Serge Reggiani

CARPINTERO (París, bajos fondos)

Persona que por oficio trabaja y labra madera, ordinariamente común. (RAE)

“Cualquier imbécil puede derribar un granero pero se necesita un buen carpintero para construir uno”
Lyndon B. Johnson (1908-1973) Trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos

PARÍS, BAJOS FONDOS (Casque d’or) – 1952

Director Jacques Becker
Guion Jacques Becker y Jacques Companeez
Fotografía Robert Lefebvre
Música George Van Parys
Producción Speva Film/Paris Film
Nacionalidad Francia
Duración 96m. B/N
Reparto Simone Signoret, Serge Reggiani, Claude Dauphin, Gaston Modot, Raymond Bussieres,

“Oye, Georges. Fue Leca quien te denunció. Lo he sabido esta mañana. Lo ha hecho para librarse de ti y conseguir a Marie”

Partiendo de un verídico caso de crónica judicial acaecido a principios del pasado siglo, Becker realizó este hermoso, poético e inmaculado melodrama de pasiones trágicas que persiste como una de las grandes e irrepetibles obras maestras de la historia del cine francés. Esta crónica amorosa marcada por las leyes del destino entre un humilde carpintero del barrio de Belleville y una bella prostituta apodada Casque d’Or, a su vez objeto de deseo del cabecilla de una banda de hampones de poca monta, fue tratada por el aventajado discípulo de Jean Renoir con una estilizada sensibilidad, tensión y lirismo, constituyendo un valioso exponente de su depuración formal, así como de su concepción trágica pero al mismo tiempo humana de la vida. Mas allá de su elaborada reconstrucción ambiental, que recreaba a la perfección el París popular y “canaille”, sobresale su dirección artística, la sublime música de Georges Van Parys y las magníficas composiciones de Reggiani y Signoret. Imposible resulta para todo cinéfilo que se precie olvidar las escenas del baile o los momentos de exacerbado romanticismo a orillas del Sena.

Otras películas protagonizadas por un CARPINTERO

La tienda en la calle Mayor – Ján Kadár, Elmar Klos (1965)
El hijo – Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne (2002)
The confirmation – Bob Nelson (2016)

HIERATISMO (Contraté un asesino a sueldo)

Inmovilidad, rigidez y falta de expresividad en el aspecto exterior, en los movimientos, en los gestos, etc. (google.com)

“Lanthimos, como casi todos sus contemporáneos en el cine heleno, se ciñe a una métrica concisa, un hieratismo casi sobrecogedor, unos personajes perdidos y una puesta en escena que potencia aún más su soledad y aislamiento por mucho que siempre estén rodeados de gente”
Quim Casas (1959-) Crítico cinematográfico español

CONTRATÉ UN ASESINO A SUELDO (I hired a contract killer) – 1990

sueldo2

Director Aki Kaurismäki
Guión Aki Kaurismäki
Fotografía Timo Salminen
Música Varios
Producción Channel Four/Esselte/Finnkin
Oy/Megamania/Pandora/Filmproduktion/Pyramide/Svensk Filmindustri/Villealfa
Nacionalidad Finlandia/ Gran Bretaña/ Alemania/ Suecia/ Francia
Duración 79m. Color
Reparto Jean Pierre Léaud, Margi Clarke, Kenneth Colley, T.R. Bowen, Angela Walsh, Imogen Claire, Cyril Epstein, Serge Reggiani.
* Billie Holiday – Time on my hands

“Usualmente el precio para casos fáciles es mil libras por adelantado. No lo hacemos con políticos u hombres de negocios; demasiado riesgo. Pago en efectivo. Entrega dentro de dos semanas o le devolvemos el dinero. Se espera silencio mutuo. ¿Aún le interesa?”

