Orson Welles

AGOBIO (El proceso)

1. Sensación de ansiedad o inquietud intensa provocada por una situación o dificultad que cuesta mucho de superar.
2. Preocupación, problema o dificultad, especialmente el que provoca que una persona tenga esta sensación de ansiedad.
(google.es)

“Hijos del agobio y del dolor, cien fuerzas que inundan el corazón te separan de ti. Quiero sentir algo que me huela a vida, que mi sangre corra loca de pasión, descubrir la música que hay en la risa, la luz profunda y el amor” (canción Hijos del agobio de Triana)
Jesús de la Rosa Luque (1948-1983) Músico, cantante y compositor español

EL PROCESO (Le procès) – 1962

Director Orson Welles
Guión Orson Welles
Fotografía Edmond Richard
Música Jean Ledrut
Producción Paris-Europa Productions/Hisa Film/FICIT
Nacionalidad Francia/ Italia/ Alemania
Duración 118m. B/N
Reparto Anthony Perkins, Jeanne Moreau, Orson Welles, Max Haufler, Romy Schneider, Suzanne Flon, Akim Tamiroff, Elsa Martinelli.
* Tomaso Albinoni – Adagio

“Estar encadenado es a veces más seguro que estar libre”

Personal e indescriptible versión de la célebre novela homónima de Franz Kafka, que, pese al rechazo comercial y la controversia crítica que suscitó en el momento de su estreno, perdura hoy en día como uno de los más apasionantes legados fílmicos del genial cineasta. Desde el hipnotizador prólogo, elaborado por Alexandre Alexeieff en su célebre tapiz de alfileres, Orson Welles dejaba claro su intención de transmitir una fuerte sensación de agobio y desbordar la capacidad de asombro del espectador con la abstracción y exuberancia de su propósito estético (fundamentalmente singular en la utilización creativa de los decorados y en la estremecedora e ingente expresividad de sus planos-secuencia) sin deteriorar en absoluto el desalentador discurso sobre las propiedades represivas y manipuladoras del poder establecido que deparaba el inexplicable procesamiento del protagonista, alegórico representante del conjunto de la humanidad. Una dantesca pesadilla conceptual, hábil además en su ostentación erótica y en la desfachatez de sus interpretaciones, que sería considerada por el mismísimo Charles Chaplin como la cumbre del arte cinematográfico.

Otras películas que transmiten una fuerte sensación de AGOBIO

La semilla del diablo – Roman Polanski (1968)
Barton Fink – Joel Coen (1991)
Pi, fe en el caos – Darren Aronofsky (1998)

PRINCIPIO (Un hombre para la eternidad)

Ley o regla que se cumple o debe seguirse con cierto propósito, como consecuencia necesaria de algo o con el fin de lograr un propósito.
En ética, los principios son reglas o normas que orientan la acción de un ser humano cabiendo las facultades espirituales, racionales y sexuales. Se trata de normas de carácter general y universal, como, por ejemplo: amar al prójimo, no mentir, respetar la vida de las demás personas, etc. Los principios morales también se llaman máximas o preceptos.
(Wikipedia)

“Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros”
Groucho Marx (1890-1977) Actor, humorista y escritor estadounidense

UN HOMBRE PARA LA ETERNIDAD (A man for all seasons) – 1966

seasons

Director Fred Zinnemann
Guión Robert Bolt
Fotografía Ted Moore
Música Georges Delerue
Producción Columbia/Highland Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 117m. Color
Reparto Paul Scofield, Wendy Hiller, Robert Shaw, John Hurt, Leo McKern, Orson Welles, Susannah York, Nigel Davenport, Colin Blakely.

“Cuando los hombres de estado se olvidan de su propia conciencia y anteponen sus deberes públicos, conducen a su patria por el camino más corto hacia el caos”

Exquisita adaptación de la obra teatral de Robert Bolt sobre el tenso enfrentamiento político y moral que sostuvieron en la Inglaterra de 1528 el humanista cristiano Thomas More y el autoritario monarca Enrique VIII, ante la negativa del primero en aceptar el ilícito y antipontificio proyecto ideado por el segundo para divorciarse de Catalina de Aragón y contraer nuevamente matrimonio con Ana Bolena (escueto pero gratificante cameo de Vanessa Redgrave), que, a la postre, acabó por sentar las bases de la iglesia Anglicana. La película deviene una entusiasta exaltación de la audacia del ser humano por obedecer a su conciencia, aferrarse a sus principios y profesar sus creencias, plasmada a través de una iluminada puesta en escena y macerada en un concentrado jugo de exhaustividad histórica y proverbial intuición dramática. Su impresionante éxito de crítica y público cabe atribuirlo, además, a las extraordinarias interpretaciones de un cosmopolita reparto encabezado por un inspirado Paul Scofield, así como a la excelsitud de todos sus apartados técnicos, como el formidable vestuario de Joan Bridge y Elizabeth Haffenden.

