Alemania

MICROCOSMOS (La cinta blanca)

Parte de la realidad o grupo humano que conforma un ámbito cerrado y se toma como la totalidad en que se desarrolla o mueve una persona, obra, etc., o como un reflejo de una realidad superior. (google.es)

“El colegio es un microcosmos que reúne todos los tipos psicológicos: el cobarde, el noble, el bruto, el avieso… Indispensable para conocer a las personas”
Javier Marías (1951-) Escritor, traductor y editor español

LA CINTA BLANCA (Das weisse band – Eine deutsche kindergeschichte) – 2009

Director Michael Haneke
Guión Michael Haneke
Fotografía Christian Berger
Música Varios
Producción Les Films du Losange/Wega Film/X-Filme Creative Pool
Nacionalidad Alemania/ Austria/ Francia
Duración 145m. B/N
Reparto Susanne Lothar, Ulrich Tukur, Leonard Proxauf, Burghart Klaußner, Josef Bierbichler, Steffi Kühnert, Michael Schenk.
* Martin Luther – A mighty fortress in our god

“No aguanto más aquí, y no es solo por mí, aunque no pueda decir que la vida a tu lado sea lo que espera una mujer de mi edad. No, me voy porque no quiero que Sigi y los gemelos crezcan en un ambiente que está dominado por la maldad, la envidia, la apatía y la brutalidad (…) ¡Ya estoy harta de malos tratos, amenazas y venganzas!”

El porfiado trasiego de Haneke por los recovecos más sombríos y perturbadores de la naturaleza humana, hasta entonces perpetuamente asociado a la época actual, retrocedió hasta los albores de la Gran Guerra para exhumar la vulneración de derechos que subyace en un microcrosmos rural hermético y opresivo, marcado por una hipertrófica represión educativa, laboral y religiosa que bien pudo contribuir a desarrollar aquella concepción de pensamiento único que culminaría con la ideología nazi. La soterrada, dogmática y recelosa violencia que se anida bajo la aparente armonía cotidiana que circunda la aldea de Eichwald (Brandenburgo), lastima por su contundencia dramática o su brutal desesperanza a pesar del distanciamiento de obvia estirpe brechtiana
pretendido por el cineasta a través de la narración en voz en off de los acontecimientos (siempre desde el punto de vista del enamoradizo profesor), la práctica ausencia de banda sonora y la utilización de un deslumbrante blanco y negro en la fotografía, tomada previamente en color y alterada después en el laboratorio.

Otras películas ambientadas en un MICROCOSMOS cerrado y asfixiante

Dogville – Lars Von Trier (2003)
El bosque – M. Night Shyamalan (2004)
Canino – Yorgos Lanthimos (2009)

HIPNOTISMO (El testamento del Dr. Mabuse)

Conjunto de técnicas y teorías relacionadas con procedimientos para provocar hipnosis y con procesos mentales que sufre la persona que se somete a esta práctica. (google.es)

“Se había alzado un viento suave y ahora se oía el mar, sonámbulo e hipnótico, como si unos párpados pesados hubieran caído sobre los ojos de Poseidón y también él durmiera”
Taylor Caldwell (1900-1985) Escritora estadounidense

EL TESTAMENTO DEL DR. MABUSE (Das testament des Dr. Mabuse) – 1933

Director Fritz Lang
Guión Fritz Lang y Thea Von Harbou
Fotografía Karl Vash y Fritz Arno Wagner
Música Hans Erdmann
Producción Nero-Film AG/Osso
Nacionalidad Alemania/ Francia
Duración 122m. B/N
Reparto Rudolf Klein-Rogge, Oscar Beregi, Paul Bernd, Gustav Diessl, Paul Henckels, Henry Bless, Oskar Höcker, Georg John, Adolf E. Licho.
* Richard Wagner – Die Walküre

“El objetivo final del crimen es instaurar un orden en el que el terror no tenga límites”

Ratificando la visionaria naturaleza cinematográfica que los encumbró, Fritz Lang y Thea Von Harbou constataron a modo de asfixiante parábola expresionista el rarefacto clima de intransigencia y fervor político que se mascaba en Alemania con la ascensión del nacional socialismo al recuperar el pérfido personaje ideado por Norbert Jacques, que ya habían inmortalizado en 1922 con EL DOCTOR MABUSE, y que acabaría cerrando la filmografía del realizador en 1960, LOS CRIMENES DEL DOCTOR MABUSE. El retorno de este perturbado genio del mal, confinado aquí a comandar una poderosa organización criminal desde su reclusión clínica gracias a sus sobrenaturales aptitudes hipnóticas, propició una fábula policíaca de signo tenebrista en la que se revelaban de manera metafórica los movimientos y postulados de la doctrina nazi, lo que acarreó su prohibición a manos de Goebbels y precipitó la salida de Lang del país. Rodada sincrónicamente en versión alemana y francesa, deviene una nueva muestra del sempiterno y fatalista enfrentamiento langiano con la providencia.

