Cine mudo

TACAÑERÍA (Avaricia)

Mezquindad, inclinación a realizar los menores gastos posibles. (Espasa-Calpe)

“El ahorro excesivo declina rápidamente hacia la tacañería, cayendo en la exageración de reputar superfluo hasta lo necesario”
Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) Médico español

AVARICIA (Greed) – 1924

Director Erich Von Stroheim
Guion Erich Von Stroheim
Fotografía William H. Daniels y Ben F. Reynolds
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 140m. B/N
Reparto Zasu Pitts, Gibson Gowland, Jean Hersholt, Chester Conklin, Florence Gibson, Tempe Pigott, Günther von Ritzau, Sylvia Ashton.

“Te veré morir de hambre antes de que obtengas otro centavo… ¡de mi dinero!”

Probablemente el mejor ejemplo de la cruda y sarcástica amoralidad cinematográfica cultivada por Erich Von Stroheim lo encontremos en esta adaptación de la novela naturalista McTeague de Frank Norris, a su vez, inspirada en unos hechos criminales acontecidos a principios de la década de 1880, donde se narraban las sórdidas relaciones entre un dudoso odontólogo asentado en San Francisco, su tacaña esposa y el primo y ex pretendiente de ésta. Cercenada en más de seis horas respecto a su titánico metraje original y vilipendiada por la crítica americana del momento, que la llegó a considerar como un producto impúdico y hasta putrefacto, representa hoy en día la cumbre del sofisticado e innovador talento artístico del cineasta vienés (al que se le imputan hallazgos expresivos como el uso de la profundidad de campo) y de la casi enfermiza exactitud realista con la que solía moldear sus trabajos, patente en escenas tan absorbentes y perturbadoras como el beso en el consultorio, el revolcón sensual de Trina en la cama con su dinero o el amargo y trágico epílogo en el Valle de la Muerte, por cierto, rodado en pleno verano a más de cincuenta grados de temperatura.

Otras películas donde emerge el defecto de la TACAÑERÍA

Cuento de Navidad – Brian Desmond Hurst (1951)
Intento de asesinato – Shôhei Imamura (1964)
Los amantes crucificados – Kenji Mizoguchi (1964)

COMITIVA (El tesoro de Arne)

Grupo de personas que acompaña a un lugar a otra, normalmente más importante, o que lleva la representación de una comisión. (google.com)

“Mirando en aquella dirección el señor Roedor se dio cuenta de que era la comitiva de un entierro y que, al parecer, los ánimos estaban excitados contra él, pues se oían numerosas protestas” (novela A tale of two cities)
Charles Dickens (1812-1870) Escritor y novelista inglés

EL TESORO DE ARNE (Herr Arnes pengar) – 1919

Director Mauritz Stiller
Guion Mauritz Stiller y Gustaf Molander
Fotografía Julius Jaenzon
Productora Svenska Biografteatern AB
Nacionalidad Suecia
Duración 97m. B/N
Reparto Richard Lund, Mary Johnson, Erik Stocklassa, Bror Berger, Concordia Selander, Axel Nilsson, Hjalmar Selander, Wanda Rothgardt, Gösta Gustafson.

“Desde su elevado mirador en cubierta, el capitán vio una larga procesión que se acercaba al barco. Eran las mujeres de Marstrand, jóvenes y viejas. Iban vestidas de luto y las jóvenes llevaban un féretro”

Al sustituir a Victor Sjöstrom, director en el que la productora había confiado inicialmente por contar ya en su haber con dos honestas películas basadas en novelas de Selma Lagerlöff, Stiller alcanzó la cúspide de su creatividad fílmica con esta imborrable obra maestra del cine mudo, cuyo gran éxito internacional contrastaba con el contundente rechazo de la propia escritora sueca hacia una adaptación, que, bajo su criterio, deformaba la perspectiva moral del relato. El irrealizable vínculo amoroso que florece en la Suecia del siglo XVI entre una joven cortesana y uno de los tres mercenarios escoceses que asesinaron a su padre daba lugar a una simbólica apología del sentido de la justicia por encima de cualquier efluvio afectivo, narrada con un fogoso dinamismo e interpretada con esmero por un reparto en el que destacaba la sensibilidad y desenvoltura de Mary Johnson. El exquisito trabajo lumínico en escenarios naturales de Julius Jaenzon contribuyó a captar instantes de un fantasmagórico lirismo, como los del barco clavado en el hielo y la ceremoniosa comitiva fúnebre.