Otras películas cuyo protagonista resalta por sus acendrados PRINCIPIOS morales

La ciudadela – King Vidor (1938)
Matar a un ruiseñor – Robert Mulligan (1962)
La lengua de las mariposas – José Luis Cuerda (1999)

FRONTERA (Sed de mal)

La frontera es un tránsito social entre dos culturas. Restringido al ámbito político, este término se refiere a una región o franja, mientras que el término límite está ligado a una concepción imaginaria. Los Estados tienen una característica esencial: la soberanía, esto es, la facultad de implantar y ejercer su autoridad de la manera en la que lo crean conveniente. Para que el ejercicio de la soberanía por parte de los Estados no perjudique a otras naciones, se crean límites definidos en porciones de tierra, agua y aire. En el punto preciso y exacto en que estos límites llegan a su fin es cuando se habla de fronteras. Las fronteras al contrario de lo que muchas veces se cree, no se demarcan únicamente cuando hay tierra de por medio, pues existen diferentes tipos de fronteras: aéreas, territoriales, fluviales, marítimas y lacustres (…) se caracterizan por el alto grado de vigilancia, para evitar entradas en masa de inmigrantes, de drogas, de mercaderías, etc. (Wikipedia)

“La frontera es, a veces, una manera de ir con billete de vuelta a un país en el que por razones políticas no se tiene ningún deseo de vivir”
Graham Greene (1904-1991) Escritor, guionista y crítico británico

SED DE MAL (Touch of evil) – 1958

sed

Director Orson Welles
Guión Orson Welles
Fotografía Russell L. Metty
Música Henry Mancini
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 108m. B/N
Reparto Charlton Heston, Janet Leigh, Orson Welles, Joseph Calleia, Marlene Dietrich, Akim Tamiroff, Dennis Weaver, Zsa Zsa Gabor.

“Todas las ciudades fronterizas recogen lo peor de cada país”

Gracias al apoyo e interés de Charlton Heston, Welles pudo retomar en Hollywood su oficio como realizador para transformar la discreta novela Badge of evil de Whit Masterson en una de las obras cumbres del cine negro americano. Ambientada en la ciudad fronteriza de Tijuana, tal y como muestra el antológico plano-secuencia inicial, narraba el brutal enfrentamiento entre un íntegro policía recién casado y el corrupto y repulsivo comisario local (soberbio Welles) debido a un conflictivo caso de tráfico de estupefacientes. La película constituye una barroca reflexión sobre la perversidad y la violencia, plasmada a través de una extravagante atmósfera de pesadilla, un ritmo narrativo irrespirable y una nocturna e impactante fotografía, cuyo momento más álgido reside en su desasosegante y poético epílogo. Dotada de una vibrante música de Mancini e interpretada por un reparto colosal (completado con nombres como Mercedes McCambridge o Joseph Cotten), sostuvo una problemática producción que impidió a Welles rodar determinadas escenas e intervenir en el montaje final, cuya versión completa no pudo verse hasta la década de los ochenta.

Otras películas ambientadas en alguna localidad FRONTERIZA

Si no amaneciera – Mitchell Leisen (1941)
La frontera – Tony Richardson (1982)
El baño del Papa – C.Charlone y E.Fernández (2007)

JOHN FALSTAFF (Campanadas a medianoche)

Personaje de ficción creado por William Shakespeare. Su carácter festivo, cobardón, vanidoso y pendenciero ha sido inspiración para multitud de obras posteriores en la literatura, la ópera y el cine. https://es.wikipedia.org/wiki/Falstaff

“Falstaff es un milagro en la creación de personalidad, y sus enigmas compiten con los de Hamlet. Cada uno de ellos es ante todo y sobre todo una voz individual; ningún otro personaje de la literatura occidental rivaliza con ellos en el dominio de lenguaje” (libro Shakespeare, la invención de lo humano)
Harold Bloom (1930-) Crítico y teórico literario estadounidense

CAMPANADAS A MEDIANOCHE (Campanadas a medianoche) – 1965

campanadas

Director Orson Welles
Guión Orson Welles
Fotografía Edmond Richard
Música Angelo Francesco Lavagnino
Producción Alpine Films/International Films
Nacionalidad España/ Suiza/ Francia
Duración 115m. B/N
Reparto Orson Welles, Jeanne Moreau, Margaret Rutherford, John Gielgud, Tony Beckley, Walter Chiari, Marina Vlady, Fernando Rey, Antonio Casas.

