Western

DUELO (El último atardecer)

Combate entre dos personas que se han desafiado o retado previamente. (google.com)

“Si fueran a reproducirse en los papeles públicos, los ‘elogios’ que durante la ausencia se hacen los amigos íntimos, habría duelos a muerte todos los días”
Ignacio Manuel Altamirano (1834-1893) Escritor, periodista, maestro y político mexicano

EL ÚLTIMO ATARDECER (The last sunset) – 1961

last

Director Robert Aldrich
Guion Dalton Trumbo
Fotografía Ernest Laszlo
Música Ernest Gold
Producción Universal/Brynaprod
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 112m. Color
Reparto Rock Hudson, Kirk Douglas, Dorothy Malone, Carol Lynley, Joseph Cotten, Regis Toomey, Neville Brand, Jack Elam.
* Kirk Douglas – Pretty little girl in the yellow dress

«Creo que las mujeres sobrevivimos a los hombres. Ellos, o matan o mueren. Pero nosotras les enterramos, les sobrevivimos…»

Sin descuidar los revestimientos de cinismo, violencia y amargura que siempre definieron su cine, Robert Aldrich destapó un inusitado romanticismo elegíaco e introspectivo al cuajar este western de halo trágico, vertiente psicológica e incipiente tono crepuscular, inspirado en la novela Sundown at crazy horse de Howard Rigsby. Las cuentas pendientes entre un sheriff vengativo e implacable y un forajido errante, agresivo y bravucón, junto a la atracción que profesan por la esposa y la hija del hombre que los contrató para conducir un rebaño de reses desde México a Texas, componen el doble asunto neurálgico sobre el que pivota este entramado de pasiones humanas de naturaleza telúrica y melodramatismo sirkiano, rematado con un duelo final tan melancólico como sublimemente planificado. Elaborados diálogos e inspiradas interpretaciones de un reparto encabezado por Kirk Douglas, a la sazón productor del film, que quiso poner a prueba sus discutibles dotes como cantante con un tema de Dimitri Tiomkin y el célebre huapango Cucurrucucú paloma de Tomás Méndez.

Otros westerns habitualmente evocados por su DUELO final

Raíces profundas – George Stevens (1953)
Duelo en la alta sierra – Sam Peckinpah (1962)
Hasta que llegó su hora – Sergio Leone (1968)

PÚA (La pradera sin ley)

Cuerpo pequeño, delgado, firme y acabado en una punta afilada. (google.com)
El alambre de púas es uno de los tipos más elaborados de obstáculos militares de alambre. Las barreras de alambre de espino pueden llegar a tener varios metros de grosor y altura, formando una tupida malla de alambre con púas (…) Hoy en muchos lugares del mundo este alambre se utiliza para dividir fronteras o cercar lugares restringidos evitando así la entrada de intrusos. (Wikipedia)

«El vestido de una mujer debería ser como una cerca de alambre de púas: sirve su propósito sin obstruir la vista»
Sophia Loren (1934-) Actriz italiana

LA PRADERA SIN LEY (Man without a star) – 1955

pradera

Director King Vidor
Guion Borden Chase y D.D. Beauchamp
Fotografía Russell Metty
Música Joseph Gershenson
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 86m. B/N
Reparto Kirk Douglas, Jeanne Crain, Claire Trevor, William Campbell, Jay C. Flippen, Richard Boone, Mara Corday.
* Frankie Laine – Man without a star

«Esa es la historia de tu vida, Dempsey. Un hombre como tú no puede hacer otra cosa que ir siempre de un lado para otro. Pero, es igual, vayas donde vayas tropezarás con la misma cerca: con esa alambrada de espinos.»

Soberano western de trazo psicológico, basado en una novela homónima de Dee Lindford, que tomaba como asunto central el enfrentamiento entre los ganadores colonizadores de las praderas de Wyoming y los especulativos granjeros que arribaban a dichas tierras con la intención de asentar su porvenir doméstico y laboral. Este clásico y contumaz motivo argumental se ajustaba como anillo al dedo a las profundas convicciones sociológicas de King Vidor, quien formuló una firme y respetable apología de la propiedad privada frente a los principios colectivistas, del individualismo frente al progreso, que incidía en diáfanas simbologías hacia el sistema capitalista liberal americano, subrayadas en la extrema aversión del personaje protagonista a los alambres de púas. Un largometraje pletórico de pasión y dinamismo, poderosamente fotografiado por Russell Metty y surtido de un modélico reparto capitaneado por un efusivo y socarrón Kirk Douglas, en su época de máximo esplendor, cuya implacable composición revelaba un hermoso canto al héroe errante, solitario e independiente.

