Comedia fantástica

REENCARNACIÓN (Me casé con una bruja)

Creencia consistente en que la esencia individual de las personas (ya sea mente, alma, conciencia o energía) adopta un cuerpo material no solo una vez sino varias según va muriendo (…) La creencia en la reencarnación ha estado presente en toda la humanidad desde la antigüedad, en la mayoría de las religiones orientales, como el hinduismo, el budismo y el taoísmo, y también en algunas religiones africanas y tribales de América y Oceanía. En la historia de la humanidad, la creencia de que una persona fallecida volverá a vivir o aparecer con otro cuerpo (con una personalidad generalmente más evolucionada) ha sobrevivido incluso dentro de las religiones judeocristianas (cristianismo, judaísmo e islamismo). Son prácticamente las únicas que no la contemplan, pero han permanecido bajo la forma de diversas herejías y posturas no oficiales. https://es.wikipedia.org/wiki/Reencarnaci%C3%B3n

“Si crees en la reencarnación, no te rías de la fealdad del sapo”
Roberto Fontanarrosa (1944-2007) Humorista gráfico y escritor argentino

ME CASÉ CON UNA BRUJA (I married a witch) – 1942

married

Director René Clair
Guión Robert Pirosh y Marc Connelly
Fotografía Ted Tetzlaff
Música Roy Webb
Producción United Artists
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 79m. B/N
Reparto Fredric March, Veronica Lake, Robert Benchley, Susan Hayward, Cecil Kellaway, Elizabeth Patterson, Robert Warwick.

“Sería bonito tener labios. Labios para susurrar mentiras. Labios para besar a un hombre y hacerle sufrir. Padre, ¿por qué no puedo tener labios, ni ojos, ni cabellos…?”

Simpática e ingeniosa comedia romántica, basada en la novela The passionate witch de Thorne Smith y producida por el gran Preston Sturges, que constituye la mejor de las cinco películas que Clair rodó durante la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos, es decir, en el país que lo acogió tras una provisoria estancia en el Reino Unido. Aunque en esta etapa hollywoodiense resulta difícil identificar la profusa distinción imaginativa del creador francés, es precisamente en este ingenuo cuento fantástico donde afloran con mayor constancia algunas de las marcas de fábrica que lo encumbraron como uno de los más agudos e irónicos cronistas de lo cotidiano, como su desparpajo para incorporar en su comicidad temas de carácter ilusorio, la inventiva de ciertas soluciones visuales o argumentales (como el portentoso triple prólogo inicial) o su marcada predisposición a confeccionar planos-secuencia. Por otro lado, el film impulsó definitivamente a Veronica Lake como fugaz estrella popular, gracias a su papel de cautivadora reencarnación de una bruja del S. XVII, enamorada del descendiente del hombre que la condenó a la hoguera.

Otras películas donde se trata el tema de la REENCARNACIÓN

Las dos vidas de Audrey Rose – Robert Wise (1977)
Pequeño Buda – Bernardo Bertolucci (1993)
No te mueras sin decirme adónde vas – Eliseo Subiela (1995)

OBJETO (El hotel eléctrico)

Cosa material e inanimada, generalmente de tamaño pequeño o mediano. http://es.thefreedictionary.com/objeto

“Un hombre como Picasso estudia un objeto como un cirujano disecciona un cadáver”
Guillaume Apollinaire (1880-1918) Poeta, novelista y ensayista francés

EL HOTEL ELÉCTRICO (Electric hotel) – 1908

objeto2

Director Segundo de Chomón
Guión Segundo de Chomón
Fotografía Segundo de Chomón
Producción Pathé Frères
Nacionalidad Francia
Duración 7m. B/N
Reparto Julienne Mathieu, Segundo de Chomón.

Reconocido como una de las figuras más aventajadas e influyentes del cine en sus primeros veinte años de existencia, Chomón es popularmente recordado por ser el oficioso precursor del travelling en la famosa CABIRIA (1914) y, previamente, por revelar un procedimiento técnico de animación artesanal llamado entonces “paso de manivela” (posteriormente se le conocería como “stop motion”), cuyo secreto no era otro que rodar fotograma a fotograma para permitir en cada intervalo la alteración u ocultación de lo previamente filmado. El polifacético cineasta turolense, a quien ya se le atribuía la primera aplicación del sistema en una producción española de 1905 (ECLIPSE DE SOL), mejoró con creces los resultados obtenidos por James Stuart Blackton con dicho trucaje en un film americano distribuido por la Gaumont, EL HOTEL EMBRUJADO (1907), al representar las peripecias de una pareja de turistas en otro hotel donde todo funcionaba de forma automática. Una divertida alusión a la onerosa relación entre el hombre y la tecnología, donde los objetos inanimados cobraban vida propia gracias a la mágica inventiva de su autor.

