Crimen

OCASO (El hombre clave)

Decadencia, pérdida de importancia, valor o fuerza que ostentaba algo o alguien. (definicionabc.com)

“Contigo el tiempo, ese payaso, se morirá de risa; verá que llega con retraso volando tan deprisa. Demoraremos el ocaso huyendo de las prisas; yo quiero amarte paso a paso, con pausas insumisas” (canción Arrebato)
Luis Eduardo Aute (1943-) Músico, cantautor, director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta español

EL HOMBRE CLAVE (The nickel ride) – 1974

Director Robert Mulligan
Guión Eric Roth
Fotografía Jordan Cronenweth
Música Dave Grusin
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. Color
Reparto Jason Miller, Linda Haynes, Victor French, John Hillerman, Bo Hopkins, Bart Burns, Richard Evans, Lou Frizzell, Mark Gordon.

“El negocio se apaga. Las cosas cambian: gente nueva, caras nuevas… y sangre”

Que el recibimiento final de crítica y público no es por costumbre, ni de lejos, equiparable a la categoría intrínseca del producto queda sobradamente demostrado con este excepcional thriller negro de corte psicológico, pues si bien hoy permanece como uno de los largometrajes más relevantes y personales de Robert Mulligan, en su día significó, paradójicamente, un rotundo revés comercial que menoscabó la desigual trayectoria de su realizador y malogró la evolución profesional de sus persuasivos protagonistas. A partir de un espléndido guión original de Eric Roth, la película desarrollaba una circunspecta e imperturbable radiografía del turbio porvenir de un privilegiado trabajador del crimen organizado, alicaído y descentrado ante el inexorable cariz que acarrea el ocaso de su época y el inicio de un nuevo período en el negocio donde él no parece tener cabida. El aventajado componente de la denominada generación de la televisión manejó este lacónico y aflictivo relato por medio de una atmósfera tan enrarecida como claustrofóbica y evidenció su notable disposición para la dirección de actores.

Otras películas que describen el OCASO profesional de su protagonista

Candilejas – Charles Chaplin (1952)
Broadway Danny Rose – Woody Allen (1984)
Sin perdón – Clint Eastwood (1992)

FEBRERO (La matanza del día de San Valentín)

Segundo mes del año en el calendario gregoriano. Tiene 28 días y 29 en los años bisiestos (…) Fue llamado así en honor a las ‘februa’ en las Lupercales, el festival de la purificación en la Antigua Roma: los sabinos celebraban una fiesta anual de purificación que llamaban ‘februa’, en una fecha que hoy se identifica como el 15 de febrero. Tras la fundación de Roma y el posterior surgimiento del Imperio Romano, la urbe dominante tomó prestado el nombre de las fiestas ‘februas’ para designar el mes en que estas tenían lugar, que por entonces era el último del año. (Wikipedia)

“Yo no quiero un amor civilizado, con recibos y escena del sofá, yo no quiero que viajes al pasado y vuelvas del mercado con ganas de llorar. Yo no quiero vecinas con pucheros, yo no quiero sembrar ni compartir, yo no quiero catorce de febrero, ni cumpleaños feliz” (canción Contigo)
Joaquín Sabina (1949-) cantautor, poeta y pintor español

LA MATANZA DEL DÍA DE SAN VALENTÍN (The St. Valentine’s day massacre) – 1967

Director Roger Corman
Guión Howard Browne
Fotografía Milton Krasner
Música Fred Steiner y Lionel Newman
Producción Los Altons Production
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 99m. Color
Reparto Jason Robards, George Segal, Ralph Meeker, Joseph Campanella, Clint Ritchie, Jean Hale, Jack Nicholson, Bruce Dern, John Agar.

