Walter Brennan

OESTE (El forastero)

1. Punto cardinal del horizonte por donde se pone el sol en los equinoccios.
2. Región o territorio situado al oeste de un país o de un área geográfica determinada
Lejano Oeste. Territorio del oeste hacia el que se dirigió la expansión de los Estados Unidos de América en el siglo XIX.
(RAE)

“Los indios no eran los únicos con pluma en el lejano oeste”
Andreu Buenafuente (1965-) Humorista, presentador y productor español

EL FORASTERO (The westerner) – 1940

forastero

Director William Wyler
Guión Jo Swerling y Niven Busch
Fotografía Gregg Toland
Música Dimitri Tiomkin
Producción Samuel Goldwyn Company
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 99m. B/N
Reparto Gary Cooper, Walter Brennan, Doris Davenport, Charles Halton, Forrest Tucker, Paul Hurst, Tom Tyler, Dana Andrews.

“¿Casa? ¿Se refiere a una casa? (…) No, mi casa está allí fuera, una inmensa habitación con el cielo como techo”

Western de desencantada poesía y encomiable agudeza dialéctica, basado en una historia de Stuart N. Lake, que narraba en un entorno marcado por la rivalidad entre ganaderos latifundistas y colonos agricultores el peculiar enfrentamiento que se establece entre Cole Harding, un íntegro y solitario vaquero, falsamente acusado de robar un caballo, y el legendario Roy Bean, un pintoresco, voluble y despiadado bandolero (rotundo paradigma del salvaje e incivilizado Far West) que se autoproclamaría con tiránica arbitrariedad representante de la ley de una pequeña ciudad tejana. El prestigioso Wyler volvió a hacer gala de su exquisito pulso dramático e intentó, por primera vez en la historia del género y con escasa aceptación por público y crítica, insertar matices psicológicos en el desarrollo del relato. Antológica interpretación de Walter Brennan, en el papel del implacable juez, extraordinaria fotografía del gran Gregg Toland e impecable partitura musical reescrita totalmente por Alfred Newman (a petición del propio Samuel Goldwyn) pese a que en los títulos de crédito figura Tiomkin.

Otras películas ambientadas en el LEJANO OESTE

Encubridora – Fritz Lang (1952)
Los que no perdonan – John Huston (1960)
Grupo salvaje – Sam Peckinpah (1969)

CUATRERO (Camino de la horca)

Que se dedica a robar animales, especialmente caballos o ganado vacuno. (google.es)

“Pregunté a un viejo tarahumara por qué no usaban armas para defenderse de los cuatreros, y me dijo: ‘Si las armas fuesen necesarias, habríamos nacido con ellas'”
Facundo Cabral (1937-2011) Cantautor, poeta, escritor y filósofo argentino

CAMINO DE LA HORCA (Along the great divide) – 1951

camino

Director Raoul Walsh
Guión Walter Doniger y Lewis Meltzer
Fotografía Sidney Hickox
Música David Buttolph
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. B/N
Reparto Kirk Douglas, Virginia Mayo, Walter Brennan, Hugh Sanders, Morris Ankrum, John Agar, Ray Teal, James Anderson, Charles Meredith.

“A veces no vemos las cosas claramente. Me había quitado la soga del cuello y me la he vuelto a poner”

Una perfecta muestra de la sobriedad, economía y vigor narrativo que caracterizó el proverbial estilo walshiano la encontramos en este modélico western de itinerario, rodado en la abrupta Alta Sierra californiana y el desierto de Mojave (ambos parajes impecablemente retratados por Sidney Hickox), que extraía grandes cotas de agilidad, firmeza e intensidad descriptiva a partir de las contradictorias relaciones entre sus personajes y sus peligrosas e imprevisibles circunstancias. Kirk Douglas, en el primer western de su carrera, interpretaba a un sheriff federal de atormentado pasado y hondo sentido del deber que salvaba la vida a un veterano cuatrero acusado de asesinato, y, junto a sus ayudantes y la atractiva hija de éste, emprendían un arriesgado viaje por el abrasador desierto Divide hacia Santa Loma para proporcionarle un juicio legal y justo. En manos de Raoul Walsh, esta sencilla trama argumental se convirtió en un ejercicio cinematográfico sucinto, impetuoso y sumamente metódico, donde la hostilidad de la naturaleza adquiría una importancia preponderante.

