Max Steiner

VESTIDO (Jezabel)

El vestido puede servir para designar un traje de mujer.​ Si nos atenemos a una definición más estricta, un vestido se compone concretamente de una falda y cuerpo en una misma pieza y tela. Hasta los años 60 del siglo XX será considerado como un elemento clásico de la moda femenina, siendo desde entonces un elemento menos frecuente en su uso, relegado en ocasiones a celebraciones especiales. Los vestidos pueden ser para distintas ocasiones y depende de estas ocasiones el tipo, material, forma y color que tenga dicho vestido. (Wikipedia)

“Entiendo que te gusten los vestidos largos. Tapan muchos defectos”
Mae West (1893-1980) Actriz estadounidense

JEZABEL (Jezebel) – 1938

Director William Wyler
Guion Abem Finkel, Clements Ripley y John Huston
Fotografía Ernest Haller
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Dinamarca/ Suecia
Duración 103m. B/N
Reparto Bette Davis, Henry Fonda, George Brent, Margaret Lindsay, Donald Crisp, Fay Bainter, Richard Cromwell, Spring Byington.

“¿Estás seguro de que es el vestido? No puede ser que tengas miedo, miedo de que alguien me insulte y te resulte necesario defenderme”

Espléndido melodrama sureño, basado en la famosa obra teatral homónima de Owen Davis, que constituye la primera de las tres insignes películas que brotaron de la relación profesional y afectiva entre William Wyler y Bette Davis. Ambientado en la Nueva Orleans de 1852, narraba la historia de una muchacha posesiva, consentida e irresponsable, de instinto manipulador y un orgullo ilimitado, que actúa al margen de las férreas y arcaicas tradiciones sudistas sin temer al escándalo, como demuestra al presentarse en un baile de sociedad con un vestido rojo como acto de humillación contra su amado. Una obra intensa, febril y arrebatadora, resuelta con la habitual soltura descriptiva de su ilustre realizador y potenciada por la competencia de un excepcional equipo técnico y actoral, abanderado por la temperamental “Reina de Hollywood”, que, si bien sirvió para consolidarla como rutilante estrella, no le otorgó el suficiente grado de aquiescencia para poder interpretar a Scarlett O’Hara en LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, aunque una previa votación radiofónica la investía como favorita del público para hacerse con tan análogo papel.

Otras películas recordadas, entre otras cosas, por un VESTIDO

Gilda – Charles Walters (1946)
La tentación vive arriba – Billy Wilder (1955)
Desayuno con diamantes – Blake Edwards (1961)

PIRUETA (El halcón y la flecha)

Salto o movimiento ágil y difícil. Voltereta, giro dado en el aire o sobre una superficie. (Wikipedia)

“Nos apartamos a un lado, y para la sonrisa final retrasaremos el destino de ese inevitable pulgar que lentamente roza su índice arrugado hacia nosotros, enfrentándonos al estúpido estrabismo con qué inocencia, con qué sorpresa. Y, sin embargo, estos delicados no son tanto mentiras sino las piruetas de cualquier bastón flexible” (poema Chaplinesque)
Hart Crane (1899-1932) Poeta estadounidense

Director Jacques Tourneur
Guion Waldo Salt
Fotografía Ernest Haller
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 88m. Color
Reparto Burt Lancaster, Virginia Mayo, Robert Douglas, Aline MacMahon, Nick Cravat, Norman Lloyd.

“Somos civilizados y el arte de la civilización es hacer lo natural de un modo artificial”

Renombrado clásico del cine de aventuras medievales, ambientado en la región de Lombardía en plena ocupación bávara (segunda mitad del siglo XII), donde se narraban las hazañas de un rebelde arquero, jovial y mujeriego, cabecilla de una banda de proscritos del poder imperial que pretendía derrocar la tiranía impuesta por el malvado duque Ulrich de Hesse. El rancio pero exquisito sabor de los inmortales clásicos del género sobrevuela esta efervescente soflama a favor de la lucha contra la opresión, guionizada por uno de los citados a declarar delante del Comité de Actividades Antiamericanas, Waldo Salt, y dirigida con tanta delicadeza e imaginación descriptiva como vehemencia y pulcritud cromática por el gran Jacques Tourneur. Resulta imposible no rendirse al dinamismo, sentido del humor y fascinación que desprenden sus duelos a espada o las piruetas y otras acrobacias sin doble abordadas por Burt Lancaster y su antiguo camarada circense, Nick Cravat, pareja que aceptaría volver a ostentar su destreza gimnástica dos años más tarde para embellecer la acción piratesca de EL TEMIBLE BURLÓN.

