Arthur Edeson

CRIATURA (El doctor Frankenstein)

Término atestiguado desde mediados del siglo XI, que se aplica al ser humano en cuanto especie viviente creada por Dios, parte de la creación. (…) A mediados del siglo XV el término ya había derivado para designar a los hombres como pecadores, así como a todo un bestiario de seres imaginarios más o menos nefastos, misteriosos o monstruosos. (Wikipedia)

“Aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre y ninguno de sus defectos” (Epitafio para un perro)
Lord Byron (1788-1824) Poeta inglés

EL DOCTOR FRANKENSTEIN (Frankenstein) – 1931

Director James Whale
Guion Garret Ford y Francis Edward Faragoh
Fotografía Arthur Edeson
Música David Brockman
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 71m. B/N
Reparto Boris Karloff, Colin Clive, Mae Clarke, John Boles, Edward van Sloan, Dwight Frye, Frederick Kerr.

“¿Nunca has querido hacer algo que fuera peligroso? ¿Dónde deberíamos estar si nadie trata de descubrir qué hay más allá?”

Libérrima adaptación de la emblemática novela homónima de Mary Shelley, basada en gran medida en una versión teatral formalizada por Peggy Webling en 1927, que ha sobrevivido como una obra clave en la historia del fantástico por implantar la figura del icónico monstruo protagonista en la mitología popular e introducir por primera vez en el género de terror el recurrente arquetipo del científico perturbado. Henry Frankenstein (Víctor en el original literario) era en esta ocasión el ‘mad doctor’ responsable de crear a partir de trozos de distintos cadáveres a una criatura horrible pero conmovedora para posteriormente otorgarle una vida destinada a zozobrar entre la ruin aversión y la prejuiciosa crueldad del ser humano. Bela Lugosi rechazó el papel que identificaría para siempre a Boris Karloff (excelsamente maquillado por Jack Pierce) en este film de estilo expresionista que combinaba con admirable precisión tonalidades decadentes con inequívocamente sombrías. Su éxito propiciaría una superlativa secuela a cargo del propio James Whale (1935) y un buen número de sátiras, entre las que sobresale la hilarante parodia que Mel Brooks dirigió en 1974.

Otras películas protagonizadas por una CRIATURA fantástica

King Kong – Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack (1933)
Drácula – Terence Fisher (1958)
Eduardo Manostijeras – Tim Burton (1990)

INVISIBILIDAD (El hombre invisible)

Cualidad de un cuerpo físico visible de no ser visto en condiciones de luz normales para un supuesto observador. Hasta principios del siglo XXI esta cualidad solo era posible en la naturaleza y se daba en gases y seres u objetos que, por su tamaño, el ojo humano no era capaz de captar sin ayuda de lentes u otra tecnología diseñada para tal menester. Los científicos creen haber descubierto la forma de alterar el efecto de la luz sobre un cuerpo físico para conseguir el efecto de invisibilidad de forma artificial gracias a telas compuestas por estructuras electrónicas nanométricas. La consecución de este logro tiene importantes aplicaciones en la industria del espionaje y la guerra (…) La invisibilidad ha sido tratada en numerosas ocasiones por escritores y cineastas de ficción ya sea científica o mágica, casi siempre planteando el peligro que supone que este don caiga en malas manos. (Wikipedia)

“El temor de las cosas invisibles es la semilla natural de lo que cada uno llama para sí mismo religión”
Thomas Hobbes (1588-1679) Filósofo inglés

EL HOMBRE INVISIBLE (The invisible man) – 1933

invisible

Director James Whale
Guión Robert Cedric Sherriff
Fotografía Arthur Edeson
Música W. Franke Harling
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 71m. B/N
Reparto Claude Rains, Gloria Stuart, Una O’Connor, William Harrigan, Forrester Harvey, John Carradine, Henry Travers, Holmes Herbert.

