Comedia infantil

VÍA (Cuenta conmigo)

1. Raíl de ferrocarril.
2. Parte del suelo explanado en la cual se asientan los carriles de un ferrocarril.
3. Calzada construida para la circulación rodada. (RAE)

«Nos esforzamos tanto, lo hacemos tan mal… Iríamos tan lejos, pero no podemos mirar pasar esas malditas vías de tren. Odio esas vías del tren.» (canción Train tracks)
Jelly Roll (1986-) Rapero y cantautor estadounidense

CUENTA CONMIGO (Stand by me) – 1986

cuenta2

Director Rob Reiner
Guion Bruce A. Evans y Raynold Gideon
Fotografía Thomas Del Ruth
Música Jack Nitzsche
Producción Columbia/Act III Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 86m. Color
Reparto Wil Wheaton, River Phoenix, Corey Feldman, Jerry O’Connell, Kiefer Sutherland, Casey Siemaszko, Richard Dreyfuss, John Cusack.
* Ben E. King – Stand by me

«Nunca he vuelto a tener amigos como los que tuve cuando tenía doce años. Dios mío, ¿los tiene alguien?»

Cuatro años antes de dirigir la adaptación a la gran pantalla de una de sus novelas más inspiradas, MISERY, Rob Reiner ya había materializado un primer acercamiento a la obra del prolífico Stephen King con esta oda a los trascendentales e indelebles lazos de amistad que se establecen en el irrecuperable ámbito de la infancia, según el cuento corto de tintes autobiográficos The body. Ambientada en el verano de 1959, narraba la emocionante aventura iniciática que cuatro muchachos del ficticio pueblo de Castle Rock, Oregón (Maine en el relato original), emprenden durante dos días para encontrar el cadáver de otro joven que ha desaparecido en el bosque. Este rito de paso a la pubertad, envuelto de agudeza, lirismo y un irrefrenable poso de nostalgia, supo sacar partido de una banda sonora repleta de clásicos inolvidables y del desparpajo interpretativo de sus cuatro protagonistas, especialmente de River Phoenix, quien, lamentablemente, vio truncada su prometedora carrera por los excesos, falleciendo en 1993 a causa de un infarto provocado por sobredosis de estupefacientes.

Otras películas donde se practica el arriesgado hábito de caminar sobre la VÍA del tren

Terror en una ciudad de Texas – Joseph H. Lewis (1958)
Tomates verdes fritos – Jon Avnet (1991)
La jaula de oro – Diego Quemada-Díez (2013)

TIRACHINAS (La guerra de los botones)

Instrumento para lanzar piedras u otros objetos compuesto por una pieza de madera o de otro material en forma de Y, a cuyos extremos se sujeta una tira elástica que impulsa los proyectiles. (google.com)

«Tal vez mañana no habrá nada que escupa fuego y el que se invente el tirachinas le colgaremos. Reposaremos nuestra miseria en un caldo espeso, quizás ese día todos seremos tontos o ciegos» (canción Cruzar los brazos)
Víctor Manuel San José (1947-) Cantautor y productor musical y cinematográfico español

LA GUERRA DE BOTONES (La guerre des boutons) – 1962

tirachinas1

Director Yves Robert
Guion Yves Robert, François Boyer
Fotografía André Bac
Música José Berghmans
Producción Les Productions de la Guéville
Nacionalidad Francia
Duración 90m. B/N
Reparto André Treton, Michel Isella, Martin Lartigue, Jean Richard, Jacques Dufilho, Yvette Etiévant, Michel Galabru, Michèle Méritz.

«Cuando hay un traidor no se puede ganar limpiamente una batalla»

El mayor éxito a nivel internacional en la carrera del polifacético Yves Robert llegó con esta complaciente alegoría contra la insensata rivalidad entre localidades vecinas, emanada de un libro homónimo de Louis Pergaud, donde articulaba con una franqueza expositiva tan delicada como melancólica los hábitos, códigos y preceptos que nutren la arriagada y pueril beligerancia estival entre los niños de dos pueblos de la campiña francesa: Longeverne y Velrans. Honor, lealtad, compañerismo, liderazgo, disciplina o espíritu de equipo, entre otros valores grupales, guarnecían las inocentes escaramuzas marciales de sus infantes protagonistas, básicamente dirimidas con tirachinas y espadas de madera, que, a su vez, contrastaban con el rudo e insulso autoritarismo educacional de sus progenitores. Un clásico del cine familiar de todos los tiempos, facilonamente versionado por John Roberts (1994) y Christophe Barratier (2011), que nos retrotrae a las mágicas y agridulces emociones de nuestra infancia con insoslayable nostalgia, chispeante sentido del humor y una afectuosa sensación de espontaneidad, amparada en un elogiable quehacer interpretativo.