Otras películas aderezadas con alguna que otra PIRUETA

La ley de la hospitalidad – Buster Keaton y John G. Blystone (1923)
El pirata negro – Albert Parker (1926)
Cantando bajo la lluvia – Stanley Donen y Gene Kelly (1952)

PELÍCULA (Lo que el viento se llevó)

Obra de arte realizada a través de la sucesión de imágenes en video y con sonido. El cine, o el arte de hacer películas de diverso tipo, es considerado uno de los siete artes y es hoy en día uno de los más populares ya que llega a una importante y claramente variada cantidad de público (…) Independientemente de las cuestiones técnicas, requiere un gran esfuerzo de producción. Mientras que la actuación o la dirección de la misma siempre son los elementos que más destacan, también son imprescindibles cuestiones tales como el vestuario, la musicalización, la fotografía, la creación de los ambientes apropiados, la edición, el sonido, la utilización de efectos especiales, etc. (definicionabc.com)

“Es imposible hacer una buena película sin una cámara que sea como un ojo en el corazón de un poeta”
Orson Welles (1915-1985) Actor, director, guionista y productor estadounidense

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ (Gone with the wind) – 1939

Director Victor Fleming
Guion Sidney Howard, Oliver H.P. Garrett, Ben Hecht, Jo Swerling y John Van Druten
Fotografía Ernest Haller
Música Max Steiner
Producción Selznick International Pictures/Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 238m. Color
Reparto Vivien Leigh, Clark Gable, Olivia de Havilland, Leslie Howard, Hattie McDaniel, Thomas Mitchell, Barbara O’Neil, Ona Munson, Ann Rutherford, Ward Bond.

“A Dios pongo por testigo que no podrán derribarme. Sobreviviré, y cuando todo haya pasado, nunca volveré a pasar hambre, ni yo ni ninguno de los míos. Aunque tenga que mentir, robar, mendigar o matar, ¡a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre!”

Cautivador e irrepetible melodrama sureño, basado en una novela homónima de Margaret Mitchell, que ha pasado a los anales del séptimo arte como la mayor superproducción hollywoodiense de su dorada primera etapa sonora, así como la película más popular, junto a CASABLANCA, y taquillera (si adecuamos sus ingresos de acuerdo a la inflación) de toda la historia del cine. Ambientada en la época de la guerra de secesión y el subsiguiente período de reconstrucción, narra la triste y arrebatadora relación de amor entre la coqueta, decidida y caprichosa hija de un rico plantador de algodón de Georgia, de nombre Escarlata O’Hara, y un escéptico, vividor y arrogante aventurero llamado Rhett Butler, dos apasionantes personajes que marcaron para siempre la carrera de sus inolvidables intérpretes. El megalómano productor David O. Selznick fue el gran artífice de este glorioso espectáculo de larga y azarosa gestación (en su convulso rodaje intervinieron George Cukor, sustituido por presiones de Clark Gable, o Sam Wood, entre otros realizadores), repleto de frases míticas, bellísimos fotogramas en un novedoso technicolor y momentos imperecederos determinados por el impagable diseño artístico de William Cameron Menzies, como la fiesta aristocrática o el incendio en Atlanta. Antológica banda sonora de Max Steiner.

Otras PELÍCULAS que ejemplifican la grandeza del cine

Ciudadano Kane – Orson Welles (1941)
2001: una odisea del espacio – Stanley Kubrick (1968)
El padrino – Francis Ford Coppola (1972)

EMBROLLO (El sueño eterno)

Situación o asunto confuso, desordenado, problemático o difícil de resolver. (google.com)

“Echamos a caminas tras la banda y en ese instante me hubiera gustado decirles a mis hijos que esa mujer era su tercera abuela, pero reservé para mí el embrollo genealógico” (novela Tierra de campos)
David Trueba (1969-) Escritor, periodista, director de cine, guionista y actor español

EL SUEÑO ETERNO (The big sleep) – 1946

Director Howard Hawks
Guion William Faulkner, Leigh Brackett y Jules Furthman
Fotografía Sid Hickox
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. B/N
Reparto Humphrey Bogart, Lauren Bacall, John Ridgely, Martha Vickers, Dorothy Malone, Regis Toomey, Elisha Cook Jr., Peggy Knudsen.

