Drama bélico

PARTISANO (La ascensión)

Miembro de un grupo civil organizado para la resistencia clandestina que actúa contra la autoridad o contra el ejército invasor. Esta denominación alude particularmente a los miembros de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. (google.com)

“Canto de aceros, no quiero matar. Último grito de rabia y se va Que no me llamen: ‘cobarde, traidor’. Partisano.” (canción Partisano)
Miguel Bosé (1956-) Músico, cantautor y actor hispano-panameño

LA ASCENSIÓN (Voskhozhdeniye) – 1977

ascension

Director Larisa Shepitko
Guion Larisa Shepitko y Yuri Klepikov
Fotografía Vladimir Chukhnov y Pavel Lebeshev
Música Alfred Shnitke
Producción Mosfilm
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 111m. Color
Reparto Boris Plotnikov, Vladimir Gostyukhin, Sergei Yakovlev, Lyudmila Polyakova, Viktoriya Goldentul, Anatoly Solonitsyn.

“Hay que inventar algo. Morir es lo más fácil. ¡Tenemos que salvarnos!”

Dos años antes de fallecer en un accidente automovilístico, Larisa Shepitko realizó esta apasionante crónica realista sobre las miserias de la Segunda Guerra Mundial en territorio soviético, tan poética, etérea y emocionalmente turbadora como aquel otro devastador alegato antibelicista suscrito en 1985 por su viudo esposo Elem Klimov, bajo el título de MASACRE: VEN Y MIRA. En esta ocasión, la injustamente desconocida cineasta ucraniana reconstruyó los brutales enfrentamientos que mantuvieron partisanos y campesinos bielorrusos con el enemigo nazi y sus colaboracionistas, en el invierno de 1942, para pormenorizar con una abrumadora franqueza expositiva el inexorable calvario al que se ven abocados dos antitéticos guerrilleros tras apartarse del resto del destacamento en busca de víveres, según el relato Sotnikov de Vasili Bykov. Una dramática alegoría a la supervivencia de obvias inflexiones místicas y complejas ramificaciones morales, realzada por su embriagador esteticismo, una sobresaliente partitura musical y un estremecedor conjunto de interpretaciones.

Otras películas protagonizadas por un PARTISANO

La infancia de Iván – Andrei Tarkovsky (1962)
Control en los caminos – Aleksey German (1971)
El duodécimo hombre – Harald Zwart (2017)

MINA (Land of mine [Bajo la arena])

Artefacto armamentístico preparado para hacer explosión al ser rozado, que se coloca estratégicamente enterrado en un lugar o sumergido en el agua. (lexico.com)
Las minas antipersona son un tipo de mina terrestre. Están diseñadas para matar o incapacitar a sus víctimas. Se utilizan para colapsar los servicios médicos enemigos, desmoralizar a sus tropas, y dañar vehículos no blindados. Por ello, se busca sobre todo que hieran gravemente o mutilen, y no tanto que maten, ya que las consecuencias de un herido en la guerra son más problemáticas que las de un muerto. Así, sus efectos más comunes son amputaciones, mutilaciones genitales, lesiones musculares y en órganos internos, o quemaduras. Se calcula que hay más de 110 millones de minas repartidas en más de 64 países (la mayoría en África). Cada año más de veintiséis mil personas mueren o sufren traumáticas mutilaciones debido a las explosiones de estas armas. Pueden permanecer activas durante más de cincuenta años después del fin de un conflicto. (Wikipedia)

“Son caminos de caminos, donde las piedras son las minas que van rompiendo huesos de la tierra que se queja, dejando invalida la esperanza” (canción Minas piedras)
Juanes (1972-) Cantante, compositor y músico colombiano

LAND OF MINE [BAJO LA ARENA] (Under sandet) – 2015

land

Director Martin Zandvliet
Guion Martin Zandvliet
Fotografía Camilla Hjelm
Música Sune Martin
Producción Amusement Park Films/Nordisk Film
Nacionalidad Dinamarca/ Alemania
Duración 100m. Color
Reparto Roland Møller, Louis Hofmann, Mikkel Boe Følsgaard, Laura Bro, Joel Basman, Oskar Bökelmann, Emil Buschow, Oskar Buschow.

