Drama costumbrista

RAGTIME (Ragtime)

Género musical estadounidense que se popularizó a finales del siglo XIX, derivado de la marcha y caracterizado por una melodía sincopada y un ritmo acentuado en los tiempos impares (…) Es una de las primeras formas musicales verdaderamente estadounidenses y una de las influencias en el desarrollo del jazz.​ Su principal compositor fue Scott Joplin, quien saltó a la fama tras la publicación en 1899 del Maple Leaf Rag, el cual, junto con otros éxitos posteriores, contribuyó a definir la forma conocida como ragtime clásico, con una armonía, estructura y métrica particular, en contraste con las formas más primitivas de ragtime caracterizadas por una mayor flexibilidad. (Wikipedia)

«Tocábamos porque el océano es grande y da miedo, tocábamos para que la gente no notara el paso del tiempo y se olvidara de dónde estaba y de quién era. Tocábamos para hacer que bailaran, porque si bailas no puedes morir y te sientes Dios. Y tocábamos ragtime, porque es la música con la que Dios baila cuando nadie lo ve. Con la que Dios bailaría si fuera negro» (monólogo teatral Novecento)
Alessandro Baricco (1958-) Novelista, dramaturgo y periodista italiano

RAGTIME (Ragtime) – 1981

Director Milos Forman
Guion Michael Weller
Fotografía Miroslav Ondricek
Música Randy Newman
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 155m. Color
Reparto Howard E. Rollins Jr., Moses Gunn, James Cagney, Brad Dourif, Elizabeth McGovern, Kenneth McMillan, Pat O’Brien, Donald O´Connor, James Olson.

«¿Usted cree que esa venganza cicatrizará su orgullo herido? (…) Pues se equivoca, Sr. Walker, se equivoca en lo más profundo de su alma (…) Porque la venganza solo engendra venganza, una sobre otra…»

Constatanto su formalista adaptabilidad a los despóticos cánones de la industria hollywoodiense, Milos Forman suscribió este regio, armonioso y multitentacular fresco de la sociedad estadounidense de principios del siglo XX, basado en el best-seller homónimo de E.L. Doctorow, que, pese a la equilbrada solidez de su distinguida factura, obtuvo un rendimiento en taquilla muy inferior a lo esperado. En él, perfilaba una elocuente amalgama de sentimientos, inquietudes y prejuicios humanos entrecruzando con intensidad narrativa una serie de persuasivas historias de corte melodramático y ambiente neoyorquino, caracterizadas por la azarosa evolución psicológica de sus personajes, entre las que destacaba la conversión en vengativo terrorista de un íntegro y racialmente discriminado pianista afroamericano. Realzada por una certera reconstrucción ambiental, un portentoso dominio de la elipsis y una inestimable banda sonora al ritmo sincopado del ragtime, quedará siempre en el recuerdo por comportar el aplaudido y fugaz retorno de James Cagney, tras permanecer exiliado de la gran pantalla durante veinte años.

Otras películas musicadas a ritmo de RAGTIME

La banda de Alexander – Henry King (1938)
El golpe – George Roy Hill (1973)
La pequeña – Louis Malle (1978)

PERLA (La perla)

Concreción nacarada, generalmente de color blanco agrisado, reflejos brillantes y forma más o menos esferoidal, que suele formarse en el interior de las conchas de diversos moluscos, sobre todo en las madreperlas. Se estima mucho en joyería cuando tiene buen oriente y es de forma regular. (RAE)

“Si pudiéramos penetrar en nosotros mismos y extraer los pensamientos como el buzo extrae las perlas… ¡Preciosas perlas de las ostras cerradas del silencio, en las profundidades de nuestra subconsciencia!”
Isadora Duncan (1877-1927) Bailarina y coreógrafa estadounidense

LA PERLA (La perla) – 1947

perla

Director Emilio Fernández
Guion Emilio Fernández, John Steinbeck y Jack Wagner
Fotografía Gabriel Figueroa
Música Antonio Díaz Conde
Producción Águila Films/RKO
Nacionalidad México
Duración 85m. B/N
Reparto Pedro Armendáriz, María Elena Marqués, Alfonso Bedoya, Fernando Wagner, Gilberto González, Charles Rooner, Juan García.
* Nicandro Castillo – El gusto

«Tendremos ropa nueva y ella tendrá sus zapatos (…) Mi hijo sabrá leer y sabrá lo que es un libro. Mi hijo aprenderá a escribir y sabrá lo que son las palabras escritas. Mi hijo aprenderá a hacer números y sabrá lo que son los números. Estas cosas nos harán libres. Él tendrá saber y por él nosotros también llegaremos a saber. Esto es lo que hará la perla.»