Otras películas donde se practica HIPNOTISMO

El mensajero del miedo – John Frankenheimer (1962)
Corazón de cristal – Werner Herzog (1976)
Trance – Danny Boyle (2013)

CANDELABRO (La ansiedad de Veronika Voss)

Soporte para velas que consiste en un candelero de dos o más brazos, que puede sostenerse sobre su pie o ir sujeto a una pared o a otra superficie. (google.es)

“Hice a Pedro cerrar los pesados postigos del salón, pues ya era hora avanzada, encender un gran candelabro de muchos brazos colocado al lado de mi cabecera, y abrir completamente las cortinas de negro terciopelo, guarnecidas de festones, que rodeaban el lecho” (relato corto El retrato oval)
Edgar Allan Poe (1809-1849) Escritor, poeta, crítico y periodista estadounidense

LA ANSIEDAD DE VERONIKA VOSS (Die sehnsucht der Veronika Voss) – 1982

vv

Director Rainer W. Fassbinder
Guión Rainer W. Fassbinder, Peter Märthesheimer y Pea Fröhlich
Fotografía Xaver Schwarzenberger
Música Peer Raben
Producción Laura/Tango
Nacionalidad Alemania
Reparto Rosel Zech, Hilmar Thate, Cornelia Froboess, Annmarie Düringer, Doris Schade, Erik Schumann, Peter Berling, Günter Kaufmann.
* Rosel Zech – Memories are made of this

“¿Sabes cómo le dicen a Hollywood? La fábrica de sueños. Una fábrica en la que se hacen sueños, no dinero”

El patético ocaso profesional y privativo de una actriz, así como la chocante atracción que despierta en un enigmático periodista deportivo, sirvieron como excusa al radical y provocativo Fassbinder para elaborar este turbio, doliente y exasperado melodrama pasional, que, debido a su repentino fallecimieto, pondría punto final a su particular y desazonadora crónica sobre la reconstrucción de la Alemania postbélica. Sin desatender las excentricidades que presidían la desquiciada existencia de la protagonista, personaje supuestamente inspirado en la estrella de la UFA Sybille Schmitz, fenecida por sobredosis después de su declive tras la Segunda Guerra Mundial, concentraba su denuncia en la falsedad y el envilecimiento de una nueva sociedad emergente que progresaba velando su ignominioso pasado y usurpando de forma progresiva e insensible la libertad de la población inadaptada. Recargado tratamiento lumínico en blanco y negro para un denso, gélido e intrincado ceremonial neorromántico que constituiría el penúltimo eslabón en la apasionante filmografía del cineasta bávaro.

Otras películas donde aparece algún que otro CANDELABRO

La bella y la bestia – Jean Cocteau (1946)
Suspense – Jack Clayton (1961)
El horrible secreto del doctor Hichcock – Riccardo Freda (1962)

POSGUERRA (Los asesinos están entre nosotros)

Periodo que transcurre tras un conflicto armado o una guerra lo suficientemente intensa como para desencadenar una situación de penuria, de crisis económica y social, que no finaliza hasta que se alcance una recuperación económica y una superación de un conjunto de problemas sociales, como puede ser el reabastecimiento normal similar al periodo de preguerra y a otros muchos factores relacionados indirectamente que afectan a la superación de la crisis social. (Wikipedia)

“En la posguerra me putearon los padres y en la democracia sus hijos. Pero siempre me putearon los mismos”
Juan Marsé (1933-) Novelista español

LOS ASESINOS ESTÁN ENTRE NOSOTROS (Die mörder sind unter uns) – 1946

Director Wolfgang Staudte
Guión Wolfgang Staudte y Fritz Staudte
Fotografía Friedl Behn-Grund y Eugen Klagemann
Música Ernst Roters
Producción DEFA-Studio für Spielfilme
Nacionalidad Alemania
Duración 85m. B/N
Reparto Hildegard Knef, Elly Burgmer, Erna Sellmer, Hilde Adolphi, Ernst Wilhelm Borchert, Marlise Ludwig, Ursula Krieg, Arno Paulsen, Robert Forsch.

