Drama carcelario

DESCONTROL (El tren del infierno)

Pérdida del control o dominio sobre algo. (buscapalabra.com)

“El arte del sexo es el arte de controlar el descontrol”
Paulo Coelho (1947-) Novelista, dramaturgo y letrista brasileño

EL TREN DEL INFIERNO (Runaway train) – 1985

runaway

Director Andrei Konchalovsky
Guion Djordje Milicevic, Paul Zindel, Edward Bunker y Akira Kurosawa
Fotografía Alan Hume
Música Trevor Jones
Producción Golan-Globus Productions/Northbrook Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 112m. Color
Reparto Jon Voight, Eric Roberts, Rebecca De Mornay, Kyle T. Heffner, Kenneth McMillan, Stacey Pickren, John P. Ryan.

«¿Sabes por qué vamos tan deprisa? Porque esto va sin control y ¡vamos a morir todos!»

En su segunda película estadounidense, tras la sensual y conmovedora LOS AMANTES DE MARÍA (1984), el hermano mayor de Nikita Mikhalkov aprovechó una historia original de Akira Kurosawa para describir con entusiasmo, solidez y contundencia el malogrado tránsito hacia la libertad que emprenden de convictos evadidos del (ficticio) centro penitenciario de máxima seguridad de Stonehaven. Las palpitantes secuencias del irrefrenable descontrol del convoy de locomotoras por los nevados e inhóspitos parajes montañosos de Alaska y Montana, unidas a la soberana composición de John Voight como el rebelde y desalmado héroe del colectivo de reclusos, perpetuaron el prestigio de esta efectiva combinación de espasmódico drama carcelario y vigoroso thriller de acción, rematado con un metafórico desenlace de arrebatadora magnitud poética y una subsiguiente cita shakespeariana de Ricardo III a modo de epitafio. Breve pero gratificante presencia de la desaprovechada Rebecca de Mornay y deslucida banda sonora de ineludible sabor ochentero a cargo de Trevor Jones.

Otras películas que incluyen alguna escena de un vehículo en DESCONTROL

El moderno Sherlock Holmes – Buster Keaton (1924) / motocicleta
Suspense… hora cero – Hall Bartlett (1957) / avión
La trama – Alfred Hitchcock (1976) / coche

REFORMATORIO (El limpiabotas)

Establecimiento correccional donde se intenta rehabilitar y educar a menores de edad que han cometido algún delito, y donde habitan por el tiempo que se haya dictado. Básicamente trata del encarcelamiento con fines de transformación de la conducta. Los reformatorios reciben también otros nombres, como centros de internamiento de menores, o centros de reforma o de reinserción. (Wikipedia)

«El otro día un tribunal madrileño de menores condenó a un año de encierro en un reformatorio a un niño de diez años porque la policía lo sorprendió disparando piedrecitas con una honda a las golondrinas. A mí no me parece bien que apedreen a las golondrinas, ni a ningún animal, por supuesto, nunca lo hice cuando las hondas no eran consideradas ‘armas homicidas’. Pero mandar un año a una correccional a un crío por eso me parece un acto de sectarismo estúpido.» (cuento Los vientos)
Mario Vargas Llosa (1936-) Escritor peruano

EL LIMPIABOTAS (Siuscià) – 1946

limpiaotas2

Director Vittorio De Sica
Guion Sergio Amidei, Adolfo Franci, Cesare Zavattini, Cesare Giulio Viola
Fotografía Anchise Brizzi
Música Alessandro Cicognini
Producción Alfa Cinematografica
Nacionalidad Italia
Duración 93m. B/N
Reparto Franco Interlenghi, Rinaldo Smordoni, Bruno Ortenzi, Annielo Mele, Emilio Cigoli, Claudio Ermelli, Gino Saltamerenda.

«¿Niños? Robo a mano armada, estafa, carterismo… ¿Cómo debemos castigarlos? ¿A cenar sin fruta? (…) Debería comprender que esto es una cárcel, no la beneficencia.»