Otras películas en las que aparece algún CUATRERO entre sus personajes principales

El virginiano – Stuart Gilmore (1946)
Missouri – Arthur Penn (1976)
Rob Roy, la pasión de un rebelde – Michael Caton-Jones (1995)

RESPONSABILIDAD (Río Bravo)

Valor que está en la conciencia de la persona que le permite reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de sus actos. Puesto en práctica, se establece la magnitud de dichas acciones y de cómo afrontarlas de la manera más positiva e integral para ayudarle en un futuro. Una persona se caracteriza por su responsabilidad porque tiene la virtud no sólo de tomar una serie de decisiones de manera consciente, sino también de asumir las consecuencias que tengan las citadas decisiones y de responder de las mismas ante quien corresponda en cada momento. https://es.wikipedia.org/wiki/Responsabilidad

“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”
José Saramago (1922-2010) Escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués

RÍO BRAVO (Rio Bravo) – 1959

Call# Mss 2544

Call# Mss 2544

Director Howard Hawks
Guión Jules Furthman y Leigh Brackett
Fotografía Russell Harlan
Música Dimitri Tiomkin
Producción Warner Bros/Armada
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 141m. Color
Reparto John Wayne, Dean Martin, Angie Dickinson, Ricky Nelson, Walter Brennan, Ward Bond, John Russell, Harry Carey Jr., Claude Akins.

“¡Déjese de tonterías! A usted no le gusta esto y a mí no me gustan otras cosas: no me gusta ver a sus hombres en el camino bloqueando el pueblo, no me gusta que nos vigilen y traten de cazarnos traicioneramente, no me gusta que maten a un amigo mío una hora después de haber dicho que quería ayudarme y no me gusta usted, Burdette, porque es el culpable”

Con la intención de manifestar su desacuerdo e indignación ante la actitud del protagonista de SOLO ANTE EL PELIGRO (1952), y, demostrar que un sheriff en riguroso cumplimiento de sus obligaciones nunca pediría ayuda, Hawks y Wayne decidieron dar a luz este modélico western de cámara que con el paso del tiempo se ha convertido en una de las grandes obras maestras del género. Apoyándose en su habitual sabiduría para describir personajes y exponer con gran sentido del humor, fluidez e intensidad situaciones de muy distinta orientación y complejidad, el eficaz realizador planteó el enfrentamiento entre un nutrido grupo de forajidos, dispuestos a liberar al compañero que se halla detenido en una pequeña población fronteriza, y el inflexible guardián de la ley que la custodia, auxiliado únicamente por un borracho, un anciano lisiado y un inexperto pistolero, como una nueva y profunda reflexión hawksiana sobre el valor y la camaradería, desarrollada a través de un espléndido ejercicio de tensión claustrofóbica. Inestimable labor interpretativa, enaltecida por la estimulante presencia de Angie Dickinson.

Otras películas que reflexionan sobre el valor de la RESPONSABILIDAD

Vendedores o vencidos – Stanley Kramer (1961)
Hoy empieza todo – Bertrand Tavernier (1998)
Ni uno menos – Zhang Yimou (1999)

CONVICCIÓN (El sargento York)

1. Seguridad que tiene una persona de la verdad o certeza de lo que piensa o siente.
2. Capacidad para convencer a los demás.
Convicciones Ideas religiosas, éticas o políticas en las que cree una persona.
(Larousse Editorial)

“Nuestras convicciones más arraigadas, más indubitables, son las más sospechosas. Ellas constituyen nuestro límite, nuestros confines, nuestra prisión”
José Ortega y Gasset (1883-1955) Filósofo y ensayista español

EL SARGENTO YORK (Sergeant York) – 1941

york

Director Howard Hawks
Guión Harry Chandlee, John Huston, Abem Finkel y Howard Koch
Fotografía Sol Polito
Música Max Steiner
Producción 20th Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 118m. B/N
Reparto Gary Cooper, Walter Brennan, Joan Leslie, Margaret Wycherly, George Tobias, Stanley Ridges, Ward Bond, Howard Da Silva.

