Cine mudo

PAZ (Civilización)

Definida en sentido positivo, es un estado a nivel social o personal, en el cual se encuentran en equilibrio y estabilidad en las partes de una unidad. También se refiere a la tranquilidad mental de una persona o sociedad; definida en sentido negativo, es la ausencia de inquietud, violencia o guerra. En el plano colectivo, paz es lo contrario de la guerra, estado interior exento de sentimientos negativos (ira, odio). (Wikipedia)

“La paz no es solamente la ausencia de la guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz”
Rigoberta Menchú (1959-) Líder indígena guatemalteca

CIVILIZACIÓN (Civilization) – 1916

Director Thomas H. Ince, Reginald Barker y Raymond B. West
Guion C. Gardner Sullivan
Fotografía Joseph H. August, Dal Clawson, Dev Jennings, Irvin Willat, Clyde de Vinna y Charles Kaufman
Música Victor Schertzinger
Producción Thomas H. Ince Corporation/Triangle Film
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 78m. B/N
Reparto Howard C. Hickman, Enid Markey, Lola May, Herschel Mayall, Charles K. French, j. Frank Burke, George Fisher, J. Barney Sherry.

“Durante mi reinado, mi mandato será que mis súbditos disfruten de paz y buena voluntad”

Antes de consagrar enteramente su capacidad como realizador a las películas del Oeste, Thomas H. Ince se alió con dos asiduos directores de la Triangle, Reginald Barker y Raymond B. West, este último bastante acreditado por su labor en el campo de los efectos especiales, con el objetivo de apuntalar las consignas idealistas proclamadas en la campaña electoral del candidato y a la postre presidente estadounidense Woodrow Wilson. Obviamente, el fruto de dicha asociación resultó ser un producto de irrebatibles directrices propagandísticas, donde la ingenua proclama mística en aras de la paz que proponía su argumento (el mismísimo Jesús de Nazaret se aparecía para contribuir a la alegórica redención espiritual de los responsables de un conflicto armado, ubicado en el imaginario reino de Wredpryd) contrastaba profundamente con su armoniosa y temperamental fuerza narrativa o la inmensa espectacularidad y pulcritud plástica de sus imponentes imágenes. La repercusión de semejante soflama acabó siendo de tal envergadura, que, en pleno delirio bélico, fue consumida como mero folletín antigermánico.

Otros alegatos fílmicos en favor de la PAZ

Remordimiento – Ernst Lubitsch (1931)
El gran dictador – Charles Chaplin (1940)
Flecha rota – Delmer Daves (1950)

ANTIBELICISMO (Arsenal)

Movimiento contra las guerras y contra una guerra concreta efectiva o eventual (…) El movimiento antibélico internacional moderno nace en el siglo XIX y se amplía en vísperas de la Primera Guerra Mundial (…) Después de la Segunda Guerra Mundial, se amplió y planteó la necesidad del desarme, ante todo la prohibición y eliminación de las armas atómicas, biológicas, químicas, etc. y también de armamentos comunes, la disolución de los bloques militares, la clausura de las bases militares en el extranjero y la evacuación de las tropas. (pazesfuerza.wordpress.com)

“Cassius Clay cambió de nombre y se permitió el lujo de ser igual de memorable con ambos. Se declaró musulmán y antibelicista en una época en la que bastante tenía con ser negro” (artículo Muhammad Ali: mucho más que un deportista enorme)
Jorge Sanz Casillas (1990-) Periodista español 

ARSENAL (Arsenal) – 1929

Director Aleksandr Dovjenko
Guion Aleksandr Dovjenko
Fotografía Danylo Demutsky
Música Igor Belza
Producción VUKFU
Nacionalidad Unión Soviética
Duración 75m. B/N
Reparto Semion Svachenko, Nikolai Nademsky, Sergei Petrov, Aleksandr Evdakov, Ambrossy Buchma, David Erdman, Gregori Karkhov.

“¿Dónde está el enemigo?”