Una de las piezas fundamentales y fundacionales del movimiento neorrealista, cuya repercusión trascendió las fronteras del cine italiano de tal forma que incluso la Academia de Hollywood acabó rindiéndose a su ponderada simbiosis de ternura y denuncia social, otorgándole el primer Oscar especial a una película de habla no inglesa al reconocer su capacidad para ‘demostrarle al mundo que el espíritu creativo podía triunfar sobre la adversidad’. Vittorio De Sica reclutó a actores no profesionales e hizo un empleo exclusivo de escenarios naturales para reseñar con amargura, delicadeza y sensibilidad la conmovedora historia de dos jóvenes amigos limpiabotas, unidos por el sueño de comprarse un hermoso caballo blanco y por la trágica fatalidad que les persigue tras ser internados en un reformatorio como cómplices de un delito de estafa. Una película de portentosa gradación dramática, que atestiguaba el caos, el abatimiento y la degradación moral que imperaba en la devastada Roma de los últimos meses de ocupación nazi sin argucias de guion, dobles lecturas ni concesiones ternuristas.

Otras películas parcialmente ambientadas en un REFORMATORIO

La soledad del corredor de fondo – Tony Richardson (1962)
Sleepers – Barry Levinson (1996)
Los niños de San Judas – Aisling Walsh (2003)

EFECTISMO (El expreso de medianoche)

1. Actitud del que busca producir una fuerte impresión.
2. Abundancia excesiva de detalles y situaciones capaces de impresionar fácilmente el ánimo. (Larousse Editorial)

«El populismo es, por definición, corto plazo y efectismo en el puro presente, aunque sus líderes sueñen con la perpetuidad y la coronación de la historia»
Pablo Ignacio Rossi (1971-) Periodista argentino

EL EXPRESO DE MEDIANOCHE (Midnight express) – 1978

HyperFocal: 0

Director Alan Parker
Guion Oliver Stone
Fotografía Michael Seresin
Música Giorgio Moroder
Producción Columbia/Casablanca Filmworks
Nacionalidad Reino Unido/ Estados Unidos
Duración 121m. Color
Reparto Brad Davis, John Hurt, Bo Hopkins, Irene Miracle, Randy Quaid, Paolo Bonacelli, Mike Kellin, Michael Ensign.

«Sólo desearía que pudiera estar parado donde yo estoy ahora y sentir cómo me siento, porque, entonces, usted sabría algo que no sabe, Sr. Fiscal. ¡Misericordia! ¡Sabría que el concepto de sociedad se basa en la calidad de esa misericordia, su sentido del juego, su sentido de la justicia!»

Estremecedor drama carcelario, basado en el libro homónimo que Billy Hayes y William Hoffer escribieron torno a la brutal experiencia real sufrida por el primero tras ser detenido en el aeropuerto de Estambul por posesión de hachís y posteriormente condenado a cumplir una ejemplar sentencia de treinta años de prisión por tráfico de drogas. El inhumano calvario que este joven ciudadano estadounidense soportó en la sórdida e infame prisión de Sagmalcilar, enfatizado por un guion de Oliver Stone tan astuto como tendencioso y efectista, fue planteado como un gradual e inquietante viaje hacia la locura, con obligatorias paradas en los apeaderos de la soledad, la injusticia, la desesperación y el encarnizamiento. Relevante partitura electrónica de Giorgio Moroder e impactantes actuaciones de Brad Davis y John Hurt para una película que complació los gustos del gran público pero enervó a la opinión pública y a las autoridades turcas, que no tardaron en prohibir su exhibición (duró hasta 1993) por la imagen tan negativa que ofrecían del pueblo turco y, en particular, de su dantesco sistema penitenciario.

Otras películas recordadas por un profuso EFECTISMO

La naranja mecánica – Stanley Kubrick (1971)
Réquiem por un sueño – Darren Aronofsky (2000)
Crash – Paul Haggis (2004)

INGENIO (Un condenado a muerte se ha escapado)

1. Facultad del ser humano para discurrir o inventar con prontitud y facilidad.
2. Industria, maña y artificio de alguien para conseguir lo que desea.
(RAE)

«Cuando la naturaleza agrava las dificultades, aviva el ingenio»
Ralph W. Emerson (1803-1882) Escritor, filósofo y poeta estadounidense

