Cine mudo

TABERNA (Fiebre)

Establecimiento en el que se venden y consumen bebidas alcohólicas, especialmente vino, cerveza o licor, y a menudo comidas o aperitivos. (google.com)

“Una taberna es un lugar en donde la locura es vendida en botella”
Jonathan Swift (1667-1745) Escritor irlandés

FIEBRE (Fièvre) – 1921

fiebre

Director Louis Delluc
Guion Louis Delluc
Fotografía Alphonse Gibory y Georges Lucas
Producción Alhambra Film/Jupiter
Nacionalidad Francia
Duración 43m. B/N
Reparto Eve Francis, Gaston Modot, Yvonne Aurel, George Footit, Léon Moussinac, Elena Sangrary, Lili Samuel, Edmond Van Daële.

“Un pesimismo romántico derivado tanto de la literatura de ‘fin-de-siècle’ como de las preocupaciones psicológicas de la era de posguerra”

Junto a la memorable LA MUJER DE NINGUNA PARTE, la mejor realización de un personaje absolutamente crucial en la evolución de la influyente cinematografía francesa, no sólo en su actividad como realizador sino en su prestigiosa y decisiva labor como teórico cinematográfico e impulsor/fundador de los cine-clubs. Para desarrollar en imágenes (y sin rótulos explicativos) un trágico suceso acontecido en una ajetreada taberna portuaria marsellesa, causado por una relación amorosa pretérita, Louis Delluc acentuó substancialmente el decorado con una atinada distribución espacial de la luz y una resolutiva utilización de la profundidad de campo, tal y como preconizaban las películas suecas de la época. Infundido por la proclividad psicológica del ‘Kammerspielfilm’ germano y fielmente adherido a la regla teatral de las tres unidades, este desesperanzado drama de atmósfera ‘in crescendo’ representa hoy un primoroso paradigma de la escuela impresionista e interviene como directo precursor del realismo poético que imperaría en Francia durante la siguiente década.

Otras películas con momentos trascendentales de TABERNA

La isla del tesoro – Victor Fleming (1934)
La taberna del irlandés – John Ford (1963)
Campanadas a medianoche – Orson Welles (1965)

PAUTA (Amor y periodismo)

Norma o modelo que sirve de guía para hacer algo. (google.com)
Marcar una pauta. Establecer, indicar o sugerir un modelo que sirve o puede servir de guía en un terreno determinado. (expresiones.info)

“La marca característica de nuestra época es su repulsión hacia las pautas impuestas”
Herbert Marshall McLuhan (1911-1980) Filósofo, erudito y educador canadiense

AMOR Y PERIODISMO (Kärlek och journalistik) – 1916

karlek

Director Mauritz Stiller
Guion Harriet Bloch
Fotografía Gustaf Bode
Producción Svensk Biografteatern
Nacionalidad Suecia
Duración 40m. B/N
Reparto Richard Lund, Karin Molander, Jenny Tschernichin-Larsson, Stina Berg, Gucken Cedeborg, Julius Hälsig.

“Tienes que encontrar una manera. Después de todo, eres muy imaginativa. Tráeme una buena historia con fotos bonitas, y conseguirás un fabuloso aumento”

Con el fin de eludir el reclutamiento militar, Mauritz Stiller abandonó su Finlandia natal para recaer en territorio sueco, donde tras ser incorporado a la Svenska Biografteatern de la mano del productor Charles Magnusson, acabaría concibiendo un nuevo género en la cinematografía europea: la sofisticada y elegante comedia de enredos. El primer gran ejemplo de este patrón que tanto marcaría las pautas en el cine norteamericano de los treinta, fue esta infalible combinación de humor y romance, que desarrollaba a través de una narración dinámica y con una notable profusión de lujo, tanto el decorado como en el vestuario, la sucesión de equívocos y cómicas situaciones que comportaba la intrusión de una avispada reportera en el hogar de un célebre explorador. Esta benévola crítica al periodismo especializado en asuntos del corazón, y al ineluctable gravamen que uno ha de hacer frente cuando es apresado por la fama, fue retomada en 1937 por Darryl F. Zanuck para una chispeante versión en clave ‘screwball’, dirigida por Tay Garnett e interpretada por Tyrone Power y Loretta Young.

