Mes: diciembre 2014

NAIF (El pirata)

Se aplica a la corriente artística caracterizada por la ingenuidad y espontaneidad, el autodidactismo de los artistas, los colores brillantes y contrastados y la perspectiva acientífica captada por intuición. En muchos aspectos, recuerda (o se inspira) en el arte infantil, muchas veces ajeno al aprendizaje académico. http://es.wikipedia.org/wiki/Arte_na%C3%ADf

“No me esperaba ganar un segundo Emmy tal vez porque soy naïf, pero no lo esperaba”
Jim Parsons (1973-) Actor estadounidense

EL PIRATA (The pirate) – 1948

pirata

Director Vincente Minnelli
Guión Albert Hackett y Frances Goodrich
Fotografía Harry Stradling
Música Lennie Hayton
Producción Metro Goldwyn Mayer
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 102m. Color
Reparto Judy Garland, Gene Kelly, Walter Slezak, Gladys Cooper, Reginald Owen, George Zucco, Ellen Ross.

“No me digas que nunca has anhelado un príncipe en lugar de una calabaza”

El momento culminante de la unión artística entre Minnelli y su esposa Judy Garland se halla en esta vibrante e insólita adaptación de una comedia de S.N. Behrman, que, paradójicamente, y quizás por haberse adelantado en veinte años a su época (según acabaría manifestando el productor Arthur Freed) obtuvo una gélida acogida por parte de la crítica y el público. Aunque probablemente sea cierto que este homenaje musical al cine de aventuras marítimas, ambientado en una isla caribeña repleta de piratas, cómicos e ilusionistas, rezumara una vehemencia exótica demasiado osada en su afán por narrar con gracejo, frescura y sensualidad los amores entre una pretendida joven y un acrobático comediante, no es menos evidente que entroncaba realidad y ficción con suma elegancia y un cromatismo naif esplendoroso, beneficiado de la excelente fotografía de Stradling. Por si fuera poco, las espléndidas canciones de Cole Porter y la coreografía de Kelly y Robert Alton redondearon la función al concebir números tan antológicos como Niña, Love of my life o el imperecedero Be a clown.

Otras películas adornadas con un estilo NAIF

Mi tío – Jacques Tati (1958)
Zazie en el metro – Louis Malle (1959)
Eduardo Manostijeras – Tim Burton (1990)

JUNCO (Onibaba)

Se conoce como junco a numerosas especies de plantas monocotiledóneas ligadas al agua o a zonas húmedas, de altura media (50 centímetros o más), casi siempre radicantes y rizomatosas, con tallos erectos o ascendentes, cilíndricos o comprimidos, y que están englobadas en varios géneros, sobre todo de las familias Juncaceae y Cyperaceae. http://es.wikipedia.org/wiki/Junco

“Antes que corten los juncos del río contempla la luna”
Matsuo Basho (1644-1694) Poeta japonés

ONIBABA (Onibaba) – 1964

onibaba2

Director Kaneto Shindô
Guión Kaneto Shindô
Fotografía Kyomi Kuroda
Música Hikari Hayashi
Producción Toho
Nacionalidad Japón
Duración 103m. B/N
Reparto Nobuko Otowa, Jitsuko Yoshimura, Kei Sato, Jukichi Uno, Taiji Tonoyama, Sensho Matsumoto, Kentaro Kaji, Hosui Araya.

“Dicen que los infiernos existen de verdad (…) El castigo para el amor pecaminoso es el más severo”

Apremiado, quizás, por las enormes dificultades por las que atravesaba la industria cinematográfica de su país durante los años sesenta, Shindô restringió su ingénita inspiración artística para encauzar su carrera por los derroteros de la comercialidad; determinación, que, sin embargo, permitió algún que otro arrebato de impetuosa creatividad estilística como este exótico, tentador e intenso drama con trasfondo terrorífico en torno a las ávidas, crueles y desesperadas estratagemas criminales y amatorias acometidas por una mujer y su suegra para sobrevivir en unos frondosos campos de juncos, cercados por las contiendas civiles del Japón medieval. Este restringido planteamiento argumental fue eficazmente dignificado a través de diversos componentes entroncados con la magna tradición cultural nipona, como sus metafóricas e ingeniosas pinceladas fantásticas o sus subyugantes e irracionales asomos de turbio erotismo, consiguiendo una magistral obra de culto en lo referente a su atmósfera enfermiza e inmunda, su abrumadora plasticidad o su espeluznante tratamiento de la violencia.