Otras películas donde aparece una COMITIVA fúnebre

La muerte de un burócrata – Tomás Gutiérrez Alea (1966)
La muerte de Mikel – Imanol Uribe (1983)
El camino a casa – Zhang Yimou (1999)

MUELLE (Los muelles de Nueva York)

Construcción de piedra y ladrillo fabricada en el agua, ya sea en el mar, en un lago o en un río, afianzada en el lecho acuático por medio de bases que lo sostienen firmemente, y que permite a barcos y embarcaciones atracar a efectos de realizar las tareas de carga y descarga de pasajeros o mercancías (…) En los puertos grandes, los muelles están generalmente especializados en un tipo de actividad, ya sea el transporte de pasajeros, la carga y descarga de vehículos, de contenedores y otras muchas. (Wikipedia)

“Sentándome aquí, descansando mis huesos. Esta soledad no me dejará solo. Son dos mil millas por las que he deambulado, solo para hacer de este muelle mi hogar” (canción [Sittin’ on] The dock of the bay)
Ottis Redding (1941-1967) Cantante, compositor, productor de discos estadounidense

LOS MUELLES DE NUEVA YORK (The docks of New York) – 1928

Director Josef Von Sternberg
Guion Jules Furthman
Fotografía Harold Rosson
Música Gaylord Carter
Producción Paramount/Famous Players-Lasky
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 76m. B/N
Reparto George Bancroft, Betty Compson, Olga Baclanova, Clyde Cook, Mitchell Lewis, Gustav von Steiffertitz, Guy Oliver, May Foster.

“El muelle de Nueva York: el final de muchos viajes, el inicio de muchas aventuras”

Una de las películas más avanzadas, florecientes y equilibradas de su realizador, y, por consiguiente, de los anales del cine mudo estadounidense, que reproducía íntegramente en estudio la sórdida marginalidad del entorno portuario neoyorquino y sus contiguos turbios arrabales para plasmar en imagenes de un poético y ofuscado preciosismo el fugaz pero conmovedor devaneo amoroso entre un zafio fogonero de barco mercante y una hermosa vagabunda suicida, según el argumento ideado por John Monk Saunders bajo el título The dock walloper. Sin la necesidad de escarbar en el pasado de sus protagonistas, ni siquiera en los razonamientos, sentimientos y designios que les arrastran a cometer sus impulsivos actos, el reputado creador de ambientes y atmósferas de origen vienés plasmó un conjunto naturalista de enfurecida sensualidad y romanticismo fatalista, potenciado por la sobriedad y contención de sus interpretaciones, una maravillosa aplicación de la técnica del claroscuro y un cautivador decorativismo interiorista a cargo del director artístico de origen alemán Hans Dreier.

Otras películas mayoritariamente ambientadas en un MUELLE

A la sombra de los muelles – James Cruze (1933)
Ambición rota – Lloyd Bacon (1938)
Puerto de Nueva York – Laslo Benedek (1949)

ALCOBA (Madame du Barry)

Habitación donde se duerme. Cuando se habla de secretos de alcoba, se refiere al comportamiento y hábitos en el ámbito sexual de una persona que tenían generalmente en un dormitorio. (significados.com)

“Cuando agoniza la fiesta todas encuentran pareja menos Lola; que se va, sin ser besada, a dormirse como cada noche sola. Y una lágrima salada, con sabor a mermelada de ternura, moja el suelo de su alcoba, donde un espejo le roba la hermosura” (letra Besos en la frente)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

MADAME DUBARRY (Madame DuBarry) – 1919

madame

Director Ernst Lubitsch
Guion Norbert Falk y Hans Kräly
Fotografía Theodor Sparkühl y Fritz Arno Wagner
Música Alexander Schirmann
Producción Projektions AG/UFA
Nacionalidad Alemania
Reparto Pola Negri, Emil Jannings, Reinhold Schünzel, Harry Liedtke, Paul Biensfeldt, Karl Platen, Eduard Von Winterstein, Magnus Stifter.

