Drama bélico

SOLDADO (La balada del soldado)

Individuo que se ha alistado, voluntariamente o en cumplimiento de un servicio militar obligatorio, en las fuerzas armadas de un país soberano, recibiendo entrenamiento y equipo para defender a dicho país y sus intereses. En su condición de miembro de dichas fuerzas armadas, se convierte en un militar organizado en el ejército. (Wikipedia)

«Cualquiera que sea el tema de la conversación, un viejo soldado hablará siempre de guerra»
Antón Chéjov (1860-1904) Médico, escritor y dramaturgo ruso

LA BALADA DEL SOLDADO (Ballada o soldate) – 1959

Director Grigori Chukhrai
Guión Grigori Chukhrai y Valentin Ezhov
Fotografía Vladimir Nikolayev y Era Savelyeva
Música Mikhail Ziv
Producción Ministerstvo Kinematografii
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 89m. B/N
Reparto Vladimir Ivashov, Zhanna Prokhorenko, Antonina Maksimova, Aleksandr Kuznetsov, Nikolai Kryuchkov, Elza Lezhdey, Lev Borisov.

“A todos nosotros nos gustaría ir a casa, pero tenemos un trabajo que hacer aquí. Ésto es la guerra y nosotros somos soldados”

Acorde al proceso de humanización por el que atravesaba la cinematografía rusa, Chukhrai optó por desentenderse de los rigurosos parámetros del realismo socialista y, de ese modo, enfocar una situación con trasfondo bélico a través de un sentimiento antimilitarista y desmitificador del heroísmo, culminando un himno a la esperanza de enorme validez y trascendencia. Inspirándose en sus propias vivencias en el frente describió el breve permiso de un joven y azarosamente heroico soldado soviético en plena Segunda Guerra Mundial, así como el fugaz y sensitivo romance inconcluso que vive con una hermosa muchacha, a través de una ostentación de pureza, humanidad y ternura muy poco común, destinada a enaltecer con exorbitado lirismo e integridad moral la sencillez y fragilidad de sus auténticos personajes. Una película de una virtuosa planificación y un depurado gusto por el encuadre y la iluminación, agraciada en su momento con una treintena de premios en distintos certámenes, que forma parte de aquellos perennes e irrepetibles clásicos que nos legaría el cine soviético y perdura como la gran obra maestra en la filmografía de su insigne realizador.

Otras películas protagonizadas por un SOLDADO

Tiempo de amar, tiempo de morir – Douglas Sirk (1958)
La gran guerra – Mario Monicelli (1959)
El seductor – Don Siegel (1971)

PILLAJE (En cualquier lugar de Europa)

Robo o saqueo realizado con violencia aprovechando un descuido o la falta de defensa, especialmente el llevado a cabo de forma colectiva. (google.es)

“Es cobarde. La más cobarde forma de pillaje que ha inventado el hombre. Hunden un barco y ahogan a sus tripulantes por conseguir un puñado de fardos empapados. La mayor parte de la mercancía valiosa se guarda bajo cubierta y acaba siempre en el fondo del mar” (novela La iguana)
Alberto Vázquez-Figueroa (1936-) Novelista, periodista e inventor español

EN CUALQUIER LUGAR DE EUROPA (Valahol Európában) – 1948

Director Géza von Radványi
Guión Géza von Radványi, Béla Balázs, Judit Fejér y Félix Máriássy
Fotografía Barnabás Hegyi
Música Dénes Buday
Producción Mafirt
Nacionalidad Hungría
Duración 100m. B/N
Reparto Artúr Somlay, Miklós Gábor, Zsuzsa Banki, István Rozsos, György Bárdy, Laci Horváth, Lászlo Kémeny, András Rónay.

“¡No eras libre! Tú tenías que vagabundear, robar… Robar o morir de hambre. La libertad es cuando no estás obligado a sufrir, a hacer cosas malas y a lastimar a otros. La mayor cautividad es la pobreza”

Las menesterosas e iracundas tropelías que una salvaje cuadrilla de huérfanos llevan a cabo para sobrevivir en medio de una desolada Hungría post-bélica, así como la peculiar relación de afecto y cooperación que establecen en un castillo bombardeado con un solitario, excéntrico y derrotado director de orquesta, conforman el soporte argumental sobre el que gira este crudo llamamiento a la conciencia humana, cuya estupenda acogida a nivel internacional posibilitó el comienzo de una nueva era dentro de la restringida cinematografía magiar. Distinguida por una esplendorosa fotografía, la pureza y espontaneidad de sus interpretaciones y esa romántica atmósfera neorrealista que infunde en todo momento, esta vibrante, cruda y a la vez enternecedora réplica del pueblo húngaro a la conclusión de la Segunda Guerra Mundial deviene una nueva muestra de la aterradora capacidad de todo conflicto bélico para desatender la tolerancia y extraer los sentimientos terrenales más perniciosos y encolerizados, incluso de los seres más vulnerables e indefensos.