Otras películas aderezadas con JUNCOS

Los juncos salvajes – André Techiné (1994)
Zaman, el hombre de los juncos – Amer Alwan (2003)
La León – Santiago Otheguy (2007)

AUTODESTRUCCIÓN (Leaving Las Vegas)

Destrucción de sí mismo. http://www.mivocabulario.com/palabra/autodestrucci%C3%B3n
La tendencia autodestructiva es la conducta orientada hacia el suicidio ya sea en forma consciente o inconsciente. http://es.wikipedia.org/wiki/Tendencia_autodestructiva

“El ejercicio de buscar poder acumulativo como adrenalina es sensación de plenitud artificial hoy y autodestrucción mañana”
Jorge Mario Bergoglio, Papa Francisco (1936-) Papa de la Iglesia Católica

LEAVING LAS VEGAS (Leaving Las Vegas) – 1995

leaving

Director Mike Figgis
Guión Mike Figgis
Fotografía Declan Quinn
Música Mike Figgis
Producción Initial Productions/Lumière Pictures
Nacionalidad EEUU/ G.Bretaña/ Francia
Duración 112m. Color
Reparto Nicolas Cage, Elisabeth Shue, Julian Sands, Richard Lewis, Valeria Golino, Laurie Metcalf, Stephen Weber, Thomas Kopache.

“No sé si mi mujer me dejó porque bebía, o bebo porque mi mujer me dejó”

La confirmación profesional del ecléctico Figgis surgió de esta turbia, candente y económica adaptación de una novela semiautobiográfica de John O’Brien, quien acabaría quitándose la vida quince días después de haber firmado el contrato de su conversión al cine. En un afán por exponer hasta dónde puede llegar la consternación e indolencia del ser humano, el film rehuía todo sentimentalismo superfluo para presentar de forma áspera y penetrante el autodestructivo viaje a los infiernos del alcohol que un guionista hollywoodiense emprende en la capital mundial del juego y el metacrilato, acompañado de una prostituta sin porvenir ni capacidad emancipadora. La atmósfera sórdida y taciturna que desprende este romance maldito e incuriosamente poético se acomodó perfectamente a la partitura musical del propio cineasta inglés, como es costumbre apoyado por su amigo Sting, y se propagó con autenticidad gracias a la inspiración de la pareja protagonista y a la estilización de sus imágenes, beneficiada por el soberbio diseño artístico de Waldemar Kalinowski.

Otras películas con protagonistas con TENDENCIA AUTODESTRUCTIVA

Taxi driver – Martin Scorsese (1976)
Teniente corrupto – Abel Ferrara (1992)
El club de la lucha – David Fincher (1999)

EL FANTASMA DEL PARAÍSO (El fantasma de la ópera)

Novela fantástica de Gastón Leroux, publicada en 1910 (tras aparecer serializada el año anterior) y que ha sido adaptada numerosas veces al teatro y al cine. La obra está inspirada en hechos reales y en la novela Trilby de George du Maurier, y combina elementos de romance, terror, misterio y tragedia. La historia trata de un ser misterioso que aterroriza la Ópera de París para atraer la atención de una joven vocalista a la que ama. http://es.wikipedia.org/wiki/El_fantasma_de_la_%C3%B3pera

“El fantasma de la Ópera existió de verdad. No era, como se creyó por largo tiempo, una criatura producto de la imaginación de los artistas, la superstición de los empresarios o la mente absurda e impresionable de las jóvenes integrantes del ballet, sus madres, las acomodadoras, los empleados del guardarropa o el portero. No, era de carne y hueso, aunque tenía todos las características externas de un verdadero fantasma, es decir, de un espectro”
Gaston Leroux (1868-1927) Escritor francés

EL FANTASMA DEL PARAÍSO (The phantom of paradise) – 1974

phantom2

Director Brian De Palma
Guión Brian De Palma
Fotografía Larry Pizer
Música Paul Williams
Producción Harbor Productions
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 92m. Color
Reparto William Finley, Paul Williams, Jessica Harper, George Memmoli, Gerrit Graham, Art Munson, Gary Mallaber, Jeffrey Comanor.

