Crimen

METRALLETA (A tiro limpio)

Arma de fuego portátil, con cañón de poca longitud, que dispara balas de manera sucesiva e ininterrumpida mientras se aprieta el gatillo. (Wikipedia)

«Había comenzado la cansina votación nominal. Faltaban pocos segundos para las 18.20, hora española, cuando en el hemiciclo apareció un tricornio de la guardia civil bajo el cual no me costó identificar los bigotazos del teniente coronel Tejero. Tras él irrumpieron efectivos del cuerpo en ropas de campaña. Sonaron ráfagas de metralleta. Tejero pegó un tiro por su cuenta y alguien gritó: ‘¡Todos al suelo!'»
José García Martínez-Calín ‘PGarcía’ (1932-) Humorista, guionista de televisión, historietista y escritor español.

A TIRO LIMPIO (A tiro limpio) – 1963

tiro5

Director Francisco Pérez-Dolz
Guion Francisco Pérez-Dolz, Miguel Cussó y José María Ricarte
Fotografía Francisco Marín
Música Francisco Martínez
Producción Producciones Balcázar
Nacionalidad España
Duración 86m. B/N
Reparto José Suárez, Luis Peña, Carlos Otero, Joaquín Navales, Gustavo Re, Carolina Jiménez, María Asquerino.

«¿Tú qué decides? Necesitamos metralletas y otro tipo de confianza, pero, ojo, que no quiero ‘chorizos’. Si no, lo haremos nosotros solos (…) Entre los cuatro vamos a traer a la policía de cabeza. Un par de golpes que harán historia y a veranear al otro lado de la frontera»

Apreciado en su faceta como ayudante de dirección en algunos de los mejores exponentes del cine policíaco de matriz barcelonesa, Pérez-Dolz inició su casi fugaz trayectoria como realizador con este áspero, lacónico y ambivalente thriller de esencia trágica y fatalista, libremente inspirado en las andanzas delictivas de los legendarios maquis Francesc Sabater y Josep Lluís Facerías. Aportando un verista y poco complaciente retrato cotidiano con trasfondo social de la Ciudad Condal de finales de los cincuenta, atemperado con la inclusión de entornos tan cercanos y reconocibles como el Mercat del Born, la plaza de la Catedral, el Hospital Clínic o los alrededores del Camp Nou, exponía con elíptica sequedad descriptiva e inusitada fortaleza expresiva las alevosas y fatídicas relaciones entre los cuatro integrantes de una banda de atracadores. Una banda sonora de corte jazz y un enfatizado contraste de luces y sombras pulimentaban esta persuasiva intercesión entre el cine negro americano y el renovador ‘film noir’ francés, que, en su día, no obtuvo la estimación merecida, entre otras razones, debido a una pésima distribución comercial.

Otras películas donde se utiliza alguna que otra METRALLETA

Metralleta ‘Stein’ – José Antonio de la Loma (1975)
Jungla de cristal – John McTiernan (1988)
Malditos bastardos – Quentin Tarantino (2009)

JUGADOR (Bob el jugador)

1. Persona que se dedica asiduamente a un juego.
2. Persona que es muy aficionada a los juegos de azar. (Oxford Dictionaries)

«En una cálida tarde de verano, en un tren con destino a ninguna parte, me encontré con el jugador. Los dos estábamos demasiado cansados para dormir, así que nos turnamos para mirarlo por la ventana en la oscuridad. Cuando el aburrimiento se apoderó de nosotros, empezó a hablar…» (canción The gambler)
Kenny Rogers (1938-2020) Cantautor y actor estadounidense

BOB EL JUGADOR (Bob, le flambeur) – 1956

bob

Director Jean-Pierre Melville
Guion Jean-Pierre Melville
Fotografía Henri Decaë
Música Eddie Barclay y Jo Boyer
Producción Rialto Pictures
Nacionalidad Francia
Duración 98m. Color
Reparto Roger Duchesne, Isabelle Corey, Daniel Cauchy, Guy Decomble, Claude Cerval, Simone Paris, Howard Vernon.

«La suerte, su antigua amante, le hizo olvidar la razón por la que estaba allí…»

En su cuarto largometraje, Jean-Pierre Melville cambió radicalmente de registro para acometer su primera aproximación al polar (film-noir o cine policíaco) francés, género que cultivaría a partir de entonces y del que se erigiría en su principal referente. Sirviéndose del recurso de la voz en off para adentrarnos en el evocador despertar de Pigalle, en sus prolegómenos, y para conducir la descripción del frustrado golpe al casino de Deauville, en su último tramo, pormenorizaba con espíritu mordaz y nostálgico el fatalista deambular por los noctámbulos ambientes de Montmartre de un hermético y bienquisto jugador empedernido de pasado gangsteril (inmortalizado por Roger Duchesne, en el gran papel de su vida). La sutil armonía entre realismo y entelequia de su hermoso tratamiento formal, con el operador Henri Decaë como máximo responsable, junto a su aromática, sensible y apasionada caligrafía fílmica influenciaron sobremanera a los futuros cineastas de la Nouvelle Vague. Escueta contribución actoral de Howard Vernon, amigo íntimo del realizador y protagonista de su magistral ópera prima, EL SILENCIO DEL MAR.