“Debe ser nuevo en esta ciudad, señor. Solo Al Capone mata así”

Una voz en off nos introduce en el legendario Chicago de los bajos fondos revelándonos ciertos datos biográficos para presentar a los sujetos que intervendrán en la recreación de uno de los episodios más famosos en los anales del hampa, como fue la masacre acontecida el 14 de febrero de 1929 y que puso fin a las trifulcas que mantenían las bandas rivales de Al Capone y Bugs Moran. Las circunstancias que precedieron a dicho incidente fueron graduadas con flemática objetividad por Corman, quien, acostumbrado a extraer el máximo rendimiento a limitados recursos técnicos y económicos, aprovechó una dotación presupuestaria de mayor holgura para llevar a cabo una reconstrucción ambiental decorosa, singular y refinada, de un cierto cariz semidocumental y una absoluta carencia de juicios morales, que evidenciaba un singular tacto a la hora de utilizar recursos como el flashback o la elipsis. Agresiva, punzante y dinámica, presume de un atractivo y copioso reparto masculino, nutrido de nombres que más adelante proporcionarían interesantes momentos dentro del género gangsteril.

Otras películas cuyo desarrollo argumental acontece durante el mes de FEBRERO

Orfeo negro – Marcel Camus (1959)
23 F: La película – Chema de la Peña (2011)
Verano en febrero – Jonathan Smith (2013)

TACITURNIDAD (El silencio de un hombre)

Estado morboso que se caracteriza por un comportamiento pasivo, silencioso y que generalmente se asocia a un estado depresivo. (diccionariomedico.net)

“El silencio no debe considerarse como la sabiduría de los necios, sino como la honra de los hombres sabios, que poseen no el defecto sino la virtud de la taciturnidad”
Thomas Browne (1605-1682) Médico y escritor inglés

EL SILENCIO DE UN HOMBRE (Le samourai) – 1967

Director Jean-Pierre Melville
Guión Jean-Pierre Melville y Georges Pellegrin
Fotografía Henri Decae
Música François de Roubaix
Producción Filme1/CICC/Fida
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 105m. Color
Reparto Alain Delon, François Périer, Nathalie Delon, Cathy Rosier, Jean-Pierre Posier, Jacques Leroy, Michel Boisrond, Robert Favart.

“No hay soledad más profunda que la del samurái… salvo la de un tigre en la selva… tal vez…”

Posiblemente la obra cumbre del realizador francés, y, sin ningún titubeo, una de las muestras de cine policíaco europeo más auténticas, transgresoras e influyentes de todos los tiempos. Esta implacable adaptación de la novela Ronin de Joan McLeod sobre el ritual cotidiano por la supervivencia de un asesino a sueldo taciturno e imperturbable evidencia mejor que otro título el atmosférico, minucioso y amanerado estilo de su autor, cimentado en una sublime cohesión entre su turbadora belleza visual y una alocución flemática, nihilista y filosófica hasta el agotamiento. Encauzada a modo de una tragedia griega, inauguró una especie de trilogía negra melvilliana protagonizada por un hermético Alain Delon y completada con CÍRCULO ROJO (1970) y CRÓNICA NEGRA (1972), en la que se establecieron algunas de las pautas que sustentarían la futura carrera del actor, quien, por cierto, rubricó aquí una de sus más solemnes caracterizaciones. Cabe destacar, además, la angustiante y uniforme partitura de François de Roubaix y una fotografía de tonos grises sencillamente magistral a cargo de Henri Decae.

Otras películas caracterizadas por la TACITURNIDAD de su personaje protagonista

Django – Sergio Corbucci (1966)
Whisky – J.P.Rebella y P.Stoll (2004)
El aura – Fabián Bielinsky (2005)

CONDUCTOR (Una historia del Bronx)

Persona capacitada para conducir el mecanismo de dirección o va al mando de un vehículo de motor contratada para transportar a personas, mercancías o animales.​ (Wikipedia)

“El cartero quiere un autógrafo. El conductor del taxi quiere una foto. La camarera quiere un apretón de manos. Todo el mundo quiere un pedazo de ti”
John Lennon (1940-1980) Músico, compositor y cantante británico

UNA HISTORIA DEL BRONX (A bronx tale) – 1993

Director Robert De Niro
Guión Chazz Palminteri
Fotografía Reynaldo Villalobos
Música Butch Barbella
Producción Tribeca Productions/Savoy Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 122m. Color
Reparto Robert De Niro, Chazz Palminteri, Lillo Brancato, Francis Capra, Taral Hicks, Katherine Narducci, Joe Pesci, Clem Caserta.