Al ser abusivamente despachado de su modesto y tedioso empleo como oficinista, un retraído francés afincado en Londres (asombroso Jean-Pierre Léaud) decide finiquitar su desdichada existencia contratando los servicios de una organización criminal; pero un repentino, azaroso e inoportuno flechazo con una vendedora de flores trastocará todos sus planes. Este sucinto e interesante planteamiento argumental se convirtió en manos de Aki Kaurismäki en una tragicomedia negra ideal para proseguir su particular desnaturalización del lenguaje fílmico. Apelando a sus consabidos recursos gramáticos (aplastante concisión en el encuadre, inflexible manejo del silencio y la elipsis, cromatismo primario e irreal, parquedad dialéctico o un extravagante hieratismo interpretativo) se dosificaban una multitud de géneros, evocaciones y referencias (el entrañable patetismo cómico de la Ealing, un asfixiante suspense a lo Hitchcock, la angustiosa desnudez poética de Bresson o, incluso, Melville y su depuración estética de la fatalidad) hasta componer una amarga e hipnotizante reflexión sobre el azar y su inmutable propensión al capricho.

Otras películas determinadas por su HIERATISMO interpretativo

La palabra – Carl Th. Dreyer (1955)
Fahrenheit 451 – François Truffaut (1966)
Hana-Bi: Flores de fuego – Takeshi Kitano (1997)

ARMISTICIO (Todos a casa)

Suspensión de hostilidades pactada entre pueblos o ejércitos beligerantes. Según la Convención de La Haya de 1899, suspende las operaciones de guerra por un mutuo acuerdo de la beligerancia (…) Todo armisticio debe ser notificado oficialmente y en tiempo útil a las autoridades competentes y a las tropas, quedando suspendidas las hostilidades inmediatamente después de la notificación o en el plazo que fijen los contendientes. (Wikipedia)

“Este no es un tratado de paz, sino un armisticio de veinte años” (expresando su descontento ante el Tratado de Versalles)
Ferdinand Foch (1851-1929) Mariscal francés y comandante en jefe de los ejércitos Aliados durante la Primera Guerra Mundial

TODOS A CASA (Tutti a casa) – 1960

Director Luigi Comencini
Guion Luigi Comencini, Furio Scarpelli, Age y Marcello Fondato
Fotografía Carlo Carlini
Música Francesco Lavagnino
Producción Dino de Laurentiis/Orsay Films
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 105m. B/N
Reparto Alberto Sordi, Serge Reggiani, Martin Balsam, Eduardo De Filippo, Carla Gravina, Claudio Gora, Nino Castelnuovo, Didi Perego.

“¿Y qué está bien hecho o mal hecho? Lo que ha sucedido le parece bien hecho… ¿Y todos estos años de guerra para qué han servido?”

A caballo entre el glorioso neorrealismo y la floreciente ‘comedia a la italiana’, Comencini suscribía la gran obra maestra de su filmografía al pormenorizar en clave tragicómica las errantes y vertiginosas peripecias que hostigan a cuatro militares italianos durante la Segunda Guerra Mundial; en concreto, tras el caos político-social suscitado ante el rumor de un armisticio entre el gobierno y los aliados.  Un largometraje de una perfecta ambientación naturalista, ingeniosamente dialogado e interpretado con absoluta convicción, que hurgaba con aspereza y loable sentido humanista en el compromiso, el sentido del deber y el beneficio de la conciencia colectiva, mientras ajaba la ilusión del regreso al hogar apercibiendo de la dificultad del soldado para recomponer su vida tras la dura contienda. Alberto Sordi, en una portentosa exhibición de sus registros interpretativos, y un conmovedor Serge Reggiani lideraban el espléndido reparto de esta poco recordada película, bajo cuya aparente ligereza afloraba un alegato antibelicista cargado de amargura y causticidad.

Otras películas ambientadas en un contexto de ARMISTICIO

Los malditos – René Clement (1947)
Un giorno da leoni – Nanni Loy (1961)
Capitán Conan – Bertrand Tavernier (1996)

RESISTENCIA (El ejército de las sombras)

1. Acción y efecto de resistir o resistirse.
2. Capacidad para resistir.
http://dirae.es/palabras/resistencia
Un movimiento de resistencia es un grupo o conjunto de grupos dedicados a oponerse a un invasor en un país ocupado o a un gobierno de un Estado soberano. Puede tratar de alcanzar sus objetivos bien mediante la resistencia no violenta (algunas veces llamada resistencia civil) o por medio del uso de la fuerza. http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_de_resistencia

“En general la resistencia está en manos de aventureros que se proponen superar y desplazar a los jefes actuales”
William Burroughs (1914-1997) Novelista, ensayista y crítico social estadounidense

EL EJÉRCITO DE LAS SOMBRAS (L’armée des ombres) – 1969

armée

Director Jean-Pierre Melville
Guión Jean-Pierre Melville
Fotografía Pierre L’Homme
Música Eric Demarsan
Producción Films Corona/Fono Roma
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 135m. Color
Reparto Lino Ventura, Paul Meurisse, Simone Signoret, Claude Mann, Jean-Pierre Cassel, Paul Crauchet, Christian Barbier, Serge Reggiani.