“No me quedaré ni un minuto más contigo si no obtengo una satisfacción completa”

Ernst Lubitsch inició su ciclo de reconstrucciones históricas con esta recreación entre sombría y satírica de la Revolución Francesa de 1789, cuyo impresionante éxito a nivel internacional propició la definitiva incursión del cine alemán en el mercado americano, consolidando a la UFA como el principal foco de atención del panorama fílmico europeo y a su autor como el más insigne cineasta del mismo. Persuadida por los aparatosos exponentes del género derivados de Italia, la productora berlinesa olvidó las restricciones económicas a las que estaba sometida la nación y puso en manos del realizador una suntuosa profusión de recursos técnicos y humanos (nada menos que unos dos mil quinientos extras) para describir el ascenso y caída de una joven mundana tan bella como ambiciosa, sublime composición de Pola Negri, en una sociedad abstraída por el declive de la monarquía borbónica y los caóticos síntomas revolucionarios. Un ejercicio de estilo complejo e innovador, en el que se vislumbraban ya rasgos del “toque” Lubitsch, especialmente en sus dotes para manejar equívocos juegos de alcoba, que no conseguiría ser superado por versiones de directores como William Dieterle (1934) o Christian-Jaque (1954).

Otras películas donde abundan los SECRETOS DE ALCOBA

El inocente – Luchino Visconti (1976)
Las amistades peligrosas – Stephen Frears (1988)
La favorita – Yorgos Lanthimos (2018)

OCTUBRE (Octubre)

Décimo mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días. Octubre es una palabra procedente del latín que significa “ocho meses”. A pesar de ser el décimo mes en la actualidad gracias a la aportación del calendario juliano, es el octavo mes en el calendario romano (…) En la religión católica, el mes de octubre está dedicado a la Virgen del Rosario y ángeles de la guarda. (Wikipedia)

“No hay una estación en la que se iluminen esos lugares agradables y soleados, y produzcan un efecto tan agradable en los sentimientos como en octubre”
Nathaniel Hawthorne (1804-1864) Novelista y cuentista estadounidense

OCTUBRE (Oktyabr) – 1927

Director Sergei M. Eisenstein
Guion Sergei M. Eisenstein y Grigori Aleksandrov
Fotografía Eduard Tisse
Música Vasili Kovrighin
Producción Sovkino
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 127m. B/N
Reparto Vasili Nikandrov, Boris Livanov, Nikolai Podvoisky, Nikolay Popov, Layaschenko, Smelsky, Mikholiev.

“Ahora en Rusia debemos ocuparnos de instaurar el estado socialista y proletario”

Eisenstein abandonó el rodaje de LO VIEJO Y LO NUEVO (1929), tras seis meses de filmación, para adentrarse en un encargo de elevado presupuesto, que, a partir del libro Ten days that shook the world del periodista John Reed, debía reconstruir con fervor los diversos acontecimientos que culminaron con la Revolución de octubre de 1917 para conmemorar así su décimo aniversario, y, de paso, poner un broche de oro a su personal trilogía sobre el proceso, inaugurada con LA HUELGA (1924) y proseguida con EL ACORAZADO POTEMKIN (1925). De esta manera nacería una de las obras silentes más perfectas de su autor, que a pesar de sus complejas y discutidas interferencias políticas (entre ellas, la exigencia del propio Stalin de eliminar todas las escenas donde apareciera la figura de León Trotski), logró consumar con voluntad metafórica y absoluta brillantez formal todas las teorías fomentadas en la escuela soviética de montaje, deparando secuencias de multitudes de masas tan audaces e impresionantes como el célebre pasaje del puente levadizo o el asalto y rendición del palacio de Invierno.

Otras películas ambientadas en el mes de OCTUBRE

Cielo de octubre – Joe Johnston (1999)
Good Bye, Lenin! – Wolfgang Becker (2003)
Octubre – Daniel Vega y Diego Vega (2010)