ganaderos y empleados del ferrocarril como trasfondo temático. El mítico productor cambió radicalmente la imagen de su entonces compañera sentimental Jennifer Jones, así como de Gregory Peck, finalizó el rodaje junto a William Dieterle y Josef Von Sternberg tras el abandono de un King Vidor amargado por sus continuas intromisiones (aún así consiguió dejar patente su refinada y enérgica caligrafía) y diseñó personalmente la antológica secuencia final, en torno a la cual se construyó el resto de la película: un auténtico desvarío de rencor y pasión desenfrenada en la rocosa Cabeza del Indio bajo las rojizas tonalidades de un sol abrumador.

Otras películas dominadas por una PASIÓN desenfrenada o irracional

Sangre y arena – Fred Niblo (1922)
Abismos de pasión – Luis Buñuel (1953)
El imperio de los sentidos – Nagisa Oshima (1976)