F. W. Murnau

ALMA (Fausto)

1. Parte inmaterial del ser humano que es capaz de sentir y pensar y que, con el cuerpo o parte material, constituye la esencia humana; según algunas religiones también es inmortal.
2. Parte de la persona separada del cuerpo tras la muerte, según algunas religiones.
3. Parte del ser humano que se mueve por la moral, los sentimientos y los afectos, y que se opone a la parte mental o racional.
(Larousse Editorial)

“Voy pensando y preguntándome carretera abajo que una vez amé a una mujer. Una niña, me dijeron. Yo le di mi corazón, pero ella quería mi alma… Pero no lo pienses dos veces, está bien” (canción Don’t think twice, it’s all right)
Bob Dylan (1941-) Músico, cantante y poeta estadounidense

FAUSTO (Faust) – 1926

faust

Director F.W. Murnau
Guión Hans Kyser
Fotografía Carl Hoffmann
Música Werner R. Heymann y Erno Rapee
Producción UFA
Nacionalidad Alemania
Duración 116m. B/N
Reparto Gösta Ekman, Emil Jannings, Camilla Horn, Frida Richard, William Dieterle, Eric Barclay, Yvette Guilbert, Hanna Ralph, Lothar Müthel.

“Todas las cosas en el cielo y en la tierra son maravillosas, pero el mayor milagro de todos es la libertad del hombre para elegir entre el bien y el mal”

Murnau concluyó su rutilante etapa alemana con esta transposición fílmica de la célebre leyenda popular de Fausto, inspirada tanto en las obras literarias de Johann Wolfgang Van Goethe y Christopher Marlowe como en las tradicionales leyendas teutonas, en la que apuró con brillantez el inusitado despliegue de recursos técnicos que la UFA puso a su disposición para alcanzar una eminente cúspide del cine mudo europeo, que, sin embargo, no pudo evitar un sonoro batacazo crítico y comercial. Resulta obvio admitir que un mensaje de la trascendencia cultural y la profundidad metafísica, apócrifa y espiritual de esta fábula sobre la conversión del Mal y el infructuoso anhelo por perseguir la juventud eterna, centrada en el fatídico pacto que un erudito y respetable anciano formaliza con el diabólico Mefisto, requería el refinamiento visual y la sensibilidad poético-humanista del genial realizador, que no tuvo más que exprimir el dominio lumínico de Carl Hoffmann o el preeminente quehacer de Robert Herlth y Walter Röhring en los polimorfos decorados para cosechar imágenes de un esplendor pictórico imperecedero e indivisible.

Otras películas donde el ALMA interviene como objeto de transacción

El hombre que vendió su alma – William Dieterle (1941)
El corazón del ángel – Alan Parker (1987)
Al diablo con el diablo – Harold Ramis (2000)

AMANECER (Amanecer)

Término que mayormente empleamos para indicar el momento de la salida del sol sobre el horizonte, es decir, el amanecer es la aparición de la luz del día. Una vez que el astro, en este caso el sol, atraviesa el plano del horizonte y pasa al hemisferio visible, pasando su altura astronómica de negativa a positiva y ubicándose la misma en cero, se estará ante el amanecer. (definicionabc.com)

“Cuando hagas algo noble y hermoso y nadie se de cuenta, no estés triste. El amanecer es un espectáculo hermoso y sin embargo la mayor parte de la audiencia duerme todavía”
John Lennon (1940-1980) músico y compositor británico

AMANECER (Sunrise) – 1927

sunrise2

Director F.W. Murnau
Guión Carl Mayer
Fotografía Charles Rosher y Karl Struss
Música Hugo Riesenfeld
Producción Fox Film Corporation
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. B/N
Reparto George O’Brien, Janet Gaynor, Margaret Livingstone, Bodil Rosing, Jane Winton, J. Farrell MacDonald, Ralph Sipperly, Eddie Boland.

“Esta canción del hombre y de su esposa proviene de ninguno y de todos los lugares; podrías oírla en cualquier lugar, en cualquier momento. Dondequiera que salga y se ponga el Sol, en la confusión de la gran ciudad o bajo el cielo despejado de una granja, la vida es muy parecida; a veces es amarga, a veces dulce”

En su primera película americana, Murnau dispuso de absoluta libertad creativa para transformar la novela corta de Hermann Sundermann Die reise nach Tilsit en un melodrama romántico repleto de poesía y lirismo, que, aún hoy, sigue siendo encumbrado como una de las grandes cúspides de la cinematografía silente. Únicamente treinta rótulos intercalados fueron suficientes para expresar en imágenes esta delicada historia de perdición, amor y redención en torno al verdadero sentimiento conyugal rebrotado por un lugareño tras no poder consumar la tentativa de asesinar a su esposa para fugarse con su impúdica amante a la gran ciudad. El cineasta germano contrastó lo rústico y lo urbano con decisiva trascendencia, reflejó con brillantez diferentes estados de ánimo y expuso con absoluta perfección la evolución psicológica de sus protagonistas a través de un virtuosismo técnico impresionante, donde su sensibilidad narrativa y un descollante tratamiento lumínico de raíz expresionista se aunaban para concebir instantes de una asombrosa belleza, simbolismo y plasticidad.