La primera película de habla hispana que consiguió alzarse con un premio en los Globos de Oro (mejor fotografía) fue esta apreciable adaptación de la inmortal novela corta homónima de John Steinbeck, en cuyo guion participó el propio escritor, donde se reivindicaba el decoroso sentido de la humildad frente al egoísmo, la soberbia y la perversión que trae consigo un desmedido afán de riqueza a partir del feroz infortunio que se instala en la familia de un pescador indígena (espléndido Pedro Armendáriz) tras el hallazgo en el fondo del océano de una perla de imponente tamaño e incalculable valor. El paisajismo pictórico del maestro Gabriel Figueroa halló en las playas de Acapulco, los manglares de sus lagunas costeras y la intrincada sierra tepozteca los parajes idóneos para concebir la apabullante atmósfera plástica que circunda este exótico, turbador y altisonante retablo de las miserias humanas, regido por el ‘Indio’ Fernández con un estremecedor naturalismo descriptivo, esencialmente influenciado por genios del cine soviético como Eisenstein y Dovjenko.

Otras películas determinadas por la existencia de una PERLA

La perla del sur del Pacífico – Allan Dwan (1955)
La perla negra – Saul Swimmer (1977)
La joven de la perla – Peter Webber (2003)

CARBÓN (¡Qué verde era mi valle!)

Roca sedimentaria organógena de color negro, muy rica en carbono y con cantidades variables de otros elementos, principalmente hidrógeno, azufre, oxígeno y nitrógeno. Principalmente es utilizada como combustible fósil.
El objetivo de la minería de carbón es la obtención de carbón y a veces otros recursos del suelo. El carbón es valorado por su contenido energético y, desde la década de 1880, ha sido ampliamente utilizado para generar electricidad. Las industrias de acero y cemento usan carbón como combustible para la extracción de hierro de rocas y minerales y para la producción de cemento. (Wikipedia)

“El amor se parece al carbón: cuando está candente quema; cuando está frío, ensucia”
Vasili Grossman (1905-1964) Escritor y periodista soviético

¡QUÉ VERDE ERA MI VALLE! (How green was my valley (1941)

verde2

Director John Ford
Guion Philip Dunne
Fotografía Arthur B. Miller
Música Alfred Newman
Producción 20th. Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 118m. B/N
Reparto Walter Pidgeon, Maureen O’Hara, Roddy McDowall, Donald Crisp, John Loder, Anna Lee, Arthur Shields, Barry Fitzgerald, Patric Knowles.

«Formen su sindicato. Lo necesitan. Solos son débiles, unidos serán fuertes. Pero recuerden que a la fuerza se une la responsabilidad hacia ustedes y hacia los demás, porque no se puede vencer la injusticia con más injusticia»

Emocionante y poética adaptación de la famosa novela homónima de Richard Llewellyn, producida por el omnipotente Darryl F. Zanuck, que, con todo merecimiento, ocupa un lugar de privilegio entre las obras más ilustres y prestigiosas obras de la majestuosa filmografía fordiana. La paulatina desintegración de una familia numerosa de mineros del carbón en el tradicional y devoto sur del País de Gales de finales del siglo XIX, evocada con nostalgia por el miembro más joven de la misma, sirvió para analizar con suma agudeza costumbrista el tema de la explotación proletaria, sus consecuentes brotes sindicalistas y su obvia incidencia en la fortaleza del núcleo familiar. La vertiente humana, romántica y melancólica de su realizador quedó reafirmada en esta oda al caprichoso e implacable fluir de la memoria, embellecido por la espléndida fotografía de Arthur B. Miller, una sensacional dirección artística a cargo de un equipo liderado por el canadiense Richard Day y, sobre todo, un inspiradísimo conjunto de intérpretes, del que sobresale una Maureen O’Hara tan conmovedora como absolutamente esplendorosa.

Otras películas ambientadas en el mundo de la MINERÍA DEL CARBÓN

Carbón – G.W. Pabst (1931)
Le point du jour – Louis Daquin (1949)
Germinal – Claude Berri (1993)

PORTERO (Testigos silenciosos)

Persona que tiene por oficio vigilar un edificio y cuidar del mantenimiento del portal, la escalera y otras partes comunes de este. (google.com)

“La sonrisa del portero es la llave maestra del edificio”
Virgilio Olano (1945-2006) Médico, cirujano y escritor colombiano

TESTIGOS SILENCIOSOS (Nemye svideteli) – 1914

testigos2

Director Evgeni Bauer
Guion Aleksandr Voznessenski
Fotografía Boris Zavelev y Kurt Bauer
Producción A. Khanzhonkov
Nacionalidad Rusia
Duración 65m. B/N
Reparto Dora Tschitorina, Aleksandr Kheruvimov, Aleksandr Chargonin, Elsa Krueger, Andrei Gromov, Viktor Petipa.