“Empezaremos con un puñado de asesinatos. Gente importante, gente pequeña… Simplemente para demostrar que no hacemos distinciones”

Apremiado por el productor Carl Laemmle Jr. tras el éxito de EL DOCTOR FRANKENSTEIN (1931), Whale adaptó otra prestigiosa obra literaria, en esta ocasión la novela de H.G.Wells, para proseguir ajustando las bases del género fantástico y, en especial, de que aquel poderoso y reconocible estilo dispersado por la Universal de los treinta. Aunque el feroz ajamiento que produce el paso de los años no ha afectado a los entonces innovadores efectos especiales de John P. Fulton, que aún continúan sorprendiendo por su agudeza y originalidad, sí ha influido en su tenue y rudimentaria puesta en escena, que, vista hoy en día, reviste un aspecto que balancea entre la insubstancialidad de su acepción dramática a ciertos apuntes humorísticos de chirriante e inadecuada tosquedad y, además, elude el análisis moral y psicológico que sugiere la célebre historia del doctor trastornado por los malévolos poderes de la invisibilidad. No obstante, sustenta atrevimiento descriptivo y un vigor plástico que le confieren la categoría de clásico, ni que decir infinitamente superior a las atronadas secuelas perpretradas por Joe May, EL HOMBRE INVISIBLE VUELVE (1940), y Ford Beebe, LA VENGANZA DEL HOMBRE INVISIBLE (1944).

Otras películas que abordan el tema de la INVISIBILIDAD

Te veo y no te veo – Robert Butler (1972)
Memorias de un hombre invisible – John Carpenter (1992)
El hombre sin sombra – Paul Verhoeven (2000)

ALFOMBRA (El ladrón de Bagdad)

Tejido generalmente grueso y afelpado con que se cubre el suelo de un lugar para abrigarlo o adornarlo; en ocasiones, también sirve para proteger el calzado de suciedad o el suelo de pisadas. (google.es)
Una alfombra mágica, también llamada alfombra voladora, es una legendaria alfombra que puede usarse para transportar personas, de forma que lleguen instantánea o rápidamente a su destino. Han aparecido en la literatura desde casi la época bíblica hasta la actualidad. Aunque eran un tema principalmente árabe o indio, la popularidad de Las mil y una noches atrajo sobre ellas la atención del público occidental. (Wikipedia)

“Aquella alfombra había visto mucha vida. Tal vez incluso había hecho evolucionar alguna”
Terry Pratchett (1948-) Escritor británico de fantasía y ciencia ficción

EL LADRÓN DE BAGDAD (The thief of Bagdad) – 1924

ladron

Director Raoul Walsh
Guión Douglas Fairbanks y Lotta Woods
Fotografía Arthur Edeson
Música Mortimer Wilson
Producción Douglas Fairbanks Pictures Corp.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 155m. B/N
Reparto Douglas Fairbanks, Snitz Edwards, Charles Belcher, Julanne Johnston, Sojin, Anna May Wong, Brandon Hurst, Noble Johnson.

“Yo no soy un príncipe. Soy menos que el esclavo que te sirve, un desterrado miserable, un ladrón. Lo que quería, lo tomé. Te quería, intenté llevarte conmigo, pero cuando te tuve en mis brazos, el mundo cambió. El mal dentro de mí murió. Puedo soportar mil torturas, soportar miles de muertes, pero no tus lágrimas”

Deslumbrante adaptación del célebre cuento fantástico incluido en la colección de Las mil y una noches que supuso la definitiva consagración del talento narrativo de Raoul Walsh y, que, con el debido respeto hacia la versión procreada por el clan Korda en 1940, puede ser considerada como la mejor película derivada del clásico de la literatura árabe por antonomasia. Las hazañas del ladrón callejero Ahmed para conquistar el corazón de la hermosa princesa, hija del califa de Bagdad, fueron plasmadas a través de un prodigioso sentido ritmo y un insólito derroche de inventiva visual, favorecido gracias a una original e impactante escenografía de raíz expresionista a cargo de William Cameron Menzies y a unos sorprendentes efectos especiales de Hampton del Ruth que causaron verdadera sensación en su época. Otro de los grandes alicientes de esta auténtica joya del cine silente de aventuras fueron sus acrobáticas persecuciones, concebidas para el lucimiento de Douglas Fairbanks, que alcanzó aquí la cúspide de su carrera como actor, guionista y productor.

Otras películas donde aparecen alguna ALFOMBRA mágica

Las tres luces – Fritz Lang (1921)
La alfombra mágica – Lew Landers (1951)
Alfombras mágicas – Kevin Connor (1979)

GUERRA (Sin novedad en el frente)

Forma de conflicto socio-político más grave entre dos o más grupos humanos. Es quizá una de las más antiguas de todas las relaciones internacionales, aunque se convierte en un fenómeno particular con el comienzo de las civilizaciones, y supone el enfrentamiento organizado de grupos humanos armados, con el propósito de controlar recursos naturales o humanos, o el desarme, o para imponer algún tipo de ideología o religión, sometimiento y, en su caso, destrucción del enemigo. Las guerras se producen por múltiples causas, entre las que suelen estar el mantenimiento o el cambio de relaciones de poder, dirimir disputas económicas y/o territoriales, etc. (Wikipedia)

