Howard Hawks

EMBROLLO (El sueño eterno)

Situación o asunto confuso, desordenado, problemático o difícil de resolver. (google.com)

“Echamos a caminas tras la banda y en ese instante me hubiera gustado decirles a mis hijos que esa mujer era su tercera abuela, pero reservé para mí el embrollo genealógico” (novela Tierra de campos)
David Trueba (1969-) Escritor, periodista, director de cine, guionista y actor español

EL SUEÑO ETERNO (The big sleep) – 1946

Director Howard Hawks
Guion William Faulkner, Leigh Brackett y Jules Furthman
Fotografía Sid Hickox
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. B/N
Reparto Humphrey Bogart, Lauren Bacall, John Ridgely, Martha Vickers, Dorothy Malone, Regis Toomey, Elisha Cook Jr., Peggy Knudsen.

“Caramba, caramba. Tantas armas en la ciudad y tan pocos cerebros. ¿Sabe? Es usted el segundo tipo que veo hoy convencido de que con una pistola en la mano es el dueño del mundo”

El designio de perpetuar la electrizante química que irradió la pareja formada por Humphrey Bogart y la jovencísima Lauren Bacall en su anterior película, TENER Y NO TENER (1944), impulsó a Howard Hawks a dirigir con su proverbial elegancia descriptiva esta adaptación de la novela homónima en la que Raymond Chandler presentaba por primera vez al personaje de Philip Marlowe, a partir de entonces prototipo por antonomasia del detective privado sagaz, cínico y desencantado. Erigida en una de las obras cumbres del cine negro, supedita su incuestionable notoriedad en una urdimbre argumental absolutamente enrevesada, dispuesta a desbaratar sin compasión la lógica y el sentido común de los acontecimientos hasta conformar un embrollo dramático inasequible, un enjambre de subtramas corruptas y criminales deleitoso, sensual y absorbente, colmado de diálogos irrepetibles por su mordacidad y doble sentido. La Warner no consiguió hacerse con los servicios del escritor del relato, por entonces en nómina con la Paramount, razón que probablemente influyó en la decisión de los guionistas de cambiar el final de la historia.

Otras películas construidas a partir de un EMBROLLO argumental

Un marido rico – Preston Sturges (1942)
Matrix – Lilly y Lana Wachowski (1999)
Origen – Christopher Nolan (2010)

CIERRE (Río Lobo)

Operación que sirve para dar algo por terminado o acabado (…) También se usa el término para designar el momento de finalización de una competencia. (deconceptos.com)

“En vez de elegir un cierre que vendría a colocar las cosas en su lugar, los films se abisman y perforan su propio universo en busca de un corredor que desemboque en nuevas asociaciones y sentidos” (sobre el cine de Chantal Akerman)
David Oubiña (1964-) Periodista, crítico y guionista de cine

RIO LOBO (Rio Lobo) – 1970

Director Howard Hawks
Guion Leigh Brackett y Burton Wohl
Fotografía William H. Clothier
Música Jerry Goldsmith
Producción Batjac Productions/Cinema Center Films/Malabar
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. Color
Reparto John Wayne, Jorge Rivero, Jennifer O’Neill, Christopher Mitchum, Victor French, Jack Elam, Susana Dosamantes, Sherry Lansing.

“Lo suyo fue una acción de guerra. Pero vender información, significa traición. Una sucia traición por dinero. Quiero saber cómo se llama ese hombre”

En su último largometraje, Howard Hawks recuperó el aroma con el que impregnó EL DORADO (1966), western que ya remodelaba la temática y tipología abordada en su gran obra maestra del género, RÍO BRAVO (1959), con lo que culminó una fulgurante trilogía, enteramente protagonizada por John Wayne y escrita por Leigh Brackett, en la que recuperaba sus constantes estilísticas más significativas e inalienables: la amistad varonil, los enérgicos personajes femeninos, el valor heroico de la aventura o su portentosa aleación de matices dramáticos e ironía ascética. Permutando el registro claustrofóbico de sus ilustres referentes por esa brisa desmitificadora que, durante aquellos años, animaba a un género que parecía dar sus últimos coletazos, exponía con reposado equilibrio narrativo, esmero en el dibujo de los personajes y un esplendoroso tratamiento visual una historia de persecución y venganza acontecida después de la Guerra de Secesión, cuyo punto de partida radicaba en el transporte de un cargamento de oro y su fallida custodia por parte de un coronel unionista.