Otras películas con una trascendencia decisiva del AMANECER

Amanece – Marcel Carné (1939)
Amanecer Zulú – Douglas Hickox (1979)
Amanece, que no es poco – José Luis Cuerda (1989)

LAVABO (El último)

1. Pila fija, de porcelana o de cerámica, con uno o más grifos y un desagüe, que suele estar en el cuarto de baño y se usa sobre todo para lavarse las manos, la cara y los dientes.
2. Habitación destinada al aseo personal, en la que, además de esta pila, suele haber un váter, una ducha y un bidé.
3. En un establecimiento público, lugar donde se encuentran el váter y la pila para lavarse las manos.
http://es.thefreedictionary.com/lavabo

“Hay que acabar el repugnante ritmo cinematográfico actual, esta convencional y enojosa retórica del movimiento de la cámara. ¿Cómo creer en el más banal de los melodramas cuando la cámara sigue al asesino por todas partes en travelling, hasta el lavabo donde va a lavarse la sangre que mancha sus manos?”
Salvador Dalí (1904-1989) Pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor español

EL ÚLTIMO (Der letzte mann) – 1924

ultimo

Director F.W. Murnau
Guión Carl Mayer
Fotografía Karl Freund y Robert Baberske
Música Giuseppe Becce
Producción UFA
Nacionalidad Alemania
Duración 88m. B/N
Reparto Emil Jannings, Maly Delschaft, Max Hiller, Hans Unterkirchen, Hermann Vallentin, Emilie Kurtz, Georg John, Olaf Storm, Emmy Wida.

A partir de un brillante guión de Carl Mayer, Murnau confeccionó este sórdido e imperecedero drama social en torno a los lacerantes pormenores de la vejez y la ruindad de la tiranía capitalista, que constituye una de las grandes obras maestras de la producción muda europea. La cruel y afrentosa desconsideración laboral sufrida por el portero de un suntuoso hotel berlinés tras verse relegado por su avanzada edad al cuidado de los lavabos de caballeros, conformaba el argumento de un film verdaderamente relevante de cara al desarrollo de la cinematografía alemana por delimitar la transición del expresionismo, representado en su tratamiento plástico y en su sabia utilización de luces y sombras, al realismo social, patente en sus acentuados contrastes ambientales y en una asombrosa movilidad de la cámara; procedimiento (fruto de la estrecha colaboración entre el genial realizador y el operador Karl Freund) que contribuyó a hacer innecesaria la utilización de intertítulos explicativos (salvo en el dudoso epílogo impuesto por la censura) y supuso una decisiva renovación en el lenguaje cinematográfico de la época. Por supuesto, cabe destacar el prodigioso alarde de facultades interpretativas del gran Emil Jannings.

Otras películas con alguna destacada escena en un LAVABO

El guateque – Blake Edwards (1968)
Yo, Cristina F. – Uli Edel (1981)
Trainspotting – Danny Boyle (1996)

INDÍGENA (Tabú)

Término que, en un sentido amplio, se aplica a todo aquello que es relativo a una población originaria del territorio que habita, cuyo establecimiento en el mismo precede al de otros pueblos o cuya presencia es lo suficientemente prolongada y estable como para tenerla por oriunda (…) En sentido estricto y más habitualmente, se aplica la denominación indígenas a las etnias que preservan las culturas tradicionales. Con este alcance, se denomina indígenas a los grupos humanos que presentan características tales como: a) pertenecer a tradiciones organizativas distintas al estado moderno, y b) pertenecer a culturas que sobrevivieron la expansión planetaria de la civilización occidental. (Wikipedia)

“La condición del indígena puede mejorar de dos maneras: o el corazón de los opresores se conduele al extremo de reconocer el derecho de los oprimidos, o el ánimo de los oprimidos adquiere la virilidad suficiente para escarmentar a los opresores”
Manuel González Prada (1844-1918) Ensayista, pensador anarquista y poeta peruano

TABÚ (Tabu) – 1931

tabu

Director F.W. Murnau
Guión F.W. Murnau, Robert J. Flaherty y Edgar G. Ulmer
Fotografía Floyd Crosby y Robert J. Flaherty
Música Hugo Riesenfeld
Producción Paramount/Murnau-Flaherty Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 82m. B/N
Reparto Anne Chevalier, Bill Brambridge y actores naturales de las islas del pacífico, Reri, Matahi, Hitu, Kong Ha.

