Joseph Ruttenberg

MEMORIA (Niebla en el pasado)

Función del cerebro y, a la vez, un fenómeno de la mente que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado. Surge como resultado de las conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas, lo que crea redes neuronales (la llamada potenciación a largo plazo).
La pérdida total de la memoria. Puede deberse a un mecanismo de defensa, el cual ocurre después de un evento traumático. El desorden de estrés postraumático puede acarrear el regreso espontáneo de recuerdos traumáticos no deseados.  (Wikipedia)

“La memoria es como una red: uno la encuentra llena de peces al sacarla del arroyo, pero a través de ella pasaron cientos de kilómetros de agua sin dejar rastro”
Oliver Wendell Holmes (1809-1894) Escritor, poeta y médico estadounidense

NIEBLA EN EL PASADO (Random Harvest) – 1942

random

Director Mervyn Leroy
Guion George Froeschel, Arthur Wimperis y Claudine West
Fotografía Joseph Ruttenberg
Música Herbert Stothart
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 125m. B/N
Reparto Ronald Colman, Greer Garson, Philip Dorn, Susan Peters, Henry Travers, Reginald Owen, Bramwell Fletcher, Una O’Connor.

“Ni siquiera tienes recuerdos (…) Y no obstante, lo mejor de ti, toda tu capacidad de amar y tu alegría, la sacrificas por un espacio de tiempo que has olvidado”

Greer Garson huyó momentáneamente del encasillamiento como dama distinguida y sensible que determinó su período de esplendor en la Metro para dar vida a una enérgica cantante y bailarina de ‘music hall’, capaz de abandonarlo todo para conquistar por dos veces el corazón de un amnésico oficial británico, compuesto por el gran Ronald Colman, en otro alarde del talante circunspecto, gentil y aristocrático que siempre le caracterizó. Estas dos enternecedoras pero contenidas interpretaciones, unidas al inspirado realismo de la puesta en escena de Mervyn Leroy y a la brumosa fotografía de Joseph Ruttenberg, apuntalaron este drama folletinesco extraído de una novela homónima de James Hilton sobre las caprichosas e inevitables carambolas del destino, que bordeaba los confines del más patético sentimentalismo con pericia, calidez y una exquisita sensibilidad. Por derecho propio, la película persiste hoy en día como uno de los exponentes más cautivadores, delicados y representativos del melodrama romántico producido en Hollywood a lo largo de los años cuarenta.

Otras películas sobre una pérdida total de la MEMORIA

Una larga ausencia – Henri Colpi (1961)
The Majestic – Frank Darabont (2001)
Un hombre sin pasado – Aki Kaurismäki (2002)

GASLIGHTING (Luz que agoniza)

Gaslighting es una estrategia de manipulación de la percepción de la realidad del otro, por lo que es una forma de abuso psicológico que consiste en negar la realidad, dar por sucedido lo que nunca ocurrió, o presentar información falsa con el fin de hacer dudar a la víctima de su memoria, de su percepción o de su cordura.​ Puede consistir en negaciones simples por parte del abusador, en el sentido de si determinados sucesos ocurrieron o no, o incluso en la escenificación de situaciones extrañas con el fin de desorientar a la víctima. El término proviene de la obra de teatro en inglés titulada Gas Light y de sus adaptaciones cinematográficas. (Wikipedia)

“El gaslighting es especialmente peligroso por su tipología: la víctima de verdad cree que su estabilidad mental no está bien y empieza a encerrarse en sí misma. Los familiares y amigos más cercanos tampoco ven estos signos, por lo que no pueden dar la señal de alarma”
Ángel Rull (-) Psicólogo español

LUZ QUE AGONIZA (Gaslight) – 1944

gaslight2

Director George Cukor
Guion John Van Druten, Walter Reisch y John L. Balderston
Fotografía Joseph Ruttenberg
Música Bronislau Kaper
Producción Metro-Goldwyn-Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. B/N
Reparto Charles Boyer, Ingrid Bergman, Joseph Cotten, Dame May Whitty, Angela Lansbury, Barbara Everest, Emil Rameau, Edmund Breon.
* Johann Strauss – Die fledermaus

“Sé que nunca me mientes. Te creo. No estas mintiendo. Es peor que mentir. Te has olvidado. Lo has olvidado como te olvidas de todo”

