Drama psicológico

RAÍL (La rueda)

1. Barra de metal sobre la que encajan las ruedas del ferrocarril para poder circular.
2. Pieza de un mecanismo con forma de surco o de carril por la cual se desliza, para impedir que se desvíe, otra pieza del mismo mecanismo u otra cosa. (google.com)

“He puesto piedras sobre un raíl, para sobrevivir, pero el tren se va silbando hacia la eternidad. Siempre engañando al tiempo, cambiando de estación sin maleta y sin reloj, con el presentimiento y la extraña sensación de que el tren se va…” (letra canción El tren se va de La Frontera)
Javier Andreu (1963-) Músico, compositor y cantante, líder del grupo La Frontera

LA RUEDA (Le roue) – 1923

roue2

Director Abel Gance
Guion Abel Gance
Fotografía Maurice Duverger
Música Arthur Honegger
Producción Films Abel Gance
Nacionalidad Francia
Duración 140m. B/N
Reparto Séverin-Mars, Ivy Close, Gabriel de Gravone, Pierre Magnier, Gil Clary, Max Maxudian, Georges Terof, Géo Dugast, Louis Monfils.

“No hay flores entre los raíles para nosotros, hijo. Te das cuenta de eso, ¿no? Y si por algún milagro floreciera una algún día, podemos ser perdonados por buscarla”

Elogiada por unos debido a su asombrosa e imaginativa exuberancia técnica o vilipendiada, por otros, a causa de su pedante y enfático simbolismo, esta colosal tragedia de amores prohibidos y celos bilaterales sigue sin dejar indiferente a nadie, pero reproduce como muy pocas el desatado y recalcitrante romanticismo de su genial realizador. Ahora bien, la aciaga pasión amorosa que una adorable joven huérfana despierta en su padre adoptivo, un mecánico maquinista ferroviario, y el hijo de éste, no se haya inscrita en los anales del cine por su desenfrenado lirismo, ni por su concienzudo registro documental, ni mucho menos por su evidente ilación a la mitología clásica, sino por un audaz e innovador empleo del efecto rítmico denominado ‘montaje corto’, revelado en un antológico fragmento inicial (bautizado como Sinfonía del raíl) que inspiró al compositor Arthur Honegger su célebre pieza orquestal Pacific 231 (realzada por Jean Mitry en un corto de 1949) y que influenció considerablemente tanto en la estética vanguardista francesa como en los grandes maestros soviéticos.

Otras películas con una evidente trascendencia del RAÍL

El maquinista de la general – B.Keaton y C.Bruckman (1926)
La batalla del riel – René Clement (1946)
El tren – John Frankenheimer (1964)

DANZA (Cisne negro)

Forma del arte que se caracteriza por ser una ejecución de movimientos que se realizan con el cuerpo, principalmente con los brazos y las piernas, que van acorde a la música que se desee bailar (…) El ballet, danza académica o danza clásica es una forma concreta de danza y también el nombre de la técnica correspondiente. Según las épocas, los países o las corrientes y el espectáculo, esta expresión artística puede incluir: danza, mímica, y teatro, personas y maquinaria. (ecured.cu)

“Danzar es sentir, sentir es sufrir, sufrir es amar; Usted ama, sufre y siente. ¡Usted danza!”
Isadora Duncan (1877-1927) Bailarina y coreógrafa estadounidense

CISNE NEGRO (Black swan) – 2010

cisne

Director Darren Aronofsky
Guion John McLaughlin, Mark Heyman, Andres Heinz
Fotografía Matthew Libatique
Música Clint Mansell
Producción Fox Searchlight/Cross Creek Pictures/Protozoa Pictures/Phoenix Pictures/Dune Entertainment
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 109m. Color
Reparto Natalie Portman, Mila Kunis, Vincent Cassel, Winona Ryder, Barbara Hershey, Tina Sloan, Christopher Gartin, Sebastian Stan.

