Drama psicológico

USURPACIÓN (A pleno sol)

1. Apoderarse de un bien o derecho ajeno, generalmente por medios violentos.
2. Apoderarse de la dignidad, empleo u oficio de otro, y usarlos como si fueran propios.
(Espasa-Calpe)
La usurpación de identidad es la apropiación de la identidad de una persona: hacerse pasar por esa persona, asumir su identidad ante otras personas en público o en privado, en general para acceder a ciertos recursos o la obtención de créditos y otros beneficios en nombre de esa persona. (Wikipedia)

“En un mal gobierno, esta igualdad sólo es aparente e ilusoria. Sirve tan sólo para mantener al pobre en la miseria, y al rico en la usurpación. De hecho, la leyes siempre son útiles a los que poseen y perjudiciales a los que nada tienen”
Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) Escritor, filósofo, músico, botánico y naturalista franco-helvético

A PLENO SOL (Plein soleil) – 1960

Director René Clement
Guion René Clement y Paul Gegauff
Fotografía Henri Decaë
Música Nino Rota
Producción Robert et Raymond Hakim/Paris Film/Titanus/Paritalia
Nacionalidad Francia/ Italia
Duración 112m. Color
Reparto Alain Delon, Maurice Ronet, Marie Laforêt, Erno Crisa, Frank Latimore, Ave Ninchi, Bill Kears, Viviane Chantel, Nerio Bernardi.

“A fin de cuentas, ¿de qué sirve tener dinero cuando puedes gastar el de los demás?”

Valiéndose de la emblemática novela negra The talented Mr. Ripley de Patricia Highsmith, remozada con dudoso preciosismo a cargo de Anthony Minghella en 1999, René Clement fraguó esta ejemplar intriga psicológica que perdura entre las obras más preciadas de su filmografía. Alain Delon, en su definitiva confirmación como símbolo generacional, daba vida a un seductor, taimado y despreciable buscavidas estadounidense que optaba por mejorar su situación social usurpando sin contemplaciones la identidad de su amigo y suntuoso heredero de un rico industrial californiano. A pesar de un decoroso epílogo que adulteraba con creces el texto original, el director galo consiguió fraguar con soberano talento el ambiente amoral y misterioso de este suspicaz vínculo de humillación y dominio, amparando su destreza narrativa en la primorosa música de Nino Rota y la característica luminosidad mediterránea captada en Eastmancolor por Henri Decae. Acogida en su momento con extremada frialdad, la película mantiene en la actualidad toda la fascinación que le confiere su merecida categoría de culto.

Otras películas sobre la USURPACIÓN DE IDENTIDAD

Mentira latente – Mitchell Leisen (1950)
El reportero – Michelangelo Antonioni (1975)
Atrápame si puedes – Steven Spielberg (2002)

IMPRESIONISMO (La mujer de ninguna parte)

Corriente artística surgida en Francia a finales del siglo XIX que consiste en intentar reproducir las impresiones que produce en el autor la naturaleza o cualquier otro estímulo externo. (Espasa-Calpe)
El cine impresionista francés abre paso a una estética enfocada en la expresión de los sentimientos, las emociones y las realidades psicológicas, desplazando a un segundo plano las acciones de los personajes. (social.shorthand.com)

“El término ‘impresionista’ se ha aplicado a las películas narrativas de ficción de un grupo de cineastas franceses de los primeros años de la década de los veinte, a saber: Germaine Dulac, Jean Epstein, Abel Gance, Marcel L’Herbier y Louis Delluc, el último de los cuales fue la influencia dominante con sus películas y su teoría cinematográfica” (Diccineario técnico Akal de cine)
Ira Konigsberg Catedrático de cine y lengua inglesa estadounidense

LA MUJER DE NINGUNA PARTE (La femme de nulle part) – 1922

Director Louis Delluc
Guion Louis Delluc
Fotografía Alphonse Gibory y George Lucas
Música Jean Wiener
Producción Societé des Films Cosmograph
Nacionalidad Francia
Duración 65m. B/N
Reparto Eve Francis, Roger Karl, Gine Avril, André Daven, Noemi Scize, Michel Duran, Jean Wiener.

