Mediometraje

PENURIA (My ain folk)

1. Falta o privación de las cosas más necesarias para vivir.
2. Circunstancia o situación de haber de una cosa menos de lo necesario. (google.com)

“La amistad repugna la pobreza y el dolor, como la planta la oscuridad y el aire enrarecido. Si deseas conservar amigos, ocúltales tus penurias y pesadumbres”
Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) Médico español

MY AIN FOLK (My Ain Folk. Bill Douglas Trilogy: Part II) – 1973

my ain folk 4

Director Bill Douglas
Guion Bill Douglas
Fotografía Gale Tattersall
Producción British Film Institute
Nacionalidad Reino Unido
Duración 55m. B/N
Reparto Stephen Archibald, Hughie Restorick, Jean Taylor Smith, Bernard McKenna, Paul Kermack, Jessie Combe, Helena Gloag.

«Verás chico, son los niños. Recorren su propio camino, y al final acabas no teniendo cabida en él.»

El infravalorado y prematuramente desaparecido Bill Douglas zarandeó las hendiduras de la memoria para desempolvar con sencillez, crudeza e intensidad las distintas penurias y adversidades, tanto físicas como emocionales, experimentadas en su tránsito de la infancia a la pubertad en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial. Semejante remembranza autobiográfica floreció en forma de trilogía con la participación de actores locales aficionados, encabezados con turbadora convicción por el joven Stephen Archibald: MY CHILDHOOD (1972), mediometraje ambientado de forma directa mediante planos fijos, sin apenas diálogos, pero henchidos de candor y pureza; MY AIN FOLK, probablemente el vértice más estilizado, reflexivo y poético, como el anterior, localizado en la paupérrima población escocesa de Newcraighall, donde perseveraba en la magnificencia del encuadre e insertaba fragmentos de carácter experimental, y, MY WAY HOME (1978), de mayor duración, que desvirtuaba con cierta autocomplacencia los conceptos expuestos con anterioridad. Aún con todo, el conjunto figura como una de las obras esenciales del cine británico de los setenta.

Otras películas sobre PENURIAS en el ámbito de la infancia/adolescencia

Alemania, año cero – Roberto Rossellini (1948)
La infancia de Ivan – Andrei Tarkovski (1962)
Rosetta – Luc y Jean-Pierre Dardenne (1999)

INCOMPATIBILIDAD (La sonriente Madame Beudet)

Falta de armonía o imposibilidad de coexistencia entre cosas o personas.
Incompatibilidad de caracteres Oposición de carácter que dificulta la convivencia entre los cónyuges y que constituye un motivo legal para el divorcio. (Larousse Editorial)

«Setenta veces siete lo intenté, si me largo para siempre es porque no puedo más. No tengo nada que perder, solo el miedo a la soledad. Me temo que esta vez es el fin. Adiós amor, adiós mujeres, debe ser un caso de incompatibilidad de caracteres» (canción Incompatibilidad de caracteres)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

LA SONRIENTE MADAME BEUDET (La souriante Madame Beudet) – 1923

beudet2

Director Germaine Dulac
Guion Denys Amiel y André Obey
Fotografía Maurice Forster y Paul Parguel
Producción Colisée Films
Nacionalidad Francia
Duración 38m. B/N
Reparto Germaine Dermoz, Alexandre Arquillière, Jean d’Yd, Yvette Grisier, Madeleine Guitty, Raoul Paoli.

«En provincia… Detrás de la fachada de casas tranquilas, las almas, las pasiones…»

Sin abandonar su vocación periodística, Germaine Dulac encontró en el campo de la realización el vehículo artístico ideal para ondear su ferviente militancia feminista, como evidencia este mediometraje adscrito al movimiento impresionista, considerado como uno de los primeras manifestaciones cinematográficas dirigidas a promover la igualdad y la liberación de la mujer. Evidenciando tanta belleza formal como destreza descriptiva, compaginaba cultas observaciones psicológicas con trazos de penetrante dramatismo para vituperar la monotonía del vínculo conyugal dentro de la pequeña burguesía provinciana, en esta ocasión, acrecentada por una absoluta incompatibilidad de caracteres entre sus cónyuges. Uno de los rasgos más persuasivos de la función residía en la plasmación de sus escenas imaginarias, modeladas con experimentales efectos y técnicas de montaje, en las que la abatida ama de casa (aficionada a la lectura y a tocar el piano) fantasea con erradicar el angustioso vacío existencial que sobrelleva al lado de su esposo, un tosco empresario textil, aficionado a gastar bromas pesadas.

Otras películas sobre la INCOMPATIBILIDAD DE CARACTERES en el matrimonio

Encuentro en la noche – Fritz Lang (1952)
Mi desconfiada esposa – Vincente Minnelli (1957)
Historia de un matrimonio – Noah Baumbach (2019)

TABERNA (Fiebre)

Establecimiento en el que se venden y consumen bebidas alcohólicas, especialmente vino, cerveza o licor, y a menudo comidas o aperitivos. (google.com)

“Una taberna es un lugar en donde la locura es vendida en botella”
Jonathan Swift (1667-1745) Escritor irlandés

FIEBRE (Fièvre) – 1921

fiebre

Director Louis Delluc
Guion Louis Delluc
Fotografía Alphonse Gibory y Georges Lucas
Producción Alhambra Film/Jupiter
Nacionalidad Francia
Duración 43m. B/N
Reparto Eve Francis, Gaston Modot, Yvonne Aurel, George Footit, Léon Moussinac, Elena Sangrary, Lili Samuel, Edmond Van Daële.