“No hace falta valor para apretar un gatillo, pero sí para levantarte cada día y vivir de tu trabajo”

Apreciable ópera prima como realizador de Robert De Niro, basada en el monólogo teatral homónimo de Chazz Palminteri, que invocaba diversos pasajes autobiográficos de ambos al expresar con llaneza la relación de afecto, amparo y admiración que une a un cabecilla mafioso del neoyorquino barrio del Bronx con el hijo adolescente de un íntegro conductor de autobús italoamericano, allá por los años sesenta. Película de exquisitas hechuras, intensas sensaciones y múltiples tonalidades, cobijada en la insigne precisión de sus diálogos y en una cadencia narrativa tan dinámica como escurridiza, deviene una sensible exhortación a la ética del deber paterno y su intrínseca responsabilidad en fomentar la humildad, el talento, el esfuerzo y la honestidad, entre otros otros conceptos, en detrimento de la divagación por los inciertos y cada vez más transitados caminos del poder, el dinero fácil y la ambición sin mesura. Interpretada con sobriedad y puro nervio scorsesiano, presume además de una espectacular banda sonora integrada por una veintena de grandes canciones de diferentes estilos.

Otras películas protagonizadas por un CONDUCTOR de autobús

Mr. Thank-you – Hiroshi Shimizu (1936)
El frasco – Alberto Lecchi (2008)
Paterson – Jim Jarmusch (2016)

METICULOSIDAD (Círculo rojo)

Cuidado y atención que se pone en una cosa que requiere gran precisión. (oxforddictionaries.com)

“En el fragor del encarnizado y ceremonioso forcejeo, Amaranta Ursula comprendió que la meticulosidad de su silencio era tan irracional, que habría podido des­pertar las sospechas del marido contiguo, mucho más que los estrépitos de guerra que trataban de evitar” (novela Cien años de soledad)
Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor, guionista, editor y periodista colombiano

CÍRCULO ROJO (Le cercle rouge) – 1970

Director Jean-Pierre Melville
Guión Jean-Pierre Melville
Fotografía Henri Decae
Música Éric Demarsan
Producción Euro International Film/Les Films Corona/Selenia Cinematografica
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 140m. Color
Reparto Alain Delon, Yves Montand, François Périer, André Bourvil, Gian Maria Volonté, Jean Champion, Yves Arcanel, Jean Pignol.

“Todos los hombres son culpables. Nacen inocentes, pero no les dura mucho”

Uno de los mejores thrillers policíacos de la cinematografía francesa, donde Melville confió por segunda vez en la inquietante personalidad de Alain Delon para que diera vida con hermético romanticismo a otro de aquellos solitarios, estoicos y calculadores antihéroes sin prejuicios que tanto les gustaba componer a ambos. La puntillosa y decadente crónica del atraco a una joyería ubicada en la plaza Vendôme de París resultó una coartada perfecta para que el ahora reivindicado cineasta depurara la vertiente psicológica de su particular estilo e incidiera en su consustancial percepción fatalista de la humanidad; la cual, en su opinión, avanza a expensas del geométrico dictamen de la providencia, tal y como vaticina la cita de Rama Krishna pronunciada al inicio de la película. Dirigida con sobrada firmeza y exactitud detallista, como demuestra la extraordinaria secuencia del meticuloso robo, y provista de un sentido metafísico puramente melvilliano, presume de un reparto masculino de lo más espectacular, en el que todos sus intérpretes bordan sus respectivos papeles.

Otras películas sobre robos perpetrados con absoluta METICULOSIDAD

Rififi – Jules Dassin (1955)
Objetivo: banco de Inglaterra – Basil Dearden (1959)
Plan oculto – Spike Lee (2006)