Marcello Mastroianni

POTAJE (Rufufú)

Plato a base de verduras y legumbres (por lo general garbanzos, pero también de judías o lentejas), consistente en legumbres cocidas a las que se le añade un sofrito y queda con caldo, pero no llega a ser una sopa. En el sofrito se suele usar cebolla, ajo, tomate y pimiento, a los que puede anadírseles otros ingredientes (huevo duro, espinacas, tomate, chorizo, etc.). Además del ajo, se suelen usar otras especias, como pimentón, pimienta, comino, orégano o clavo. Puede llevar algo de carne, hueso, tocino o chorizo, para darle más sabor al caldo, o bien chirlas y bacalao. (Wikipedia)

“Dios también es el blanco silencio de la nieve y el fondo del lago Constanza donde duerme la doncella que enamoró al anciano Carlomagno. Dios es el violonchelo de Rostropovich y el espíritu de los metales que en el crisol fundían los alquimistas; también equivale a la sustancia de un potaje bien trabado y al mismo tiempo palpita en cada duna del desierto de Libia, y está en el belfo espumoso de todos los caballos de carreras y en ciertos versos de Dante” (artículo Creación)
Manuel Vicent (1936-) Escritor y periodista español

RUFUFÚ (I soliti ignoti) – 1958

Director Mario Monicelli
Guion Mario Monicelli, Age, Furio Scarpelli y Suso Cecchi D’Amico
Fotografía Gianni Di Venanzo
Música Piero Umiliani
Producción Lux/Vides
Nacionalidad Italia
Duración 101m. B/N
Reparto Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni, Totó, Claudia Cardinale, Renato Salvatori, Carla Gravina, Memmo Carotenuto, Carlo Pisacane

“En Sicilia decimos mujer coqueta y bella huye siempre de ella, y en cambio a la hacendosa tómala por esposa”

Simpática e irónica ojeada al mundo del hampa de baja estofa, nacida como respuesta paródica a la apreciable RIFIFÍ (1955) de Jules Dassin, que pormenorizaba con un ejemplar sentido del ritmo narrativo la gestación y ejecución del atraco a una sucursal bancaria de cinco truhanes napolitanos de poca monta y demasiado apetito. A partir de un guión espléndidamente elaborado, Mario Monicelli brindaba un dibujo de semejantes delincuentes circunstanciales harto preciso, picaresco y cargado de humanidad, cuya adecuada percepción lúdica ejercía como veraz y amoral reflejo costumbrista de la peliaguda coyuntura socio-económica por la que atravesaba la Italia del momento. La audaz tentativa de conciliar los motivos neorrealistas con la tradición del teatro popular se saldó con un encomiable beneplácito popular, naturalmente influido por la conjunción de una camarilla de actores estupendos, encabezada por un Vittorio Gassman que relegaba así su imagen profesional de galán engreído y bribón para explotar su encubierta vena cómica, y una bellísima Claudia Cardinale de tan solo diecinueve años.

Otras películas donde se degusta algún tipo de POTAJE

Tampopo – Jūzō Itami (1985)
El festín de Babette – Gabriel Axel (1987)
Cuscús – Abdellatif Kechiche (2007)

MACHISMO (Divorcio a la italiana)

El machismo es una ideología que engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a promover la negación de la mujer como sujeto indiferentemente de la cultura, tradición, folclore o contexto. Para referirse a tal negación del sujeto, existen distintas variantes que dependen del ámbito que se refiera, algunos son familiares (estructuras familiares patriarcales, es decir dominación masculina), sexuales (promoción de la inferioridad de la sexualidad femenina como sujeto pasivo o negación del deseo femenino), económicas (infravaloración de la actividad laboral), legislativas, intelectuales, anatómicas, lingüísticas, históricas, culturales, académicas, etc. (Wikipedia)

“Hay que decirle a la sociedad que el pacto tiene que ser un pacto social contra el machismo, lo que mata es el machismo. La concepción machista de la sociedad que hace que el hombre se crea que la mujer es un objeto de su propiedad”
Amparo Rubiales (1945-) Abogada, doctora en derecho, profesora universitaria y política española

DIVORCIO A LA ITALIANA (Divorzio all’italiana) – 1961

Director Pietro Germi
Guion Ennio De Concini, Alfredo Giannetti y Pietro Germi
Fotografía Leonida Barboni y Carlo Di Palma
Música Carlo Rustichelli
Producción Galatea Film
Nacionalidad Italia
Duración 108m. B/N
Reparto Marcello Mastroianni, Daniella Roca, Stefania Sandrelli, Leopoldo Trieste, Odoardo Spadaro, Ugo Torrente, Margherite Girelli.