“La perfección no es sólo cuestión de control. Es también saber soltarse, sorprenderte para así sorprender al público, trascender… Y eso, pocos lo llevan dentro”

Empeñado en sondear los recovecos más mórbidos y siniestros de la mente humana con poderosa osadía formal y temática, Aronofsky bordeó los tenues confines que separan el arte de la locura para describir el pernicioso ciclo autodestructivo que afronta una prometedora, perfeccionista y virginal bailarina de la compañía del Lincoln Center neoyorquino (sensacional Natalie Portman) al asumir el doble papel protagonista de la nueva versión de El lago de los cisnes de Tchaikovsky que debería catapultarla al estrellato de la danza. La perversa e irracional obsesión por alcanzar el éxito y su correlación con el miedo al fracaso, la incapacidad de gestionar la presión o, incluso, la ansiedad escénica, factores aquí intensificados por la castradora sobreprotección de una madre frustrada e inestable, polarizan la intriga psicológica y predeterminan el doliente crescendo anímico de esta barroca, grotesca y concupiscente experiencia cinematográfica, capaz de fusionar el caótico delirio de PI, FE EN EL CAOS (1998) con la despiadada y alucinógena visceralidad de RÉQUIEM POR UN SUEÑO.

Otras películas ambientadas en el mundo de la DANZA CLÁSICA

Las zapatillas rojas – Michael Powell y Emeric Pressburger (1948)
Paso decisivo – Herbert Ross (1977)
Girl – Lukas Dhont (2018)

PORTERO (Testigos silenciosos)

Persona que tiene por oficio vigilar un edificio y cuidar del mantenimiento del portal, la escalera y otras partes comunes de este. (google.com)

“La sonrisa del portero es la llave maestra del edificio”
Virgilio Olano (1945-2006) Médico, cirujano y escritor colombiano

TESTIGOS SILENCIOSOS (Nemye svideteli) – 1914

testigos2

Director Evgeni Bauer
Guion Aleksandr Voznessenski
Fotografía Boris Zavelev y Kurt Bauer
Producción A. Khanzhonkov
Nacionalidad Rusia
Duración 65m. B/N
Reparto Dora Tschitorina, Aleksandr Kheruvimov, Aleksandr Chargonin, Elsa Krueger, Andrei Gromov, Viktor Petipa.

“Nunca fue mi intención proponerle matrimonio a su hija y, si lo desea, dejaré de visitar a su familia a la que siempre he tenido un profundo respeto”

Evgeni Bauer, erudito pionero y decisivo realizador prerrevolucionario hasta hace poco lastimosamente olvidado, alcanzó el cénit tanto de su profundidad psicológica como de su virtuosismo técnico en este resbaladizo melodrama social en torno a la diferencia de clases, encomendado a describir sin apenas rótulos explicativos el frustrado romance entre un atolondrado señorito burgués y una eventual sirvienta, hija del viejo portero de la mansión en la que cohabitan. A través de una mirada naturalista, tan distante y objetiva como templada y melancólica, el cineasta moscovita conjugó su experiencia como refinado y metódico escenógrafo con un ostensible esmero en la dirección de actores y una especial persuasión innovadora en apartados técnicos tales como la organización del espacio, la profundidad de campo, la iluminación de interiores o la eficaz utilización de primeros planos para acrecentar el dramatismo de las actuaciones. Diez años después, el personaje del portero (interpretado por Aleksandr Kheruvimov) sería descaradamente imitado por F.W. Murnau y Emil Jannings en la magistral EL ÚLTIMO.

Otras películas con la presencia de un PORTERO entre sus protagonistas

El portero de noche – Liliana Cavani (1974)
El edificio Yacobián – Marwan Hamed (2006)
Mientras duermes – Jaume Balagueró (2011)

REFINAMIENTO (Atormentada)

Actitud de la persona que se caracteriza por su exquisitez y delicadeza. (Larousse Editorial)

“El vampiro está propenso a ser víctima de vehementes pasiones, parecidas a las del amor, ante determinadas personas. Para obtener su sangre, pone en juego una paciencia infinita y recurre a toda clase de estratagemas a fin de superar los obstáculos que le separan del objeto deseado. No desiste de su empresa hasta que su pasión ha sido colmada y ha podido sorber la vida de la codiciada víctima. Llegan incluso a contraer matrimonio con ella, prorrogando su placer criminal con el refinamiento de un epicúreo” (novela Carmilla)
Sheridan Le Fanu (1814-1873) Escritor irlandés

ATORMENTADA (Under capricorn) – 1949

atormentada

Director Alfred Hitchcock
Guion James Bridie
Fotografía Jack Cardiff
Música Richard Addinsell
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Reino Unido
Duración 117m. Color
Reparto Ingrid Bergman, Joseph Cotten, Michael Wilding, Margaret Leighton, Cecil Parker, Denis O’Dea, Jack Watling, Harcourt Williams.