“Me fui de esta casa hace mucho tiempo. A mi edad, buscamos viejos recuerdos. Déjeme ver la casa y el parque, unas horas… hasta esta noche”

Quinta película de Louis Delluc y una de las primeras tentativas cinematográficas en profundizar en las obsesiones e inquietudes anímicas que determinan la mente humana a partir de una maniobra de evocación y razonamiento, cuyo énfasis psicológico rehusaba la gesticulación declamatoria o la extravagancia formal para centrarse en la sencillez de una intriga dramática cimentada en una placentera evocación por los escenarios naturales y una habilidosa utilización del flash-back, recurso narrativo al que el cineasta aquitano recurría con asiduidad y prestancia. Esta historia sobre el dilema que apesadumbra a una muchacha, aconsejada por otra mujer que experimentó una disyuntiva similar veinte años atrás, entre la opción de entregarse a una absorbente pasión amorosa o, por el contrario, preservar una convencional y desahogada vida en compañía de su marido e hijo, no logró la aceptación comercial que sin duda merecía, arrastrando a su autor hacia una precaria situación económica que ya no abandonaría hasta el año siguiente, cuando falleció a causa de una tuberculosis.

Otras obras maestras del IMPRESIONISMO cinematográfico

El Dorado – Marcel L’Herbier (1921)
Corazón fiel – Jean Epstein (1923)
La sonriente madame Beudet – Germaine Dulac (1923)

CAMISÓN (Sandra)

Prenda de vestir, generalmente femenina, de una sola pieza, de manga larga, corta o sin mangas, que cubre el cuerpo hasta una altura variable de la pierna y se usa para dormir. (google.com)

“Pepa tiene un camisón que baila solo una danza, le hace chiquita la panza cuando aprieta el cinturón” (canción El camisón de Pepa)
Compay Segundo (1907-2003) Músico y compositor cubano

SANDRA (Vaghe stelle dell’Orsa) – 1965

Director Luchino Visconti
Guion Luchino Visconti, Suso Cecchi D’Amico y Enrico Medioli
Fotografía Armando Nannuzzi
Música Cesar Franck
Producción Vides
Nacionalidad Italia
Duración 95m. B/N
Reparto Claudia Cardinale, Jean Sorel, Michael Craig, Renzo Rizzi, Marie Bell, Amalia Troiani, Fred Williams, Vittorio Manfrino, Renato Moretti.
* César Franck – Prélude, choral et fugue

“Aunque tengas miedo de la soledad y del imprevisto regreso, del recuerdo, del sonido de una voz, de un color… He querido guardar todas estas sensaciones en una fábula. Pero el niño que sabía probar la pasión de un adulto se ha convertido en un adulto, incapaz de encontrar la inocencia de otro tiempo”

Apasionante drama romántico de raíces clásicas, de evidentes reminiscencias y paralelismos con tragedias griegas como La Orestíada de Esquilo, que acreditaba la imposibilidad de transigir los fantasmas del pasado con el cómplice pero enfermizo reecuentro de sino incestuoso que ahoga y estremece a dos hermanos en su Volterra natal, en plena Toscana, con motivo de un homenaje a su admirado difunto progenitor, asesinado en el campo de concentración de Auschwitz. Insistiendo en su casi sempiterno retrato a la agonizante decadencia de la burguesía italiana, Visconti moldeó con armoniosa densidad descriptiva y su habitual clarividencia para la composición y el encuadre de las imágenes este compendio de romanticismo operístico, turbador y rupturista, provisto de una majestuosa fotografía de contrastes que realzaba como pocas veces la esplendorosa belleza carnal de Claudia Cardinale. Constante y adecuada utilización de la pieza para piano Prélude, choral et fuge de César Franck para una película bautizada en su título original con el encabezamiento del poema Le ricordanze de Giacomo Leopardi,

Otras películas donde la protagonista luce su atractivo en CAMISÓN

Viridiana – Luis Buñuel (1961)
Repulsión – Roman Polanski (1965)
La mujer infiel – Claude Chabrol (1969)

SUMISIÓN (Canino)

Acción de someterse, sin cuestionarlo, a la autoridad o la voluntad de otra persona o a lo que las circunstancias imponen. (google.com)

“El miedo generalmente se manifiesta de dos maneras: a través de la agresividad o a través de la sumisión”
Paulo Coelho (1947-) Novelista, dramaturgo y letrista brasileño

CANINO (Kynodontas) – 2009

Director Yorgos Lanthimos
Guion Yorgos Lanthimos y Efthymis Filippou
Fotografía Thimios Bakatatakis
Música Varios
Producción Boo Productions/Greek Film Center/Horsefly Productions
Nacionalidad Grecia
Duración 94m. Color
Reparto Christos Stergioglou, Michelle Valley, Angeliki Papoulia, Mary Tsoni, Hristos Passalis, Anna Kalaitzidou.
* Marinella – S’aparnithika tris

“Se lo explicaré. El perro es como arcilla y nuestro trabajo es darle forma. Un perro puede estar lleno de energía o ser peleón, o cobarde, o tranquilo. Todo esto requiere trabajo y paciencia por nuestra parte. Cada perro espera que le enseñemos como comportarse. ¿Entiende? Así la cuestión es que, entre los dos, veamos como queremos que se comporte su perro. ¿Queremos un animal o queremos un amigo, un compañero? ¿Queremos un guardián que nos respete como sus amos y haga lo que le pidamos sin dudar?”