UN CONDENADO A MUERTE SE HA ESCAPADO (Un condamné à mort s’est echappé ou Le vent souffle où il veut) – 1956

condenado

Director Robert Bresson
Guión Robert Bresson y André Devigny
Fotografía Léonce-Henri Burel
Música W.A. Mozart
Producción Gaumont/Nouvelle Éditions de Films
Nacionalidad Francia
Duración 99m. B/N
Reparto François Leterrier, Charles Le Clainche, Maurice Beerblock, Jean Paul Delhumeau, Rolond Monod, Jacques Ertaud, Roger Treherne.
* W.A. Mozart – Great Mass in C Minor, No.16 (K.427)

“Sin ocupación, sin noticias y tristemente solos, éramos cien desgraciados esperando nuestro destino. No me hice ilusiones sobre el mío. Si solo pudiera escapar, huir…”

Profundo y hermosísimo canto a la tenacidad y al ingenio de la condición humana, asentado en la novela autobiográfica que el comandante y héroe de la resistencia francesa André Devigny escribió para acreditar de qué manera logró evadirse de la prisión de Montluc en 1943, a pesar de la rígida vigilancia de la que eran objeto por parte de las huestes nazis que lo condenaron a muerte. Absteniéndose de encauzar el relato a través de su cariz heroico o incluso desde sus evidentes connotaciones histórico-políticas en beneficio de una mayor profundización psicológica en la personalidad del protagonista, Bresson propagó otra de sus sensibles introversiones jansenistas en el tema de la redención y la gracia, cincelada por una prodigiosa, analítica e inquietante austeridad descriptiva y unas profusas alusiones tanto metafóricas como simbológicas. Rodada en los mismos escenarios naturales donde acontecieron los hechos, fundamentaba su soporte sonoro en ruidos, trazos de música clásica y el monólogo en off del recluso, por cierto, interpretado por un actor no profesional que acabaría evolucionando hasta llegar a realizador.

Otras ejemplos fílmicos de cómo el INGENIO se agudiza entre rejas

La evasión – Jacques Becker (1960)
La gran evasión – John Sturges (1963)
Cadena perpetua – Frank Darabont (1994)

AGUJERO (La evasión)

Abertura de forma más o menos redondeada que atraviesa algo de un lado a otro o que se forma en una superficie. (google.com)

“Encontrar un hombre que te ame no te transforma en una cazadora de hombres, porque si lo cazaste, deja de ser un hombre para transformarse en un zorro y el día de mañana abrirá un agujero y se escapará”
Coco Chanel (1883-1971) Diseñadora de moda francesa

LA EVASIÓN (Le trou) – 1960

Director Jacques Becker
Guion Jacques Becker, Jose Giovanni y Jean Aurel
Fotografía Ghislain Cloquet
Música Philippe Arthuys
Producción Play Art/Filmsonor/Titanus
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 132m. B/N
Reparto Michel Constantin, Jean Keraudy, Philippe Leroy, Marc Michel, Raymond Meunier, Jean-Paul Coquelin, André Bervil, Catherine Spaak.

«Como puedes ves, mis amigos y yo arriesgamos mucho (…) Y nos gustaría saber a lo que te arriesgas tú, Gaspard»

Apasionante adaptación de la novela homónima que Jose Giovanni escribió sobre su propia experiencia entre rejas, que perdura como la quintaesencia del cine de evasiones carcelarias y figura con todo merecimiento en el selecto club de las películas más hermosas e importantes de todos los tiempos. Jacques Becker sacó a relucir su elegante humanismo realista para describir el intento de fuga de cinco reclusos de la prisión parisina de La Santé por medio de una rigurosa austeridad formal de aliento bressoniano, caracterizada por un prolijo sentido del detalle y por una precisa exposición de comportamientos y psicologías de los personajes, factores que en ningún momento dificultaban su asombrosa fluidez narrativa. Un espléndido canto al esfuerzo en común, al ingenio humano y al perpetuo anhelo por conseguir la libertad, cuyo rodaje concluiría el hijo del cineasta y también realizador Jean Becker ante el empeoramiento de la enfermedad de su padre, que, al poco tiempo de concluir el montaje, falleció a los 54 años de edad, cuando se encontraba en la etapa más lúcida de su voluble filmografía.

Otras películas en cuyo desarrollo argumental resulta crucial la ejecución de un AGUJERO

Fuga de Alcatraz – Don Siegel (1979)
The hole – Tsai Ming-liang (1998)
Granujas de medio pelo – Woody Allen (2000)