Una estudiante de música contrae matrimonio con el pianista que colabora con su profesor, y, por expreso deseo de su nuevo marido, acepta regresar a Londres para instalarse en la casa victoriana donde años atrás vivió con su tía, una afamada cantante de ópera, cuando ésta fue asesinada en extrañas circunstancias. A partir de esta premisa argumental prospera la atmósfera de creciente inquietud y desasosiego que determina este convincente remake del ya de por sí distinguido drama psicológico LUZ DE GAS (1940), dirigido por el británico Thorold Dickinson, y, a su vez, basado en la obra teatral epónima de Patrick Hamilton. Inferior a su predecesora en lo concerniente a la construcción de personajes y sus relaciones, esta versión de Cukor perdura más en la memoria cinéfila por su hábil acoplamiento de suspense y romanticismo, por su destreza narrativa y por las espléndidas interpretaciones de sus protagonistas: Ingrid Bergman, tan deliciosa en su enamoramiento como en su asustadiza credulidad, y un impecable Charles Boyer en la piel de su falaz, taimado y maltratador esposo.

Otras películas donde se hace GASLIGHTING

Canción de cuna para un cadáver – Robert Aldrich (1964)
Lo que la verdad esconde – Robert Zemeckis (2000)
El hombre invisible – Leigh Whannell (2020)

REMAKE (El prisionero de Zenda)

Nueva versión de una película o de una serie de televisión que repite con bastante fidelidad su historia y que mantiene los mismos personajes (…) Suele consistir en narrar lo mismo que ya se narró con anterioridad, pero empleando actores diferentes o modificando el contexto del relato, por citar algunos de los cambios más frecuentes. (definicion.de)

“Se hacen llamar secuelas, pero en realidad tienen espíritu de remakes y todo en ellas pasa por decisiones oficiales, porque no puede ser de otra manera. Esa es la naturaleza de las franquicias cinematográficas modernas: tienen mercados estudiados, están probadas con audiencias y son analizadas, modificadas, vueltas a analizar y vueltas a modificar hasta que están listas para el consumo”
Martin Scorsese (1942-) Director, guionista y productor de cine estadounidense

EL PRISIONERO DE ZENDA (The prisioner of Zenda) – 1952

Director Richard Thorpe
Guion John Balderston y Nigel Langley
Fotografía Joseph Ruttenberg
Música Alfred Newman
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 102m. Color
Reparto Stewart Granger, Deborah Kerr, James Mason, Jane Greer, Robert Douglas, Louis Carlhern, Robert Coote, Lewis Stone.

“La fidelidad es la mejor arma de una mujer madura y la mayor hipocresía de una mujer encantadora”

Encomiable película de aventuras de capa y espada, que, aunque tan solo se limitaba a reproducir plano a plano la versión dirigida en 1937 por John Cromwell a partir del homónimo relato de Anthony Hope, ha conseguido inscribirse entre los inolvidables clásicos que Hollywood aportó al género durante los años cincuenta. Esta solapada intriga de maquinaciones palaciegas, suplantaciones de personalidad y amores inalcanzables, ambientada en un imaginario reino centroeuropeo, resultó favorecida por aquel inolvidable estilo visual que la Metro de la época implantó amparándose en el esplendoroso Technicolor y los siempre fastuosos decorados concebidos por Cedric Gibbons. Pese a estar realizada con presteza y absoluta dedicación por un acomodadizo artesano como Richard Thorpe, únicamente logró superar a su ilustre precedente en el apartado interpretativo, despuntando por encima de un sublime reparto la inmaculada elegancia de Deborah Kerr, como la enamoradiza princesa Flavia, y la refinada versatilidad del gran James Mason, dando vida al infame Rupert de Hentzau.

Otros REMAKES homónimos en color de una película original en blanco y negro

Ha nacido una estrella – George Cukor (1954)
Tú y yo – Leo McCarey (1957)
El cabo del miedo – Martin Scorsese (1991)

SOCIEDAD (Mamá nos complica la vida)

Conjunto de personas que se relacionan entre sí, de acuerdo a unas determinadas reglas de organización jurídicas y consuetudinarias, y que comparten una misma cultura o civilización en un espacio o un tiempo determinados.
Alta sociedad  Conjunto de personas que gozan de un alto nivel económico y, generalmente, cultural. (google.com)

“Las cucarachas y la alta sociedad son las únicas cosas que pueden permanecer despiertas toda la noche y comer cualquier cosa”
Herb Caen (1916-1997) Periodista estadounidense