En el ocaso del período silente, Dovjenko inscribió su nombre en los anales del Séptimo Arte con una trilogía en clave metafórica dedicada a su Ucrania natal, iniciada con ZVENIGORA (1928) y concluida con la magistral LA TIERRA (1930),  donde manifestaba su talento a base de entroncar un propósito didáctico y propagandístico con una emocionante acepción poética de la naturaleza humana. En esta ocasión, desarrollaba un turbulento episodio acontecido en 1918, cuando un excombatiente de la Primera Guerra Mundial infunde entre el proletariado de la fábrica de municiones de Kiev un espíritu nacional e insurrecto que dará lugar a una sucesión de refriegas con la política reaccionaria y que culminará con una masacre de obvio cariz simbólico, cuya máxima pretendía esclarecer la imposibilidad de erradicar una ideología por medio de las armas y la violencia. La cinta, paradigma del antibelicismo militante, fundamentaba su palpitante poderío expresivo en la fuerza del montaje y en la congénita capacidad de su autor para extraer lirismo de los más espasmódicos contenidos. 

Otras películas comprometidas con el ANTIBELICISMO

Senderos de gloria – Stanley Kubrick (1957)
El puente – Bernhard Wicki (1959)
Johnny cogió su fusil – Dalton Trumbo (1971)

TACAÑERÍA (Avaricia)

Mezquindad, inclinación a realizar los menores gastos posibles. (Espasa-Calpe)

“El ahorro excesivo declina rápidamente hacia la tacañería, cayendo en la exageración de reputar superfluo hasta lo necesario”
Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) Médico español

AVARICIA (Greed) – 1924

Director Erich Von Stroheim
Guion Erich Von Stroheim
Fotografía William H. Daniels y Ben F. Reynolds
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 140m. B/N
Reparto Zasu Pitts, Gibson Gowland, Jean Hersholt, Chester Conklin, Florence Gibson, Tempe Pigott, Günther von Ritzau, Sylvia Ashton.

“Te veré morir de hambre antes de que obtengas otro centavo… ¡de mi dinero!”

Probablemente el mejor ejemplo de la cruda y sarcástica amoralidad cinematográfica cultivada por Erich Von Stroheim lo encontremos en esta adaptación de la novela naturalista McTeague de Frank Norris, a su vez, inspirada en unos hechos criminales acontecidos a principios de la década de 1880, donde se narraban las sórdidas relaciones entre un dudoso odontólogo asentado en San Francisco, su tacaña esposa y el primo y ex pretendiente de ésta. Cercenada en más de seis horas respecto a su titánico metraje original y vilipendiada por la crítica americana del momento, que la llegó a considerar como un producto impúdico y hasta putrefacto, representa hoy en día la cumbre del sofisticado e innovador talento artístico del cineasta vienés (al que se le imputan hallazgos expresivos como el uso de la profundidad de campo) y de la casi enfermiza exactitud realista con la que solía moldear sus trabajos, patente en escenas tan absorbentes y perturbadoras como el beso en el consultorio, el revolcón sensual de Trina en la cama con su dinero o el amargo y trágico epílogo en el Valle de la Muerte, por cierto, rodado en pleno verano a más de cincuenta grados de temperatura.

Otras películas donde emerge el defecto de la TACAÑERÍA

Cuento de Navidad – Brian Desmond Hurst (1951)
Intento de asesinato – Shôhei Imamura (1964)
Los amantes crucificados – Kenji Mizoguchi (1964)

COMITIVA (El tesoro de Arne)

Grupo de personas que acompaña a un lugar a otra, normalmente más importante, o que lleva la representación de una comisión. (google.com)

“Mirando en aquella dirección el señor Roedor se dio cuenta de que era la comitiva de un entierro y que, al parecer, los ánimos estaban excitados contra él, pues se oían numerosas protestas” (novela A tale of two cities)
Charles Dickens (1812-1870) Escritor y novelista inglés

EL TESORO DE ARNE (Herr Arnes pengar) – 1919

Director Mauritz Stiller
Guion Mauritz Stiller y Gustaf Molander
Fotografía Julius Jaenzon
Productora Svenska Biografteatern AB
Nacionalidad Suecia
Duración 97m. B/N
Reparto Richard Lund, Mary Johnson, Erik Stocklassa, Bror Berger, Concordia Selander, Axel Nilsson, Hjalmar Selander, Wanda Rothgardt, Gösta Gustafson.