“Así es como el príncipe Hal tiene valor. La fría sangre que heredó de su padre, él la regó y abonó como un terreno estéril con generosos tragos del fértil jerez. Y se ha vuelto ardiente y bravo. Si tuviera mil hijos lo primero que les enseñaría sería abandonar cualquier bebida insípida y dedicarse por entero al jerez”

La magna obra shakespeariana ha sido abordada con devoción por Welles a lo largo de su trayectoria artística, pero ninguna de sus insignes adaptaciones ha alcanzado la majestuosidad de su último largometraje de carácter argumental, que incorporaba elementos de la comedia The merry wives of Windsor a una sintetizada recopilación de diversos dramas pertenecientes al ciclo histórico (Enrique IV, Enrique V o Ricardo III). Arrastrando la producción hasta tierras españolas (único sitio que no puso trabas al proyecto) y con un exiguo presupuesto, el cineasta agotó su potencia visual y su sabiduría estilística para culminar un prodigio cinematográfico que subrayaba el vaivén existencial del futuro rey Enrique V, cuya irresponsabilidad le hacía divagar entre la solemnidad de la corte y el jolgorio de la taberna de Eastcheap donde recibía la tutela del seboso Falstaff; pícaro entrañable de la literatura universal que sería inmortalizado de forma absolutamente sublime. A destacar la descarnada e impresionante secuencia de la batalla de Shrewsbury, rodada en la Casa de Campo de Madrid.

Otras películas donde aparece JOHN FALSTAFF

Falstaff – Götz Friedrich (1979)
Enrique V – Kenneth Branagh (1989)
H4 – Paul Quinn (2015)

CASERÓN (Malpertuis)

Cualquier edificación, construcción, domicilio, morada o una vivienda de gran tamaño y a su vez desvencijado, desmadejado o destartalado de forma desordenada o que tiene la falta de organización, dependiendo de la área construida. http://definiciona.com/caseron/

“Mil veces he querido recuperar aquella primera tarde en el caserón de la avenida del Tibidabo con Bea en que el rumor de la lluvia se llevó el mundo. Mil veces he querido regresar y perderme en un recuerdo del que apenas puedo rescatar una imagen robada al calor de las llamas” (novela La sombra del viento)
Carlos Ruiz Zafón (1964-) Escritor español

MALPERTUIS (Malpertuis: Histoire d’une maison maudite) – 1971

malpertuis

Director Harry Kümel
Guión Jean Ferry
Fotografía Gerry Fisher
Música Georges Delerue
Producción Artémis/Les Prod. Artistes Associés/SOLFLDOC/Societé d’Expansion du Spectácle
Nacionalidad Bélgica/ Francia/ Alemania
Duración 125m. Color
Reparto Mathieu Carrière, Susan Hampshire, Jean-Pierre Cassel, Michel Bouquet, Orson Welles, Walter Rilla, Sylvie Vartan, Daniel Pilon.

“¿Qué es la vida, sino un sueño?”

Embriagadora adaptación del hermoso y exuberante original literario de Jean Key acerca de los abrumadores delirios barrocos que un joven marinero comparte con las extravagantes criaturas que habitan en el lúgubre y laberíntico caserón que ha heredado de su tío (un Orson Welles en otro de esos cortos, enigmáticos e imperecederos papeles alimenticios que compuso a lo largo de su carrera) y, que, en realidad, no eran sino estatuas de dioses mitológicos griegos que habían cobrado vida debido a un procedimiento taxidérmico y taumaturgo. Puliendo la incitante conexión entre morbosidad lésbica y preciosismo esteticista acuñada en su anterior largometraje, la recreación vampírica ROJO EN LOS LABIOS (1971), Kümel organizó un entretenimiento onírico-fantástico de etérea y desquiciadora complejidad, que subsiste como uno de los títulos europeos más turbadores e interesantes del género. Destacar a Susan Hampshire, que interpreta cuatro personajes distintos con especial pasión y desenvoltura, y a Gerry Fisher por su impresionante trabajo de fotografía.

Otras películas ambientadas en un siniestro CASERÓN

El caserón de las sombras – James Whale (1932)
La casa roja – Delmer Daves (1947)
Aquella casa al lado del cementerio – Lucio Fulci (1981)