Otras películas que significaron el CIERRE de una copiosa filmografía

El sabor del sake – Yasujiro Ozu (1962)
Siete mujeres – John Ford (1966)
Dublineses – John Huston (1986)

RINOCERONTE (Hatari)

Mamífero paquidermo de hasta 5 metros de longitud, muy corpulento, de piel desnuda muy gruesa y rígida de color gris o castaño; tiene patas cortas y robustas con tres dedos, cabeza alargada, cola corta y uno o dos grandes cuernos curvados en la línea media de la nariz; es nocturno y solitario, y vive en Asia y África. (google.es)

“El gran rinoceronte se detiene. Alza la cabeza. Recula un poco. Gira en redondo y dispara su pieza de artillería. Embiste como ariete, con un solo cuerno de toro blindado, embravecido y cegado, en arranque total de filósofo positivista. Nunca da en el blanco, pero queda siempre satisfecho de su fuerza. Abre luego sus válvulas de escape y bufa a todo vapor” (minicuento El rinoceronte)
Juan José Arreola (1918-2001) Escritor, académico, traductor y editor mexicano

HATARI (Hatari!) – 1962

Director Howard Hawks
Guión Leigh Brackett
Fotografía Russell Harlan
Música Henry Mancini
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 158m. Color
Reparto John Wayne, Elsa Martinelli, Hary Kruger, Red Buttons, Bruce Cabot, Gérard Blain, Michele Girardon, Valentin de Vargas.

“Mira: si un hombre se enamora de una mujer y se quema los dedos, de forma que no se chamuscará de nuevo, ¿qué hace? (…) Si no le gustas, no se preocupa y puede ser amable contigo. Pero, si le gustas, no quiere ir más allá. Así que te trata mal. Cuanto más le gustas, peor te trata”

Hábil mezcla de cine de aventuras africanas y comedia romántica, que se erige en una perfecta muestra de la irrepetible personalidad autoral de su realizador a pesar de manifestar una ostensible distensión creativa en relación a sus anteriores obras. Utilizando un curioso planteamiento de producción, en el que improvisaba y modificaba el argumento sobre la marcha, Hawks plasmó magistralmente las peripecias laborales, recreativas y amorosas de un dispar equipo de cazadores en pleno corazón de la sabana africana gracias a una dinámica combinación de humor y acción de corte prácticamente documental; permitiéndose además hablar de relaciones afectivas y sentimiento colectivo, temas recurrentes en su admirable filmografía. Rodada en las llanuras de Tanganika durante seis arduos meses, posee unas impresionantes escenas de caza (entre ellas las de los ya casi extintos rinocerontes), una inspirada banda sonora de Mancini (que contiene la divertida Baby elephant walk) y una excelente fotografía de Russell Harlan. Hatari!, cuya traducción al lenguaje swahili significa “peligro” es, sin duda alguna, uno de los films más inclasificables de su realizador.

Otras películas donde aparece algún RINOCERONTE

Las nieves del Kilimanjaro – Henry King (1952)
El paraíso viviente (Los animales son gente maravillosa) – Jamie Uys (1974)
Y la nave va – Federico Fellini (1983)

VARIANTE (El Dorado)

Variedad o diferencia de una cosa respecto de otra u otras. (oxforddictionaries.com)

“No es muy inteligente ni sensible y gozará despreocupadamente de la vida; vivirá sin enterarse de su insignificancia, y ésta es una variante, acaso la única posible, de la felicidad”
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor y poeta uruguayo

EL DORADO (EL Dorado) – 1966

Director Howard Hawks
Guión Leigh Brackett
Fotografía Harold Rosson
Música Nelson Riddle
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 126m. Color
Reparto John Wayne, Robert Mitchum, James Caan, Charlene Holt, Arthur Hunnicutt, Paul Fix, Christopher George, Edward Asner, R.G. Armstrong.

“Jason cuenta con McLeod y sus pistoleros, y retiene a tu hermano. Ahora mira lo que hay aquí: dos lisiados, un joven inexperto y un ruidoso viejo (…) ¿Cómo quieres que sepa lo que voy a hacer?”