Otras películas pioneras que marcaron la PAUTA en el desarrollo de un género

El estudiante de Praga – Stellan Rye y Paul Wegener (1913)
Cabiria – Giovanni Pastrone (1914)
Nanuk, el esquimal – Robert J. Flaherty (1922)

DECADENCIA (La marcha nupcial)

Fase de colapso social en que se produce un quiebre tanto de la cultura y las instituciones civiles como de otras características propias de una sociedad (valores, costumbres), para cambiar o transformarse en algo nuevo. En general, se habla de decadencia en referencia al deterioro o descuido de una cosa, en la cual el descuido o el paso del tiempo van causando estragos. (significados.com)

“Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes solo necesitan saber a dónde van”
José Ingenieros (1877-1925) Médico, psiquiatra, criminólogo, farmacéutico, escritor, docente, filósofo y sociólogo ítalo-argentino

LA MARCHA NUPCIAL (The wedding march) – 1928

marcha

Director Erich Von Stroheim
Guion Erich Von Stroheim y Harry Carr
Fotografía Hal Mohr, William McGann, Harry Thorpe y Roy Klaffki
Música John S. Zamecnik
Producción Paramount/Famous Lasky Corporation
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 119m. B/N
Reparto Erich Von Stroheim, Fay Wray, Zasu Pitts, Matthew Betz, George Fawcett, Maude George, Dale Fuller, George Nichols, Hughie Mack.

“Deja el póquer y a tus carísimas amiguitas, ¡o cásate por dinero!”

Puliendo su alambicado barroquismo con una mayor atención por la psicología de los personajes y las relaciones con su entorno, Erich Von Stroheim persistió en esgrimir su hiperbólico retrato de la decadencia de la aristocracia vienesa como pretexto para ensamblar estigmas humanos tan capitalmente pecaminosos como la envidia, la codicia o la lujuria dentro de una casi inconciliable atmósfera de sensual melancolía. Así pues, en esta imposible historia de amor entre una humilde provinciana y un díscolo príncipe arruinado, que los productores amputaron y dividieron en dos partes (aunque su autor acabó logrando que su hoy desaparecida continuación, ‘La luna de miel’, jamás se estrenara en América), convivían pasajes románticos de un desmesurado lirismo floral con virulentas y confabuladoras escenas de desenfreno lascivo, una marcha castrense fotografiada en un experimental sistema bicromático o una ceremonia nupcial tormentosamente fetichista, básica para refrendar la sórdida potestad del aliciente económico sobre el amor idealista. Extraordinarios decorados de Richard Day.

Otras películas ambientadas en un entorno de DECADENCIA moral

Quo Vadis – Mervyn Leroy (1951)
La Dolce Vita – Federico Fellini (1960)
Antes que el diablo sepa que has muerto – Sidney Lumet (2007)

TRAPECISTA (Varieté)

Artista de circo que realiza acrobacias sobre el trapecio. Los trapecistas constituyen una de las actuaciones clásicas del circo e incluidas entre las artes circenses. Los actos del trapecista son muy apreciados por el público por su riesgo y espectacularidad. Su labor tradicional es la de realizar piruetas de dificultad creciente sobre el trapecio mientras este se balancea. (Wikipedia)

“Mírate, ¡eh! La rueda del trapecista y las agujas aún siguen girando. Girando mi esperanza y mis te quieros te están esperando” (canción Mírate)
Antonio Orozco (1972-) Cantante y compositor español

VARIETÉ (Varieté) – 1925

variete

Director Ewald André Dupont
Guion Ewald André Dupont
Fotografía Karl Freund y Carl Hoffmann
Producción U.F.A.
Nacionalidad Alemania
Duración 95m. B/N
Reparto Emil Jannings, Maly Delschaft, Lya De Putti, Warwick Ward, Alice Hechy, Georg John, Kurt Gerron, Werner Krauss.

“¿No te parece una vida triste? ¿No era más bonito antes cuando hacíamos nuestro número de acrobacia?”