“Tengo algo más para darte. ¿La reconoces? No me he podido separar de ella. Demasiados recuerdos… En las horas más oscuras, la miraba y me preguntaba si pondría fin a mi vida. No, ha sido devuelta a su propietario legítimo. No se la daría a nadie más. No se lo digas a nadie. Es una sensación extraña tener otra vez una pistola en la mano”

Recién acabada la Segunda Guerra Mundial, Staudte reemprendió la actividad de la cinematografía germana con este sobrecogedor drama cotidiano de explícitas pretensiones antimilitaristas, cuyo eje argumental versaba en torno a la apremiante lucha interna por ahuyentar los fantasmas del nazismo que sostenía un país en flagrante deterioro físico y moral. Ubicado, cómo no, en el asolado Berlín de posguerra, describía con un vigor casi documental y bajo una atmósfera profundamente enrarecida la pesadumbre que embargaba a un traumatizado médico al tener que compaginar su amor por una joven salida de un campo de concentración con un indomable sentimiento de odio/venganza hacia uno de sus superiores en el frente, establecido ahora como próspero empresario. Este necesario ajuste de cuentas con el reciente horror fascista, enfatizado por una estética propia del Expresionismo, evidenciaba un abismal estado de frustración, desaliento e inquietud, al tiempo que difundía el imperioso deber ciudadano de perseguir a los responsables de la mayor barbarie bélica de la Historia.

Otras películas ambientadas en un período de POSGUERRA

Ladrón de bicicletas – Vittorio De Sica (1948)
La calle de la vergüenza – Kenji Mizoguchi (1956)
Canciones para después de una guerra – Basilio Martín Patino (1971)

PROPAGANDA (El triunfo de la voluntad)

Forma de comunicación que tiene como objetivo influir en la actitud de una comunidad respecto a alguna causa o posición, presentando solamente un lado o aspecto de un argumento.​ La propaganda es usualmente repetida y difundida en una amplia variedad de medios con el fin de obtener el resultado deseado en la actitud de la audiencia (…) Con frecuencia presenta hechos de manera selectiva y omite otros deliberadamente para sustentar una conclusión, o usa mensajes controlados para producir una respuesta emocional, más bien que racional, respecto de la información presentada. El efecto deseado es un cambio en la actitud de una audiencia determinada acerca de asuntos políticos, religiosos o comerciales. La propaganda, por lo tanto, puede ser usada como un «arma de guerra» en la lucha ideológica o comercial. Mientras que el término «propaganda» ha adquirido en algunos casos una connotación sumamente negativa debido a los ejemplos de su uso más manipulador y chauvinista (p.e. la propaganda nazi para justificar el llamado «Holocausto» o la propaganda estadounidense para justificar la guerra contra Irak), el sentido original de la palabra era neutro. (Wikipedia)

“Un sociólogo norteamericano dijo hace más de treinta años que la propaganda era una formidable vendedora de sueños, pero resulta que yo no quiero que me vendan sueños ajenos, si no sencillamente que se cumplan los míos”
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor y poeta uruguayo

EL TRIUNFO DE LA VOLUNTAD (Triumph des willens) – 1935

Director Leni Riefenstahl
Guión Leni Riefenstahl y Walter Ruttmann
Fotografía Sepp Allgeier, Karl Attenberger, Werner Bohne, Walter Frentz y Willy Zielke
Música Herbert Windt y Richard Wagner
Producción Leni Riefenstahl Produktion/NSDAP/Reichsleitung
Nacionalidad Alemania
Duración 114m. B/N

“Es nuestra voluntad que este estado perdure por mil años. ¡Estamos felices de saber que el futuro es nuestro por completo!”

Con casi toda seguridad, el mejor documental de propaganda política jamás realizado, que reproducía en imágenes de una deslumbrante y sobrecogedora fatuidad una de las coyunturas de más aciago y execrable augurio en la historia de Europa, como fue el multitudinario congreso en la ciudad de Nuremberg del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP), en 1934. El experimentado documentalista Walter Ruttmann vió como el mismísimo “fürher” lo apartaba del rodaje para asignarle la dirección del mismo a su egeria, Leni Riefenstahl, quien orientó sus grandes dotes como fotógrafa y montadora hacia la concienzuda elaboración de un vehículo patriotero de solemne, coreográfica e impresionante plasticidad, cuyo designio de glorificar los valores del pueblo germano, la supremacía de la raza aria o la fuerza totalitarista del régimen nazi, unida a la persuasiva capacidad comunicadora de su máximo mandatario, Adolph Hitler, no conseguía enmascarar la presunción, la vesania, el sadismo y la crueldad que se anidaban bajo aquellas repudiables propuestas fascistas.

Otras películas de PROPAGANDA política, social o ideológica

El acorazado Potemkin – Sergei M. Eisenstein (1925)
Sierra de Teruel – André Malraux (1939)
El gran dictador – Charles Chaplin (1940)