“Nadie quiere ver alemanes aquí. Por lo que a nosotros respecta, solo sirven para retirar las minas alemanas de la costa occidental danesa. Minas que trajeron ustedes”

En su tercer largometraje, Martin Zandvliet decidió rescatar del olvido un conflicto post-bélico tan ignominioso como fue el resentido maltrato físico y psicológico infligido a los prisioneros de guerra alemanes (se calcula que murieron alrededor de seiscientos mil militares) por la desbocada cólera de los países que habían sido humillados por el poderoso Tercer Reich. El episodio preciso que ilustraba la película dentro de aquel deplorable contexto histórico no era otro que la abusiva e inmisericorde explotación de jóvenes soldados germanos, forzados a desactivar, sin apenas medios ni preparación, las miles de minas antipersona sembradas en la costa occidental danesa por el ejército nazi en previsión de una posible invasión aliada. Un encomiable ejemplar de cine antibelicista, tan sobrio como conmovedor, que rehuía de actitudes sesgadas o maniqueístas con voluntarioso aliento humanista, notable factura visual y un preciso e impactante sentido de la tensión, reforzado por unos sorpresivos giros argumentales. Mención especial para la verosimilitud e intensidad de sus interpretaciones.

Otras películas sembradas de MINAS ANTIPERSONA

Las tortugas también vuelan – Bahman Ghobadi (2004)
En tierra hostil – Kathryn Bigelow (2008)
Kajaki – Paul Katis (2014)

FUSILAMIENTO (La larga noche del 43)

El fusilamiento es la forma de aplicación de la pena capital en que al reo se le ejecuta mediante una descarga de disparos, por un pelotón de fusileros. Es un medio de matar legalmente reconocido durante siglos, especialmente en los delitos que deben ser juzgados por la justicia militar. Es muy común por tanto en tiempos de guerra, como forma de ejecución sumaria. Una de las particularidades del fusilamiento es que las ejecuciones pueden realizarse contra un grupo de personas, dando lugar a escenas como la de los fusilamientos tras el levantamiento del dos de mayo en Madrid. (Wikipedia)

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo” (novela Cien años de soledad)
Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor y periodista colombiano

LA LARGA NOCHE DEL 43 (La lunga notte del 43)- 1960

larga

Director Florestano Vancini
Guion Ennio De Concini y Pier Paolo Pasolini
Fotografía Carlo Di Palma
Música Carlo Rustichelli
Producción Ajace PC/Euro International Films
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 110m. B/N
Reparto Belinda Lee, Enrico Maria Salerno, Gabriele Ferzetti, Nerio Bernardi, Raffaella Carrà, Andrea Checchi, Alice Clements.

“Nunca olvidaré esta noche (…) Los encontré enfrente de mi casa, de la muralla del castillo. Parecían un montón de trapos abandonados en la acera. Y fue en ese momento cuando entendí lo que es nuestra vida…”

El impío fusilamiento de once antifascistas perpetrado por integrantes de las escuadras paramilitares de acción (Camisas Negras) en represalia al asesinato del regente federal Igino Ghisellini, según el más trágico de los relatos de trasfondo histórico (Una notte del ’43) integrados en el libro Cinque storie ferraresi de Giorgio Bassani, enlazado al romance adúltero entre un desertor del ejército y la infeliz esposa de un discapacitado farmacéutico sifilítico, ejercían como el doble eje central sobre el que pivotaba este brumoso melodrama pasional, ilustrado en aras a estimular la conciencia política y tener siempre presente las heridas del horror autócrata. Ópera prima de su comprometido realizador, infundida de un absoluto respeto por los preceptos neorrealistas, sobresale por su cuidado tratamiento visual (con una portentosa fotografía en blanco y negro de Carlo Di Palma) y unas emotivas interpretaciones, abanderadas por un impresionante Enrico Maria Salerno y la guapísima Belinda Lee, actriz inglesa que fallecería al año siguiente (con tan solo veinticinco años) en un accidente automovilístico.

Otras películas donde aparece un FUSILAMIENTO

Senderos de gloria – Stanley Kubrick (1957)
Los vencedores – Carl Foreman (1963)
El chacal de Nahueltoro – Miguel Littin (1969)

MANIQUEÍSMO (El viento que agita la cebada)

Actitud o interpretación de la realidad que tiende a valorar las cosas como buenas o como malas, sin términos medios. (google.com)

“La acción política sólo es maniquea en sus grados bajos, y el maniqueísmo tiene el efecto de camuflar el azar y la incertidumbre de la acción” (libro Mis demonios)
Edgar Morin (1921-) Filósofo y sociólogo francés

EL VIENTO QUE AGITA LA CEBADA (The wind that shakes the barley) – 2006

wind2

Director Ken Loach
Guion Paul Laverty
Fotografía Barry Ackroyd
Música George Fenton
Producción UK Film Council/Sixteen Films/TV3 Network Ireland/BIM Distribuzione/Filmstiftung Nordrhein-Westfalen/ Matador Pictures/Pathé/Regent Capital/Tornasol Films
Nacionalidad Irlanda/ Reino Unido/ Alemania/ Italia/ España/ Francia/ Bélgica/ Suiza
Duración 127m. Color
Reparto Cillian Murphy, Padraic Delaney, Liam Cunningham, William Ruane, Gerard Kearney, Orla Fitzgerald, Mary O’Riordan.