“Caramba, caramba. Tantas armas en la ciudad y tan pocos cerebros. ¿Sabe? Es usted el segundo tipo que veo hoy convencido de que con una pistola en la mano es el dueño del mundo”

El designio de perpetuar la electrizante química que irradió la pareja formada por Humphrey Bogart y la jovencísima Lauren Bacall en su anterior película, TENER Y NO TENER (1944), impulsó a Howard Hawks a dirigir con su proverbial elegancia descriptiva esta adaptación de la novela homónima en la que Raymond Chandler presentaba por primera vez al personaje de Philip Marlowe, a partir de entonces prototipo por antonomasia del detective privado sagaz, cínico y desencantado. Erigida en una de las obras cumbres del cine negro, supedita su incuestionable notoriedad en una urdimbre argumental absolutamente enrevesada, dispuesta a desbaratar sin compasión la lógica y el sentido común de los acontecimientos hasta conformar un embrollo dramático inasequible, un enjambre de subtramas corruptas y criminales deleitoso, sensual y absorbente, colmado de diálogos irrepetibles por su mordacidad y doble sentido. La Warner no consiguió hacerse con los servicios del escritor del relato, por entonces en nómina con la Paramount, razón que probablemente influyó en la decisión de los guionistas de cambiar el final de la historia.

Otras películas construidas a partir de un EMBROLLO argumental

Un marido rico – Preston Sturges (1942)
Matrix – Lilly y Lana Wachowski (1999)
Origen – Christopher Nolan (2010)

ARQUITECTO (El manantial)

Profesional que se encarga de proyectar, diseñar, dirigir la construcción y el mantenimiento de edificios, urbanizaciones, ciudades y estructuras de diverso tipo. Su arte se basa en reflexionar sobre conceptos del habitar bajo necesidades sociales. Es un profesional con nivel de estudios superiores, que requiere una profunda formación técnica, artística y social. Proyectar edificaciones, espacios urbanos o varias estructuras, y velar por el adecuado desarrollo de su construcción y mantenimiento, es la consecuencia de dicha reflexión, generando un entorno y espacios habitables para el ser humano. (Wikipedia)

“El arquitecto debe ser un profeta. Un profeta en el verdadero sentido del término. Si no puede ver por lo menos diez años hacia adelante no lo llamen arquitecto”
Frank Lloyd Wright (1867-1959) Arquitecto estadounidense

EL MANANTIAL (The fountainhead) – 1949

Director King Vidor
Guion Ayn Rand
Fotografía Robert Burks
Música Max Steiner
Producción Warner Bros.
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 114m. B/N
Reparto Gary Cooper, Patricia Neal, Raymond Massey, Kent Smith, Robert Douglas, Henry Hull, Ray Collins, Jerome Cowan.

“Todo lo que tenemos, todos los grandes logros, han surgido del trabajo independiente de mentes independientes, y todos los horrores y destrucciones de los intentos de obligar a la humanidad a convertirse en robots sin cerebro ni alma, sin derechos personales, sin ambición personal, sin voluntad, esperanza o dignidad. Es un conflicto antiguo y tiene otro nombre: lo individual contra lo colectivo”

Enardecida introspección reivindicativa de la creación artística y su autoría frente a los mediocres intereses comerciales del poder establecido, basada en la novela homónima de Ayn Rand (pseudónimo de la escritora rusa de origen judío Alisa Zinóvievna Rosenbaum), que, con toda justicia, ha pasado a la posteridad como uno de los melodramas hollywoodienses más recordados de los cuarenta. En una sesgada apología del individualismo sin concesiones y, en consecuencia, del sistema capitalista liberal, en discrepancia con el vulgarizante parasitismo del ideario colectivista, desarrollaba la implacable lucha de un arrogante e innovador arquitecto (trasunto de Frank Lloyd Wright) para no ver alterada su obra y sobrellevar el desbordante romance adúltero que vive con la esposa de un magnate periodístico sin escrúpulos. King Vidor, que se vio obligado a cambiar el final por imposiciones de la productora, supo conferir la emoción y el dinamismo adecuados a la puesta escena e imbuir de una tremenda fuerza erótica las tórridas escenas de pasión entre unos ya de por sí intensamente enamorados Gary Cooper y Patricia Neal, en lo que significaría uno de los romances cinematográficos más arrebatadores del momento.

Otras películas protagonizadas por un ARQUITECTO

Un extraño en mi vida – Richard Quine (1960)
Antonio Gaudí – Hiroshi Teshigahara (1984)
El vientre del arquitecto – Peter Greenaway (1987)