“A una mujer refinada aquí se le hace el tiempo muy largo (…) El refinamiento es algo importante, y, sin embargo, es una carga”

En su circunstancial regreso a Inglaterra, Hitchcock cosechó un severo fracaso crítico-comercial al trasladar al cine la homónima obra teatral de John Colton y Margaret Linden, a su vez, basada en una novela original de Helen Simpson, por medio de una estructura explícitamente melodramática que desatendía el tratamiento del suspense en beneficio de un estudio de caracteres de sutil enjundia psicológica, con evidentes ecos de REBECA y la cukoriana LUZ QUE AGONIZA. Con la perspectiva del tiempo transcurrido, este envolvente y obsesivo relato ubicado en el prejuicioso Sydney colonial de 1835 emerge hoy como un drama gótico de refinada ambientación, desaforado romanticismo e inusitado vigor expresivo, donde la siempre estelar Ingrid Bergman deslumbra en la piel de una dócil y perturbada aristócrata irlandesa de oscuro pasado, refugiada en el alcohol. Persistiendo en un método similar al empleado en LA SOGA, el realizador inglés supeditó la puesta en escena a la elaborada complejidad de sus planos secuencia y a la trascendencia de unos diálogos tan ingeniosos como innecesariamente dilatados.

Otras películas que plasman el REFINAMIENTO de la nobleza

El gatopardo – Luchino Visconti (1963)
My fair lady – George Cukor (1964)
Sentido y sensibilidad – Ang Lee (1995)

PERTURBACIÓN (El viaje de Felicia)

1. Alteración o trastorno que se produce en el orden o en las características permanentes que conforman una cosa o en el desarrollo normal de un proceso.
2. Alteración o trastorno de las facultades mentales. (google.com)

“La vida es una perturbación inútil de la calma del no ser”
Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán

EL VIAJE DE FELICIA (Felicia’s journey) – 1999

felicia

Director Atom Egoyan
Guion Atom Egoyan
Fotografía Paul Sarossy
Música Mychael Danna
Producción Icon Entertainment/Alliance-Atlantis Pictures/Marquis Films/Movie Network
Nacionalidad Canadá/ Reino Unido/ Estados Unidos
Duración 113m. Color
Reparto Bob Hoskins, Elaine Cassidy, Arsinée Khanjian, Peter MacDonald, Sheila Reid, Gerard McSorley, Brid Brennan, Claire Benedict.
* Malcolm Vaughan – The heart of a child

“No venimos al mundo para hacer el mal, querida. Como es lógico, también tenemos que pensar en nosotros mismos. Eso lo comprendo. Pero debemos pensar en el prójimo. Eso es algo que vas comprendiendo con el paso del tiempo”

Inquietante adaptación de la ya de por sí obsesiva novela homónima de William Trevor, que, contraponiendo la candidez a la ignominia con una sensibilidad inusitada, delineaba el sobrecogedor vínculo que se establece en Birmingham entre una muchacha irlandesa embarazada que busca con desconsuelo al padre de la futura criatura y el solitario, metódico y avieso chef/gerente de una empresa de cocinados, perturbado por el recuerdo de una desdichada infancia junto a su neurótica madre, por entonces estrella de la televisión con sus programas sobre cocina francesa. Atom Egoyan recurrió tanto a su certero e insistente análisis de la soledad por aislamiento emocional como a su privativo razonamiento sobre la insospechada capacidad de manipulación de la naturaleza humana para concebir esta precisa, enigmática y cerebral intriga cotidiana, estructurada con un ingenioso andamiaje descriptivo (menos alambicado de lo usual) y ennoblecida por la extraordinaria caracterización de un Bob Hoskins que captaba con multitud de matices los rasgos psicóticos de su oscuro personaje.

Otras películas determinadas por un alto grado de PERTURBACIÓN

El coleccionista – William Wyler (1965)
Bilbao – Bigas Luna (1978)
Terciopelo azul – David Lynch (1986)