Otras películas con escenas de PILLAJE

La armada Brancaleone – Mario Monicelli (1966)
Los señores del acero – Paul Verhoeven (1985)
Capitán Conan – Bertrand Tavernier (1986)

INOCENCIA (Juegos prohibidos)

Algo inocente es lo que no es destructivo ni dañino. Aplicado a los seres humanos es la cualidad de alguien que no posee maldad ni ha cometido pecados, y es muy frecuente atribuirla a los niños (…) Se dice entre los adultos que alguien es muy inocente, cuando carece de conocimientos o experiencias vitales, lo que lo hace vulnerable a los actos maliciosos de sus semejantes. (deconceptos.com)

“El que se ruboriza ya es culpable; la verdadera inocencia no siente vergüenza por nada”
Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) Pensador, escritor, enciclopedista y filósofo franco-suizo.

JUEGOS PROHIBIDOS (Jeux interdits) – 1952

Director René Clément
Guión René Clément, Jean Aurenche y Pierre Bost
Fotografía Robert Juillard
Música Narciso Yepes
Producción Silver-Films
Nacionalidad Francia
Duración 89m. B/N
Reparto Briggitte Fossey, Georges Poujouly, Lucien Hubert, Jacques Marin, Amédée, Suzanne Courtal, Pierre Merouée, Laurence Badie.

“Verás, Paulette… Ya verás qué bien estarás. Estarás con muchas niñas como tú. Niñas que han tenido muchas desgracias. Sobre todo, no te muevas. Sé buena”

Manifiesto de inmaculada sencillez contra la atrocidad bélica y la alarmante magnitud de sus secuelas, construido a partir de un guión inspirado en la novela Les jeux inconnus de François Boyer, que representa una de las páginas más conmovedoras de la cinematografía francesa y, por supuesto, la cumbre creativa en la carrera de su reputado realizador. El lúgubre entorno fantástico que nace de la candorosa afinidad entre dos chiquillos galos (un travieso campesino y una angelical niña que acaba de presenciar la muerte de sus padres a causa de un ataque aéreo nazi) consiguió hermanar la gélida y minuciosa percepción realista de su autor con una adecuada profundidad psicológica hasta extraer un sensitivo y poético canto a la inocencia infantil en contraste con la interesada, ridícula e impasible catadura moral del mundo adulto. Asombrosa y enternecedora interpretación de la pequeña pareja protagonista, cuya tentativa de proseguir sus respectivas carreras una vez transcurrida su pubertad resulto del todo infructuosa, y antológica banda sonora compuesta por los virtuosos acordes a guitarra de Narciso Yepes.

Otras películas que plasman con emotividad y perspicacia la INOCENCIA infantil

El ídolo caído – Carol Reed (1948)
La guerra de los botones – Yves Robert (1962)
El espíritu de la colmena – Víctor Erice (1973)

COMANDANTE (La vida y nada más)

Conocido como ‘mayor’ en otros ejércitos, es un jefe militar de rango comprendido entre el de capitán y el de teniente coronel en algunos países. (Wikipedia)

“Los hombres son, básicamente, listos o tontos, y vagos o ambiciosos. Los tontos y ambiciosos son peligrosos, y me libro de ellos. A los tontos y vagos les asigno tareas mundanas. A los listos y ambiciosos les pongo en mi estado mayor. A los listos y vagos les hago comandantes”
Erwin Rommel (1891-1944) Militar y el más famoso mariscal de campo alemán durante la Segunda Guerra Mundial

LA VIDA Y NADA MÁS (La vie et rien d’autre) – 1989

Director Bertrand Tavernier
Guión Bertrand Tavernier y Jean Cosmos
Fotografía Bruno de Keyzer
Música Oswald D’Andrea
Producción Films A2/Little Bear/Hachette Première/AB Films
Nacionalidad Francia
Duración 135m. Color
Reparto Philippe Noiret, Sabine Azéma, Pascale Vignal, Maurice Barrier, François Perrot, Jean-Pol Dubois, Daniel Russo, Jean Champion.