“La guerra es un lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian se matan entre sí, por la decisión de viejos que se conocen y se odian, pero no se matan”
Erich Hartmann (1922-1993) Piloto de cazas alemán

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE (All quiet on the western front) – 1930

quiet

Director Lewis Milestone
Guion Lewis Milestone, Maxwell Anderson, Del Andrews y George Abbott
Fotografía Arthur Edeson
Música Heinz Roemheld
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 131m. B/N
Reparto Lew Ayres, Louis Wolheim, George “Slim” Summerville, John Wray, Arnold Lucy, Russell Gleason, Ben Alexander, Harold Goodwin.

“Es sucio y doloroso morir por la patria, el mejor modo de servirla es seguir con vida. Hay millones de hombres muriendo por su país… ¿A quién beneficia?”

En pleno período de afianzamiento del cine sonoro apareció esta majestuosa adaptación de la novela pacifista de Erich Maria Remarque que narraba la angustiosa subsistencia de unos jóvenes germanos en la Gran Guerra, desde su incorporación al ejército hasta el postrero armisticio, pasando por los espeluznantes combates bélicos en los que participaron. El propósito marcadamente antimilitarista de la película unido a la cruda y conmovedora autenticidad de sus imágenes originaron importantes manifestaciones de protesta en Alemania y desataron las hostilidades entre los nazis y los comunistas, que finalizaron con la prohibición de la cinta. Filmada simultáneamente en versión muda y sonora, con unos formidables recursos técnicos y económicos para la época, constituye la obra más acabada de su autor y un largometraje rotundamente adelantado a su tiempo, como demuestran sus espectaculares e inusitados movimientos de cámara o un buen puñado de secuencias magistrales, como el postrero plano de la mano del protagonista alcanzando una mariposa.

Otras películas sobre GUERRA

Apocalypse now – Francis Ford Coppola (1979)
Platoon – Oliver Stone (1986)
Cartas desde Iwo Jima – Clint Eastwood (2006)

DINOSAURIO (El mundo perdido)

Vertebrados saurópsidos que dominaron la Tierra durante unos 160 millones de años hasta que, por motivos aún no confirmados, se extinguieron (…) se caracterizaban por su inmenso tamaño, de acuerdo a lo que la ciencia ha podido descubrir gracias a sus fósiles (…)se extinguieron hace unos 65 millones de años, posiblemente por el impacto de un enorme asteroide contra la Tierra. (definicion.de)

“Los tipos duros no duran. Se convierten en dinosaurios”
Mike Tyson (1966-) Exboxeador estadounidense

EL MUNDO PERDIDO (The lost world) – 1925

LOST

Director Harry O. Hoyt
Guion Marion Fairfax
Fotografía Arthur Edeson
Producción First National
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 64m. B/N
Reparto Bessie Love, Lewis Stone, Wallace Beery, Lloyd Hughes, Margaret McWade, Alma Bennett, Arthur Hoyt, Frank Smiles, Bull Montana.

“Y no estoy aquí esta noche para defender mis declaraciones, sino para exigir que se forme un comité para volver conmigo al Mundo Perdido”

Entrañable adaptación de la novela homónima de Arthur Conan Doyle, convertida hoy en el ineludible clásicosilente que estableció las bases de un pequeño género pseudofantástico (generalmente denominado cine prehistórico) consagrado a documentar las incursiones del género humano en el habitat de los animales primitivos y/o viceversa, así como las dramáticas consecuencias de las mismas. En esta ocasión, la intrépida expedición a una recóndita selva del Amazonas, donde perdura un contingente ecosistema antediluviano, resultó ser una coartada perfecta para aplicar los innovadores trucajes de Willis O’Brien, esencialmente la animación de figuras modeladas por el sistema “stop-motion”, a excitantes luchas con pterodáctilos, tiranosauros o brontosaurios que pronosticaban ilustres cotas del género como KING KONG (1933), u otras revisitaciones menores firmadas, entre otros, por Eugène Lourié, Irwin Allen, o, incluso Spielberg y su famosa serie JURASSIC PARK. Un film divertido, tenso y de narrativa rupturista, en el que quizás únicamente chirriaba su molesta historia de amor.

Otras películas sobre DINOSAURIOS

Godzilla – Ishiro Honda (1954)
Viaje al centro de la tierra – Henry Levin (1959)
Parque Jurásico – Steven Spielberg (1993)