Otras películas donde ciertos OBJETOS adquieren una importancia capital

Crimen perfecto – Alfred Hitchcock (1954)
Mi tío – Jacques Tati (1958)
Los espigadores y la espigadora – Agnès Varda (2000)

ENCANTO (Una historia china de fantasmas)

1. Encantamiento.
2. Persona o cosa que atrae o embelesa.
3. Aspecto de una persona o cosa que atrae.
http://es.thefreedictionary.com/encanto

“Sin el encanto, el resto de las virtudes son inútiles”
Robert Louis Stevenson (1850-1894) Novelista, poeta y ensayista escocés

UNA HISTORIA CHINA DE FANTASMAS (Sien nui yau wan ) – 1987

china

Director Ching Siu-Tung
Guión Yuen Kai-Chi
Fotografía Yongheng Huang, Tom Lau, Sander Lee, Jiaogao Li, Putang Liu, Hang-Sang Poon y Wing-Hung Wong
Música Dai Lemin y James Wong
Producción Cinema City/Film Workshop
Nacionalidad Hong Kong
Duración 97m. Color
Reparto Leslie Cheung, Wang Zuxian, Wu Ma, Liu Zhnoming, Lin Fei, Wong Tsu Hsien, Dawei Hu, Jin Jiang, Wai Lam, Lau Siu-Ming, Jin Wong.

“Un fantasma es el símbolo del mal (…) Pero algunos hombres son más temibles que los fantasmas vivientes. Son más dañinos”

Maravillosa adaptación fílmica de una narración de Sung-Ling Pu, a su vez, inspirada en una leyenda de origen chino, que promovió con su sorprendente éxito una formidable sucesión de imitaciones y parodias en torno al perturbado y subrepticio amor entre un sujeto mundano, aquí un inocente recaudador de impuestos, y un ser espectral de sexo femenino, habitualmente de hermosos ojos rasgados. El propio Siu-Tung persistió en el tema con dos prescindibles secuelas (1990 y 1991) de este romance alucinante y ectoplasmático, coaccionado por la biliosa y omnipresente amenaza de una criatura demoníaca, que fusionaba con originalidad narrativa y una incontrastable capacidad de sugestión en su tenebroso perfil estético el enraizado género oriental de artes marciales, la subyugante entelequia fantasmagórica heredada del maestro Mizoguchi y un sentido del humor asentado en una ironía de lo más estrafalaria. Todo un clásico de la cinematografía asiática moderna, que conserva intacto todo el encanto que lo aposentó entre los grandes títulos de culto para los aficionados al fantástico oriental.

Otras películas que conservan intacto todo su ENCANTO

¡Qué bello es vivir! – Frank Capra (1946)
El apartamento – Billy Wilder (1960)
Blade runner – Ridley Scott (1982)

TUERTO (La torre de los siete jorobados)

Persona o animal que carece de o tiene cegado un ojo. https://es.wikipedia.org/wiki/Tuerto

“En el mundo de los ciegos el tuerto es el rey, pero sigue siendo tuerto”
Johann Cruyff (1947-) Futbolista y entrenador de fútbol holandés

LA TORRE DE LOS SIETE JOROBADOS (La torre de los siete jorobados) – 1944

torre

Director Edgar Neville
Guión Edgar Neville y José Santugini
Fotografía Henri Barreyre y Andrés Pérez Cubero
Música José Ruiz de Azagra
Producción Germán López España Films/Producciones Luis Judes
Nacionalidad España
Duración 85m. B/N
Reparto Antonio Casal, Isabel de Pomés, Guillermo Marín, Félix de Pomés, Manolita Morán, Julia Lajos, Antonio Riquelme, José Franco.