“Su presencia aquí es un crimen, una ocupación extranjera. Dígame qué se supone que debo hacer como demócrata. ¿Poner la otra mejilla durante otros setecientos años? ¡Es así!”

Sin abandonar su marcado carácter social de impronta realista, Ken Loach volvió a adentrarse en su intermitente revisión de acontecimientos históricos para documentar el punto álgido del fratricida conflicto armado que precedió al Tratado Anglo-irlandés (1921) y la consecuente creación del Irish Free State (1922). Tomando prestado el título de una balada escrita por el poeta Robert Dwyer Joyce y vinculada a la rebelión irlandesa de 1798, detallaba con apasionada intensidad narrativa la toma de conciencia de dos hermanos de origen campesino (uno de ellos, médico en ciernes) y los caminos divergentes por los que transitarán como miembros de la guerrilla que combate contra la dominación británica. El radicalismo izquierdista de su autor, enturbiado aquí por una incómoda propensión al maniqueísmo, denunciaba sin concesiones la barbarie de la represión imperalista mientras describía las actividades del IRA y sus contradicciones de clase con matizado idealismo, ciertos visos de complejidad y un sentido poso de amargura. A destacar la meritoria fotografía de Barry Ackroyd y la loable naturalidad de sus interpretaciones.

Otras películas que incurren en el MANIQUEÍSMO

Soy Cuba – Mikhail Kalatozov (1964)
Z – Constantin Costa-Gavras (1969)
J.F.K.: caso abierto – Oliver Stone (1991)

CAZA (El cazador)

Persecución de un animal para quitarle su libertad o matarlo, con fines simplemente deportivos o para alimentarse. Solo el hombre practica la caza por placer (…) Fue una de las primeras actividades humanas en procura de alimento, característica de los grupos nómadas, al igual que ciertos animales carnívoros como los lobos, leones o tigres (…) Se distingue entre caza mayor y menor. La primera comprende animales de mayor porte como jabalíes, ciervos y lobos; la segunda es de animales pequeños como liebres, palomas, conejos, etc. (deconceptos.com)

“Lo que hay que preguntarse no es si la caza es cruel o no lo es, sino qué procedimientos de caza son admisibles y qué otros no lo son”
Miguel Delibes (1920-2010) Novelista español

EL CAZADOR (The deer hunter) – 1978

cazador

Director Michael Cimino
Guion Deric Washburn
Fotografía Vilmos Zsigmond
Música Stanley Myers
Producción EMI Films/Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 183m. Color
Reparto Robert De Niro, Christopher Walken, Meryl Streep, John Savage, John Cazale, George Dzundza, Chuck Aspegren, Amy Wright.
* Stanley Myers – Cavatina

“A un venado hay que matarlo de un solo disparo. Se lo digo a todos, pero no me escuchan”

Crónica punzante y elegíaca sobre el desencanto, la perplejidad o el vacío existencial, entre otros irreversibles traumas, que conllevaron los dramáticos efectos de la guerra del Vietnam en toda una generación de norteamericanos, en esta ocasión, representados por una pequeña comunidad proletaria de origen eslavo asentada en Clairton (Pennsylvania). A través de una conciliación de grandeza e intimismo tan perspicaz e intensa como algo desproporcionada, la película estructuraba su extenso metraje en dos grandes bloques: un primer segmento de carácter costumbrista, que incidía en plasmar la amistad de tres obreros siderúrgicos (De Niro, Walken y Savage) pormenorizando la celebración y el banquete de una boda ortodoxa y realzando el casi sagrado ritual de la caza del ciervo en los montes Allegheny, y, una segunda parte, centrada en captar con crudo realismo su escalofriante participación en el horror de la contienda bélica (con el archievocado episodio de la ruleta rusa en el infecto campamento del Vietcong) y las devastadoras secuelas psicológicas que ésta trajo consigo.

Otras películas que tratan el mundo de la CAZA

La caza – Carlos Saura (1966)
Dersu Uzala – Akira Kurosawa (1975)
Los santos inocentes – Mario Camus (1984)