Western nostálgico y vigoroso en el que Hawks, en una especie de variante y puesta al día, retomaba temas y situaciones de su estimable RIO BRAVO (1959) para ofrecernos otra obra maestra a la misma altura, perfilar su particular visión del género en su vertiente crepuscular y anticipar el declive del clasicismo con aplomo, decoro y naturalidad. Tomando como base el desigual enfrentamiento que sus dignos protagonistas (unos héroes decadentes, achacosos o inexpertos) mantienen contra el infame cacique de la población del título y sus bandidos aliados, el magistral realizador hacía gala de su madurez estilística concediendo mayor importancia al tratamiento dramático del paisaje y potenciando sus valores cromáticos y lumínicos. Un canto a la camaradería, a la amistad sin fecha de caducidad y al trabajo en equipo ante situaciones de máximo riesgo, que dejaba en un segundo plano la lucha contra los villanos para centrarse en un denso, amargo e irónico retrato de personajes, encabezados por un errante pistolero a sueldo (Wayne), un alcohólico sheriff enamoradizo (soberbio Mitchum) y un lozano, extravagante e impetuoso joven (James Caan, en una de sus primeras interpretaciones de mérito).

Otras VARIANTES de una película anterior expuestas por el mismo realizador

El discreto encanto de la burguesía – Luis Buñuel (1972) / El ángel exterminador
Atrapado por su pasado – Brian De Palma (1993) / El precio del poder
Al límite – Martin Scorsese (1999) / Taxi driver

CONGA (Bola de fuego)

Baile popular cubano de origen africano que tiene un ritmo sincopado y se acompaña con tambores. Sirve de acompañamiento para las comparsas carnavalescas y se originó en las festividades que efectuaban los negros esclavos. (Wikipedia)

“Siempre decía que sabía algo de literatura, teatro, pintura, pero de música… Era un erudito. ¡Qué bien humanizó la música! Él puso a bailar una conga, de nalgas y en fila, a Bach y a Händel, señores. ¡Qué maravilla! Eso es estilo” (sobre Alejo Carpentier)
Jorge Luis Prats (1956-) Pianista cubano

BOLA DE FUEGO (Ball of fire) – 1941

Director Howard Hawks
Guión Charles Brackett y Billy Wilder
Fotografía Gregg Toland
Música Alfred Newman
Producción Samuel Goldwyn
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 111m. B/N
Reparto Gary Cooper, Barbara Stanwyck, Dana Andrews, Oskar Homolka, Dan Duryea, Henry Travers, S.Z. Sakall, Richard Haydn.

“Sí, le quiero. Adoro sus camisas de cuero, sus puños almidonados y la forma en la que se abrocha mal el chaleco. Es alto como una jirafa y por eso le quiero. Lo quiero porque es esa clase de tipo que se emborracha con un vaso de leche, y me gusta el modo en que se ruboriza hasta las orejas. Le quiero porque no sabe besar, ¡el tonto! Le quiero”

A partir de un brillante guión original del binomio Brackett/Wilder, con claras alusiones al cuento de Blancanieves, Howard Hawks realizó esta memorable comedia romántica circunscrita al ámbito de la tradicional y por entonces recurrente sátira de la guerra de sexos. En ella, Gary Cooper interpretaba a un ingenuo profesor encomendado a recopilar información sobre el argot callejero, que conocía a una bailarina de cabaret involucrada con la mafia y capaz de enamorarlo no sólo a él sino a los otros siete ilustres eruditos que colaboran en la redacción de una ambiciosa enciclopedia del conocimiento humano. El propio realizador dirigiría un admirable remake en clave musical, NACE UNA CANCIÓN (1948), de esta película de chispeante ritmo narrativo y alocada puesta en escena, que contenía momentos tan inolvidables como la escena en la que Barbara Stanwyck baila una conga con los veteranos sabios o el solo del baterista de big band Gene Krupa con una caja de cerillas y un par de fósforos (Drum Boogie). Cabe destacar, además, un espléndido elenco con algunos de los mejores actores de reparto de la época; entre ellos, Dan Duryea, en su debut cinematográfico.

Otras películas donde se baila la CONGA

Armonías de juventud – Busby Berkeley (1940)
Mi hermana Elena – Richard Quine (1955)
La gran belleza – Paolo Sorrentino (2013)