“Desde su elevado mirador en cubierta, el capitán vio una larga procesión que se acercaba al barco. Eran las mujeres de Marstrand, jóvenes y viejas. Iban vestidas de luto y las jóvenes llevaban un féretro”

Al sustituir a Victor Sjöstrom, director en el que la productora había confiado inicialmente por contar ya en su haber con dos honestas películas basadas en novelas de Selma Lagerlöff, Stiller alcanzó la cúspide de su creatividad fílmica con esta imborrable obra maestra del cine mudo, cuyo gran éxito internacional contrastaba con el contundente rechazo de la propia escritora sueca hacia una adaptación, que, bajo su criterio, deformaba la perspectiva moral del relato. El irrealizable vínculo amoroso que florece en la Suecia del siglo XVI entre una joven cortesana y uno de los tres mercenarios escoceses que asesinaron a su padre daba lugar a una simbólica apología del sentido de la justicia por encima de cualquier efluvio afectivo, narrada con un fogoso dinamismo e interpretada con esmero por un reparto en el que destacaba la sensibilidad y desenvoltura de Mary Johnson. El exquisito trabajo lumínico en escenarios naturales de Julius Jaenzon contribuyó a captar instantes de un fantasmagórico lirismo, como los del barco clavado en el hielo y la ceremoniosa comitiva fúnebre.

Otras películas donde aparece una COMITIVA fúnebre

La muerte de un burócrata – Tomás Gutiérrez Alea (1966)
La muerte de Mikel – Imanol Uribe (1983)
El camino a casa – Zhang Yimou (1999)

MUELLE (Los muelles de Nueva York)

Construcción de piedra y ladrillo fabricada en el agua, ya sea en el mar, en un lago o en un río, afianzada en el lecho acuático por medio de bases que lo sostienen firmemente, y que permite a barcos y embarcaciones atracar a efectos de realizar las tareas de carga y descarga de pasajeros o mercancías (…) En los puertos grandes, los muelles están generalmente especializados en un tipo de actividad, ya sea el transporte de pasajeros, la carga y descarga de vehículos, de contenedores y otras muchas. (Wikipedia)

“Sentándome aquí, descansando mis huesos. Esta soledad no me dejará solo. Son dos mil millas por las que he deambulado, solo para hacer de este muelle mi hogar” (canción [Sittin’ on] The dock of the bay)
Ottis Redding (1941-1967) Cantante, compositor, productor de discos estadounidense

LOS MUELLES DE NUEVA YORK (The docks of New York) – 1928

Director Josef Von Sternberg
Guion Jules Furthman
Fotografía Harold Rosson
Música Gaylord Carter
Producción Paramount/Famous Players-Lasky
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 76m. B/N
Reparto George Bancroft, Betty Compson, Olga Baclanova, Clyde Cook, Mitchell Lewis, Gustav von Steiffertitz, Guy Oliver, May Foster.

“El muelle de Nueva York: el final de muchos viajes, el inicio de muchas aventuras”

Una de las películas más avanzadas, florecientes y equilibradas de su realizador, y, por consiguiente, de los anales del cine mudo estadounidense, que reproducía íntegramente en estudio la sórdida marginalidad del entorno portuario neoyorquino y sus contiguos turbios arrabales para plasmar en imagenes de un poético y ofuscado preciosismo el fugaz pero conmovedor devaneo amoroso entre un zafio fogonero de barco mercante y una hermosa vagabunda suicida, según el argumento ideado por John Monk Saunders bajo el título The dock walloper. Sin la necesidad de escarbar en el pasado de sus protagonistas, ni siquiera en los razonamientos, sentimientos y designios que les arrastran a cometer sus impulsivos actos, el reputado creador de ambientes y atmósferas de origen vienés plasmó un conjunto naturalista de enfurecida sensualidad y romanticismo fatalista, potenciado por la sobriedad y contención de sus interpretaciones, una maravillosa aplicación de la técnica del claroscuro y un cautivador decorativismo interiorista a cargo del director artístico de origen alemán Hans Dreier.

Otras películas mayoritariamente ambientadas en un MUELLE

A la sombra de los muelles – James Cruze (1933)
Ambición rota – Lloyd Bacon (1938)
Puerto de Nueva York – Laslo Benedek (1949)