Otras películas con ALAMBRES DE PÚAS

Kapo – Gillo Pontecorvo (1960)
La gran evasión – John Sturges (1963)
War horse (Caballo de batalla) – Steven Spielberg (2011)

AYUDA (La noche de los gigantes)

Acción que una persona hace de manera desinteresada para otra por aliviarle el trabajo, para que consiga un determinado fin, para paliar o evitar una situación de aprieto o riesgo que le pueda afectar, etc. (google.com)

“El que hace sufrir al prójimo se perjudica a sí mismo. El que ayuda a los demás, se ayuda a sí mismo”
León Tolstói (1828-1910) Novelista ruso

LA NOCHE DE LOS GIGANTES (The stalking moon) – 1968

stalking

Director Robert Mulligan
Guion Alvin Sargent
Fotografía Charles Lang Jr.
Música Fred Karlin
Producción Pakula-Mulligan Production/National General Pictures
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 109m. Color
Reparto Gregory Peck, Eva Marie Saint, Robert Forster, Noland Clay, Russell Thorson, Frank Silvera, Lonny Chapman, Lou Frizzell.

«Tengo un rancho en Nuevo México. Lo compré por correo, solo lo he visto una vez. Durante ocho años he ido enviando dinero a un viejo amigo que vive allí para que me comprara ganado. No es una gran cosa, pero es un lugar donde vivir (…) He vivido solo durante toda mi vida, pero será usted bien recibida si se decide a acompañarme.»

Una mujer blanca y su hijo mestizo reciben la ayuda de un curtido explorador del ejército de caballería recién retirado para salir del territorio de Arizona soslayando la inquietante amenaza del padre de la criatura, un jefe apache de irracional instinto asesino apodado Salvaje. La sólida, estrecha y fructífera colaboración de Robert Mulligan con el productor Alan J. Pakula expiró con este claustrofóbico western de trazo psicológico, atmósfera malsana e inusitadas connotaciones terroríficas, revelado en unos parajes exteriores tan soleados como hostiles, opresivos y angustiosos. Basada en una novela homónima de Theodore V. Olsen, ponderaba la asunción del auxilio en aras de la libertad a través de una puesta en escena de carácter intimista e introspectivo, donde la sintetizada concisión de sus diálogos cedía paso a la retórica del gesto y la mirada para transmitir el conflicto interno que afecta a sus personajes. Extraordinaria banda sonora de Fred Karlin, meritorio trabajo de fotografía a cargo de Charles Lang y convincente protagonismo de un Gregory Peck ya maduro, pero aún en buena forma.

Otras películas que testimonian un compromiso de AYUDA

El jinete pálido – Clint Eastwood (1985)
Hijos de los hombres – Alfonso Cuarón (2006)
El Havre – Aki Kaurismäki (2011)

TOS (Pasión de los fuertes)

Expulsión brusca, violenta y ruidosa del aire contenido en los pulmones producida por la irritación de las vías respiratorias o para mantener el aire de los pulmones limpio de sustancias extrañas. (google.com)
Los ataques de tos son episodios en que la tos se intensifica de tal manera que parece que no se pueda parar. Pueden ser repentinos o causados por el empeoramiento de un cuadro de tos más largo. (flutox.es)

«Cuando el párroco se inclinó hacia mí temblé de emoción. Iba a llegar a mis labios el dulce manjar. Pero no pude recibir el sacramento, me lo impidió un violento ataque de tos» (canción Ataque de tos)
Joaquín Sabina (1949-) Cantautor, poeta y pintor español

PASIÓN DE LOS FUERTES (My darling Clementine) – 1946

clementine4

Director John Ford
Guion Samuel G. Engel y Winston Miller
Fotografía Joseph MacDonald
Música Cyril J. Mockridge
Producción 20th Century Fox
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 97m. Color
Reparto Henry Fonda, Linda Darnell, Victor Mature, Walter Brennan, Tim Holt, Ward Bond, John Ireland, Russell Simpson, Jane Darwell.