«Un pesimismo romántico derivado tanto de la literatura de ‘fin-de-siècle’ como de las preocupaciones psicológicas de la era de posguerra»

Junto a la memorable LA MUJER DE NINGUNA PARTE, la mejor realización de un personaje absolutamente crucial en la evolución de la influyente cinematografía francesa, no sólo en su actividad como realizador sino en su prestigiosa y decisiva labor como teórico cinematográfico e impulsor/fundador de los cine-clubs. Para desarrollar en imágenes (y sin rótulos explicativos) un trágico suceso acontecido en una ajetreada taberna portuaria marsellesa, causado por una relación amorosa pretérita, Louis Delluc acentuó substancialmente el decorado con una atinada distribución espacial de la luz y una resolutiva utilización de la profundidad de campo, tal y como preconizaban las películas suecas de la época. Infundido por la proclividad psicológica del ‘Kammerspielfilm’ germano y fielmente adherido a la regla teatral de las tres unidades, este desesperanzado drama de atmósfera ‘in crescendo’ representa hoy un primoroso paradigma de la escuela impresionista e interviene como directo precursor del realismo poético que imperaría en Francia durante la siguiente década.

Otras películas con momentos trascendentales de TABERNA

La isla del tesoro – Victor Fleming (1934)
La taberna del irlandés – John Ford (1963)
Campanadas a medianoche – Orson Welles (1965)

PAUTA (Amor y periodismo)

Norma o modelo que sirve de guía para hacer algo. (google.com)
Marcar una pauta. Establecer, indicar o sugerir un modelo que sirve o puede servir de guía en un terreno determinado. (expresiones.info)

“La marca característica de nuestra época es su repulsión hacia las pautas impuestas”
Herbert Marshall McLuhan (1911-1980) Filósofo, erudito y educador canadiense

AMOR Y PERIODISMO (Kärlek och journalistik) – 1916

karlek

Director Mauritz Stiller
Guion Harriet Bloch
Fotografía Gustaf Bode
Producción Svensk Biografteatern
Nacionalidad Suecia
Duración 40m. B/N
Reparto Richard Lund, Karin Molander, Jenny Tschernichin-Larsson, Stina Berg, Gucken Cedeborg, Julius Hälsig.

«Tienes que encontrar una manera. Después de todo, eres muy imaginativa. Tráeme una buena historia con fotos bonitas, y conseguirás un fabuloso aumento»

Con el fin de eludir el reclutamiento militar, Mauritz Stiller abandonó su Finlandia natal para recaer en territorio sueco, donde tras ser incorporado a la Svenska Biografteatern de la mano del productor Charles Magnusson, acabaría concibiendo un nuevo género en la cinematografía europea: la sofisticada y elegante comedia de enredos. El primer gran ejemplo de este patrón que tanto marcaría las pautas en el cine norteamericano de los treinta, fue esta infalible combinación de humor y romance, que desarrollaba a través de una narración dinámica y con una notable profusión de lujo, tanto el decorado como en el vestuario, la sucesión de equívocos y cómicas situaciones que comportaba la intrusión de una avispada reportera en el hogar de un célebre explorador. Esta benévola crítica al periodismo especializado en asuntos del corazón, y al ineluctable gravamen que uno ha de hacer frente cuando es apresado por la fama, fue retomada en 1937 por Darryl F. Zanuck para una chispeante versión en clave ‘screwball’, dirigida por Tay Garnett e interpretada por Tyrone Power y Loretta Young.

Otras películas pioneras que marcaron la PAUTA en el desarrollo de un género

El estudiante de Praga – Stellan Rye y Paul Wegener (1913)
Cabiria – Giovanni Pastrone (1914)
Nanuk, el esquimal – Robert J. Flaherty (1922)

SUEÑO (El moderno Sherlock Holmes)

1. Acto de dormir.
2. Representación en la fantasía de sucesos e imágenes mientras se duerme.
(Espasa-Calpe)

“Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad”
Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) Escritor y aviador francés

EL MODERNO SHERLOCK HOLMES (Sherlock Jr.) – 1924

Director Buster Keaton
Guion Clyde Bruckman, Jean Havez y Joe Mitchell
Fotografía Elgin Lessley y Byron Houck
Producción Buster Keaton Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 44m. B/N
Reparto Buster Keaton, Kathryn McGuire, Joe Keaton, Ward Crane, Erwin Connelly, Jane Connelly, George Davis, Doris Deane, Ruth Holly.

«Hay un viejo proverbio que dice: no intentes hacer dos cosas a la vez y esperar hacer justicia a ambas»

El proyeccionista de una sala de cine se queda dormido mientras trabaja e inicia un intenso sueño, en el que procede a atravesar la pantalla para vivir una trepidante aventura detectivesca con la que pretende recuperar la confianza de su prometida. Esta es la audaz propuesta argumental de la que, con casi toda seguridad, figura como la película más compleja y original de la filmografía de Buster Keaton, tanto por su sorprendente capacidad artesanal como por sus inusitados recursos de puesta en escena. En esta oportunidad, la digna, cáustica y melancólica comicidad del inexpresivo cómico era aderezada, no sólo por sus características gestas atléticas (antológica resulta en ese sentido la persecución final) sino por un prodigioso uso de los trucajes técnicos y de iluminación, que, todavía en la actualidad, siguen sorprendiendo a los operadores hollywoodienses. Por otro lado, la cinta ha influido enormemente en multitud de cineastas contemporáneos; tal es el caso de Woody Allen, que ejecutó un planteamiento de transición entre el sueño y la realidad análogo para dilucidar su emblemática fantasía romántica LA ROSA PÚRPURA DE EL CAIRO (1985).

Otras películas donde se reproduce el SUEÑO del personaje protagonista

La quimera del oro – Charles Chaplin (1925)
El mago de Oz – Victor Fleming (1939)
Fresas salvajes – Ingmar Bergman (1957)