“Malos recuerdos, sed no obstante bienvenidos. Sois mi lejana juventud…”

Amparándose en la novela homónima de Joseph Kessell y esgrimiendo sus reminiscencias personales de la época, Melville regresó al tema de la ocupación nazi, uno de los predilectos de su ferviente filmografía, para realizar un thriller político alejado de toda compostura ceremoniosa, romántica o exhibicionista, que mostraba con una minuciosidad, aspereza y un rigor compositivo cercano al documental los subterráneos entresijos de la Resistencia Francesa durante la 2ª Guerra Mundial. Partiendo de la salida de un campo de concentración de uno de sus principales líderes, traicionado por uno de sus colaboradores, describía mediante una excesiva utilización de la voz en off una trama dominada por los temores y las contradicciones morales de un expugpugnable colectivo humano encomendado a sacrificar sus desamparadas vidas con el propósito de salvaguardar a ultranza la integridad de su territorio. Con la esplendorosa compostura que siempre transmitió, Simone Signoret acompañaba a un generoso y diamantino reparto masculino, encabezado por el gran Lino Ventura.

Otras películas sobre movimientos de RESISTENCIA

Los verdugos también mueren – Fritz Lang (1943)
La travesía de París – Claude Autant-Lara (1956)
Sophie Scholl: Los últimos días – Marc Rothemund (2005)

CARRUSEL (La ronda)

1. Atracción de feria que consiste en unos aparatos fijados alrededor de un eje y movidos por un motor, tiovivo.
2. Concurso de varias manifestaciones de una misma actividad.
(Espasa-Calpe)

“En realidad no comprendes la naturaleza humana a menos que sepas por qué un niño en un carrusel saluda a sus padres en cada vuelta y por qué sus padres le devuelven el saludo”
William D. Tammeus – Periodista y columnista estadounidense

LA RONDA (Le ronde) – 1950

Director Max Ophüls
Guion Max Ophüls y Jacques Natanson
Fotografía Christian Matras
Música Oscar Strauss
Producción Sacha Gordine Films
Nacionalidad Francia
Duración 95m. Color
Reparto Anton Walbrook, Simone Signoret, Danielle Darrieux, Serge Reggiani, Simone Simon, Jean-Louis Barrault, Gérard Philippe, Isa Miranda.

“Me encanta el pasado, es mucho más tranquilo que el presente y más certero que el futuro”

Ensalzada adaptación de la pieza teatral Der reigen de Arthur Schnitzler, que marcó el retorno de Ophüls a Europa tras su efímera aventura hollywoodiense e inauguró el ciclo de obras maestras de linaje francés que coronó su admirada filmografía. A través de una especie de afable e irónico maestro de ceremonias, figura alegórica a la que el cineasta recurría con frecuencia, el film invitaba al espectador a presenciar un indiscreto carrusel de encadenadas situaciones libidinosas, cuya envoltura de simulada ligereza y romanticismo encerraba un panorama verdaderamente amargo y lacerante sobre la realidad amorosa. La premura por mitigar con libertinaje la frustrante insatisfacción afectiva se erigía en el “leit-motiv” de una puesta en escena absolutamente brillante, consagrada a enaltecer la Viena de principios del siglo XX a través de una inusual exquisitez plástica y narrativa, donde el elegante uso de la elipsis y la suntuosidad de sus planos-secuencia adquieren una importancia capital, que difiere años luz de la superflua versión del texto perpetrada por Roger Vadim en 1964.

Otras películas donde aparece algún CARRUSEL

Amélie – Jean-Pierre Jeunet (2001)
Quiéreme si te atreves – Yann Samuell (2003)
Tiovivo c. 1950 – José Luis Garci (2004)