“Usted debería olvidarse de él también. ¿Qué cree que va a encontrar, un apuesto joven de uniforme? Incluso si está vivo, si por algún milagro lo encuentra, tal vez desee no haberlo hecho nunca, porque le faltará la mitad de su cuerpo o la mitad de su cara”

El visionado de un documental de John Huston sobre la Segunda Guerra Mundial, concretamente LA BATALLA DE DE SAN PIETRO (1945), impulsó a Bertrand Tavernier, realizador de enorme sensibilidad y responsabilidad civil, a adentrarse en el dolor que conlleva todo conflicto bélico y denunciar esa imperecedera farsa que, a través de vocablos tan hipócritas como heroicidad o patriotismo, siguen intentando vender los poderes fácticos en un mundo cada vez más deshumanizado. Conocedor de la severidad de tal propuesta, fortaleció el aspecto humano y emotivo en perjuicio del horror y la desazón que comporta un discurso antimilitarista con el propósito de estructurar la hermosa relación que se establece entre una dama parisina de la alta sociedad, que, recién finalizada la Gran Guerra, busca afanosamente a su esposo, y el arisco comandante (magistral Noiret) que dirige el centro encargado de identificar a los desaparecidos durante la contienda. Ambientada en azulados y grisáceos paisajes estériles y expuesta con un compás perceptivamente armonioso, despunta aún en la actualidad como una de las obras mayores de su autor.

Otras películas protagonizadas por un COMANDANTE

Paso al noroeste – King Vidor (1940)
Operación Pacífico – Blake Edwards (1959)
Reflejos en un ojo dorado – John Huston (1967)

MACHETE (La primera carga al machete)

Herramienta de corte, también utilizada como arma; es como un cuchillo largo, pero más corto que una espada. Comúnmente mide menos de 60 cm y tiene un solo filo. Se utiliza para segar la hierba, cortar la caña de azúcar, podar plantas, abrirse paso en la selva o como arma blanca. (Wikipedia)

“El machete es partícipe y testigo de la cultura colombiana como objeto que logra representar el carácter dual de nuestra historia. Representa al mismo tiempo muerte y vida. Protagonista en la guerra como arma y al mismo tiempo elemento esencial en las labores diarias del campesino”
Laura Antonia Coral (1988-) Artista colombiana

LA PRIMERA CARGA AL MACHETE (La primera carga al machete) – 1969

machete3

Director Manuel Octavio Gómez
Guión Manuel Octavio Gómez, Alfredo del Cueto, Jorge Herrera y Julio García Espinosa
Fotografía Jorge Herrera
Música Leo Brouwer y Pablo Milanés
Producción IAIC
Nacionalidad Cuba
Duración 84m. B/N
Reparto José Antonio Rodríguez, Adolfo Llauradó, Omar Valdés, Idalia Anreus, Eduardo Moure, Raúl Pomares, Carlos Bermúdez, Ana Viñas.

“La historia de muchos países está plagada de rebeliones donde se ha luchado con sus herramientas de trabajo: con hachas, con hoces, con guadañas… Y nosotros hemos usado la nuestra: el machete”

Manuel Octavio Gómez, figura eminente de la ICAIC por su decisiva contribución al lenguaje cinematográfico patrio, ratificó su encomiable inquietud por aproximarse a los conflictos sociales de su época o pretéritos con esta reconstrucción histórica de cismática heterogeneidad acerca de un episodio embrionario de la llamada Guerra de los Diez Años (1868-1878), como fue la sañuda toma de Bayamo por el ejército independentista cubano, dirigido y encabezado machete en mano por el valeroso mayor general Máximo Gómez. Dedicada a la periodista y militante anticolonialista francesa Michèle Firk, que se había suicidado ese mismo año, deviene una impulsiva oda al compromiso revolucionario y al determinante protagonismo bélico del tradicional cuchillo, cuyos efectos de crudeza e inmediatez expresiva fluían de un tratamiento de falso documental tan desaliñado en su proceso narrativo como inusitado en su promiscuo tratamiento plástico. A destacar la participación de Pablo Milanés en una suerte de trobador, interpretando sus propias canciones en los emplazamientos donde transcurren los hechos.

Otras películas con presencia del MACHETE

La esposa del mar – Bob McNaught (1957)
Hotel Rwanda – Terry George (2004)
Munyurangabo – Lee Isaac Chung (2007)