La mejor película de Ewald André Dupont la hallamos en este sombrío melodrama de ambiente circense, basado en la novela Der eid des Stephan Huller de Felix Hollaender, que, debido a sus alardes técnicos y estéticos, cosechó un insospechado éxito crítico-comercial en Estados Unidos hasta erigirse en una de las cintas que mayor influencia tuvieron en la industria hollywoodiense. Las tensas y apasionadas relaciones amorosas en Berlín de un triángulo de artistas del trapecio (doblados en las acrobáticas secuencias por Vera Bruce y los famosos hermanos mexicanos Lalo y Alfredo Codona) perduran en el recuerdo por su impactante poderío visual, básicamente condensado en una prodigiosa distribución en el espacio de los personajes y, sobre todo, en unos efectistas e innovadores ángulos y movimientos subjetivos de la cámara a cargo del operador Karl Freund. Dupont obtuvo un contrato con la Universal después de evidenciar tanto su buen pulso narrativo como una impecable dirección de actores, entre los que sobresalía el incomparable Emil Jannings con una caracterización de una solemne, gesticulante y cautivadora contundencia.

Otras películas que contienen la intervención de un TRAPECISTA

El mayor espectáculo del mundo – Cecil B. De Mille (1952)
Trapecio – Carol Reed (1956)
El cielo sobre Berlín – Wim Wenders (1987)

GAG (Charlot emigrante)

Algo que transmite su humor a través de imágenes, generalmente sin el uso de palabras. Hay varios ejemplos utilizados en la historia del cine por directores que han basado la mayor parte de su humor en gags visuales, incluso al punto de no usar diálogo. Uno de los ejemplos más recientes e importantes lo podríamos encontrar en la serie televisiva Mr. Bean, de Rowan Atkinson, siguiendo quizá el esquema de gag visual exponenciado por Charles Chaplin junto con otras importantes figuras del cine mudo como los actores Harold Lloyd, Buster Keaton o Harpo y Groucho Marx. El primer uso conocido del gag tuvo lugar, como podría por otra parte parecer evidente, en la primera película de humor de la historia del cine, L’Arroseur Arrosé (El regador regado), rodada en un minuto de metraje por los Hermanos Lumière en 1895 y en la que un jardinero que riega sus plantas acaba por convertirse en el objeto de la travesura de un niño. (Wikipedia)

“Vuelvo a las películas que iba a ver cuando era chico. Hoy repaso todo aquello y me pongo a pensar cómo no se me ocurrió un gag así. Ese sentido de la imagen y de su pureza, se sostenía en algo fundamental en el humor: el poder de síntesis. Es la capacidad, como hacen los dibujantes, de contar toda una historia en tres cuadritos. El gag es el módulo básico donde todo se asienta”
Juan Carlos Mesa (1930-) Humorista, actor, guionista, director de cine y de televisión argentino

CHARLOT EMIGRANTE (The inmigrant) – 1917

inmigrant

Director Charles Chaplin
Guion Charles Chaplin
Fotografía William C. Foster y Roland H. Totheroh
Producción Lone Star Corporation/Mutual Film
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 25 min. B/N
Reparto Charles Chaplin, Edna Purviance, Eric Campbell, Albert Austin, Henry Bergman, John Rand, Stanley Sanford, James T. Kelly, Kitty Bradbury. 

“¿Cuál es el problema, camarero?”

Penúltima contribución artística de Charles Chaplin para la Mutual y, sin duda, una de las más sobresalientes, donde ampliaba la magnitud de su particular universo cómico con ciertas incursiones dramáticas y varios apuntes críticos de marcado contenido social y autobiográfico, que no vacilaban en despedazar el generoso y arquetípico enfoque liberalista aplicado al pueblo estadounidense. El film está fraccionado en dos partes totalmente diferenciadas, fruto de la particular improvisación argumental de su autor: una primera en la que se ilustra con cruda ironía la odisea marítima de unos emigrantes, cuyas expectativas de futuro ya se ven truncadas a su llegada a Ellis Island, donde son tratados prácticamente como reses, así como el nacimiento del emotivo romance entre el vagabundo y una bella exiliada; mientras que la segunda, rodada con anterioridad, localiza en un restaurante una sucesión de lúcidos gags, entre los que destaca la escena del dólar encontrado en la calle, posteriormente perdido y finalmente recuperado. Pese a su vituperante mirada, deparó un rutilante éxito comercial.

Otras películas que contienen una importante dosis de GAGS visuales

El moderno Sherlock Holmes – Buster Keaton (1924)
Día de fiesta – Jacques Tati (1949)
El terror de las chicas – Jerry Lewis (1961)