Otras películas protagonizadas por un JUGADOR empedernido

El jugador – Karel Reisz (1974)
Phoenix – Danny Cannon (1998)
Rounders – John Dahl (1998)

TOPO (Infiltrados)

Persona que se introduce de incógnito en una organización con el fin de averiguar sus planes y actividades, y denunciarlas o comunicarlas a aquellos para quien trabaja. (lexico.com)

«No te olvides del caso de Eli Cohen, el espía israelí que llegó a ocupar una alta posición en el gobierno de Siria, hasta que lo descubrieron y lo ahorcaron. Y hay quienes están convencidos de que Henry Kissinger era un topo de los soviéticos» (novela La madre de todas las conspiraciones)
Servando González (-) Historiador y semiólogo cubano

INFILTRADOS (The departed) – 2006

departed

Director Martin Scorsese
Guion William Monahan
Fotografía Michael Ballhaus
Música Howard Shore
Producción Warner Bros./Plan B Entertainment/IEG Virtual Studios/Vertigo Entertainment/Media Asia Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 149m. Color
Reparto Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson, Mark Wahlberg, Vera Farmiga, Alec Baldwin, Martin Sheen, Ray Winstone.
* The Rolling Stones – Gimme shelter

«Cuando te decides a ser algo, puedes serlo. Eso es lo que no te dicen en la Iglesia. Cuando tenía tu edad, decían que podíamos ser policías o criminales. Hoy lo que te digo es: cuando estás frente a una pistola cargada, ¿cuál es la diferencia?»

La Academia enmendó su reiterado desaire a la esencial trayectoria de Scorsese (acumulaba ya ocho nominaciones fallidas) otorgándole el Oscar como mejor director por esta respetuosa adaptación del testosterónico e influyente thriller hongkonés INFERNAL AFFAIRS (2002) de Andrew Lau y Alan Mak. Trasladando la acción a los perniciosos ambientes del crimen organizado de Boston, alternaba el distanciamiento dramático con la violencia más iracunda para trazar el unísono recorrido por los tortuosos hábitos del engaño, el falseamiento y la ocultación al que se enfrentan un bisoño policía (Di Caprio) infiltrado como topo en el seno de la mafia católico-irlandesa y un adiestrado gángster (Damon) introducido en el grupo de élite de Investigaciones Especiales de Massachusetts. La sombra de la desconfianza y el espíritu de la traición planean constantemente sobre este vibrante, ambiguo y confuso policíaco, que sobresale por su agilidad descriptiva, la siempre impetuosa labor de montaje a cargo de Thelma Schoonmaker y unas interpretaciones tan matizadas que exculpan la irritante tendencia al exceso gratuito de Jack Nicholson.

Otras películas determinadas por la presencia de un TOPO

Encadenados – Alfred Hitchcock (1946)
Donnie Brasco – Mike Newell (1997)
El topo – Tomas Alfredson (2011)

COCAÍNA (El precio del poder)

Potente estimulante del sistema nervioso central y una de las drogas más adictivas y peligrosas. Se trata de una droga que se obtiene a partir del procesamiento químico de las hojas del arbusto de coca Erythroxylum coca. A finales del siglo XIX, se consiguió aislar el principio activo contenido en estas hojas y surgieron diversas formas de consumo de la cocaína (esnifada, fumada, inyectada, etc.) que producen efectos más rápidos e intensos que la hoja mascada y por tanto aumentan el riesgo de desarrollar adicción y dependencia. (pnsd.sanidad.gob.es)

«Ella endulzó la hiel de este dolor que me hizo cruel. Cocaína, sé que al fin me has de matar, me asesinas, pero calmas mi pesar. Si me dejas todo es sombra en mi vivir, sé que al fin me has de matar, pero no me dejes sufrir» (canción El tango de la cocaína)
Josep Amich (1888-1965) Autor dramático, realizador de cine y periodista español

EL PRECIO DEL PODER (Scarface) – 1983

scarface4

Director Brian De Palma
Guion Oliver Stone
Fotografía John A. Alonzo
Música Giorgio Moroder
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 163m. Color
Reparto Al Pacino, Steven Bauer, Michelle Pfeiffer, Mary Elizabeth Mastrantonio, Robert Loggia, Miriam Colon, F. Murray Abraham.