“Tengo que irme. Hitu está aquí y me espera. Morirás si no obedezco. Iré para que vivas. El tabú está sobre nosotros. Contigo he sido mucho más feliz de lo que merecía. El amor que me has dado, lo mantendré hasta el último latido de mi corazón. A través de las grandes aguas, vendré a ti en tus sueños cuando la luna se extienda sobre el mar”

La efímera colaboración entre Murnau y Flaherty dio lugar a esta indiscutible obra maestra, considerada unánimemente como una de la cumbres del lirismo cinematográfico en su acepción más antropológica. Filmada en Tahití y Bora Bora, con un reparto casi totalmente nativo, narraba como dos jóvenes polinesios veían truncada su historia de amor tras ser declarada ella tabú para los hombres por medio de una consagración a los dioses. El sentido visual y dramático del cineasta germano (que no llegaría a ver estrenada la película, pues a los pocos días después de acabar el rodaje murió víctima de un accidente de automóvil) se fundía a la perfección con el talento documentalista del realizador irlandés, consiguiendo una combinación creadora de gran exotismo y una enorme calidad poética, que describía las costumbres y tradiciones de aquella población indígena en una esencial comunión con la naturaleza y a través de una insólita amalgama de sensualidad, elegancia y regocijo vital. No obstante, durante su gestación existieron serias divergencias entre ambos autores, que llevaron a Flaherty a abandonar el rodaje y a no participar en el montaje final.

Otras películas que reproducen las costumbres de distintos pueblos INDÍGENAS

El último mohicano – Michael Mann (1992)
Apocalypto – Mel Gibson (2006)
El abrazo de la serpiente – Ciro Guerra (2015)

VAMPIRO (Nosferatu, el vampiro)

Según el folclore de varios países, una criatura que se alimenta de la esencia vital de otros seres vivos (usualmente bajo la forma de sangre) para así mantenerse activo. En algunas culturas orientales y americanas aborígenes, el vampiro es una deidad demoníaca o un dios menor que forma parte del panteón siniestro en sus mitologías. En la cultura europea y occidental, así como en la cultura global contemporánea, el prototipo de vampiro más popular es el de origen eslavo, el de un ser humano convertido después de morir en un cadáver activo o reviniente depredador chupasangre. (Wikipedia)

“El vampiro está propenso a ser víctima de vehementes pasiones, parecidas a las del amor, ante determinadas personas. Para obtener su sangre, pone en juego una paciencia infinita y recurre a toda clase de estratagemas a fin de superar los obstáculos que le separan del objeto deseado. No desiste de su empresa hasta que su pasión ha sido colmada y ha podido sorber la vida de la codiciada víctima”
Sheridan Le Fanu (1814-1873) Escritor irlandés

NOSFERATU, EL VAMPIRO (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens) – 1922

nosferatu

Director F.W. Murnau
Guión Henrik Galeen
Fotografía Fritz Arno Wagner y Günther Krampf
Música Hans Erdmann
Producción Prana Film/Jofa-Atelier Berlin-Johannisthal
Nacionalidad Alemania
Duración 72m. B/N
Reparto Max Schreck, Gustav von Wangeheilm, Greta Schröder, Alexander Granagh, Gustav Botz, Georg H. Schnell, Ruth Landshoff.

“¡No tan deprisa, amigo mío! Nadie puede escapar de su destino”

Impresionante adaptación de la novela Dracula de Bram Stoker, ligeramente alterada y no reconocida para no costear los derechos de autor, que forma parte de aquellos premonitorios e irrefutables clásicos del fantástico que nos legó la cinematografía alemana en su etapa silente. Las célebres tropelías del vampiro de Transilvania, representado por un espeluznante monstruo de cabeza rapada, nariz aguileña y engarfiadas zarpas (imponente composición de Max Schreck) fueron plasmadas en la pantalla por medio de una insólita cristalización de horror, fisicidad y lirismo, cuya potente y asombrosa estética de corte expresionista no tuvo reparos en dejarse airear parcialmente en escenarios naturales. El film, que estuvo a punto de desaparecer debido a un proceso judicial planteado por la viuda del escritor que dictaminaba incinerar todas las copias, obtuvo un éxito de crítica considerable que sirvió para consagrar a Murnau como uno de los más grandes creadores de la historia del Séptimo Arte. Werner Herzog rindió al personaje un voluntarioso e inquietante homenaje en NOSFERATU, VAMPIRO DE LA NOCHE (1978), mientras que E. Elias Merhige reconstruyó con personalidad las interioridades del rodaje en LA SOMBRA DEL VAMPIRO (2000)

Otras películas sobre VAMPIROS

Vampyr, la bruja vampiro – Carl Th. Dreyer (1932)
El baile de los vampiros – Roman Polanski (1967)
Entrevista con el vampiro – Neil Jordan (1994)