“Los términos de la cuestión eran matemáticos: estado de ira es igual a delito “in fraganti” más honor ofendido”

Pietro Germi aprovechó una campaña popular a favor de la ley de divorcio para abandonar sus característicos dramas costumbristas con trasfondo criminal y perpetrar esta corrosiva comedia negra, predispuesta también a formular otro testimonio veraz e iconoclasta de la realidad política y social de su país. Las delirantes y fantasiosas peripecias afectivas de un melindroso aristócrata de Agramonte, obcecado en desembarazarse a toda costa de su bigotuda esposa para así poder festejar con su rolliza prima carnal, sirvieron para desarrollar con un sentido del ritmo absolutamente impetuoso esta caricaturesca e inclemente sátira de las endémicas deficiencias de la decadente nobleza siciliana, entre ellas su imprudente ociosidad, sus prejuicios sociales, su machismo atávico y su infame sentido de la virilidad y el honor. La película, además de convertirse en uno de los mayores éxitos del cine italiano de los años sesenta, significó el descubrimiento de una atractiva y sensual Stefania Sandrelli y aumentó el renombre de Marcello Mastroianni como irreemplazable actor de comedias.

Otras películas sobre el MACHISMO

Matrimonio a la italiana – Vittorio De Sica (1964)
Toro salvaje – Martin Scorsese (1980)
Solas – Benito Zambrano (1999)

DILIGENCIA (La noche de Varennes)

Carruaje o coche grande que es arrastrado por caballos y que permite el traslado de las personas (…) Era un medio de transporte habitual en la antigüedad. Lo habitual era que completaran un servicio regular, con itinerario fijo, uniendo dos poblaciones alejadas entre sí. (definicion.de)

“Para mí, la vida es como una posada del camino, donde debo demorarme hasta que llegue la diligencia del abismo”
Fernando Pessoa (1888-1935) Poeta y escritor portugués

LA NOCHE DE VARENNES (Il mondo nuovo / La nuit de Varennes) – 1982

nuit

Director Ettore Scola
Guión Ettore Scola y Sergio Amidei
Fotografía Armando Nannuzzi
Música Armando Trovaioli
Producción France 3/Gaumont/Opera Film Produzione
Nacionalidad Italia/ Francia
Duración 131m. Color
Reparto Jean-Louis Barrault, Hanna Schygulla, Marcello Mastroianni, Jean-Claude Brialy, Harvey Keitel, Laura Betti, Daniel Gélin, Dora Doll.

“La gente ha cambiado mucho. El pueblo de las ciudades y del campo ha descubierto que era pobre (…) ha empezado a preguntarse si en el más allá los últimos serán realmente los primeros, y, en la incertidumbre, ha empezado a ocuparse del más acá”

Presumiendo de una ambientación de la época de suntuoso detallismo, Scola gestionó este interesante fresco histórico localizado en la convulsa Francia de 1791 y basado en la novela homónima de Catherine Rihait, que especulaba en torno al agitado viaje compartido por una serie de emblemáticos personajes del momento (entre ellos el ya marchito seductor Giacomo Casanova, el político independentista Thomas Paine o el provocador e indiscreto escritor Restif de la Bretonne) con el objetivo de alcanzar el carruaje en el que Luis XVI y Maria Antonieta pretendían escapar del acoso revolucionario. Escudándose en la elaborada partitura barroca de Trovaioli, un trabajo de fotografía de excepción y la reunión de un conglomerado internacional de estrellas muy bien avenido (que incluía a nombres como Michel Piccoli o Jean-Louis Trintignant), el cineasta italiano condujo el relato con parsimónica elocuencia y un perfil satírico de marcado sustrato filosófico para insistir en su pertinaz crítica a la opulencia e inmoralidad de los círculos más poderosos, en esta ocasión dedicada al guionista Sergio Amidei, que murió en pleno rodaje.

Otras películas donde parte de su argumento transcurre a bordo de una DILIGENCIA

La diligencia – John Ford (1939)
Hacia los grandes horizontes – Gordon Douglas (1966)
Los odiosos ocho – Quentin Tarantino (2015)

AÑORANZA (Entrevista)

Nostalgia o sentimiento de pena que produce la ausencia, privación o pérdida de una persona o cosa muy querida. (Espasa-Calpe)

“No sucumbas a la añoranza. Sal a la calle. Ve a una ciudad vecina, a un país extranjero, pero no viajes al pasado que duele”
Pablo Picasso (1881-1973) Pintor y escultor español

ENTREVISTA (Intervista) – 1987

entrevista

Director Federico Fellini
Guión Federico Fellini
Fotografía Tonino Delli Colli
Música Nicola Piovani
Producción Cinecittà/RAI
Nacionalidad Italia
Duración 105m. Color
Reparto Sergio Rubini, Marcello Mastroianni, Anita Ekberg, Maurizio Mein, Paola Liguori, Antonella Ponziani, Antonio Cantafora, Lara Wendel.

“Y ahora queridos amigos, con su permiso, un pequeño juego en honor a nuestra amada anfitriona. Oh, varita de Mandrake, te lo ordeno: ¡haz que vuelvan los buenos tiempos del pasado!”