“Soy un profesional. He estado en este negocio desde hace mucho tiempo. Ahora bien, si no quiero, no es porque tenga miedo escénico. Es porque alguna criatura del más allá no quiere que yo haga el show”

De Palma aparcó su particular y depredador culto al talento hitchcockiano, iniciado el año anterior con HERMANAS y reemprendido en 1976 con FASCINACIÓN, un indisimulado remedo de VÉRTIGO (DE ENTRE LOS MUERTOS), para suscribir esta asombrosa transmutación al psicodélico universo del “glam-rock” de la famosa novela gótica de Gaston Leroux Le fantôme de l’opéra, que, debido a la vertiginosa sinuosidad de su narración o al estrambótico y arrollador desparrame creativo de sus imágenes bien puede ser honrada como un incontestable clásico del fantástico contemporáneo. Esta historia de amor, traición y venganza, ambientada en una estrafalaria multinacional discográfica, conducía al espectador hacia un arrebatador ejercicio de riesgo expresivo y formal, donde se fusionaban estilos, referencias al género y guiños a la cinefilia con un sentido del delirio tan imaginativo como congruente. Destacar la excelente banda sonora de Paul Williams y el excesivo diseño de producción a cargo de Jack Fish, secundado por su esposa y actriz Sissy Spacek.

Otras películas basadas en EL FANTASMA DE LA ÓPERA

El fantasma de la ópera – Rupert Julian (1925)
El fantasma de la ópera – Arthur Lubin (1943)
El fantasma de la ópera – Joel Schumacher (2004)

SWING (Música y lágrimas)

Estilo de jazz que se originó en Estados Unidos hacia finales de los años 1920, convirtiéndose en uno de los géneros musicales más populares y exitosos del país durante los años 1930. El swing utiliza instrumentos habituales en el jazz, como una sección rítmica formada por piano, contrabajo y batería; metales como trompetas y trombones; instrumentos de viento-madera, como saxofones y clarinetes; y muy ocasionalmente, instrumentos de cuerda como violín o guitarra. El swing utiliza preferentemente tempos medios y rápidos, generaliza los riffs melódicos y libera el rol del batería de ciertas restricciones que había tenido hasta entonces. El conjunto característico del estilo fue la big band, adquiriendo además cada vez mayor importancia el papel del solista. http://es.wikipedia.org/wiki/Swing_%28jazz%29

“Ningún texto musical es swing. No se puede escribir swing, ya que el swing es lo que sacude al auditor y no hay swing en tanto que la nota no ha sonado. El swing es un fluido y aunque una orquesta haya tocado un trozo catorce veces, puede ocurrir que sólo lo swinguice a la decimoquinta vez”
Duke Ellington (1899-1974) Compositor, director y pianista estadounidense de jazz

MÚSICA Y LÁGRIMAS (The Glenn Miller story) – 1954

glenn

Director Anthony Mann
Guión Oscar Brodney y Valentine Davies
Fotografía William H. Daniels
Música Glenn Miller, Josep Gershenson y Henry Mancini
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 117m. Color
Reparto James Stewart, June Allyson, Charles Drake, George Tobias, Henry Morgan,
Sig Ruman, Barton McLane, Irving Bacon.

“¡Cuatro trombones y cuatro trompetas! ¿Cuándo estén tocando, qué es lo que va a sostener el techo? (…) Tal vez sea bueno o tal vez no, pero es radical”

La fructífera sociedad formada por Anthony Mann y James Stewart aparcó momentáneamente el western para pergeñar esta entusiasta y conmovedora biografía sobre el trompetista Glenn Miller, principal creador del llamado sonido genuinamente americano. Acentuando el obstinadamente cacareado “american dream”, el film recreaba con una sutil emotividad y un contagioso optimismo la trayectoria del legendario músico (enternecedor Stewart), desde sus inicios como trombonista provinciano hasta su trágica e inesperada desaparición, pasando por su arrollador triunfo neoyorquino en la época gloriosa del swing y las Big Bands y, sin desenlazar en ningún momento la hermosa historia de amor que mantuvo con su esposa (posiblemente la mejor interpretación de June Allyson). Una recopilación de sus grandes éxitos (In the mood, Moonlight serenade, etc.), una espléndia colaboración de Louis Armstrong, y otras melodías adicionales a cargo de Henry Mancini, completaban la formidable banda sonora de esta única incursión de Mann en el género musical, que, a la postre, significó el mayor triunfo comercial de su carrera.

Otras películas sobre la música SWING

La historia de Benny Goodman – Valentine Davies (1956)
Rebeldes del swing – Thomas Carter (1993)
Las últimas rubias explosivas – Gillies MacKinnon (2000)