“¿Quiere arar sus tierras como a usted le parece y criar a su familia de acuerdo con sus principios? Ése es su patrimonio y el mío, y el de todos los estadounidenses. Pero el costo de ese patrimonio es alto. A veces tenemos que dar todo para conservarlo, incluso nuestras vidas”

Estados Unidos aún no intervenía en la batalla contra el nazismo cuando Hawks aceptó dirigir esta oportuna y concienciadora biografía sobre la figura de Alvin C. York, un modesto granjero de las montañas de Cumberland (Tennessee), que, en 1916, se veía forzado a abandonar sus profundas convicciones cristianas y pacifistas para luchar en la Primera Guerra Mundial, donde acabaría convirtiéndose en un sorprendente y paradójico héroe nacional. El inobjetable aliento propagandístico del largometraje, fidedigno reflejo del enérgico y combativo Hollywood de la época, fue mitigado por una dirección absolutamente soberbia, cuyo desarrollo narrativo transitaba del humor costumbrista a la emotividad dramática con una pasmosa profundidad humana, e, incluso abordaba las espectaculares escenas bélicas con prodigiosa sencillez. Estrenado cinco meses antes del sorpresivo bombardeo japonés a Pearl Harbour, alardeaba de la siempre efectiva comparecencia interpretativa de Gary Cooper (impuesto a la productora por el propio Alvin York) acaudillando una insuperable plantilla de actores secundarios.

Otras películas con protagonistas de arraigadas convicciones morales o religiosas

Doce hombres sin piedad – Sidney Lumet (1957)
Historia de una monja – Fred Zinnemann (1959)
Matar a un ruiseñor – Robert Mulligan (1962)

REPRESALIA (Los verdugos también mueren)

Una represalia es una venganza o una respuesta de castigo a algún tipo de agresión. Quien ejecuta la represalia busca obtener una satisfacción del daño recibido (…) Las represalias también aparecen en el marco de las relaciones internacionales. Lo habitual es que una represalia sea una medida adoptada por un Estado contra otro para responder a los actos adversos de este, aunque sin llegar a la ruptura de las relaciones diplomáticas (…) A lo largo de la historia, sin embargo, se han registrado todo tipo de represalias que se encuentran fuera de cualquier marco legal, como bombardeos a población civil en respuesta a actos terroristas. (definicion.de)

“Nos reservamos el derecho a tomar represalias contra todos los países que toman parte en esta guerra injusta: Gran Bretaña, España, Polonia, Japón e Italia”
Osama Bin Laden (1957-2011) Terrorista yihadista, conocido mundialmente por ser el fundador de la red terrorista Al Qaeda

LOS VERDUGOS TAMBIÉN MUEREN (Hangmen also die) – 1943

hangmen

Director Fritz Lang
Guión Fritz Lang, Bertolt Brecht y John Wexley
Fotografía James Wong How
Música Hanns Eisler
Producción Arnold Pressburger Films
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 134m. B/N
Reparto Brian Donlevy, Walter Brennan, Anna Lee, Gene Lockhart, Reinhold Schünzel, Nana Bryant, Dennis O’Keefe, Alexander Granach.

“Piensa siempre que la libertad no es uno de esos bienes que se poseen como un sombrero o un trozo de azúcar. La libertad se adquiere luchando por conseguirla”

Gracias a un milimétrico guión emanado de la infundida colaboración entre el propio cineasta y su compatriota y conspicuo dramaturgo Bertolt Brecht, pero firmado por Wexley por ciertas dificultades sindicales, Lang pudo materializar el segundo de sus fornidos alegatos en contra de la institución nazi y sus desalmadas actividades represivas, que permanece como uno de los títulos más arriesgados y emocionantes de su etapa hollywoodiense. Haciendo alarde de un portentoso dominio de la progresión dramática y sin la necesidad de utilizar unos parámetros visuales puramente expresionistas, pues sólo recurría a ellos en contadas ocasiones, el realizador vienés de origen judío describía en una Praga espléndidamente recreada en decorados la escalofriante represalia de las tropas invasoras emprenden tras conocer el asesinato de uno de sus dirigentes a manos de un militante de la Resistencia checoslovaca y la ingeniosa confabulación de ésta para detener la avalancha de ejecuciones. Un conmovedor canto al poder de la solidaridad ciudadana frente a las fuerzas absolutistas e intimidadoras.

Otras películas sobre REPRESALIAS

Treinta segundos sobre Tokio – Mervyn Leroy (1944)
La larga noche del 43 – Florestano Vancini (1960)
La batalla de Argel – Gillo Pontecorvo (1965)