«Nunca fue mi intención proponerle matrimonio a su hija y, si lo desea, dejaré de visitar a su familia a la que siempre he tenido un profundo respeto»

Evgeni Bauer, erudito pionero y decisivo realizador prerrevolucionario hasta hace poco lastimosamente olvidado, alcanzó el cénit tanto de su profundidad psicológica como de su virtuosismo técnico en este resbaladizo melodrama social en torno a la diferencia de clases, encomendado a describir sin apenas rótulos explicativos el frustrado romance entre un atolondrado señorito burgués y una eventual sirvienta, hija del viejo portero de la mansión en la que cohabitan. A través de una mirada naturalista, tan distante y objetiva como templada y melancólica, el cineasta moscovita conjugó su experiencia como refinado y metódico escenógrafo con un ostensible esmero en la dirección de actores y una especial persuasión innovadora en apartados técnicos tales como la organización del espacio, la profundidad de campo, la iluminación de interiores o la eficaz utilización de primeros planos para acrecentar el dramatismo de las actuaciones. Diez años después, el personaje del portero (interpretado por Aleksandr Kheruvimov) sería descaradamente imitado por F.W. Murnau y Emil Jannings en la magistral EL ÚLTIMO.

Otras películas con la presencia de un PORTERO entre sus protagonistas

El portero de noche – Liliana Cavani (1974)
El edificio Yacobián – Marwan Hamed (2006)
Mientras duermes – Jaume Balagueró (2011)

TOMATE (Tomates verdes fritos)

Fruto de la planta conocida como tomatera, una especie herbácea que pertenece a la familia de las solanáceas y es nativa del continente americano. Los tomates son bayas de color rojizo que se caracterizan por su pulpa con múltiples semillas y por su jugo (…) Por lo general de aspecto esférico, suelen tener un diámetro de unos ocho centímetros. Antes de madurar presentan la piel de color verde, que con el paso del tiempo se vuelve roja. El tomate es muy valorado en la alimentación. (definicion.de)

«La calle se llenó de tomates, mediodía, verano, la luz se parte en dos mitades de tomate, corre por las calles el jugo. En diciembre se desata el tomate, invade las cocinas, entra por los almuerzos, se sienta reposado en los aparadores, entre los vasos, las mantequilleras, los saleros azules» (poema Oda al tomate)
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta y político chileno

TOMATES VERDES FRITOS (Fried green tomatoes) – 1991

tomates3

Director Jon Avnet
Guion Fannie Flagg y Carol Sobieski
Fotografía Geoffrey Simpson
Música Thomas Newman
Producción Universal/Act III Productions/Electric Shadow Productions/Avnet-Kerner Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 129m. Color
Reparto Kathy Bates, Jessica Tandy, Mary Stuart Masterson, Mary-Louise Parker, Chris O’Donnell, Cicely Tyson, Gailard Sartain, Stan Shaw.

«Nunca había sido más que un pequeño sitio bullicioso, pero, ahora que lo miro de nuevo, me doy cuenta de que cuando este café cerró, el corazón de la ciudad dejó de latir. Es curioso como un sitio pequeño como ese llegó a unir a tanta gente»

El debut como realizador de John Avnet sobrevino con esta entrañable adaptación de la novela Fried green tomatoes at the Whistle Stop Cafe de Fannie Flag, ganadora del premio Pulitzer en 1987, que perdura en el recuerdo como uno de los títulos más icónicos, feministas y sorpresivamente taquilleros de los años noventa. Asentada primordialmente en las inmensas interpretaciones de sus cuatro protagonistas, prorrateaba su animosa y algo predecible trama argumental en un doble relato paralelo de amistad y reafirmación personal en presente (el casual vínculo emocional que aflora entre una extrovertida anciana y una acomplejada e insatisfecha ama de casa al borde de la menopausia) y pasado (un sensitivo, nostálgico y luctuoso relato de afecto, complicidad e inconfesable amor, ambientado en una pequeña población de Alabama en la época de la Gran Depresión). Una comedia dramática de corte costumbrista dirigida con sencillez e ironía, que apostrofaba la segregación racial y la violencia de género sin artificiosidad ni sensiblería, mientras ponderaba el arte de contar historias de viva voz con un placentero entusiasmo.

Otras películas con cierto protagonismo del TOMATE

El rey del tomate – Miguel M. Delgado (1963)
El ataque de los tomates asesinos – John De Bello (1978)
Los tomates escuchan a Wagner – Marianna Economou (2019)