Fellini aprovechó la visita de un equipo de la televisión japonesa para efectuar un reportaje sobre su persona (el cual nunca llegaría a consumarse) para concebir este entusiasta e irónico autorretrato, que, sin dejar de ser una obra obviamente menor en el cómputo de su majestuosa filmografía, acabaría convirtiéndose en su definitivo testamento cinematográfico. Con la intención de mostrarnos su amor eterno a los estudios romanos de Cineccittà por acoger con perdurable fascinación la mayor parte de su obra, el genial cineasta construyó un jubiloso, sensible y evocador manifiesto artístico para reflexionar con añoranza y cierto egocentrismo sobre su propia obra, sus fantasmas personales o su alarmante necesidad de seguir vinculado al cine; transformando para ello cualquier atisbo de banalidad o pedantería en un aluvión de inspiración y osadía creativa, plagado de sugerentes imágenes o instantes tan mágicos, conmovedores y melancólicos como el reencuentro de la legendaria pareja formada por Marcello Mastroianni y Anita Ekberg, casi treinta años después de protagonizar LA DOLCE VITA (1960).

Otras películas que plasman el sentimiento de AÑORANZA por los buenos tiempos

El sabor del sake – Yasujiro Ozu (1962)
Grupo salvaje – Sam Peckinpah (1969)
Beautiful girls – Ted Demme (1996)

BALNEARIO (Ojos negros)

Lugar dedicado a la curación a través de la utilización de las aguas, sobre todo termales o minerales, con un edificio para el hospedaje (…) Cuando los baños son medicinales (Balnearios Europeos) se utilizan los agentes termales que son las aguas minero medicinales, sus vapores, sus gases y sus barros, con fines terapéuticos y previa prescripción médica (…) Cuando el agua se utiliza con fines no médicos (higiénicos o estéticos), existen variedad de productos y servicios que se pueden incorporar como masajes, saunas, rayos uva, solárium, gimnasio, camas de agua o tratamientos de belleza. (Wikipedia)

“La verdad es que en un balneario uno sólo ve mujercitas limpias, frescas, descansadas, dispuestas a reírse, a festejarlo todo. Claro que también en Montevideo hay mujercitas limpias; pero las pobres están siempre cansadas. Los zapatos estrechos, las escaleras, los autobuses las dejan amargadas y sudorosas. En la ciudad uno ignora prácticamente como es la alegría de una mujer. Y eso, aunque no lo parezca, es importante” (relato La familia Iriarte)
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor, poeta y dramaturgo uruguayo

OJOS NEGROS (Oci ciorne / Ochi chyornye) – 1987

oci

Director Nikita Mikhalkov
Guión Nikita Mikhalkov, Aleksandr Adabashyan y Suso Cecchi D’Amico
Fotografía Franco Di Giacomo
Música Francis Lai
Producción Excelsior Film/RAI Uno/Adriana International
Nacionalidad Italia/ Unión Soviética
Duración 118m. Color
Reparto Marcello Mastroianni, Marthe Keller, Yelena Safonova, Silvana Mangano, Pina Cei, Vsevolod Larionov, Innokenti Smoktunovsky.

“Yo no me marcho, yo huyo. Huyo del encuentro con el amor. Huyo de lo que he esperado apasionadamente toda mi vida. Vuelvo a cumplir el papel de persona mediocre, que no puede pedir más de lo que tiene y debe seguir siendo el sustento de una familia desgraciada, con un padre alcohólico y dos hermanos pequeños. Por ayudarles, me casé con un hombre al que no amo, pero al que he sido siempre fiel hasta que te conocí. Contigo encontré la felicidad del amor del que ahora huyo”

A partir de un soberbio guión en el que intervino la acreditada Suso Cecchi D’Amico, donde se cohesionaban diversos relatos cortos de Anton Chejov (principalmente La dama y el perrito) hasta otorgarles una entidad narrativa propia, Mikhalkov compuso otro nostálgico canto de amor a la esplendorosa riqueza y brillantez de su tierra natal, que, gracias a la refinada pulcritud estética de su acabado formal y a la matizada composición actoral de Mastroianni, acabaría convirtiéndose en uno de los éxitos crítico-comerciales más contundentes e inesperados del cine europeo de los ochenta. Embellecida por una de las mejores partituras románticas de Francis Lai, convenientemente relevada por piezas clásicas y temas folklóricos rusos, esta sensible y melancólica remembranza a modo de flashback del desafortunado recorrido sentimental de un camarero italiano a principios del siglo XX invitaba a reflexionar con calma sobre el frustrante desasosiego que provoca la insatisfacción afectiva y la imperiosa esperanza que anida en todo mortal en encontrar un amor recíproco e imperecedero.

Otras películas en las que aparece un BALNERARIO

Los masajistas y una mujer – Hiroshi Shimizu (1938)
Los jueves, milagro – Luis García Berlanga (1957)
La juventud – Paolo Sorrentino (2015)