“Yo no me suicidé, ¡a mí me asesinaron! Sin embargo, al venir a verte no me guía ningún rencor; no hay daño humano que se recuerde con odio cuando se traspasa el límite de las dos vidas”

Después de trabajar en Estados Unidos como diplomático y dialoguista de adaptaciones al castellano para la Metro Goldwyn Mayer, el polifacético Neville regresó a su Madrid natal e inició una carrera cinematográfica tan insólita como cautivadora, cuyo cardinal exponente lo encontramos en esta marginada e inclasificable combinación de géneros tan dispares como la comedia costumbrista, la intriga policíaca, el fantástico terrorífico e, incluso, el melodrama castizo. Inspirada en un fragmento de la novela homónima de Emilio Carrere, narraba la sorpresiva historia de un oficinista arruinado que decide investigar la misteriosa muerte de un siniestro fantasma tuerto; indagación que le conducirá a una enorme y tenebrosa sinagoga subterránea en la que unos espeluznantes jorobados se dedican a falsificar monedas. Las evidentes ambigüedades e imprecisiones del intrincado argumento eran neutralizadas por una atmósfera opresiva, deudora de un estilo muy próximo al expresionismo alemán, y un singular sentido del humor, sazonado con veladas alusiones al franquismo imperante.

Otras películas donde aparece algún personaje TUERTO

Los vikingos – Richard Fleischer (1958)
Álvarez Kelly – Edward Dmytryk (1966)
Valor de ley – Henry Hathaway (1969)

AGAMENÓN (Los héroes del tiempo)

Uno de los más distinguidos héroes de la mitología griega cuyas aventuras se narran en la Ilíada de Homero. Hijo del rey Atreo de Micenas y de la reina Aérope, y hermano de Menelao, debido a la antigüedad de las fuentes no está claro si es un personaje histórico o puramente mítico (…)Agamenón, a pesar de ser el comandante en jefe de los griegos, no es el héroe de la Ilíada, y en espíritu caballeroso, bravura y carácter es en conjunto inferior a Aquiles. Pero a pesar de ello está por encima de todos los griegos por su dignidad, poder y majestad, y sus ojos y su cabeza son como los de Zeus, su faja como la de Ares y su pecho como el de Poseidón. Agamenón es entre los héroes griegos lo que Zeus entre los dioses del Olimpo. https://es.wikipedia.org/wiki/Agamen%C3%B3n

“Yo, como Ulises, he sido de Penélope el marido, y me alejé de esa joya por unirme a Agamenón, que iba a la guerra de Troya; me pedía el cuerpo acción” (canción Como Ulises)
Javier Krahe (1944-2015) Cantautor español

LOS HÉROES DEL TIEMPO (Time bandits) – 1981

heroes

Director Terry Gilliam
Guión Terry Gilliam y Michael Palin
Fotografía Peter Biziou
Música Mike Moran y George Harrison
Producción HandMade Films
Nacionalidad Gran Bretaña
Duración 110m. Color
Reparto John Cleese, Sean Connery, Shelley Duvall, Ian Holm, Michaek Palin, David Warner, Ralph Richardson, Peter Vaughn, Jack Purvis.

“Si yo hubiera creado el mundo, no me hubiera preocupado por mariposas y narcisos. Hubiera empezado con los lásers, 08:00 horas, día uno”

El miembro más activo y talentoso de los Monty Phyton sorprendió a propios y extraños con esta divertida, suntuosa e imprevisible aventura espacio-temporal que se ha erigido con el paso del tiempo en uno de los títulos más simbólicos y evocados de principios de los ochenta. La ulteriormente demostrada capacidad sensorial y visionaria de Gilliam unida a la estrambótica creatividad y el delirante sentido del humor del conjunto británico se pusieron de manifiesto en esta imaginativa fábula fantástica, en la que un niño soñador era visitado por media docena de enanos y arrastrado a viajar con ellos por los agujeros del tiempo para compartir correrías junto a legendarios personajes como Napoleón, Robin Hood o Agamenón. La película brindaba una visión irreflexiva y desmitificadora de distintas épocas de la historia de la humanidad, asentándose en un magnífico reparto y en una impresionante formulación estética, fruto de una extraordinaria armonización de todos sus apartados técnicos, entre los que destacaban el vestuario, la decoración y los efectos especiales.

Otras películas donde aparece la figura de AGAMENÓN

La ira de Aquiles – Mario Girolami (1962)
Iphigenia – Mihalis Kakogiannis (1977)
Troya – Wolfgang Peterson (2004)