MAMÁ NOS COMPLICA LA VIDA (The reluctant debutante) – 1958

Director Vincente Minnelli
Guion William Douglas Home
Fotografía Joseph Ruttenberg
Música Eddie Warner
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 92m. Color
Reparto Kay Kendall, Rex Harrison, Sandra Dee, John Saxon, Peter Myers, Diane Clare, Angela Lansbury, Sheila Raynor, Charles Cullum.
* Cole Porter – In the still of the night

“La verdad no significa lo mismo para una mujer que para un hombre. Ellas creen lo que quieren creer, prescindiendo de los hechos”

Un recurso argumental tan trillado dentro de la comedia hollywoodiense como el revuelo originado por la intrincada mediación de los padres en lo que ellos consideran un inadecuado noviazgo para su hija, en esta ocasión, ambientado en el entorno de la alta sociedad londinense, según la homónima pieza teatral de William Douglas Home, acabó transformándose en manos de Minnelli en una afable travesura cinematográfica que emparejaba la ingenuidad contemplativa con la más ponderosa sofisticación. Si bien la puesta en escena se concibió en función de su esplendorosa utilización colorista y un exquisito buen gusto en la selección del vestuario y la escenografía, en una maniobra estilística similar a la aplicada en los antecesores títulos de su realizador, esto no impidió que prosperara su esencia reflexiva, satírica y vodevilesca hasta formalizar un exquisito y perspicaz documento sobre los caprichosos e instintivos prejuicios sociales que enturbian las relaciones humanas. Adecuada banda sonora y estupendas interpretaciones de Rex Harrison y una maravillosa Kay Kendall.

Otras películas donde asistimos a bailes y fiestas de la ALTA SOCIEDAD

Sabrina – Billy Wilder (1954)
La edad de la inocencia – Martin Scorsese (1993)
La gran belleza – Paolo Sorrentino (2013)

CONJURA (Julio César)

Acuerdo secreto contra algo o alguien, especialmente contra el estado o el soberano. (google.es)

“Corre por el mundo una conjura general y permanente contra dos cosas, a saber, la poesía y la libertad. La gente de buen gusto se encarga de exterminar a la primera, y la gente de orden de perseguir a la segunda”
Gustave Flaubert (1821-1880) Escritor francés

JULIO CÉSAR (Julius Caesar) – 1953

julio

Director Joseph L. Mankiewicz
Guión Joseph L. Mankiewicz
Fotografía Joseph Ruttenberg
Música Miklos Rozsa
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 121m. B/N
Reparto Marlon Brando, James Mason, John Gielguld, Louis Calhern, Edmond O’Brien, Deborah Kerr, Greer Garson, George MacReady.

“¡Amigos, romanos, compatriotas, prestadme atención! ¡Vengo a inhumar a César, no a ensalzarle! El mal que hacen los hombres perdura sobre su memoria. Frecuentemente el bien queda sepultado con sus huesos. ¡Sea así con César!”

Sin lugar a dudas, la mejor adaptación cinematográfica de la tragedia histórica de William Shakespeare en torno a la ambiciosa y traidora conjura política urdida por la facción conservadora republicana contra Julio César, que culminó con el consabido asesinato de éste a manos de su hijo Marco Bruto en las mismas escalinatas del Senado. La eficaz realización de Mankiewicz y su considerable fidelidad al relato original, el sugerente y temperado diseño escenográfico que Cedric Gibbons consumó a partir de un presupuesto más bien exiguo y la superlativa labor de su espectacular reparto anglo-americano realzaron esta profunda y vigente reflexión sobre la insalubre avidez de poder, cuyas posteriores revisitaciones no han hecho más que acrecentar su valor y trascendencia. No sería de recibo desatender la sorprendente interpretación de Marlon Brando en la piel de Marco Antonio, corroborada en una antológica escena en la que éste se dirigía con apasionada convicción a la plebe en el funeral del emperador; en un discurso tan brillante que, según cuentan, fue premiado por los extras y demás componentes del equipo con una unánime e inesperada ovación.

Otras películas que desarrollan un caso de CONJURA política

La conjura de los boyardos – Sergei M. Eisenstein (1958)
Siete días de mayo – John Frankenheimer (1964)
La conjura de El Escorial – Antonio del Real (2008)