Otras películas donde se utiliza un TIRACHINAS

Daniel el travieso – Nick Castle (1993)
Cometas en el cielo – Marc Forster (2007)
Zipi y Zape y el club de la canica – Oskar Santos (2013)

INFANCIA (La piel dura)

Periodo de la vida humana comprendido entre el nacimiento y la adolescencia o comienzo de la pubertad (…) En los últimos 40 o 50 años se ha empezado a prestar atención a este periodo de la vida, y estableciéndolo como un momento crucial en el desarrollo físico, intelectual, social y emocional de todo ser humano. http://conceptodefinicion.de/infancia/

“Una de las trampas de la infancia es que no hace falta comprender algo para sentirlo. Para cuando la razón es capaz de entender lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas”
Carlos Ruiz Zafón (1964-) Escritor español

LA PIEL DURA (L’argent de poche) – 1976

poche

Director François Truffaut
Guión François Truffaut
Fotografía Pierre-William Glenn
Música Maurice Jaubert
Producción Les Films du Carrosse
Nacionalidad Francia
Duración 104m. Color
Reparto Geary Desmonceaux, Jean-François Stévenin, Sylvie Grezel, Philippe Goldman, Nicole Felix, Pascale Bruchon, Chantal Mercier.

«Un adulto que no es feliz puede volver a empezar, pero un niño que no es feliz está indefenso. Tal vez no sepa cómo expresarlo en palabras, pero siente que ni siquiera puede discutir el derecho de sus padres de lastimarlo. Un niño golpeado, que no recibe cariño, se siente culpable. ¡Eso es lo trágico! De todas las injusticias de la humanidad, la injusticia contra los niños es la más despreciable»

Truffaut regresó a su adorado mundo infantil, aquel que con tanto fervor autobiográfico acuñó ya en su ópera prima LOS CUATROCIENTOS GOLPES (1959), con esta tierna y veraz descripción de las distintas vivencias e incidentes que convergen a lo largo del último mes de curso escolar de primaria en la pequeña localidad francesa de Thiers. Vitales aleccionamientos, impúberas ensoñaciones, primeros flirteos amorosos e ingenuas gamberradas se suceden con ligereza, sencillez y convicción hasta colmar una avispada reflexión en torno a la influencia que el proceder de los adultos tiene en la progresiva evolución de la personalidad de los más pequeños, que, sin alcanzar las cotas de talento y mágica inspiración que su autor expuso en gran parte de su filmografía, sí detenta en cambio aquella perceptible propensión detallista que siempre atesoró su cine e irradia una equilibrada combinación de vitalidad, amargura, emoción y comicidad que la mantienen como una película de extraordinaria y maravillosa vigencia. Destacar el delicioso conjunto de interpretaciones infantiles.

Otras películas sobre el mundo de la INFANCIA

Juegos prohibidos – René Clement (1952)
Cinema Paradiso – Giuseppe Tornatore (1988)
Nadie sabe – Hirokazu Koreeda (2004)

SERVILISMO (He nacido, pero…)

Ciega y baja obediencia y adulación a la autoridad. (Espasa-Calpe)

«Para la prensa, como para el hombre, la libertad sólo ofrece una posibilidad de ser mejor; el servilismo no es más que la certidumbre de ser peor»
Albert Camus (1913-1960) Novelista, dramaturgo y filósofo francés

«HE NACIDO PERO…» (Umarete wa mita keredo) – 1932

servilismo2

Director Yasujiro Ozu
Guion Hideo Mohara
Fotografia Akira Fushimi
Producción Shoshiku/Kamata
Nacionalidad Japón
Duración 88m. B/N
Reparto Tatsuo Saito, Mitsuko Yoshikawa, Hideo Sugawara, Tokkan Kozo, Tomio Acki, Takeshi Sakamoto, Soichi Kojufita, Teruyo Hayami, Chishu Ryu.

«Sé cómo se sienten. Es un problema con el que tendrán que vivir siempre»

El mejor film silente de su realizador y una de las miradas reflexivas más lúcidas que el cine ha ofrecido sobre la infancia y su complicada e indivisible relación con el mundo de los adultos. El servilismo y la falsedad de valores que suelen imperar en este último y, en particular, en la tibia y disciplinada sociedad nipona, así como la influencia de las mismas en el entorno familiar, fueron temas expuestos con absoluta coherencia e intensidad en este poético retrato a la mediocridad de lo cotidiano, cuyo punto culminante reside en el traumático rechazo de dos niños a la humillante y sacrificada situación laboral de su progenitor. Yasujiro Ozu perseveró en una sistemática planificación y desplegó su privativo manual de recursos técnicos (minuciosos planos desde ángulos bajos y acentuados por su quietud compositiva, fundidos encadenados, travellings laterales…) con sensibilidad dramática y una sutil ironía para coronar una meditabunda y anacrónica trilogía sobre el aprendizaje vital junto a HE TERMINADO LA UNIVERSIDAD, PERO… (1929) y HE SUSPENDIDO, PERO… (1930).

Otras películas sobre SERVILISMO

El bazar de las sorpresas – Ernst Lubitsch (1940)
El crepúsculo de los dioses – Billy Wilder (1950)
Los santos inocentes – Mario Camus (1984)