«Necesitáis personas como yo para poder señalarlas con el dedo, y decir, ése es el malo. Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos? No sois buenos. Simplemente sabéis esconderos, sabéis mentir. Yo no tengo ese problema, yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento»

Haciendo un intervalo en sus latosos reciclajes hitchcockianos, De Palma aceptó el desafío de actualizar la legendaria película homónima escrita por Ben Hecht y dirigida por Howard Hawks en 1932 (de ahí la dedicatoria final a ambos), inspirada en la fulgurante trayectoria criminal del famoso gangster Al Capone. Apoyándose en un guion a todas luces excesivo, esbozado en tierras francesas por Oliver Stone mientras trataba de poner fin a su adicción a la cocaína, describía con un poderoso hálito visual y narrativo el ascenso, auge y caída del ficticio Tony Montana, un refugiado cubano ambicioso, neurótico y despiadado que se instalaría en Miami para forjar un auténtico imperio del narcotráfico a base de plomo y sangre. En un poderoso alarde de histrionismo, Al Pacino protagonizaba este thriller catártico y subversivo, de un desaforado e impetuoso acento operístico, que tuvo serios problemas con la censura debido a su visceral y efectista tratamiento de la violencia, especialmente contrastable en la sádica escena de la motosierra. Mención especial para la perturbadora música electrónica de Giorgio Moroder.

Otras películas donde se consume COCAÍNA

Pulp Fiction – Quentin Tarantino (1994)
Réquiem por un sueño – Darren Aronofsky (2000)
El lobo de Wall Street – Martin Scorsese (2013)

KATANA (Kill Bill. Volumen 1)

Tipo particular de sable de filo único, curvado, tradicionalmente utilizado por los samuráis. Su tamaño más frecuente ronda el metro de longitud y el kilo de masa. El tipo de katana más difundido en la actualidad es el conocido como «Oda Nobunaga», en alusión al daimyō creador de dicho modelo, de hoja curva y alrededor de un metro de longitud total. (Wikipedia)

«Me dice que aguante y no me da la gana, yo vine a llevármelo to por delante. Es mi cante hondo y me sana, el alma me pide que grite. Lo llevo en la sangre como una katana, partiéndolo busco mi rama. Yo soy una errante, la tierra es mi mama, me dice que pise en la llama y yo voy» (canción Aguante)
Mala Rodríguez (1979-) Cantante española de rap

KILL BILL. VOLUMEN 1 (Kill Bill: Volume 1) – 2003

kill

Director Quentin Tarantino
Guion Quentin Tarantino
Fotografía Robert Richardson
Música Varios
Producción Miramax/Band Apart
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 110m. Color
Reparto Uma Thurman, Lucy Liu, Daryl Hannah, Vivica A. Fox, Sonny Chiba, Chiaki Kuriyama, David Carradine, Michael Madsen.
Bernard Herrmann – Twisted nerve

“Acabo de fabricar lo que hace veintiocho años juré no volver a crear. He creado una herramienta de muerte y lo he hecho con éxito. He hecho esto porque, filosóficamente, me solidarizo con tu propósito. Puedo decir sin presunción que ésta es mi mejor espada. Si en tu viaje los dioses se interponen en tu camino, este acero los atravesará”

Tras un paréntesis de seis años sin ponerse detrás de las cámaras, Tarantino presentó su esperada cuarta realización como un entusiasta ejercicio de osadía narrativa, formal y conceptual, dividido por demanda de los productores en dos películas de cinco capítulos acronológicos (cada una) a causa de la innegociable negativa del cineasta a renunciar a parte de su extenso metraje. Entre esta primera entrega, urdida a través de un insolente ensamblaje de géneros y subgéneros (spaghetti western, anime, gore, chanbara o artes marciales, entre otros), y su continuación, KILL BILL. VOLUMEN 2 (2004), menos adrenalínica pero igualmente saturada de homenajes, citas, guiños y referencias, se representaba la frenética venganza, katana en mano, que emprendía una ex sicaria de élite, tras superar un coma de cuatro años, contra los antiguos compañeros que pretendieron asesinarla estando embarazada y a punto de casarse. Exultante presencia de Uma Thurman, acertada recuperación de David Carradine y ecléctica selección musical, como siempre en su autor, para este insolente paradigma de la posmodernidad cinematográfica.

Otras películas con protagonismo de una KATANA

Sanjuro – Akira Kurosawa (1962)
La espada del mal – Kihachi Okamoto (1966)
El último samurai – Edward Zwick (2003)