Con su tercer largometraje, Lanthimos se reveló como un heterodoxo tejedor de materiales rugosos y sombríos, atestiguando una insólita destreza para subvertir los límites de lo real y trazar la dialéctica de un universo mórbido con inflexible prudencia analítica y un temperamento tan sinuoso como rupturista. A través de fugaces anécdotas cotidianas sin predisposición de continuidad narrativa, alumbradas con aséptica luminosidad y dosificadas con un flemático distanciamiento, proponía aquí una estrambótica y perversa parábola sobre el autoritarismo sirviéndose de las grotescas relaciones de dominio, sumisión y aislamiento que se establecen en una casa a las afueras de la ciudad entre un matrimonio y sus tres hijos, educados bajo el pretexto de un idealismo falaz que les restringe la senda del conocimiento a base de ridículas enseñanzas y les imposibilita toda influencia del mundo exterior, salvo para satisfacer las necesidades sexuales del primogénito. Una película molesta, desconcertante y perturbadora, de obvio paralelismo político e insoslayables resonancias pasolinianas.

Otras películas que muestran un contexto doméstico de SUMISIÓN

El castillo de la pureza – Arturo Ripstein (1972)
La linterna roja – Zhang Yimou (1991)
La cinta blanca – Michael Haneke (2009)

ACROFOBIA [Vértigo (De entre los muertos)]

Temor patológico a las alturas que se manifiesta frecuentemente con vértigo. (google.es)

“Yo, sin embargo, tenía un problema. A los seis años me había herido grave al caer de aquel árbol al que había subido por cigarras. Mi cabeza impactó con una piedra al caer, y aquello no fue un simple accidente, sino una experiencia muy dura de lo que podía ser una caída. La acrofobia que me provocó aquello me acompañó mucho tiempo” (novela La cuchara en la tierra)
Hyun Ki-young (1941-) Escritor coreano de novelas históricas

VÉRTIGO (DE ENTRE LOS MUERTOS) (Vertigo) – 1958

Director Alfred Hitchcock
Guion Alec Coppel, Samuel Taylor y Maxwell Anderson
Fotografía Robert Burks
Música Bernard Hermann
Producción Paramount
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 120m. Color
Reparto James Stewart, Kim Novak, Henry Jones, Barbara Bel Geddes, Tom Helmore, Raymond Bailey, Ellen Corby, Lee Patrick.

“La acrofobia. Le pregunté al médico. Dijo que sólo otro impacto emocional podría quitártela, y tal vez ni eso. No vas a saltar de otro techo para averiguarlo”

Una modesta novela policíaca de Pierre Boileau y Thomas Narcejac, titulada D’entre les morts, pasó a convertirse en manos del maestro del suspense en una fascinante intriga romántica, que, más allá de ocupar un lugar de privilegio en el pódium de su inagotable filmografía, llegó incluso a ser designada en 2012 como la mejor película de todos los tiempos según la prestigiosa revista “Sight and Sound”. Transitando entre la realidad y el deseo, el hechizo y la obsesión, Hitchcock custodiaba a un acrofóbico inspector de policía por la urbe de San Francisco para exponer primero la desazón amorosa que propulsa por una atractiva fémina de irrefrenable tendencia suicida, y, posteriormente, la desesperada pasión necrófila que alimentará por otra mujer de asombroso parecido con la primera. Una obra irrepetible, por mucho que cineastas como Brian De Palma se empeñaran en copiarla, cuya modulación turbia, abstracta y fantasmagórica se veía reforzada por una vivificante belleza visual, la envolvente banda sonora de Bernard Hermann, el magnetismo de la pareja Stewart/Novak (antológico deviene su beso giratorio) o el deslumbrante diseño de vestuario realizado por Edith Head, entre otros muchos atributos.

Otras películas cuyo protagonista padece ACROFOBIA

Máxima ansiedad – Mel Brooks (1977)
Runaway, brigada especial – Michael Crichton (1984)
El verano de Sangaile – Alanté Kavaïté (2015)