«Me encanta tu ciudad por la mañana, marshal. El aire es tan limpio y claro… El aroma de la flor del desierto.»

Una de las obras cumbres de su realizador y, por ende, de la historia del género, así como la mejor película derivada de uno de los episodios más divulgados de la mitología westerniana, como es el duelo a muerte que enfrentó en el O.K. Corral de la ciudad de Tombstone (Arizona), en 1881, a los hermanos Earp (agentes de la ley) y su aliado ‘Doc’ Holliday (dentista y jugador, ya por entonces enfermo de tuberculosis) contra las familias de forajidos y ladrones de ganado Clanton/McLaury. Amparándose en un argumento de Sam Hellman, basado en el libro de Stuart N. Lake Wyatt Earp, frontier marshal, John Ford fraguó este heroico combate entre el bien y mal, entre el progreso y el primitivismo, a través de un pintoresco entramado de anécdotas costumbristas y relaciones personales, plasmadas con pulcritud narrativa, abrumadora belleza formal e inspirado desempeño interpretativo. El film ofrece un buen cúmulo de instantes icónicos, entre otros, Fonda balanceándose en una silla, el clímax del tiroteo (planificado según la versión de los hechos que el propio Wyatt Earp reveló al director en sus inicios en el cine mudo) o el lirismo romántico de su desenlace, con las montañas del Monument Valley de fondo.

Otras películas afectadas por algún que otro ATAQUE DE TOS

Safe – Todd Haynes (1995)
Gran Torino – Clint Eastwood (2008)
Burning – Lee Chang-Dong (2018)

CABARETERA (Arizona)

1. Artista de cabaret.
2. Mujer de aspecto provocativo, modales groseros y expresión desenfadada. (RAE)

«Cabaretera, no burles más mi pena. Mi amor nació del alma y nunca morirá. Cabaretera, mi dulce arrabalera. Te quiero en mi pobreza y nunca he de cambiar» (bolero Cabaretera)
Bobby Capó (1921-1989) Cantautor y músico puertorriqueño-estadounidense

ARIZONA (Destry rides again) – 1939

arizona

Director George Marshall
Guion Felix Jackson, Henry Myers y Gertrude Purcell
Fotografía Hal Mohr
Música Frank Skinner
Producción Universal
Nacionalidad Estados Unidos
Duración 94m. B/N
Reparto Marlene Dietrich, James Stewart, Irene Hervey, Mischa Auer, Brian Donlevy, Charles Winninger, Allen Jenkins, Warren Hymer.
* Marlene Dietrich – See what boys in the back room will have

«Quería verte antes de irme. Estoy cansada de Bottleneck, toda la multitud y todo lo que he estado haciendo. Así que voy a volver a Nueva Orleans (…) Es maravillosa en esta época del año. Te gustaría estar allí.»

Agradable western en clave de comedia, basado libremente en la novela Destry rides again del especialista Max Brand (seudónimo de Frederick Schiller Faust), que parodiaba los hombrunos y definitorios estereotipos del género con los avatares del pacificador ayudante del sheriff (impecable James Stewart) en su cometido de restituir la ley y el orden en la convulsa y degenerada ciudad fronteriza de Bottleneck. En la película más recordada de su prolífica trayectoria como realizador, más allá de su decisiva participación como co-director en la monumental LA CONQUISTA DEL OESTE (1962), George Marshall atribuyó a la narración un dinámico sentido del ritmo, permutando lances cómicos con instantes de una estimable intensidad dramática. Por otro lado, Marlene Dietrich, aceptó la inusual propuesta del productor Joe Pasternak para reavivar su entonces depauperada carrera como actriz con la caracterización de una vulnerable cabaretera de ‘saloon’, amante del cacique local, luciéndose tanto en una fogosa pelea tabernaria como cantando el tema See what the boys in the back room will have.

Otras películas protagonizadas por una CABARETERA

Bus stop – Joshua Logan (1956)
Lola – Jacques Demy (1961)
Cabaret – Bob Fosse (1972)